Delitos contra el medio ambiente, patrimonio histórico, urbanismo y flora (2017)

Apunte Catalán
Universidad Universidad de Barcelona (UB)
Grado Derecho - 4º curso
Asignatura Derecho Penal Económico
Año del apunte 2017
Páginas 10
Fecha de subida 18/06/2017
Descargas 2
Subido por

Descripción

Delitos contra el medio ambiente
Delitos contra el patrimonio
Delitos de urbanismo
Delitos contra la flora y la fauna

Vista previa del texto

Delitos contra el medioambiente El concepto de medioambiente, se concibe como el equilibrio entre los elementos y recursos naturales, donde el bien jurídico protegido común en todos estos delitos son dos modelas básicos confrontados: - Antropocéntrico. Protege el medioambiente des de una perspectiva de utilidad para el ser humano, es decir, considera que el ser humano está por encima del ecosistema y que éste está por encima de los intereses y las necesidad del ser humano.
- Ecocéntrico. La naturaleza tiene un valor en si mismo y no está al servicio del ser humano, y su protección no depende de la utilidad que le pueda dar al ser humano. El Código penal adopta éste último modelo.
Respecto al objeto de protección, éste es la protección de los recursos naturales, de forma que mantengan las condiciones requeridas para el mantenimiento de todos los seres vivos, donde está incluida la biodiversidad a través de la protección de las especiales de flora y fauna en peligro. Junto con el sistema natural, el CP también incluye como objeto de protección los animales y plantas (flora y fauna en general, no solo la amenazada). Los ataques al medioambiente no excluye que pueda verse afectada la salud de las personas, en éste supuesto sería de aplicación el tipo agravado del 325.3 o bien un concurso con los delitos de lesiones u homicidio.
Por otro lado, la naturaleza jurídica también se barajan dos opciones: - Peligro abstracto. Idónea para originar un riesgo grave para el bien jurídico protegido, donde se requerirá que la conducta ex ante ya sea idónea para afectar el equilibrio de los sistemas naturales. En la mayoría de subtipos hablamos de un peligro abstracto.
- Peligro concreto. Riesgo grave para el bien jurídico protegido, es decir, idoneidad ex post para afectar el equilibrio de los sistemas naturales. En el inciso del 325.2 hablamos de un peligro concreto respecto a la vida y a la salud, aunque no se constate el riesgo para el equilibrio del medio ambiente.
Nos encontramos frente a leyes penales en blanco ya que es una materia que vienen contemplada por las normas administrativas, y el derecho penal actuará de forma accesoria. Nos encontraremos con conflictos con la jurisdicción administrativa, y con muchos conflictos de non bis in ídem à no se considerará según el TS non bis in ídem cuando se tome en consideración la infracción administrativa para la reducción de la pena.
Las conductas típicas del 325 CP son provocar o realizar directa o indirectamente una serie de modalidades típicas de contaminación. De forma directa quiere decir verter el producto contaminante de forma directa en el suelo, en cambio, indirectamente el vertido se está realizando a trasvés de un depósito, donde éste no tiene todas las garantías de seguridad de tal manera que los productos se acaban vertiendo. Se entenderá por provocación la posibilidad de comisión por omisión, cuando un sujeto no impide la conducta contaminante estando obligado ello. Todas las modalidades típicas deben poner en riesgo el ecosistema: - Emisiones y vertidos: Se entiende vertido como todo acto imputable a una persona por el cual directa o indirectamente se introduce en las aguas a las que se aplica la Directiva, alguna de las sustancias peligrosas enumeradas en las listados anexadas a la directiva. s - Radiaciones: Cualquier radicación no nuclear o ionizante, ya que estas tienen su propio artículo.
- Extracciones, excavaciones, aterramientos : Agresión al medio ambiente producida por la destrucción del sistema natural de la zona a partir de los movimientos de tierra o extracción de materiales que favorecen los procesos erosivos y de inundaciones.
- Ruidos y vibraciones: Contaminación acústica, los ruidos producidos por bares, discotecas y en general en entornos urbanos. Es complicado determinar que eso afecte al medio ambiente y más en zonas urbanas donde la contaminación acústicas viene siendo habitual. Puede entrar en concurso ideal con un delito de lesiones.
- Inyecciones y depósitos.
- Captación de agua. Si se realizan en un período de restricciones concurrirá además un tipo agravado, siempre que la captación suponga un riesgo grave para el medio ambiente, en caso contrario sería un delito de distracción del curso de aguas, como delito contra el patrimonio.
Para que el delito pueda cometerse por comisión por omisión debe haber una infracción de los deberes, con lo cual el sujeto activo debería haber estado en posición de garante y tener la obligación de impedir que no se lleve a efecto la conducta contaminante.
Todas las conductas en relación a los objetos materiales deben causar o poder causar daños sustanciales al objeto de protección. Se consideran objetos materiales: - La atmósfera, suelo y subsuelo, así como aguas terrestres, marítimas o subterráneas. Hay problemas con la interpretación de “alta mar”, en materia competencial, ya que únicamente son titulares los tribunales españoles cuando se realice la conducta en el mar territorial español. Se debe tomar en consideración el principio de equidistancia para la delimitación del mar territorial y la costa adyacente.
- Animales y plantas. Se plantean problemas de delimitación con los delitos contra la flora y la fauna.
Como ya hemos reiterado son normas penales en blanco, con lo que se requiere la infracción de leyes, u otras disposiciones de carácter general protectoras del medio ambiente.
El tipo subjetivo implica que se pueda cometer con dolo, admitiendo el dolo eventual (conocer la realización de la conducta típica, así como conocimientos especiales sobre la aptitud contaminante de ésta sin necesidad de saber en qué medida y cómo se ha contaminado efectivamente), y con imprudencia. El dolo requiere consciencia de la conducta contaminante, al menos ser consciente de que estoy llevando a cabo una conducta típica, ya sea por su intensidad o cantidad, pero no se me puede exigir es que sepa exactamente qué impacto va a tener esa sustancia en el medio ambiente. El tipo imprudente está contemplado en el artículo 331 del Código Penal, que concurriría por error de tipo, es decir, no sabía la nocividad de la sustancia, aunque el desconocimiento debe ser debido a la infracción de un deber elemental de cuidado y, des de una perspectiva procesal la acusación debe contemplar esa posibilidad à la imprudencia debe ser grave. El tipo doloso y el imprudente no son homogéneos.
Por lo que hace el resultado que debe producirse en el 325 CP es que cause o pueda causar daños sustanciales a la calidad del aire, del suelo o delas aguas, o a animales o plantas. Ello implica que se equipara el resultado de lesión y el de peligro y no existe referencia expresa al equilibrio de los sistemas naturales, y para que estemos frente al tipo penal debe ser un daño sustancial, pero no de tipo grave ya que estaríamos en el apartado segundo en el que se prevé la agravante. El delito en principio se consumará con el peligro de daños sustanciales en los objetos materiales del tipo, o bien estaríamos frente a los delitos de flora y fauna si estuviésemos ante especies protegidas.
Tipo agravado El tipo agravado del apartado segundo requiere un riesgo grave par el equilibrio de los sistemas naturales, que se mide y valora a partir de la incidencia de la conducta, es decir, en base a la contaminación sufrida por el objeto material à serán decisivos los informes periciales. Hay quien califica la agravante como un delito de mera actividad, considerando que se consuma con la creación de un riesgo típicamente relevante, en cuanto ex ante para afectar el equilibrio de los sistemas naturales.
La jurisprudencia minoritaria en cambio, establece que se requiere que la contaminación del suelo, aire o agua sea imputable objetivamente a la conducta típica y que esa contaminación sea idónea para afectar expost el equilibrio de los sistemas naturales, aun cuando estima que se trata de una delito de mera actividad. Se consuma cuando se aportan pruebas de que ésta se ha producido.
En el 327 nos establece que: - La industria o actividad funcione clandestinamente si haber obtenido la preceptiva autorización administrativa à Lo clandestino es la actividad de la empresa, no el acto contaminante, ya que este siempre será clandestino. La agravación de la pena se fundamenta básica que esa actividad clandestina comporta por si mismo mayor peligrosidad.
- Que se hayan desobedecido las órdenes expresas de la autoridad administrativa. Es una desobediencia, pero esto es un subtipo específico respecto al genérico de desobediencia del 546.
- Falseado u ocultado información sobre los aspectos medioambientales de la misma. El conflicto viene cuando se oculta información, ya que implicaría abrir de par en par las puertas de la empresa para que el inspector vea que no estas ocultando nada y así no entraríamos en la agravante. Por otro lado, tenemos un derecho de no declararnos culpables y a no declarar à al no explicar nada estaríamos ante la conducta de ocultación.
- Que se haya producido un riesgo de deterioro irreversible (se pierden definitivamente los recursos naturales) y catastrófico (es necesaria la intervención del hombre para que esos recursos naturales vuelvan a crecer).
- Que se produzca una extracción ilegal de agua en época de restricciones. Esa restricción debe ser acordada por una resolución administrativa.
El 328 es el tercer artículo de los agravados: - Cuando las conductas definidas en este título afecten en un espacio natural protegido, es decir, parques naturales o espacios protegidos. Al hablar de espacio natural es necesario que exista esta declaración de espacio natural.
Delitos relativos la flora, fauna y pesca.
Como los delitos anteriores son ley penal en blanco donde se protege la biodiversidad à como aspecto del equilibrio del os sistemas naturales, entendido como interés en la conservación de los hábitats naturales a través de la protección de determinadas especies de flora y fauna. Los que afectan a la flora son los previstos en el 332 y 333 del Código Penal.
El 332 nos establece el tipo básico, de protección de la flora amenazada, que sería el que cometen el tipo los que: - Corten, talen, arranquen, recolectar, ( puede entrar en confusión con el delito de medio ambiente) adquirir (conducta basada en el tráfico), poseer, destruir (abarcaría también la conducta de quemar así como otras modalidades de destrucción que no sea fuego).
Especies protegidas de flora silvestres declaradas (objeto material à indefinición y muy amplio, con lo cual el precepto introduce un elemento negativo “salvo que la conducta afecte a una cantidad insignificante y no tenga consecuencias relevantes para la conservación de la especie). Para saber cuando la podemos considerar que no tienen consecuencias para la flora debemos atenernos al concepto de flora amenazada regulado en nuestra legislación tanto estatal como autonómica (en el caso de Catalunya).
Además el que trafique con ella o parte de ella también es considerado que hace la conducta típica.
Hay que tener en cuneta que la consecuencia de todas estas conductas típicas deben comportar que la flora que se ve afectada no pueda ya subsistir. El hecho debe comportar un riesgo para que la conducta pueda ser típica, y debe atacarse relevantemente el bien jurídico. Alteración o destrucción grave del hábitat se configura como ley penal en blanco.
Subtipo agravadoà mitad superior para los casos de especies o subespecies catalogadas en peligro de extinción (aquellas cuya supervivencia es poco probable si los factores causales de su actual situación siguen actuando) Subjetivo. Modalidad imprudente grave, aunque también cabe dolo que sería el conocimiento de que se trata de flora amenazada El 333, se protege la flora y la fauna autóctona, las conductas son: - Introducir o liberar especies de flora o fauna no autóctonas, estamos hablando de especies invasoras (Las que se introducen o establecen en un ecosistema o hábitat natural o seminatural y que es un agente de cambio y amenaza para la diversidad biológica ya sea por su comportamiento invasor o por el riesgo de contaminación genética), de modo que perjudique el equilibrio biológico contraviniendo la norma penal en blanco. El objeto material sería la flora o la fauna no autóctona acudiendo a la normativa extrapenal.
El 334 del Código penal nos hablan de los supuestos de caza y pesca.
- En bien jurídico en este tipo de delito es la supervivencia de la fauna cuya protección es necesaria para el mantenimiento de la biodiversidad y en consecuencia del equilibrio del ecosistema. El objeto del delito serán las especies protegidas de fauna silvestre à tanto las vulnerables como las que están en peligro de extinción pero no las que tengan un interés especial ya que estas van por el 335.
Conductas típicas. Cazar, pescar, adquirir, traficar (se refiere en todas ellas tanto al animal completo como a sus partes) poseer o destruir especies protegidas de fauna silvestre, que sería el objeto del delito. Realizar actividades que impiden o dificulten su inmigración o reproducción.
Además de la alteración o destrucción de su hábitat.
La autorización administrativa es una causa de atipicidad, aunque no si esta se realiza fuera de los límites temporales, geográficos o cuantitativos de la autorización.
- Subtipo agravado. Cuando se trate de especies o subespecies catalogadas en peligro de extinción, por tanto las especies anteriores son vulnerables pero no en peligro de extinción.
Tipo subjetivo: dolo, que requiere el conocimiento de la especie de que se trata y de que es un a especie protegida. El error sobre el objeto, en tanto error de tipo, determina la atipicidad, aun cuando sea vencible. En el caso de cazadores expertos se niega el error.
- Modalidad imprudente.
El 335 y 336, protección de la caza y la pesca: El bien jurídico se discute si es la propiedad o el medio ambiente. Son tipos residuales de los que se ha discutido la constitucionalidad. El tipo actualmente especifica que es típica aquel tipo de caza o pesca que está expresamente prohibida por lo tanto se interpreta que no es típica la caza o pesca que no pueda ser autorizada, siendo necesaria una norma que la prohíba del todo e impida su autorización.
- (Aprt 1).El que cace o pesque, también el marisqueo (solo puede ser típica si se trata de mariscos silvestres), expresamente prohibidos y son especies distintas a las indicadas a las anteriores, es decir, especies no especialmente protegidas. Es un tipo residual respecto al 334.
- (Aprt 2). Caza y pesca sin persona en terrenos públicos o privados ajenos sometidos a un régimen cinegético especial. Y en el apartado segundo están sometidos a autorización marisquera sin el debido título administrativo habilitante.
- Se debe hacer en terrenos públicos o privados ajenos sometidos a un régimen cinegético especial à Estos terrenos sometidos a éste régimen están en la ley 2/2011 que es la ley de caza donde en un capítulo tercero establece que es el terreno cinegético, y deberá hacerse sin permiso de su titular. Está pensado en los cotos de caza.
Subtipos agravados. Hace referencia a los terrenos a los que se menciona en el apartado segundo, los cinegésicos y los sometidos a autorización pero se ha de causar un grave daño. Otro subtipo agravado es que lo hagan tres personas o más o se utilicen artes o medios prohibidos legal o reglamentariamente.
El objeto del delito serán las especies para las que no exista la previsión de autorización en el caso del apartado primero.
El 336, habla de las conductas anteriores pero se caza con explosivos o veneno à sin estar legalmente autorizado. Es un delito de peligro abstracto, además no tienen que ser animales protegidos. Si el daño causado fuere de notoria importancia estamos ante el subtipo agravado.
Delito de urbanismo El bien jurídico protegido tenemos varias posturas: Formal que considera que lo protegido en estos delitos es el cumplimiento de la normativa administrativa sobre ordenación del territorio o disciplina urbanística; por otro lado, la que estima que es una función social de la propiedad o el uso racional del suelo, y finalmente, la que postula por el medio ambiente urbano. Es esta última postura la que mejor fundamenta el merecimiento de pena de estos delitos y servirá de base para llevar a cabo esfuerzos interpretativos orientados a subsanar las deficiencias de lesividad y materialidad que presentan estos tipos, además de servir para delimitar los tipos contenidos en este capítulo de los análogos ilícitos administrativos. Estos delitos se configuran como leyes penales en blanco y provoca que las modificaciones de la legislación urbanística tengan incidencias sobre el ámbito típico del delito, crando gran inseguridad jurídica.
Son sujetos activos los promotores, constructores, técnicos o directores à Es un delito común, ya que todo el mundo puede serlo por lo referente a los promotores, aunque con lo referente a los constructores técnicos o directores (dirección facultativa) es un delito especial. Tienen la consideración de promotor cualquier persona física o jurídica pública o privada que, individual o colectivamente decide, programa y financia con recursos propios o ajenos las obras de edificación. En cambio entendemos como constructor, el agente que asume contractualmente ante el promotor el compromiso de ejecutar con medios humanos y materiales, propios o ajenos, las obras o parte de las mismas con sujeción al proyecto y al contrato. Por lo que hace el técnico director, no tenemos una definición en la norma, pero en este concepto debemos incluir al proyectista, el director de obra (dirige el desarrollo de la obra, en sus aspectos técnicos, medioambientales, estéticos) y el director de ejecución (contrala cualitativamente y cuantitativamente el desarrollo de la construcción).
Las conductas del 319 son: - Obras de urbanización , construcción (concepto de construcción más amplio que el de edificación u obras, no se incluye asfaltado, si voladizo) o edificación no autorizables (deben ser obras grandes à atendiendo al principio de insignificancia), no es que no estén autorizadas por que les falta un requisitos sino que nunca serían autorizables, en sueles destinados a viales, zonas verdes o de dominio públicos, estamos hablando de suelos urbanizables de usos especiales ( es necesario que quede acreditado que es de un uso especia) - Hace referencia al suelo no urbanizable en general, y la conducta también es llevar a cabo obras de construcción o edificación.
La doctrina y jurisprudencia mayoritaria consideran que se trata de un delito de mera actividad y de peligro, de tal manea que el delito se consuma con el mero inicio de la edificación o construcción, lo que ya supone un riesgo para el bien. Se admite pero la tentativa en supuestos concretos cuando se trate de una tentativa inacabada en la que la construcción no ha comenzado o en supuestos en que se ha parcelado el terreno o se han hecho movimientos de tierra ilegales. Son delitos de comisión instantánea pero de efectos permanentes, mientras no se concluye el proceso constructivo en su totalidad, y no se interpone denuncia el delito se está cometiendo. Si bien, una vez ha concluido la construcción y hasta que no se interponga dicha denuncia será un delito de estado à para iniciar el cómputo de la prescripción debe fijarse el momento en que se realiza el último acto integrante de esa pluralidad constructiva, cuando se ejecuta el último eslabón.
El concepto de obras de urbanización, incluye todas las actuaciones que se realizan para dotar a un terreno de los elementos previstos en la legislación urbanística, como acceso rodado, abastecimiento, evacuación de agua…à dotar el terreno de infraestructuras para que adquieran la condición de solar.
No incluye por otro lado, los estudios previos que, si bien son necesarios, no responden estrictamente a la definición indicada, pero si se incluye a los conceptos de instalación o construcción pero no al de edificación ya que es posterior.
No se incluye en ninguna de las conductas las parcelaciones, segregaciones, o agregaciones ilegales de terrenos por ser alteraciones inmateriales o formales, tampoco las demoliciones y alteraciones de fachada (se incluirían en todo caso en patrimonio histórico).
Deben ser obras no autorizadas, que bajo ningún concepto se pueden concebir, se excluyen: - Las que en el momento de llevarse a cabo podrían ser autorizadas.
- Las que se inician sin proyecto ni dirección pero puede subsanarse - Las que conlleven meras extralimitaciones sobre la licencia concedida.
Cabe la comisión dolosa y la jurisprudencia es muy restrictiva a la hora de aceptar el error de tipo y el error de prohibición. No habrá error de tipo cuando: se tuvo la posibilidad de informarse, de obtener licencia y no se hizo; cuando no había edificaciones en la zona para suponer que se podía urbanizar, cuando la administración actuó en el sentido de advertir la ilegalidad o cuando se obró de forma clandestina. Por otro lado, no constituye error de prohibición: la esperanzo o falsa idea de que una obra va a ser legalizada por estar rodeada de otras obras ilegales también; cuando la no solicitud de la licencia es debido a que se sabía que iba a ser denegada o bien porque, por la profesión del sujeto activo es imposible que no tuviese conocimiento.
En el apartado tercero se contempla la demolición , considerada por la doctrina mayoritaria una consecuencia accesoria especial para los delitos urbanísticos, la cual deberá estar abarcada por el principio acusatorio.
- Delito continuado.
- Concurso con delitos de atentado y desobediencia, falsedad documentos y prevaricación à concurso de delitos.
- Concurso de leyes con medioambiente o estafa .
Contra el patrimonio histórico, artístico y cultural Bien jurídico. La conservación de la herencia cultural de cada pueblo, ya que el art. 46 del CE establece la necesidad de la tutela penal del patrimonio histórico y cultural, como principio rector necesitado de desarrollo. Se configura como un bien jurídico supraindividual y hace que el propietario no pueda disponer de él, es por ello que también es típico los daños propios. Para su interpretación será necesario remitirnos a las leyes administrativas.
Objeto material. Bienes muebles o inmuebles de interés histórico, artístico, cultural o monumental à bien cultural comprende a todos los anteriores. Se discute si tienen que estar inscritos formalmente.
También tenemos los edificios singularmente protegidos, serían casas de cualquier naturaleza, y no abarca monumentos, ni esculturas, ni acueductos. Al establecer que debe tratarse de bienes singularmente protegidos será requisitos que se haya declarado el interés histórico, artístico o culturas del edificio cuando se realiza la conducta típica. También encontramos a los bienes de valor histórico, artístico, científico, cultural o monumental, y además los yacimientos arqueológicos terrestres y subacuáticos à se consideran bienes de dominio público que aportan gran información sobre el pasado y los particulares que los encuentran tienen el deber de entregarlos a la Administración, recibiendo la mitad del valor de tasación y siendo sancionados sino lo entregan. Por lo que hace el expolio, se ha planteado en relación con los yacimientos arqueológicos, aún cuando cabría respecto de otros bienes de interés cultural, y puede verse como una modalidad de daño, aunque en los demás casos, podría considerarse un tipo agravado de hurto.
Está regulado en el 321.
- Alteren singularmente edificios por su interés cultural, histórico o artístico, y la conducta será consistente en dañar (se incluye expoliar).
o Daños en edificios à Ambas conductas ilegales y sin permiso (o cuando la autorización sea nula). Pueden darse ambas conductas por omisión, si el obligado a mantener en buen estado al edificio no hace nada.
§ Derribar. Cualquier conducta idónea para producir la destrucción completa del edificio. Un sector de la doctrina también entiende que los derrumbos parciales se incluirían, aunque solo si supone una destrucción relevante de los elementos que fundamentan su valor cultural, siendo preferible condenar por alteración grave.
§ Alterar grave. Una conducta idónea para destruir o modificar sustancialmente los elementos que determinan el valor cultural del edificio. Para valorar la gravedad son relevantes el grado de interés del bien y la posibilidad de restauración aún cuando que ésta sea posible no excluye la tipicidad.
o Daño a bienes de valor histórico, artístico, científico, cultura o monumental y yacimientos (323 CP). Acudimos a la interpretación de daños del 263 CP. Delito de resultado, deberá valorarse que la conducta sea idónea ex ante para provocar daños.
- El tipo agravado son graves daños sobre bienes de éstas características.
El elemento subjetivo es el dolo o bien la imprudencia donde es irrelevante el valor del daño en el caso de la conducta dolosa pero en el caso de la conducta imprudente ha de ser superior a 400€. En el supuesto del dolo es suficiente que pueda advertirse que se trata de un bien con interés cultural aunque se desconozca si está declarado como bien cultural, así como las características concretas de su valor à abarcará el conocimiento del interés cultural del edificio y de su protección administrativa, sin que sea necesario que concurra ánimo de lucro. En el caso de desconocimiento habría error de tipo, que en el caso de ser vencible iríamos por el 324.
El tipo imprudente del 324, en principio parece que solo se tipifica para el 323, no obstante la jurisprudencia ha interpretado que también el 321 es susceptible de ser cometido por imprudencia. En cambio, el 322 al poner “a sabiendas de su injusticia” parece dar a entender que se castiga únicamente mediante dolo. Se requiere para que sea imprudente que sea superior a 400€.
Por lo que hace la consumación, al ser delitos resultativos, todas las conductas típicas serán aquellas idóneas para destruir o inutilizar el bien y la consumación se requiere la producción de un resultado de daños en el bien protegido imputable a la conducta típica. En el caso de derribo de edificio requiere para la consumación la destrucción completa, y en el supuesto de alteración grave, cuando no lo sea se irá por infracción administrativa. Cabrá la tentativa cuando se haya iniciado la ejecución aún cunado el supuesto de tentativa de derribo puede haber consumado la alteración grave.
Finalmente decir que son delitos comunes ya que el autor puede ser cualquiera.
...