El apremio (0)

Apunte Español
Universidad Universidad de Barcelona (UB)
Grado Derecho - 2º curso
Asignatura Derecho Procesal Civil
Año del apunte 0
Páginas 23
Fecha de subida 03/06/2014
Descargas 3
Subido por

Vista previa del texto

TEMA 27. APREMIO Artículo 634.1.1 Entrega directa al ejecutante 1. El Secretario judicial responsable de la ejecución entregará directamente al ejecutante, por su valor nominal, los bienes embargados que sean: 1. Dinero efectivo.
- El dinero efectivo y los saldos de cuentas corrientes, y todo lo que sea divisa convertible, no requiere de una enajenación (directamente ya es dinero).
- El mismo art. se refiere a la compraventa a plazos de bienes muebles se establece que se pueda obtener el bien por el valor que conste en las tablas o índices referenciales de depreciación que se han establecido en los contratos de venta a plazos (se establece el valor que pierde el bien cada año), por lo tanto, el valor de transmisión del bien ya viene fijado.
Pasos a seguir para enajenar el bien para satisfacer al ejecutante en la cuantía que fija el auto que despacha ejecución - La enajenación es un acto que realiza el órgano jurisdiccional por el que se realiza transmisión a tercero considerado como un acto procesal (no un negocio jurídico), es un ejercicio de potestades jurisdiccionales y por lo tanto un acto procesal - La enajenación se puede realizar:  A través de fedatario público si se trata de valores que están admitidos a negociación en un mercado secundario (bolsas de valores, mercados de deuda pública, acciones) se debe transmitir de acuerdo con las normas que rigen esas transmisiones. Si se trata, por el contrario, de acciones o de valores que no cotizan en bolsa, estas se deben vender a través de notario y según las disposiciones legales o estatutarias fijadas.
Artículo 635 Acciones y otras formas de participación sociales 1. Si los bienes embargados fueren acciones, obligaciones u otros valores admitidos a negociación en mercado secundario, el Secretario judicial ordenará que se enajenen con arreglo a las leyes que rigen estos mercados.
Lo mismo se hará si el bien embargado cotiza en cualquier mercado reglado o puede acceder a un mercado con precio oficial.
 A través de convenio entre las partes  cuando se trate de bienes distintos a estos y se puede establecer un convenio entre las partes o entre los interesados para determinar cuál va a ser la forma de enajenación de los bienes.
Artículo 636. Realización de bienes o derechos no comprendidos en los artículos anteriores 1. Los bienes o derechos no comprendidos en los artículos anteriores se realizarán en la forma convenida entre las partes e interesados y aprobada por el Secretario judicial encargado de la ejecución, con arreglo a lo previsto en esta ley.
CONVENIO DE REALIZACIÓN El ejecutante, el ejecutado o cualquier interesado pueden pedir que se realice una comparecencia, una vista ante el juez, con la finalidad de convenir o establecer la forma más eficaz de realizar el bien. Que se realice esta comparecencia ante el secretario judicial depende del ejecutante (éste debe de estar de acuerdo con que se realice) y se debe citar a las partes e interesados (podrían haber terceros que podrían intervenir) Otra de las condiciones que establece para poder fijar la comparecencia es que debe existir una persona que se ofrezca para adquirir el bien, y debe ofrecer un valor superior al que se puede sacar en una subasta.
El secretario, mediante decreto, debe decidir y se puede suspender la ejecución respecto de este bien, siempre que no traiga perjuicio para tercero, pues se ha establecido un modo de realización del bien distinto al establecido normalmente, que es la subasta. Es una solución alternativa a la subasta.
Cuando el bien es inscribible en el Registro, necesariamente se requiere conformidad de acreedores y terceros poseedores que han inscrito o anotado su derecho con posterioridad al gravamen que se está ejecutando. Ejemplo: si se ejecuta embargo y hay acreedores que tienen inscrito su derecho a cobrar cuando se venda a ese bien, y está por debajo de la persona que ejecuta, estos acreedores deben de dar su confirmación.
Artículo 640. Convenio de realización aprobado por el Secretario judicial 1. El ejecutante, el ejecutado y quien acredite interés directo en la ejecución podrán pedir al Secretario judicial responsable de la misma que convoque una comparecencia con la finalidad de convenir el modo de realización más eficaz de los bienes hipotecados, pignorados o embargados, frente a los que se dirige la ejecución.
2. Si el ejecutante se mostrare conforme con la comparecencia y el Secretario judicial no encontrare motivos razonables para denegarla, la acordará mediante diligencia de ordenación, sin suspensión de la ejecución, convocando a las partes y a quienes conste en el proceso que pudieren estar interesados.
En la comparecencia, a la que podrán concurrir otras personas, por invitación de ejecutante o ejecutado, los asistentes podrán proponer cualquier forma de realización de los bienes sujetos a la ejecución y presentar a persona que, consignando o afianzando, se ofrezca a adquirir dichos bienes por un precio previsiblemente superior al que pudiera lograrse mediante la subasta judicial. También cabrá proponer otras formas de satisfacción del derecho del ejecutante.
3. Si se llegare a un acuerdo entre ejecutante y ejecutado, que no pueda causar perjuicio para tercero cuyos derechos proteja esta ley, lo aprobará el Secretario judicial mediante decreto y suspenderá la ejecución respecto del bien o bienes objeto del acuerdo. También aprobará el acuerdo, con el mismo efecto suspensivo, si incluyere la conformidad de los sujetos, distintos de ejecutante y ejecutado, a quienes afectare.
Cuando el convenio se refiera a bienes susceptibles de inscripción registral será necesaria, para su aprobación, la conformidad de los acreedores y terceros poseedores que hubieran inscrito o anotado sus derechos en el Registro correspondiente con posterioridad al gravamen que se ejecuta.
4. Cuando se acreditare el cumplimiento del acuerdo, el Secretario judicial sobreseerá la ejecución respecto del bien o bienes a que se refiriese. Si el acuerdo no se cumpliere dentro del plazo pactado o, por cualquier causa, no se lograse la satisfacción del ejecutante en los términos convenidos, podrá éste pedir que se alce la suspensión de la ejecución y se proceda a la subasta, en la forma prevista en esta ley.
5. Si no se lograse el acuerdo a que se refiere el apartado tercero de este artículo, la comparecencia para intentarlo podrá repetirse, en las condiciones previstas en los dos primeros apartados de este artículo, cuando las circunstancias del caso lo aconsejen, a juicio del Secretario judicial, para la mejor realización de los bienes.
 A través de persona o ente especializado  si es privada debe prestar una caución, si es pública no. La operación que realice la entidad debe justificarse siempre delante del secretario judicial, y si se justifica se devolverá la caución. Si no se lleva a cabo en el plazo de 6 meses, no se devuelve la caución y se revoca el poder de enajenación.
Artículo 636. Realización de bienes o derechos no comprendidos en los artículos anteriores 1. Los bienes o derechos no comprendidos en los artículos anteriores se realizarán en la forma convenida entre las partes e interesados y aprobada por el Secretario judicial encargado de la ejecución, con arreglo a lo previsto en esta ley.
2. A falta de convenio de realización, la enajenación de los bienes embargados se llevará a cabo mediante alguno de los siguientes procedimientos: 1.º Enajenación por medio de persona o entidad especializada, en los casos y en la forma previstos en esta Ley.
2.º Subasta judicial.
3. Sin perjuicio de lo dispuesto en los apartados anteriores, una vez embargados los bienes por el Secretario judicial, se practicarán las actuaciones precisas para la subasta judicial de los mismos, que se producirá en el día señalado si antes no se solicita y se ordena, con arreglo a lo previsto en esta ley, que la realización forzosa se lleve a cabo de manera diferente.
Artículo 641 Realización por persona o entidad especializada 1. A petición del ejecutante o del ejecutado con consentimiento del ejecutante y cuando las características del bien embargado así lo aconsejen, el Secretario judicial responsable de la ejecución podrá acordar, mediante diligencia de ordenación, que el bien lo realice persona especializada y conocedora del mercado en que se compran y venden esos bienes y en quien concurran los requisitos legalmente exigidos para operar en el mercado de que se trate.
También podrá acordar el Secretario judicial, cuando así se solicite en los términos previstos en el párrafo anterior, que el bien se enajene por medio de entidad especializada pública o privada. Cuando así se disponga, la enajenación se acomodará a las reglas y usos de la casa o entidad que subasta o enajene, siempre que no sean incompatibles con el fin de la ejecución y con la adecuada protección de los intereses de ejecutante y ejecutado.
A estos efectos, los Colegios de Procuradores podrán ser designados como entidad especializada en la subasta de bienes.
2. En los casos del apartado anterior, la persona o entidad especializada deberá prestar caución en la cuantía que el Secretario judicial determine para responder del cumplimiento del encargo. No se exigirá caución cuando la realización se encomiende a una entidad pública o a los Colegios de Procuradores.
3. La realización se encomendará a la persona o entidad designada en la solicitud, siempre que reúna los requisitos legalmente exigidos. En la misma resolución se determinarán las condiciones en que deba efectuarse la realización, de conformidad con lo que las partes hubiesen acordado al respecto. A falta de acuerdo, los bienes no podrán ser enajenados por precio inferior al 50 por ciento del avalúo.
No obstante lo dispuesto en el párrafo anterior, cuando los bienes a realizar sean inmuebles, la determinación de la persona o entidad a la que vaya a confiarse la realización y la de las condiciones en que ésta deba efectuarse, será realizada previa comparecencia a la que serán convocadas las partes y quienes conste en el proceso que pudieran estar interesados. El Secretario judicial resolverá por medio de decreto lo que estime procedente, a la vista de las manifestaciones de quienes asistan a la comparecencia, pero no podrá autorizar que la enajenación se realice por precio inferior al 70 por ciento del valor que se haya dado al inmueble con arreglo a lo previsto en el artículo 666, salvo que conste el acuerdo de las partes y de todos los interesados, hayan asistido o no a la comparecencia.
4. Tan pronto como se consume la realización de los bienes se procederá por la persona o entidad correspondiente a ingresar en la Cuenta de Depósitos y Consignaciones la cantidad obtenida, descontando los gastos efectuados y lo que corresponda a aquéllas por su intervención. El Secretario judicial deberá aprobar la operación o, en su caso, solicitar las justificaciones oportunas sobre la realización y sus circunstancias. Aprobada la operación, se devolverá la caución que hubiese prestado la persona o entidad a la que se haya encomendado la realización.
5. Cuando, transcurridos seis meses desde el encargo, la realización no se hubiera llevado a cabo, el Secretario judicial dictará decreto revocando el encargo, salvo que se justifique por la persona o entidad a la que se hubiera efectuado éste que la realización no ha sido posible en el plazo indicado por motivos que no le sean imputables y que, por haber desaparecido ya dichos motivos o por ser previsible su pronta desaparición, el encargo podrá cumplimentarse dentro del plazo que se ofrezca y que no podrá exceder de los siguientes seis meses. Transcurrido este último plazo sin que se hubiere cumplido el encargo, el Secretario judicial revocará definitivamente éste.
Revocado el encargo, la caución se aplicará a los fines de la ejecución, salvo que la persona o entidad que la hubiese prestado acredite que la realización del bien no ha sido posible por causas que no le sean imputables.
 Subasta judicial  es el sistema ordinario de enajenación forzosa de los bienes. Para bienes muebles y derechos (643 a 654) y para los bienes inmuebles (655 a 675). Lo único que cambiará es % que se puede adjudicar, pero los actos son los mismos.
BIENES INMUEBLES + MUEBLES 1. Los bienes inmuebles si el valor de las cargas que tiene el bien inmueble iguala o supera el precio por el que tiene que salir a subasta, que normalmente es el precio de mercado, no sale el bien. Se suspende, por tanto, la ejecución respecto de ese bien. Normalmente ya no se pide la subasta de un bien que tiene cargas o bien lo pides y luego ya no sale a subasta. Aun así, la ejecución continuará con el resto de los bienes.
2. Cuando un bien va a salir a subasta, lo primero que tiene que hacer el secretario judicial es pedir la certificación de dominios y cargas (656) al Registro de la Propiedad. Es decir, certificado de titularidad del dominio, si hay otros derechos reales inscritos y todas aquellas cargas que puedan existir sobre el bien o bien si está libre de cargas. De ese certificado que se emite por el Registrador de la Propiedad, en una nota marginal, se debe apuntar que se ha librado ese certificado.
Si se ve que ya está la nota marginal cuando pides el certificado, es que ya hay un proceso judicial en marcha. Es el punto de referencia, un aviso para saber que ese bien ya probablemente está embargado en otro proceso judicial. Si el bien no tiene cargas, no hay problema, no habrá que descontar nada. Pero si el bien tiene cargas, pueden ser cargas preferentes al derecho del ejecutante y anteriores + posteriores al derecho del ejecutante  Preferentes al derecho del ejecutante y anteriores  el secretario debe dirigirse solo respecto de las preferentes y notificar a los titulares de derechos preferentes si continúa subsistiendo esa deuda o esa carga, y la cuantía en la que se encuentra en ese momento (porque, a lo mejor, se ha ido pagando periódicamente un precio)  Posteriores al derecho del ejecutante  aparecerá en la certificación y debe notificarse a estos acreedores posteriores el proceso de ejecución y todo ello por un motivo principal  porque pueden pagar el crédito al ejecutante y subrogarse en la posición que ostentaba el ejecutante.
3. Antes de realizar la subasta y haberse emitido la certificación, es necesario requerir al ejecutado para que presente los títulos de propiedad de los bienes que se van a ejecutar i a subastar.
4. Si conocemos que hay arrendatarios u ocupantes de hecho del bien inmuebles hay que notificarles también para que puedan justificar su ocupación (si realmente tienen contrato de arrendamiento o si se está en precario). Son terceros afectados por un proceso de ejecución.
5. Una vez el secretario ha notificado, acreedores han presentado cargas si subsisten o no y en qué cuantía, si hay arrendatarios  se debe celebrar la subasta  para poder hacerlo debe haber un precio  para bienes muebles (637+639 i 644)  son las partes las que pueden haber fijado ya el precio o se habrá esperado a que el perito haya realizado la tasación y decide el secretario.
6. El bien inmuebles, las cargas anteriores van a subsistir, por lo tanto, del precio del que tiene que salir a subasta este bien, siempre hay que quitar el valor de las cargas anteriores. Saldrá a subasta por el precio tasado o convenido menos el de las cargas que tiene por encima.
7. La convocatoria i publicidad de la subasta (644 i 645)  antes de celebrar la subasta  este acto debe ser notificado al ejecutado siempre con 20 días de antelación en el domicilio que conste en el título. Además, la convocatoria de la subasta debe de anunciarse (publicado en sitio destacado o donde se publica en el Juzgado, en su tablón de anuncios) siempre con un plazo de 20 días de antelación y el mismo anuncio debe incluir todas las condiciones de la subasta (cargas del bien, valor por el que sale…) 8. Se permite la subasta simultanea Artículo 673. Subasta simultánea Cuando lo aconsejen las circunstancias, y a solicitud de cualquiera de las partes, el Secretario judicial encargado de la ejecución podrá ordenar que se anuncie y celebre subasta en forma simultánea en la sede de la Oficina judicial ejecutora y, mediante exhorto, en una o varias Oficinas judiciales de distintos partidos judiciales, donde radiquen, total o parcialmente, los bienes inmuebles subastados.
En tales casos los postores podrán acudir libremente a cualquiera de las sedes de celebración y el Secretario judicial no aprobará el remate hasta conocer, por cualquier medio de comunicación, las posturas efectuadas en todas ellas, citando personalmente a los postores que hubiesen realizado idéntica postura, para que comparezcan ante él a celebrar licitación dirimente entre ellos, si dicho empate no hubiese podido salvarse mediante comunicación telefónica, o de cualquier otra clase, durante la celebración de las subastas simultáneas.
9. Para poder concurrir a la subasta, los licitadores o postores, que van a pujar, para poder participar tienen que haber consignado en la cuenta de depósitos y consignaciones del juzgados o haber prestado un aval de 20% ya sean bienes muebles o inmuebles. Previamente se debe haber consignado el 20 %.
10. El acto de la subasta está presidido (670 + SS) siempre por el secretario judicial, que debe empezar siempre la subasta haciendo una lectura de todos los bienes que van a ser subastados. Y van a existir una subasta por cada bien o por cada lote de bienes. Al inicio de la subasta, todos los postores deben identificarse ante el secretario, y no solo esto, sino que también tienen que dar su conformidad a todas las condiciones de la subasta que ya han sido publicadas en el anuncio. El secretario, además, debe comprobar que se han realizado los depósitos previos del 20%. Se abre la subasta y se van haciendo pujas al alza. La subasta es pública y oral.
Pero se permite que se pueda presentar en un sobre cerrado previo a la celebración de la subasta por escrito, las ofertas que se realizan si no se va a poder ir. Ese sobre debe depositarse en la oficina judicial para que pueda ser abierto al inicio de la subasta, se mirará la oferta y se irán haciendo públicas con las que se vayan realizando de forma oral. No hay límite de tiempo sino que se va realizando hasta que ya no se mejore la última oferta. Entonces, se debe anunciar públicamente el precio del remate y el nombre del mejor postor. De todo ello, hay que levantar acta.
11. Si nadie concurre a la subasta  subasta sin postor  en estos casos, el ejecutante se puede adjudicar los bienes, el bien pasa a su nombre, no paga nada.
 Bien mueble  30% del valor  Bien inmueble  60% del valor O en su caso, se permite, por la cantidad que se le deba por todos los conceptos que se le debe (principal, intereses y costas). El acreedor tiene 20 días desde que se debería celebrar la subasta y no hay postor, para decidir si se adjudica el bien. Si no realiza esta facultad, se alza el embargo sobre el bien concreto sobre el cual se iba a celebrar subasta (651 y 671).
12. Es posible, que por decreto del secretario, se pueda transmitir la propiedad de un bien. Casos:  Si la mejor postura que se ha realizado en la subasta es igual o superior al 50% (en bienes muebles) o 70% (bienes inmuebles) del valor por el que el bien ha salido a subasta, el mismo día de la subasta, o al día siguiente, el secretario, por decreto, realizará la aprobación del remate a favor del mejor postor. Si se celebra la subasta y alguien ofrece el 50% o 70% del valor por el que ha salido a subasta el bien, ese mismo día o al siguiente, el secretario debe dictar decreto aprobando el remate a favor del mejor postor (650.1 y 670.1)  Se obtiene también 50% (bienes muebles) o 70% (bienes inmuebles), pero en vez de pagar al contado, el mejor postor no da el dinero de forma inmediata (garantías, etc). En este caso, el ejecutante puede pedir la adjudicación del bien por el 50% o 70% del valor de salida. Como no se le pagará directamente, se le permite al ejecutante que se pueda quedar con el bien (650.3 y 670.3). Si el ejecutante no hace uso de este derecho, entonces el secretario aprobará por decreto el remate a favor del mejor postor. Pero se le da la posibilidad al ejecutante dentro de 20 días (bienes inmuebles) o 5 días (bienes muebles)  Si la mejor postura, lo que más se ofrece, no supera ni el 50% en bienes muebles ni el 70% en bienes inmuebles. Aquí, el ejecutado, tiene 10 días para presentar un tercero que pueda mejorar la postura y, evidentemente, que la mejore ofreciendo más del 50% o del 70% del precio por el que el bien ha salido a subasta, o bien, si la cantidad es inferior al 50% o 70%, que sea suficiente para satisfacer al ejecutante en toda la deuda (principal, intereses y costas). Esto es una facultad del ejecutado de presentar a un tercero para que mejore. Si pasado el plazo no lo hace el ejecutante podrá en un plazo de 5 días, pedir adjudicarse el bien mueble o el bien inmueble por el 50% o el 70%, o por la cantidad que se le deba por todos los conceptos. Con una condición  siempre que esa cantidad sea superior al 60% de su valor de tasación y a la mejor postura. Si el ejecutante tampoco hace uso de esta facultad, el secretario aprobará el remate a favor del mejor postor de la subasta siempre que se supere el 30% o el 50% del valor. O si, aun siendo inferior, se cubre todo lo que se le debe al ejecutante por todos los conceptos. Si la mejor postura, no cumple con todos estos requisitos, el secretario deberá oír a las partes, y entonces resuelve el secretario de acuerdo con las circunstancias del caso. Contra este decreto cabe recurso de revisión ante el Juez. El secretario tiene también la opción de no darlo al mejor postor, y se le da esta opción porque se le permite que entonces se apliquen las normas de la subasta sin ningún postor. En cualquier momento, siempre anterior a la aprobación del remate o de la adjudicación al acreedor, el deudor siempre puede pagar y liberar (pagar íntegramente por todos los conceptos).
13. Ese decreto debe consignar a la persona a la que se le ha aprobado el remate, menos el depósito que ya se ha realizado. En el plazo de 10 días para bienes muebles y 20 días para bienes inmuebles.
14. Una vez se ha aprobado remate, se ha consignado la diferencia, el secretario debe dictar un decreto de adjudicación. Con este decreto, se podrá inscribir la adjudicación que se ha hecho en el Registro de la Propiedad. Si el bien no está ocupado, ya se podrá ocupar. Pero si el bien inmueble está ocupado (661 y 675) se prevé: SI SE HA CONSIGNADO  Si ya se ha decretado a través de la vía del 661 que los ocupantes no tienen derecho a ocupar inmueble, el secretario deberá decir cuándo será el lanzamiento, si ya se ha dicho que no tenían derecho a ocupar  Si todavía no se ha resuelto, el adquirente del bien puede pedir también el lanzamiento por vía del 661, pero si son de mero hecho o sin título  Se debe pedir que se justifiquen los títulos en caso de ocupantes o arrendatarios. Estos tendrán 10 días para justificar los títulos. La ley dice que la justificación se deberá hacer en una vista. Se discute la utilidad de una vista  Se decidirá por auto frente al que no se podrá recurrir. Lo que sí que cabrá es la celebración de un proceso de desahucio para discutir lo que se deba discutir SI EL DECRETO QUE APRUEBA EL REMATE DICE QUE HAY QUE CONSIGNAR PERO LA PERSONA NO CONSIGNA EL DINERO EN EL PLAZO QUE SE LE CONCEDE  Recibe el nombre de subasta en quiebra (653)  Entonces, las cantidades que se han depositado por quien luego no ha depositado la diferencia, la cantidad que se depositó al inicio se pierda  Esta cantidad sirve para pagar al ejecutante y se tiene en cuenta, entonces, a los otros postores que habían, que hayan mantenido el depósito y su postura par poderles adjudicar, al que corresponda, el bien 15. Cuando se ha obtenido el dinero para satisfacer al ejecutante  ejecución dineraria  Se debe satisfacer al ejecutante, que es quien ha instado la ejecución, siempre que no haya un derecho preferente, y una forma de manifestarse esto en el proceso de ejecución es a través de las tercerías de mejor derecho > es para aquellos acreedores que tienen un derecho con preferencia al de cobrar al del ejecutante, pero que no han instado ellos la ejecución (cobro preferente). Hay créditos que son preferentes. Son terceros ajenos al proceso de ejecución con un interés de participar en la ejecución, es decir, no son parte, no son ejecutante ni ejecutado.
 Salvo que exista una tercería de mejor derecho, el dinero se debe destinar para satisfacer al ejecutante, es decir, para pagar principal + intereses + costas. Todo esto lo liquida el secretario judicial, es el encargado de realizar la liquidación  Si después de esto queda una cantidad de dinero  cabe el re embargo de sobrante  Si al final quedara algo de dinero  será éste para el ejecutado  Además de todas estas operaciones de liquidación y pago, es muy importante que el secretario libre un mandamiento de cancelación de las cargas posteriores del bien, es decir, hay que cancelar estas cargas sobre todo si también se han pagado. Deben inscribirse en el Registro de la Propiedad.
- Para poder enajenar esos bienes, anteriormente se debe saber por cuánto está valorado el bien  avalúo  determinar el valor del bien para que éste pueda ser posteriormente enajenado. Se establece:  Que puedan ser las partes las que fijen el valor del bien que se va a transmitir(638)  Se puede nombrar a perito o persona especializada para que diga cuánto vale ese bien.
El perito, que es la persona que debe tasar el bien, puede ser un perito escogido de entre Colegios profesionales, o peritos que están al servicio de la Administración de Justicia o bien que pertenezcan a una Administración pública (639). El perito tendrá 8 días para realizar la tasación del bien, y este plazo se podría llegar a ampliar. Se debe tasar de acuerdo con el valor de mercado. Finalmente, será el secretario judicial mediante decreto dirá cuánto vale ese bien. Contra el decreto cabrá recurso de revisión.
Adjudicación forzosa La adjudicación para pago  lo que embargamos son sueldos, pensiones periódicas  es decir, es dinero directamente, lo que se aprende es dinero para satisfacer la deuda. Lo mismo ocurre con créditos realizables en el acto. Todo lo que sean pensiones o sueldos embargados periódicamente se envía una notificación para que todo lo exceda aplicando la escala, todas esas cuantías se vayan ingresando cada mes en la cuenta de depósitos. Esa cantidades, mensualmente, la empresa debe depositarlas en la cuenta de consignaciones y depósitos del juzgado. Cada tres meses se debe pasar un escrito de las cantidades que se han ido ingresando y la cantidad que se va restando de la deuda.
La adjudicación en pago  cabe en el supuesto de que se puede adjudicar el bien por 50% o 70% (650.3 o 670.3), o bien, en los casos en que se frustra la subasta, se puede obtener por el 30% (bien mueble) o 60% (bien inmueble) casos de subasta sin postor. O el supuesto de frustrar la subasta y la persona puede adjudicarse el bien en pago (650.4 y 670.4) ANNEXO  BIENES MUEBLES E INMUEBLES DE LA SUBASTA DE LOS BIENES MUEBLES Artículo 643 Preparación de la subasta. Bienes embargados sin valor relevante 1. La subasta tendrá por objeto la venta de uno o varios bienes o lotes de bienes, según lo que resulte más conveniente para el buen fin de la ejecución. La formación de los lotes corresponderá al Secretario Judicial, previa audiencia de las partes. A tal efecto, antes de anunciar la subasta, se emplazará a las partes por cinco días para que aleguen lo que tengan por conveniente sobre la formación de lotes para la subasta.
2. No se convocará subasta de bienes o lotes de bienes cuando, según su tasación o valoración definitiva, sea previsible que con su realización no se obtendrá una cantidad de dinero que supere, cuando menos, los gastos originados por la misma subasta.
Artículo 644 Convocatoria de la subasta Una vez fijado el justiprecio de los bienes muebles embargados, el Secretario judicial fijará fecha para la celebración de la subasta, con expresión de la hora y lugar en que haya de celebrarse.
Artículo 645 Publicidad 1. A toda subasta se dará publicidad por medio de edictos, que se fijarán en el sitio destacado, público y visible en la sede de la Oficina judicial y lugares públicos de costumbre.
Además, a instancia del ejecutante o del ejecutado y si el Secretario judicial responsable de la ejecución lo juzga conveniente, se dará a la subasta la publicidad que resulte razonable, utilizando los medios públicos y privados que sean más adecuados a la naturaleza y valor de los bienes que se pretende realizar.
2. Cada parte estará obligada al pago de los gastos derivados de las medidas que, para la publicidad de la subasta, hubieran solicitado, sin perjuicio de incluir en la liquidación de costas los gastos que, por este concepto, soporte el ejecutante.
Artículo 646 Contenido de los anuncios En los edictos a que se refiere el apartado primero del artículo anterior se incluirá pliego con todas las condiciones de la subasta, generales y particulares, si las hubiere, y cuantos datos y circunstancias sean relevantes para el éxito de la subasta.
El contenido de la publicidad que se realice por otros medios se acomodará a la naturaleza del medio que, en cada caso, se utilice, procurando la mayor economía de costes, y podrá limitarse a los datos precisos para identificar los bienes o lotes de bienes, el valor de tasación de los mismos, su situación posesoria, si fueran inmuebles, conforme a lo dispuesto en el artículo 661, el lugar y fecha de celebración de la subasta y la indicación del lugar o lugares en que se encuentren publicados los edictos.
Artículo 647 Requisitos para pujar. Ejecutante licitador 1. Para tomar parte en la subasta los licitadores deberán cumplir los siguientes requisitos: 1.º Identificarse de forma suficiente.
2.º Declarar que conocen las condiciones generales y particulares de la subasta.
3.º Presentar resguardo de que han depositado en la Cuenta de Depósitos y Consignaciones o de que han prestado aval bancario por el 20 por 100 del valor de tasación de los bienes. Cuando el licitador realice el depósito con cantidades recibidas en todo o en parte de un tercero, se hará constar así en el resguardo a los efectos de lo dispuesto en el apartado 2 del artículo 652.
2. El ejecutante sólo podrá tomar parte en la subasta cuando existan licitadores, pudiendo mejorar las posturas que se hicieren, sin necesidad de consignar cantidad alguna.
3. Sólo el ejecutante podrá hacer postura reservándose la facultad de ceder el remate a un tercero.
La cesión se verificará mediante comparecencia ante el Secretario judicial responsable de la ejecución, con asistencia del cesionario, quien deberá aceptarla, y todo ello previa o simultáneamente al pago del precio del remate, que deberá hacerse constar documentalmente.
La misma facultad tendrá el ejecutante en los casos en que se solicite la adjudicación de los bienes embargados con arreglo a lo previsto en esta ley.
Artículo 648 Posturas por escrito Desde el anuncio de la subasta hasta su celebración, podrán hacerse posturas por escrito en sobre cerrado y con las condiciones del artículo anterior.
Los sobres se conservarán cerrados por el Secretario Judicial y serán abiertos al inicio del acto de la subasta. Las posturas que contengan se harán públicas con las demás, surtiendo los mismos efectos que las que se realicen oralmente.
Artículo 649 Desarrollo y terminación de la subasta 1. El acto de la subasta, que será presidido por el Secretario Judicial, comenzará con la lectura de la relación de bienes, o, en su caso, de los lotes de bienes y las condiciones especiales de la subasta.
Cada lote de bienes se subastará por separado.
2. El Secretario judicial anunciará el bien o lote de bienes que se subasta y las sucesivas posturas que se produzcan. De existir medios técnicos y con el objeto de lograr la mejor realización, en el acto de la subasta podrán realizarse pujas electrónicas bajo la dirección del Secretario judicial.
3. La subasta terminará con el anuncio de la mejor postura y el nombre de quien la haya formulado.
Terminada la subasta, se levantará acta de ella, expresando el nombre de quienes hubieran participado y de las posturas que formularon.
Artículo 650 Aprobación del remate. Pago. Adjudicación de bienes 1. Cuando la mejor postura sea igual o superior al 50 por ciento del avalúo, el Secretario judicial mediante decreto, en el mismo día o en el siguiente, aprobará el remate en favor del mejor postor.
El rematante habrá de consignar el importe de dicha postura, menos el del depósito, en el plazo de diez días y, realizada esta consignación, se le pondrá en posesión de los bienes.
2. Si fuera el ejecutante quien hiciese la mejor postura, igual o superior al 50 por 100 del avalúo, aprobado el remate, se procederá por el Secretario Judicial a la liquidación de lo que se deba por principal e intereses, y notificada esta liquidación, el ejecutante consignará la diferencia, si la hubiere, en el plazo de diez días, a resultas de la liquidación de costas.
3. Si sólo se hicieren posturas superiores al 50 por 100 del avalúo pero ofreciendo pagar a plazos con garantías suficientes, bancarias o hipotecarias, del precio alzado, se harán saber al ejecutante, que, en los cinco días siguientes, podrá pedir la adjudicación de los bienes por el 50 por 100 del avalúo. Si el ejecutante no hiciere uso de este derecho, se aprobará el remate en favor de la mejor de aquellas posturas.
4. Cuando la mejor postura ofrecida en la subasta sea inferior al 50 por ciento del avalúo, podrá el ejecutado, en el plazo de diez días, presentar tercero que mejore la postura ofreciendo cantidad superior al 50 por ciento del valor de tasación o que, aun inferior a dicho importe, resulte suficiente para lograr la completa satisfacción del derecho del ejecutante.
Transcurrido el indicado plazo sin que el ejecutado realice lo previsto en el párrafo anterior, el ejecutante podrá, en el plazo de cinco días, pedir la adjudicación de los bienes por la mitad de su valor de tasación o por la cantidad que se le deba por todos los conceptos, siempre que esta cantidad sea superior a la mejor postura.
Cuando el ejecutante no haga uso de esta facultad, se aprobará el remate en favor del mejor postor, siempre que la cantidad que haya ofrecido supere el 30 por ciento del valor de tasación o, siendo inferior, cubra, al menos, la cantidad por la que se haya despachado la ejecución, incluyendo la previsión para intereses y costas. Si la mejor postura no cumpliera estos requisitos, el Secretario judicial responsable de la ejecución, oídas las partes, resolverá sobre la aprobación del remate a la vista de las circunstancias del caso y teniendo en cuenta especialmente la conducta del deudor en relación con el cumplimiento de la obligación por la que se procede, las posibilidades de lograr la satisfacción del acreedor mediante la realización de otros bienes, el sacrificio patrimonial que la aprobación del remate suponga para el deudor y el beneficio que de ella obtenga el acreedor. En este último caso, contra el decreto que apruebe el remate cabe recurso directo de revisión ante el Tribunal que dictó la orden general de ejecución.
Cuando el Secretario judicial deniegue la aprobación del remate, se procederá con arreglo a lo dispuesto en el artículo siguiente.
5. En cualquier momento anterior a la aprobación del remate o de la adjudicación al acreedor podrá el deudor liberar sus bienes pagando íntegramente lo que se deba al ejecutante por principal, intereses y costas.
6. Aprobado el remate y consignada, cuando proceda, en la cuenta de Depósitos y Consignaciones, la diferencia entre lo depositado y el precio total del remate, se dictará decreto de adjudicación en el que se exprese, en su caso, que se ha consignado el precio, así como las demás circunstancias necesarias para la inscripción con arreglo a la legislación hipotecaria.
Artículo 651 Adjudicación de bienes al ejecutante Si en el acto de la subasta no hubiere ningún postor, podrá el acreedor pedir la adjudicación de los bienes por el 30 por 100 del valor de tasación, o por la cantidad que se le deba por todos los conceptos.
En ningún caso, ni aun cuando actúe como postor rematante, podrá el acreedor ejecutante adjudicarse los bienes, ni ceder el remate o adjudicación a tercero, por cantidad inferior al 30 por 100 del valor de tasación.
Cuando el acreedor, en el plazo de veinte días, no hiciere uso de esta facultad, el Secretario judicial procederá al alzamiento del embargo, a instancia del ejecutado.
Artículo 652 Destino de los depósitos constituidos para pujar 1. Finalizado el acto de la subasta, el Secretario judicial devolverá las cantidades depositadas por los postores excepto la que corresponda al mejor postor, la cual se reservará en depósito como garantía del cumplimiento de su obligación, y, en su caso, como parte del precio de la venta.
Sin embargo, si los demás postores lo solicitan, también se mantendrán a disposición del Tribunal las cantidades depositadas por ellos, para que, si el rematante no entregare en plazo el resto del precio, pueda aprobarse el remate en favor de los que le sigan, por el orden de sus respectivas posturas.
2. Las devoluciones que procedan con arreglo a lo establecido en el apartado anterior se harán al postor que efectuó el depósito o a la persona que éste hubiera designado a tal efecto al realizar el ingreso en la Cuenta de Depósitos y Consignaciones. Si se hubiera efectuado esta designación, la devolución sólo podrá hacerse a la persona designada.
Artículo 653 Quiebra de la subasta 1. Si ninguno de los rematantes a que se refiere el artículo anterior consignare el precio en el plazo señalado o si por culpa de ellos dejare de tener efecto la venta, perderán el depósito que hubieran efectuado y se procederá a nueva subasta, salvo que con los depósitos constituidos por aquellos rematantes se pueda satisfacer el capital e intereses del crédito del ejecutante y las costas.
2. Los depósitos de los rematantes que provocaron la quiebra de la subasta se aplicarán por el Secretario judicial a los fines de la ejecución, con arreglo a lo dispuesto en los artículos 654 y 672, pero el sobrante, si lo hubiere, se entregará a los depositantes. Cuando los depósitos no alcancen a satisfacer el derecho del ejecutante y las costas, se destinarán, en primer lugar, a satisfacer los gastos que origine la nueva subasta y el resto se unirá a las sumas obtenidas en aquélla y se aplicará conforme a lo dispuesto en los artículos 654 y 672. En este último caso, si hubiere sobrante, se entregará al ejecutado hasta completar el precio ofrecido en la subasta y, en su caso, se le compensará de la disminución del precio que se haya producido en el nuevo remate; sólo después de efectuada esta compensación, se devolverá lo que quedare a los depositantes.
3. Cuando el rematante que hubiera hecho la designación a que se refiere el apartado segundo del artículo anterior deje transcurrir el plazo señalado para el pago del precio del remate sin efectuarlo, la persona designada para recibir la devolución del depósito podrá solicitar que el decreto de aprobación del remate se dicte en su favor, consignando simultáneamente la diferencia entre lo depositado y el precio del remate, para lo que dispondrá del mismo plazo concedido al rematante para efectuar el pago, que se contará desde la expiración de éste.
Artículo 654 Pago al ejecutante y destino del remanente 1. El precio del remate se entregará al ejecutante a cuenta de la cantidad por la que se hubiere despachado ejecución y, si sobrepasare dicha cantidad, se retendrá el remanente a disposición del tribunal, hasta que se efectúe la liquidación de lo que, finalmente, se deba al ejecutante y del importe de las costas de la ejecución.
2. Se entregará al ejecutado el remanente que pudiere existir una vez finalizada la realización forzosa de los bienes, satisfecho plenamente el ejecutante y pagadas las costas.
DE LA SUBASTA DE BIENES INMUEBLES Artículo 655 Ámbito de aplicación de esta sección y aplicación supletoria de las disposiciones de la sección anterior 1. Las normas de esta sección se aplicarán a las subastas de bienes inmuebles y a las de bienes muebles sujetos a un régimen de publicidad registral similar al de aquéllos.
2. En las subastas a que se refiere el apartado anterior serán aplicables las normas de la subasta de bienes muebles, salvo las especialidades que se establecen en los artículos siguientes.
Artículo 656 Certificación de dominio y cargas 1. Cuando el objeto de la subasta esté comprendido en el ámbito de esta sección, el Secretario judicial responsable de la ejecución librará mandamiento al Registrador a cuyo cargo se encuentre el Registro de que se trate para que remita al Juzgado certificación en la que consten los siguientes extremos: 1.º La titularidad del dominio y demás derechos reales del bien o derecho gravado.
2.º Los derechos de cualquier naturaleza que existan sobre el bien registrable embargado, en especial, relación completa de las cargas inscritas que lo graven o, en su caso, que se halla libre de cargas.
2. El Registrador hará constar por nota marginal la expedición de la certificación a que se refiere el apartado anterior, expresando la fecha y el procedimiento a que se refiera.
3. Sin perjuicio de lo anterior el procurador de la parte ejecutante, debidamente facultado por el Secretario judicial y una vez anotado el embargo, podrá solicitar la certificación a la que se refiere el apartado 1 de este precepto, cuya expedición será igualmente objeto de nota marginal.
Artículo 657 Información de cargas extinguidas o aminoradas 1. El Secretario judicial responsable de la ejecución se dirigirá de oficio a los titulares de los créditos anteriores que sean preferentes al que sirvió para el despacho de la ejecución y al ejecutado para que informen sobre la subsistencia actual del crédito garantizado y su actual cuantía. Aquéllos a quienes se reclame esta información deberán indicar con la mayor precisión si el crédito subsiste o se ha extinguido por cualquier causa y, en caso de subsistir, qué cantidad resta pendiente de pago, la fecha de vencimiento y, en su caso, los plazos y condiciones en que el pago deba efectuarse. Si el crédito estuviera vencido y no pagado, se informará también de los intereses moratorios vencidos y de la cantidad a la que asciendan los intereses que se devenguen por cada día de retraso. Cuando la preferencia resulte de una anotación de embargo anterior, se expresarán la cantidad pendiente de pago por principal e intereses vencidos a la fecha en que se produzca la información, así como la cantidad a que asciendan los intereses moratorios que se devenguen por cada día que transcurra sin que se efectúe el pago al acreedor y la previsión de costas.
Los oficios que se expidan en virtud de lo dispuesto en el párrafo anterior se entregarán al procurador del ejecutante para que se encargue de su cumplimiento.
2. A la vista de lo que el ejecutado y los acreedores a que se refiere el apartado anterior declaren sobre la subsistencia y cuantía actual de los créditos, si hubiera conformidad sobre ello, el Secretario judicial encargado de la ejecución, a instancia del ejecutante, expedirá los mandamientos que procedan a los efectos previstos en el artículo 144 de la Ley Hipotecaria. De existir disconformidad les convocará a una vista ante el Tribunal, que deberá celebrarse dentro de los tres días siguientes, resolviéndose mediante auto, no susceptible de recurso, en los cinco días siguientes.
3. Transcurridos veinte días desde el requerimiento al ejecutado y a los acreedores sin que ninguno de ellos haya contestado, se entenderá que la carga, a los solos efectos de la ejecución, se encuentra actualizada al momento del requerimiento en los términos fijados en el título preferente.
Artículo 658 Bien inscrito a nombre de persona distinta del ejecutado Si de la certificación que expida el registrador resultare que el bien embargado se encuentra inscrito a nombre de persona distinta del ejecutado, el Secretario judicial, oídas las partes personadas, ordenará alzar el embargo, a menos que el procedimiento se siga contra el ejecutado en concepto de heredero de quien apareciere como dueño en el Registro o que el embargo se hubiere trabado teniendo en cuenta tal concepto.
No obstante lo dispuesto en el párrafo anterior, si la inscripción del dominio a nombre de persona distinta del ejecutado fuera posterior a la anotación del embargo, se mantendrá éste y se estará a lo dispuesto en el artículo 662.
Artículo 659 Titulares de derechos posteriormente inscritos 1. El registrador comunicará la existencia de la ejecución a los titulares de derechos que figuren en la certificación de cargas y que aparezcan en asientos posteriores al del derecho del ejecutante, siempre que su domicilio conste en el Registro.
2. A los titulares de derechos inscritos con posterioridad a la expedición de la certificación de dominio y cargas no se les realizará comunicación alguna, pero, acreditando al Secretario judicial responsable de la ejecución la inscripción de su derecho, se les dará intervención en el avalúo y en las demás actuaciones del procedimiento que les afecten.
3. Cuando los titulares de derechos inscritos con posterioridad al gravamen que se ejecuta satisfagan antes del remate el importe del crédito, intereses y costas, dentro del límite de responsabilidad que resulte del Registro, quedarán subrogados en los derechos del actor hasta donde alcance el importe satisfecho. Se harán constar el pago y la subrogación al margen de la inscripción o anotación del gravamen en que dichos acreedores se subrogan y las de sus créditos o derechos respectivos, mediante la presentación en el Registro del acta notarial de entrega de las cantidades indicadas o del oportuno mandamiento expedido por el Secretario judicial, en su caso.
Artículo 660 Forma de practicarse las comunicaciones 1. Las comunicaciones a que se refieren los artículos 657 y 659 se practicarán en el domicilio que conste en el Registro, por correo o telégrafo con acuse de recibo, o por otro medio fehaciente.
La certificación a la que se refiere el artículo 656, ya sea remitida directamente por el registrador o aportada por el procurador del ejecutante, deberá expresar la realización de dichas comunicaciones.
En el caso de que el domicilio no constare en el Registro o que la comunicación fuese devuelta al Registro por cualquier motivo, el Registrador practicará nueva comunicación mediante edicto en el tablón de anuncios del Registro, que se publicará durante un plazo de quince días.
2. La ausencia de las comunicaciones del Registro o los defectos de forma de que éstas pudieran adolecer no serán obstáculo para la inscripción del derecho de quien adquiera el inmueble en la ejecución.
Artículo 661 Comunicación de la ejecución a arrendatarios y a ocupantes de hecho. Publicidad de la situación posesoria en el anuncio de la subasta 1. Cuando, por la manifestación de bienes del ejecutado, por indicación del ejecutante o de cualquier otro modo, conste en el procedimiento la existencia e identidad de personas, distintas del ejecutado, que ocupen el inmueble embargado, se les notificará la existencia de la ejecución, para que, en el plazo de diez días, presenten ante el Tribunal los títulos que justifiquen su situación.
En el anuncio de la subasta se expresará, con el posible detalle, la situación posesoria del inmueble o que, por el contrario, se encuentra desocupado, si se acreditase cumplidamente esta circunstancia al Secretario judicial responsable de la ejecución.
2. El ejecutante podrá pedir que, antes de anunciarse la subasta, el tribunal declare que el ocupante u ocupantes no tienen derecho a permanecer en el inmueble, una vez que éste se haya enajenado en la ejecución. La petición se tramitará con arreglo a lo establecido en el apartado 3 del artículo 675 y el tribunal accederá a ella y hará, por medio de auto no recurrible, la declaración solicitada, cuando el ocupante u ocupantes puedan considerarse de mero hecho o sin título suficiente. En otro caso, declarará, también sin ulterior recurso, que el ocupante u ocupantes tienen derecho a permanecer en el inmueble, dejando a salvo las acciones que pudieran corresponder al futuro adquirente para desalojar a aquéllos.
Las declaraciones a que se refiere el párrafo anterior se harán constar en el anuncio de la subasta.
Artículo 662 Tercer poseedor 1. Si antes de que se venda o adjudique en la ejecución un bien inmueble y después de haberse anotado su embargo o de consignado registralmente el comienzo del procedimiento de apremio, pasare aquel bien a poder de un tercer poseedor, éste, acreditando la inscripción de su título, podrá pedir que se le exhiban los autos en la Oficina judicial, lo que se acordará por el Secretario judicial sin paralizar el curso del procedimiento, entendiéndose también con él las actuaciones ulteriores.
2. Se considerará, asimismo, tercer poseedor a quien, en el tiempo a que se refiere el apartado anterior, hubiere adquirido solamente el usufructo o dominio útil de la finca hipotecada o embargada, o bien la nuda propiedad o dominio directo.
3. En cualquier momento anterior a la aprobación del remate o a la adjudicación al acreedor, el tercer poseedor podrá liberar el bien satisfaciendo lo que se deba al acreedor por principal, intereses y costas, dentro de los límites de la responsabilidad a que esté sujeto el bien, y siendo de aplicación, en su caso, lo dispuesto en el apartado 3 del artículo 613 de esta Ley.
Artículo 663 Presentación de la titulación de los inmuebles embargados 1. En la misma resolución en que se mande expedir certificación de dominio y cargas de los bienes inmuebles embargados, el Secretario judicial podrá, mediante diligencia de ordenación, de oficio o a instancia de parte, requerir al ejecutado para que en el plazo de diez días presente los títulos de propiedad de que disponga, si el bien está inscrito en el Registro.
2. Cuando la parte así lo solicite el procurador de la parte ejecutante podrá practicar el requerimiento previsto en el número anterior La presentación de los títulos se comunicará al ejecutante para que manifieste si los encuentra suficientes, o proponga la subsanación de las faltas que en ellos notare.
Artículo 664 No presentación o inexistencia de títulos Si el ejecutado no hubiere presentado los títulos dentro del plazo antes señalado, el Secretario judicial, a instancia del ejecutante, podrá emplear los apremios que estime conducentes para obligarle a que los presente, obteniéndolos, en su caso, de los registros o archivos en que se encuentren, para lo que podrá facultarse al procurador del ejecutante si los archivos y registros fueran públicos.
Cuando no existieren títulos de dominio, podrá suplirse su falta por los medios establecidos en el Título VI de la Ley Hipotecaria. Si el tribunal de la ejecución fuera competente para reconocer de las actuaciones judiciales que, a tal efecto, hubieran de practicarse, se llevarán a cabo éstas dentro del proceso de ejecución.
Artículo 665 Subasta sin suplencia de la falta de títulos A instancia del acreedor podrán sacarse los bienes a pública subasta sin suplir previamente la falta de títulos de propiedad, expresando en los edictos esta circunstancia. En tal caso se observará lo prevenido en la regla 5.ª del artículo 140 del Reglamento para la ejecución de la Ley Hipotecaria.
Artículo 666 Valoración de inmuebles para su subasta 1. Los bienes inmuebles saldrán a subasta por el valor que resulte de deducir de su avalúo, realizado de acuerdo con lo previsto en los artículos 637 y siguientes de esta Ley, el importe de todas las cargas y derechos anteriores al gravamen por el que se hubiera despachado ejecución cuya preferencia resulte de la certificación registral de dominio y cargas.
Esta operación se realizará por el Secretario Judicial descontando del valor por el que haya sido tasado el inmueble el importe total garantizado que resulte de la certificación de cargas o, en su caso, el que se haya hecho constar en el Registro con arreglo a lo dispuesto en el apartado 2 del artículo 657.
2. Si el valor de las cargas o gravámenes iguala o excede del determinado para el bien, el Secretario judicial dejará en suspenso la ejecución sobre ese bien.
Artículo 667 Anuncio de la subasta La subasta se anunciará con veinte días de antelación, cuando menos, al señalado para su celebración.
El señalamiento del lugar, día y hora para la subasta se notificará al ejecutado, con la misma antelación, en el domicilio que conste en el título ejecutivo.
Artículo 668 Contenido del anuncio de la subasta La subasta se anunciará con arreglo a lo previsto en el artículo 646, expresándose en los edictos la identificación de la finca, que se efectuará en forma concisa, la valoración inicial para la subasta, determinada con arreglo a lo dispuesto en el artículo 666 y los extremos siguientes: 1.º Que la certificación registral y, en su caso, la titulación sobre el inmueble o inmuebles que se subastan está de manifiesto en la Oficina judicial sede del órgano de la ejecución.
2.º Que se entenderá que todo licitador acepta como bastante la titulación existente o que no existan títulos.
3.º Que las cargas o gravámenes anteriores, si los hubiere, al crédito del actor continuarán subsistentes y que, por el sólo hecho de participar en la subasta, el licitador los admite y acepta quedar subrogado en la responsabilidad derivada de aquéllos, si el remate se adjudicare a su favor.
Artículo 669 Condiciones especiales de la subasta 1. Para tomar parte en la subasta los postores deberán depositar, previamente, el 20 por ciento del valor que se haya dado a los bienes con arreglo a lo establecido en el artículo 666 de esta Ley. El depósito se efectuará conforme a lo dispuesto en el número 3.º del apartado 1 del artículo 647.
2. Por el mero hecho de participar en la subasta se entenderá que los postores aceptan como suficiente la titulación que consta en autos o que no exista titulación y que aceptan, asimismo, subrogarse en las cargas anteriores al crédito por el que se ejecuta, en caso de que el remate se adjudique a su favor.
Artículo 670 Aprobación del remate. Pago. Adjudicación de los bienes al acreedor 1. Si la mejor postura fuera igual o superior al 70 por ciento del valor por el que el bien hubiere salido a subasta, el Secretario judicial responsable de la ejecución, mediante decreto, el mismo día o el día siguiente, aprobará el remate en favor del mejor postor. En el plazo de veinte días, el rematante habrá de consignar en la Cuenta de Depósitos y Consignaciones la diferencia entre lo depositado y el precio total del remate.
2. Si fuera el ejecutante quien hiciese la mejor postura igual o superior al 70 por 100 del valor por el que el bien hubiere salido a subasta, aprobado el remate, se procederá por el Secretario Judicial a la liquidación de lo que se deba por principal, intereses y costas y, notificada esta liquidación, el ejecutante consignará la diferencia, si la hubiere.
3. Si sólo se hicieren posturas superiores al 70 por 100 del valor por el que el bien hubiere salido a subasta, pero ofreciendo pagar a plazos con garantías suficientes, bancarias o hipotecarias, del precio aplazado, se harán saber al ejecutante quien, en los veinte días siguientes, podrá pedir la adjudicación del inmueble por el 70 por 100 del valor de salida. Si el ejecutante no hiciere uso de este derecho, se aprobará el remate en favor de la mejor de aquellas posturas, con las condiciones de pago y garantías ofrecidas en la misma.
4. Cuando la mejor postura ofrecida en la subasta sea inferior al 70 por ciento del valor por el que el bien hubiere salido a subasta, podrá el ejecutado, en el plazo de diez días, presentar tercero que mejore la postura ofreciendo cantidad superior al 70 por ciento del valor de tasación o que, aun inferior a dicho importe, resulte suficiente para lograr la completa satisfacción del derecho del ejecutante.
Transcurrido el indicado plazo sin que el ejecutado realice lo previsto en el párrafo anterior, el ejecutante podrá, en el plazo de cinco días, pedir la adjudicación del inmueble por el 70 % de dicho valor o por la cantidad que se le deba por todos los conceptos, siempre que esta cantidad sea superior al sesenta por ciento de su valor de tasación y a la mejor postura.
Cuando el ejecutante no haga uso de esta facultad, se aprobará el remate en favor del mejor postor, siempre que la cantidad que haya ofrecido supere el 50 por ciento del valor de tasación o, siendo inferior, cubra, al menos, la cantidad por la que se haya despachado la ejecución, incluyendo la previsión para intereses y costas. Si la mejor postura no cumpliera estos requisitos, el Secretario judicial responsable de la ejecución, oídas las partes, resolverá sobre la aprobación del remate a la vista de las circunstancias del caso y teniendo en cuenta especialmente la conducta del deudor en relación con el cumplimiento de la obligación por la que se procede, las posibilidades de lograr la satisfacción del acreedor mediante la realización de otros bienes, el sacrificio patrimonial que la aprobación del remate suponga para el deudor y el beneficio que de ella obtenga el acreedor. En este último caso, contra el decreto que apruebe el remate cabe recurso directo de revisión ante el Tribunal que dictó la orden general de ejecución. Cuando el Secretario judicial deniegue la aprobación del remate, se procederá con arreglo a lo dispuesto en el artículo siguiente.
5. Quien resulte adjudicatario del bien inmueble conforme a lo previsto en los apartados anteriores habrá de aceptar la subsistencia de las cargas o gravámenes anteriores, si los hubiere y subrogarse en la responsabilidad derivada de ellos.
6. Cuando se le reclame para constituir la hipoteca a que se refiere el número 12.º del artículo 107 de la Ley Hipotecaria, el Secretario judicial expedirá inmediatamente testimonio del decreto de aprobación del remate, aun antes de haberse pagado el precio, haciendo constar la finalidad para la que se expide. La solicitud suspenderá el plazo para pagar el precio del remate, que se reanudará una vez entregado el testimonio al solicitante.
7. En cualquier momento anterior a la aprobación del remate o de la adjudicación al acreedor, podrá el deudor liberar sus bienes pagando íntegramente lo que se deba al ejecutante por principal, intereses y costas.
8. Aprobado el remate y consignado, cuando proceda, en la Cuenta de Depósitos y Consignaciones, la diferencia entre lo depositado y el precio total del remate, se dictará decreto de adjudicación en el que se exprese, en su caso, que se ha consignado el precio, así como las demás circunstancias necesarias para la inscripción con arreglo a la legislación hipotecaria.
Artículo 671 Subasta sin ningún postor Si en el acto de la subasta no hubiere ningún postor, podrá el acreedor pedir la adjudicación de los bienes por cantidad igual o superior al sesenta por ciento de su valor de tasación.
Cuando el acreedor, en el plazo de veinte días, no hiciere uso de esa facultad, el Secretario judicial procederá al alzamiento del embargo, a instancia del ejecutado.
Artículo 672 Destino de las sumas obtenidas en la subasta de inmuebles 1. Por el Secretario judicial se dará al precio del remate el destino previsto en el apartado 1 del artículo 654, pero el remanente, si lo hubiere, se retendrá para el pago de quienes tengan su derecho inscrito o anotado con posterioridad al del ejecutante. Si satisfechos estos acreedores, aún existiere sobrante, se entregará al ejecutado o al tercer poseedor.
Lo dispuesto en este artículo se entiende sin perjuicio del destino que deba darse al remanente cuando se hubiera ordenado su retención en alguna otra ejecución singular o en cualquier proceso concursal.
2. El Secretario judicial encargado de la ejecución requerirá a los titulares de créditos posteriores para que, en el plazo de treinta días, acrediten la subsistencia y exigibilidad de sus créditos y presenten liquidación de los mismos.
De las liquidaciones presentadas se dará traslado por el Secretario judicial a las partes para que aleguen lo que a su derecho convenga y aporten la prueba documental de que dispongan en el plazo de diez días. Transcurrido dicho plazo, el Secretario judicial resolverá por medio de decreto recurrible lo que proceda, a los solos efectos de distribución de las sumas recaudadas en la ejecución y dejando a salvo las acciones que pudieran corresponder a los acreedores posteriores para hacer valer sus derechos como y contra quien corresponda. El decreto será recurrible solo en reposición y estarán legitimados para su interposición los terceros acreedores que hubieren presentado liquidación.
Artículo 673 Subasta simultánea Cuando lo aconsejen las circunstancias, y a solicitud de cualquiera de las partes, el Secretario judicial encargado de la ejecución podrá ordenar que se anuncie y celebre subasta en forma simultánea en la sede de la Oficina judicial ejecutora y, mediante exhorto, en una o varias Oficinas judiciales de distintos partidos judiciales, donde radiquen, total o parcialmente, los bienes inmuebles subastados. En tales casos los postores podrán acudir libremente a cualquiera de las sedes de celebración y el Secretario judicial no aprobará el remate hasta conocer, por cualquier medio de comunicación, las posturas efectuadas en todas ellas, citando personalmente a los postores que hubiesen realizado idéntica postura, para que comparezcan ante él a celebrar licitación dirimente entre ellos, si dicho empate no hubiese podido salvarse mediante comunicación telefónica, o de cualquier otra clase, durante la celebración de las subastas simultáneas.
Artículo 674 Inscripción de la adquisición: título. Cancelación de cargas 1. Será título bastante para la inscripción en el Registro de la Propiedad el testimonio, expedido por el Secretario judicial, del decreto de adjudicación, comprensivo de la resolución de aprobación del remate, de la adjudicación al acreedor o de la transmisión por convenio de realización o por persona o entidad especializada, y en el que se exprese, en su caso, que se ha consignado el precio, así como las demás circunstancias necesarias para la inscripción con arreglo a la legislación hipotecaria.
El testimonio expresará, en su caso, que el rematante ha obtenido crédito para atender el pago del precio del remate y, en su caso, el depósito previo, indicando los importes financiados y la entidad que haya concedido el préstamo, a los efectos previstos en el artículo 134 de la Ley Hipotecaria.
2. A instancia del adquirente, se expedirá, en su caso, mandamiento de cancelación de la anotación o inscripción del gravamen que haya originado el remate o la adjudicación.
Asimismo, el Secretario judicial mandará la cancelación de todas las inscripciones y anotaciones posteriores, incluso las que se hubieran verificado después de expedida la certificación prevenida en el artículo 656, haciéndose constar en el mismo mandamiento que el valor de lo vendido o adjudicado fue igual o inferior al importe total del crédito del actor y, en el caso de haberlo superado, que se retuvo el remanente a disposición de los interesados.
También se expresarán en el mandamiento las demás circunstancias que la legislación hipotecaria exija para la inscripción de la cancelación.
Artículo 675 Posesión judicial y ocupantes del inmueble 1. Si el adquirente lo solicitara, se le pondrá en posesión del inmueble que no se hallare ocupado.
2. Si el inmueble estuviera ocupado, el Secretario judicial acordará de inmediato el lanzamiento cuando el Tribunal haya resuelto, con arreglo a lo previsto en el apartado 2 del artículo 661, que el ocupante u ocupantes no tienen derecho a permanecer en él. Los ocupantes desalojados podrán ejercitar los derechos que crean asistirles en el juicio que corresponda.
Cuando, estando el inmueble ocupado, no se hubiera procedido previamente con arreglo a lo dispuesto en el apartado 2 del artículo 661, el adquirente podrá pedir al Tribunal de la ejecución el lanzamiento de quienes, teniendo en cuenta lo dispuesto en el artículo 661, puedan considerarse ocupantes de mero hecho o sin título suficiente. La petición deberá efectuarse en el plazo de un año desde la adquisición del inmueble por el rematante o adjudicatario, transcurrido el cual la pretensión de desalojo sólo podrá hacerse valer en el juicio que corresponda.
3. La petición de lanzamiento a que se refiere el apartado anterior se notificará a los ocupantes indicados por el adquirente, con citación a una vista que señalará el Secretario judicial dentro del plazo de diez días, en la que podrán alegar y probar lo que consideren oportuno respecto de su situación. El Tribunal, por medio de auto, sin ulterior recurso, resolverá sobre el lanzamiento, que decretará en todo caso si el ocupante u ocupantes citados no comparecieren sin justa causa.
4. El auto que resolviere sobre el lanzamiento de los ocupantes de un inmueble dejará a salvo, cualquiera que fuere su contenido, los derechos de los interesados, que podrán ejercitarse en el juicio que corresponda.
...