OBSTRUCCIÓN (2013)

Trabajo Español
Universidad Universidad de las Palmas de Gran Canaria
Grado Derecho - 3º curso
Asignatura DERECHO PENAL
Año del apunte 2013
Páginas 4
Fecha de subida 07/04/2016
Descargas 0
Subido por

Vista previa del texto

CCINTIA SARDIÑA BORDÓN LA OBSTRUCCION A LA JUSTICIA Y LA DESLEALTAD PROFESIONAL.
1.EL BIEN JURÍDICO PROTEGIDO DE LA OBSTRUCCION A LA JUSTICIA Y LA DESLEALTAD PROFESIONAL.
Como veremos a posteriori la evolución histórica de este tipo penal ha proporcionado una defectuosa sistematización y una gran movilidad de los tipos penales que a lo largo de la historia han salvaguardado la Administración de Justicia.
Las diversas entradas y salidas de tipos delictivos que afectan a la Administración de Justicia, así como la protección grosso modo del ejercicio de las funciones en general , se ha caracterizado por una profunda vaguedad. De ahí que sea importante precisar que se entiende por Administración de Justicia puesto que su bien jurídico protegido al carecer de doctrina y jurisprudencia consolidada , ha dsido deducido del propio nombre del titlo XX. Bajo la aceptación de “ Administración de Justicia” podemos encontrar referencias a la idea de justicia , como parte de la Administration pública y en el poder judicial como concepto política dentro del esquema de división de poderes y por ultimo como un concepto funcional,detentador de la potestad jurisdiccional.
La mayoría de la doctrina y la jurisprudencia consideran que el fin último de los delitos tipificado en este titulo deben ser entendidos como una función siendo su fin el deber de sumisión de lealtad y de colaboración. Sin embargo, la protección de este bien jurídico protegido no es absoluta sino relativa y fragmentaria y de ahí que se haya de precisar sobre las distintos aspectos así como funciones de la Administración de Justicia.Además, al ser el hecho sancionado un ejercicio de la potestad jurisdiccional, nace entonces la obligación de ser sujeto activo únicamente los que tengan de forma exclusiva esta facultad, por tanto, podremos admitir que estamos ante una posición de garante. Puesto que solo puede ser desempeñada por los miembros del Poder Judicial.
Sucede ahora una discusión doctrinal sobre la inclusión en el bien jurídico de conductas de particulares que impidan u obstaculicen ese funcionamiento en la aplicación de la justicia. Según expone MAGALDU PATERNOSTRO, la función jurisdiccional y el proceso constituyen el que limita el objeto de protección de estos delitos. Por tanto el bien jurídico portegado vendrá proporcionado por el servicio que los poderes públicos deben prestar a la comunidad,procurando la tutela judicial efectiva.
La tutela judicial efectiva se vulnerara cuando se pone en peligro la eficacia, validez y fines del proceso dando lugar entonces a la Administración de Justicia.
Por tanto el correcto funcionamiento de la Administración de justicia sería el bien jurídico protegido y no la afectación de un bien jurídico particular.
El ejercicio de la función jurisdiccional que deberá desempeñar siempre a través de estrictos causes de un proceso , lo que denominamos el correcto funcionamiento de la administración constituiría el bien jurídico mediato .Siendo el bien jurídico especifico o directamente tutelado el objeto inmediato de protección, que es el que se incorpora al tipo de injusto de la infracción delictiva y que solo puede buscarse en los ilícitos concretos.
2. EVOLUCIÓN HISTÓRICA DE LA OBSTRUCCIÓN A LA JUSTICIA Y LA DESLEALTAD PPROFESIONAL.
El Titulo XX del Código Penal no se trata de una novedad en nuestro derecho, a pesar del escaso interés que ha despertado en la doctrina y su infrecuente persecución practica. Sin embargo, se han mantenido como unas figuras tradicionales tál y como se demuestra en los distintos códigos y proyectos a lo largo de la historia desde el primer código de 1822 hasta el actual Código Penal de 1995.
1. El Código Penal de 1822, se penaba tanto la doble defensa como el perjuicio causado dolosamente sin contemplar la negligencia grave o ignorancia inexcusable.
2. El Código Penal de 1848,no contempla la negligencia o ignorancia inexcusables y se produce la desaparición de la pena privativa de libertad 3. El Código Penal de 1850, reproduce lo establecido en el Código Penal anterior pero con una cierto endurecimiento de las penas.
4. El Código Penal de 1870, introduce una política claramente liberal. Donde aparece por primera vez en su artículo 371 la forma culposas de la descripción típica y la expresión “o la aconsejaré” hasta ese momento inexistentes.
5. El Código de 1928es el primer Código que destina un Título especifico a las infracciones contra la Administración de justicia, se extrajo de la prevaricación la revelación de secretos, además, se dio autonomía sistemática a este grupo de delitos reduciéndolos a los de quebrantamiento de condena, desórdenes en las prisiones y encubrimiento.
6. El Código de 1932, desaparece el encubrimiento como delito autónomo.
7. El Código de 1944, apareció la simulación del delito, introduciéndose en este grupo la realización arbitraria del propio derecho y luego por Ley de 17 de julio de 1951, la omisión del deber de impedir determinados delitos y en la reforma de 1983, los delitos contra la libertad de las partes, testigos y peritos en el proceso.
La progresiva ampliación de este grupo de delitos ha continuado en el Código Penal de 1995. Entre los delitos contra la Administración de Justicia se incluyen ahora también la prevaricación judicial y la infidelidad en la custodia de presos, el encubrimiento y determinadas formas de obstrucción y deslealtad profesional de abogados y procuradores debido a la necesidad que ha experimentado la sociedad de bido a la concurrencia de acciones típicas que no se encontraban reguladas como tal. Muchos estudiosos del tema califican estos delitos como “permanentemente abiertos”, debido a su constante entrada y salida de tipos delictivos e incluso nuevas denominaciones 3.TIPOS PENALES DE OBSTRUCCIÓN A LA JUSTICIA Con la reforma de 1983 se introdujo en el Código Penal un delito contra la libertad de las partes, testigos, peritos e intérpretes en un proceso, conformando el actual 1artículo 464 del Código Penal.
1. El que con violencia o intimidación intentare influir directa o indirectamente en quien sea denunciante, parte o imputado, abogado, procurador, perito, intérprete o testigo en un procedimiento para que modifique su actuación procesal, será castigado con la pena de prisión de uno a cuatro años y multa de seis a veinticuatro meses.Si el autor del hecho alcanzara su objetivo se impondrá la pena en su mitad superior.
2.
Iguales penas se impondrán a quien realizare cualquier acto atentatorio contra la vida, integridad, libertad, libertad sexual o bienes, como represalia contra las personas citadas en el apartado anterior, por su actuación en procedimiento judicial, sin perjuicio de la pena correspondiente a la infracción de que tales hechos” Como podemos observar con esta regulación no se agotan las posibles obstrucciones a la labor de justicia que se pueden dar en un proceso, también cabe por ejemplo que el testigo deje simplemente de comparecer cuando ha sido citado legalmente ante un tribunal; o que lo haga una de las partes o sus representantes legales impidiendo con ello la celebración del juicio o que, el abogado o procurador destruyan documentos procesales importantes que tuvieran en su poder a razón de su oficio.
Por otra parte existen conductas de deslealtad profesional en el ejercicio de las profesiones de abogado o procurador que perjudican el derecho a la defensa y a la asistencia jurídica.Por ello, el Capítulo VII del Título XX tipifica ahora unitariamente éstos delitos que inciden en aspectos fundamentales de la Administración de la Justicia que no tienen adecuada protección en base a otros preceptos del Código Penal.
...