Tema 19 Tumores de la retina y coroides en el adulto (2016)

Apunte Español
Universidad Universidad de Lleida (UdL)
Grado Medicina - 4º curso
Asignatura Oftalmología
Año del apunte 2016
Páginas 6
Fecha de subida 03/05/2016
Descargas 14
Subido por

Vista previa del texto

A.Bernabeu 1 Tumores de la retina y coroides TEMA 19: TUMORES DE LA RETINA Y COROIDES EN EL ADULTO ANOMALIAS VASCULARES EN LA RETINA Telangiectasia retiniana o enfermedad de Coats: anomalía congénita de los vasos de la retina y nervio óptico. Son muy amplias, es benigno, infantil y jóvenes. Estos vasos de la retina no cumplen su función de barrera hemato-retiniana y son incontinentes por lo que exudan, dando edema, quedando restos lipídicos que forman una laminilla blanca (leucocoria) de residuos lipídicos de color blanco cuando está avanzada. Son básicamente unilaterales, se tienen que descartar en los ojos vagos (anisometropía). Tratamiento: coagulación.
Angiomatosis retiniana o enfermedad de Von Hippel Lindau: hamartoma vascular compuesto por capilares anómalos y con vasos nutrícios. La permeabilidad anómala provoca exudados, edema y desprendimiento de retina seroso (si son muy grandes, ya que el exudado levanta la retina). Las anomalías capilares con incontinencia y exudación suelen ser periféricos, dan exudación y edema. Son vasos difíciles de cerrar. Puede ir asociada a vasculopatía SNC dando hemangiomas cerebrales. Tratamiento: se tienen que coagular aunque a veces es difícil.
A.Bernabeu 2 Tumores de la retina y coroides Hemangioma cavernoso: retina o papila, racimos de aneurismas saculares, llenos de sangre oscura venosa (saculaciones que no exudan y no son malignos a nivel ocular). Puede asociarse a lesiones vasculares dérmicas o cerebrales (hay que descartar hemangioma cerebral, pueden sangrar). Malformaciones venosas que pueden aumentar de tamaño.
Macroaneurismas retinianos: dilataciones vasculares por envejecimiento, exudan, pueden sangrar y perder la visión. Se da en ancianos, HTA y arteriosclerosis. Exudan y tienden a trombosarse y se pueden curar.
Tratamiento anomalías vasculares: si exudan o sangran hay destruir la lesión mediante: fotocoagluación (difícil de destruir; imagen de abajo) y crioterapia (a veces lo requiere).
TUMORES INTRAOCULARES En adultos, la 1º causa de tumor maligno en el ojo es la metástasis y la 2º causa es el melanoma.
ÚVEA Iris: El nevus del iris es una proliferación de melanocitos en el estroma del iris superficial formado por células fusiformes. Lesión circunscrita pigmentada, plana o ligeramente sobreelevada, que suele medir menos de 3 mm de diámetro, normalmente en una localización inferior. La arquitectura normal del iris está alterada y ocasionalmente, existe una distorsión leve de la pupila y ectropión uveal. Una peca es más pequeña y nunca distorsiona la arquitectura del iris.
El melanoma es el tumor maligno primario más frecuente de adultos. Afecta al iris, cuerpo ciliar y coroides posterior. Están formados por células fusiformes con bajo grado de malignidad, los más agresivos pueden presentar componentes celulares epitelioides. Se presenta como un nódulo pigmentado o no con por lo menos 3 mm de diámetro y 1 mm de grosor, localizado en la mitad inferior del iris, y asociado con vasos sanguíneos superficiales. Se observan distorsión pupilar, ectropión uveal y, a veces, cataratas localizadas, aunque también pueden producirse con nevus.
A.Bernabeu 3 Tumores de la retina y coroides El nevus y melanoma lo distinguimos por la elevación, grosor, afectación y efectos sobre el tejido.
Cuerpo ciliar: melanoma Coroides: El nevus es una proliferación de melanocitos fusiformes, suele ser asintomático, los síntomas vienen cuando afecta la fóvea o desprendimiento seroso de la retina.
El melanoma está formado por células fusiformes dispuestas en haces compactos, y por células epitelioides que son más grandes y más pleomórficas que las fusiformes, y con frecuencia parecen poliédricas.
También hay hemangioma, melanocitomas (es un nevus muy pigmentado) y carcinoma metastásico.
A.Bernabeu 4 Tumores de la retina y coroides RETINA Retinoblastoma: se da en niños muy pequeños (a partir de los 2 años ya no están frecuente) con la pupila blanca por una falta de reflejos. Es el tumor maligno más frecuente en niños.
Tumores vasculares METÁSTASIS INTRAOCULARES Tumor maligno más frecuente en el adulto.
Tumor 1º mama, pulmón (a veces se puede ver antes que el cáncer de pulmón primario), aparato digestivo y urinario (estos 2 últimos son menos frecuentes). Puede ser único o múltiple o en los 2 ojos.
Las metástasis suelen localizarse en polo posterior porque es donde hay más aporte hemático.
La extensión será vascular, intraocularmente solo hay vasos. En la retina y la coroides no hay linfáticos, si tenemos una adenopatía es que el tumor ha pasado la esclera y se ha ido debajo de la conjuntiva donde si hay linfáticos.
El melanoma se puede dar en cualquier área con epitelio pigmentario.
MELANOMA Tumor primario intraocular más frecuente del adulto. No se puede hacer biopsias por lo que hay que distinguirlo del nevus, por su elevación, grosor, afectación y efectos sobre el tejido.
Afecta al cuerpo ciliar, coroides, conjuntiva (extensión a ganglios) e iris (estos 2 son menos frecuente).
Metastatiza: por vía hemática al hígado.
Fondo de ojo: imagen de lesión subrretiniana sobreelevada, pigmentada, puede ser amelanótico. Si hay exudación puede dar un desprendimiento de retina exudativo, ya que el líquido exudado se sitúa por debajo elevando la retina y la desprende.
A.Bernabeu 5 Tumores de la retina y coroides Signos de malignidad (diferencia de melanoma con el nevus):      Tumor >2 mm de grosor: <2mm es difícil que sea un melanoma. Una base ancha también seria indicativo de melanoma ya que es más probable que crezca. Se mira con la OCT.
Líquido subretinal: secundario a vasos tumorales que son incontinentes y no mantienen la barrera hemato-retiniana, provocando exudación retinial.
Síntomas visuales: si la pigmentación está debajo de la retina no da síntomas, pero cuando el pigmento invade o infiltra otras capas da síntomas visuales.
Pigmento anaranjado en la superficie tumoral: cuando la lesión es pigmentada puede atrofiar el epitelio pigmentario dando drusas encima del tumor esto indica que es una lesión crónica. La aparición de lipofuxina, pigmento anaranjado, indica malignidad ya que hay afectación de las capas internas de la retina.
Margen tumoral que toca el disco óptico: si invaden el nervio óptico también es maligno porque en el nervio óptico no hay epitelio pigmentario. 1º foto afectación nervio óptico, no eleva.
Tratamiento:   Conservador: T<8mm altura: se suele hacer tratamiento conservador, sobre todo cuando se puede cicatrizar, aunque nunca sabemos el nivel de cicatrización que vamos a tener. Se suele hacer con radiación o por medio de placas haciendo un tratamiento local. Si es muy alto o muy extenso no se puede hacer ya que las placas puede tocar el nervio.
Enucleación: T >8mm altura, >15mm base: si es muy alto y muy extenso ya que no se pueden poner placas. La enucleación es la extirpación quirúrgica del globo ocular después de seccionar el nervio óptico y los músculos extrínsecos del globo ocular. La extirpación ocular origina una anoftalmía adquirida de uno o de los dos ojos.
El seguimiento de una mancha se hace cuando el grosor es >1mm y diámetro es >5mm.
Si metastatizar hay pocas herramientas, la supervivencia es muy baja, y se suele hacer enucleación.
A.Bernabeu 6 Tumores de la retina y coroides Si hay tumores en el cuerpo ciliar (donde más se ven) da invasión pigmentaria en el iris, vasos nutricios en la esclera y signos indirectos de malignidad como catarata, vasos externos, lesiones en el iris, deformación de la laminilla, son difíciles de diagnosticar porque da pocos síntomas. (Foto de arriba a la derecha).
...