Tema 6 eco. Relaciones sociales. (2016)

Apunte Español
Universidad Universidad de Valencia (UV)
Grado Ciencias Ambientales - 2º curso
Asignatura Ecologia
Año del apunte 2016
Páginas 8
Fecha de subida 14/04/2016
Descargas 3
Subido por

Vista previa del texto

Meritxell Maimi Checa TEMA 6 Relaciones sociales 1. SELECCIÓN DE PAREJA 1.1. Reproducción sexual Tipo de reproducción en la que se unen dos gametos haploides para formar una célula diploide, el zigoto, mezcla del material genético de dos individuos.
Desde el punto de vista evolutivo, las consecuencias más importantes de la reproducción sexual son: – Variabilidad genética en la descendencia.
– Producción de nuevos genotipos, previamente ausentes en la población.
1.2. Reproducción asexual Tipo de reproducción por la cual un individuo produce copas genéticamente exactas de sí mismo (excepto por alguna mutación ocasional), ya sea por un medio vegetativo o por la producción de un propágulo diploide similar a un huevo que se desarrolla directamente sin fertilización.
1.2.1. Reproducción asexual ocasional Algunos animales se reproducen habitualmente de una forma y excepcionalmente de otra, según los diferentes momentos y características d ella población.
Producen asexualmente huevos diploides por modificación de la producción sexual habitual de gametos por meiosis. Los casos más comunes son: – Transformación directa de las células de la línea germinal diploide en células huevo.
Crea descendientes genéticamente idénticos.
– Supresión de la segunda división meiótica. Los huevos difieren genéticamente por recombinación.
– La meiosis se completa, pero los gametos se unen para formar células huevo diploides (autofertilización).
– Autofertilización de individuos que tienen órganos sexuales masculinos y femeninos (esto es una reproducción sexual, ya que se forman gametos, pero también asexual, pues los descendientes los son de un único individuo).
Meritxell Maimi Checa 1.3. Coste del sexo La reproducción sexual implica numerosos costes (producción y mantenimiento de gónadas, despliegues florales, cortejo, etc).
Si los sexos están separados, el coste mucho mayor, ya que la progenia de una unión sexual sólo contribuye con el 50% a la eficiencia biológica (coste de la meiosis). Este coste es menor, o puede compensarse, si ambos sexos atienden a la descendencia.
Se ha propuesto que algunas ventajas pueden compensarse estos costes, como: – La producción de descendientes genéticamente diversos, con más probabilidades de sobrevivir en un ambiente variable.
– La posibilidad de eliminar las mutaciones genéticas nocivas que siempre se acumulan en el linaje genético de cada individuo.
1.4. Género Aunque los seres humanos estamos acostumbrados a pensar en términos de dos géneros, femenino y masculino, las funciones sexuales femenina y masculina pueden estar combinadas en el mismo individuo (hermafroditas), o un individuo puede cambiar de género en el curso de su vida – Hermafroditismo: el mismo individuo tiene órganos femeninos y masculinos, puede darse de forma continua o secuencial. Se puede dar en organismos en los que agregar una forma de otro género no le supone un coste importante.
1.4.1. Asignación diferencial a las funciones masculina y femenina: relación de costes La organización sexual de una población dada depende de los costos y los beneficios relativos de la eficacia biológica que acumularan los individuos con función sexual masculina o femenina, o con ambas.
– El hermafroditismo es esperable cuando agregar una función sexual supone un coste relativamente bajo en comparación bajo en comparación con el coste fijo de la otra función.
– El hermafroditismo secuencial es esperable cuando existen cambios en los costes y beneficios de las funciones masculina y femenina a medida que un organismo crece.
– Los sexos separados son esperables cuando el coste fijo de cada función sexual es elevado (conseguir territorio, pareja, etc).
1.5. Sistemas de apareamiento Patrón de apareamiento entre machos y hembras; específicamente, la cantidad de apareamientos simultáneos o secuenciales y la persistencia del vínculo de la pareja.
El sistema de apareamiento de una población se basa en tendencias conductales de los individuos que están sometidas a selección natural y a modificación evolutiva. En general: – La eficacia evolutiva de una hembra depende de su capacidad para poner huevos y atender a sus descendientes.
– La eficacia de un macho suele depender del número de apareamientos que pueda procurarse.
Meritxell Maimi Checa 2. SOCIABILIDAD En organismos asexuales es fácil determinar sus relaciones sociales, sin embargo en organismos sexuales, la selección de la pareja es determinante, puesto que los descendientes van a tener la mitad de la carga genética del individuo que elijamos.
Machos y hembras tienen intereses y presiones distintas, los sistemas de apareamiento van a reflejar los requerimientos de cada uno. Cuando se forma una pareja, cualquier combinación (tríos, grupos sociales, etc) cada individuo tiene sus intereses.
2.1. Tipos de sistemas de apareamiento – – – Promiscuidad: apareamiento con muchos individuos dentro de una población (normalmente un macho con muchas hembras), generalmente sin formación de vínculos de pareja fuertes o duraderos.
Es el sistema más frecuente entre los animales, y es universal entre las plantas exogámicas.
Poligamia: adquisición, por parte de un individuo, de dos o más compañeros sexuales, con los que mantiene un vínculo duradero, ninguno de los cuales está emparejado con otros individuos.
– Poliginia: apareamiento de un macho con varias hembras al mismo tiempo o en sucesión rápida.
– Poliandria: apareamiento de una hembra con machos, habitualmente de forma secuencial.
Monogamia: formación de un vínculo de pareja, entre un macho y una hembra, que persiste durante todo el periodo necesario para criar a los descendientes, y que puede durar incluso hasta que uno de los miembros de la pareja muera.
Surge, principalmente, cuando los machos pueden contribuir en forma sustancial al número y la supervivencia de sus descendientes brindando cuidados paternos.
Es más frecuente en las especies con descendientes dependientes que pueden ser cuidados igualmente bien por cualquiera de los dos sexos.
Cópulas extrapareja: muchos descendientes de aves, son engendrados por machos que no son la pareja de una hembra.
2.2. Estrategias reproductivas mixtas En ocasiones, dos o más fenotipos se mantienen de manera estable en una población porque cada uno de ellos tiene una eficacia biológica mayor cuando es más escaso.
Ejemplo: estrategias reproductivas en el pez sol de manchas azules Enneacanthus gloriosus.
Este tipo de pez tiene dos estrategias reproductivas: – 1: madurar a los 7 años, con un tamaño grande, y defender buenos sitios de apareamiento.
– 2: madurar a los 2 años, con un tamaño pequeño, y tener apareamientos furtivos con hembras atraídas por machos territoriales.
Los machos furtivos son “parásitos reproductivos”, ya que la supervivencia de sus descendientes depende de los cuidados de los machos territoriales.
Que un macho se convierta en defensor de un territorio o en un furtivo parece tener base genética, hasta que no se alcanza un tamaño, no hay capacidad para defender el territorio.
Meritxell Maimi Checa 2.3. Selección sexual La selección natural es la selección de un sexo por parte de individuos del otro sexo, basándose en alguna característica particular (elegir como pareja el individuo que tenga genética la mejor combinación para la descendencia); suele llevarse a cabo mediante la conducta de cortejo.
Normalmente, la elección es por parte de las hembras, la hembra debe optar por aparearse con el macho de “mayor calidad”.
Este fenómeno de elección de pareja, establece el escenario para una intensa competencia entre los machos por las parejas.
2.3.1. Elección por parte de las hembras La selección sexual tiende a producir dimorfismo especialmente en la ornamentación, la coloración y el comportamiento en el cortejo. Estos rasgos, que diferencian al género más allá de los órganos sexuales primarios, se conocen como “caracteres sexuales secundarios”.
¿Cómo evolucionó la elección de las hembras? – Hipótesis de explotación de los sentidos: la hipótesis de explotación de los sentidos acepta que las hembras tienen preferencias intrínsecas por ciertos aspectos o comportamientos debido a la forma en la cual sus sistemas sensoriales reciben y procesan la información sensorial.
Se asume que la característica no le da ninguna ventaja al macho a parte de ser elegido por la hembra, y la hembra no obtiene nada de esa característica.
– Hipótesis de la calidad de los machos: la hipótesis de la calidad de los machos supone que las preferencias de las hembras se basan en variaciones perceptibles de la calidad de los genotipos masculinos. Las hembras prefieren aparearse con machos que confieran mayor eficacia biológica a sus descendientes.
2.3.2. Selección sexual de fuga Una vez establecida la elección de las hembras en una población, si las hembras eligen comparando entre los machos, en lugar de comparar a los machos con algún estándar idealizado de “belleza”, la selección sexual presionará continuamente hacia una mayor elaboración de los rasgos del macho, lo que se conoce como selección sexual de fuga.
Ejemplo: la cola del pavo real, cuanto mejor y más llamativo sea su plumaje, indica una mejor capacidad inmunolópatológica del animal. Los individuos con buenas plumas estarán adaptados a la parasitofauna del lugar en ese momento.
¿Cómo se relacionan los distintos ornamentos de los machos con los atributos de eficacia biológica? – Hipótesis de la desventaja: el hecho de que un macho pueda sobrevivir a pesar de poseer caracteres secundarios que le suponen una desventaja frente al medio y sus depredadores (una cola muy larga, una coloración llamativa), le puede indicar a la hembra que tiene un genotipo algo superior.
– Hipótesis de la selección sexual mediada por parásitos: supone que una virtud que los machos podrían poseer, y que podría ser demostrada por la producción de un plumaje vistoso, sería la resistencia a parásitos y otros organismos patógenos.
La importancia de los parásitos en esta teoría es que evolucionan rápidamente y por lo tanto ejercen continuamente una presión de selección para los factores de resistencia genética.
Meritxell Maimi Checa 2.4. Identidad por descendencia La identidad por descendencia o coeficiente de relación, es la probabilidad de que dos individuos compartan copias de un gen dado heredadas de un ancestro común.
2.5. Eficacia biológica inclusiva La eficacia biológica total de un individuo, es igual a su propia eficacia biológica más el producto de la eficacia biológica de sus parientes por el coeficiente de relación con ellos.
Cuando un individuo dirige un comportamiento hacia un pariente cercano, ese acto no sólo influye en su propia eficacia biológica, sino también en la eficacia biológica de un individuo que comparte una porción de sus genes.
Si un acto de altruismo es causado por un factor genético heredado de uno de los padres, cuando este acto se dirige hacia un hermano, la probabilidad de que el receptor del comportamiento también tenga una copia de ese gen es del 50%.
Por lo tanto, la expansión del gen dentro de la población total estará determinada por su influencia sobre la eficacia biológica del donante del comportamiento y por su influencia sobre la eficacia biológica del receptor, descontado por el coeficiente de relación.
2.5.1. Ejemplo: altruismo en ardillas terrestres Estas ardillas viven en familias por colonias. Las hembras permanecen en grupo dentro de la madriguera, en cambio los machos son más móviles. Las hembras suelen vivir junto a sus familiares, mientras los machos no suelen tener parientes cerca. Los machos cambian bastante de madriguera.
La distancia entre madrigueras de madres e hijas son muy cercanas, en los machos son mas lejanas. Lo mismo con hermanas y hermanos, primos y primas, etc. La estructura social es que las hembras viven juntas y los machos viven lejos.
Estas ardillas viven en zonas abiertas, tienen depredadores rapaces (aéreos), siempre les vigilan/depredan. Cuando ven un depredador dan un grito de alarma. En el individuo que advierte aumenta el riesgo de que le cacen, pero aseguran la supervivencia de la población.
El que da el grito de alarma son hembras adultas. Los machos prácticamente no dan el grito de alarma. Esto se da porque las hembras adultas son las que tienen mas familiares cercanos dentro de la madriguera. Así aseguran sus genes a los descendientes.
Cuanto más cercano es el parentesco con los individuos de la madriguera, más probabilidad hay de que la hembra adulta emita el grito de alerta.
Meritxell Maimi Checa 2.6. Vida en familia En la mayor parte de especies animales, la familia es un fenómeno transitorio limitado al periodo de crecimiento y desarrollo temprano.
En ocasiones, los descendientes permanecen con sus padres por periodos extensos, e incluso pueden quedar permanentemente asociados con ellos, formando familias extensas.
En estos grupos familiares, es frecuente la aparición de comportamientos altruistas, en los que se ayuda a individuos emparentados.
Un comportamiento relevante es la ayuda en la cría por parte de algunos individuos, renunciando a reproducirse ellos mismos.
2.6.1. Ejemplo: ayudas en la cría en los abejarucos de frente blanca Los descendientes de los abejarucos se quedan con los padres una buena temporada, renuncian a la cría que ya tienen por ayudar a sus familiares a tener crías.
2.7. Tipos de comportamiento social Toda interacción social puede ser subdividida en una serie de actos conductuales de un individuo (el donante del comportamiento) orientada hacia otro (el receptor).
Tipos de comportamiento social en función de los costes y beneficios para donante y receptor. → 2.8. Territorialidad Un territorio es el área definida por un animal; varía entre especies, dependiendo de la conducta social, la organización social y las necesidades de recursos.
Los territorios pueden ser transitorios o más o menos permanentes de acuerdo con la estabilidad de los recursos y la necesidad que un individuo tenga de ellos.
La “calidad” del territorio influye en la eficacia biológica del individuo que lo defiende.
Meritxell Maimi Checa 2.9. Jerarquías de dominancia Se trata de la ordenación de los individuos, dentro del grupo social, según sus relaciones de dominancia y sumisión.
Hay de 3 tipos: – Jerarquía lineal: A domina sobre B, y B sobre C.
– Jerarquía triangular: A domina sobre B, B sobre C, y C sobre A.
– Jerarquía triangular compleja: las dobles flechas indican interacciones entre los individuos, y los números las ganadas por cada uno. Por ejemplo, A domina claramente sobre B, y D es el de más bajo rango.
Efectos del rango sobre la eficacia biológica: los individuos de más alto rango tienen una eficacia biológica mayor.
2.10. Grupos sociales Razones por las que pueden formarse grupos de animales: – Permanencia de la progenie cerca de los padres. La agregación es el resultado de las dificultades de dispersión.
– Atracción independiente hacia un hábitat o recursos apropiados. Dentro de estos grupos, los individuos pueden interactuar para disputarse el espacio, los recursos o las parejas.
– Atracción de individuos no emparentados entre sí para aumentar sus posibilidades de supervivencia, alimentación o encuentro de parejas. Al no ser grupos familiares, se forman por voluntad de los individuos. Las hembras llegan a un sitio donde los machos les pueden proporcionar un lugar seguro y descendencia. O porque hay recursos en una zona y coinciden muchos.
2.10.1. Tamaño óptimo de grupo El tamaño óptimo de un grupo viene determinado por la relación coste-beneficio.
Meritxell Maimi Checa 2.11. Altruismo recíproco O estrategia del “golpe por golpe”. El individuo es cooperativo (altruista) con los individuos que cooperan, pero pelea con los que no cooperan.
2.11.1. Ejemplo de altruismo recíproco en vampiros Los vampiros Desmodus rotundus suelen regurgitar sangre para alimentar a individuos que no hayan conseguido alimento una noche concreta. Las regurgitaciones son más frecuentes tanto entre familiares como entre individuos “asociados”.
Este gesto de altruismo suele salvar la vida de los individuos que reciben la ayuda del altruista, ya que a les quedaría tan poca energía al día siguiente que no serían capaces de cazar.
...