Tema 2. Sociedad criolla e Ilustración (2014)

Apunte Español
Universidad Universidad Autónoma de Madrid (UAM)
Grado Historia - 4º curso
Asignatura Revolución y formación de los estados nacionales en América Latina
Profesor C.F.C.
Año del apunte 2014
Páginas 6
Fecha de subida 17/10/2017
Descargas 0
Subido por

Descripción

Segundo tema de la asignatura "Revolución y formación de los estados nacionales en América Latina" impartida como optativa en el Grado de Historia de la UAM

Vista previa del texto

TEMA 2. Sociedad criolla e Ilustración.
La población en América del XVIII es similar a la del XIX. Entre un siglo y otro hubo un crecimiento del 1,5%. Esto se debe a las tierras libres, la inmigración, la mano de obra, etc. En esta población podemos encontrar los distintos orígenes de la actual. La población blanca sufrirá un crecimiento en este siglo, al igual que la población mestiza que también tendrá un crecimiento.
Estas dos poblaciones vivirán un crecimiento natural, a diferencia de la población negra que, debido a que gozaban de peores condiciones, su crecimiento será más limitado. La población india también crece menos, entre otras cosas por las tasas parroquiales para casarse o tener hijos lo que disminuía las tasas de nupcialidad y natalidad.
Población iberoamericana 1570 - 1820 Años Población total (mln) Indios (%) Blancos (%) Mestizos o mulatos (%) Negros (%) 1570 10.3 96,1 1,4 2,5 - 1650 11.4 80,4 6,4 5,9 7,3 1820 22.9 35,8 19,0 27,3 17,9 Otro rasgo de la sociedad americana que estará presente desde el siglo XVI es la cuestión racial, las diferentes razas que encontramos en este continente. Mediante este esquema podemos ver que hay cuatro tipos de etnias presentes. Mientras que los blancos, negros y mestizos vivirán un crecimiento de su población los indios verán una reducción de la misma. La cuestión racial en la América Española era una categoría jurídica, es decir, que había personas que podían ser catalogadas como blancos aunque no lo fuesen. La cuestión del mestizaje es interesante. Estos eran una población sin catalogar en esta sociedad de categorías raciales. Durante el siglo XVIII aprovecharon las oportunidades de movilidad social como podían ser las milicias.
También podemos analizar esta sociedad en función de su distribución por la actividad. Así podemos ver que la población blanca estaba en zonas urbanas y mineras; la población indígena en las zonas rurales; los mestizos en las zonas mineras; etc.
La sociedad americana era una sociedad típica del Antiguo Régimen, con el añadido de la cuestión racial. Esto quiere decir que era una sociedad corporativa, es decir, que cada persona tenía un puesto en la sociedad. Existían corporaciones, es decir, entidades colectivas con sus reglas, sus relaciones internas, sus instrumentos asistenciales para atenderse unos a otros, etc. Por tanto al ser una sociedad corporativa en la sociedad americana del siglo XIX nos encontramos comunidades, gremios, consulados, cabildos, etc. Lugares donde abundan las relaciones de carácter clientelar.
Abundan las relaciones dentro de esas instituciones, relaciones de carácter jerárquico, que implican obligaciones, que permiten a los clientes – los de abajo – disfrutar de los privilegios de estar en estos organismos que tienen libertades, leyes y normas propias. Estas relaciones se extienden a lo largo de la sociedad1. Relaciones caracterizadas por la informalidad puesto que no había normas escritas que establecieran las relaciones entre individuos sino que había normas de carácter consuetudinario. Por tanto en esta sociedad corporativa aunque el monarca era el señor natural de todos los súbditos por debajo hay todo un mundo de organizaciones con sus derechos y deberes.
La nobleza se incrementará a lo largo de los siglo XVII y XVIII. Al contrario que la europea carecían de jurisdicción propia pero si tenían privilegios como el mayorazgo. Esta nobleza se caracterizará por las relaciones que se mostraban mucho en la familia. Una familia que en el caso americano tenía un carácter extenso. En el caso de las clases altas, los notables, la familia se 1 Buenos Aires, el consulado tenía 172 comerciantes que tenían una clientela que representaba el 7% de la población.
plasmaba visualmente en la casa. Una casa construida en torno a distintos patios. En el patio principal estaba la familia más ligada al fundador de la unidad. En los patios menores vivían los clientes, los criados, los esclavos. La casa familiar se convierte así en un microcosmos que plasman las relaciones.
Modelo de familia notable. Élite social americana. Viven un proceso de ennoblecimiento, diversificación económica y desarrollo de conexiones políticas ganando peso a nivel local, regional o nacional.
Pedro Romero de Terreros vino a Nueva España en 1733, proveniente de “una familia de Sevilla moderadamente rica” y con conexiones familiares en México a través de su tío, un mercader de Querétaro. Estableció un negocio de transporte de recuas de mulas entre el Golfo de México y el valle central. Se casó con una integrante de una poderosa familia criolla, la de Miravalle, que había estado en el Nuevo Mundo desde el siglo XVI y cosechado títulos en el siglo XVII. Su poder local y ganancias comerciales se combinaron con la buena suerte para proporcionarle una pequeña fortuna. Utilizó las ganancias en el negocio de mulas para invertir en minas en Pachuca y en 1759 dio con una veta rica. Desde allí extendió sus operaciones a toda la provincia. Mediante conexiones con la familia de su mujer, pudo asegurar su conexión política con el virrey. Romero compró una porción de propiedades jesuitas confiscadas, además de los derechos de agua de muchas haciendas de sus vecinos. Para cuando murió en 1780, Romero, ya entonces conde de Regla, era dueño de minas de plata, refinerías, líneas de transporte, instituciones de crédito, además de muchas haciendas grandes Desarrollo urbano Desde el punto de vista urbano en América se vivirá un importante desarrollo que tiene que ver con la inmigración, destacando sobre todo la indígena. Se explica por varios elementos como las transformaciones sociales que se estaban viviendo en el siglo XVIII. Las reformas dislocaron y cambiaron las situaciones sociales; redujeron los controles sociales, dieron oportunidades de promoción, dando oportunidades de trabajo, etc. Esto hizo que ciertos núcleos cerrados como las comunidades indígenas se abrieran.
También cambiará la estructura de la red urbana. Pasamos de una estructura compuesta por unas pocas ciudades importantes a la aparición de muchas ciudades nuevas entre las que distinguen unas pocas de gran tamaño y numerosas ciudades subalternas, es decir, que dependen de estas primeras. En las ciudades donde el status será fundamental asistimos a un proceso de concesión del título de ciudadano por parte de las autoridades a ciertas poblaciones 2. En estas ciudades será fundamental tener la categoría de vecino porque implicaba participar en la vida de la ciudad. Esto suponía participar en la cultura urbana donde cada uno tenía un lugar. Una cultura en la que tendrá un peso muy importante la Iglesia (procesiones, fiestas, etc.).
Evolución de la población urbana 1750 2 1800 La Habana 36.000 80.000 México 98.000 137.000 Lima 54.000 64.000 En México 22 ciudades adquieren el título de ciudad, no es que surjan de cero sino que adquieren esta categoría. En Paraguay 22. En Chile 10. En América Central 15 Buenos Aires 24.000 55.000 Bogotá 20.000 30.000 Santiago 21.000 31.000 Caracas 24.000 42.000 La resistencia a las reformas y los nuevos espacios de sociabilidad ilustrada.
También habrá cambios de carácter cultural. En América ocurre algo similar a lo que ocurría en Europa. Aparece una opinión pública que se va formando a través de unos espacios de relación social (tertulias, salones y sociedades). En estos lugares donde había libertad de discusión los grupos ilustrados de élites y segmentos intermedios se reunían voluntariamente. Se comenzaba hablando de cuestiones literarias para acabar con los temas políticos y económicos. Al ser reuniones voluntarias rompían este entramado de sociedad corporativa donde todo estaba pautado. Creaban así relaciones más trasversales. En ellas se difundían conocimientos, noticias, debates, etc. Se defendían e impulsaban en la época como escuelas de civismo para aprender prácticas. Serán el antecedente en pequeña escala de los futuros parlamentos. Desde ellas habrá un proceso de impulsar la prensa escrita3. Muchas de ellas acabarán siendo el embrión de futuros partidos después de la Independencia. Algunos de ellos se impulsaron desde el poder, como podían ser las Sociedades de Amigos del País (1780). En ellas leerán a autores como Montesquieu de forma que se consideran cuerpos intermedios que deben guiar e ilustrar al pueblo.
También habrá sociabilidad en las capas bajas viviendo una eclosión de cafés, tabernas, lugares de juego, etc. Es decir lugares de relación social. Algunas tendrán un carácter claramente político. Por ejemplo la Sociedad de Caracas se convierte en la Sociedad Patriótica de Caracas con una clara vocación de independencia. Aparecerán también logias como la Logia Lautaro que aunque formada en Europa entre criollos exiliados o que vivían en Europa se irá extendiendo con el tiempo por el continente americano. Este mundo irá creciendo y creando una opinión pública 4 donde se difundían noticias e ideas que aprovechaban la cierta permisividad que existía en el mundo americano donde si no se atacaba al rey o a la Iglesia se podía atacar a lo que fuera.
Regalismo borbónico y expulsión de los jesuitas La situación de la Iglesia en América era similar a la europea, una Iglesia con diferencias en su seno. Contaba así con un alto clero de nobles de origen peninsular y un bajo clero pobre con distintas procedencias (criollo, mestizo). Va a jugar un papel importante en el proceso de las independencias porque es un colectivo con cierta conciencia de pertenencia a América. Destaca así el caso de los mexicanos • Francisco Javier Clavijero, historiador jesuita, que equipara en calidad el mundo hispánico con Grecia y Roma • Servando Teresa de Mier afirma en una de sus obras que Quetzalcoalt era en realidad el apóstol Tomás. Esto implicaba que en realidad los españoles no habían llevado el cristianismo a América sino que ya estaba en las culturas prehispánicas. El cristianismo había sido el elemento legitimador de la conquista. Con este argumento destacaba la identidad americana, no independentista pero si americana.
La iglesia tuvo un papel fundamental en la occidentalización del mundo indígena. Algo que consiguió a través de los Conventos, introducción de animales y plantas europeas, talleres 3 4 Ejemplo de esto es la Gazeta de México La república de las letras artesanales, prácticas agrícolas, etc pero también en la introducción de una serie de ceremonias de carácter religioso cristiano que regulan y pautan la vida de las personas. En la cuestión cultural destaca la aparición de algunos elementos identitarios de toda América. Destaca así el culto a la Virgen de Guadalupe. Destaca el papel de la Iglesia en el control de la educación especialmente de los jesuitas.
La importancia de los jesuitas, además del control de la educación, tenía un papel hacendista al ser propietaria de tierras, aunque también de talleres, ejercía un papel asistencial de las obras caritativas, etc. Esta importancia explica la importancia que tendrá la expulsión.
Los monarcas en el siglo XVIII realiza una política de nacionalización de las Iglesias evitando que fuera un Estado independiente de Estado. En esta política la situación de los jesuitas ocupaba un lugar muy importante porque la orden dependía directamente del papa de Roma y no de las iglesias locales. Cuando los reyes buscaron controlar la Iglesia hubo un choque con la orden de los jesuitas que se acaba resolviendo en España, Portugal y América con la expulsión. La expulsión supondrá una alteración del orden educativo. Los colegios jesuitas pasan de ser para pobres para ser de la nobleza. Esto va a generar un malestar en las clases más bajas del clero que quedan excluidas.
Unas clases que tendrán un papel importante en el proceso de independencia. Por otra parte la expulsión va a implicar una transformación de la propiedad americana porque las propiedades de los jesuitas serán vendidas. Jugará un papel importante en todo el proceso de alteración propia del siglo XVIII.
La política borbónica del regalismo fue similar a la europea. No se puede considerar una política antireligiosa porque aun entonces se consideraba la religión católica como un elemento central en el orden social existente. Pero si que hay un intento de racionalizar y controlar a la Iglesia que tenía mucho poder. Esto implicaba fundamentalmente controlar a las órdenes religiosas 5, es decir, al clero regular. Esto implicaba reducir el número del clero regular. Quitarles la independencia que tenían con medidas como la supresión de la inmunidad del clero regular ante los tribunales del clero secular, apelación a decisiones de los obispos por tribunales de la audiencia,etc.
Igualmente se intensificaron lo que se llamaba el patronato, es decir, que la monarquía controlaba el nombramiento de las jerarquías eclesiásticas que iban a América.
En definitiva hay una política hacia la Iglesia que tuvo efectos perversos para la propia monarquía. Porque esta monarquía en América especialmente, era católica. El rey era el señor natural de los súbditos con un poder basado en consideraciones religiosas. El enfrentamiento entre la monarquía y la Iglesia suponía que el poder del monarca se erosionaba o debilitaba en cierta medida. Esto nos ayuda también a cuestionar un planteamiento tradicional en el análisis de la independencia, la identificación de la Iglesia con la monarquía tradicional. Pues muchas veces el clero fue independentista.
Protestas de élites y movilización popular Han sido interpretadas desde tres posiciones: • Nacionalista: considera a estas revueltas como movimientos precursores de la independencia de América. Se establece el relato de que hay una nación con conciencia que se siente oprimida y estas revueltas son un primer esbozo que a pesar de ser reprimidas avecinan la independencia siguiente.
• Marxista: ve en las revueltas ejemplos de protestas sociales de las capas bajas de la sociedad que serían un paso más de la lucha contra la dominación social y el capitalismo que se va formando en la América del siglo XVIII.
• Otra corriente considera que son autónomas de cualquier visión general, sino que son estallidos que dependen de dinámicas regionales o locales. Esta teoría habla de que no son 5 Dentro: • Secular los curas de las iglesias • Regular son las órdenes. Esencial desde el siglo XVI en adelante.
revueltas independentistas, sino de tipo fiscal, respuesta a la política borbónica del siglo XVIII. Pero más allá de eso, también reflejan un cierto deseo de autonomía, mientras a esa monarquía estaba acrecentando su poder.
Prácticamente en su totalidad estas revueltas fracasaron puesto que fueron reprimidas. Esto hace que a la hora de analizarlos veamos las dificultades que encontraros: • Falta de tradición de debate público sobre asuntos de gobiernos. No había asambleas intermedias. Entre los virreyes y los cabildos no había nada, porque aunque se había pedido la existencia de instancias intermedias como las cortes castellanas, se olvidan de esta reivindicación por la práctica de la compra de cargos.
• Fragmentación que existe. Social pero también política e institucional. En América lo que había era una pluralidad de soberanías. Había un virreinato por con múltiples cabildos y corporaciones. Esto hizo que las revueltas fueran integradoras porque era difícil establecer alianzas horizontales ya que había rivalidades entre ellas e intereses encontrados. Esto hacía que fueran movimiento débiles, fácilmente reprimibles.
• Falta de relación entre las zonas. En este sentido, las protestas abarcarán con un carácter local o regional, de ahí que fueran protestas de carácter fiscal o de representación. También explica la presencia del mestizaje como elemento de protesta, porque las poblaciones mestizas eran las más perjudicadas por la presión fiscal.
Había movimientos regionales y movimientos que responden a protestas fiscales, como las revueltas típicas en la Europa del Antiguo Régimen. No hay que olvidar que la monarquía borbónica incrementó la presión fiscal. Nuevos impuestos que se solapan a los que ya existían.
Muchas revueltas fueron contra la imposición de impuestos sobre el tabaco que hace que se sumen a las revueltas los sectores más bajos pero también los notables criollos que comercializan esos productos y veían reducidas sus ventas. Hubo también protestas de representación (Quito y Santiago) que pedían cabildos abiertos, no ocupados por oligarquías que se perpetuaban en el poder.
Encontramos elementos milenaristas6 no cristianos sino prehispánicos, sobre todo en las zonas indígena. Tenían concepciones cíclicas de tiempo y la historia7.
Hubo muchas revueltas 1760 • • • • • Caracas Michoacán, Guanajuato Potosí Ecuador Chile 1780 – nuevas revueltas de mayor intensidad • • 6 7 Revuelta de los comuneros (1781) en Nueva Granada contra la presión fiscal y el control estatal. Sufrió una radicalización pues comenzaron a pedir la abolición de la esclavitud, la recuperación de zonas comunales, la derogación del tributo indígena. Cae derrotada aunque se consiguen ciertas concesiones por parte del obispo, que serán eliminadas después por el virrey.
Rebelión de los sacamuelas y de los sastres en Brasil de ideología republicana, pero no Corriente que dice que en un momento dado que suele coincidir con fechas singulares (años miles), connotación religiosa, planteaban que se va a acabar el mundo y se va a ha producir la segunda venida de jesucristo. Se plantea que se creará un reino de los cielos que se trasladará a la tierra.
Tupac Amaru adopta el nombre del último inca independentista, planteando una autonomía. En esta rebelión participaron las élites medias (magistrados, oficiales, clero, comerciantes y oficios) Un importante ejemplo de estas revueltas fue la protagonizada por Tupac Amaru II. Tuvo lugar en la zona de Cuzco. Esta rebelión fue una de las más importantes. Duró dos años y acabó con un saldo de más de 100.000 muertos. Tupac Amaru era un cacique mestizo, que retoma el imaginario del pasado, llamándose a sí mismo “el último inca”. Pedían la supresión de las alcabalas, que habían sido aumentadas por un visitador que trajo nuevos impuestos, sumado a la supresión de la circulación de mercancías que era una fuente de financiación para las élites, reducción de la mita8. La rebelión fue muy dura, pero no tuvo el mismo predicamento fuera de Cuzco. Acabó siendo derrotada y Tupac Amaru fue hecho prisionero y asesinado.
La derrota implicó de todas formas un cierto pacto, suprimiéndose repartición de mercancías, mayor control en los abusos de los corregidores de los indios. Este pacto pacifica la región, y la zona de Cuzco y lo que será el alto Perú, será una zona leal a la monarquía durante el proceso de independencia.
Fueron revueltas que reflejan cierta identidad americana y de cierta sensación de agravio, entre otras cosas por la política borbónica. Sin pretender que fueran la antesala de la independencia, simplemente mostraban el clima de descontento. Había agravio también porque se estaba produciendo una ruptura del statu quo en América. Ese mundo corporativo había quedado dislocado y con tensiones. Es un mundo en el que había un fermento social de descontento. Se estaba rompiendo el equilibrio social. Las revueltas fueron fenómenos con similitudes a lo ocurrido en el mundo americano.
En general el resultado de las protestas se puede resumir en cuatro puntos: • En líneas generales va a favorecer una cohesión de las élites blancas. De hecho, las zonas donde había habido revueltas se van a comportar de una forma mucho más leal a la monarquía cuando comience el proceso de independencia. Esta cohesión estará fomentada también por el fenómeno de Haití, una revuelta de esclavos que acabó con el dominio blanco.
• Sensación de un agravio en América, malestar hacia las políticas reformistas.
• Ruptura del pacto de los acuerdos tradicionales.
• Descontento y turbulencia en la movilidad en América. Los mestizos se movilizan protagonizando revueltas, algo impensable en el siglo XVI. Todo esto será el reflejo de ruptura del equilibrio social previo.
Todas estas consecuencias explican que cuando se estallan los movimientos de independencia contra España las distintas regiones de América vivan una auténtica guerra civil, de posiciones muy enfrentadas, con un fuerte componente de guerra étnica.
8 Impuesto de época prehispánica, obligación de proporcionar trabajo gratuito a las autoridades ...

Tags:
Comprar Previsualizar