Tema 11 (2017)

Resumen Español
Universidad Universidad Autónoma de Barcelona (UAB)
Grado Derecho - 3º curso
Asignatura Derecho Internacional Público
Año del apunte 2017
Páginas 7
Fecha de subida 17/06/2017
Descargas 0
Subido por

Descripción

Tema 11. Mecanismos para hacer efectivo el cumplimiento del derecho internacional público.

Vista previa del texto

Tema 11. Mecanismos para hacer efectivo el cumplimiento del derecho internacional público.
1. La protección diplomática Las reclamaciones internacionales pueden fundamentarse en daños directamente sufridos por el Estado como tal, como por daños ocasionados a sus nacionales (tanto personas físicas como jurídicas). En este último caso, el Estado ejerce su derecho a la protección diplomática.
No confundir la protección diplomática con la protección consular y la asistencia consular. En esta última sólo se trata de prestar ayuda y asistencia a los nacionales del Estado.
Concepto: La protección diplomática se trata de una reclamación formal que realiza el órgano establecido por el derecho interno (en España es el Ministerio AA. EE.) ante el gobierno del Estado infractor.
La protección diplomática es un mecanismo para hacer efectiva la responsabilidad internacional de un Estado. Consiste en la invocación por un Estado, de la responsabilidad de otro Estado por el perjuicio causado por un hecho internacionalmente ilícito de ese Estado a una persona natural o jurídica que es un nacional del primer Estado con el objeto de hacer efectiva dicha responsabilidad.
Así, el objetivo de la protección diplomática es la protección por el Estado de los derechos reconocidos a sus nacionales por el D.I. En la práctica, la protección diplomática está vinculada a la protección de las personas y bienes de los nacionales en el extranjero, ante un perjuicio provocado por el Estado donde se encuentran.
La protección diplomática comprende cualquier medio legítimo empleado por el Estado para proteger a un nacional ante el hecho internacionalmente ilícito, incluidas la protesta, las negociaciones o el recurso a cualquier otro medio de solución pacífica de controversias.
Al igual que las contramedidas y las sanciones, se trata de un mecanismo para asegurar la aplicación de las normas internacionales.
Naturaleza jurídica:  Derecho propio del Estado / O.I.
Un Estado al poner en marcha, una acción diplomática, un Estado hace valer, en realidad, su propio derecho. Además, el Estado puede actuar a iniciativa propia o del particular lesionado.
 Derecho de carácter discrecional.
La discrecionalidad conlleva: - el derecho del Estado a decidir libremente en cada caso si ejerce o no la protección diplomática - así como de desistir en cualquier momento su ejercicio - disponer de la reparación obtenida. Hay que decir que la compensación internacional siempre se debe al Estado y no a la persona privada, incluso en el caso de indemnización y pese a que el importe de la indemnización se determinará sobre la base del daño sufrido por el particular.
Requisitos para el ejercicio de la protección diplomática: Para ejercer la protección diplomática el D.I. general exige dos requisitos: por un lado, la nacionalidad del perjudicado, en el sentido de que un Estado, en principio, sólo puede proteger a sus nacionales y, por otra parte, el previo agotamiento de los recursos internos del Estado infractor.
 La nacionalidad del perjudicado.
Es el vínculo de la nacionalidad entre el Estado y el individuo lo único que da al Estado el derecho de protección diplomática Cabe destacar que, en el caso de las personas jurídicas, la protección diplomática ha perdido importancia.
Es importante destacar la continuidad de la nacionalidad para ejercer la protección diplomática.
 El agotamiento de los recursos internos El segundo requisito exigido por el ejercicio de la protección diplomática es el del previo agotamiento de los recursos internos, consistente en que previamente el particular lesionado haya agotado todos los recursos judiciales y administrativos, que ofrezcan una posibilidad de reparación, previstos en el ordenamiento interno del Estado infractor.
 ¿La conducta correcta del perjudicado ("clean hands") ? Junto a los requisitos de la nacionalidad del perjudicado y previo agotamiento de los recursos internos, un sector doctrinal entiende que resulta también exigible la conducta correcta del particular ("clean hands"), es decir que el comportamiento antijurídico del Estado no tenga relación causal con una conducta antijurídica del particular en violación de su derecho interno o del DI. Sin embargo, ni la jurisprudencia internacional ni la práctica estatal lo avalan.
Consideraciones finales: La protección diplomática sigue teniendo mucha relevancia como medio para proteger a las personas físicas, especialmente para asegurar el respeto de los derechos humanos. Sin embargo, en la práctica cada vez es más frecuente que los particulares, por un lado, tengan legitimación para reclamar directamente a instancias internacionales y, por otro lado, sean sujetos pasivos de responsabilidad.
Pero en relación a los intereses de las personas jurídicas, en particular de los inversores, la protección diplomática ha sufrido un importante declive.
2. Las medidas de auto tutela o contramedidas Tanto las medidas de autotutela como la reacción institucional (sanciones) constituyen mecanismos de aplicación coactiva del D.I.
Las medidas de autotutela comprenden el conjunto de acciones que un Estado perjudicado puede adoptar ante un hecho ilícito de otro Estado.
Las retorsiones: Son medidas que en sí mismos son lícitos (no infringen ninguna norma internacional), pero en principio perjudiciales para el Estado infractor, por ejemplo: la ruptura de relaciones diplomáticas, la declaración de persona non grata, la retirada de un embajador, etc. Pero el hecho de que se trate de acciones lícitas no quiere decir que no puedan ser más perjudiciales que las represalias.
De hecho, las retorsiones sólo constituirán un mecanismo de aplicación coactiva del D.I. cuando la acción u omisión que genera la reacción constituye un acto ilícito.
¿Puede llevar a cabo medidas de retorsión un tercer Estado que no ha sufrido el acto ilícito? En principio sí ya que la retorsión es una medida lícita por sí mismo. Sin embargo, hay que tener presente la prevalencia del principio de no intervención por encima de todo acto de "solidaridad" con un tercero perjudicado.
Las represalias o contramedidas: Son medidas coercitivas adoptadas por un Estado como consecuencia de actos ilícitos cometidos por otro Estado, que tienen por finalidad imponer a éste, mediante un daño, el respeto de la legalidad.
Las represalias son medidas de reacción de un sujeto afectado por un hecho ilícito de otro que persiguen restaurar el respeto al derecho e inducir al Estado infractor a cumplir las obligaciones derivadas de la responsabilidad por el ilícito cometido.
La doctrina mayoritaria también incluye dentro de las represalias las medidas de reciprocidad.
Cabe destacar que el ejercicio de contramedidas requiere la satisfacción de determinadas condiciones exigidas por D.I: 1. Legitimación: El autor de las contramedidas debe ser un sujeto lesionado por un acto ilícito internacional previo de otro sujeto. Queda descartado el recurso a las contramedidas preventivas adoptadas antes de la comisión del ilícito.
¿Son posibles las contramedidas de terceros Estados? En principio no.
2. Condiciones substantivas: Las contramedidas han de respetar: a) el principio de proporcionalidad -> las contramedidas deben ser proporcionales al perjuicio sufrido, teniendo en cuenta la gravedad del hecho internacionalmente ilícito y los derechos en cuestión ", es decir, se deberán utilizar los medios estrictamente necesarios. Para valorar la proporcionalidad se deberá valorar tanto el daño (en sus aspectos cuantitativos) como la trascendencia del interés protegido por las normas infringidas y la gravedad de la violación (aspectos cualitativos).
b) prohibición de las contramedidas que violen normas imperativas de D.I.
En este sentido, cabe destacar que están prohibidas las represalias armadas.
3. Condiciones procesales para la adopción y el mantenimiento de las contramedidas: a) obligación previa de reclamar al Estado infractor el cese del ilícito, si éste continúa, y la reparación.
b) notificar la adopción de contramedidas al Estado infractor y ofrecerle una vía de negociación 3. Las sanciones internacionales o procedimientos institucionalizados Tanto las medidas de autotutela como la reacción institucional (sanciones) constituyen mecanismos de aplicación coactiva del D.I.
La reacción institucional cubre las medidas de presión adoptadas por una O.I. con objeto de restaurar el respeto del Derecho o el cumplimiento de reglas no obligatorias emanadas de la propia Organización.
No se aplican directamente por los estados por sí mismos. Estos mecanismos son establecidos por las OI, además suponen un paso adelante con respecto a la institucionalización del D.I.
La reacción institucional presenta 3 modalidades que son: la sanción social, el poder disciplinario y el poder de coacción La sanción social: La sanción social entra en juego en los casos en que no se ha producido el incumplimiento de una obligación jurídica, sino simplemente un hecho que desatiende una recomendación de la Organización; y se materializa en las expresiones de censura que las Organizaciones pueden dirigir a uno o varios Estados miembros en tales casos El poder disciplinario: El poder disciplinario de las Organizaciones alcanza no sólo a sus funcionarios, sino también a los Estados miembros, conduciendo a tres tipos de medidas: la revocación de un mandato confiado por la Organización, la suspensión de derechos y la exclusión de la Organización.
De forma general puede decirse pues, que el ejercicio del poder disciplinario de la Organización supone la privación temporal o definitiva de derechos y privilegios inherentes a la calidad de Miembro de la Organización u obtenidos a través de ésta.
Cabe decir que la suspensión de derechos puede tener un alcance total o parcial, mientras que la exclusión puede revestir la forma de la retirada forzosa o la de la expulsión.
El poder de coerción: La adopción de medidas coactivas por una Organización en defensa del Derecho puede revestir diferentes modalidades, como el aislamiento del Estado infractor (ruptura colectiva de relaciones diplomáticas), la imposición de sanciones económicas o incluso el recurso a la fuerza armada.
Estas medidas pueden ser aplicadas, bien directamente por la Organización, bien por los Estados miembros, según los casos.
Finalmente, cabe decir que la única organización que en la actualidad dispone del repertorio completo de medidas coactivas es la Organización de las Naciones Unidas.
4. Los capítulos VII i VIII de la Carta La carta de las Naciones Unidas dice que los miembros de las Naciones Unidas confieren al Consejo de Seguridad la responsabilidad primordial de mantener la paz y la seguridad internacionales.
Además, convienen en aceptar y cumplir las decisiones del Consejo de Seguridad.
Ahora bien, para mantener la paz y la seguridad internacional se establecen medidas estructurales (por ejemplo, fomentar relaciones de amistades entre Estados) y medidas coyunturales.
Dentro de las medidas coyunturales conviene distinguir: A. Controversias que puedan poner en peligro la paz y la seguridad internacional (Cap.
VII – Art 33-38) Es una fase previa en la que se intenta evitar el uso de la fuerza. 
 B. Controversias que suponen una amenaza, el quebrantamiento de la paz o un acto de agresión (Cap. VII - Art.39 a 51 Y Cap. VIII – Art. 52 a 54) Aquí cabe distinguir:    Medidas provisionales (art. 40): no son sancionadoras, tratan de evitar que se agrave la situación. Son obligatorias. No implican el uso de la fuerza. 
 Medidas que no implican el uso de la fuerza (art.41): Por ejemplo, la interrupción de relaciones económicas, o ruptura de relaciones diplomáticas.
Medidas que sí implican el uso de la fuerza (art. 42): Estas acciones militares constituyen una excepción al principio de la prohibición del uso de la fuerza claramente establecida en la carta.
Aplicación de las medidas:  Art. 43: las fuerzas armadas ->
Los miembros mediante convenios especiales pondrán a disposición del Consejo de Seguridad las fuerzas armadas que sean necesarias para el mantenimiento de la paz. No obstante, cabe decir que nunca se ha aplicado.
 Art. 48: por coalición de los Estados  Art. 53: mediante acuerdos regionales Cuestión aparte merece destacar el hecho de que la Asamblea General en su Resolución 377 de 3 de noviembre de 1950, llamada “Unión pro paz”, estableció que si el Consejo de Seguridad, por falta de unanimidad entre sus miembros permanentes, deja de cumplir con su responsabilidad primordial de mantener la paz y la seguridad internacionales en todo caso en que resulte haber una amenaza a la paz, un quebrantamiento de la paz o un acto de agresión, la Asamblea General examinará inmediatamente el asunto, con miras a dirigir a los miembros recomendaciones apropiadas para la adopción de medidas colectivas, inclusive, en caso de quebrantamiento de la paz o acto de agresión, el uso de fuerzas armadas cuando fuere necesario, a fin de mantener o restaurar la paz y seguridad internacionales.
En definitiva, se trata de una Resolución que en principio es contraria a la Carta.
5. La práctica de las Naciones Unidas: les fuerzas de mantenimiento de la paz y otros mecanismos.
La Resolución 377 de la AGNU (Asamblea General de las Naciones Unidas), que en 1950 aprobaba la unión para la paz permitió la creación de los Cascos Azules (que no tienen nada que ver con las fuerzas armadas que autorizan el uso de la fuerza por parte del Consejo de Seguridad.
Cabe destacar que las operaciones de mantenimiento de la paz (OMP), conocidas popularmente como el envió de “cascos azules”, no son medidas coercitivas de las Naciones Unidas según la Carta, sino acciones de tipo más preventivo que represivo a través de las cuales las Naciones Unidas perseguían rebajar la temperatura de los conflictos.
En definitiva, los cascos azules son medidas que implican el envío de contingentes armados en caso de conflicto, para mantener la paz. En principio, sólo pueden utilizar la fuerza en el caso de legítima defensa. Estas fuerzas de mantenimiento de la paz se mantienen en la actualidad.
Conviene mencionar que la Resolución del CSNU 2272 (2016) de 11-3-2016 es la primera que ha enfrentado el tema de la responsabilidad sobre las OMP Ahora bien, las OMP funcionan bajo las siguientes condiciones:  Bloqueo del Consejo de Seguridad  Para enviar OMP hace falta el consentimiento del Estado  No oposición del Consejo de Seguridad  Las OMP no pueden usar la fuerza armada Finalmente, es importante destacar la evolución de las OMP:  Período de 1956 a 1987 -> Destacan aquí “Las OMP clásicas”, que son operaciones centradas a próximo y medio oriente. Creadas inicialmente por la Asamblea General.
Eran militares. Pretendían pacificar los conflictos internacionales  Período de 1988 a 1998 -> Aquí hay cambios, tanto cuantitativos como cualitativos. Se universaliza, ya no es a próximo y medio oriente. Se envía a conflictos internacionales y también a conflictos internos. Destacar las nuevas funciones de las OMP:     Tarea de asistencia humanitaria Asistencia electoral Temas de derechos humanos Desminar determinadas zonas Por tanto, es una fase importante de cambio de las OMP  Período de 1999 para delante-> Aquí cabe destacar que el informe Brahimi tendrá consecuencias importantes en la práctica:   El refuerzo del poder a las OMP en el sentido de autorizar el uso de fuerza más allá de la legitima defensa.
La creación por parte del Secretario General de “las misiones políticas de consolidación de la paz”. Cabe decir que no son OMP, son una especie de rango inferior.
...