Tema 14 (2017)

Apunte Español
Universidad Universidad Complutense de Madrid (UCM)
Grado Farmacia - 3º curso
Asignatura Nutrición
Año del apunte 2017
Páginas 5
Fecha de subida 20/06/2017
Descargas 2
Subido por

Vista previa del texto

    Tema  14:  Nutrición  en  la  gestación     La  gestación  produce  cambios  metabólicos  muy  importantes  en  la   mujer  gestante  que  produce  cambios  en  las  necesidades  nutritivas.     La  gestación  comienza  aproximadamente  a  los  4-­‐5  días  después  de  la   fecundación.  Vemos  que  se  ha  formado  la  capa  del  trofoblasto,  que  es   la  que  se  une  al  endometrio.  A  partir  de  este  se  une  el  embrión  en   fase  de  mórula.  Posteriormente  se  formará  la  placenta,  pero  hasta  los   3  meses  de  gestación  no  se  denomina  placenta.   A  los  4-­‐5  días  de  que  se  implante  el  trofoblasto,  se  forma  el  sincitio   trofoblástico.  A  partir  de  aquí  se  producen  cambios  importantes  en  el   metabolismo  de  la  madre  a  partir  de  las  hormonas  de  la  gestación     Hormonas  placentarias   §  Gonadotropina  coriónica  (similar  a  hormona  luteinizante).  Es  la  primera  que  se  produce.  Está  producida  por   el  sincitio  trofoblástico  (conjunto  de  células  formado  a  los  5-­‐6  días  de  la  fecundación)  que  se  une  al   endometrio  de  la  madre.  Es  la  hormona  responsable  de  mantener  la  implantación  del  blastocisto  en  el   endometrio.  Su  función  principal  es  evitar  la  involución  del  cuerpo  lúteo  ovárico.  Este  deriva  del  folículo  de   Graaf.  Cuando  se  expulsa  el  óvulo,  el  folículo  produce  estrógenos  y  progesterona.  Si  no  hay  fecundación,  el   folículo  degenera,  desaparece  y  se  produce  la  menstruación.  Cuando  hay  un  implante,  se  produce  la   gonadotropina  coriónica  y  se  evita  la  desaparición  del  cuerpo  lúteo.  Se  impide  que  haya  una  nueva   ovulación  y  la  menstruación.  Aumenta  los  estrógenos  y  progesterona.  Además,  favorece  el  crecimiento  del   endometrio  y  se  da  la  suficiente  inmunosupresión  en  la  madre  para  que  se  adhiera  el  sincitio  trofoblástico   en  el  endometrio.  Así  se  mantiene  la  gestación  durante  el  primer  trimestre  porque  no  hay  placenta  que   produzca  hormonas  placentarias.  A  partir  del  tercer  mes,  su  producción  hormonal  es  sustituida  por  la   placenta.     §  Estrógenos  (x30).  Son  secretados  por  el  cuerpo  lúteo  durante  el  primer  trimestre  y  luego  por  la  placenta.  La   placenta  dispara  la  producción  de  estrógenos  (hasta  30  veces  más).  Promueve  el  crecimiento  del  útero,   mamas  y  genitales  externos.  Hay  inhibición  del  catabolismo  del  colágeno.  Permite  una  relajación  del  canal   del  parto  para  que  el  bebé  pueda  pasar  (relajación  de  ligamentos  pélvicos  (sacroilíacos,  sínfisis  pubiana)).  El   efecto  mineralocorticoide  es  para  aumentar  el  volumen  de  sangre  de  la  madre  para  suministrar  sangre  a  la   placenta  (retención  de  líquidos).  Controla  la  división  celular  del  embrión.   §  Progesterona  (x10).  Es  producida  por  el  cuerpo  lúteo  durante  el  primer  trimestre  y  luego  por  la  placenta.  La   placenta  lo  dispara  hasta  10  veces.  Reduce  la  contractibilidad  del  útero  y  evita  la  menstruación.  Permite  la   aparición  de  células  deciduales  en  el  endometrio  que  suministran  nutrientes  a  la  placenta.  Antes  de  la   implantación,  la  progesterona  produce  nutrientes  en  las  trompas  y  útero  para  que  el  trofoblasto  viva  los  4-­‐5   días  previos  a  la  implantación.  Participa  en  el  división  celular  del  embrión.  Desarrolla  las  mamas.     §  Somatotropina  coriónica.  A  partir  de  la  segunda  fase  de  la  gestación  se  secreta  por  la  placenta.  Se  segrega  a   partir  de  la  semana  5.  Es  la   que  tiene  más  nivel  en  sangre   de  todas  las  anteriores.   Colabora  en  el  desarrollo  de   las  mamas  y  prepara  para  la   lactancia,  por  eso  se  llama   lactógeno  placentario   también.  Un  efecto  muy   importante  en  la  segunda   etapa  de  la  gestación  es  la   disminución  de  la  sensibilidad   de  la  insulina  en  la  madre.  Se   produce  una  insulino   resistencia,  parecida  a  la  de   los  diabéticos  tipo  2.  Este     1       estado  es  esencial  y  necesario  para  que  el  feto  pueda  crecer  y  desarrollarse.  Esta  hormona  también  permite   el  almacenamiento  de  proteínas  en  los  tejidos,  parecido  a  la  hormona  del  crecimiento  (la  madre  gana  peso).     Estas  hormonas  de  la  gestación  no  actúan  directamente,  sino  a  través  de  otras.     Las  3  hormonas  placentarias,  al  principio,  son  segregadas  en  pequeñas  cantidades  por  el  cuerpo  lúteo.  Según   aumenta  la  placenta,  aumenta  el  nivel  de  las  hormonas  hasta  alcanzar  un  máximo  en  la  gestación.  La   gonadotropina  coriónica  alcanza  un  máximo  a  los  2,5  meses  y  luego  desaparece  al  involucionar  el  cuerpo   lúteo.       Adaptaciones  endocrinas  en  la  gestación   Actúan  sobre  todo  en  la  hipófisis,  que  sufre  una  hipertrofia  del  50%.  Dobla  su  tamaño,  sobre  todo  el  lóbulo   anterior.  Incrementa  su  trabajo,  aumenta  la  corticotropina  (libera  corticoides  en  las  glándulas  suprarrenales),   tirotropina  y  prolactina  (para  preparar  el  tejido  mamario  para  la  lactancia).  Además,  suprime  las  hormonas   folículo  estimulante  y  luteinizante  porque  son  las  que  hacen  la  ovulación.  Hace  esto  por  efecto  sobre  todo  de   la  progesterona.     La  consecuencia  de  esto  es  que  el  tiroides  produce  más  tiroxina  y  aumenta  el  metabolismo  basal  de  la   gestante.     La  corteza  suprarrenal  por  la  corticotropina  eleva  los   corticoides  y  la  aldosterona.  Los  corticoides:   -­‐  Suprimen,  inhiben  o  regulan  el  sistema  inmune  para  evitar   el  rechazo  del  feto.   -­‐  Permiten  la  movilización  de  nutrientes  de  la  madre  al  feto.     Favorecen  el  catabolismo  de  la  proteína  suministrando   lípidos  y  aminoácidos  al  feto  a  través  de  la  placenta.   La  aldosterona  produce  retención  de  Na  y  agua,  necesario   para  el  aumento  de  la  volemia  (aumento  de  sangre).     La  paratiroides  eleva  la  producción  de  la  PTH.  Permite  la   movilización  del  Ca  del  hueso.  Un  nivel  elevado  de  PTH   impide  que  no  caiga  el  nivel  de  Ca  sérico  en  la  madre.  Se   mantiene  a  expensas  del  hueso  de  la  madre.     En  el  páncreas,  la  función  es  incrementar  el  nivel  de   insulina.  Hay  hiperinsulinemia  durante  toda  la  gestación.  A   pesar  del  nivel  elevado  de  insulina,  en  la  primera  fase  hay  acúmulo  de  nutrientes  en  la  madre,  pero  en  la   segunda  fase  no.   Hay  cambios  en  el  sistema  digestivo.  Aumenta   la  colecistoquinina.  Hay  un  enlentecimiento  de   la  motilidad  gástrica  intestinal.  Pero  hay  un   aumento  de  secreción  de  enzimas  de  la   digestión.  La  digestión  es  más  lenta  y  completa,   permitiendo  mayor  absorción  de  nutrientes  y   agua.   Disminuye  la  secreción  de  saliva.  Cae  el  tono   muscular  del  intestino  y  estómago  y  la   motilidad  intestinal.  Permite  mayor   aprovechamiento  de  la  dieta  y  mayor  absorción   de  nutrientes.   Se  facilita  le  transporte  activo.  Esto  produce   una  absorción  de  agua  también.  De  aquí  deriva   el  problema  del  estreñimiento  de  la  madre.     En  el  páncreas,  se  produce  una  caída  de  la  producción  de  somatostatina.  Produce  la  inhibición  de  la   producción  de  insulina  por  inhibición  de  las  células  b.  Se  eleva  el  nivel  de  insulina.   Se  incrementa  el  volumen  plasmático  un  50%.     Hay  hemodilución  (20%),  aumenta  el  gasto  cardiaco  y  la  filtración  glomerular.  Aumentan  los  leucocitos.     2       En  el  sistema  cardiovascular,  aumenta  el   gasto  cardiaco  de  5l  a  6,5l.  Este  incremento   no  produce  un  aumento  de  la  presión   porque  aumenta  la  red  vascular  de  la   madre.  Disminuye  la  resistencia  a  la   filtración.  Se  ha  abierto  la  circulación   placentaria.  El  volumen  plasmático   aumenta  un  50%.  Los  eritrocitos  y   hemoglobina  aumentan,  pero  hay   hemodilución,  aumenta  mucho  más  el  agua   que  las  células  plasmáticas.  La  hemoglobina   es  menor  de  11g/dl,  sin  tener  anemia.     En  el  riñón  aumenta  la  filtración  y  el  flujo  de  sangre.  Aumenta  la  retención  de  agua  por  la  aldosterona  y  la   renina.  Disminuye  la  motilidad  genitourinaria.     Primera  fase  gestacional  (1º  y  2º  trimestre)   Estos  cambios  dan  un  aumento  de  insulina  (hiperinsulinemia).  Disminuye  la  somatostina  y  aumenta  la   insulina.  Es  efecto  de  la  progesterona  en  el  páncreas.  La  madre  mantiene  alta  sensibilidad  a  insulina,  no  hay   insulino  resistencia.  Por  lo  tanto,  la  madre  tiene  mucho  apetito,  alta  insulina  y  sensibilidad  a  insulina.  Se   produce  anabolismo,  la  madre  gana  varios  kilos  de  grasa  y  de  proteínas.  En  esta  fase  se  produce  el  aumento   de  los  depósitos  porque  las  necesidades  del  feto  y  placenta  son  todavía  muy  reducidas.  Es  para  formar   reservas  para  el  3º  trimestre,  que  es  cuando  se  desarrollan  el  feto  y  placenta  de  forma  sustancial.     Segunda  fase  (3º  trimestre)   Sigue  habiendo  nivel  elevado  a  insulina  porque  hay  mucha  progesterona.  Este  nivel  elevado  produce   resistencia  a  la  insulina  en  los  tejidos  de  la  madre.  La  progesterona  no  pasa  al  feto,  no  tiene  efectos  aquí.  La   madre  tiene  insulino  resistencia.  La  madre  tiene  más  apetito,  come  más.  Pese  a  esto,  tiene  hipoglucemia.  Esta   hipoglucemia  se  debe  por  una  parte  al  nivel  elevado  de  insulina.  Pero  esta  hipoglucemia  no  se  da  en  la   primera  fase.  En  la  segunda  fase  hay  mucha  transferencia  de  glucosa  a  través  de  la  placenta.  Tiene  2   transportadores:  GLUT1  y  GLUT3.  Actúan  de  forma  potente  a  niveles  bajos  de  glucemia  (niveles  basales).     Para  mantener  la  glucemia  en  periodo  postprandial,  se  activa  rápidamente  la  gluconeogénesis  hepática,  pero   no  es  igual  que  la  del  ayuno  (a  partir  de  aminoácidos).  En  la  gestación  hay  pocos  aminoácidos.  La   gluconeogénesis  no  se  sostiene  a  partir  de  aminoácidos,  sino  a  partir  de  glicerol  (sustrato  gluconeogénico).  La   madre  saca  el  glicerol  de  los  TAG  que  moviliza.  Se  produce  una  hipertrigliceridemia.  Se  moviliza  en  el  hígado,   se  libera  glicerol  y  ácidos  grasos.  Con  el  glicerol  forma  glucosa  y  con  los  ácidos  grasos  forma  cuerpos   cetónicos.  Estos  cuerpos  cetónicos  sirven  para  suministrar  energía  al  feto  mejor  que  los  ácidos  grasos.     Además,  están  elevados  los  TAG  porque  en  la  placenta  está  la  lipoprotein  lipasa  placentaria,  parecida  a  la   endotelial.  Esta  enzima  placentaria  moviliza  TAG  para  liberar  ácidos  grasos.  El  feto  produce  ácidos  grasos,   pero  prefiere  la  glucosa  y  cuerpos  cetónicos.  Los  ácidos  grasos  los  usa  para  los  fosfolípidos  de  membrana.  Hay   algunos  ácidos  grasos  muy  importantes  en  el  feto,  son  los  w3  de  cadena  larga.  En  el  cerebro  humano,  la   concentración  de  un  ácido  algo  es  más  elevada  que  en  otras  especies.  Tiene  que  ver  con  la  mayor  capacidad   funcional  del  SNC.  Estos  ácidos  grasos  de  cadena  larga  son  transferidos  a  través  de  la  lipoprotein  lipasa   placentaria.     Hay  un  alto  catabolismo  proteico,  debido  a  la  resistencia  a  la  insulina  de  los  tejidos.  La  insulina  no  permite  el   anabolismo  proteico  en  la  madre.  Todos  los  aminoácidos  son  para  el  feto.  Hay  alto  catabolismo  proteico  y   bajo  nivel  de  aminoácidos  en  plasma  por  la  trasferencia  neta  de  aminoácidos  a  la  placenta.   Esta  segunda  fase  es  de  catabolismo,  se  deshace  de  lo  formado  en  la  primera  fase.  No  hay  aumento  de  peso   de  la  madre.       Factores  de  los  que  depende  una  adecuada  gestación   -­‐  Hay  factores  que  no  dependen  de  la  madre,  como  la  madurez  biológica  de  la  madre.     -­‐  Es  importante  que  se  proteja  de  las  enfermedades  que  se  pueden  prevenir.     -­‐  Hay  que  controlar  enfermedades  maternas  de  carácter  crónico  o  desórdenes  metabólicos,  como  la  diabetes   gestacional  (2%  de  las  gestaciones).  Estas  enfermedades  deben  ser  controladas  médicamente.  Si  no  se   controla,  hay  trastorno  fetal.       3       -­‐  Eliminación  de  estilos  de  vida  nocivos  para  el  feto,  como  drogas  o  fumar.     -­‐  Cuidado  médico  prenatal  temprano  y  frecuente.   Los  que  tienen  que  ver  con  la  nutrición  es  el  mantenimiento  de  un  peso  adecuado  y  una  dieta  adecuada.     El  peso  adecuado  es  el  aumento  de  peso,   aunque  esté  obesa.  Si  la  mujer  tiene   sobrepeso,  debe  seguir  cogiendo  peso,   aunque  se  reduce  la  cantidad  de  peso  a   aumentar  a  7-­‐8kg.  Supone  unos   300g/semana.  Si  hay  peso  normal,  aumentan   10kg.     Si  hay  un  peso  normal  y  va  a  hacer  lactancia   natural,  debe  coger  más  peso  porque  la   lactancia  se  hace  a  costa  de  las  reservas  que   la  madre  ha  hecho  durante  los  2  primeros  trimestres  de  la  gestación.     Si  hay  un  peso  inferior  al  90%  o  es  adolescente,  debe  coger  más  peso,  entre  14-­‐15kg.     Si  es  un  embarazo  gemelar,  hasta  18kg.     Es  necesario  que  haya  fase  anabólica  y  luego  catabólica.     Suplementos  diarios  recomendados  en  gestación   La  dieta  esencialmente  no  tiene  que  variar.     Debe  haber  un  aumento  de  la  ingesta  calórica,  unas  300kcal  más.  Este  aumento  es  necesario  solo  a  partir  del   segundo  trimestre.  Durante  el  primer  trimestre  puede  seguir  con  su  ingesta  normal.     En  relación  a  las  proteínas,  la  madre  debe  hacer  reserva  proteica  desde  el  principio,  más  de  15g/día.  Hay  que   hacer  frente  al  bajo  nivel  de  aminoácidos  plasmáticos.  Teniendo  en  cuenta  que  en  la  dieta  occidental   tomamos  un  exceso  de  proteínas,  solo  hay  que  mantener  la  cantidad  de  proteínas.  Una  dieta  hiperproteica   tiene  un  efecto  perjudicial  durante  la  gestación  porque  la  principal  sustrato  del  feto  es  la  glucosa.  Si  damos   muchas  proteínas,  se  puede  acentuar  la  hipoglucemia.  Tendríamos  un  neonato  de  peso  inferior  al  normal.     En  cuanto  a  las  vitaminas  liposolubles,  la  vitamina  A  es  imprescindible.  Debe  aumentarse  la  ingesta  de   alimentos  que  la  contengan;  aunque  está  contraindicado  el  suplemento  de  alimentos  con  vitamina  A.  Es   imprescindible  para  el  desarrollo  de  la  división  celular.  La  vitamina  A  es  teratogénica,  un  exceso  produce   malformaciones  en  el  feto.   Hay  que  vigilar  que  haya  suficiente  vitamina  D.  Durante  la  gestación  hay  elevación  de  1,25-­‐dihidroD3.  Es   necesario  para  la  calcificación  del  feto  y  si  no  hay  vitamina,  no  hay  calcificación.  No  hay  que  aumentarla,  pero   sí  mantenerla  y  vigilarla.     Las  vitaminas  E  y  K  no  tienen  variaciones.   La  vitamina  C  conviene  incrementarla  por  su  papel  antioxidante  y  en  la  formación  de  colágeno  y  otras   proteínas.     La  B1,  B2  y  niacina  se  relacionan  con  la  ingesta  de  energía.  No  hay  reservas  de  estas  vitaminas,  hay  que   incrementar  su  ingesta.     Lo  mismo  sucede  con  la  B6,  está  relacionada  con  el  metabolismo  de  los  aminoácidos.  Tomamos  más  proteína,   utilizamos  más  aminoácidos,  por  eso  necesitamos  más  B6.   Normalmente,  con  una  dieta  variada,  al  incrementar  el  alimento  tenemos  los  suficientes  nutrientes.     El  ácido  fólico  debe  elevarse.  Se  recomiendan  600µg  al  menos.  Sobre  todo  previa  a  la  fecundación  porque   cuando  es  vital  el  ácido  fólico  es  en  las  2  primeras  semanas  de  gestación.  Previene  malformaciones  del  feto,   como  la  espina  bífida  o  anencefalia.   La  B12  debe  aumentar  porque  aumenta  el  ácido  fólico.   Hay  que  aumentar  la  ingesta  de  Ca  porque  si  no,  el  Ca  se  toma  del  esqueleto  de  la  madre.  Perdería  una   cantidad  importante  de  Ca.  Hay  que  dar  suplementos  de  Ca,  debe  tomar  1,5g  de  Ca/día.     El  Mg  va  con  el  Ca,  debe  aumentar.   Si  no  hay  reservas  de  Fe  suficientes  tendrá  anemia  que  pasará  al  niño.  Es  aconsejable  el  suplemento  de  Fe.  Si   la  mujer  tenía  deficiencia  de  Fe  al  principio  de  la  gestación,  tendrá  anemia  en  la  gestación,  aunque  demos   suplemento.   El  Zn  produce  crecimiento  óseo.   El  I  debe  aumentar  porque  aumentan  las  hormonas  tiroideas.  Si  no,  no  se  forman.       4       El  aumento  de  Se  es   aconsejable  porque  hay   hipertrigliceridemia   durante  la  última  etapa   de  la  gestación.  El   aumento  de  grasa  en   sangre  exige  un  aumento   de  enzimas  antioxidantes.       Lo  más  importante  es  una  dieta  variada  y  aumentar  el  peso.  Si  la  frecuencia  de  consumo  de  alimentos  es  la   recomendada,  podemos  evitar  dar  suplementos.  Tenemos  que  preocuparnos  cuando  la  gestante  toma  una   dieta  que  no  se  ajusta  a  la  dieta  recomendada  o  cuando  no  aumenta  el  peso.  Cualquier  deficiencia  de  estos   nutrientes  puede  influir  en  la  gestación  y  feto.         5   ...

Tags:
Comprar Previsualizar