2. Cervantes y Don Quijote de la Mancha (2014)

Apunte Español
Universidad Universidad Pompeu Fabra (UPF)
Grado Humanidades - 3º curso
Asignatura Literatura de Tradición Europea I
Año del apunte 2014
Páginas 14
Fecha de subida 23/03/2016
Descargas 17
Subido por

Vista previa del texto

Literatura de Tradició Europea I Janina Berzosa Poch 3r Humanitats CERVANTES Y DON QUIJOTE DE LA MANCHA Literatura de Tradición Europea I Tema 2 Capítulos importantes primera parte: - Prólogo - Los 5 primeros - Capítulo 6 - Capítulo 9 - Capítulo 22 Gran crítica de Lope de Vega hacia Cervantes, su gran enemigo, antes de la publicación del Quijote: “De poetas hay muchos en la corte pero ninguno tan malo como Cervantes ni tan necio que alabe a Don Quijote.” Lope tenia parte de razón, porque Cervantes no tenia manera de conseguir alguien que le escribiera los poemas preliminares, tal y como era tradición en aquella época. En el prólogo, finalmente, muchos se los inventa él y otros son poemas para otras obras que incluye allí igualmente. Además, en las primeras publicaciones no hubo tampoco dedicatoria, que era otra tradición. Cuando la incluyeron los editores a última hora, cogieron una dedicatoria plagiada, ya que era de una obra de Garcilaso de la Vega.
La primera publicación apareció en 1605, con muchas dificultades tal y como hemos visto y con el desdén de la sociedad literaria.
GÉNEROS LITERARIOS DEL SIGLO XVII: {Cervantes nace y se cría en pleno renacimiento, pero cuando escribió el Quijote el Barroco ya había tomado fuerza} Literatura de Tradició Europea I Janina Berzosa Poch 3r Humanitats Aparte de ser considerado el creador de la novela moderna, a Cervantes se le atribuy el hecho de haber creado el distanciamiento entre autor, narrador y personajes.
Llega en un momento en el que había distintas versiones de literatura. Había una corriente narrativa muy importante en la España del siglo XV y principios del XVI que es la novela sentimental. Diego de San Pedro y Juan de Flores, autores españoles, fueron sus máximos representantes. Cuando Cervantes escribe su obra, sin embargo, esta corriente ya ha perdido importancia ya que se había visto substituida por la novela de caballerías.
Rodriguez de Montalvo fue uno de sus representantes, con Amadís de Gaula, uno de los libros más famosos. Por su parte el Quijote es, entre otras cosas, la culminación y la parodia de este género. Este fue el género literario más popular y transmitido oralmente entre personas que no sabían leer. De aquí derivan muchas ramificaciones. Tirant lo blanc introducía algunas variedades de narración realista y fue uno de los libros predilectos de Cervantes. Otra de las corrientes del momento es la narrativa pastoril, que deriva de otros géneros como por ejemplo la poesía bucólica. Mundo pastoril idealizado. Otra corriente importante fue la novela vicentina, sobre aventuras peregrinas, lugares exóticos y carácter sentimental. De todos los géneros de narración ficcional idealizante fue el único que salvó de las críticas de los moralistas y humanistas que estaban muy en contra de la literatura de ficción y particularmente de los libros de caballerías.
La novela de Cervantes es realista, aunque deriva de unos patrones absolutamente inventados. Sin embargo el persigue la verosimilitud. Por eso los críticos no condenaron su obra, sino que la consideraron como un descubrimiento de la literatura.
Entre muchas variantes de todas estas corrientes, otra variante era la novela morisca. De la misma manera que se idealizó la figura del pastor, también se idealizó la figura del moro.
Este género, como en muchos otros casos, empezó en la poesía y terminó trasladándose a la novela. Dentro de un capítulo del Quijote Cervantes incluye una pequeña novela morisca.
Desde el punto de vista estético la gran virtud del Quijote es que encontró un término medio entre la literatura fantástica con una cierta base sentimental y otro tipo de literatura de carácter realista. Esta novela tenía una visión anti idealista del mundo. Hay dos corrientes de esta literatura. Una viene de la novela de La Celestina, que se ramificó en muchas continuaciones. Este tipo de novela tiene una ambientación realista muy próxima al otro gran género de la literatura del momento, y que se cruza muchas veces en el Quijote, Literatura de Tradició Europea I Janina Berzosa Poch 3r Humanitats que es la novela picaresca. El texto fundacional es el Lazarillo de Tormes. Otra obra sería El Buscón, de Quevedo. Las grandes novelas picarescas se publican en los años en los cuales Cervantes escribe el Quijote.
Cervantes desea tener una autonomía mayor con respecto a los hechos que se narran. Por esto se da cuenta que la primera persona, que es el punto de vista que se utiliza para las novelas picarescas, no le sirve para su obra. Cervantes se dio cuenta que la tercera persona permitía un distanciamiento que para la estética del Quijote era fundamental, ya que daba la posibilidad de mantener una cierta incertidumbre a propósito de los hechos, y poder mostrar distintas versiones de distintos personajes.
La Galatea es una de las obras más importantes de Cervantes. Sin embargó, prometió repetidas veces a lo largo de su vida una segunda parte de este libro que finalmente nunca llegó. El problema verdadero para los críticos aparece, aún así en “la aparente contradicción entre una afición por el género pastoril, tan estilizado y artificial, y la perspectiva del autor en el Quijote, la primera novela realista moderna.1” Hasta que no publica la Primera Parte del Quijote, a la edad ya de 57 años, no llegan sus verdaderas obras maestras, como por ejemplo las Novelas ejemplares.
MIGUEL DE CERVANTES Nacido el año 1547 en Alcalá de Henares. En el año 1569 es arrestado a causa de haber herido a un tal Antonio de Sigura y condenado “a que con vergüenza pública le fuese cortada la mano derecha y en destierro… por tiempo de diez años”. Se escapó de la condena y entró en el ejército, y por ironías de la vida acabó “cumpliendo la sentencia” porque pasó fuera de España diez años y volvió con la mano inutilizada debido a un accidente durante las batallas de Lepanto. Además, pasó cinco años de cautiverio en Argel.
Hay un hueco de información de la vida de Cervantes entre los 1567 y 1568. Existen distintas teorías sobre este período de tiempo que sirven como ejemplo para manifestar la compenetración entre literatura y vida que revelan a menudo sus obras: “Leyendo a Cervantes hay momentos en que se siente palpable al autor, al hombre, en su obra […] Don Quijote crea una vida a base de la literatura; Cervantes hace literatura basándose en su 1 Cervantes, Miguel de. Don Quijote de la Mancha I. Edición de John Jay Allen. Catedra: Madrid. 1977. Pg. 20 Literatura de Tradició Europea I Janina Berzosa Poch 3r Humanitats vida.2” Un ejemplo lo encontramos en el Capítulo 63 de la Segunda Parte (p. 10. Prólogo).
Otro buen ejemplo lo encontramos cuando algún personaje de la historia enjuicia algún libro. El ejemplo más claro en este sentido, sin embargo, lo encontramos en el cuento del cautivo.
DON QUIJOTE DE LA MANCHA PRIMERA PARTE (Primera parte del ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha) -1605Existen muchas dudas acerca de los motivos y los objetivos que tuvo Cervantes a la hora de escribir esta obra. Sin embargo, <<Lo que parece fuera de duda es que hay que tomar muy en serio la repetida afirmación del autor de haber escrito el Quijote para “derribar la máquina mal fundada destos caballerescos libros”. La importancia de la crítica literaria en el Quijote y la radical importancia del tema de “la literatura y la vida” obligan al lector a no olvidar este aspecto inconfundible de polémica literaria en el primer Quijote.>>3  Cide Hamete Benengli, traductor morisco, y “Cervantes”, que desdobla su persona y se distancia del protagonista de la historia al calificarse como “padrastro de Don Quijote”  Intermediarios que aparecen a lo largo de la historia. “Las irónicas dudas expresadas per el autor en el “Prólogo”, las discusiones teóricas […], las reservas explícitas en cuanto a la objetividad de Cide Hamete, la intervención del traductor morisco y los comentarios críticos de los personajes sobre los cuentos intercalados, hacen del problema de la creación literaria y de las relaciones entre historia y poesía un asunto de tanto interés como las mismas aventuras del caballero, con una integración temática total y profunda entre un protagonista que borra los límites entre la vida y la literatura y una narración que juega sobre sí misma.”4 2 Cervantes, Miguel de. Don Quijote de la Mancha I. Edición de John Jay Allen. Catedra: Madrid. 1977. Pg. 10 – 11.
3 Cervantes, Miguel de. Don Quijote de la Mancha I. Edición de John Jay Allen. Catedra: Madrid. 1977. Pg. 24.
4 Cervantes, Miguel de. Don Quijote de la Mancha I. Edición de John Jay Allen. Catedra: Madrid. 1977. Pg. 24 – 25.
Literatura de Tradició Europea I Janina Berzosa Poch 3r Humanitats Prólogo de Don Quijote de la Mancha: [pg. 67] Cervantes se refiere al Don Quijote como libro y al Don Quijote como personaje. “la historia de un hijo seco…” primera descripción del personaje. Cervantes se define a sí mismo como un “raro [=peregrino] inventor”. Se refiere al hecho de que el libro se engendró en la cárcel. “Pero yo, que, aunque parezco padre, soy padrastro de Don Quijote…” Se desvincula humildemente de su verdadera autoría. “Debajo de mi manto, al rey manto” = expresión que quiere decir que en su casa cada uno puede hacer lo que quiera. Por lo tanto, Cervantes le da al lector libertad para pensar y opinar lo que quiera del libro. “Sólo quisiera dártela monda y desnuda” = sin prólogos, dedicatorias, ni sonetos.
Aún así tiene que hacerlo porque es tradición, forma parte del protocolo a seguir para que alguna editorial acepte publicar un libro.
De pronto entra en escena un amigo y Cervantes pasa del estilo indirecto al directo. Le explica a su amigo las razones por las cuales no le gustan los prólogos. En todas estas explicaciones se esconde la imposibilidad real de conseguir personas que le escriban los poemas o personas a quien hacerles la dedicatoria.
Entonces el amigo empieza a explicarle como hacer el prólogo. Descripción encomiástica del personaje en boca del amigo. Después habla del libro en sí, definiéndole como una burla hacia los libros de caballerías, que nunca fueron buen vistos para los humanistas.
Según él, el Quijote es una invectiva del libro de caballerías y pertenece al ámbito de ficción, por eso autores importantes como Aristóteles, San Basilio ni Cicerón no lo considerarían como una literatura digna de recordar o de aludir.
Cervantes quería que su libro fuera apto para todo tipo de públicos, tal y como retrata su amigo en el final del prólogo: “Procurad también que, leyendo vuestra historia, el meláncolico se mueva de risa, el risueño la acreciente, el simple [=tonto] no se enfade, el discreto [=inteligente] se admire de la invención, el grave no la desprecie, ni el prudente de alabarla.” (pg. 73).
10/02/2014 Parte de los poemas preliminares. Tal y como dice en el prólogo, como que tiene tantas dificultades para encontrar alguien que los escriba, los escribe él mismo. Por eso se inventa Literatura de Tradició Europea I Janina Berzosa Poch 3r Humanitats las personas, y los atribuye a nombres como “Urganda la desconocida”. Eran versos de cabo roto; se cortaba la última sílaba y rimaba la sílaba acentuada, la penúltima.
La primera parte del libro ocupa los ocho primeros capítulos. Son la primera salida (sale solo) de Don Quijote más los tres capítulos en que Don Quijote está en su casa. En la segunda parte, empieza la segunda salida (con Sancho Panza), y contiene también la tercera salida (el Quijote de 1615). Dentro de esta segunda parte hay tres subdivisiones más. Es una imitación de la subdivisión interna de los libros de caballerías, aunque estas eran mucho más complejas. Pasan diez años entre la publicación de la primera y la segunda parte. Han pasado diez años en la historia real pero pocas semanas en la historia de Don Quijote.
 Los títulos de los capítulos son muy característicos y curiosos: epígrafes irónicos, otras veces resúmenes insatisfactorios… Primera salida (primeros 5 capítulos): La narración es bastante rápida, por no decir vertiginosa. Hay una gran cantidad de información en los primeros párrafos, que podrían funcionar perfectamente como una novela (es decir, cuento corto).
La primera sensación al leer el libro es el deseo ostentoso del narrador: “En un lugar de la Mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme…” Imposibilidad de conocer la realidad; engaño a los ojos (término muy renacentista), impregna al libro de una sensación de incertidumbre.
En la primera página hace una descripción detallada de Quijote, que se corresponde con los adjetivos que Cervantes dedica al libro y al personaje de Don Quijote en el prólogo.
Aparece el tema de la poloniomasa cervantina. Más de un nombre para las cosas: Quijada, Quesada, Quejana… nombres con los que se conocía Don Quijote antes de querer convertirse en caballero. Luego veremos que no se llamaba así sino que se llamaba Alonso Quijano.
Esquema o mecanismo que utiliza Cervantes durante la primera parte del libro  Las ilusiones de Don Quijote desmentidas por la realidad. Lección cervantina es la puesta continua por la ilusión. La voluntad de seguir una ilusión, un ideal personal, aún sabiendo Literatura de Tradició Europea I Janina Berzosa Poch 3r Humanitats que está condenado al fracaso, es un tema esencial durante el desarrollo de la historia.
Solamente en la escena final de toda la obra se impone la desilusión de Don Quijote.
Su primera hazaña, la del mozo Andrés, ya le sale mal.
Don Quijote llega a casa exhausto.
Mención al Tirant lo Blanc. Para el Quijote es el mejor libro de caballerías, porque recoge también la vida cotidiana, que es algo que no tienen el resto de novelas de caballerías. El segundo género que menciona es la novela pastoril, hablando de algunas novelas en concreto. También habla de La Galatea; Cervantes es el primero que introduce un libro suyo en otro libro suyo. Estos libros están en la librería de Quijote.
Segunda salida (del capítulo séptimo al último capítulo de la primera parte del libro): Lo más importante de esta salida es la aparición de Sancho Panza; que aparece ya en el capítulo séptimo. En el capítulo octavo se narra el famoso episodio de los molinos, que Don Quijote confunde como unos gigantes. En los capítulos IX y X se narra el encuentro de Don Quijote con un vizcaíno, que acaba en una pelea. Esta historia queda inacabada ya que, según el narrador, no hay fuentes que acaben de explicar esta hazaña del personaje Don Quijote. En este final se ve como Cervantes prepara la subdivisión interna de la estructura del libro para darle una continuación, un enlace, en la segunda parte. Sin embargo, una vez llegados a la segunda parte, Cervantes no hace ningún caso a la planificación previa.
En el capítulo XI se narra el episodio de los cabreros. El tema de los cabreros es bastante recurrente en la novela pastoril. Así pues, encontramos muchas reminiscencias de este género literario. Este capítulo es importante porque es en el que tiene lugar el primer discurso de Don Quijote. Es también un tema importante porque aparece el tema de la libertad sexual y de géneros.
A partir del capítulo XIX empieza un diálogo entre Don Quijote y Sancho panza. Se trata de una conversación desigual, ya que se desarrolla entre el amo y el siervo, pero poco a poco se ve cómo se va forjando una relación que llega a ser casi de amistad. Al mismo tiempo, se nota como cada vez Cervantes se siente más cómodo creando este diálogo y como va cogiendo aprecio a los personajes que él mismo ha creado pero que en el principio Literatura de Tradició Europea I Janina Berzosa Poch 3r Humanitats del libro trata con distancia, con ironía y ridiculizando muchas de sus acciones y actitudes.
El proceso de “Sanchificación” de Don Quijote y de “Quijotización” de Sancho constituyen los temas sentimentales más bien desarrollados por Cervantes.
El capítulo XX es el episodio de los batanes. Es interesante porque se narra cómo Sancho se hace de vientre encima del miedo que siente. Es una escena cómica pero Cervantes la narra con bastante “dignidad” y “seriedad”. Se trata de un retrato también de la inocencia de Sancho.
En el capítulo XXI se narra el episodio del yelmo.
En el capítulo XXII se trata del gran tema de la libertad, que constituye, efectivamente, el gran tema de Cervantes: la libertad en todas sus posibles ramificaciones. En este capítulo aparece concretamente el tema de la libertad sexual. Se trata del capítulo en el cual Quijote y Sancho se topan con una flota de condenados a galeras, de personas que han cometido pecados mayores o menores. El narrador hace una descripción de algunos de los condenados. El último personaje que ve Quijote es el que va más ligado y lleva encima más cadenas, porque es el que ha cometido más delitos que todos los demás juntos. Se trata del famoso Jinés de Pasamonte o más conocido popularmente como “Ginesillo de Parapilla”.
Este personaje se está refiriendo a una persona real de carne y hueso: Gerónimo de Pasamonte. Este personaje es bizco y es importante porque aparecerá en otros capítulos disfrazada, para esconder su condición de bizco y, en general, su identidad.
Relación de Gerónimo de Pasamonte, personaje real, con el Quijote [Apócrifo] de Avellaneda. Avellaneda fue el pseudónimo que utilizó un autor desconocido para publicar una segunda parte del Quijote, adelantándose a Cervantes. Se publicó legalmente en Tarragona, en el Reino de Aragón (porque en Castilla quien tenía los derechos era Cervantes). Desde el punto de vista histórico es bastante verosímil, según Martín de Ríquer, que el autor de este libro fuera Gerónimo de Pasamonte, para vengarse del trato que su “examigo” Cervantes le había dado en la primera aparte.
Otro aspecto importante que se muestra en este capítulo es la distancia que establece Cervantes con el género de la novela picaresca, que de pronto se puso de moda.
Capítulos 47, 48 y 49  Proponen una gran cuestión, considerada como central para Eisenberg: “la validez de los puntos de vista del canónigo toledano, quien discute la Literatura de Tradició Europea I Janina Berzosa Poch 3r Humanitats caballería, la literatura caballeresca y el teatro contemporáneo.”5 Eisenberg se posiciona a favor de esta validez.
· Elemento simbólico que vertebra la primera parte  el asunto del Yelmo de Mambrino. Se trata de un personaje de ficción árabe. Este yelmo es una especie de objeto mítico, de referencia mítica, en la literatura caballeresca. Cervantes lo menciona por primera vez en el capítulo décimo. La aventura propiamente dicha del yelmo acontece en el capítulo XXI. Otra aparición la encontramos en el capítulo XXV. La última aparición en la primera parte de este objeto la encontramos al final del capítulo 44.
En la obra del Quijote hay una serie de historias intercaladas. Algunas de estas historias podemos verificar que Cervantes las escribió anteriormente y, a falta de no poder publicarlas por separado, las incluye en el Quijote. Muchas veces no las puede publicar porque no se tratan de argumentos inéditos suyos sino que era temas muy típicos y utilizados en el momento. Un tema recurrente que aparece en el Quijote es el de un hombre que quiere verificar que su mujer sea fiel y utiliza como cebo a su amigo, y finalmente la mujer y el amigo acaban enamorándose y cometiendo adulterio. Esta historieta incluida en el Quijote se llama “El curioso impertinente”. Otra historia intercalada es la de “El Capitán cautivo”. Este personaje tiene muchas concomitancias con la historia del propio Cervantes.
La primera parte termina con unos estrañísimos versos probablemente escritos por los amigos de Cervantes y el propio Cervantes. En esta última parte Don Quijote vuelve a su aldea y en estos versos ya hay una promesa de la tercera salida. También aluden a la sepultura de Don Quijote, ya se anuncia que acabará muriendo. En estos versos Cervantes alude a unas justas que se tienen que celebrar y la intención de Don Quijote de acudir a ellas.
SEGUNDA PARTE (Segunda parte del ingenioso caballero Don Quijote de la Mancha) -1615 En el título de la segunda parte Cervantes se refiere a Don Quijote como un caballero, y no como un hidalgo. Así pues, se ha apreciado una evolución y un desarrollo en el carácter, la actitud y las acciones del personaje.
5 Eisenberg, Daniel. La interpretación Cervantina del Quijote. Compañía Literaria: Madrid. 1995. Pg. VIII.
Literatura de Tradició Europea I Janina Berzosa Poch 3r Humanitats Prólogo: Este libro empieza también con una dedicatoria al Conde de Lemos, y con otro prólogo.
En el prólogo Cervantes critica al autor que ha editado en Tarragona la segunda parte apócrifa del Quijote. Es un autor desconocido aunque hay muchos indicios que señalan a Avellaneda. Cervantes ya no es un escritor ninguneado y puede advertirle a Avellaneda abiertamente que escribe para gente importante, como por ejemplo el Conde de Lema.
Seguidamente, de nuevo Cervantes explica una historieta, un pequeño cuento.
En el prólogo ya queda claro que Cervantes quiere acabar la narración con la muerte del personaje “para que nadie se atreva a levantarle nuevos testimonios.” Además, aparece ya por segunda o tercera vez la promesa de la segunda parte de La Galatea.
Inicio segunda parte: Diferencias fundamentales entre la primera parte y la segunda. Una de las más importantes fue explicada por Borges. Borges defiende la superioridad de la segunda parte frente la primera debido a un cambio fundamental: en la segunda parte los personajes del Quijote son lectores del Quijote. En la primera parte se narran unas aventuras autónomas pero en la segunda parte esta autonomía de la ficción ya no es posible, porque existen dos libros que hablan de Don Quijote (la primera parte y la segunda parte apócrifa). La segunda parte empieza con una conversación en casa de Don Quijote a propósito de estos libros del que el protagonista empezará a tener noticia. Estos libros aparecerán en la acción. La nueva genialidad de Cervantes es que Avellaneda le dio la posibilidad de crear un perspectivismo más. Resulta que hay un Don Quijote auténtico, con la intención de ir a las justas de Zaragoza, y un Don Quijote falso, que también fue a Zaragoza. Conflicto entre realidad y ficción todavía más vertiginoso ahora que Don Quijote tiene un doble, una imaginación.
Artículo: Magias parciales del Quijote, Borges.
Lo que recupera la segunda parte es la linealidad de la relación, haciendo que el Quijote y Sancho sean realmente los protagonistas. Cuando la narración se desvía, las historietas no se apartan de la centralidad de los dos protagonistas. Ya se han convertido en una pareja de protagonistas propiamente dicha. Esta “relación” se intensifica en la segunda parte. Ya se han convertido en amigos y Sancho incluso algunas veces se toma el lujo de tomar el pelo a Literatura de Tradició Europea I Janina Berzosa Poch 3r Humanitats su señor. Es el momento más intenso de sanchificación del Quijote y quijotización de Sancho. Cervantes profundiza en el retrato psicológico de los dos personajes.
El libro y la literatura tienen también un protagonismo acentuado.
Cervantes mantiene la autonomía del personaje del Quijote, en el momento en que el autor se entera de la segunda parte apócrifa. Para diferenciarse del imitiador, Quijote, en vez de ir a las justas de Zaragoza, el Quijote de Cervantes se va a Barcelona. La confusión entre ficción y realidad llega a tal punto que, en Barcelona, justamente, se explica cómo se está publicando la versión apócrifa de Avellaneda.
En la primera parte hay un elemento humorístico muy importante. En la segunda parte este mecanismo disminuye porque Cervantes ya lo ha “agotado” en la primera parte. En la primera parte Quijote se mete en acciones y aventuras caballerescas y descabelladas pero en la segunda parte esto cambia, ya que el Quijote pasa a ser más bien un espectador. Don Quijote baja de las nubes y de se mundo de ficción, y aparece el mundo real y violento, aparecen los primeros muertos de verdad, y Don Quijote se posiciona como un espectador de esta realidad. Hay otro modo de ver la realidad y es el modo en que los personajes a los que se encuentran le siguen la razón a Don Quijote, ya que consideran que está loco y no quieren que se enfurisme. En la segunda parte, los personajes ya no aceptaran las condiciones de Don Quijote como loco, sino que transformaran la realidad para adaptarla al horizonte de expectativas de Don Quijote, y montan “teatrillos” y espectáculos para que Don Quijote se sienta cómodo. Esto acontece especialmente en el capítulo de los duques, los cuales casi llegan a tratar a Quijote y Sancho de sus payasos o bufones particulares. Sin embargo, aquí encontramos el éxito de Don Quijote  finalmente consigue transformar la realidad, porque los demás personajes modifican la realidad y la adaptan a su medida.
Aparición del personaje de Sansón Carrasco. Este personaje es un bachiller que ha leído el libro de Don Quijote y cuando se lo encuentra le informa de que se ha escrito una novela sobre sus aventuras. Sansón es convencido para que se introduzca en el mundo de fantasía de Don Quijote, se disfrace de caballero, luche con Don Quijote, lo gane y, así, consiga hacerlo volver hacia su aldea. Sin embargo Don Quijote solo acepta luchar con alguien de “su talla”. Finalmente luchará con el caballero de La Luna que es el que conseguirá derrotarlo y hacerlo regresar.
Rasgos significativos de la segunda parte: Literatura de Tradició Europea I Janina Berzosa Poch 3r Humanitats · Vínculo simbólicamente crucial entre las dos partes  personaje de Dulcinea  Su aparición en la primera parte es a través de un manuscrito encontrado en el mercado de Toledo, capítulo en el cual se produce una mitificación de Don Quijote y una desmitificación de la narración. El momento crucial de su aparición en la segunda parte es el capítulo décimo. Quijote le muestra a Sancho su amor hacia Dulcinea, haciendo una detallada y poética descripción sobre ella y sobre el amor que siente por ella. En este capítulo aparece también un monólogo de Sancho que es crucial, porque constituye un punto de inflexión en la historia. Sancho se propone ir a buscar a la amada de Quijote, aunque reconoce que ninguno de los dos ha visto jamás a la supuesta dama.
Posteriormente, sentencia que Don Quijote es un “loco de atar” y que él mismo también lo es por estar siguiéndole. Finalmente decide que si él mismo se lo jura, Don Quijote se creerá que cualquier campesina es su princesa Dulcinea.
· Episodio del descenso a la cueva de Montesinos6 (capítulos 22, 23 y 24 y con consecuencias en los capítulos siguientes)  En el capítulo 22, Don Quijote se decide a entrar en la cueva. En este momento sucede algo prodigioso. El narrador (Cervantes) no “acompaña” a Don Quijote mientras se adentra a la cueva, sino que se queda “fuera”.
Tenemos solo referencias indirectas del tiempo y del espacio de lo acontecido fuera. Se trata de una descripción objetiva. Se trata de una aproximación espectacular al narrador omnisciente moderno. El narrador solamente explica lo que ve, que es muy poco, porque Don Quijote baja solo a la cueva. Son solamente 10 o 12 líneas pero se convertirá en un tema muy importante con continuidad en los siguientes episodios, porque Don Quijote, de pronto y por primera vez, es la única fuente de información (no hay historiadores, ni autores, ni testimonios…) Nos encontramos de pleno con la autonomía del personaje. En el capítulo siguiente (el 23) vienen las explicaciones de Don Quijote, que traza una historia que él entiende como verdadera aunque los otros la entienden como soñada (porque en la media hora que estuvo en la cueva no podía haber hecho tantas cosas). El capítulo 23 tiene muchos elementos caballerescos. El narrador (Cervantes) considera esta aventura explicada por Don Quijote como apócrifa, ya que según él no es nada creíble. Aún así, el narrador se dirige al lector y expone su obligación de escribirla porque es un historiador y tiene que hacerlo. Después dice que Don Quijote admite que se ha inventado la historia.
6 Paralelismo con el descenso a los infiernos de Dante Literatura de Tradició Europea I Janina Berzosa Poch 3r Humanitats · Personaje de Sansón Carrasco hasta la lucha resolutoria  El bachiller Sansón aparece en el capítulo tercero porque los primeros capítulos de la segunda parte son de presentación y de balance de la situación hasta el momento. Discusión sobre la poesía, la historia, los personajes… discusión muy literaria entre Sansón y Don Quijote cuando Sansón le explica que se han escrito libros sobre él. Un elemento muy importante de este capítulo es que, a través de esta conversación sobre la primera parte del Quijote, Cervantes aprovecha para matizar y justificar algunas cuestiones de la primera parte. Utiliza el personaje de Sansón como mediador. Don Quijote le va preguntando acerca de todas sus aventuras, para saber si los momentos malos o vergonzosos aparecen en el libro. Un ejemplo seria cuando su caballo, Rocinante, tiene deseos sexuales con las yeguas. Este capítulo es muy importante; podríamos decir que marca un punto de inflexión porque Don Quijote y Sancho se dan cuenta que son personajes públicos, que se fijan en ellos, y por esto empiezan a vigilar sus conductas. Esto se acentúa más cuando, más adelante, se enteran de que existe también una versión apócrifa. Sansón vuelve a aparecer en los capítulos 12, 13 y 14 y en las últimas partes del libro, durante la lucha final de Quijote.
ESTUDIOS SOBRE CERVANTES Y SU OBRA Eisenberg: Eisenberg considera que el personaje Don Quijote es el representante del propio autor, de Cervantes; de sus opiniones y convicciones. “Tomar un personaje como representante del autor no es tan arriesgado cuando se trata de literatura clásica como lo es en la literatura moderna. Los autores del pasado tenían más claramente un <<mensaje>> que comunicar a sus lectores, y expresaban sin rodeos cual era.”7 En la “literatura de períodos anteriores […] Se daba por supuesto que los puntos de vista del autor coincidían con los de los personajes virtuosos; se habría considerado una pérdida de tiempo, incluso un pecado, escribir ideas que el autor creía erróneas. Sólo se influían afirmaciones falsas para hacer resaltar más la posición correcta, avalada por el autor. Al estudiar Don Quijote, pues, he adoptado la postura de que todos los personajes son portavoces del autor, a menos que haya indicación de lo contrario.”8 7 8 Eisenberg, Daniel. La interpretación Cervantina del Quijote. Compañía Literaria: Madrid. 1995. Pg. IX Eisenberg, Daniel. La interpretación Cervantina del Quijote. Compañía Literaria: Madrid. 1995. Pg. IX Literatura de Tradició Europea I Janina Berzosa Poch 3r Humanitats BIBLIOGRAFIA  Cervantes, Miguel de. Don Quijote de la Mancha I. Edición de John Jay Allen. Catedra: Madrid. 1977  Eisenberg, Daniel. La interpretación Cervantina del Quijote. Compañía Literaria: Madrid. 1995.
Historias críticas de la interpretación del Quijote:  P. E. Russell, <<Don Quijote y la risa a carcajadas>>, Temas de traducción al español de Alejandre Pérez (Barcelona: Ariel, 1978) <<La Celestina>>, ...