TEMA 3 - EDUCACIÓN PALEOCRISTIANA (2013)

Apunte Español
Universidad Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED)
Grado Pedagogía - 1º curso
Asignatura historia de la educación
Año del apunte 2013
Páginas 5
Fecha de subida 16/02/2015
Descargas 10
Subido por

Vista previa del texto

  TEMA    3.      EDUCACIÓN  PALEOCRISTIANA   3.1  PUNTOS  CLAVE  DEL  CONTEXTO  HISTÓRICO     Ámbitos  culturales  del  cristianismo     -­‐ Educación  paleocristiana:  Se  designa  a  la  labor  m isional  y  de  formación  religiosa  llevada  a  cabo  por   las   antiguas   comunidades   de   los   seguidores   de   Jesucristo,   desde   el   año   100   d.C.   hasta   el   749.   En   este   tiempo   puede   darse   por   concluida   la   labor   de   formación,   elucidación,   consolidación   y   asentamiento   del   dogma   cristiano.   El   estudio   y   análisis   de   las   obras   de   los   autores   que   llevaron   a   cabo   esta   labor   se   ha   llamado   PATRÍSTICA.   El   estudio   de   su   biografía   y   contexto   histórico   se   ha   denominado  PATROLOGÍA.   -­‐ Estos   siete   siglos   de   desarrollo   no   resultaron   fáciles   ni   uniformes,   ya   que   el   cristianismo   se   presentó   como   un   cierto   hálito   de   escándalo,   perplejidad,   contradicción   e   ingenuidad:   un   Dios   hecho   hombre   que   pretende   transformar   el   corazón   de   los   hombres,   la   cultura   y   el   devenir   del   mundo,  por  la  fuerza  perfectiva  de  la  educación    y  la  gracia  divina.  Y  que  sus  enseñanzas  lleguen  a   todas  las  gentes.  Ideas  muy  novedosas  y  radicales  para  una  cultura  grecorromana  que  aceptaba  el   antropocentrismo,  la  esclavitud,  la  inferioridad  de  la  m ujer…     -­‐ Para  hacer  llegar  a  todos  los  seres  humanos  un  mensaje  de  esperanza  y  felicidad  eterna,  nació  el   cristianismo.   “Dios   quiere   que   todos   los   hombres   se   salven   y   lleguen   al   conocimiento   de   la   verdad”.  Este  m ensaje  esencialmente  religiosos  y  pedagógico  se  presentó  ante  tres  escenarios:     Ø Ámbito  religioso:  el  judío,  la  religión  judaica  dio  solidez  m oral  y  espiritual  al  cristianismo.   Ø Ámbito   cultural   y   filosófico:   el   griego,   que   le   presentó   las   armas   culturales   para   su   explicación  y  difusión.   Ø Ámbito  político  y  social:  el  romano,  facilitó  su  posterior     ¿Qué  aportó  cada  uno  de  estos  ámbitos?   Ámbito  judaico:  Cristo  no  vino  a  enmendar  la  tradición  primitiva  sino  a  completar  y  a  perfeccionar,  él   era   la   <<plenitud   de   los   tiempos>>   y   con   esa   convicción   surgen   los   primeros   judeocristianos   que,   no   renunciaron  a  sus  hábitos  o  cauces  de  formación,  simplemente  los  adaptaron  al  m ensaje  cristiano.   Transformaron   la   sinagoga   en   una   iglesia   donde   rezaban   y   aprendían   los   signos   sacramentales   del   cristianismo;   siguieron   considerando   la   familia   como   la   primera   escuela   de   virtudes   morales   y   religiosas,   pero   ahora   con   la   novedad   de   la   inspiración   cristiana;   sustituyeron   la   escuela   rabínica,   por   la   escuela  catequética.     Ámbito   Romano:   El   cristianismo   encontró   tres   ventajas   que   facilitaron   su   expansión.   La   actitud   de   tolerancia   religiosa   que   dispensó   el   Estado   romano   hacia   los   pueblos   sometidos;   la   seguridad   que   ofrecía  el  entorno  y  las  circunstancias   culturales   de   la   pax   romana;   y   el   apoyo   político   e   institucional   de   los   emperadores   romanos   (validaron   la   libertad   religiosa   y   el   culto,   y   en   el   380   se   declaró   el   cristianismo  como  religión  oficial  del  imperio).   Ámbito  cultural:  El  cristianismo  tuvo  que  interactuar  y  asimilar  valores  e  instrumentos  de  la  educación   y   cultura   greco-­‐latina,   proceso   que   se   vio   facilitado   por:   El   legado   cultural   grecorromano   estaba   racionalmente  elaborado  y  sistematizado,  circunstancia  que  ayudó  a  comprender  el  sistema  cristiano;     el   esquema   terminológico   y   conceptual   de   la   paideia   y   de   la   humanitas   permitió   ahondar   en   la   comprensión  del  misterio  de  la  Revelación;  y  porque  el  propio  sistema  educativo  grecorromano  sirvió   de  cauce  óptimo  para  la  propagación  de  la  fe.                 1     Periodos  culturales  de  la  Patrística     -­‐ El  proceso  de  inculturación  no  fue  fácil  ni  tuvo  un  ritmo  uniforme.  La  Revelación  cristiana  aunque   se   contenía   en   el   Antiguo   y   Nuevo   Testamento,   había   nacido   para   ser   enseñada,   interpretada   y   transmitida.  Esta  tarea  recayó  bajo  la  autoridad  de  los  Padres  de  la  Iglesia  (obispos),  para  después   extenderse  a  otros  cristianos,  incluso  laicos,  de  virtud  y  fe  contrastada,  que  con  sus  enseñanzas  y   escritos  dieron  lugar  a  lo  que  se  ha  dado  e n  llamar  ERA  PATRÍSTICA.   -­‐ Etapas  de  la  educación  Paleocristiana:     Ø 1ª   Etapa,   abarca   los   dos   primeros   siglos,   presentada   por   los   PADRES   APOSTÓLICOS,   llamados   así   por   recibir   sus   enseñanzas   de   manos   de   los   discípulos   de   Cristo.   Su   principal   preocupación   fue   explicar   con   sencillez   y   fidelidad   el   mensaje   de   Cristo.   Su   primer   exponente   fue   la   DIDACHÉ   (enseñanza).   Ø 2ª   Etapa,   hay   que   citar   a   los   PADRES   APOLOGISTAS,   su   labor   se   llevo   a   cabo   en   el   decurso   de   los   siglos   II   y   III.   En   esta   etapa   el   cristianismo   se   dirige  a   adoctrinar   a   un   público   no   cristiano,   con   el   propósito  de  dialogar,  deshacer  críticas  e  informar  sobre  la  verdadera  naturaleza  del  cristianismo.   Esta  defensa  se  dirigió  a:  los  emperadores  romanos,  les  explicaron  por  qué  no  se  adoraba  a  un   dios   humano,   por   qué   no   se   participaba   en   cultos   públicos   paganos,   o   por   qué   los   cristianos   no   se   alistaban  al  ejercito.  A  los  paganos  cultos,  que  compartían  ideas  comunes  con  el  cristianismo.  Y   en   tercer   lugar,   los   apologistas   combatieron   las   herejías   de   su   tiempo,   especialmente   el   gnosticismo   (daba   una   explicación   exclusivamente   racional   de   la   fe   cristiana,   no   dudaban   en   mutilar  los  libros  sagrados…)    y  el  montanismo  (esperaban  de  un  momento  a  otro  el  fin  de  todas   las  cosas  y  proponía  a  los  cristianos  el  total  alejamiento  del  m undo).   Ø 3ª   Etapa,   EDAD   DE   ORO   DE   LA   PATRÍSTICA,   abarca   los   siglos   IV   y   V.   La   consolidación   y   estabilidad   religiosa,   garantizada   por   el   Edicto   de   Milán   y   la   conversión   del   cristianismo   como   religión   oficial   del   Estado,  permitió   a   los   Padres   grecolatinos   consolidar   y   despejar   dudas   sobre   algunos  aspectos  centrales  de  la  iglesia:  fue  importante  asentar  los  horizontes  relacionados  con   la   naturaleza   divina,   la   trinidad   de   Dios   y   su   encarnación   humana;   la   libertad   de   culto   permitió   salir  de  la  clandestinidad  y  construir  grandes  basílicas;  se  emprendió  la  evangelización  progresiva   de  zonas  rurales.   Ø 4ª  Etapa,  PATRISTA  TARDÍA,  abarca  del  siglo  VI  hasta  la  primera  mitad  del  siglo  VIII.  Una  etapa   de   declive,   con   un   importante   deterioro   social   y   cultural,   producido   por   la   caída   del   Imperio   Romano   de   Occidente   y   las   invasiones   bárbaras.   Ahora   las   disputas   dejan   de   lado   la   dogmática   para  preocuparse  m ás  por  el  funcionamiento  eclesial,  la  m oral  y  el  culto.     3.2  DIEZ  CARACTERÍSTICAS  DE  LA  EDUCACIÓN  PALEOCRISTIANA     1. El   cristianismo   careció   de   una   terminología   pedagógica   propia,   toda   la   terminología   pedagógica   que   utilizaron   está   relacionada   con   las   voces   paideia,   educatio,   humanitas,   instructio,   Christós   y   sus  derivados,  lo  que  confirma  que,  el  lenguaje  cultural  grecolatino  sirvió  de  base  para  expresar  y   difundir  el  cristianismo.   2. El  mensaje  que  proclamaban  no  era  un  producto   social  o  cultural,  sino  una  doctrina  revelada  por   un  Dios,  creador  y  salvador  del  género  humano,  que  negó  el  politeísmo  anímico  y  antropomórfico,   y   propuso   a   todos   los   hombres   sin   distinción   alguna,   el   conocimiento   pleno   de   la   verdad   y   la   felicidad  eterna  por  la  fuerza  del  amor.   3. Una  concepción  antropológica  nueva,  sostenía  que  en  todos  los  seres  humanos,  sin  distinción  de   sexo,   al   ser   creados   por   Dios,   hay   una   IGUALDAD   ESENCIAL   DE   NATURALEZA,   DE   ORIGEN   Y   DE   DESTINO,  lo  que  conllevaba  a  importantes  repercusiones  de  orden  social  y  pedagógico.     4. La  santidad  como  fin.  La  igualdad  ontológica  conllevaba  y  exigía  un  proceso  de  perfeccionamiento   poniendo  al  descubierto  los  tres  m omentos  fundamentales  de  su  doctrina  cristiana:  la  creación,  la   caída  y  la  rendición  humana.  Por  la  creación,  a  apenas  se  interesaron,  pues  era  conscientes  de  que   el   hombre   fue   creado   en   un   estado   de   perfección   celestial;   por   la   caída,   se   interesaron   algo   más   por   la   consecuencias   que   generaban   los   males   causados   por   el   pecado   original;     la   rendición   2     5.
6.
7.
8.
9.
10.
humana,   se   trataba   de   una   vuelta   al   estado   primitivo,   a   la   restauración   de   la   imagen   divina   del   hombre,  lo  que  suscitó  el  ideal  de  una  vida  de  santidad.   El   Pneuma   o   Espíritu   Santo   como   primer   agente   de   la   educación,   será   el   que   guiará   hasta   la   verdad  completa.  Sin  el  nada  puede  hacerse,  su  misión  es  dotar  al  hombre  de  los  de  los  dones  que   posibilitan  la  educación:  espíritu  de  sabiduría,  inteligencia,  consejo,  fuerza,  ciencia,  piedad  y  temor   de  D ios.   El   segundo   agente,   es   la   figura   de   Cristo   como   maestro,   la   educación   cristiana   se   distingue   de   la   pagana   porque   no   es   antropocéntrica   ni   independiente,   pues   se   realiza   <<mediante   la   instrucción   y   la   corrección   del   Señor>>.   El   maestro   exterior   existe,   pero   tiene   una   función   instrumental,   ejerce   su  tarea  por  encargo.   Del   tercer   agente   educativo   es   el   propio   discípulo.   EL   discípulo   y   su   acercamiento   a   Dios,   se     sintetiza  en  tres  pasos:  purgación,  iluminación  y  unión.  Tras  el  desprendimiento  de  los  lastres  del   pecado   por     la   ascesis   (reglas   y   prácticas   encaminadas   a   la   liberación   del   espíritu   y   al   logro   de   la   virtud),  llegaba  la  unión  con  Dios,  se  enlazaba  por  la  fuerza  de  la  contemplación  que  demandaba   separarse  del  m undo.   La  importancia  de  la  fe  para  acceder  a  la  vida  sobrenatural,  resultaba  insuficiente  la  inteligencia  y   la  voluntad  para  pasar  de  un  plano  natural  a  otro  sobrenatural,  esto  solo  se  alcanzaba  con  la  fe.   Aprendizaje  por  iluminación,  para  sistematizar  el  proceso  cognitivo  de  la  verdad.  Dios  habita  en   nuestra   alma,   que   la   ha   creado   a   su   imagen   y   semejanza.   El   punto   de   partida   hacia   la   verdad   no   está  en  el  exterior,  sino  en  la  intimidad  de  la  conciencia  humana,  que  es  ahí  donde  habita  D ios.   Escatología  del  fin  educativo,  se  alcanza  en  el  más  allá.    Esto  deja  al  descubierto  las  limitaciones   de   la   cultura   secular   y   que   el   hombre   en   la   tierra   es   un   peregrino,   que   tiene   su   ciudadanía   en   la   ciudad  divina.     3.3  CONTENIDO  DE  LA  EDUCACIÓN  CRISTIANA     -­‐ -­‐ -­‐ -­‐ Estamos   ante   una   educación   eminentemente   religiosa,   cuyo   fundamento   está   recogido   en   las   Sagradas   Escrituras.   En   la   primera   biblia   se   encuentra   una   idea   nuclear:   existencia   de   un   único   Dios   en   el   que   está   contenidas   las   personas   del   Padre,   del   Hijo   y   del   Espíritu   Santo,   que   es   el   Creador  y  Señor  de  Universo.  El  m ensaje  de  D ios  padre  se  trasmitió  por  m edio  de  su  hijo  Jesucristo.   Su  doctrina  fue  entregada  a  la  Iglesia  para  su  guardia,  custodia  y  transmisión.   EL   CONTENIDO   del   cristianismo   vino   caracterizado   por   cuatro   principios:   no   fue   creado   por   la   cultura   humana,   sino   por   el   revelado   por   el   mismo   Dios;   no   se   puede   medir,   ni   abarcar,   ni   es   comprensible   enteramente   por   el   hombre;   es   un   mensaje   que   transciende   al   hombre,   que   es   inmutable  y  universal;  y  por  último,  el  mensaje  desborda  el  plano  intelectual  para  ser  vitalmente   incorporado  por  cada  ser  humano,  no  es  tanto  una  forma  de  decir  como  una  forma  de  hacer.   La   pedagogía   paleocristiana   se   caracteriza   por   su   dimensión   secular,   un   fin   que   se   consigue   inspirando   al   mundo   de   sentido   cristiano.   Los   cristianos   están   llamados   a   cristianizarse   en   el   mundo,  y  con  su  trabajo  transformador  realizan  una  acción  de  acercamiento  a  D ios.   Los   padres   (especialmente   O RÍGENES)   de   la   iglesia   conformaron   lo   que   podría   ser   el   contenido   de   la   paideia   cristiana.   La   educación   cristiana   debía   basarse   en:   prestar   atención   a   la   Biblia   y   a   las   letras  griegas  y  latinas,  tamizadas  por  la  religión  cristiana.                       3     3.4  INSTITUCIONES  EDUCATIVAS  PALEOCRISTIANAS     La  familia     -­‐ La   familia   paleocristiana   aunque   presenta   muchas   coincidencias   con   la   familia   grecolatina,   tiene   también  diferencias  radicales.  Se  definía  por  su  carácter  religioso  y  sacramental.   -­‐ Es  Dios  quien  instituye,  alienta  y  sostiene  la  familia  desde  el  mismo  momento  de  la  creación  del   hombre:  el  hombre  se  une  a  su  mujer  y  los  dos  llegan  a  ser  una  sola  carne,  y  esa  unión  tienen  un   carácter   de   indisolubilidad.   El   m atrimonio   requería   consentimiento   ineludible   de   los   cónyuges,   y   se   iniciaba  con  el  signo  sacramental  de  las  nupcias  m atrimoniales.   -­‐ Estas   ideas   del   matrimonio   cristiano,   constituyen   una   auténtica   revolución   para   las   costumbres   familiares   del   siglo   I   d.   d.   Cristo.   Con   ellas   se   pone   de   manifiesto   que   ya   no   es   el   hombre,   la   sociedad  o  el  Estado,  el  núcleo  ordenador  de  la  vida  humana,  sino  Cristo.   -­‐ La   vivencia   de   la   fe   se   aprendía   en   la   casa   romana,   helénica   o   judía.   Con   el   cristianismo,   las   distintas   casas,   siguieron   existiendo   como   unidades   sociales   seculares,   eran   el   primer   entorno   comunitario,   el   lugar   de   identificación   de   la   persona,   un   ámbito   regido   por   la   sólida   y   severa   autoridad   paterna   que,   el   cristianismo   fue   dulcificando   y   en   parte   cambiando.   A   la   conversión   de   los  padres  no  tenía  que  seguir  necesariamente  la  del  resto  de  la  familia,  el  cristianismo,  reclamaba   libertad  de  conciencias.   -­‐ A   la   conversión   de   la   casa   seguía   su   consolidación   mediante   la   formación   dada   en   el   propio   hogar.  Jesús  enseñaba  en  todos  los  lugares,  pero  especialmente  en  la  intimidad  de  la  casa.     El  catecumenado     -­‐ Periodo  de  instrucción  al  que  se  sometía  a  los  que  deseaban  entrar  en  la  comunidad  cristiana  por   medio  del  bautismo.  Aunque  su  duración  variaba,  constaba  de  tres  partes:   Ø ENTRADA  EN  EL  CATECUMENADO:  Consistía  en  la  presentación  de  los  candidatos  por  parte  de  los   padrinos,   y   en   un   examen   de   admisión   para   verificar   la   sincerad   de   sus   actitudes,   motivos   y   deseos.   Ø TIEMPO   DE   CATECUMENADO   O   CATEQUESIS:   En   Roma,   los   catecúmenos   se   formaban   durante   tres  años,  y  se  centraba  en  tres  aspectos:  la  dimensión  doctrinal,  la  m oral  y  la  ritual.   Ø ELECCIÓN  PARA  EL  BAUTISMO:  tenía  lugar  después  de  haber  pasado  un  segundo  examen,  donde   padrinos   y   comunidad   testificaban   acerca   de   la   conducta   y   preparación   del   candidato.   Si   se   consideraba   apto,   era   sometido   a   una   preparación   intensa   para   el   bautismo,   que   tenía   lugar   el   sábado  santo  en  la  vigilia  pascual.     Los   responsables   últimos   de   esta   labor   eran   los   obispos   y   después   los   presbíteros.   Muy   importante   era   la   figura   del   padrino,   encargados   de   comunicar   espontáneamente   la   fe.   Los   catequistas,   que   podían   ser   clérigos   o   laicos,     tenían   por   función   preparar   e   instruir   a   los   catecúmenos.     Los   siglos   III-­‐IV   constituyen   el   pleno   desarrollo   para   el   desarrollo   de   la   institución   catecumenal   y   el   momento   álgido   de   su   autenticidad.   Pero   debido   a   una   serie   de   trasformaciones   se   devaluó   el   sentido  catecumenado  y  en  el  siglo  VI.     La  escuela  pagana     -­‐ Los   cristianos,   como   el   resto   de   los   ciudadanos   se   formaron   en   escuelas   paganas,   aunque   no   significaba  que  aceptaran  su  cultura  y  sus  fines.  Algunos  cristianos  consideraron  que  la  formación   de  dichas  escuelas  era  extraña,  cuando  no  incompatible  con  la  educación  cristiana.   -­‐ De   este   rechazo,   se   pasó   a   la   aceptación   selectiva   de   sus   contendidos,   por   entender   que   puede   servir   de   base   y   preparación   para   los   estudios   cristianos.   Por   ejemplo,   ORÍGENES,   ve   en   la   referencia  a  las  comadronas  egipcias,  la  imagen  de  la  sabiduría  pagana  “Son  como  neutrales,  pues   favorecen  tanto  el  nacimiento  de  hombres  como  de  m ujeres”.   4     -­‐ Con   las   dudas   despejadas,   los   cristianos   de   los   siglos   III   y     IV   asistieron   a   las   escuelas   clásicas,   fundaron   escuelas   abiertas   y   dieron   clases   en   ellas.   Según   avanza   el   tiempo   y   crecen   las   conversiones,   los   maestros   cristianos   están   en   las   enseñanza   primaria,   media   y   superior.   Fue   importante  el  papel  que  desempeñaron  en  la  escuela  clásica,  pues  su  función  sirvió  para  asumir  el   valor  de  la  ciencia  y  del  conocimiento,  y  no  para  transformarla  en  una  escuela  religiosa.     La  escuela  superior  o  catequética     -­‐ La   pedagogía   paleocristiana   no   impulsó   ni   creó   escuelas   elementales   o   de   nivel   medio,   sólo   excepcionalmente  creó  centros  de  de  cultura  superior  filosófico-­‐teológicos.  Se  crearon  escuelas  en   Roma  y  Alejandría,  pero  asombrosamente  no  tuvieron  continuación.   Con   la   paz   constantiniana   los   estudios   teológicos   siguieron   existiendo,   pero   no   de   manera   institucional  y  exclusiva.  Con  el  nuevo  orden,  la  teología  pareció  invadirlo  todo.   Los   fieles   cultos   solo   reciben   formación   religiosa   de   la   catequesis   impartida   en   el   templo   y   en   la   predicación.   El   clero   no   se   forma   en   escuelas   sino   por   el   contacto   personal   con   el   obispo   y   sacerdotes,   por   tanto,  desde  el  punto  de  vista  institucional  no  asistimos  a  un  progreso,  sino  a  una  regresión.                                                                           5     ...