tema 13 (2015)

Apunte Español
Universidad Universidad de Málaga
Grado Derecho - 2º curso
Asignatura Derecho Penal I
Año del apunte 2015
Páginas 2
Fecha de subida 04/05/2016
Descargas 0
Subido por

Descripción

Apuntes elaborados personalmente combinando las explicaciones de clase con los manuales. Muy claros y bien organizados.

Los temas marcados con una (i) son los más importantes de cara a examen.

Vista previa del texto

TEMA 13: LOS LÍMITES A LA IMPUTACIÓN SUBJETIVA. EL PRINCIPIO DE IMPUTACION PERSONAL 1.
Delimitación terminológica y conceptual.
El principio de culpabilidad es un principio fundamental del Derecho penal moderno. Éste se descompone en dos fórmulas fundamentales:  No hay pena sin culpabilidad.
 La medida de la pena no debe sobrepasar la medida de la culpabilidad.
Sin embargo, este principio de culpabilidad es susceptible de fuertes críticas, puesto que integra contenidos que afectan a niveles valorativos diversos de la teoría del delito y de la pena: 1.
2.
3.
2.
 Principio de imputación personal, que habría que tratarlo en el tipo, y que excluye la responsabilidad objetiva.
Principio de reprochabilidad individual, que habría que tratarlo en la culpabilidad, y que excluye la pena si no hay dolo o imprudencia.
Principio de proporcionalidad de la pena, que habría que tratarlo en la teoría de la pena, y garantiza que la gravedad de la pena se acomode a la gravedad del delito Concepto y fundamento.
CONCEPTO: Expresa la idea de que pertenecen a la persona aquellos actos o sucesos realizados por ella, cuya aparición puede ser controlada por la voluntad de realización.
Esta imputación personal es susceptible de graduación, en función de la diferente intensidad de pertenencia de las conductas a la voluntad de realización, lo que explica que se le atribuya distinta gravedad a los comportamientos dolosos y a los imprudentes.
 FUNDAMENTACIÓN: La exigencia de este principio viene vinculada a contenidos de autocomprensión de los miembros integrantes de una sociedad, que forma parte de su sustrato cultural.
El principio de imputación personal muestra bajo qué condiciones una modificación del mundo exterior debe atribuirse a la voluntad de actuar o de no actuar de quien materialmente ha dado lugar a ella. Es un principio que se integra entre los criterios socialmente vigentes de atribución de responsabilidad a una persona por la conducta realizada.
3.
Su reconocimiento en el derecho positivo.
Se afirma claramente en el art. 5 CP: “No hay pena sin dolo o imprudencia”. Esto implica que:  Excluye la responsabilidad objetiva.
 Sólo se pueden imputar a las personas hechos abarcables por la voluntad de realización.
Este artículo 5 CP no recoge lo que se entiende por principio de culpabilidad, ya que no hace referencia al principio de reprochabilidad individual ni al de proporcionalidad de la pena.
Menos explícito es el reconocimiento a la graduación de la imputación (Art. 12 y Arts. 21 y 22).
4.
La exclusión de la responsabilidad objetiva.
La responsabilidad objetiva se caracteriza porque la acción o el resultado son productos del azar, sin que haya sido posible prever su acaecimiento. No son circunstancias atribuibles a la voluntad de realización del sujeto.
Su manifestación más conocida a lo largo de la historia ha sido el principio del versari in re ilícita:  CONCEPTO: quien realiza un acto ilícito voluntario responde de todas sus consecuencias a título de dolo, aunque no las hubiera querido, ni las hubiera previsto, ni las hubiera podido prever.
 Hasta 1983 estaba vigente en nuestro CP:  Se admitía la responsabilidad por males distintos del que uno se había propuesto ejecutar (art. 1.3)  La eximente de caso fortuito abarcaba sólo supuestos en que el resultado derivaba de una acto lícito (art. 8.8)  Se permitía atenuar la pena del delito producido si el mal causado era de mayor gravedad que el pretendido (art.
9.4)  Si el delito ejecutado era distinto al propuesto, se aplicaba la pena del delito menos grave pero en su grado máximo (art. 50).
1  La reforma de 1983 fue decisiva para la supresión de este principio:  Se suprime los arts. 1.3, 8.8 y 50  Se crea el art. 1.2: “no hay pena sin dolo o culpa”  Art. 6 bis b). “si el hecho se causare por mero accidente, sin dolo ni culpa del sujeto, se reputará fortuito y no será punible”.
 Se mantiene el art. 9.4, que se aplica a figuras homogéneas.
 Con el nuevo CP de 1995 se eliminan todas las referencias a la responsabilidad objetiva: Art. 5 y desaparece la atenuante de preterintencionalidad.
5.
La supresión de los delitos calificados por un resultado más grave fortuito.
 CONCEPTO: se trata de una figura de delito compuesta por:  Una conducta básica, generalmente dolosa, por lo que ya constituye un delito independiente, normalmente de resultado material.
 Un resultado más grave derivado de la conducta dolosa previa, que es fortuito.
 Se castiga con una pena superior a la del tipo básico inicial, hasta el punto de que equivale o se aproxima a la que se impondría si el resultado más grave se hubiera realizado dolosamente.
Estos delitos eran incompatibles con el principio de imputación subjetiva, ya que constituyen un claro residuo de responsabilidad objetiva.
Estuvieron vigentes hasta la reforma de 1983, en la que se opta por añadir el art. 1.2: “Cuando la pena venga determinada por la producción de un resultado más grave, sólo se responderá de éste si se hubiera causado al menos por culpa”.
Posteriormente, con el CP de 1995 se suprime definitivamente el art. 1.2, aunque la situación no se ve alterada por la vigencia del artículo 5 CP: “no hay pena sin dolo o imprudencia”.
   6.
La supresión de los delitos cualificados por un resultado más grave al menos imprudente.
 CONCEPTO: son figuras equivalentes a las de resultado fortuito, pero que exigen, al menos, imprudencia respecto a éste resultado más grave.
 Hasta CP 1995, la estructura típica era:  Figura básica dolosa o imprudente.
 Resultado más grave doloso o imprudente.
 La penalidad correspondía o se aproximaba a la que se impondría si el resultado más grave se hubiera realizado dolosamente, superando en cualquier caso a la resultante del concurso de delitos entre el tipo básico doloso y el tipo imprudente relativo al resultado más grave.
 Crítica: abarcaba más supuestos de los que corresponden a un concepto ajustado de delito cualificado por el resultado más grave. Por tanto, suponían una clara violación del carácter graduable del principio de imputación personal. La expresión “al menos” hacía que se incluyeran en ellos, junto a la habitual combinación dolo-culpa, la de dolo-dolo.
 Valoración de la estructura dolo-culpa:     Propuesta más extendida: supresión y sustitución por un concurso de delitos entre el tipo básico doloso y el tipo imprudente respecto al resultado más grave.
Propuesta de Diez Ripollés: crear ocasionalmente unos tipos compuestos por el tipo básico doloso y un tipo de peligro concreto doloso del resultado más grave, porque con frecuencia concurre un peligro concreto abarcado por el dolo respecto del resultado más grave.
Combinaciones:  No hay dolo de peligro, pero se produce el resultado más grave imprudente: concurso  Dolo de peligro y resultado más grave imprudente: concurso  Dolo de peligro y no se da el resultado más grave: tipo compuesto El CP 1995:  Se suprime art. 1.2: reglas de concurso  Se han creado tipos compuestos: Arts. 148.1, 180.5, 229.3, 231.2 2 ...