El cementerio U de Abidos (2014)

Apunte Español
Universidad Universidad Autónoma de Barcelona (UAB)
Grado Arqueología - 3º curso
Asignatura Egiptología
Año del apunte 2014
Páginas 3
Fecha de subida 22/10/2014
Descargas 3

Vista previa del texto

El cementerio U de Abidos, la tumba U-j y la invención de la escritura en el en el Valle del Nilo En el reino de Nagada se distinguía un cementerio general y un cementerio para la élite (con tumbas más grandes, regulares y con ajuares más ricos). Por lo que ahí también se dio un proceso de jerarquización social.
Hubo un gran muro de adobe que correspondió a un palacio o santuario, asociado a este se encontró una zona residencial, lo que demuestra que Nagada fue un centro muy importante, al igual que Hieracómpolis y Abidos.
- El cementerio U de Abidos El reino de Abidos contenía varios templos funerarios como el de Seti I y Ramses II. La parte del desierto a tocar con las zonas cultivadas está delimitada en el oeste por una cadena de bajas colinas, la cual era una entrada hacia occidente (el reino de los muertos) es lo que motiva la elección de este lugar como zona de enterramiento.
El cementerio de Umm el-Qaab (que significa madre de los fragmentos de cerámica) contiene a los líderes y reyes predinásticos de Abidos y a los reyes de la primera dinastía. Una de las tumbas de la primera dinastía fue considerada como la tumba del Dios Osiris. Por ello se realizaron procesiones hasta esta tumba a la cual se hacían ofrendas en recipientes cerámicos.
Las tumbas más antiguas, circulares, corresponden a Nagada I y Nagada II. Las tumbas cuadrangulares son más recientes y corresponden a la transición entre Nagada II y Nagada III, a la propia Nagada III y a principios de la primera dinastía. Encontramos aquí la tumba del rey Narmer (el primer rey de la primera dinastía) y el complejo funerario del rey Aha (el segundo rey de la primera dinastía), aquí encontraríamos personas sacrificadas para que lo acompañasen como séquito en el más allá.
El cementerio U sería el subsector más antiguo del cementerio de Umm el-Qaab. Aquí había tres tipos distintos de tumbas: de planta circular y tamaño menor (Nagada I - Nagada II, de planta circular y tamaño mayor (Nagada II) y tumbas de planta cuadrangular construidas de adobe (Nagada III). Las tumbas ciruclares de mayor tamaño (Nagada II) contenían grandes sarcófagos con numerosos objetos de personas de alto estatus. Se encontraron mangos de cuchillo ritual, uno de los más antiguos documentados en cuya superficie encontramos grabada una imagen de caza. Se encontró también una jarra de cerámica con un símbolo considerado jeroglífico (uno de los primeros documentados) que correspondería al signo de la noche. Podemos reconocer también una imagen con la diosa de la cabeza Bat con estrellas en la frente y los cuernos, lo que destaca su carácter astral.
Los símbolos de las montañas y el chacal recostado (cuyo Dios más famoso es Anubis) tienen una asociación muy estrecha, ya que los egipcios pensaban que los dioses chacales presidían las necrópolis y acompañaban a los difuntos por los caminos montañosos que llevan a occidente (reino de los muertos). Por ello estos símbolos aparecieron en este cementerio, que tiene un marcado camino hacia occidente y se ve rodeado de montañas.
- La tumba U-j de Abidos En la transicción de Nagada II a Nagada III cambia mucho la situación política. Abydos pasa a estar a la cabeza convirtiéndose en la cabeza de un nuevo reino predinástico unificado. Las tumbas aumentan de tamaño y se hacen más regulares, pasando a estar construidas en adobe. La tumba U-j es la tumba más importante de todo Egipto. El proyecto inicial de esta tumba consiste en diez cámaras, nueve de ellas situadas en tres por tres al este y una grande al oeste, la que sirvió como cámara funeraria.
Fueron añadidas dos cámaras más para añadir el espacio a las ofrendas. El propietario de la tumba era un rey ya que se encontró un cetro de marfil completo.
Aunque lo más importante de la tumba es que en ella se han encontrado los testimonios de escritura más antigua, lo que supuso el origen de la escritura egipcia. Este origen de la escritura estuvo muy relacionado con el ritual funerario de los reyes. Se sabe que es escritura propiamente debido a dos tipos de criterios. En los criterios internos destacamos que los signos son los mismos que aparecerán en la escritura jeroglífica y la secuencia de signos tiene sentido. Entre los criterios externos lo más importante es que las secuencias aparezcan sobre soportes que aparecerán más tarde en los jeroglíficos.
La escritura jeroglífica es una escritura pictográfica, son imágenes que reproducen seres u objetos de la realidad. Encontramos inscripciones pintadas sobre vasos cerámicos de asas onduladas; consisten en uno o dos signos. Cuando se trata de dos signos uno es siempre el de un animal, mientras que el otro hace referencia a un lugar. El signo de animal que más se repite es el del escorpión. Ello quiere decir arboleda o plantación (primer pictograma) de escorpiones (segundo pictograma). Los escorpiones aluden al Rey como fuerza de la naturaleza. Este sintagma por lo tanto designaría a la finca de donde procede la ofrenda.
También se encontraron secuencias de uno a cuatro signos grabados sobre etiquetas de hueso o marfil, estas etiquetas poseen un agujero para sujetarlas a las ofrendas con las que se relacionaban. Se encontraron inscripciones de dos tipos: cifras (vinculadas a tejidos indicando su medida) y designaciones de lugares.
La escritura jeroglífica se puede leer y escribir en las dos orientaciones, al igual que ocurre con las etiquetas encontradas. Estas ofrendas provenían ya de zonas del delta del Nilo, de la ciudad de Bubastis, ya que estas ciudades estarían bajo el radio de acción de los reyes del alto Egipto que habrían emprendido el proceso de unificación.
Las dos etiquetas más importantes encontradas contienen tres signos, dos de los cuales son idénticos en ambas. Estos dos primeros signos son una serpiente y una montaña. El signo de la montaña es un logograma (un signo que anota una palabra completa). El signo de la serpiente es un fonograma (sirve para anotar un sonido). El signo de la serpiente es por lo tanto un refuerzo fonético de la palabra montaña. Los otros dos símbolos significarían luz y oscuridad, serían designaciones de lugares ubicados en las dos orillas del Nilo: la montaña de la luz en la orilla este y la de la oscuridad en la orilla oeste. Por ello encontraríamos en la tumba U-j los dos tipos de signos más importantes jeroglíficos: logogramas y fonogramas.
A principios de Nagada III los tres reinos más importantes se unen en un único reino. Nagada sufre un declive, Hieracómpolis sigue siendo importante, pero Abidos será la capital del reino, por lo que los reyes se enterrarán aquí (encontraremos aquí la Necrópolis). Algunos signos por tanto propios de Hieracómpolis pasaron a ser propios de Abidos, como la Diosa Bat y el Dios Halcón Horus. Se produjo una expansión territorial por lo que todo Egipto se unificó en un único reino. Aquí comenzó el Egipto dinástico.
...