Tema 8: Incapacitación y asistencia. Prodigalidad (2012)

Apunte Español
Universidad ESADE (URL)
Grado Administración y Dirección de Empresas (BBA) + Derecho - 1º curso
Asignatura Derecho civil I
Año del apunte 2012
Páginas 5
Fecha de subida 10/10/2014
Descargas 2

Vista previa del texto

Marcos  Sauquet  Trías   Derecho  Civil  I  –  Tema  8   Tema 8: Incapacitación y asistencia. Prodigalidad Incapacitación Cuando la falta de capacidad natural es de carácter permanente y no se debe al momento concreto, la solución que da el ordenamiento jurídico para solventar la discordancia entre la capacidad de obrar alcanzada a los 18 años y la capacidad natural es la incapacitación. La incapacitación debe ser en defensa de la persona incapacitada, va dirigida a la protección del presunto incapaz.
Hablamos de incapacitación con dos sentidos: El proceso y la consecuencia: La incapacitación hace referencia al proceso y subsiguiente declaración judicial por el cual una persona es declarada incapaz para gobernar su persona y sus bienes y se la sujeta a un régimen de protección (tutela, curatela…) para suplir la incapacitación.
La incapacitación como consecuencia es el estado civil que se deriva de ésa declaración judicial.
De la incapacitación se derivan dos cosas. Primero la prórroga o rehabilitación de la patria potestad, tutela o curatela. Segundo la impugnabilidad, no nulidad absoluta, de todos aquellos negocios jurídicos para los que no se conceda al loco incapacitado capacidad concreta, de modo que no cabría alegar que cuando formuló la declaración de voluntad se hallaba en un intervalo lúcido.
Requisitos para la incapacitación (art. 199 y 200 Cc): • Existencia de una enfermedad o deficiencia persistente, física o psíquica. Destaquemos que persistente no significa necesariamente que venga siendo sufrida ya durante mucho tiempo, sino que previsiblemente haya de durar en el futurao, al menos por tiempo tal que sea proporcionado al que ha de durar el proceso y al esfuerzo de dotar al sujeto de un guardador legal. No es necesario que sea enfermedad incurable o que no pueda preverse el tiempo de curación.
Una enfermedad con fases cíclicas y crisis graves cumple el requisito de “persistente” si, valorada en su conjunto, impide gobernar a la persona.
• La enfermedad o deficiencia debe impedir el autogobierno de la persona.
• Sentencia judicial. Únicamente el juez podrá establecer la incapacitación de la persona.
Procedimiento del proceso de incapacitación: • Garantías a favor del presunto incapaz para protegerlo. La Ley establece una serie de garantías para proteger al presunto incapaz (Ley de Enjuiciamiento Civil). Son las siguientes garantías especiales: o Absoluta presencia del Ministerio Fiscal en todo el proceso. O bien estará promoviendo el proceso de incapacitación o bien, si el proceso es promovido por otra persona, él actuará de defensor de oficio sin perjuicio de la defensa que el incapacitado pueda contratar.
Marcos  Sauquet  Trías   Derecho  Civil  I  –  Tema  8   • o Siempre se le asegura un defensor de oficio. Cuando el Ministerio Fiscal no actué como promotor del proceso será éste el que actúe como defensor de oficio.
o No rige el principio de rogación. Es decir que el juez podrá solicitar pruebas de oficio. Principio de rogación: El juez actuará siempre a instancia de partes, cosa que implica que como norma general si las partes del proceso no han obtenido una prueba el juez no la va a pedir de juicio.
El Juez puede pedir pruebas y debe solicitar siempre tres tipos de pruebas establecidas por la Ley, que son: o Exploración del presunto incapaz o Audiencia a los familiares o Informe facultativo Legitimación activa: Podrá pedir que se promueva un proceso de incapacitación (art. 757 LEC) el presunto incapaz, los parientes o allegados más próximos (cónyuge o similar, descendientes, ascendientes, hermanos). Éstos pueden pero no deben solicitarlo.
Además el Ministerio Fiscal puede y debe promover la incapacitación si conoce de su existencia (el MF se entera porque cualquier persona que conozca la existencia de un presunto incapaz puede comunicarlo o determinadas personas tienen el deber (ciertos funcionarios que por razón de su cargo se hayan enterado) de comunicar el presunto capacitado ante el MF).
El Juez podrá adoptar las medidas provisionales de protección que estime necesarias al respecto en cualquier estado del procedimiento (762 Lec).
El procedimiento judicial termina con una sentencia. Esta sentencia puede declarar que no se declara incapaz al sujeto o bien puede recaer sentencia apreciando la estimación de incapacitación (art. 200 Cc) constituyendo, así, en incapacitada a una persona. Una vez incapacitado debe dotar al mismo del régimen de protección que sea necesario, a criterio del juez, en función de su grado de incapacitación.
Se debe remarcar que el proceso de incapacitación es peculiar porque no hay necesariamente una contraposición de intereses entre quienes instan el proceso y quienes son demandados en él y no puede haberla cuando demandante es el presunto incapaz. Además, el presunto incapaz demandado no podrá “cumplir” lo que se le pide declarando su propia incapacitación, pues ésto corresponde única y exclusivamente al juez sin que la voluntad de las partes se vinculante por mucho que estén de acuerdo.
Características de la sentencia de incapacitación: • A diferencia de la mayor parte de las sentencias civiles, que son declarativas, la sentencia de incapacitación es constitutiva; a partir de la sentencia se constituye un nuevo estado civil.
• Es una sentencia revisable, a diferencia de la regla general en las sentencias, no produce efectos de cosa juzgada. En atención a los cambios que pueda haber puede volver a revisar la cuestión. El nuevo proceso de revisión podrá instarse cuando sobrevengan nuevas Marcos  Sauquet  Trías   Derecho  Civil  I  –  Tema  8   • circunstancias en particular el curso que tome la enfermedad, y podrán incoarlo las mismas personas que pudieron promover la incapacitación, las que tengan bajo su guarda al incapacitado, el Ministerio Fiscal y el propio incapacitado.
Es una sentencia graduable. La sentencia establece un régimen de protección acorde a las características de cada caso.
Sistemas de protección de las personas incapacitadas: • Tutela: Corresponde cuando el estado de incapacidad natural es muy elevado. Vendría a ser el equivalente a la patria potestad, sujetando al sujeto en la mayor parte de su esfera personal y patrimonial. El tutor es su representante legal y el incapaz le debe obediencia. La tutela es de grado variable en función de cada caso.
• Curatela: El grado de discernimiento del incapacitado ya es mayor. La curatela se caracteriza porque es muy flexible, no infiere nunca en la esfera personal, el curador no es representante legal del incapacitado y normalmente solo afecta a los actos patrimoniales de gran relevancia.
Cuando se requiere la intervención de la curatela viene determinado por la sentencia, si la sentencia no se pronuncia, según el Cc, la curatela será necesaria para todos aquellos actos para los que el tutor necesitaría autorización judicial. El curador asiste, el que actúa es el incapacitado. Así pues mientras que el tutor puede actuar en contra de la voluntad del incapacitado él curador no.
• Defensor judicial: A diferencia de lo que sucede con el tutor y el curador, que son órganos estables permanentemente al servicio de la función de la sentencia, el defensor es un órgano intermitente que solo actuará en dos supuestos: Cuando haya un conflicto de intereses entre el incapacitado y su guardador o cuando, por las razones que fueren, el tutor o curador no está llevando a cabo sus funciones y aún no se ha provisto otro guardador.
Incapacitación del menor de edad: En el art. 201 Cc se prevé la incapacitación del menor de edad.
Para poder incapacitar a un menor de edad se requiere: • Que el menor esté incurso en causa de incapacitación según el artículo 200 Cc.
• Que se pueda prever razonablemente que la causa de incapacitación persistirá más allá de la mayoría de edad.
• Que la soliciten los titulares de la patria potestad o tutores del menor La posibilidad de incapacitar a un menor de edad está para: • Evitar el lapso de tiempo en el que esa persona quedaría desprovista de incapacitación, es decir el tiempo entre la mayoría de edad y la incapacitación.
• Limitar incluso la capacidad de obrar que se le va reconociendo al menor medida que su edad avanza, porque carece de la capacidad natural que la ley presume que va ligada a ciertas edades.
Marcos  Sauquet  Trías   Derecho  Civil  I  –  Tema  8   Prodigalidad La prodigalidad es una institución regulada en la LEC junto con la incapacitación, artículo 757 y siguientes. El artículo 297 Cc también habla de la prodigalidad.
La prodigalidad es una expresión que se utiliza para referirse a un tipo de comportamiento del sujeto para ser declarado prodigo. Es un comportamiento de despilfarro económico continuado, que pone en peligro los deberes asistenciales que esta persona debe prestar a favor de sus cónyuges, ascendientes o descendientes. La declaración de prodigalidad supone la concurrencia de dos elementos: la conducta irracionalmente dispendiosa que llega a poner en peligro la integridad del propio capital sin una adecuada oportunidad de ganancia y el estar obligado a prestar alimentos a su cónyuge, descendientes o ascendientes. Hace falta que sea un despilfarrador y que además tenga personas a su cargo a quien deba alimentar.
Si una persona se comporta de manera irracional y esta persona tiene a su cargo otros sujetos a los que deba prestar asistencia y alimento se puede solicitar la declaración de prodigalidad del individuo que si es aceptada limitará la actuación del sujeto en el ámbito patrimonial.
Podrán solicitar la prodigalidad: el cónyuge (si está en condiciones de pedir alimentos, si debe ser sustentado), los descendientes y ascendientes que no puedan mantenerse por ellos mismos y por tanto estén en situación de reclamar alimentos o los estén recibiendo ya. También la podrán solicitar los representantes legales de los legitimados para solicitar la prodigalidad.
En último extremo, si los representantes legales de quienes estarían legitimados para actuar no lo llevasen a cabo, el Ministerio Fiscal podrá solicitarla.
La declaración de prodigalidad viene determinada por una sentencia judicial.
Efectos y características de la declaración de prodigalidad: • No afecta a la esfera personal • No es propia ni técnicamente una incapacitación. Simplemente está sujeto a ciertas restricciones para proteger los intereses de quienes dependen de él.
• Para los actos de carácter patrimonial que determine la sentencia se verá sujeto a curatela • La sentencia es constitutiva y por tanto lo que hubiera hecho anteriormente (a la demanda o la sentencia, hay controversia) el prodigo no es atacable por esta causa (297 Cc). A partir de la sentencia si el prodigo realiza actos para los que necesitaría la asistencia del curador sin ésta, los actos son anulables.
• Los actos y negocios que el pródigo realice por sí solo cuando, según la sentencia, debió contar con el asentimiento del curador, son anulables.
Están legitimados para impugnarlos el curador del pródigo y el mismo pródigo durante los cuatro años siguientes a su rehabilitación.
Marcos  Sauquet  Trías   Derecho  Civil  I  –  Tema  8   Instituciones de protección de la persona Son la curatela, tutela, defensor judicial y asistencia.
Todas ellas son instituciones de guarda y protección judicial para personas que presentan deficiencias en su capacidad de obrar o merecen protección especial jurídica por su situación física o psíquica.
Medidas de protección para sujetos que presentan carencias en la capacidad de obrar (tutela, curatela y defensor judicial) Tutela Es una institución supletoria de la patria potestad que comprende la guarda, protección y representación del tutelado tanto en la esfera patrimonial como en la personal.
Los sujetos a tutela son los menores no emancipados y no sujetos a patria potestad, los incapacitados según la sentencia. Serán los declarados por la patria potestad o Curatela Su misión es la de completar la falta de capacidad de obrar, así pues no es representante legal pues complementa la voluntad. La voluntad sale del cur Pueden estar sujetos a curatela los incapacitados parciales, menores emancipados cuyos padres no pueden asistirle y tampoco su cónyuge y el pródigo Asistencia (Art. 226 1 a 7 CcC) Es para personas mayor de edad en caso que por razón de la merma de sus facultades físicas o psíquicas necesite ser asistida en su vida jurídica. Merma que no puede ser incapacitante.
Para que a una persona se le nombre un asistente debe ser mayor de edad que necesite asistencia por la merma de sus facultades físicas o psíquicas por causas no incapacitantes. El único que tiene legitimación activa para solicitar asistencia es la propia persona.
...