LECTURA 2 (2016)

Resumen Español
Universidad Universidad Autónoma de Barcelona (UAB)
Grado Psicología - 1º curso
Asignatura Historia de la Psicología
Año del apunte 2016
Páginas 4
Fecha de subida 17/01/2017
Descargas 0
Subido por

Vista previa del texto

LECTURA 2. APUNTES SOBRE LA ANTROPOLOGIA KANTIANA.
RESUMEN. Se exponen algunos aspectos de la personalidad y de la doctrina de Kant, en particular su relación con la psicología y la antropología, así como su teoría sobre las enfermedades mentales.
NOTAS INTRODUCTORIAS. A Kant se le asocia con la epistemología, con la ética, con el intelectual puro, el pensador profundo, el pietista y riguroso moralista.
También se le acusaba de metódico, aburrido, incapaz de disfrutar de la vida, huraño, ensemismado y otras características similares. Algunas de esas cosas si que lo era, y otras no.
KANT MUNDANO. Kant recibió desde su infancia una educación muy estricta dentro del pietismo. Este hecho se ha considerado suficiente para explicar la rigurosidad de su doctrina, así como la supuesta falta de alegría de su vida cotidiana, sin embargo, no tuvo nunca restricciones o limitaciones de tipo religioso, ni hay en sus escritos ni en su vida rastro alguno de misticismo.
KANT EN LA HISTORIA DE LA ANTROPOLOGIA Y DE LA PSICOLOGIA.
La antropología y la psicología han profundizado, ampliado y rigorizado el conocimiento de los fenómenos que Kant describe en los escritos que vamos a analizar.
Otras disciplinas en tiempos de Kant, es el estudio del genero, han aportado conocimientos que plantean desde otras perspectivas la caracterización del hombre y de la mujer que encontramos en Kant. Nos muestra también la capacidad extraordinaria de Kant para captar las sutiles diferencias entre distintos estados de animo y trastornos de las facultades humanas.
Reflexiones kantianas se ubican en la prehistoria de la antropología, en el periodo de La Ilustracion (periodo que coincide con John Locke), hasta el estallido de la Revolucion Francesa. Kant no es incluido en las Historias de la Antropologia como un antropólogo, pero sus teorías son consideradas en relación con el pensamiento, conocimiento, evolución organica y doctrinas raciales, como aportes importantes a la doctrina antropológica.
EL SENTIDO “PRAGMATICO” DE LA ANTROPOLOGIA KANTIANA.
La antropología como ciencia sistematica del hombre, puede serlo en sentido fisiológico, describe lo que la naturaleza ha hecho en el hombre, o en un sentido pragmático que investiga lo que el hombre como ser libre hace, puede o debe hacer de el mismo. El califica su teoría antropológica de “pragmática”, con lo cual la diferencia en su mismo punto de partida de otras concepciones antropológicas. No significa que Kant tenga una concepción distinta de lo que pueda ser el hombre como ser natural, sino que con el calificativo “pragmático” quiere dar a entender mas bien el punto de vista desde el cual enfoca al hombre en su antropología. Significa “perteneciente al bienestar”, lo que lleva al hombre a sentirse bien.
Las leyes de la conducta humana como comportamiento libre, son pragmáticas. Las leyes pragmáticas son imperativos hipotéticos que se refieren a medios con miras a la consecución de fines, en especial la felicidad. Una norma pragmática es una regla de prudencia, con miras de alcanzar la felicidad. La antropología en sentido pragmático es el conocimiento del mundo y del hombre como ciutadano del mundo. En la antropología pragmática “se intenta conocer el hombre desde el punto de vista de aquello que se puede hacer de el”. Por eso al conocimiento de las razas humanas, no lo considera conocimiento pragmático, sino teorico del mundo. La antropología en sentido pragmático tiene dos partes: - La didáctica antropológica (al estudio de la facultad de conocer a los sentidos de placer y desplacer, y a los apeteitos humanos).
- La característica antropológica (sobre el carácter de la persona, sexo, pueblo, raza y de la especie).
ALGUNOS ASPECTOS DE INTERES EN LA ANTROPOLOGIA KANTIANA.
Sobre el egoísmo. Kant dice que significa arrogancia, y esta puede ser de 3 clases: - Del entendimiento. La denomina egoísmo lógico. Quien padece de egoísmo lógico considera innecesario confrontar sus juicios con los demás, con lo cual queda expuesto a toda clase de errores, ya que esta confrontación es la piedra de toque para contrastar la rectitud de nuestros juicios.
- Del gusto. La denomina egosimo estético. Sucede como con el anterior, es aquel que se basa con su propio gusto en el campo estético. Al aislarse en su arrogancia, es el quien pierde, ya que se priva de progresar y mejorar mediante los criterios de los otros.
- Del interés practico. La denomina egoísmo practico. Es aquel que reduce todos los fines a si mismo, que no ve mas provecho que el que hay en lo que le aprovecha a el, y que incluso como eudemonista pone meramente en el provecho y en la propia felicidad, no en la idea del deber, el fundamento determinante de su voluntad.
El único remedio efectivo para combatir los egoismos es el mismo con el que se combate la arrogancia, a saber “el pluralismo, esto es, aquel modo de pensar que consiste en no considerarse ni conducirse como encerrado en el propio yo el mundo entero, sino como un simple ciutadano del mundo”.
LECTURA 2. APUNTES SOBRE LA ANTROPOLOGIA KANTIANA.
Apología de la sensibilidad. La sensibilidad tiene mala fama. Los sentidos, someten y engañan al entendimiento y nos confunden. Kant hace una hermosa y valiente defensa de la sensibilidad, defensa que emprende no como un “panegirista” para ella, sino más bien como un abogado que expone argumentos.
Los sentidos no confuden. Ellos se limitan a lo que les corresponde: a aprender la multiplicidad que les es dada en las percepciones y que constituye el material que el entendimiento debe ordenar para que se produzca el conocimiento. En la medida en que ellos solo han aprendido y no han ordenado, no pueden confundir. El conocimiento es el producto de la elaboración que efectua el entendimiento del contenido de las percepciones de los sentidos. Esa labor consiste precisamente en ordenar las percepciones sensibles, y el si puede confundir.
Los sentidos no mandan sobre el entendimiento. Los sentidos no pueden suplantar al entendimiento en sus funciones, solamente se ofrecen al entendimiento para que el disponga de ellos.
Los sentidos no engañan. Este reproche es el mas importante y al mismo tiempo el mas nulo. El error solo esta en el juicio, no en las percepciones y es culpa, solo del entendimiento que juzga. Puede incluso afirmarse que el entendimiento es mas eminente que la sensibilidad, siempre que no se entienda ello en sentido jerarquico, ya que mas pueden los sentidos sin el entendimiento, que en entendimiento sin aquellos.
Sobre los 5 sentidos. Una subdivisión de los sentidos en: - Objetivos (se refieren al conocimiento del objeto externo que a la conciencia del sujeto. Ex: tacto, vista y oído).
- Subjetivos (predomina el goce del objeto externo en la conciencia subjetiva, antes que el conocimiento del objeto. Ex: el gusto y el olfato).
El tacto reside solamente en las yemas de los dedos, afirma que “la naturaleza parece haber adjudicado solo al hombre este órgano”, para hacerse un concepto de la forma de los objetos; por el contrario, los tentáculos de los insectos solo anuncian la presencia del objeto, no de su forma. Lo considera el mas grosero de los sentidos, pero al mismo tiempo, el mas importante y seguro porque nos da una “percepción externa inmediata” de los objetos.
El oído solo nos permite la percepción de los objetos mediatizada por el aire. Gracias al oído disfrutamos de el “lenguaje de meras sensaciones” que es la música, nos permite un goce social “que no se aminora porque en el tomen parte de muchos”.
La vista es un sentido de percepción mediata, los objetos percibidos están mediatizados por la luz. Es el mas noble de los sentidos porque es el que mas se aleja del tacto y permite percepciones puras, es decir, representaciones inmediatas del objeto, sin mezcla de sensación.
El olfato era el mas despreciado por nuestro autor, lo consideraba un sentido “impertinente” porque obligaba a su dueño a percibir toda clase de olores aunque no lo deseara, lo cual no sucede con otros órganos. También dice que es el mas “desagradecido” porque estamos expuestos a oler mas objetos desagradables que agradables. Y también es el mas “superfluo” porque si es que causa placer, el mismo es muy pasajero.
El gusto es el sentido predilecto de Kant, ya que el paso muchos momentos felices en su vida disfrutando de la bebida y la comida en “buena compañía”. El gusto debe ser un disfrute sin exceso, ya que por ejemplo: beber demasiado denigra y embrutece al hombre, mientras que hacerlo con moderación “desata la lengua” de una manera muy positiva y contribuye a liberar al hombre de sus cargas u hablar con franqueza, lo cual es una cualidad moral. Kant distingue: - Embrigadez muda: dificulta la comunicación social y el intercambio de pensamientos  producida por opio y aguardiente.
- Embrigadez sociable: contribuye a la alegría y a la comunicación entre las personas producida por: o Cerveza: mas nutritiva.
o Vino: es mas excitante.
Combiene seguir ciertas pautas que favorezcan dicha comunicación: - Contar las novedades del dia, primero las nacionales y luego las extranjeras.
- Argüir en torno a ellas, lo cual “excita el apetito para funtes y botellas”.
- Bromear con ingenio y entre risas.
Las reglas de un banquete son: - La elección de un tema de conversación que interese a todos y de siempre la ocasión de añadir algo adecuado.
- No hacer surgir un silencio moral, sino solo pausas momentáneas en a conversación.
- No cambiar sin necesidad el tema, ni saltar de una materia a otra.
- No dejar que surja ni que dure un espíritu de contradicción ni en sí, ni en os miembros de la reunión.
- A pesar de que se trata más de un juego que de una ocupación, es inevitable que surjan las discusiones serias, por lo cual es necesario mantener las emociones disciplinadas, de manera que siempre resalte una reciproca consideración y benevolencia entre todos los presentes.
LECTURA 2. APUNTES SOBRE LA ANTROPOLOGIA KANTIANA.
Así como Kant amaba estos convivios, también despreciaba los grandes banquetes, en los que hay “orgia y atiborramiento”, estos festines carecen de todo gusto, y si en ellos hay música, los considera “el absurdo más falto de gusto que la glotonería ha podido inventar nunca”.
SOBRE LAS ENFERMEDADES MENTALES.
La naturaleza no hace charlatanes, locos ni impostores. La naturaleza ha dotado al hombre de conceptos comunes y de honradez en su corazón.
En su escrito, analiza trastornos, con esto pretende que se le reconozca lo suficiente sensatez para describirlas. Para ello, elabora una pequeña “onomástica” de tales quebrantos de la cabeza y del corazón, describiendo los extremos y los grados intermedios.
Grados extremos de enfermedades mentales.
Los extremos de los quebrantos mentales están constituidos por el entumedimiento de la capacidad mental que es lo que se da en el que padece de idiotez o cretinismo, hasta el arrobamiento o embeleso que se produce en quien padece la locura frenética. Estos trastornos no son objeto de burla, sino de compasión, e incluso la sociedad dispone la creación de instituciones para atenderlos.
- La idiotez  en extremo es una debilidad o impotencia de la memoria, de la razón e incluso de la sensibilidad.
Es por lo general, incurable, y quien la padece, no sale nunca de la niñez. No puede calificarse de enfermedad del alma, sino mas bien de la falta de alma.
- La locura frenética  en el otro extremo, es un estado en el que se unen la furia, propia de la impetuosidad de un trastorno, con la amencia. La atribuje Kant a un trastorno de la razón, para emitir juicios mas generales que solo los de la experiencia. Es un estado en el que el paciente esta fuera de sí. En los locos frenéticos esta enferma la razón, por lo que es no solo insensato tratar de racionalizar con ellos, sino también altamente perjudicial, porque con ello solo se conseguiría aumentar sus disparates e incongruencias. Es necesario tratarlos con bondad y hacer como si no notaramos que algo les falta en su entendimiento.
Grados intermedios de enfermedades mentales, que son motivo de burla o desprecio.
El grado menor corresponde a una persona a la que se llama obtusa o cabeza chata. No carece de inteligencia, sino mas bien de chispa o picardía. Carece de ingenio pero puede poseer al mismo tiempo muy buen entendimiento; solo le falt capacidad para captar con rapicez las cosas y expresarlas igualmente con presteza; a diferencia del estúpido, que carece de ingenio y de entendimiento.
La falta de picardía en el trato con las personas, no es propiamente chatedad, sino mas bien ingenuidad.
Quien es ingenuo y tiene alguna deficiencia en la capacidad de juzgar, pasa a ser un bobo, o como se dice en expresiones populares con tono de burla “es un buen hombre” o “es una buena persona”.
Otro de los grados intermedios es la estulticia. Es necesario comprender que los impulsos de la naturaleza son los que mueven la voluntad y cuando esos impulsos son muy fuertes, se convierten en pasiones. Cuando el hombre es impulsado por las pasiones, su entendimiento solo puede contribuir muy poco a guiar el comportamiento, ya que la persona se encuentra como encantada, y aunque ve muy bien los inconvenientes de su pasión, no puede actuar en contrario. Asi, el tonto sacrifica lo que tiene valor a lo que no tiene valor. La estulticia no es falta de inteligencia, sino de sabiduría; el tonto puede ser también una persona de muy buen corazón, e incluso un excelente consejero para los demás, aunque sus consejos no sirven para el mismo. En especial, las pasiones del enamoramiento y la codicia de honores han hecho tontos a muchos seres humanos.
La estulticia es falta de sabiduría y a juzgar por lo raro que es encontrar un sabio, todos debemos tener algo de tontos.
El sabio, dice Kant, habrá que buscarlo, por ejemplo, en la luna, donde tal vez no haya pasión y si infinita razón.
Uno de los trastornos mentales mas lamentables es el que padece el necio, tiene la razón trastornada por una pasión aborrecible, y sus disparates llegan al extremo de ver como fines naturales aquello que es precisamente lo contrario. El necio es atontado por la pasión de tal manera que cree estar en posesión de lo que apetece, cuando en realidad es despojado de ello. Al necio le falta inteligencia. Un tonto podría llegar a ser sensato, pero es imposible hacer juicioso a un necio. El necio lo domina un absurdo fantasma que lo trastorna. Esta enfermedad puede ser provocada por la arrogancia, o avaricia.
- El arrogante pretende sobresalir rebajando a los demás.
- El avaro cree tener demasiadas necesidades y no poder prescindir de nada de lo que tiene.
El necio, a diferencia del tonto, si es un concepto ofensivo.
LECTURA 2. APUNTES SOBRE LA ANTROPOLOGIA KANTIANA.
Grados intermedios de enfermedades mentales que son objeto de compasión.
A diferencia de los anteriores trastornos (motivos de burla) los hay que son motivo de compasión y para cuya atención la sociedad establece instituciones especializadas. Los grados menores de trastornos los subdivide Kant en 3 grupos: Trastornos de los conceptos de la experiencia: extravio.
Significa “desplazado”, “removido”. El loco extraviado ve como reales objetos que no existen estando despierto. Este delira sin que haya razón medica (fiebre) para ello. El extravio puede llegar a grados mas avanzados, pasando por el fantasioso hasta el hipocondriaco, que no solo construye quimeras en relación con la realidad exterior, sino incluso con su cuerpo y alma.
- Fantasioso del pasado o viejo gruñón: Aquel que cree que todo el tiempo pasado fue mejor, que en su juventud el mundo era más ordenado y la gente era mejor.
Estos enfermos pueden ser ayudados, sino a eliminar su mal, si a aminorarlo; por lo cual no es el caso de los trastornado que se mencionan a continuación.
Trastorno del juicio en relación con la experiencia: demencia.
Demente es aquel que actúa contrariamente a lo que le indican la experiencia y el entendimiento, no porque no vea correctamente las cosas y los hechos, sino porque interpreta e comportamiento ajeno a partir de un disparatado delirio que lo lleva a atribuirles a los demás toda clase de sospechosas intenciones que de seguro no han tenido. El demente cree que todo el mundo se ocupa de él y conspira en su contra para fastidiarlo.
Otra modalidad de demencia es la del arrogante que interpreta como admiración las miradas burlonas de los demás.
Ambos están teniendo una interpretación equivocada.
Trastorno de la razón para emitir juicios más generales: insania.
La insania es un estado en el que la persona cree poseer las mas extraordinarias facultades y ser capaz de las mas refinadas intuiciones.
- Vesania: es quien padece esta enfermedad y además ignora los juicios de la experiencia  se inventa sus propios principios, concibe lo inconcebible.
- Amencia: es quien no carece de los juicios de la experiencia pero es insensible a las sensaciones exteriores. Estas personas son incapaces de conectar representaciones que hagan siquiera posible la experiencia y mezclan en lo que dicen con tanta imaginación que se hace imposible entender lo que quieren decir.
- Paroxismo: cuando la amencia va acompañada de ira.
Las “enfermedades de la cabeza” asi como las “enfermedades del corazón”. Kant advierte que ha descrito solo las apariencias, sin escudriñar sus raíces, las cuales se encuentran en el cuerpo, concretamente en el aparato digestivo, más que en el alma.
En estado de naturaleza el hombre comete muy pocas imprudencias y difícilmente algunas tonterías. El se mantiene permanentemente ligado a la experiencia y apenas nota que le pueda hacer falta el entendimiento para actuar. De manera que es en la sociedad civil donde encontramos el fermento de todos los males que se han venido describiendo, ya que los alimenta y los aumenta. El entendimiento es un sano entendimiento; pero el que se requiere en la complejidad, sea del placer o de la ciencia, es el fino entendimiento, el cual no es necesario al hombre cercano a la sencillez de la naturaleza.
...