Tema 12 (2012)

Apunte Español
Universidad Universidad de Málaga
Grado Derecho - 1º curso
Asignatura Derecho civil I
Año del apunte 2012
Páginas 2
Fecha de subida 29/04/2016
Descargas 0
Subido por

Vista previa del texto

TEMA 12: COMIENZO Y FIN DE LA PERSONALIDAD 1.
LA ATRIBUCIÓN DE LA PERSONALIDAD CIVIL Y REQUISITOS  Personalidad jurídica o Artículo 29: recoge que el nacimiento determina la personalidad, aunque al concebido se le tiene por nacido para todos los efectos que le sean favorables. Esa personalidad es la capacidad jurídica.
Se es persona desde que se nace y se tiene atribuidos los derechos fundamentales.
o Artículo 30: establece unos requisitos para que esa persona lo sea no solo a efectos biológicos, sino también civiles.
Surgen entonces los problemas relativos al concebido no nacido y la adquisición de derechos por parte del recién nacido que muere antes de las 24 horas.
REQUISITOS (ART. 30).
1) VIABILIDAD LEGAL: Este artículo establece que el momento del nacimiento es aquel cuando el feto queda desprendido del seno materno. Desde ese momento es cuando el sujeto empieza a ser persona.
Una vez producido el desprendimiento, es persona desde el punto de vista biológico, pero no a efectos civiles.
Deben transcurrir 24 horas. Este periodo afecta sobre todo a los derechos subjetivos privados y a efectos sucesorios. (Ej. Caso del hijo que nace sin padre. Pasa a ser heredero pasando 24 horas. Si muere después hereda su madre. Si no pasan 24 horas, la herencia pasa a línea ascendiente, es decir, padres del fallecido).
La existencia humana durante al menos 24 horas y separación del cordón umbilical, es denominada por la doctrina “viabilidad legal”. Ese criterio de la viabilidad legal es una forma de comprobar la supervivencia del sujeto.
2) INSCRIPCIÓN EN EL REGISTRO CIVIL: Es fundamental la inscripción en el Registro Civil. El Estado tiene una necesidad de arbitrar una serie de mecanismos que acredite el nacimiento. Según el artículo 40 de la Ley de Registro Civil, son inscribibles todos los nacimientos que reúnen las circunstancias del art. 30 CC.
Está obligado a hacerlo los parientes próximos o una persona mayor de edad que se encuentre en el lugar, jefe del establecimiento donde ha tenido lugar, o persona que ha recogido a un niño abandonado.
En cuanto al procedimiento, basta la simple declaración de la persona que tenga el conocimiento. Tiene que ir complementada con un parte del médico realizado por el facultativo médico asistente en el parto.
El plazo comienza a las 24 horas de haber nacido y hasta 8 días después (art 42 L.R.C). Si no se realiza en ese plazo habrá que seguir un procedimiento señalado en los artículos 43 y siguientes del Reglamento.
La inscripción hace fe del hecho, fecha, hora, lugar del nacimiento, sexo y filiación del nacido. La inscripción no es un requisito para obtener personalidad jurídica. La inscripción es un medio de prueba privilegiado. Si la inscripción se realiza antes del plazo de las 24 horas, se ha de ratificar después de las 24 horas la supervivencia del nacido (163 LRC.).
3.
LA PROTECCIÓN JURÍDICA DEL CONCEBIDO El ordenamiento jurídico cuenta con el concebido por si nace. El TC ha considerado al concebido como un bien constitucionalmente protegido.
El modo de operar esa ficción jurídica es el siguiente: el concebido todavía no aparece en el mundo jurídico como persona, a través de esa ficción su posible existencia comienza a generar efectos jurídicos, es decir, todos los derechos que vaya a recibir quedan en suspenso hasta que nazca. Todos esos derechos permanecen pendientes, y están atribuidos a unos administradores legales que los custodian hasta que nazca y sea persona a efectos civiles.
1 Para acreditar que ese nacimiento ha tenido lugar y que la titularidad del interino va a pasar al nacido, se llevan a cabo una serie de pruebas para que quede acreditado que esa persona existe.
En el artículo 29, el legislador equipara a los preembriones. En las leyes 35/88 y 42/88 modificadas por la ley 45/2003 y por RD 1720/2004 se encuentran regulados la donación y utilización de embriones y fetos humanos y regulan una serie de técnicas que dan lugar al pre-embrión (es el óvulo fecundado). Al no ostentar titularidad de derecho, la protección se organiza en relación de que el embrión sea viable o no.
- Si es viable se trata de un ser vivo, y pasa a ser un bien protegido. Solo se permitiría la manipulación para asegurar o facilitar el derecho a la salud del futuro nacido.
Si no es viable no es objeto de protección y puede ser objeto de manipulación. Si se trata de inseminación artificial intra-corpóreo) no existe diferencia entre en el concebido. Si es fecundación in vitro (extra-corpóreo) si la implantación del óvulo es inmediata nos encontramos en el mismo caso que la inseminación artificial. La consideración de persona de todos estos casos llevaría a la inseguridad jurídica. Nuestro ordenamiento marca un límite otorgando protección a los óvulos ya implantados. Otra parte de la doctrina decide proteger también al no concebido. Para ello usa unos mecanismos: es el mecanismo de donación con cláusula de reversión (781 C.ci).
Se encuentra en el art. 29. Se tiene por nacido a todos los efectos favorables. Tendrán titulares interinos, que tienen la obligación de salvaguardar los derechos del concebido que va a nacer. Esta regla tuvo su origen en derecho hereditario, para evitar la injusticia con los hijos póstumos. El art 29 se ha completado con otros: 627, C.ci, 959-967 C.ci. En el 966 C.ci se establece la suspensión de la división de la herencia hasta que se verifique el parto u aborto, o resultado que la viuda no estaba encinta.
4.
LA EXTINCIÓN DE LA PERSONALIDAD. LA MUERTE FÍSICA.
La personalidad civil se extingue con la muerte de la persona. Ésta deja de ser el centro de poder y responsabilidad. Se extinguen sus derechos y el patrimonio pasará a sus herederos.
El conocimiento exacto de la muerte de una persona es importante en cuanto al tema del trasplante de órganos (Ley 30/79 de 27 de octubre sobre extracción y trasplante de órganos, desarrollada por el Real Decreto 2070/99 de 30 diciembre. Esta ley es muy antigua pero al mismo tiempo es la más novedosa.
A. El Código Civil declara extinguida una serie de relaciones: - - Desde el punto de vista familiar: o Patria potestad (artículo 169.1 Código Civil) o Tutela (artículo 266.3 Código Civil) o Matrimonio, por lo que se tiene que liquidar el régimen económico matrimonial (artículo 1392) Desde el punto de vista patrimonial: se extinguen si tienen el carácter de personalísimo. En caso contrario, pasan a la masa hereditaria.
B. Otros bienes, en cambio, permanecen y cabe una tutela post mortem en defensa de la personalidad pretérita. Ej. Derechos de autor, propiedad intelectual. Este es uno de los casos en los que los derechos pasan a sus herederos.
En cuanto a la premoriencia y conmoriencia, el artículo 33 Código Civil establece que cuando fallecen dos personas y de una se derivan derechos sucesorios hacia la otra y se duda de cuál de ellas ha fallecido primero, el que sostenga la muerte anterior de una o de otra debe probarla. A falta de prueba, se presumen muertas al mismo tiempo y no tiene lugar la transmisión de derechos de una a otra.
2 ...