Tema 11: La persona jurídica. La asociación. La fundación (2012)

Apunte Español
Universidad ESADE (URL)
Grado Administración y Dirección de Empresas (BBA) + Derecho - 1º curso
Asignatura Derecho civil I
Año del apunte 2012
Páginas 10
Fecha de subida 10/10/2014
Descargas 7

Vista previa del texto

Marcos  Sauquet  Trías   Derecho  Civil  I  –  Tema  11   Tema  11:  La  persona  jurídica.  La  asociación.  La  fundación   La  persona  jurídica   Mientras   que   la   persona   física   tiene   existencia   real   previa   al   derecho   la   persona   jurídica   tiene   una   existencia   virtual   que   es   creada   por   el   derecho.   Fuera   de   la   sociedad  y  del  derecho  no  existe  la  persona  jurídica.     La   persona   jurídica   es   un   ente   transindividual   al   que   el   ordenamiento   reconoce   subjetividad.     La  personalidad  no  es  un  dato  biológico,  sino  la  aptitud  para  ser  sujeto  de  derechos   que   el   legislador   reconoce   ahora   en   la   persona   física,   pero   también   en   otras   realidades,  como  los  grupos.     Se   le   reconoce   personalidad   jurídica   a   diferentes   entes,   asociaciones,   fundaciones….     La  personalidad  jurídica  se  creó  para  evitar  que  los  comerciantes  arruinados  por   ataques  de  piratas  fuesen  los  que  asumiesen  todas  las  deudas  y  responsabilidades   originadas  por  su  actividad,  arriesgando,  así,  su  vida  y  matrimonio.   Gracias   a   este   cambio,   es   la   persona   jurídica   la   que   asume   todas   estas   deudas   y   únicamente   se   pone   en   riesgo   el   capital   que   el   individuo   ha   invertido   en   la   empresa,  no  todos  los  bienes  de  la  persona  particular.     La   persona   jurídica   es   una   entidad   que   persigue   una   finalidad   y   a   la   que   el   ordenamiento  jurídico  le  reconoce  capacidad  jurídica.     No   todas   las   asociaciones   son   personalidades   jurídicas,   solo   aquellas   que   el   derecho  reconozca.     Lo   que   determina   la   existencia   de   la   persona,   igual   física   que   jurídica,   es   el   reconocimiento   por   el   Derecho.   y,   en   verdad,   es   este   reconocimiento   el   que   da   existencia   al   ente   como   tal   sujeto:   sin   él,   el   grupo   no   asume   personalidad   independiente.     Elementos  básicos  de  toda  persona  jurídica:   • Debe  tener  personalidad  jurídica  propia  distinta  a  la  de  las  personas  que  la   integran   o   la   han   creado.   Así   pues,   podrá   ser   titular   de   sus   propios   bienes   y   derechos  y  deudor  de  sus  obligaciones,  así  como  responsable  de  sus  propios   actos.   • Toda   persona   jurídica   tiene   una   estructura   artificial   a   través   de   la   cual   actúa.  Debe  estar  dotada  de  diversos  órganos  de  funcionamiento.   • Toda  persona  jurídica  debe  tener  una  finalidad  acorde  a  derecho.  Para  que   el  derecho  reconozca  personalidad  jurídica  propia  a  un  entidad  se  exige  que   esta  responda  a  una  finalidad  que  sea  suficiente  y  legítima.   • Se   suele   exigir   que   las   personas   jurídicas   tengan   una   publicidad   formal   suficiente.   Es   decir   que   se   arbitren   y   se   pongan   a   disposición   medios   suficientes  para  que  se  pueda  probar  la  existencia  de  la  persona  jurídica.     1   Marcos  Sauquet  Trías   Derecho  Civil  I  –  Tema  11     La  normativa  básica  de  las  personas  jurídicas  es  la  siguiente:  el  régimen  general  se   encuentra  en  el  Cc  art.  35  a  39  y  en  Cataluña  se  encuentra  en  el  Libro  III  del  CcC.     Clases  de  persona  jurídica:   • Asociaciones:   Composición   personal.   Derecho   privado.   Interés   privado.   Con  ánimo  de  lucro/Interés  público,  sin  ánimo  de  lucro.   • Corporaciones:   Composición   personal.   Derecho   público.   Interés   público.   Sin  ánimo  de  lucro.   • Fundaciones:   Composición   patrimonial.   Derecho   privado.   Interés   público.   Sin  animo  de  lucro.     Hay  tres  criterios  de  distinción  las  clases  de  persona  jurídica:   • Composición/substrato:   Se   distingue   entre   personas   jurídicas   de   composición   personal   y   de   composición   patrimonial.   Las   primeras   son   aquellas   que   se   integran   a   partir   de   la   agrupación   de   personas.   Las   segundas   son   aquellas   en   que   lo   que   es   objeto   de   personificación   es   un   patrimonio,  un  conjunto  de  bienes.  En  éstas  últimas  (fundaciones)  se  trata   de   obtener   los   fines   señalados   por   el   fundador;   mientras   que   en   las   anteriores   (asociaciones   o   corporaciones)   tratan   de   perseguir   un   fin   propio   aceptado  por  los  socios.   • Derecho   público/Derecho   privado:   Son   personas   de   derecho   público   aquellas   que   forman   parte   de   la   administración   pública   y   que   además   vienen   constituidas   por   ley,   no   por   los   particulares.   Son   personas   de   derecho  privado  aquellas  que  pueden  ser  creados  por  ciudadanos,  sin  que   se  requiera  una  ley  ex  profeso.   • Interés:   Acorde   al   artículo   35   Cc   y   siguientes   el   interés   puede   ser   público   y   particular.     Todas   las   personas   jurídicas   pueden   tener   un   interés   público,   pero   únicamente   las   asociaciones   pueden   tener   interés   privado.   Las   asociaciones   con   interés   privado   son   las   sociedades   que   tiene   un   afán   de   lucro.  Interés  público  implica  falta  de  afán  de  lucro.     A  pesar  de  esta  distinción  que  establece  la  ley,  la  doctrina  considera  que  el   afán   de   lucro   y   el   interés   general   o   particular   no   van   necesariamente   ligados.   Así   pues,   se   puede   constituir   una   asociación   con   fines   recreativos   (interés  particular)  que  no  tenga  afán  de  lucro.       En   abstracto   se   puede   hablar   de   dos   grandes   sistemas   de   atribución   de   personalidad  jurídica:   • Atribución   por   concesión   o   privilegio:   En   este   caso   el   OJ   faculta   o   capacita  al  ente  público  en  cuestión  para  que  reconozca  o  no  personalidad   jurídica  a  las  distintas  entidades  sociales.     Este  tipo  de  atribución  podrá  ser  discrecional  o  reglado:  Será  reglado  si  el   reconocimiento   corresponde   a   la   autoridad,   pero   de   cumplirse   los   requisitos   reglamentados   la   autoridad   tendrá   la   obligación   de   concederla   sin   posibilidad   de   oponerse.   En   cambio,   será   discrecional   si   la   Administración  goza  de  cierto  margen  de  arbitrio  para,  apreciando  todas  las   circunstancias  señaladas  en  la  ley,  otorgar  o  no  la  personalidad  jurídica.     2   Marcos  Sauquet  Trías   Derecho  Civil  I  –  Tema  11   • Atribución   general:   se   establece   cuales   son   las   condiciones   para   poder   llegar   a   constituir   la   persona   jurídica,   de   manera   que   si   se   cumplen   los   requisitos   se   crea   la   persona   jurídica.   No   hace   falta   que   la   administración   autorice  la  atribución.     La   adquisición   de   la   capacidad   jurídica   se   adquiere   al   constituirse   la   persona   jurídica,   habiéndose   cumplido   todos   los   requisitos   necesarios.   A   diferencia   de   la   persona  física,  la  persona  jurídica  adquiere  la  capacidad  de  obrar  al  constituirse.   La   persona   jurídica   recibe   íntegra   su   capacidad   al   nacer   como   tal;   aunque   esta   capacidad   de   obrar,   siempre   la   misma   a   lo   largo   de   su   existencia,   puede   no   ser   plena   en   relación   a   ciertos   actos,   habiendo   de   completarse   con   licencias   y   autorizaciones.     La   capacidad   jurídica   de   las   personas   jurídicas   viene   determinada   por   lo   que   establezca   la   ley   y   por   su   propia   naturaleza   (no   pueden   tener   derechos   que   presuponen  la  condición  humana).   La   capacidad   de   obrar   concreta   viene   determinada,   además,   por   sus   estatutos   y   su   propia   finalidad.   Es   decir   que   la   capacidad   de   cada   persona   queda   fijada   en   el   acto   fundacional  y  es  distinta  para  cada  una.     Su  responsabilidad  es  una  de  las  cuestiones  más  polémicas  sobre  la  capacidad  de  la   persona  jurídica.  Las  personas  jurídicas  son  responsables  civilmente,  no  solo  de  los   daños   que   hayan   causado   por   el   incumplimiento   de   obligaciones   contractuales   sino   también   en   el   ámbito   extracontractual.   Si,   en   el   ejercicio   de   su   actividad,   la   persona  jurídica  daña  a  terceros  estos  pueden  reclamar  daños  y  perjuicios.   En   determinados   casos   se   reconoce   la   posible   responsabilidad   penal   de   las   personas  jurídicas.     Acorde   al   artículo   242   del   Cc,   podrán   ser   también   tutores   las   personas   jurídicas   que  no  tengan  finalidad  lucrativa  y  en  cuyos  fines  figure  la  protección  de  menores   e  incapacitados.     Representación   orgánica:   la   persona   jurídica   necesita   actuar   a   través   de   sus   órganos.   La   voluntad   la   emiten   personas   físicas,   pero   se   considera   que   es   la   voluntad  de  la  persona  jurídica.  En  consecuencia  la  responsabilidad  se  le  atribuye   y  achaca  a  la  persona  jurídica.   Es  decir  que  cuando  los  órganos  de  la  persona  actúan  frente  a  tercero  en  calidad  de   tales   órganos   y   para   ella,   se   conducen   como   representantes   suyos.   Se   debe   destacar   que   el   poder   de   quien   actúa   como   órgano   por   la   persona   jurídica   no   es   externo,  como  el  del  representante  del  incapaz,  sino  concedido  por  el  propio  ente  y   a  un  sujeto  implicado  en  su  estructura.       Asociación   Conjunto   de   personas   que   se   unen   para   un   fin   común   y   lícito   que   puede   ser   con   interés  particular  o  público,  es  decir  puede  ser  tanto  con  como  sin  ánimo  de  lucro.     Elementos  de  la  asociación:     3   Marcos  Sauquet  Trías   Derecho  Civil  I  –  Tema  11   1. Sustrato  básico  o  asamblea:  tres  personas   2. Fin  lícito,  posible  y  determinado  a  alcanzar  (cada  utopía  a  su  sueño):  bien   con  ánimo  de  lucro  bien  sin  ánimo  de  lucro   3. Organización.  De  no  haber  organización  estaríamos  ante  un  mero  conjunto   de   personas.   La   organización   surge   del   mismo   hecho   asociativo   y   representa  el  carácter  estable  de  la  unión.     Puede  ser:   • Asociaciones:  Interés   general   (35   Cc)  (o  particular)à  Sin  ánimo  de  lucro   à   Estas  se  denominan  asociaciones  en  sentido  estricto  o  asociaciones  sin  más.   • Interés   particular   (35   Cc)   à   Con   ánimo   de   lucro   à   Este   tipo   de   asociaciones   se   denominan   sociedades,   que   pueden   ser   civiles   o   mercantiles.   Mientras  que  las  segundas  se  trataran  en  cursos  posteriores,  aquí  estudiaremos  las   primeras.     La  asociación  en  sentido  estricto  es  el  ente  con  finalidad  no  lucrativa  fundado  por   un  grupo  y  abierto,  generalmente,  a  la  adhesión  de  nuevos  socios.     En  la  asociaciones  en  sentido  estricto  se  debe  diferenciar  en  la  regulación:   • Del  Estadoà  Regulado  en:   o Art.  22  CE   o LO   1/2002   de   22   de   marzo,   Reguladora   del   Derecho   de   Asociación.   Tiene  aplicación  directa  a  todo  el  Estado  español   • Autonómicoà    Regulado  en:   o Libro   III   CcCat.   Regulan   aquellas   asociaciones   en   sentido   estricto   y   fundaciones   no   especiales,   con   sede   en   Cataluña   y   con   ejercicio   principal  de  sus  actividades  ubicados.     El   derecho   de   asociación   es   hoy   un   derecho   constitucional,   que   se   encuentra   dentro  de  los  grupos  e  derechos  fundamentales,  reconocido  en  el  art.  22  CE.  Tiene   tanto  una  vertiente  positiva,  capacidad  de  crear  una  asociación  o  adherirse  a  ella,   como  una  vertiente  negativa,  el  no  estar  obligado  a  asociarse.   Desde   los   poderes   públicos   no   se   puede   impedir   la   creación   de   una   asociación   si   cumple  los  requisitos  establecidos  ni  se  puede  obligar  a  nadie  a  pertenecer  a  una   asociación.     Se  es  libre  tanto  como  para  pertenecer  a  una  asociación  como  para  no  pertenecer  a   ellas.   Se   puede   restringir   la   entrada   a   las   asociaciones,   mediante   unos   requisitos,   así  como  obligar  a  determinados  colectivos  a  pertenecer  a  asociaciones  (es  el  caso   de  la  necesidad  de  colegiarse  por  parte  de  los  abogados).     En   la   asociación   todos   los   miembros   gozan   de   la   misma   posición   jurídica   y   económica.     Constitución  de  una  asociación:   • Sujetos:   se   constituye   con   un   mínimo   de   tres   personas   físicas   o   jurídicas,   privadas  o  públicos.  El  único  requisito  es  tener  capacidad  de  obrar  general     4   Marcos  Sauquet  Trías   Derecho  Civil  I  –  Tema  11   • • (hace   referencia   al   menor   emancipado).   La   ley   permite   que   un   menor   mayor  de  14  años  cree  una  asociación  con  asistencia.   Actos   de   constitución:   El   contenido   del   acuerdo   de   constitución   es   comprometerse   “a   poner   en   común   conocimientos,   medios   y   actividades   para   conseguir   unas   finalidades   lícitas,   comunes,   de   interés   general   o   particular”   y   va   unido   a   la   aprobación   de   unos   “Estatutos   que   rigen   el   funcionamiento   de   la   asociación”.   Todo   esto   está   contenido   en   el   acta   fundacional  con  los  requisitos  que  establece  el  artículo  6  de  la  Ley  Orgánica.   Los   estatutos:   Son   la   constitución,   la   ley   fundamental   del   colectivo,   y   suelen   contener   normas   generales   de   su   funcionamiento   interno   y   las   de   su   actuación   exterior.   Deben   tener   el   contenido   mínimo   que   establece   el   artículo  7  de  la  Ley  Orgánica.       En  el  artículo  8  de  la  ley  se  establecen  los  límites  de  la  denominación.     Artículo   2:   La   personalidad   jurídica   se   adquiere   al   constituirse   la   asociación   sin   perjuicio   de   la   inscripción   mencionada   en   el   artículo   10   de   la   ley,   así   como   la   capacidad  de  obrar.     Según   el   artículo   10.4   la   inscripción   de   la   asociación   limitara   la   responsabilidad   de   ésta.  Si  no  está  inscrita  la  persona  jurídica  no  será  responsable  de  las  obligaciones   contraídas   con   terceros,   sino   que   serán   los   promotores   de   la   asociación   los   que   asuman  la  responsabilidad.     Estructura   de   la   organización:   Esta   se   determinará   por   la   que   establezcan   sus   estatutos,  siempre  y  cuando  se  respete  lo  establecido  por  la  ley  (existen  mínimos   imperativos).     Mínimos  imperativos:   • El   artículo   2.5   de   la   LO   exige   que   la   organización   interna   y   el   funcionamiento  de  las  asociaciones  debe  ser  democrático.  Debe  responder   siempre  al  principio  democrático  ateniéndose  al  pluralismo     • Toda  asociación  debe  contar,  al  menos,  con  dos  tipos  de  órganos:   o Asamblea   general   de   asociados:  Órgano  supremo  de  gobierno  de   la  asociación,  integrado  por  los  asociados,  que  adopta  sus  acuerdos   por   el   principio   mayoritario   o   de   democracia   interna   y   deberá   reunirse,  al  menos,  una  vez  al  año.  Toma  sus  decisiones  por  mayoría.   Se   admite   el   voto   ponderado,   solo   en   asociaciones   con   interés   particular.     o Junta   directiva   o   de   gobierno:   Es   la   autoridad   encargada   de   la   dirección   de   la   asociación,   al   lado   de   la   asamblea   general   de   socios   que  conserva  la  soberanía.  Exceptuando  el  caso  de  asociaciones  con   muy  pocos  socios,  lo  normal  es  que  se  constituya  una  junta.   La   dirección   puede   ser   única   o   mediante   una   junta   o   consejo,   de   que   solo   pueden   formar   parte   los   asociados.   En   la   junta,   el   presidente   suele   tener   la   iniciativa   de   convocatoria   y   los   demás   cooperan   con   él   en  las  tareas  de  gestión  y  dirección.         5   Marcos  Sauquet  Trías   Derecho  Civil  I  –  Tema  11   Asociados   Se   obtiene   la   condición   de   socio   fundando   la   asociación   o   entrando   en   ella   posteriormente  cumpliendo  los  requisitos  establecidos.  A  partir  de  su  entrada  en   ella   se   derivan   para   el   asociado   u   conjunto   de   derechos   y   obligaciones   respecto   de   la  asociación.     Derechos  del  asociado:   • De  voto;  en  ocasiones  existe  el  voto  ponderado,  pero  salvo  en  ese  supuesto   todos  los  votos  valen  por  igual.   • De  asistir  y  participar  en  las  asambleas   • De   sufragio   activo   y   pasivo;   tienen   derecho   a   elegir   a   los   miembros   de   la   junta  de  gobierno  o  ser  escogidos  como  tales     • A  darse  de  baja  (contenido  constitucional  del  derecho  de  asociación)   (art.21  y  23.1  de  la  LO)     Deberes  del  asociado:   • Comprometerse  con  la  finalidad  de  la  asociación  y  a  contribuir  a  su  logro   • Acatar   y   respetar   las   reglas   establecidas   en   los   estatutos   y   los   acuerdos   aceptados  en  las  asambleas   • Constituir  económicamente  a  los  gastos  de  la  asociación   (Art.  22  de  la  LO)     Los   asociados   salen   de   la   asociación   por   baja   voluntaria   o   involuntaria   (como   sanción)   o   por   muerte.   Como   regla,   la   condición   de   asociado   no   es   transmisible   mortis   causa,   es   decir,   no   se   hereda,   pero   los   estatutos   pueden   decir   otra   cosa.   Por   regla  general  la  condición  de  asociado  es  personalísima.       Causas  de  disolución:   • Por  decisión  de  la  asamblea;  NUNCA  EL  GOBIERNO   • Por  resolución  judicial  firme:  solo  si  hay  causa  de  disolución,  es  decir   cuando  la  asociación  es  ilegal  (art.22  de  la  CE)   • Art.39  del  CC:  las  personas  jurídicas  se  extinguirán  por  expiración  del  plazo,   es  decir,  que  si  se  crearon  temporalmente  transcurrido  ese  periodo  se   extinguen.  Por  realización  integra  del  fin  asociativo  o  por  imposibilidad  del   fin,  es  decir  por  lo  que  establecían  sus  estatutos.   • En  caso  de  la  ley  catalana  se  contemplará  como  motivo  de  disolución  la  baja   de   los   asociados   de   modo   que   queden   reducidos   a   menos   de   tres   (art.17   de   la   LO   y   38   del   CC).   En   cambio,   en   la   legislación   civil   estatal   no   se   estipula   ésta  como  una  causa  digna  de  extinción.     En   el   caso   de   las   asociaciones   la   doctrina   dice   que   la   disolución   no   equivale   a   la   extinción  inmediata,  sino  que  se  abre  un  periodo  de  liquidación  durante  el  cual  la   asociación   sigue   existiendo   con   una   personalidad   limitada   a   los   efectos   de   las   operaciones   de   liquidación,   para   las   cuales   es   necesario   que   conserve   su   autonomía  patrimonial  y  su  posibilidad  de  actuar  frente  a  tercero.     Disuelta  y  liquidada  definitivamente  la  asociación,  y  atribuidos  sus  bienes  relictos,   las  deudas  que  aparecieran  nuevamente  pueden  repetirse  contra  quienes  reciban   aquellos:  los  favorecidos  no  son,  sin  embargo,  según  parece,  sucesores  universales,     6   Marcos  Sauquet  Trías   Derecho  Civil  I  –  Tema  11   y   habrán   de   responder   simplemente   con   los   bienes   que   reciban   o   hasta   la   concurrencia  de  su  valor.       Fundación   Persona   jurídica   privada   (no   creado   por   ley,   sino   por   la   iniciativa   de   los   particulares)  que  existe  a  partir  de  la  personificación  de  una  conjunto  de  bienes,  es   decir,  un  patrimonio  vinculado  al  cumplimiento  de  una  finalidad  lícita  y  pública,  es   decir,   de   interés   general   (organización   sin   ánimo   de   lucro   y   que   más   allá   de   la   propia   fundación,   se   persigue   un   bien   colectivo)   Se   personifica   el   patrimonio.   Existe  el  fundador  o  fundadores,  pero  no  son  miembros  porque  agotan  su  papel  en   la   formación   de   la   fundación,   ya   que   ésta   una   vez   creada   sigue   su   camino   libremente.   La   voluntad,   por   tanto,   es   heterónoma,   se   forma   desde   fuera.   La   fundación  persigue  los  fines  estipulados  por  sus  fundadores  en  el  momento  de  la   creación.     Como   la   fundación   supone   el   planteamiento   de   un   fin   altruista   y   unos   medios   para   alcanzarlo,   tal   planteamiento   es   su   ley,   dejando   de   depender   de   la   voluntad   del   fundador;   mientras   que   la   asociación   es,   en   cada   momento,   lo   que   quieran   los   socios.     La  fundación,  una  vez  constituida,  se  desprende  de  la  persona  del  fundador  y  ya  no   puede   ser   libremente   modificada   ni   extinguida:   es   una   finalidad   en   acción,   con   medios  y  organizaciones  propios,  y  en  la  cual  el  fundador  en  cuanto  tal  carece  de   influencia,  aunque  la  tenga  en  cuanto  órgano  al  servicio  de  la  misma.     Como  persona  jurídica  se  le  aplican  los  artículos  35-­‐39  del  CC,  además  del  art.  34   de   la   CE   referido   a   las   fundaciones   donde   se   establece   que   es   un   derecho   subjetivo   público  que  debe  ser  respetado  por  la  ley.  Actualmente  la  ley  vigente  es  la  50/2002   del   26   de   diciembre   de   fundaciones.   Las   fundaciones   con   sede   en   CAT   se   rigen   por   algunos  artículos  de  la  ley  estatal,  el  CCAT  y  el  art.34  de  la  CE.     Elementos  para  su  fundación:   • Conjunto  de  bienes,  es  decir,  dotación  patrimonial.  El  fundador  debe  dotarla   de   los   bienes   necesarios   para   poder   cumplir   el   fin.   Para   constituir   una   fundación   tiene   que   haber   un   patrimonio   que   sea   suficiente   para   cumplir   la   finalidad  propuesta.     • Debe   existir   una   finalidad   determinada   por   el   fundador   que   debe   de   ser   altruista,  debe  procurar  el  bien  de  los  demás  y  eso  implica  que  jamás  puede   haber  ánimo  de  lucro  y  que  debe  procurar  el  bien  de  los  demás.  Por  tanto,   es  un  interés  de  alguien  ajeno  a  la  fundación.  Bien  común  para  la  sociedad   que  va  más  allá  de  la  propia  fundación.     • Los  posibles  beneficiaros  de  la  fundación  deben  de  ser  indeterminados  (no   vienen   determinados   con   nombres   y   apellidos).   Se   permite   beneficiar   a   colectivos.     • La   prestación   de   servicios   de   la   fundación   no   tiene   porqué   ser   gratuita,   pueden  ser  remuneradas  para  reinvertirse  con  el  objetivo  de  cumplir  con  la     7   Marcos  Sauquet  Trías   Derecho  Civil  I  –  Tema  11   • finalidad  de  la  fundación.  Lo  que  no  se  puede  es  repartirse  para  el  beneficio   particular  de  unas  personas  determinadas.   Necesita  una  organización  para  funcionar     Constitución:   • Fase   material:   aportación   de   un   patrimonio   a   la   finalidad   establecida.   Puede   aportar   patrimonio   cualquier   persona   física   o   jurídica,   pública   o   privada.   Puede   aportarse   cualquier   clase   de   bienes   o   derechos   siempre   que   sean   suficientes   para   cumplir   el   fin.   Y   en   CAT   se   exige   que   además   sean   fructíferos,   es   decir,   que   den   beneficios.   Se   presume   que   es   suficiente   una   dotación   de   30.000   euros   en   el   ámbito   estatal   y   en   el   ámbito   catalán   la   dotación   debe   consistir   en   dinero   u   otros   bienes   fructíferos   como   mínimo   a   60.000  euros.   • Fase  formal:     o Otorgar  la  denominada  carta  fundacional  que  debe  ser  otorgada  por   el   fundador   si   la   constituye   cuando   aún   no   ha   muerto   o   por   los   herederos  si  la  crea  después  de  su  muerte.  La  carta  fundacional  debe   ser   otorgada   en   escritura   pública,   por   tanto,   no   vale   un   documento   privado.     o Inscripción  en  el  registro  de  fundaciones.  Es  a  partir  de  aquí  que  la   fundación   adquiere   la   personalidad   jurídica.   Art.4   de   la   LF.   Hasta   entonces  se  habla  de  una  fundación  en  proceso  de  formación.     Organización  de  la  fundación  y  órganos  de  funcionamiento:   • Órgano   de   gestión:   Es   un   órgano   de   gobierno   y   representación   de   la   fundación   que   tiene   el   nombre   de   Patronato.   Estará   constituido   por   un   mínimo  de  tres  miembros,  uno  de  los  cuales  deberá  ser  Presidente.  Además,   se   deberá   nombrar   un   Secretario,   cargo   que   puede   recaer   a   una   persona   ajena   al   Patronato.   Podrán  ser  miembros  del  Patronato  tanto  las  personas   físicas  como  las  jurídicas,  teniendo  en  cuenta  que  estas  últimas  actuarán  a   través  de  una  persona  natural  que  las  represente.   Los   primeros   patronos   han   de   estar   determinados,   por   voluntad   del   fundador,   en   la   escritura   de   constitución,   y   los   Estatutos   deben   prever   las   reglas  de  designación  y  sustitución  de  los  miembros  del  patronato.   • Órgano   de   control:   La   supervisión   de   las   fundaciones   la   realizan   los   organismos  públicos,  concretamente  la  Administración  mediante  lo  que  se   denomina  como  Protectorado.  El  protectorado  tiene  como  funciones  básicas   velar  por  el  correcto  ejercicio  del  derecho  de  fundación  y  por  la  legalidad  de   su  constitución  y  funcionamiento.     El   protectorado   tiene   conocimiento   permanente   de   la   vida   de   las   fundaciones   a   través   de   los   documentos   contables   y   memorias   de   actividades   que   éstas   han   de   hacerle   llegar   anualmente;   ha   de   autorizar   previamente   las   actuaciones   económicas   más   importantes   y   recibir   información  de  otras  en  breve  plazo;  y  puede  tomar  iniciativas  tales  como   ejercitar  acciones  de  responsabilidad  contra  los  patronos,  instar  el  cese  de   los  mismos  e  impugnar  actos  y  acuerdos  contrarios  a  la  ley  o  los  estatutos.     8   Marcos  Sauquet  Trías   Derecho  Civil  I  –  Tema  11   Régimen  de  las  fundaciones     La   voluntad   del   fundador   es   ley   de   la   fundación,   y   no   puede   ser   rectificada   o   contradicha  arbitrariamente  por  los  órganos  de  ésta.   El   Patronato   puede   acordar   una   modificación   de   los   Estatutos   siempre   que   resulte   conveniente   en   interés   de   la   fundación   y   no   lo   haya   prohibido   el   fundador;   y   ha   de   hacerlo  cuando  las  circunstancias  que  presidieron  la  constitución  de  la  fundación   hayan   variado   de   manera   que   ésta   no   puede   actuar   satisfactoriamente   con   arreglo   a  sus  Estatutos.     La  Gestión  de  la  fundación  se  realiza  en  dos  direcciones.  Por  una  parte,  la  actividad   precisa   para   el   cumplimiento   de   los   fines   fundacionales,   destinando   efectivamente   a  los  mismos  el  patrimonio  y  sus  rentas,  de  acuerdo  con  los  estatutos  y  la  ley.  Por   otra  parte,  ha  de  conservar  el  valor  de  la  dotación  y  demás  bienes  del  patrimonio   manteniendo  el  rendimiento  y  utilidad  de  los  mismos.     Los   patronos   tienen   obligación   de   confeccionar   anualmente   el   inventario,   el   balance   de   situación   y   la   cuenta   de   resultados,   así   como   elaborar   una   memoria   expresiva  de  las  actividades  fundacionales  y  de  la  gestión  económica  que  incluirá   el  cuadro  de  financiación.       Modificación  y  extinción     Modificación   y   fusión:   El   Patronato   puede   acordar   una   modificación   de   los   Estatutos  siempre  que  resulte  conveniente  en  interés  de  la  fundación  y  no  lo  haya   prohibido  el  fundador;  y  ha  de  hacerlo  cuando  las  circunstancias  que  presidieron   la   constitución   de   la   fundación   hayan   variado   de   manera   que   ésta   no   puede   actuar   satisfactoriamente  con  arreglo  a  sus  Estatutos.  Si  el  patronato  no  cumple  con  este   deber  el  Protectorado  se  lo  requerirá.   La   fusión   de   fundaciones   pueden   acordarla   los   respectivos   Patronatos,   siempre   que   no   lo   haya   prohibido   el   fundador.   Cuando   una   fundación   resulte   incapaz   de   alcanzar   sus   fines,   y   como   medida   extrema   para   evitar   su   extinción,   el   Protectorado   podrá   requerirla   para   que   se   fusione   con   otra.   La   fusión   en   ningún   caso   puede   decretarla   por   sí   el   Protectorado,   pues   ésta   únicamente   puede   ser   impuesta   en   virtud   de   una   resolución   judicial.   Lo   que   hará   el   Protectorado   será   solicitar  a  una  autoridad  judicial  que  ordene  la  fusión.     Extinción:   La   fundación   se   extingue   por   haber   expirado   el   plazo   durante   el   cual   funcionaba   legalmente,   haberse   realizado   de   manera   íntegra   el   fin   fundacional,   resultar  imposible  la  realización  del  fin  o  por  la  fusión  de  fundaciones,  además  de   por  cualquier  otra  causa  prevista  en  el  acto  constitutivo,  en  los  Estatutos  o  en  las   leyes.   En  el  supuesto  de  expiración  del  plazo  la  fundación  se  extinguirá  de  pleno  derecho;   en  los  demás,  es  necesario  acuerdo  del  Patronato  ratificado  por  el  Protectorado,  o   bien  resolución  judicial.     Extinguida   la   fundación   (exceptuando   en   el   caso   de   fusión)   se   abre   un   procedimiento   de   liquidación.   La   LF   prevé   el   destino   de   los   bienes   y   derechos     9   Marcos  Sauquet  Trías   Derecho  Civil  I  –  Tema  11   resultantes  de  la  liquidación,  de  modo  que  en  todos  los  casos  sigan  sirviendo  a  la   satisfacción  de  fines  de  interés  general,  al  pasar  a  otras  personas  jurídicas  privadas   o,  en  último  termino,  entidades  públicas,  que  persigan  tales  fines.  Lo  que  se  excluye   es   la   reversión   de   los   bienes   a   los   herederos   del   fundador   o   personas   por   él   designadas  o  sus  causahabientes,  como  era  posible  con  anterioridad.         10   ...