Tema 9 - La Nacionalidad y la vecindad civil. El estado civil. El Registro Civil. (2014)

Apunte Español
Universidad ESADE (URL)
Grado Derecho - 1º curso
Asignatura Derecho Civil I
Año del apunte 2014
Páginas 6
Fecha de subida 24/03/2015 (Actualizado: 24/04/2015)
Descargas 7
Subido por

Vista previa del texto

Lección IX. Nacionalidad y vecindad civil. El estado civil. El registro civil.
La nacionalidad: concepto y criterios de atribución.
A. Concepto. DE CASTRO define la nacionalidad como la “cualidad que infunde a una persona el hecho de pertenecer a una comunidad nacional organizada en forma de Estado.”, se trata, siguiendo también nuestra Jurisprudencia, de un vínculo jurídico entre el individuo y su nación, engendrador de derechos mutuos y deberes de carácter público y privado. La nacionalidad se trata de un status civitatis que afecta a la capacidad de obrar de la persona, a la sujeción de ella a un Derecho.
! Es importante destacar que los extranjeros gozan de los mismos derechos civiles que los españoles en España, de acuerdo con el artículo 27 del Código Civil, con las excepciones que disponga la ley y los tratados.
! B. Criterios de atribución. Actualmente regula la atribución de la nacionalidad el Código Civil, si bien anteriormente era la propia Constitución (v. gr., ACE de 1876) la que lo hacía.
Tradicionalmente se han distinguido dos criterios, atribución por ius sanguini y por ius soli, por filiación en el caso del primero, independientemente de donde acaezca el nacimiento, y por el lugar de nacimiento, en el caso del ius soli. Los países que generalmente recibían inmigración daban prevalencia al segundo criterio, mientras aquellos, como España, donde la emigración era mayor, prevalecía el criterio de ius sanguini. Además, antiguamente, la relación de la nacionalidad era en virtud del Derecho de familia, según DE CASTRO, pues la mujer extranjera adquiría la del marido y los hijos adoptaban la de los progenitores.
! La nacionalidad: adquisición, prueba, consolidación, pérdida y recuperación de la nacionalidad española.
A. Adquisición de la nacionalidad española. Hay dos clases de nacionalidad española, la nacionalidad española de origen y la nacionalidad española no de origen. La principal diferencia radica en que los españoles de origen no pueden ser privados de su nacionalidad (art. 11.2 de la Constitución) y no la pierden si adquieren a la de países iberoamericanos (art. 11.3 de la Constitución). En todo lo demás, no existe discriminación alguna entre los españoles de origen y los que no lo son (art. 14 CE).
! 1. La adquisición de la nacionalidad española de origen puede darse de forma originaria, desde el nacimiento, o de forma derivada, por opción. De acuerdo con el art. 17 del Código Civil, son españoles de origen: a) Los nacidos de padre o madre españoles, es decir, se produce la adquisición por filiación (atribución por ius sanguini).
b) Los nacidos en España de padre o madre nacido en España, con la excepción de los hijos de consulares o diplomáticos acreditados (criterio de atribución por ius soli).
c) Los nacidos en España de padres en situación de apatridia, o nacidos en España que no pudieran adquirir la nacionalidad de los padres por causa del ordenamiento al que se encontraran sujetos, para evitar los casos de apatridia, de acuerdo en lo que se establece en tratados internacionales.
d) Los nacidos en España de filiación indeterminada, presumiéndose nacidos en España los menores cuyo primer lugar reconocido fuera en territorio español, teniéndose un plazo para optar de 2 años tras el descubrimiento si se es mayor de edad en dicho momento.
2. La adquisición de la nacionalidad de origen también puede ser no originaria, es decir, derivada, en los siguientes casos: a) Mayores de edad con filiación o nacimiento en España determinado tras los 18 años, teniéndose un plazo de 2 para optar desde el momento en que se hubiere determinado (art. 17.2 CC).
b) Menores de edad adoptados por españoles, desde el momento de la adopción válida y eficaz (art. 19.1 CC).
c) Mayores de edad adoptados por españoles, por opción, con el plazo de 2 años tras la adopción válida (art. 19.2 CC).
3. Para adquirir la nacionalidad, ésta se podrá adquirir por personas que, habiendo tenido otra nacionalidad anteriormente, adquieran la nacionalidad española. Puede adquirirse por opción o por naturaleza, siendo los casos y requisitos de la adquisición por opción de la nacionalidad de la siguiente forma: a) Los que hubieran estado sujetos a la patria potestad de un español, incluso en el caso de hijos de extranjeros que adquieran la nacionalidad de forma sobrevenida (art. 20.1 CC), en este caso se trata de una nacionalidad española no de origen.
b) Aquellos cuyo padre o madre hubiera sido originariamente español y nacido en España, sin límite de tiempo para optar (nacionalidad española de origen).
! ! c) Pueden optar a la nacionalidad española de origen los que se encuentren en los casos que recoge el art. 19.2 y 17.2 del Código Civil.
En cualquier caso, están legitimados para optar, de acuerdo con el art. 20.2 CC, con la excepción del caso del art. 20.1.b (que establece un tiempo ilimitado para optar): los mayores o menores emancipados hasta los 20 años, o, en caso de que su legislación les reconociera la emancipación en una edad distinta de los 18 años, hasta pasados dos años de dicha edad; los menores mayores de 14 años o incapacitados cuya Sentencia les otorgue capacidad para hacerlo deberán hacerlo con la asistencia del representante legal; los menores de 14 años e incapaces sin capacidad para hacerlo no podrán hacerlo por sí mismos; en su lugar, lo hará su representante legal tras la autorización del encargado del Registro Civil, previo dictamen del Ministerio Fiscal, que velará por el interés del menor o incapaz.
4. Puede adquirirse también la nacionalidad española no de origen por naturaleza, ya sea concedida por Real Decreto o por residencia.
a) Por carta de naturaleza se adquiere la nacionalidad española (art. 21.1 CC) mediante Real Decreto del Gobierno, en el cual también deberá constar la vecindad civil otorgada (art. 15.2 CC).
b) Por residencia, si esta es legal, continuada e inmediata a la petición al Ministerio de Justicia de la nacionalidad (art. 22.3 CC). Los plazos los encontramos en los artículos 21.1 y 22.2 del Código Civil, que son, por regla general, 10 años; para los refugiados, ! bastará con 5; 2 años para aquellos que tengan nacionalidad de un país iberoamericano, de Andorra, de Filipinas, de Guinea Ecuatorial, de Portugal y los sefardíes; y 1 año para los nacidos en territorio español, los que pudiéndolo hacer no hubieran optado por la nacionalidad, el sujeto a tutela, guarda o acogimiento de un español por un plazo de 2 años, el casado con español no separado de hecho o de derecho, el viudo que no estuviere separado de hecho o de derecho en el momento del fallecimiento del cónyuge, o el nieto o hijo de algún español de origen.
Hay unos requisitos para los que quieran adquirir por residencia la nacionalidad española, que son los que recoge el art. 22 del Código Civil: tener buena conducta cívica y suficiente grado de integración en la sociedad española (art. 22.4 CC).
! Los requisitos comunes para obtener válidamente la nacionalidad española por opción o por naturaleza, son los que recoge el artículo 23 del Código Civil, a saber: a) Jurar fidelidad a Su Majestad el Rey y a la Constitución Española los mayores de 14 años (pues es considerado un acto personalísimo que no puede hacerse en representación).
b) Renunciar a la anterior nacionalidad, con excepción de las nacionalidades de Guinea Ecuatorial, Portugal, Andorra, Filipinas y países iberoamericanos.
! c) Realizar la inscripción constitutiva correspondiente en el Registro Civil.
5. La posesión continuada de la nacionalidad puede dar lugar a su consolidación, aunque esta fuera inválida, si se dan los requisitos que establece el artículo 18 del Código Civil: que fuera durante 10 años, de buena fe, y basada en un título inscrito en el Registro Civil.
! B. Pérdida de la nacionalidad española. La pérdida de la nacionalidad española está regulada en los artículos 24 y 25 del Código Civil. Las causas que pueden originar una pérdida de la nacionalidad española son: a) La adquisición voluntaria de la nacionalidad extranjera por parte de emancipados que residan habitualmente en el extranjero o el uso exclusivo de una nacionalidad extranjera que se tuviera atribuida antes de la emancipación. El plazo en el que se pierde la nacionalidad son 3 años, excepto en el caso de nacionalidades de países iberoamericanos, Andorra, Filipinas, Portugal o Guinea Ecuatorial; si bien puede evitarse la pérdida manifestando la voluntad de conservación de la nacionalidad española al encargado del Registro Civil (art. 24.1 CC).
b) La renuncia expresa, si se tiene otra nacionalidad o se reside habitualmente en el extranjero y se es mayor de edad o emancipado.
c) Los españoles de 2ª generación nacidos en el extranjero, salvo que manifiesten querer conservarla al encargado del Registro Civil en el plazo de 3 años tras la emancipación.
d) Se puede perder por sanción (excepto en el caso de los españoles de origen, art. 11.2 CE) si se dan los siguientes casos: a) Haber usado de forma exclusiva durante 3 años la nacionalidad a la que se hubiera renunciado al adquirir la española.
! b) Si, contra la prohibición expresa del Gobierno, se hubiera entrado al servicio armado o a un cargo político en el extranjero.
C. Recuperación de la nacionalidad española. En virtud de lo dispuesto en el art. 26 del Código Civil, podrá recuperarse la nacionalidad española si concurren 3 requisitos: a) Residencia legal en España, salvo emigrantes e hijos de emigrantes.
b) Declaración de voluntad ante el encargado del Registro Civil.
c) Inscripción de la recuperación en el Registro Civil.
! d) En el caso de los que hubieren sido privados de su nacionalidad por haber entrado al servicio armado o a un cargo político en el extranjero contra la prohibición expresa del Gobierno, hará falta además que el Gobierno habilite la recuperación discrecionalmente.
La doble nacionalidad.
Cabe la posibilidad de tener la nacionalidad española junto a otra, sea esta una situación de hecho o de derecho. La situación es de facto si el sujeto posee ambas nacionalidades sin haber reconocimiento legal expreso, pero pudiendo la persona fácticamente utilizar ambas nacionalidades; la situación de derecho se da si la legislación española reconoce la doble nacionalidad (por ejemplo en los casos de países iberoamericanos y otros) o si hay un convenio expreso con otro país, en virtud del cual se reconocen ambas nacionalidades al sujeto.
! La vecindad civil: concepto y trascendencia.
La vecindad civil es un estado civil que determina el sometimiento del español a uno de los ordenamientos civiles existentes en España, bien el común o uno especial o foral. De acuerdo con el artículo 14.1 del Código Civil, “la sujeción al Derecho Civil común o al especial o foral se determina por la vecindad civil.”.
! Adquisición y recuperación de la vecindad civil.
El artículo 14 del Código Civil regula el régimen de adquisición y recuperación de la vecindad civil. Las formas de adquirir, modificar o recuperar la vecindad civil son las siguientes: ! a) Según el criterio ius sanguini se adquiere, por regla general, la vecindad civil de los padres (art. 14.2 CC); en caso de que éstos tuvieran diferente vecindad civil, se adquiere la de aquél cuya filiación hubiera sido determinada primero (art.14.3 CC).
b) Según un criterio ius soli si los padres tienen distinta nacionalidad civil y no se da el caso previsto anteriormente, se otorga al nacido la vecindad civil del lugar de nacimiento (art. 14.3 CC).
c) En caso de que no sea aplicable ninguno de los dos anteriores supuestos, el ordenamiento otorga de forma subsidiaria la vecindad civil común.
d) No obstante, por atribución de los padres, en caso de que estos tengan distintas vecindades civiles, en un plazo de 6 meses desde el nacimiento o adopción efectiva y válida, los padres podrán atribuir la vecindad civil que deseen a su hijo; y en caso de desacuerdo, lo haría por ellos el juez (art. 156 CC).
e) Al contraer matrimonio cualquiera de los cónyuges puede modificar su vecindad civil por la del otro, sin embargo no se produce de forma instantánea al contraer matrimonio, debe ser voluntario; tampoco afecta el cambio de vecindad civil de un progenitor a la vecindad civil de su hijo.
f) Puede adquirirse por opción la vecindad civil de uno de los dos padres o la del lugar del nacimiento si se es mayor de 14 años hasta un año después de producirse la emancipación, con la asistencia del representante legal si se es menor de edad. (arts. 14.3 y 14.4 CC).
g) Puede adquirirse la vecindad civil por residencia en los siguientes casos: a) Residencia continuada durante 2 años, manifestando la voluntad ante el encargado del Registro Civil.
! b) Por residencia continuada durante 10 años, salvo manifestación en contrario ante el Registro Civil antes de dicho plazo.
La vecindad civil no se pierde, puede cambiarse pero no perderse. En todo caso, puede perderse la nacionalidad y por lo tanto la vecindad civil; al recuperarse la nacionalidad se recuperaría la misma vecindad civil que se tuviere.
! Los que adquirieran la nacionalidad española, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 15.1 del Código Civil, deberán optar por una vecindad civil de acuerdo con cualquiera de los siguientes criterios: a) Por residencia.
b) Por el lugar de nacimiento.
c) Por la vecindad civil del progenitor o adoptantes d) Por la vecindad civil del cónyuge.
! La prueba de vecindad, en caso de duda se presumirá que se tiene la vecindad civil del lugar de nacimiento (art. 14.6 CC).
! El estado civil: concepto. Acciones de estado. Prueba del estado civil.
A. Concepto. Según DÍEZ-PICAZO el estado civil es la cualidad de la persona en virtud de la cual se determina su capacidad de obrar y ciertos derechos y deberes.
! B. Acciones de estado. El ordenamiento concede a las personas facultades y acciones para proteger su estado civil: sean declarativas o modificativas (v. gr., modificar la vecindad civil), así como acciones en defensa del estado civil cuando este hubiera sido lesionado, lesión que podrá ser objeto de indemnización por daños y perjuicios.
! C. Prueba del estado civil. Para probar el estado civil, se tendrá en cuenta lo que esté inscrito en el Registro Civil.
! El Registro civil: concepto.
Según DÍEZ-PICAZO “el Registro Civil es la institución administrativa que cumple la función de ser instrumento de publicidad de los estados civiles de las personas.” si bien próximamente contará también con el domicilio inscrito. El profesor LACRUZ lo define como “un catálogo oficial de las personas físicas integradas en un ordenamiento jurídico, en el que consta su existencia, presencia, subsistencia y estado civil”.
 ...