Sesión 19. Pues las mujeres tienen por naturaleza tales maneras. Los hombres y las mujeres (2014)

Apunte Español
Universidad Universidad Pompeu Fabra (UPF)
Grado Humanidades - 2º curso
Asignatura Historia Medieval
Año del apunte 2014
Páginas 3
Fecha de subida 26/05/2014
Descargas 15
Subido por

Descripción

Apuntes de Hisotria Medieval con Victor Farias

Vista previa del texto

28/11/2013 Sesión 19. Pues las mujeres tienen por naturaleza tales maneras. Los hombres y las mujeres 1. Los creó varón y mujer En el génesis de la Biblia (1:26-2:21) se relata lo que fue la creación del hombre y de la mujer. Pero hay una contradicción entre diferentes fragmentos de la Biblia en cuanto a la cronología de esta creación. Esto se debe a que son dos relatos diferentes escritos por dos personas.
La solución a este dilema es que Adam podría haber tenido dos mujeres.
Primero Lilit y después Eva. Esta es una explicación que dan los judíos (Jesús Ben Sira). Según lo que cuentan Adam tendría un desencuentro con Lilit porque quería estar a la altura de él. Por ello Lilit fue expulsada/rechazada y se tuvo que retirar al desierto , ahí se convertiría en serpiente, es decir, en una especia de diablo.
Estos textos ya permiten una clara distinción entre hombres y mujeres desde muy temprano. No es solo una distinción de sexos, sino que también hay una distinción de género, construida a voluntad, a través de esa distinción biologica.
Todo ello lleva a unas consideraciones diferentes en relación al hombre y la mujer.
2. Lugares comunes Los tópicos no son ideas, sino que son construcciones que aplicamos sin pensar si realmente es cierto.
En la E.M. ya hay muchos lugares comunes para hombres y para mujeres. Un claro ejemplo lo encontramos en Jean de Meun, en el Roman de la Rose, la vieja da consejos como “aprovéchate de los hombres antes de que ellos se aprovechen de ti”. Es una idea de la mujer mezquina, que le falta nobleza tanto en su ser como en su hacer. Encontramos pues una misoginia medieval.
Estos lugares comunes reciben respuesta ya en la E.M. Se escriven textos que defienden a las mujeres, no todas son necesariamente mezquinas.
‒ Giovanni Boccaccio, Las mujeres preclaras, donde las mujeres detacan por su virtud y su nobleza.
‒ A. de Luna, Libro de las virtuosas e claras mugeres, de ejemplo de mujeres con nobleza.
‒ Cristine de Pizám, El libro de la ciudad de las damas.
3. Los discursos clericales Muchos de los lugares comunes aparecen en los discursos clericales.
Algunos moralistas como Francesc Eiximenis, Los llibre de les dones, 1396, hablan del castigo divino de Dios por el pecado original de la mujer y las rebaja al nivel de los niños o animales.
Los escolásticos consideran a la mujer como una creación defectuosa. Un varón que ha salido mal, que tiene una naturaleza averiada. Dejan de lado la oposición hombre/mujer y consideran que hay una sola verdad que degrada, una verdad angular: hombre/menos hombre.
4. El saber de la vida Hay diferentes roles entre hombres y mujeres. A diferencia de los hombres, lo que la mujer señorea en un círculo pequeño: la casa, lo domestico, lo que tiene un matiz de interior. Pero también a un ritmo pequeño: lo cuotidiano, lo del día a día, es decir, un tiempo corto. También señorea ‒ ciertas cosas: la comida, el aseo, el orden.
‒ ciertas personas: la familia, las personas, los cuerpos.
‒ ciertas finalidades: bienestar, crecer, salud.
La encargada del bien estar y la salud es la mujer. Se preocupa tanto de las enfermedades como de los males de amores. Por lo tanto, la mujer es aquella que siempre procura el bienestar y la salud de los suyos.
.
! La mujer señorea la vida en cuanto a un concepto cercano Ej.
Evangelio de las mujeres, 1479-80. Refleja el ámbito cercano de las mujeres y ese saber exclusivo, al que el hombre está excluido.
El hombre no tiene acceso al saber propiamente femenino. Está exento, por ejemplo, de los saberes del amor. Estos saberes los aprenden las mujeres cuando son jóvenes y los aprenden de las viejas.
La viejas aparecen en los textos como alcahuetas, hechiceras, curanderas, comadronas. Pero realmente, son mujeres que saben mucho de todo.
El primer ser humano que tiene acceso a las cosas de la salud son las mujeres.
Estas mujeres que saben mucho de muchas cosas no solo enseñan a las demás mujeres sino que también son las que enseñan a los hombres, especialmente a los médicos y jueces. Hay una demanda de estas mujeres por parte del mundo masculino.
El saber de las mujeres viene de la observación, de la experiencia, pero también hay otras fuentes, tanto orales como escritas y que provienen igual de hombres que de mujeres.
5. Tan estúpidos como gansos En la misoginia medieval hay una relación entre hombres y mujeres. Son opuestos que se necesitan, que se respetan y se requieren, pero esto a su vez implica una tensión entre opuestos.
La misoginia medieval tiene la función de advertir de los peligros que conllevan las mujeres, especialmente cuando “se ponen amorosas”.
...