7- Integración (2017)

Apunte Español
Universidad Universidad Autónoma de Barcelona (UAB)
Grado Ciencias Biomédicas - 1º curso
Asignatura Metabolismo de Biomoléculas
Año del apunte 2017
Páginas 23
Fecha de subida 01/08/2017
Descargas 0
Subido por

Vista previa del texto

TEMA 7: INTEGRACIÓN  ¿De qué reservas energéticas disponemos? En la tabla vemos que una persona de unos 70 Kg tiene unas 150.000 kcal solo en triacilglicéridos. También tiene proteínas, glucógeno y las sustancias en circulación por el torrente sanguíneo, que son minoritarias.
Los hidratos de carbono pueden satisfacer la demanda energética de solo 1 día.
Los triacilglicéridos satisfacen la demanda energética a más largo plazo.
Las proteínas pueden dar aminoácidos para ser oxidados especialmente en situaciones límite.
La esperanza de supervivencia de una persona de 70 Kg en ayunas son 3 meses, la de una de 140 unos 14. Realmente esto no es así porque la persona obesa sufre de más patologías, pero teóricamente a más grasa, más tiempo de supervivencia (teóricamente, que no en la práctica).
 Principales características metabólicas y funciones de los tejidos humanos 1          Hígado: Procesa las grasas, carbohidratos y proteínas de la dieta; sintetiza distribuye lípidos, cuerpos cetónicos y glucosa a otros tejidos; convierte el exceso de nitrógeno en urea.
Páncreas: Secreta insulina y glucagón en respuesta a cambios en la concentración de glucosa en sangre.
Cerebro: Transporta iones para mantener el potencial de membrana; integra estímulos cuerpo y del ambiente; envía señales a otros órganos.
Músculo cardíaco: Usa ATP generado aeróbicamente para bombear la sangre.
Sistema linfático: Lleva lípidos del intestino al hígado.
Tejido adiposo Sintetiza, almacena y moviliza triacilgliceroles. El tejido adiposo marrón lleva a cabo la termogénesis.
Músculo esquelético: Usa ATP generado aeróbicamente o anaeróbicamente para hacer trabajo mecánico.
Intestino delgado: Absorbe nutrientes de la dieta; los lleva a la sangre o al sistema linfático.
Vena portal: Lleva nutrientes del intestino al hígado.
Realmente el cuerpo funciona como una máquina no ve qué es lo necesario en cada momento, sino que ante determinadas circunstancias actúa de una manera y cuando cambian las condiciones de otra, no está pensando qué debe hacer.
 Combustibles almacenados, utilizados y exportados por los diferentes tejidos Algunos datos que podemos aportar sobre la tabla son: El corazón es un músculo especializado que puede usar muchas fuentes de combustibles, ya que si se para el corazón, se acaba todo, hay que evitar por todos los medios que esto ocurra.
Vemos que en el músculo diferenciamos 3 estados metabólicos, en ejercicio, en reposo y en ayuno. En el tejido adiposo diferenciamos 2 (en ayuno y después de la ingesta) y en el hígado los mismos que en el adiposo.
El músculo almacena glucógeno para consumo propio, no puede salir al torrente sanguíneo.
También sintetiza TAGs y en ejercicio consume ácidos grasos tanto de sus propias reservas como del plasma sanguíneo también usa la glucosa de la sangre y sus propios aminoácidos.
2 Tejido Combustible almacenado Combustible utilizado Combustibles exportados Cerebro --- Glucosa Cuerpos cetónicos --- Músculo esquelético:  Reposo  Ejercicio  Ayuno Músculo cardíaco Glucógeno, TAG --- --- Tejido adiposo:  Estado postprandial  Ayuno Eritrocitos Ácidos grasos, cuerpos cetónicos Id+ Glucógeno, glucosa Lactato, Alanina Id+ α-cetoácidos ramidicados Alanina Ácidos grasos, cuerpos cetónicos, glucosa, lactato --- Ayuno Triacilglicéridos Glucosa --- Ácidos grasos Ácidos grasos, glicerol --- Glucosa Lactato Glucógeno Glucosa Triglicéridos --- Ácidos grasos, aminoácidos Glucosa, cuerpos cetónicos Hígado:  Estado postprandial  Ayuno  Índice glucémico de los alimentos 3 En función del contenido de carbohidratos de un alimento, aumentará la glucemia de una forma determinada. Se compra en relación al índice glucémico de la glucosa, que es 100.
Los diferentes alimentos tienen índices glucémicos inferiores debido a que tiene otros glúcidos diferentes a la glucosa, como almidón o disacáridos (sacarosa) que cuesta más de digerir.
La glucosa es captada rápidamente en el intestino. Los carbohidratos complejos se degradan y se captan lentamente.
Los picos de insulina son mayores después de ingerir alimentos con un índice glucémico elevado ya que la insulina se libera cuando las células beta del páncreas hacen glucólisis.
La carga glucémica se obtiene multiplicando el contenido de carbohidratos por su índice glucémico.
Se consideran carbohidratos buenos aquellos que tienen un pico de insulina menor, los de un índice glucémico bajo.
 Transportadores La captación de glucosa por los diferentes órganos responde a su especialización metabólica.
Mantener una concentración de glucosa en sangre normal y constante es muy importante, porque si desciende demasiado empezamos a tener síntomas de hipoglucemia, que puede llegar a causar el coma.
4  Ciclo alimentación-ayuno Las hormonas pancreáticas implicadas en los cambios adaptativos son la insulina, que se secreta justo después de comer y el glucagón, que se secreta en ayuno.
Justo después de la ingesta, la glucosa exógena en sangre aumenta, pero decrece hasta casi desaparecer sobre las 4 horas. Alrededor de las 2 horas se empieza a secretar glucógeno, hasta más o menos las 12 horas, a las 12 horas se activa la gluconeogénesis y el glucógeno decae.
Empieza a hacerse la cetogénesis. El consumo de glucosa después de tantas horas en ayuno disminuye considerablemente.
Se toma como ciclo de alimentación-ayuno hasta más o menos las 12 horas, a partir de aquí ya tenemos primero un ayuno corto y luego prolongado.
En la siguiente tabla vemos las diferentes concentraciones plasmáticas de metabolitos y de hormonas relacionadas con el metabolismo energético, en diferentes estados nutricionales.
Vemos que la cantidad de ácidos grasos en ayuno va creciendo, estos ácidos grasos vienen de la lipogénesis del tejido adiposo. La concentración de cuerpos cetónicos también aumenta, como modo de compensar la falta de glucosa. El cerebro y los eritrocitos son dependientes de la glucosa como combustible energético.
Lo importante no son los valores absolutos (de hecho no tenemos ni las mismas unidades), lo que importa es la relación, por ejemplo la relación insulina/glucagón en ayuno llega a 6/120=0.05 5  Mecanismos implicados en la adaptación metabólica del hígado en respuesta a cambios en la ingesta: Estado metabólico del hígado: Después de comer:     Glucogenigénico.
Glucolítico.
Lipogénico.
Colesterogénico.
Estado metabólico del hígado: En ayuno:      Glucogenolítico.
Gluconeogénico.
Lipolítico.
Cetogénico.
Proteolítico.
Los mecanismos implicados en la regulación de la actividad enzimática son:     Concentración de sustratos.
Modulación alostérica.
Modificación covalente.
Cambios en la velocidad de síntesis/degradación de enzimas.
 Interrelaciones metabólicas de los tejidos en un buen estado de alimentación Estas son las vías que están activas después de haber comido.
6  Control del metabolismo hepático por los efectores alostéricos en estado de buena nutrición Cuando tenemos buena nutrición está presente la insulina. Esta principalmente favorece las desfosforilaciones en el hígado para activar las diferentes vías.
Sería bueno completar el esquema con las diferentes enzimas que actúan (la que permite el paso de piruvato a acetil-CoA no la hemos visto, así que no hace falta).
En el siguiente esquema vemos la actividad y el estado de fosforilación de enzimas hepáticas sujetas a modulación covalente durante el estado absorcional (insulina).
Tenemos un hígado lipogénico.
7 En esta tabla hay que prestar mucha atención a los tejidos diana (hígado, músculo y tejido adiposo). Además hay que revisar la señalización intracelular de la insulina.
La insulina provoca cambios en la expresión de diferentes enzimas, las subrayadas en rojo son las que más hemos visto.
 Interrelaciones metabólicas de tejidos en un estado temprano de ayuno En el ayuno de fase inicial no llega nada del intestino. El hígado expulsa glucosa para el músculo y cerebro.
8 Hay 3 fases de ayuno: 1) La fase de carbohidratos ocurre entre comidas y dura unas 20 horas.
Asumamos que la energía normal que Henry usa son 2200 Kcal/día. Su cerebro usa glucosa obtenida del glucógeno hepático hasta que los almacenes disponibles se agotan (hasta 20 horas si consume 5g/h). Las reservas de triacilgliceroles en el tejido adiposo proveen de energía al resto del cuerpo.
2) La fase de proteína en una fase interina perjudicial que dura hasta que la fase cetónica empieza.
La energía que usa Henry cae hasta las 1750 Kcal porque es menos activo y no está usando energía para interconvertir combustibles de la dieta. Como su hígado todavía no ha producido suficiente cetoácidos, su cerebro solo puede usar glucosa. La mayoría de la glucosa tiene que venir de las proteínas (120g de glucosa por cada 200g de proteína), pero algunas veces del glicerol procedente del tejido adiposo. La energía de Henry sigue cayendo hasta que está más y más apático. Pero aun así, los cetoácidos empiezan a acumularse en su sangre.
3) La fase de cetosis es la fase final y estable del ayuno.
Ahora Henry tiene suficientes niveles de cetoácidos para el reemplazamiento de aproximadamente el 80% de los requerimientos de glucosa de su cerebro. A pesar de ello, las reservas de triacilgliceroles ayudan a su cerebro con algo de glucosa directamente (del componente glicerol), estos principalmente aportan energía al resto de su cuerpo, satisfaciendo así la mayoría de sus necesidades.
Esta fase puede dejar secuelas de por vida.
9 El más importante de los cuerpos cetónicos es el hidroxibutirato. Vemos que la glucosa baja, pero no menos de 2mM, porque, como vimos antes, si esto sucede puede causar el coma. Durante el ayuno muchos tejidos obtienen energía de la oxidación de cuerpos cetónicos, reservando la glucosa para las neuronas y los eritrocitos.
Para ayunar necesitamos el hígado, sin hígado es imposible hacer ayuno.
 Interrelaciones metabólicas de los tejidos en estado de ayuno En ayuno más prolongado, la grasa del tejido adiposo da glicerol, que pasa a la gluconeogénesis y los ácidos grasos se usan para obtener energía en el hígado y el músculo. El ciclo de la urea está más activo, hay más proteínas que se degradan para obtener glucosa, de modo que se eliminan más grupos amino.
10 Si en la vía de degradación de los lípidos tenemos suficiente NADH y acetil-CoA no usamos los carbohidratos, en estado de ayuno. Pero según el tipo de actividad que hacemos la grasa no puede aportar toda la energía, necesitamos un equilibrio entre grasas y lípidos.
 Control del metabolismo hepático por efectores alostéricos en estado de ayuno Este esquema, al igual que el otro, es mejor completarlo. La mayoría de las enzimas son activadas por fosforilaciones por la PKA.
En el esquema vemos la actividad y estado de fosforilación de enzimas hepáticos sujetos a modulación covalente durante el estado de ayuno (glucagón). Hígado gluconeogénico.
Los marcados están fosforilados por la PKA.
11 En esta tabla hay que prestar mucha atención a los tejidos diana (hígado, tejido adiposo). Hay que revisar la señalización intracelular del glucagón.
 Mecanismo de regulación Fosforilación/desfosforilación (PKA) covalente (actividad enzimas): Glucagón y adrenalina son equivalentes a efectos intracelulares, en estrés o ayuno se dan situaciones similares. Esto se da sobre todo en el hígado, pero existen efectos similares en otros tejidos Al hacer ejercicio se obtienen resultados similares a los del glucagón, pero tenemos que considerar los tejidos por separado.
12  Características de los diferentes tipos de fibras musculares Tenemos fibras de tipo más aeróbico y otras más anaeróbicas. Según los datos podemos ver cuáles son las aeróbicas.
Toda la tabla está normalizada a las de tipo 1, que son las aeróbicas. A esta conclusión hemos llegado porque las otras tienen menos irrigación y menos mitocondrias, hacen más glucólisis (en anaerobiosis tiene menor rendimiento energético, esto se ve en la actividad de la fosfofructoquinasa-1), tienen menos mioglobina (captan menos oxígeno), la glucógeno fosforilasa es más activa (la energía procede principalmente del glucógeno).
Vemos que las IIa son un tipo de fibra con características intermedias entre las de tipo I y las de tipos IIx.
La fosfocreatina es un combustible para esfuerzos cortos. Las fibras pueden tener grasa, pero muy poca en las anaeróbicas porque para su uso se necesita oxígeno, su oxidación se da en la mitocondria.
En un ejercicio de baja intensidad (fuerza) solo se utilizan las fibras de tipo I. Al aumentar la intensidad se reclutan progresivamente los otros tipos.
A menor diámetro de las fibras IIx, menos capacidad para “levantar pesas”, es decir, hacer esfuerzos intensos.
Cuanta más potencia, más fibras estamos utilizando. Las fibras básicas para funcionar que necesitamos las de tipo I, las aeróbicas.
13  Interrelaciones metabólicas de los tejidos en ejercicio En ejercicio aeróbico, los ácidos grasos vienen del tejido adiposo y van al músculo y al hígado, donde se utilizan.
En ejercicio anaeróbico, se usa glucógeno para dar lactato, que va al hígado. Este retroalimenta el ciclo aportando glucosa. Es lo que se conoce como el ciclo de Cori-Cori.
En el hígado en condiciones de aerobiosis se usan las grasas y se crean cuerpos cetónicos.
 Fuentes de energía muscular durante ejercicios de distinta duración Al inicial el ejercicio desde el reposos hay gasto de ATP, lo que activa el metabolismo estabilizando el uso de los combustibles adecuados al ejercicio. Puede darse tanto la glucólisis como la β-oxidación.
El glucógeno muscular nos sirve para ejercicios inferiores a 1 hora de duración, ya sea aeróbico o anaeróbico. Si se usa de manera anaeróbica dura menos tiempo porque le rendimiento energético es menor.
En ejercicios de más de 1 hora, como por ejemplo al correr una maratón, hay un uso mixto de ácidos graos y carbohidratos. Es decir, a partir de la hora se empieza a activar la lipólisis a partir de los ácidos grasos que llegan de la sangre. La glucosa que consume el músculo viene del hígado. Por ello la glucosa en sangre disminuye, porque el músculo la capta.
Glut-4 del músculo permite la entrada de glucosa en el músculo.
Llegamos al agotamiento en el momento en el que el metabolismo no puede proporcionar el ATP necesario para el ejercicio. Es entonces cuando estamos cansados.
14  Cuanto más intenso es un ejercicio, más carbohidratos se usan Tenemos un balance entre la energía obtenida por los ácidos grasos y por la glucosa.
En rojo tenemos representado el uso de la grasa y en azul el de glucosa. En el eje X tenemos representada la intensidad del ejercicio.
La flecha señala dónde tenemos la máxima captación de oxígeno, que es en la máxima intensidad del ejercicio, es decir, cuando se consume el máximo de glucosa y el mínimo de ácidos grasos.
Vemos que para ejercicio aeróbico, vemos que para más intensidad del 60%, gastamos el glucógeno muscular, pero por debajo de este 60% gastamos más grasa. El equilibrio entre ambos se localiza, aproximadamente, alrededor del 60%.
La única forma de perder grasa es con ejercicios muy moderados pero muy prolongados , ya que las grasas son muy rentables y proporcionan una gran cantidad de energía.
 Importancia del azúcar durante el ejercicio 15 Si te propones hace una carrera de larga distancia necesitas carbohidratos.
Vemos que para ejercicios de menos de 45 minutos no es necesario ingerir carbohidratos, pero de 1 a 2,5 horas se necesitan unos 30-60 gramos por hora y a medida que aumentamos el tiempo aumenta esta cantidad. Según especialistas esto ayuda a mejorar el rendimiento.
Pero hay que tener mucho cuidado porque si aumentamos el nivel de carbohidratos por encima de lo indicado, la insulina sube y la lipólisis disminuye. Por lo tanto, el consumo moderado de carbohidratos puede ser beneficioso, pero en exceso causaría un pico de insulina y sería contraproducente.
La gráfica B se corresponde con ejercicio de media hora, mientras que la A es de 1hora y 20 minutos. Si nos fijamos en la A no se espera que nuestra intensidad sea igual o superior al 85%, se espera que estemos por debajo del 60% de la capacidad aeróbica.
En la A con el 25% necesitamos principalmente ácidos grasos y algo de glucosa, y al pasar a 65% aumenta la cantidad de glucógeno y disminuye la de ácidos grasos En la B, vemos que al aumentar la intensidad aumenta muchísimo el consumo de glucógeno y disminuye el de ácidos grasos. Para 30 minutos usamos el glucógeno que ya tenemos almacenado en el músculo.
 Fuentes de ATP para la contracción muscular durante diferentes tipos de ejercicio La tabla tiene mucha información. Nos informa de las fuentes de energía muscular.
16 Vemos que en primer lugar se encuentran las reservas de ATP en el músculo. Seguidamente, vemos la creatina fosfato que se fosforila por ATP. Entre estos dos tenemos suficiente para producir ejercicio anaeróbico durante unos 6 segundos. Estas fuentes nos permiten obtener gran cantidad de ATP en poco tiempo.
Luego hacemos la conversión de glucógeno a lactato (sigue siendo ejercicio anaeróbico) y luego de glucógeno a CO2 (ya a partir de aquí es aeróbico). Obtenemos más energía si lo pasamos a CO2, la suficiente para correr entre 30 y 60 minutos. La oxidación completa se produce más lentamente que el metabolismo anaerobio.
El glucógeno del hígado da más energía que el muscular, pero tenemos más glucógeno en el músculo.
La grasa del tejido adiposo y el muscular es la que tiene más capacidad para tenernos más tiempo haciendo un trabajo, pero la tasa de producción de ATP es más pequeña.
La depleción de ATP y la activación de la AMPK es el músculo en ejercicio dirigen el metabolismo de las fibras activas.
La velocidad de producción de ATP desde fosfocreatina es mucho más grande que de los ácidos grasos, pero estos pueden dar energía para un ejercicio largo.
Durante el ejercicio, se secretan las hormonas glucagón, adrenalina, cortisol y hormona del crecimiento, que se oponen a las acciones de la insulina.
La concentración de hormonas en sangre va cambiando durante el ejercicio. Vemos a la insulina en azul, que va bajando, mientras que el resto va subiendo. Todas las demás mostradas tienen un efecto muy similar al glucagón en el metabolismo celular.
El ejercicio se asemeja a una situación de ayuno (metabólicamente), pero al hígado le llega más cantidad de lactato.
 Obesidad Según la OMS se define la obesidad como la acumulación de grasa corporal excesiva que puede ser perjudicial para la salud.
Por lo tanto, no se considera obesidad por motivos estéticos, sino por problemas en la salud.
17  Interrelaciones metabólicas de tejidos en obesidad El esquema representa un estado de ingesta en el cual tenemos glucosa, aminoácidos, grasa… se parece al esquema de buena alimentación.
La glucosa y el exceso de aminoácidos favorecen que se acumule la grasa y se generen ácidos grasos y VLDL.
En el exceso de ingesta de grasa, la insulina juega un papel muy importante, porque permite que esta pase de los quilomicrones al tejido adiposo.
 Obesidad: acumulación excesiva de grasa corporal La obesidad se produce cuando la ingesta calórica supera con creces el gasto de energía.
Una persona padece obesidad porque en algún momento de su vida (tal vez hace muchos años) ha tenido un desequilibrio entre el gasto y la incorporación de energía. En este caso, es porque ingiere más de lo que gasta.
Tenemos factores de riesgo muy diversos para la obesidad: factores genéticos, químicos, hormonales, ambientales, la localización de la grasa… 18 La incorporación de grasa causa un aumento del tamaño de los adipocitos, pero si la incorporación de grasa es tan grande que los adipocitos llegan a su máximo, estos empiezan a dividirse. Esto es lo que ocurre en una persona obesa. Para adelgazar, se reduce el tamaño de los adipocitos pero no su número, por eso a las personas obesas les cuesta más adelgazar.
Además hay que considerar que es más fácil volver a llenar los adipocitos y volver al estado de obesidad.
Adipocitos en obesidad:   Hipertrofia (↑ tamaño).
Hiperplasia (↑ número).
 Las hormonas que controlan la ingesta Hay muchas hipótesis sobre cómo adelgazar, ya que un humano puede sobrevivir meses con las reservas de energía que tiene.
El control del hambre es el gran problema.
Vemos representado en la parte superior del esquema el sistema nervioso, mientras que en la parte inferior se encuentran los diferentes órganos.
La parte neuronal de este asunto es un tema bastante complejo, actualmente se está investigando mucho en este tema para saber cuáles son los factores críticos para que una persona sienta hambre.
En el hipotálamo tenemos 2 tipos de hormonas. Unas son anorexigénicas (nos dan la sensación de saciedad) y las orexigénicas (nos incitan a comer). Tenemos diferentes circuitos que actúan sobre unas neuronas u otras y regulan la actividad del músculo, tejido adiposo, hígado… Tenemos un balance entre la ingesta y el gasto energético. Este balance es reconocido por las neuronas y según se desplace el balance a un sitio u otro se activan unas neuronas u otras.
En esta regulación también intervienen los órganos periféricos, como el estómago que secreta la gerina, que activa a las neuronas orexigénicas.
19 Hormonas del tejido adiposo como la leptina influyen en nuestra sensación de saciedad.
La insulina también favorece el estado de saciedad y hace que disminuya el hambre.
La termogenina (UCP) lo que hace es generar calor gastando ATP inútilmente. Esta se expresa solo en los adipocitos multiloculados (grasa marrón), pero se está estudiando cómo hacer que los blancos pasen a marrones, para obtener efectos terapéuticos.
 Ejemplo de adipocinas y su posible uso terapéutico Se van obteniendo resultados de hormonas que parecen prometedoras, pero en seguida aparecen efectos contradictorios que muestran que no son tan buenas.
Podríamos pensar que, por ejemplo, la leptina inhibe las neuronas orexigénicas, por lo tanto vamos a darle leptina a los obesos. Esto no funciona porque ellos ya tienen más leptina que los no obesos, y no se sabe por qué.
Hay un punto en la regulación de hormonas que falla y no se sabe por qué.
Lo mismo que con la leptina pasa con las otras.
 Interrelaciones metabólicas de tejidos en dieta Dietas como la Dukan lo que hacen es permitir la ingesta de aminoácidos, pero restringir la de carbohidratos. Tenemos así las diferentes rutas que se activan y se inhiben.
“El interrogante del glucógeno es porque si tenemos el glucagón elevado, no sé por qué se hace la síntesis de glucógeno.” Jordi Ortiz, 2017 20  Diabetes Según la OMS, la diabetes es una grave enfermedad crónica que se desencadena cuando el páncreas no produce suficiente insulina (una hormona que regula el nivel de azúcar, o glucosa, en la sangre), o cuando el organismo no puede utilizar con eficacia la insulina que produce.
 Resumen comparativo entre Diabetes tipo 1 y Diabetes tipo 2 Diabetes Tipo 1 Diabetes Tipo 2 Edad de comienzo Habitualmente en la infancia o pubertad; síntomas de desarrollo rápido.
Frecuentemente después de los 35 años; síntomas de desarrollo graduales.
Estado nutricional en la edad de comienzo A menudo desnutrido.
Obesidad normalmente presente.
Prevalencia < 10% de los diabéticos diagnosticados.
>90% de los diabéticos diagnosticados.
Predisposición genética Moderado.
Muy fuerte.
Defecto o Deficiencia Las células β-pancreáticas son destruidas, eliminando la producción de insulina.
La resistencia a la insulina combinada con la incapacidad de las células βpancreáticas para producir las cantidades necesarias de insulina.
Frecuencia de cetosis Común.
Raro.
Insulina en plasma Baja o ausente.
Alta en la enfermedad temprana, baja o ausente en la enfermedad tardía.
Complicaciones agudas Cetoacidosis.
Estado hiperosmolar hiperglucémico.
Respuesta a medicamentes orales hipoglucémicos Sin respuesta.
Respuesta.
La insulina siempre es necesaria.
Dieta, ejercicio, mediacmentos orales hipoglucémicos, insulina (tal vez no es necesario), reducción de factores de riesgo (bajar peso, dejar de fumar, control de la presión arterial, tratamiento de dislipemias).
Tratamiento 21  Interrelaciones metabólicas en la Diabetes mellitus Tipo 1: Ausencia de insulina Equivaldría a un ayuno prolongado, pero son ausencia de insulina. Por lo tanto no entra la glucosa en el músculo ni al tejido adiposo. Se movilizan las grasas endógenas y las exógenas (como si estuviera siguiendo una dieta) no se pueden almacenar porque NO está activa la lipoproteína lipasa (debido a la falta de insulina). Esto hace que el hígado reaccione al glucagón y lleva a cabo la gluconeogénesis y la cetogénesis.
Los aminoácidos se usan para sintetizar más glucosa.
 Interrelaciones metabólicas en la Diabetes mellitus Tipo 2 (no dependiente de insulina): Resistencia a la insulina Tenemos una resistencia a la insulina, por lo tanto la glucosa no entra al músculo ni al tejido adiposo. El hígado sintetiza grasas endógenas (+VLDL) a una velocidad muy elevada y NO se movilizan las grasas del tejido adiposo durante la ingesta (a menudo es consecuencia de obesidad).
La diabetes de tipo 2 es más compleja, algo similar a la de tipo 1, pero más suave, porque aquí sí tenemos insulina, pero con efectos poco importantes porque no es reconocida.
Tenemos acumulación de glucógeno, y de TAG en el tejido adiposo. Al tener insulina y glucagñon se señaliza ayuno y no ayuno alternativamente.
La grasa se acumula en el tejido adiposo porque el hígado la produce pero no se acepta por los tejidos.
22  Progresión típica de la diabetes tipo 2 Esta es causada porque no se responde bien a la insulina en los tejidos. Esto da un exceso de secreción de insulina por parte del páncreas. Debido a la insensibilización, tenemos una capacidad disminuida de captación de glucosa, esto causa que las células β-pancreáticas vayan degenerando y perdiendo la capacidad de producir insulina excesiva.
Podríamos mantener la glucemia normal, pero el deterioro de las células del páncreas hace que tengamos diabetes.
Además, como la insulina deja de ser suficiente, se produce la acumulación de ácidos grasos en el plasma, que es tóxico y provoca problemas cardíacos.
La flecha roja sería el paso ideal como tratamiento.
 Tratamiento para la diabetes tipo 2 mellitus Principalmente consiste en la pérdida de peso y ejercicio.
Tenemos diferentes tratamientos que favorecen la secreción de insulina y dificultan la acción de la AMPK.
PPARγ regula la transcripción de los genes favorecidos por la insulina.
GLP-1 regula la producción de insulina respecto a glucagón, mediante un péptido de acción pancreática.
Por lo general son tratamientos poco eficientes.
23 ...

Comprar Previsualizar