Fracturas diafisis humeral (2017)

Apunte Español
Universidad Universidad Autónoma de Barcelona (UAB)
Grado Fisioterapia - 2º curso
Asignatura Patologia medicoquirurgica
Año del apunte 2017
Páginas 3
Fecha de subida 30/06/2017
Descargas 0
Subido por

Vista previa del texto

Patología Medicoquirurgica, 2º Fisioterapia UAB Verónica Ruiz Roldán TEMA 22. FRACTURAS DE LA DIAFISIS HUMERAL ETIOLOGIA. EPIDEMIOLOGIA - Constituyen el 4-5% de todas las fracturas del esqueleto Ocurren a todas las edades Más frecuentemente en el anciano: Traumatismos indirectos tras una caída casual sobre la palma de la mano (fractura de tipo espiroideo).
En el adulto joven suelen producirse por traumatismos directos en el curso de accidentes de tráfico, laborales y/o deportivos.
CLASIFICACIÓN Son fracturas fáciles de entender. Se clasifican en función de la forma del trazo de fractura: - Trasversales - Oblicuas - Espiroideas - Conminutas CLÍNICA Muy franca.
- Dolor, tumefacción, hematoma, impotencia funcional y deformidad - Explorar siempre los pulsos distales - Mucho más importante es la exploración neurológica en busca de lesiones de los troncos nerviosos periféricos, especialmente el nervio radial (10-12% fx).
DIAGNÓSTICO Siempre 2 proyecciones radiológicas. Son fracturas que no afectan a la articulación por lo que raramente necesitaremos un TAC.
Debe incluir una proyección AP y otra lateral, debiéndose mostrar en ambas tanto la articulación del hombro como la del codo.
TRATAMIENTO CONSERVADOR - La mayoría de las fracturas de húmero (especialmente en niños), son candidatas a tratarse conservadoramente: Reducción + férula en “U” de palma o yeso colgante por espacio de 6-8 semanas + RHB.
- Una angulación residual de 30-40o no suele tener ningún problema en cuanto a la movilidad de las articulaciones vecinas.
- Con el tratamiento conservador: gran número de casos que desarrollan pseudoartrosis.
- Actualmente se tiende a emplear sistemáticamente el tratamiento quirúrgico, a excepción de las fracturas sin desplazamiento o en aquellas otras que presentan un trazo espiroideo largo con un buen contacto óseo.
Patología Medicoquirurgica, 2º Fisioterapia UAB Verónica Ruiz Roldán TRATAMIENTO QUIRURGICO - Reducción cerrada + síntesis endomedular o Enclavado endomedular elástico con agujas de Kirschner o haz de Hakhethal o Enclavado endomedular rígido no encerrojado o Enclavado endomedular rígido con clavo encerrojado (para las fracturas despazadas y conminutas en las que es preciso conservar la longitud del hueso).
- Reducción abierta + síntesis interna con placa y tornillos - Reducción cerrada + fijador externo (fracturas abiertas).
Para meter el clavo hay que meter el manguito de los rotadores. El problema de este clavo es qie los pacientes acaban teniendo patologías del hombro. Por eso es importante empezar la rehabilitación lo antes posible para evitar problemas en el manguito de los rotadores.
Indicaciones placa: - Si la fx se asocia a una parálisis del nervio radial. Se aconseja abrir para revisar el nervio, quitarlo del foco de fx, dejarlo libre, aunque tenga una neuroapraxia y con el tiempo regenerara.
- En fx muy bajas de diáfisis. Un clavo aquí no cabría y no daría buena estabilidad. Se coloca una placa.
Fijador externo en fracturas abiertas, como método definitivo o hasta que partes blandas estén curadas.
COMPLICACIONES Parálisis del nervio radial - La más importante es la parálisis de nervio radial. Fracturas localizadas en la unión del tercio medio con el distal, pues es la zona donde el nervio radial está íntimamente unido al hueso en su canal de torsión. Se llaman fracturas de Holstein Lewis.
- Suele ser neuroapraxia que recupera en 1-3 meses. Si en 6 meses no recupera hay que valorar si reparar nervio o músculos paralizados.
- Valorar clínica y electromiograficamente la evolución de la paralisis.
- Si después de los 6 meses no recupera, transferencia tendinosa de los músculos paralizados.
- La reparación quirúrgica del nervio en el caso de fracturas abiertas.
Lesión vascular: Extremadamente rara. Arteria humeral.
Seudoartrosis o falta de consolidación: - Si en 6 meses no ha consolidado la fractura - Tratamiento: Cruentar adecuada y generosamente las superficies de los extremos óseos y estabilizar rígidamente el húmero con placa y tornillos o con clavo endomedular encerrojado. El aporte de injerto esponjoso óseo procedente de la cresta iliaca.
Patología Medicoquirurgica, 2º Fisioterapia UAB Rigidez articular: Es la complicación más común. En codo y hombro.
Verónica Ruiz Roldán ...

Comprar Previsualizar