Sesión 3: Y tengo gran alegría al ver en el campo alineados caballeros y caballos armados. Los guerreros y la guerra (2014)

Apunte Español
Universidad Universidad Pompeu Fabra (UPF)
Grado Humanidades - 2º curso
Asignatura Historia Medieval
Año del apunte 2014
Páginas 3
Fecha de subida 26/05/2014
Descargas 14
Subido por

Descripción

Apuntes de Hisotria Medieval con Victor Farias

Vista previa del texto

3/10/2013 Sesión 3: Y tengo gran alegría al ver en el campo alineados caballeros y caballos armados. Los guerreros y la guerra 1. La guerra El modelo de gobierno romano de la antigüedad tardía (s.I –V) es el que llamamos modelo de soberanía unificada. Según este modelo el emperador es el que reúne en su persona las facultades básicas de la soberanía: administración de justicia, monopolio de la violencia y recaudar impuestos.
Cuando el imperio romano colapsa estas facultades atribuidas a la soberanía se mantienen, perviviendo en los reinos bárbaros, es decir en los reinos que se mantienen en las “marcas” o provincias. P.ej. en la Galia había dos monarquías potentes: los Merovingia y la Carolingia En este caso son los reyes los que reúnen las facultades básicas de la soberanía en su persona.
Hacia el año 1.000 este modelo político empieza a erosionar. La nueva manera de mandar consiste en la multiplicidad de titulares de soberanía. Es decir, hay una transformación en el modelo de la soberanía. Se pasa de la unificación a la fragmentación.
Concepto clave: Transformación soberanía: Unificación  Fragmentación La fragmentación de esta autoridad implica competición. La autoridad ahora se guía por un patrón semejante al anárquico, a esto es a lo que llamamos poliarquía. Esta competición es algo permanente durante la E.M. y es algo que comporta necesariamente violencia.
Domines  Homines Señor  Vasallo El sentido del vasallo es la guerra.
Les unen vínculos peculiares, por ejemplo la fidelidad, a cambio el vasallo recibe un premio o remuneración.
2. Guerreros Ser guerrero era un oficio, es algo a lo que un hombre se dedicaba para ganarse la vida. Pero para ser guerrero se precisan unos requisitos: Educación y entrenamiento El guerrero necesita aprender a montar en destrier (caballo de guerra). Tiene que saber adiestrar el caballo para la guerra, pero también debe de saber equiparlo y poseer los equipamientos.
El guerrero necesita aprender a combatir. Debe saber manejar armas (laa lanza) y debe saber protegerse (usando cota de mallas, yelmo y escudo).
Requisitos corporales El guerrero debe ser un hombre fuerte. Las cicatrices en su cuerpo, heridas de guerra, son consideradas como algo positivo, son muestra de su coraje y de su supervivencia.
Requisitos morales El guerrero debe ser un hombre virtuoso (valiente, fuerte, fiel, etc.) sobretodo debe evitar ser cobarde, pero también es un hombre que tiene ciertos vicios asociados a la guerra.
3. El amor a la guerra La guerra es un modo de vida para el guerrero, pero también es el modo de lograr riquezas. Estas las consigue de dos maneras: ‒ El Don: el premio que le da el señor después de la guerra ‒ El Botín: la guerra es la oportunidad del saqueo, pero también del secuestro (sale más a cuenta tomar rehenes que matar, para conseguir dinero a través del rescate) La guerra es más que un simple modo de vida. La guerra implica en cierto modo la no-restricción de los impulsos violentos. Esto genera despreciio por la vida y el sufrimiento. La indiferencia del guerrero.
4. La domesticación (invención del caballero) El caballero es el resultado de la transformación del bruto en cuanto se limitan los impulsos violentos fuera del campo de batalla. Se trata de un proceso de transformación en el que se convierte el guerrero cristiano en un caballero cortés.
El caballero cristiano Los que sufren la violencia de estos hombres son los inermes y los pauperes, también los hombres de la iglesia. Y todos estos denuncian a los guerreros y su brutalidad. Así comienza un proceso de “domesticación” de los guerreros, sobre todo los caballeros cristianos. Es una manipulación muy concreta en que se transforman sus comportamientos, sus valores y sus amores.
Ej. Ramón Llull, Tratado de la orden de caballería Se redefinen los fines de la guerra Aspira a nuevas virtudes que son la raíz y principio de todas las buenas costumbres.
‒ Virtudes teológicas: fe, esperanza, caridad ‒ Virtudes cardinales: justicia, prudencia, fortaleza y templanza Pero también se manipulan hacia las virtudes profana: el buen vestir, las costumbres y comportamientos de los nobles/ cortesanos.
Con esta domesticación se impone un nuevo ideal con unos comportamientos y valores precisos. La moral de la guerra no desaparece, pero por primera vez se justifica la guerra de manera cristiana.
! Esto es algo nuevo, un invento medieval ...