Historia de la enfermería en España: del ATS al doctorado. (2014)

Apunte Español
Universidad Universidad de Barcelona (UB)
Grado Enfermería - 1º curso
Asignatura Fundamentos Históricos
Año del apunte 2014
Páginas 4
Fecha de subida 11/11/2014
Descargas 22
Subido por

Descripción

Historia de la enfermería en España.
Como ha evolucionado la formación de las enfermeras desde los ATS, pasando por DUE hasta el plan Bolonia.

Vista previa del texto

Historia de la enfermería en España: del ATS al doctorado.
En 1953 aparece la figura del ATS, una apuesta definitiva por un modelo de enfermería centrado en las tareas asistenciales. A esta nueva titulación afecto de manera negativa la creación del Cuerpo de Enfermeras de la Falange Española y Tradicionalista y de las JONS que englobaba mujeres que cumplieron las funciones de enfermeras durante la guerra en el bando vencedor, pero carecían de titulación Estas mujeres no podían acceder al título de Instructora Sanitaria, ya que se exigía ser Enfermera titulada o Visitadora Sanitaria. Estas nuevas titulaciones se llevaban totalmente al margen de las instituciones docentes y reflejaban la posibilidad de especializarse en dos campos: Enfermera de Guerra y Enfermera Visitadora Social.
Las Enfermeras Visitadoras Sociales consiguieron el reconocimiento oficial en 1945, y encontraron su campo profesional en la incipiente estructura de Seguro Obligatorio de Enfermedad (SOE). Su función era control del uso o abuso de las ventajas que el Seguro ofrecía.
Estas profesionales se beneficiaron de los altos sueldos, muy superiores a los de las Instructoras de Sanidad.
También existían otras profesionales como enfermeras del Gran Hospital y Auxilio Social, enfermeras de higiene escolar y divulgadoras rurales Ante tal diversidad de títulos se hacía necesaria una gran reforma de los estudios de los profesionales de Enfermería. Así, en 1952 aparece un diseño de un nuevo plan de estudios donde se reflejaban asignaturas de marcado carácter comunitario: Sociología, Higiene Mental, Medicina Preventiva, etc.
La gran propuesta a favor de la Enfermería Comunitaria no llego a promulgarse por la aparición del Real Decreto de 4 de Diciembre de 1953, que unificaba en una sola profesión, Ayudante Técnico Sanitario masculino o femenino, todas las que existían hasta el momento: Practicantes, matronas y toda la gama de enfermeras.
En 1955 se publica íntegramente el plan de estudios de los ATS y se declara la profesión de Enfermera como a extinguir.
La formación de los ATS refleja la obligatoriedad del internado de los alumnos y la no coeducación entre los dos sexos.
Esta nueva profesión no suponía un problema excesivo para los profesionales de Enfermería dedicados al área asistencial, todo lo contrario que para los de Salud Pública, ya que con ella desaparecería este importante campo de actuación.
En este momento fueron varias las figuras de Enfermeras Visitadoras que reivindicaron mejoras socio-laborales para las que todavía ejercían, creación de una titulación específica e independiente para las Enfermeras de Salud Pública, cursos de perfeccionamiento y solicitud del cese de todas aquellas religiosas que no hubiesen hecho oposición ni pasado por la Escuela de Instructoras.
Ninguna de estas propuestas se llevo a cabo y siguió existiendo exclusivamente la titulación de ATS hasta 1977.
Los estudios adquirieron un mayor nivel tanto por los nuevos programas que contenían contenidos teóricos y prácticos, como la exigencia de tener cursados cuatro años de Bachillerato para acceder a los estudios. También surgieron las especializaciones, con el objetivo de completar la formación en algunos campos específicos. El plan de estudios de ATS marcaba además de Ética Profesional, Religión que se debía distribuir en la forma siguiente: en el plano profesional esta elevación de nivel en los estudios de Enfermería, incidió en una mejor asistencia a los pacientes y en el plano social, se consiguió una revalorización de la profesión, por las mayores responsabilidades que iba adquiriendo la enfermera/o.
De esta etapa se van creando numerosas Escuelas de ATS, ya que la tecnificación de los hospitales y la complejidad de los cuidados exigen la presencia de profesionales cualificados en quienes los médicos puedan delegar actividades. Cada Escuela adaptan sus programas siguiendo este plan de estudios.
En 1977, la Enfermería española dio un paso importantísimo, ya que se suprimió el internado, se permitió la enseñanza mixta y se convirtió en disciplina universitaria, con todo lo que ello conlleva, expidiéndose a partir de ese momento el título de Diplomado Universitario en Enfermería (DUE). La formación de los DUE tenía una clara orientación preventiva y dentro de su curriculum aparecen asignaturas como Salud Pública I y II, Promoción y educación para la salud, Enfermería comunitaria, Intervención Comunitaria, etc.
A partir de 1980 se posibilitó, durante varios años, la homologación del título de ATS con el de DUE, formando a los primeros en temas de Salud Pública, obviados en su plan de estudios, entre otros.
Dentro de Plan de Estudios no figura la Ética profesional como una asignatura, sino incluida dentro de otra asignatura, denominada Enfermería Fundamental, que debía impartirse en primero. Esta asignatura tenía tres aspectos: · Conceptos fundamentales de Enfermería , que contenía las bases para situar al alumno dentro de su profesión· Ciclo Salud-Enfermedad, para que mediante su conocimiento la enfermera/o colabore en la promoción y mantenimiento de la salud y por otro lado, se explican las causas que inciden en la producción de la enfermedad, tanto a nivel individual y colectivo, dando especial importancia al estudio de la Microbiología.
· Ciencias Auxiliares, que debían contener algunas materias cuyo dominio ayudarán a la enfermera/o en su actividad profesional.
A pesar de estas directrices, pocas horas se han dedicado a Deontología Profesional en las escuelas de Enfermería españolas.
En el curso 92-93, se inicia la aplicación del nuevo plan de estudios en la mayoría de escuelas de España, que presenta innovaciones interesantes, como la de contar con una asignatura troncal y obligatoria de 30 horas lectivas, denominada "Ética y Legislación".
Sin duda puede significar una consolidación de la enseñanza de la Ética profesional en las escuelas de Enfermería de nuestro país.
El plan Bolonia se puso en marcha el año 2010-2011 en la mayor parte de todas las universidades españolas. De la mano de este plan vinieron múltiples cambios, tanto para los ya profesionales como para los nuevos estudiantes.
El objetivo de este plan radica en obtener una formación continuada y no frenar los estudios una vez siendo graduados. Para ello, el plan obliga a los enfermeros y enfermeras españoles a recibir cursos de formación continuada y a asistir a reuniones científicas para acreditar regularmente su competencia profesional. En el caso de que cada quinquenio los profesionales de enfermería no puedan acreditar estos méritos, deberán superar un examen de 150 preguntas, para así poder seguir ejercitando su profesión.
Además, se pasa de la antigua diplomatura, de tres años de duración, a la licenciatura universitaria (Grado) de cuatro años de duración. Este cambio adaptará la carrera de enfermería al plan de Bolonia para la construcción de un espacio europeo de Educación Superior.
En esta nueva licenciatura, no serán necesarios los créditos ECTS, ya que estos se consiguen con horas de clase, trabajos, estudio presencial y estudio no presencial (por lo que la asistencia a clase es obligatoria). Se aumentara el periodo de practicas respecto a la diplomatura siendo mayor a su vez cada año de carrera. Por ultimo, el cuarto año, se realizara una trabajo de fin de grado, con una tesis doctoral. Dicho trabajo, deberán realizarlo también las enfermeras diplomadas, las DUE, para adaptarse al nuevo plan. Por otro lado tenemos las convocatorias de exámenes. Anteriormente, las "recuperaciones" se realizaban en septiembre y con el nuevo plan esto se modifica y pasan a realizarse en Junio y Julio.
En cuanto a la especialización, la formación universitaria será complementada con una de las siete especialidades de enfermería, por lo que la formación de una enfermera consistirá en un proceso de no menos de seis años de duración, tras el cual los profesionales pasarán a ser enfermeras especialistas. Para acceder al master universitario, los enfermeros deberán cursar uno o dos años académicos y para cursar la especialidad, entre dos o tres años, dentro del segundo ciclo. El tercer y último ciclo corresponderá al doctorado una vez se presente la correspondiente tesis doctoral.
 Bibliografía: http://hacemosenfermeria.blogspot.com.es/p/plan-bolonia.html Historia de la Enfermería en España ...