TEMA 8 (2011)

Apunte Español
Universidad Universidad de Burgos
Grado Derecho - 2º curso
Asignatura Derecho civil II
Año del apunte 2011
Páginas 19
Fecha de subida 20/06/2017
Descargas 0
Subido por

Vista previa del texto

Tema 8: MODIFICACIÓN Y EXTINCIÓN DE LAS OBLIGACIONES 1. MODIFICACIÓN Y EXTINCIÓN DE LAS OBLIGACIONES: CONCEPTOS GENERALES Las vicisitudes de la obligación. Modificación y extinción.
A) Concepto o y clases de modificación La obligación nace para ser cumplida. Es decir, para extinguirse precisamente a través de su cumplimiento.
Por eso puede afirmarse que la obligación encuentra en el cumplimiento o su consumación. Y por eso el derecho dedica especial atención a la regulación del cumplimiento (y de sus garantías y subrogados) y también a las consecuencias del eventual incumplimiento (testador lo cual sea tratado en los capítulos precedentes).
“De ahí que la vida jurídica de la relación obligatoria, además de caduca sea, en cierto sentido, estática, y montada: la obligación se cumple (o extingue de otro modo) tal como nacido, igual que ha sido constituida”.
La vida de la obligación, desde que nació hasta que se extingue es la historia de su continuidad tal y como nació.
Esto no quiere decir que entre el nacimiento la extinción de la obligación no pueda Vicisitudes que impliquen ciertos cambios en la misma. Es decir, que no pueda ser modificada: el hecho de que las Obligaciones estén en buena medida disposición de las partes en virtud del principio de autonomía de la voluntad (1255CC) o también una intervención del legislador, pueden propiciar esas modificaciones.
A estos efectos, se puede entender por modificación de la obligación L “cambio alteración de alguno o algunos de sus elementos estructurales que permita, empero, la subsistencia de la misma relación”.
Siguiendo a Díez-Picazo, se pueden señalar los siguientes tipos de modificación de las obligaciones: - Modificación subjetiva: por cambio de alguno de los sujetos de la obligación: ello incluyen no sólo la situación de alguno de los sujetos iniciales de la obligación por otro diferente (cambio de acreedor o deudor), sino también la agregación o supresión de sujetos (donde había un acreedor, ahora y dos), o la alteración del régimen jurídico que regula las relaciones de los diferentes sujetos intervinientes entre sí (había dos deudores parcial y dos, que pasan a ser solidario).
- Modificación objetiva: que es la que afectan al objeto de la obligación (se debía un cuadro de Picasso, y pasa de verse un cuadro de van gogh, u otro cuadro de Picasso).
- Modificación circunstancial: que afecta a las determinaciones accesorias de la obligación: tiempo, lugar … - Modificación funcional: cuando el cambio altera la función económico-jurídica de la obligación, tal y como fue configurada por las partes (comprador y vendedor acuerdan que la cantidad adeudada en concepto de precio, se pasa a ser considerada como un préstamo realizado por el vendedor al comprador).
- Modificación del contenido de la obligación: mediante la supresión, agregación o alteración de las reglas que la rigen.
B) Modificación y extinción de las obligaciones Desde el punto de vista teórico me problemas para diferenciar entre modificación y extinción de las obligaciones: la modificación implica subsistencia de la obligación originaria, con su peculiar régimen jurídico. La extinción implica desaparición de la obligación originaria.
El problema es, más bien, determinar, en algunos casos especialmente conflictivos, sea ante una valoración de uno o varios de los elementos de la obligación, lo que ha tenido lugar es una modificación de la obligación, o sea más bien lo que ha ocurrido es que la obligación originaria se ha extinguido, y en su lugar apareció otra, parcialmente coincidente con la anterior.
La cuestión planteada tiene implicaciones prácticas importantes. Así, por ejemplo, cuando se trata de mera modificación de la obligación anterior, puesto que subsisten el régimen jurídico a que se encontraba sometida, subsisten también las garantías que aseguraban su cumplimiento, se mantienen los privilegios y preferencias de que disponía, o sigue corriendo en su caso la prescripción del crédito.
En cambio, cuando la obligación anterior se extingue, y nace otra nueva en su lugar, las garantías (que lo eran de la obligación inicial), desaparecería o junto con ella, así como los privilegios y preferencias de que dispusiera, y empezaría a correr un nuevo plazo de prescripción (porque estamos ante una nueva obligación).
C) Fuentes legales El código civil no contiene una regulación completa y ordenada de la modificación de extinción de las obligaciones. Antes bien, sus previsiones normativas provocan en más de una ocasión la perplejidad del intérprete.
a) En primer lugar, el capítulo IV del título I del libro dedicado a las obligaciones y contratos se ocupa de la extinción de las obligaciones, pero al tratar de la novación (artículos 1203 Y SS) mezcla constantemente los conceptos de modificación de extinción de las obligaciones, dando lugar a una regulación “desconcertante, por desconcentrada”.
b) En segundo lugar, el código civil se ocupa de la Cesion de créditos (que implica modificación de las obligaciones por cambio del acreedor) en los artículos 1526 Y SS, en sede de contrato de compraventa.
Sin embargo, la subrogación en el crédito, que también es una modificación de la obligación por cambio de acreedor, es regulada los artículos 1209 a 1213, en sede renovación de las obligaciones.
c) No regula algunos casos de modificación de las obligaciones, conocidos en nuestro derecho histórico consagrados actualmente por la jurisprudencia el tribunal supremo, como es el caso de la revisión de las obligaciones por alteración sobrevenida esencial de las circunstancias.
d) Por último, no sé está de más recordar que buena parte de las modificaciones de que es susceptible una obligación por voluntad de las partes, encuentran un encaje claro en el principio autonomía de la voluntad (art. 1255 cc).
(INTRODUCCIÓN MARIANA).
 Art. 1203.Cc: Las obligaciones pueden modificarse: 1. Variando su objeto o sus condiciones principales.
2. Sustituyendo la persona del deudor.
3. Subrogando a un tercero en los derechos del acreedor.
Las obligaciones pueden sufrir cambios en su estructura. Estos cambios pueden ser por parte del deudor, acreedor o de la prestación. El cambio se determina novación. La novación puede ser de dos tipos:  Modificativa: El cambio en la estructura no afecta a la esencia, no la extingue.
 Extintiva: El cambio en la estructura afecta a la esencia, extinguiendo la obligación y sustituyéndola por otra nueva.
Ante la duda, hay extinción, y no modificación, cuando así se declare terminantemente, o cuando la antigua y nueva obligación sean del todo incompatibles. En los demás casos, siempre que se pruebe que, efectivamente, ha habido intención de introducir alguna variación en la obligación, hay que entender que estamos ante una mera modificación.
El Código civil contiene dos preceptos relativos a los efectos genéricos de la novación:  Art. 1207.Cc: Cuando la obligación principal se extinga por efecto de la novación, sólo podrán subsistir las obligaciones accesorias en cuanto aprovechen a terceros que no hubiesen prestado su consentimiento.
 Art. 1208.Cc: La novación es nula si lo fuere también la obligación primitiva, salvo que la causa de nulidad sólo pueda ser invocada por el deudor, o que la ratificación convalide los actos nulos en su origen.
Modificación y extinción de las obligaciones al código civil: LA NOVACIÓN (deudor).
La cuestión de determinar ser efectos de la alteración de los elementos de la obligación es la modificación de la misma obligación, o su extinción y sustitución por otra nueva, se plantea nuestro código civil, al hilo de la novación.
El código civil contiene una regulación confusa, la que se mezcla las ideas de modificación de extinción de las obligaciones: - Por un lado, la novación es configurada común a causa de extinción de las obligaciones (art. 1156 cc), y su ubicación sistemática es, precisamente en esa sede.
- Por otro lado, el art. 1203, primero de los que el código civil, dedica a la novación, comienza refiriéndose a las modificaciones las obligaciones (“las obligaciones puede modificarse …”), y entre los tres supuestos que contiene, hay uno que sólo puede ser de modificación de la obligación, con subsistencia por tanto de la obligación inicial (la subrogación en tercero en los derechos del acreedor (art. 1203.3 cc).
A) A partir de estos datos normativos, la doctrina actualmente mayoritaria, y con absoluta claridad la jurisprudencia del TS, ha distinguido entre dos tipos de novación: 1) La novación propio extintiva, cuando, de acuerdo con el modelo romano, la alteración de alguno de los elementos de la obligación provoca la extinción de las obligaciones preexistentes y su sustitución por otra nueva.
2) La novación impropia o modificativa, cuando la alteración de alguno de los elementos de la obligación no la extingue: la obligación subsiste, pero modificada.
De acuerdo con esta explicación, que parece razonable compartir, la tensión modificaciónextinción (es decir: el problema de saber, en un caso concreto, cuando y modificación y cuando hay extinción), se resolvería con los criterios establecidos en el art. 1204: hay extinción, y no modificación, cuando así se declare terminantemente, o cuando el antiguo y la nueva obligación sea de todo punto incompatibles.
En los demás casos, siempre que se pruebe que, efectivamente, habido intención de introducir alguna variación en la obligación, hay que entender que estamos ante una mera modificación, con subsistencia de la obligación inicial, modificada B) (Y letra pequeña,PAG 280).
C) En relación con la novación existe una abundante y consolida doctrina del tribunal supremo, que cabe sintetizar en los siguientes términos: 1) Se admite la distinción entre novación extintiva (El cambio en la estructura afecta a la esencia, extinguiendo la obligación y sustituyéndola por otra nueva), o novación en sentido propio, y novación modificativa o impropia (El cambio en la estructura no afecta a la esencia, no la extingue).
2) El tribunal supremo entiende que lo actual es que el efecto pretendido sea el más débil de los dos, de manera que, en los casos dudosos, ha de entenderse que la novación es modificativa, y no extintiva.
3) La novación nunca se presume, sino que debe constar inequívocamente la voluntad de novar. Esta afirmación es referida por el tribunal supremo tanto a la novación modificativa, como a la extensiva, en cuyo caso debe constar la voluntad de extinguir la obligación inicial.
4) Para el deslinde entre la novación modificativa el extinción hay que atender tanto un a la voluntad de las partes, como la significación económica de la novación.
D) En relación con cuanto antecede, conviene advertir que tanto una alteración objetiva, como subjetiva, como por cambio del contenido de la obligación, puede ser que bien modificativa, día en extensiva.
E) El código civil contiene dos preceptos relativos a los efectos genéricos de la novación: - Art. 1207 “cuando la obligación principal se extinga por efecto de la novación, sólo podrán subsistir las obligaciones accesorias en cuanto o aprovechen a terceros que no hubiesen prestado su consentimiento”.
La regla obedece al principio de accesorium sequitur un principale, y en su virtud se entiende: I.
II.
III.
Que las obligaciones accesorias de aquélla que se ha extinguido mediante novación, se extinguen con ella.
Que sea el beneficiario de tales obligaciones accesorias es un tercero que no ha consentido en la novación, no se extinguen respecto a él, sino que subsisten en su provecho.
- Art. 1208 “la novación es nula sí lo fue también obligación primitiva, salvo que la causa de nulidad sólo pueda ser invocada por el deudor, o que la ratificación convalide los actos nulos en su origen”.
Cambio en una relación obligatoria hay una novación: A----------------D: puede variar de forma modficicativa, puede varirar una relación jurídica cuando cambiamos la figura del acreedor (cesion de créditos). Si varia el lado pasivo, hay un nuevo deudor, se cambia un deudor por otro.
APUNTES PARA ENLAZAR Después de que nace la prestación con un determinado acreedor, deudor y objeto puede sufrir variaciones. Puede sufrir novación. Que es un cambio una modificación. Cuando es un cambio del lado activo, pasivo o de la prestación, decimos que ha novado.
La novación puede ser novación extintiva o modificativa de la obligación.
Hay una discusión sobre que es lo que hace que la modificación extinga o meramente modifique.
La conclusión es que cuando el cambio en la estructura de la obligación, en cualquiera de los elementos no afecta a la esencia este cambio es meramente modificativo y ante la duda en el caso concreto, sobre si afecta a la esencia o no y ante de la deuda de si es extintiva o modificativa. Prima siempre la modificativa, prevalezca la misma obligación que la principal.
La obligación puede cambiar de acreedor de deudor y de objeto, la obligación entra en el trafico jurídico y en el derecho de crédito entra en el trafico jurídico, de manera habitual.
El acreedor titular el derecho de crédito tiene la facultad de transmitir de ceder su derecho.
El acreedor tiene la facultad de alterar o modificar la estructura de la obligación, el acreedor no extingue, solo modifica la obligación (vende, cede, transmite su derecho) estamos asi ante una cesión de créditos. La cesión de crédito del acreedor a un tercero.
2. EL CAMBIO DE ACREEDOR: CESIÓN DE CRÉDITOS Transmisión del crédito NOVACION EN EL ACREEDOR La obligación puede cambiar de acreedor. El derecho de crédito entra siempre en el tráfico jurídico. El acreedor tiene la facultad de transmitir o ceder a un tercero su derecho de crédito, modificando la estructura de la obligación. Cuando esto ocurre, nos encontramos con una cesión de créditos.
Esta posibilidad es una regla general de nuestro ordenamiento salvo en el caso de Pactum Non Cedendum tal y como viene reflejado en el Art. 1112 Cc.
El art. 1112 CC dispone, con carácter General, que “ todos los derechos adquiridos en virtud de un obligación son transmisibles con sujeción a las leyes, sino se hubiese pactado lo contrario”.
Se consagra se la regla de transmisible vida de los créditos.
La transmisión de crédito puede ser a a título universal, bien a título particular.
La transmisión a título particular se opera nuestro derecho a través de dos figuras estrechamente relacionadas: la subrogación en el crédito o (1203.3 y 1209 Y SS cc) y la Cesion de créditos (art. 1526 y SS. Cc.).
LA CESIÓN DE CREDITOS La Cesion de créditos puede ser definida, como “aquella operación por la que se trasmite el derecho de crédito de una persona otra, permaneciendo una y la misma la obligación”.
La Cesion puede ser hecha título oneroso gratuito: será precisamente el negocio casual (compraventa, per mutua, redacción …) El que determine el carácter oneroso gratuito de la cesión.
Del mismo modo, no hay inconveniente en admitir la cesión parcial, en la que se trasmite únicamente parte de un crédito, siempre que la prestación objeto del crédito se divisible, y que la cesión parcial no esté excluida por pacto con el deudor.
Fuentes legales El código civil regula la Cesion de créditos a los artículos 1526 y ss como una subespecie de la compraventa.
La doctrina ha subrayado unánimemente lo inadecuado de esta ubicación, ya que lo que tales preceptos regulan no es sólo la compraventa de créditos, sino más genéricamente, como dice la rúbrica del capítulo “la transmisión de créditos y demás derechos incorporales”.
La reglas allí contenidas son de aplicación, con carácter General, a cualquier cesión, con independencia del negocio casual, salvo cuando se trate de una cesión a título gratuito y la regla en cuestión se suponga una trasmisión onerosa.
Requisitos Es preciso distinguir entre los requisitos propios del negocio casual y los genéricos de la cesión como tal.
En cuanto a los primeros, será preciso acudir a la regulación concreta del negocio casual.
Sobre los segundos, el código civil es muy parco, y contiene requisitos de eficacia, más que de existencia o validez de la cesión.
En todo caso, se puede señalar: - Que la Cesion típica es fruto de un acuerdo entre el acreedor primitivo (precedentes) y el nuevo (cesionario). El deudor cedido no es parte en este acuerdo, ni la cesión precisa su consentimiento.
- Que, por ser la cesión un acto de disposición sobre el crédito, el cedente deberá tener la capacidad y poder de disposición correspondientes.
- En cuanto a la forma, la cesión de créditos, como tal, carece de forma específica: habrá que estar a los requisitos formales específicos del negocio causal.
Eficacia a) General. El acuerdo de cesión produce la inmediata transmisión del crédito cedido, sin que sea preciso un acto especial de entrega.
b) Respecto o al deudor cedido. Como se ha indicado, ni el consentimiento ni el reconocimiento del deudor son precisos para la validez y eficacia de la cesión de créditos.
Sin embargo, establece el art. 1527 que “el deudor, que antes de tener conocimiento de la cesión satisfagan acreedor, quedará libre de la obligación”.
Sí, además, el deudor no sólo conoce la cesión, sino que la consiente expresamente, Pierre las excepciones personales de que disponía frente al acreedor primitivo.
c) Respecto a terceros. Dispone el artículo 1526 cc que “la cesión de un crédito, derecho o acción no surtirá efecto o contra tercero sino desde que su fecha deba tenerse por cierta en conformidad con los artículos 1218 y 1227. Sí se refiere a un inmueble, desde la fecha de su inscripción en el registro”.
Efectos de la cesión de créditos La cesión de un crédito produce la subrogación del acreedor cedido en la posición jurídica del acreedor cedente: es el quien ostenta ahora la titularidad el crédito cedido, en las mismas condiciones en que lo tenía el acreedor primitivo (es decir, con todas sus facultades, prestaciones accesorias, garantías, preferencias, derechos accesorios …) Así resulta en el art. 1528 “la venta o cesión de un crédito comprende la de todos sus acreedores, como la fianza, hipoteca, prenda o privilegio”.
La regla es similar en cuanto la posición del deudor cedido, quien, a menos que la ya con sentido, no ve empeorado su situación como consecuencia de la cesión del crédito. Esto quiere decir que podrá oponer al nuevo acreedor las mismas excepciones de que disponía frente al primitivo, ya deriven de la obligación objetivamente considerada, ya provengan de sus relaciones personales con el cedente.
Dispondrá, además, de las excepciones eventualmente derivadas de su relaciones personales con el nuevo acreedor.
En cambio, sí consintió la cesión, quiere, como ya ha quedado dicho, las excepciones personales que incumplían frente al acreedor cedente.
La responsabilidad el cedente El art. 1529 cc art. Un régimen de responsabilidad y cedente, para cuya completa determinación es preciso tener en cuenta: - Si la cesiones oneroso gratuita.
Sí el cedente es de buena o mala fe.
Sí lo ha afectado es la existencia ilegitimidad el crédito, la solvencia del deudor o ambas cosas.
 La reglas contenidas en los artículos 1529 y 1530 cc se aplican a las cesiones onerosas. Para las gratuitas es preciso acudir al art. 638 cc, en cuya virtud el cedente no responde, salvo sí se trata de una donación onerosa, en cuyo caso “ responder al donante de la evicción hasta la concurrencia de gravamen”.
 Si el cedente es de buena fe, la regla es que responde la existencia legitimidad del crédito, terreno de la solvencia del deudor (1529) - El cedente de buena fe responde, en primer lugar, del existencia y legitimidad el crédito: es decir, de que, en el momento de la cesión, el crédito triste, pertenecer cedente, el cual tiene poder disponer sobre él, y es exigible en las condiciones que objetivamente resultan del propio crédito cedido.
El art. 1529.1 exceptúa de este régimen el caso en que el crédito “se haya entendido como dudoso”: entonces el cedente no responde, Gil riesgo derivado del eventual falta de existencia legitimidad el crédito o gravita sobre cesionario.
 - En cambio, el renta de buena fe que no responde de la solvencia del deudor, “ a menos de haberse estipulado expresamente, o que la insolvencia fuese anterior y pública” (art. 1529.1).
- En cuanto al contenido de esa responsabilidad, establece el art. 1529.2 cc que el cedente responderá del precio recibido y, mediante remisión al art. 1518.1 cc, de los gastos del contrato, y cualquier otro pago legítimo hecho para la cesión. Es por tanto la responsabilidad limitada los conceptos ante dichos.
“El vendedor de mala fe responde la siempre del pago de todos los gastos y de los daños y perjuicios” (art. 1529.3 cc).
Así pues, responde tanto de la existencia ilegitimidad el crédito o, como de la solvencia del deudor, y sea la limitación establecida en el art. 1529.2, en cuanto al contenido de la responsabilidad.
 El art. 1530 establece algunas reglas relativas a la duración de la responsabilidad en caso de insolvencia: “cuando el cedente de buena fe se hubiese hecho responsable de la solvencia del deudor, y los contratantes no hubieron estipulado nada sobre la duración de la responsabilidad, durará esta sólo un año, contando desde la cesión del crédito, se estaba ya vencido el plazo.
Así el crédito fuere pagadero en término o plazo todavía no vencido, la responsabilidad cesará un año después del vencimiento. Sí el crédito consistente en una renta perpetua, la responsabilidad se extinguirá los Díez años, contados desde la fecha de la cesión”.
Gestión de créditos litigiosos Dispone el artículo 1535 cc que “vendiéndose un crédito litigioso, el deudor tendrá derecho a exigirlo, reembolso ando el cesionario el precio que pagó, las costas que se lo hubieran ocasionado y los intereses del precio de terrestre el día que éste fuese satisfecho”.
El art. 1535 cc presuponer accesión onerosa de un crédito cuya existencia, legitimidad o efectividad han dado lugar a la iniciación de un procedimiento judicial. “Se tendrá por litigioso un crédito o desde que se conteste a la demandada relativa al mismo”.
El plazo para ejercer ese derecho es de 9 días desde que el cesionario reclame el pago al deudor (art. 1535. 3 cc) Se exceptúan de lo establecido en el art. 1535 la cesión hecha: - A un coheredero o codueño del derecho de crédito.
A un acreedor en pago de su crédito.
Al poseedor de una finca sujeta al derecho litigioso que se ceda.
--------------------------- DICHO EN CLASE.
La cesión se puede hacer sin que el deudor lo consienta aunque sabemos que es bueno que lo conozca.
En el cambio del deudor que tiene que cumplir ¿el acreedor debe conocer y consentir el cambio del deudor? Este es un cambio muy trascendente, porque del deudor . todo le incumbe respecto del deudor. El deudor se ha comprometido a una obligación en persona, no cabe que un tercero asuma el lado pasivo. Pero cuando no estamos ante una obligaciones de hacer, si es de pagar, de entregar, también hay relevancia según quien sea el deudor, si se produce la asunción del deuda (cambio en el lado pasivo). El acreedor lo tiene que saber y consentir.
El art 1205cc prevé expresamente que la sustitución de un nuevo deudor en el lugar del primitivo, pueda llevarse a cabo sin el conocimiento de este pero no sin el consentimiento del acreedor.
Cuando entra un tercero en el lugar del deudor la relación jurídica se extingue y se extinguen las relaciones accesorias. La garantía hipotecaria que un tercero a prestado a favor del deudor primitivo, esa relación jurídica inicial se extingue para el deudor. (es una novación modificativa) ¿Qué ocurriría si el nuevo deudor, resulta insolvente? Revive la responsabilidad del deudor primitivo? Si el acreedor acepta la nueva relación no se pueden pedir explicación al antiguo deudor. Si le hubiera engañado y paga otro y no lo sabes si. Si lo conoce y acepta, no. (1206cc) Hay dos formas de asunción de deuda nos e diferencia por la finalidad que persiguen, sino por la perspectiva de quien toma la iniciativa: - Exprovisión/ Expromisión?: es una asunción de deuda que parte de un acuerdo del acreedor y el nuevo deudor. Acuerdo entre el segundo deudor y el acreedor. No se tiene en cuenta al deudor primitivo a la hora de realizar el cambio.
- Delegación: es un convenio entre deudores con consentimiento del acreedor.
El cambio de deudor se conoce como asunción de la deuda. Este cambio puede ser de dos tipos:  Asunción cumulativa: Aparece un nuevo deudor junto al antiguo pero sin que se extinga la responsabilidad del deudor inicial.
 Asunción liberatoria: Sustitución del deudor antiguo por el nuevo, de manera que el deudor inicial queda desligado de la obligación.
Doctrina y jurisprudencia distinguen también la división entre:  Expromisión: Acuerdo entre el segundo deudor y el acreedor. No se tiene en cuenta al deudor primitivo a la hora de realizar el cambio.
 Delegación: Acuerdo entre ambos deudores que piden consentimiento al acreedor.
Se requiere consentimiento del acreedor ya que a este le interesa conocer la solvencia del nuevo deudor. El artículo 1205.Cc prevé que la sustitución de un deudor por otro puede hacerse sin el conocimiento de este pero no sin el consentimiento del acreedor.
3. EXTINCIÓN DE LAS OBLIGACIONES (1156 cc): Nos da un listado de distintas causas que dan lugar a la extinción de las obligaciones.
Son causas anormales de extinguir las obligaciones pero sirven.
Art. 1156.Cc. Las obligaciones se extinguen: - Por el pago o cumplimiento.
Por la pérdida de la cosa debida.
Por la condonación de la deuda.
Por la confusión de los derechos de acreedor y deudor.
Por la compensación.
Por la novación.
A) COMPENSACIÓN La compensación es una causa de extinción de las obligaciones que tiene lugar cuando dos personas son recíprocamente acreedores y deudores la una de la otra (el art. 1195 CC), de forma que una y otra deuda se extingue en la cantidad concurrente (art. 1202 cc).
La compensación obedece, en primer lugar a razones de utilidad y simplificación de la relaciones jurídicas y económicas.
Además, responde a razones de justicia, en la medida en que se considera contrario a la buena fe y reclamar un carrito quien, es, a su vez, deudor del reclamado, sin ofrecer el pago de la propia deuda.
Por último, la compensación desempeña una cierta función de garantía o aseguramiento.
(ACLARACIÓN) Responde a un criterio racional, es una formula qe evita recorrer caminos que no llevan a ningún sitio. Porque compensar las deudas implica que hay dos partes que son a su vez recíprocamente acreedores y deudores, la una de la otra. Si hay dos sujeto que tienen acreedor y deudor reciproco e la otra seria irracional pagar el acreedor al deudor, para que después de pagar el deudor este, pague a su acreedor. Estado es absurdo y gasta tiempo.
Solo nos sirve compensar si son deudas con características similares. Par a que proceda tiene que a ver unos requisitos (1195/96cc): Requisitos El código civil establece un conjunto de requisitos para que proceda la compensación, todos los cuales deben concurrir para que la compensación tenga lugar. Tales requisitos pueden ser subjetivos cuando se refieren a los sujetos entre los que se produce la compensación, u objetivos, cuando afectan a las deudas que se compensan.
1) Requisitos subjetivos.
- En primer lugar, los sujetos deben ser, recíproca y simultáneamente acreedor y deudor el uno del otro (artS. 1195 Y 1196.1 CC).
Cuando dos personas sean recíprocamente acreedoras y deudoras, tanto en deudas como en créditos (no igual que obligaciones reciprocas o sinalagmáticas). Esto quiere decir que los dos juegan a la vez, dos papeles. Lo son por manera reciproca y también por derecho propio (para dar por zanjada si se podían zanjarlas deudas por representante, cada uno puede compensar las deudas de la saque tenga derecho propio).
- - En segundo lugar, deben ser acreedor y deudor por derecho propio (art. 1195): no cabe, como regla General, oponer en compensación deudas ajenas (por ejemplo, el representante no puede compensar una deuda suya con la que tiene su acreedor frente al representado).
Por último, cada uno de los obligados a de estarlo principalmente, y debe ser a la vez deudor principal del otro (art. 1196.1).
Esta previsión afecta básicamente la relaciones derivadas de la fianza y debe ser completada con la del art. 1197 “no obstante lo dispuesto en el artículo anterior, el fiador podrá oponer la compensación respecto de lo que el acreedor debiera y a su deudor principal”.
El resultado de ambos preceptos, y todavía de algunos otros es el siguiente: ◦ El deudor no puede compensar su deuda con el crédito que tenga el fiador frente al acreedor. En realidad, porque él no es el acreedor de dicha deuda (nos acreedor por derecho propio).
◦ El fiador puede compensar la deuda que tiene, como fiador, frente al acreedor, con la que ésta tenga frente al deudor principal.
◦ El fiador puede compensar la deuda que tiene frente al acreedor, con el crédito que el mismo tenga frente a dicho acreedor.
2) Requisitos objetivos.
- Homogeneidad de las deudas: “ que ambas deudas consisten en una cantidad de dinero, O, siento fungibles las cosas debidas, sean de la misma especie y también de la misma calidad, sea ésta se hubiese designado ” (art.1196.2 CC).
Se puede explicar ambas deudas tienen que ser homogéneas, de igual naturaleza, que ambas consistan en un cantidad de dinero, o siendo fungibles misma especie y misma calidad. Tiene que ser homogéneas sino no se puede hacer una acción automática. Si no habría que valorar y no sería automática.
- Ambas deudas deben estar vencidas (art.1196.3 CC) y ser exigibles (art.1196.4 CC).
haya llegado el momento de vencimiento, de cumplimiento, sino es un supuesto de exigencia anticipada de una obligación - Por último, ambas deudas deben ser, también liquidas, (art.1196.4 CC).
- Importante que sobre ninguna de las deudas haya retención o contienda promovida por terceras per…. Que no se discuta judicial o extrajudicial el titulo de la deuda. Si hay conflicto hay que esperar a que se resuelva.
Tipos de compensaciones/compensación judicial y compensación voluntaria 1ºlegal (1195 y ss), 2ºconvencional, cuando extingan las obligaciones las partes, pro acuerdo pero sin darse los requisitos. Sí el obstáculo que impide la compensación legal es removido por los interesados de común acuerdo, se habla de compensación convencional. Un 3ºJudicial, cuando la decrete el juez en un proceso en que el demandado habitualmente se le exige el cumplimiento de una obligación y este opone al demandante la excepción de compensación. Demandado responde diciendo yo no respondo porque el me debe también.
Tiene lugar cuando el obstáculo que impide la compensación legal es removido por el juez en la propia sentencia.
Junto a la compensación legal, de la que hemos venido hablando hasta el momento, existan también la compensación judicial y la compensación voluntaria que se dan cuando falta alguno de los requisitos de la compraventa legal, y dicha falta es suplida bien por la potestad del juez, bien por la voluntad de los interesados.
Supuestos excluidos de la compensación El código civil prevé iii supuestos en los que no cabe compensación, aunque las deudas de que se trate reúna los requisitos expuestos: - Cuando exista sobre alguna de las deudas “retención o contienda promovida por terceras personas y notificada oportunamente al deudor” (art.1196.5).
- Cuando alguna de las dudas proviene del depósito, o de las obligaciones del depositario o del comodotario (art.1200.1 cc).
- “Tampoco podrá oponerse (la compensación) al acreedor por alimentos debidos por título gratuito” (art.1200.1 cc).
El alimentante no puede oponer al alimentista, la compensación de la deuda de alimentos. No se compensable al deuda de alimentos.
Art.142 cc cuando se cumple de manera voluntaria se puede exigir judicialmente a ciertos parientes. Es una obligación moral, peros que si no se cumple se exige por la judicial. Los padres que dan alimento a los hijos, (143). Padres a hijos e hijos a padres.
Ejemplo padre e hijo tienen deudas. Si padre pide alimentos a hijos, no puede el hijo pretender no dar alimento al padre pretendiendo compensar con la deuda que tiene.
Puesto que esto no se puede hacer porque es de básica necesidad.
Efectos  De acuerdo con el art. 1202 cc “el efecto de la compensaciones extinguir una y otra deuda en la cantidad concurrente, aunque no tengan conocimiento de ella los acreedores y deudores”.
Además, “ sea una persona tuviera contra sí varias deudas compensable es, se observará en el orden de la compensación lo dispuesto respecto a la imputación de pagos” (art. 1201 cc).
 El código civil dedica el art.1198 a regular el funcionamiento o de la compensación, cuando se produce una cesión de créditos.
El precepto citado parte, por un lado, de que la Cesion de créditos es válida y eficaz sin necesidad de consentimiento del deudor cedido. A y, por otro lado, de que para la plena eficacia de la cesión es preciso el conocimiento del deudor cedido.
Conocimiento y consentimiento del deudor cedido son, precisamente, los datos alrededor de los que el código civil hace girar el régimen de la compensación cuando ha habido cesión de uno de los créditos recíprocos: - Sea el deudor consintió la cesión, no podrá oponer al cesionario la compensación que correspondería frente al cedente (art. 1198.1 cc).
- “Sí el acreedor le hizo saber la cesión, y el deudor no la consintió, puede oponer la compensación de las deudas anteriores a ella, pero no la de las posteriores” (art.
1198.2 cc).
- Por último, “sea acceso se realiza sin conocimiento del deudor, podrá este oponer la compensación de los créditos anteriores a ella y de los posteriores hasta que hubiese tenido conocimiento de la cesión” (art.1198.3 cc).
B) CONDONACIÓN El art. 1156 CC menciona, entre los modos de extinción de las obligaciones, la condonación o perdón de la deuda, realizada por el acreedor.
La condonación consiste, por tanto, en una declaración de voluntad del acreedor dirigido a extinguir la deuda, total o parcialmente. Su efecto más característico es la extinción de créditos y deuda, con la siguiente liberación del deudor, en todo o en parte.
Aunque la cuestión es discutida, la condonación puede ser considerada como una concreción de la posibilidad de renunciar a derechos contemplada genéricamente en el art.6.2 CC.
Esta configuración tiene dos consecuencias relevantes - Que el perdón de la deuda produce todos sus efectos desde que lo hace el acreedor, sin que sea precisa aceptación por el deudor (es la llamada unilateralidad de la condonación). De ahí deriva, a su vez la IRREVOCABILIDAD de la condonación, una de realizada.
- Que tales efectos tiene lugar sin que medie contraprestación (a lo que se denomina gratuidad de la condonación).
Distinta de la condonación es el llamado pactum de non petendo (pacto o acuerdo de no reclamar el pago), mediante el cual el acreedor se comprometían a reclamar el pago de la deuda durante el tiempo determinado, o hasta que no se de una cierta circunstancia, incluso indefinidamente (en caso de obligaciones con pluralidad de deudores): aquí la deuda sigue viva, y lo único afectado, en la forma establecida en el pago, es la posibilidad de pedir su pago.
Clases de condonación El art. 1187 cc distingue entre la condonación expresa y la tacita, que es la que tiene lugar mediante hechos concluyentes del acreedor que revelan inequívocamente la voluntad de condonar.
La diferencia fundamental entre uno y otro tipo de condonación, en cuanto a su régimen jurídico, es que el expresa debe ajustarse a las formas de la donación, mientras que la tacita no (art.1187.cc).
Además, como ya hemos indicado, la condonación puede ser total o parcial, según afecte a toda la deuda, o sólo parte de ella.
Requisitos y efectos El código civil no contiene una regulación genérica de los requisitos efectos de la condonación, por lo que serán de aplicación la reglas generales (por ejemplo, la necesidad, para condonar, de capacidad de obrar y poder de disposición), o bien las específicas de ciertos tipos que obligación (en cuya virtud no pueden ser condenados los derechos de crédito legalmente e irrenunciables).
Si existen, sin embargo, algunas previsiones concretas: - En cuanto la forma, el art. 1187.2 cc exige que la condonación expresa se ajuste a los requisitos formales de la donación.
- En cuanto a los efectos de la condonación el fundamentales, como queda dicho, la extinción de la obligación remitida (art. 1156 cc).
Además dispone el art. 1190 cc que “la condonación de la deuda principal extinguirá las obligaciones accesorias; pero la de estas dejará subsistente la primera”. La principal extingue las accesorias, pero la condonación de las accesoria no a la principal.
Igualmente el art. 1187.2 somete la condonación los preceptos que rigen las donaciones y oficiosas, lo que quiere decir que la condonación habrá de ser reducida en la cuantía en que perjudique los derechos sucesorios de los herederos forzosos.
-------- (APUNTES)(NO VIENE EN EL LIBRO)(importante destacar) Condonación es lo mismo que la remisión de la deuda, el perdón de la deuda. 1187 y ss.
La condonación tiene efecto extintivo, con el acreedor intervivos o mortis causa.
Intervivos: la condonación es declaración de voluntad unilateral recepticia del acreedor, declara unilateralmente su voluntad de perdonar la deuda.
Recepticia porque el deudor tiene que aceptarlo. Analogía con la donación, son similares, porque la donación es un negocio jurídico que necesita la aceptación del donatario, si no acepta la donación no es eficaz. El deudor tiene que consentir.
Mortis causa: adopta la formula de legado de remisión de deuda. Legado que no regalo. Se necesita testamento para que el testador acreedor exprese su voluntad de remitir la deuda al legatario.
El límite legal de la condonación de la deuda es el mismo que tiene el donante. El límite de la donación es: nadie puede dar en testamento o en vida aquello que perjudique la legítima de sus herederos forzosos. Art. 636 CC. Esto quiere decir que aquel que tenga herederos forzosos, legitimarios tiene que forzosamente reservar la legítima a sus herederos forzosos, esta es un límite a la donación.
Las presunciones de condonación El código civil establece dos presunciones de condonación, en sus artículos 1188,1189, 1191: - Conforme al artículo 1188.1 cc “la entrega del documento privado justificativo de un crédito, hecha voluntariamente por el acreedor al deudor, implica la renuncia del acción que el primero tenía contra segundo”.
El precepto es completada por el art. 1189, en cuya virtud “siempre que el documento privado de donde resulta la deuda se hallar en poder del deudor, se presumirá que el acreedor le entregó voluntariamente, a no ser que pruebe lo contrario”.
Se trata en ambos casos de presunciones iuris tantum, admiten prueba en contra.
- De acuerdo con el art. 1191.1 cc “se presumirá remitida la obligación accesoria de prenda, cuando la cosa que ignoraba, después de entregar al acreedor, se ayer en poder del deudor”. Como en el caso anterior, hasta presunción admite prueba en contra.
C) CONFUSIÓN ◦ Tras mencionar el art. 1156 cc. La “confusión de los derechos de acreedor y deudor” como una de las causas de extinción de las obligaciones, dispone el art. 1192.1 cc que “quedará extinguida la obligación desde que se reúnan de una misma persona los conceptos de acreedor y deudor”.
La consecuencia del hecho de que una misma persona reúna, por derecho propio (es decir no una de ellas como representante de otra), las condiciones de acreedor y deudor, es la extinción de la obligación.
◦ De acuerdo con el art. 1192.2 se exceptúan de la regla General de extinción de crédito y deuda “el caso en que esta confusión tenga lugar en virtud de título de herencia, sea ésta hubiese sido aceptada a beneficio de inventario”.
◦ El código civil contiene algunas previsiones para el caso de pluralidad de acreedores o deudores: - Sí el régimen al que está sometida la pluralidad es el de parcialidad, “la confusión extingue la deuda mancomunadas y no en la porción correspondiente al acreedor o deudor en quien concurran los dos conceptos (art. 1194 cc).
- Sí se trata de crédito deuda solidarios, la confusión ocurrida respecto cualquiera de los acreedores o deudores solidarios extingue la obligación, sin perjuicio de los reembolsos correspondientes a la relación interna, respecto a los demás deudores o acreedores (art.1143 cc).
- Si la pluralidad se rige por la regla de la comunidad (obligaciones mancomunadas indivisibles), la obligación desaparece sólo sea la confusión tiene lugar respecto o a todo el grupo de acreedores o deudores, pero no sea afecta sólo a alguno o algunos de ellos.
◦ Por último, de acuerdo con el art. 1193 “la confusión que recae en la persona del deudor o del acreedor principal, aprovecha a los fiadores. La que se realiza en cualquiera de estos no extingue la obligación”.
(APUNTES) Art. 1292 a 1294 cc extingue las obligaciones desde que se reúnen en una misma persona la condición de acreedor y deudor.
Por ejemplo: en los casos de sucesión hereditaria. Si el heredero es el hijo y el hijo debía al padre, en el momento que acepta la herencia pura y simplemente, no ha beneficio de inventario, se confunde la cualidad de acreedor y deudor.
...

Comprar Previsualizar