Tema 12 - Otras garantías de la obligación (2015)

Apunte Español
Universidad Universidad de Barcelona (UB)
Grado Derecho + Ciencias Políticas - 2º curso
Asignatura Derecho de Obligaciones y contratos
Año del apunte 2015
Páginas 3
Fecha de subida 21/04/2017
Descargas 0
Subido por

Descripción

Primera parte de la asignatura referente a las obligaciones

Vista previa del texto

TEMA 13. LA MODIFICACIÓN DE LA RELACIÓN OBLIGATORIA CONSIDERACIONES GENERALES Hay que hacer las siguientes consideraciones: 1. Según el art. 1203 CC las obligaciones pueden modificarse (estas modificaciones se consideran novaciones): a) Variando su objeto o sus condiciones principales.
b) Sustituyendo la persona del deudor.
c) Subrogando a un tercero en los derechos del acreedor.
2. Como regla general, cualquier obligación se puede modificar. Solo excepcionalmente no es posible modificar algunas. Por ejemplo, cuando el deudor tiene una obligación de hacer personalísima.
3. Para que exista realmente una modificación o novación han de concurrir unos requisitos: a) Que realmente haya algún cambio. Por ejemplo, no hay novación cuando se crea una nueva obligación para facilitar el cumplimiento de otra precedente.
b) Que el cambio de la relación jurídica obligatoria no implique la extinción.
LA MODIFICACIÓN SUBJETIVA POR CAMBIO DE DEUDOR. LA CESIÓN DE DEUDA. LA DELEGACIÓN. LA EXPROMISIÓN.
El CC estatal no explica mucho sobre el cambio del deudor. Se refiere a la novación subjetiva por cambio de deudor en tres artículos: arts. 1203 (modificación), 2205 (expromisión) y 1206 (delegación) CC. La modificación subjetiva por cambio de deudor plantea dos cuestiones: 1.
Si el cambio del deudor libera siempre el deudor primitivo. Como regla general, el cambio del deudor libera al antiguo. Ahora bien, si el nuevo deudor era insolvente públicamente con anterioridad al cambio o si conocía su insolvencia el deudor primitivo, entonces el nuevo deudor sí que tiene que responder, es decir, el acreedor si se puede dirigir contra el antiguo deudor ya que es mala fe por parte del antiguo deudor que sabía que era insolvente y no podría pagarle al acreedor. Así, el art. 1206 CC dice que “la insolvencia del nuevo deudor, que hubiese sido aceptado por el acreedor, no hará revivir la acción de éste contra el deudor primitivo, salvo que dicha insolvencia hubiese sido anterior y pública o conocida del deudor al delegar su deuda”.
2. Las modalidades que hay de cambio del deudor. Hay que distinguir entre: a) La cesión de deuda que es la transmisión de la deuda que hace un deudor a otro deudor. Esta figura no está recogida en el CC estatal, pero ha sido admitida por la doctrina con fundamento en el art. 1255 CC. Es un contrato celebrado por el deudor primitivo con uno nuevo. Esta operación requiere el consentimiento del acreedor y es lógico porque al acreedor no le es indiferente quien sea el deudor. En nuestro ordenamiento jurídico como no se regula es considerado un contrato atípico.
b) La delegación aparece simplemente mencionada en el art. 1906 CC cuando se emplea la palabra “delegar”. La delegación es una operación jurídica por medio de la cual una persona llamada delegante autoriza a otra que es el delegado para que esta última realice una prestación en favor de un tercero que es el delegatario. Esta modificación subjetiva por cambio de deudor tiene unas aplicaciones como, por ejemplo, el funcionamiento característico de las tarjetas de crédito.
c) La expromisión consiste en la sustitución del deudor primitivo por otro nuevo sin contar con el deudor primitivo acordando esto el acreedor y el nuevo deudor. Se refiere a la expromisión el art. 1205 CC que dice así: “La novación, que consiste en sustituirse un nuevo deudor en lugar del primitivo, puede hacerse sin el conocimiento de éste, pero no sin el consentimiento del acreedor”. Algunos autores creen conveniente aplicar las reglas de pago de un tercero.
LA MODIFICACIÓN SUBJETIVA POR CAMBIO DE ACREEDOR: LA CESIÓN DE CRÉDITO Se regula la cesión de crédito en el art. 1526 CC y ss que son artículos que se dedican al contrato de compraventa. Hay que distinguir entre el negocio jurídico de cesión de crédito en sí mismo considerado y otros contratos con los que se puede realizar esta cesión. Lo normal es que la cesión de crédito se haga mediante una compraventa, pero no necesariamente tiene que hacerse así.
Requisitos del negocio jurídico de cesión: 1. Subjetivos: Los sujetos que intervienen son el cedente (el que transmite el crédito) y el cesionario. Deberán tener la capacidad necesaria para celebrar el contrato o negocio jurídico a través del cual se ceda el crédito.
2. Objetivos: Conforme al art. 1112 CC “todos los derechos adquiridos en virtud de una obligación son transmisibles con sujeción a las leyes, si no se hubiese pactado lo contrario”. Sin embargo, hay algunos como el derecho a los alimentos entre parientes que no son transmisibles. Además, si se pacta la intransmisibilidad tampoco se podrá transmitir.
3. Formales: El CC estatal no impone una forma en la que se tenga que realizar la cesión por lo que esta deberá adoptar la forma exigida para celebrar el contrato o negocio jurídico mediante el cual se realiza la cesión.
4. Se exige un requisito para la completa eficacia de la cesión que es el deber de notificar la cesión al deudor, conforme al art. 1527 CC que dice que “el deudor que antes de tener conocimiento de la cesión satisfaga al acreedor quedará libre de la obligación”.
Efectos de la cesión del crédito: Hay que distinguir según el cedente sea de buena fe o de mala fe: 1. Si el cedente es de buena fe, responde de las denominadas veritas nominis y bonitas nominis. El cedente responde de la existencia y legitimidad del crédito al tiempo de la venta a no ser que lo venda como dudoso (veritas nominis). Además, el cedente responde de la solvencia del deudor (la bonitas nominis) si se pacta o si la insolvencia era anterior y pública. En el caso de que tenga que responder, el cedente de buena fe responderá conforme al art. 1529 CC del precio recibido y de ciertos gastos como son los gastos del contrato y de cualquier otro pago legítimo hecho por la venta.
2. Si el vendedor o cedente es de mala fe, “responderá siempre del pago de todos los gastos y de los daños y perjuicios”.
MODIFICACIÓN OBJETIVA DE LA OBLIGACIÓN Cuando se altera el objeto de una relación jurídica obligatoria caben tres posibilidades: 1. Que se produzca una novación extintiva, es decir, que sea tal la alteración del objeto que lo que se produce es una extinción de la obligación.
2. Que se acumulen obligaciones, es decir, que subsista la obligación que ya existe obligándose el deudor a algo más.
3. Que se produzca una modificación meramente objetiva. En este caso, subsiste la relación jurídica obligatoria, pero variando algo la prestación.
...

Tags: