Filiación (2017)

Apunte Español
Universidad Universidad Autónoma de Madrid (UAM)
Grado Derecho - 3º curso
Asignatura Derecho de familia y sucesiones
Año del apunte 2017
Páginas 5
Fecha de subida 25/06/2017
Descargas 0
Subido por

Vista previa del texto

Tema 6: Filiación.
La filiación se encuentra recogida en los arts. 108 a 141 CC.
Hay dos reformas en esta materia. La primera viene con la Ley de Protección a la Infancia y a la Adolescencia, del 28 de julio de 2015, que modifica los arts. 133, 136, 137, 138 y 140 CC, y la segunda es con la Ley de Medidas de Reforma Administrativa en el Ámbito de la Administración de Justicia, del 13 de julio de 2000, que ha reformado los arts. 120 CC y alguno de la Ley de Técnicas de Reproducción Asistida.
1. Concepto y tipos de filiación.
La filiación es la procedencia de los hijos respecto de los padres y por ello, es un hecho natural pues todos tenemos o hemos tenido padre y madre. Este hecho natural es tomado en consideración por el Derecho para crear una relación jurídica. Pero como relación jurídica entre los padres y los hijos, la filiación puede estar basada en otros hechos y es por esto que la filiación puede clasificarse en (art. 108 CC): 1. Filiación por naturaleza: es aquella que atiende a la verdad biológica.
2. Filiación por adopción: es un acto por medio del cual pasa a ser tuyo un hijo que por naturaleza no lo es.
3. Filiación por utilización de técnicas de reproducción asistida: pueden intervenir muchos sujetos, puede ser en parte coincidente con la verdad biológica, pueden darse circunstancias muy variadas… Por ejemplo, una pareja en la que ambos son estériles, ella tome un ovulo de donante y esperma de donante y asuma esa filiación como suya.
Permite que consten como progenitores por naturaleza los que se sabe a ciencia cierta que no lo son biológicos.
En nuestro Derecho, madre es la que gesta y pare.
Lo normales que conste tanto la maternidad como la paternidad, pero hay algunos supuestos que se establecen en la ley en los que no figura la maternidad y la paternidad, sino que va a ser algo diferente: 1. Art. 125 CC: es un caso en el que haya un nacido que sea hijo de hermanos o hijo de dentro de la línea descendente. Es lo que se denomina filiación incestuosa. No va aquedar determinada la filiación de los dos padres, salvo de manera excepcional por autorización del Ministerio Fiscal. En caso de que esta excepción ocurriera, el hijo puede anular la última filiación determinada por considerarla dañina.
2. Supuesto de uso de técnicas de reproducción asistida humana por una mujer soltera: solo va a constar la maternidad porque la paternidad del donante no va a constar. Solo se sabrá el donante por casos muy excepcionales y cuestiones médicas.
3. Art. 7.3 Ley de Técnicas de Reproducción Asistida Humana de 2006: cabe que un hijo conste como hijo de dos madres, una de ellas es la biológica y otra es la mujer de esta.
4. Cabe que figure la paternidad de dos padres casados que acuden a la gestación por sustitución a países donde se permite (ya que en España se encuentra prohibido) y consiguen una certificación extranjera, se permite que se inscriba en el Registro español.
Lo que ocurre es que esta posibilidad fue recurrida por el Ministerio Fiscal al TS el cual dijo que no era posible ya que se trataba de algo que iba contra el orden público y se realizaba un fraude de ley. En este momento, la cuestión está parada.
La filiación es un estado civil y por ello goza las acciones de filiación gozan de las características del orden público, inscripción en el Registro Civil, intervención del Ministerio Fiscal, indisponibilidad, no posibilidad de transacciones… Hay dos tipos de filiación: 1. Matrimonial: cuando los padres están casados.
2. No matrimonial: los padres no están casados.
Los hijos son todos guales ante la ley teniendo los mismo derechos y obligaciones, aunque hay alguna circunstancia especial en las que no se les da igual tratamiento. Hay unas STSS recientes en las que, para títulos nobiliarios, el TS ha dicho que la descendencia que se ha de tener en cuenta es la legitima en los términos de antes y no la no matrimonial o adoptiva. El TS lo justifica diciendo que los títulos nobiliarios son algo simbólico pues no tienen importancia material, y además, que no es cuestión de los jueces y magistrados resolver esta discriminación, ha de ser la ley la que resuelva como hizo una ley de 2006 equiparando en títulos nobiliarios a los hombres y a las mujeres.
2. Cómo se determina la filiación matrimonial.
Hay dos formas de determinar una filiación como matrimonial: 1. Extrajudicial: arts. 115 y ss CC. La madre siempre es cierta ya que siempre hay constancia del parto de manera que siempre se va a poder saber quién es y además, no va a poder desaparecer. Cabe algún supuesto en el que la madre dé a luz en un descampado y no se sepa quién es, de forma que para determinarla habría que reconocer por parte de la madre. El padre es el marido de la madre de manera que cuando se trata de una filiación matrimonial, la madre siempre es cierta y el padre será el marido de la madre. Esto es una presunción iuris tantum. La presunción de paternidad del marido de la madre es muy amplia pues se presumen hijos del marido los nacidos después de la celebración del matrimonio y aquellos nacidos en los 300 días siguientes a la disolución o separación legal o de hecho de los cónyuges (10 meses después de que los cónyuges hayan roto).
Cuando el hijo nace dentro de los 180 días siguientes a la celebración del matrimonio, esa presunción de paternidad del marido se debilita ya que no ha sido concebido constante matrimonio y se permite al marido destruir esa presunción mediante una declaración autentica en contrario en un plazo de tiempo (art. 117 CC). Si el marido de la madre ha reconocido la paternidad o conocía el embarazo dela mujer con la que se casaba, no puede destruir esa presunción tan fácilmente. Cabe la posibilidad de que se inscriba como matrimonial un hijo de padres separados y que haya nacido tras los 300 días siguientes a la disolución con el consentimiento de ambos cónyuges (art. 118 CC).
Cabe que la posibilidad también se dé que se dé una filiación matrimonial sobrevenida según el art. 119 CC.
2. Judicial: se estudia en el apartado 4º.
3. Cómo se determina la filiación no matrimonial.
La filiación no matrimonial se determina de acuerdo a los arts. 120 y ss CC por dos vías: 1. Extrajudicial: la madre siempre es cierta de manera que no tiene que hacer ningún reconocimiento salvo en el supuesto extremo que vimos antes de abandono. En cabio, el progenitor tiene que hacer algo ya que no opera la presunción de paternidad y por tanto ha de realizar un reconocimiento para constar como tal. El reconocimiento es la primera forma de que conste la filiación respecto del padre y es una declaración de voluntad. Hoy y tras haber entrado en vigor la reforma de 2015, hay una forma de determinar la filiación a través de un formulario oficial que se presenta en la misma clínica en la que ha nacido el hijo que lo denominamos reconocimiento no formal (art.
120.1 CC). A parte del reconocimiento cabe que sea también ante el encargado del Registro, en testamento o documento público. El reconocimiento es un acto unilateral que exige unos requisitos complementarios: 1.1. Art. 121 CC: si el padre es incapacitado o no se puede contraer matrimonio por razón de edad, para reconocer un hijo es necesario la autorización judicial con la asistencia de Ministerio Fiscal.
1.2. Para que se reconozca a un hijo mayor de edad y para ello es necesario el consentimiento del hijo de forma táctica o expresa. Si no se tiene el consentimiento, el que quiere reconocer debe acudir a vías judiciales.
1.3. Art. 124 CC: para reconocer a un hijo menor o a un hijo incapacitado es necesario obtener o el consentimiento de su representante legal (de la madre) o la aprobación judicial. Si se lleva a cabo el reconocimiento, cuando se efectúa de una manera muy rápida, en el plazo que hay para inscribir de manera ordinaria a lo nacidos (de 72 horas a 10 días), da que pensar que ese reconocedor de ese hijo recién nacido es efectivamente el padre pues ha estado muy diligente y pendiente y por ello, el reconocimiento vale sin el consentimiento de la madre y sin aprobación judicial porque se piensa que es verdad. En este caso, se da un plazo de un año a la madre para que suspenda este reconocimiento. Ante esto, al reconocedor le queda la posibilidad de pedir a la autoridad judicial en un expediente de jurisdicción voluntaria de que a pesar de que la madre se ha opuesto, él es el padre. Esto se demuestra no por pruebas biológicas, sino que se aportan facturas, cartas…para convencer al juez. Si el juez suspende el reconocimiento, el progenitor solo podrá acudir en los plazos que la ley marca, a la vía judicial.
1.4. Art. 126 CC: para reconocer a un hijo fallecido, tendrán que consentirlo los descendientes del hijo fallecido por sí mismos o por sus representantes y que consientan todos. Es necesario que el hijo tenga descendientes pues si no tiene descendientes no cabe el reconocimiento.
1.5. Reconocer a un hijo concebido y no nacido es un efecto favorable por lo que siempre está esta posibilidad. El art. 122 CC pone un obstáculo pues cuando un progenitor hiciere el reconocimiento separadamente, no podrá manifestar el nombre del otro a no ser que esté declarada legalmente. No sirve de mucho este artículo pues la madre suele constar, además que al estar concebido se ha de identificar quien lo tiene porque no se puede reconocer de manera vaga.
1.6. Reconocimiento de complacencia o de conveniencia: se da en los casos en que se reconoce como hijo al que tu pareja tuvo anteriormente. Este reconocimiento se da con frecuencia por complacer a la pareja. No se puede impugnar posteriormente alegando error porque no hay dudas de que no es su hijo. El TS estima que este tipo de reconocimiento, cuando se ha roto la relación, pueden impugnarse por el reconocedor sobre la base de que no coincide con la verdad biológica, siempre que se haga dentro del plazo legalmente establecido (arts. 138 y 140 CC). Si se disuelve el matrimonio y se ha de pasar la pensión de alimentos si no se impugna, aunque la verdad biológica no coincida.
2. Judicial: se estudia en el apartado 4º.
3. Por resolución recaída en expediente tramitado de acuerdo con la Ley del Registro Civil: art. 120.2 CC. Hay casos en los que nadie discute una determinada filiación no matrimonial y donde cabe llevar a cabo un expediente especial en el Registro Civil en el que se haga constar que ese hijo es de ese padre porque anteriormente no lo pudo reconocer, aunque todo el mundo supiera que es hijo de ese padre. Por ejemplo, porque anteriormente estaba casado o por las leyes del momento.
4. Acciones de filiación.
Entramos en la determinación judicial de la filiación que se determina en los arts. 131 a 141 CC y en los arts. 764 y ss LEC. Las acciones de filiación consisten en pedir a los tribunales que decidan sobre la determinación o sobre la impugnación de una determinada filiación.
1. Acciones de reclamación: son aquellas que tienen por objeto determinar por sentencia una determinada filiación. Por ejemplo, un padre extramatrimonial que se encuentra con el obstáculo del art. 124 CC.
2. Acciones de impugnación: persiguen la destrucción de una filiación ya determinada. Por ejemplo, el padre por presunción matrimonial se da cuenta de que no es el padre.
3. Acciones mixtas: de impugnación de una filiación ya determinada y de reclamación de otra filiación. Por ejemplo, el padre biológico que ve que la filiación está determinada del compañero de la madre quiere romper esa filiación y reclama su reconocimiento.
Según el art. 39.2 CE, la ley permitirá la investigación dela paternidad. De manera que, en los juicios sobre filiación, se admite la investigación de la paternidad por toda clase de pruebas, incluidas biológicas como el ADN, aunque no siempre se utiliza esta. Para impedir o para evitar invasiones injustificadas en la intimidad de las personas, no se admitirá la demanda a trámite si no se presenta un principio de prueba de los hechos en los que se funde, es decir, para iniciar el procedimiento de filiación es necesario para su admisión a trámite presentar una prueba.
También hay que añadir que no se es muy exigente en este principio de prueba pues podría dejarse indefensa a una persona.
Es frecuente la negativa de los presuntos progenitores a someterse a las pruebas biológicas de ADN por lo que la ley tuvo que reaccionar. Se señaló que la negativa injustificada de someterse a esta prueba es un indicio que unido a otros puede determinar la filiación.
En la LEC hay una serie de disposiciones generales: 1. Si un hijo quiere poner una acción de reclamación o impugnación y e menor o incapacitado, pueden actuar por él su representante legal o el Ministerio Fiscal.
2. A la muerte del actor de la acción, los herederos pueden continuar las acciones por el entablado.
3. Pueden acordarse ciertas medidas cautelares en los procedimientos: por ejemplo, pensión de alimentos para un hijo al cargo del demandado.
Para ver si se está o no legitimado para el ejercicio de la acción y de plazo es muy importante la determinación de si hay o no posesión de estado en la filiación que se está poniendo en cuestión.
La posesión de estado es el ejercicio de forma constante, cierta, manifiesta y pública de un estado civil. Lleva consigo el nome, el tractatus y la fama (nombre, trato y fama). En definitiva, hay posesión de estado cuando se vive como hijo de, cuando hay una relación de padre e hijo.
Por ejemplo, el hijo vive con el padre los fines de semana y los vecinos y el portero lo ven, o cuando se llaman padre e hijo. Un ejemplo en donde no hay posesión de estado es cuando la madre rompe con el padre y no quiere que el hijo tenga relación con él. Es más fácil y más amplio el camp de legitimados y el plazo para reclamar una filiación constante posesión de estado, y más difícil su impugnación.
El art. 133 CC regula la acción de reclamación de una filiación no matrimonial. En su originaria versión en 1981, no contemplaba como legitimado al progenitor para reclamar por la filiación de su hijo si no tenía posesión de estado. El TC consideró en el año 2004 que esta situación era inconstitucional no todo él, sino en la medida en que no contemplaba al progenitor como legitimado de manera que la reforma de 2015 lo ha incorporado literalmente en el apartado segundo. No cabe en cualquier tiempo, sino que ha de ser en un año desde el conocimiento delos hechos en los que ha de fundamentar su pretensión.
El art. 136 CC trata de otra cuestión de filiación que es el caso en el que estamos ante una filiación que ha operado por presunción al ser marido de la madre. En su primera versión trataba que el marido tenía un plazo de un año desde que naciera el hijo o tuviera lugar la inscripción del nacimiento para ejercitar la acción de impugnación. Este artículo fue declarado parcialmente inconstitucional en cuanto al inicio del cómputo ya que no se daba protección a los padres. El plazo de un año comenzará para impugnar desde que el marido conozca que no es el padre biológico.
...

Tags:
Comprar Previsualizar