tema 19 (2015)

Apunte Español
Universidad Universidad de Málaga
Grado Derecho - 1º curso
Asignatura Derecho Constitucional I
Año del apunte 2015
Páginas 3
Fecha de subida 04/05/2016
Descargas 0
Subido por

Descripción

Apuntes elaborados personalmente combinando apuntes de clase con manuales. Muy claros y bien organizados.

Vista previa del texto

TEMA 19: LA PERSONA JURÍDICA 1.
CONCEPTO Y REGULACIÓN.
Federico de Castro dice que cuando se bautiza como persona jurídica a una entidad, eso tiene un efecto inmediato: la irresponsabilidad personal, es decir, que los denominados socios son irresponsables personalmente, La Constitución y nuestro Código Civil reconocen la existencia de la persona jurídica: a) - Constitución: Artículo 22 o 32 ¿? derecho de asociación.
Artículo 6 partidos políticos Artículo 7 sindicatos b) Código Civil: artículos 35 a 39: se hace referencia a las personas jurídicas.
El ordenamiento jurídico, en definitiva, decide qué tipo de asociaciones o sociedades van a tener personalidad jurídica y cuáles no, cómo y cuándo nacen, es decir, cómo se produce la personificación.
Esta personificación significa que ese ente, a partir de este momento, goza de individualidad propia, de atributos propios, diferentes de sus miembros. Se produce en la mayoría de los casos una separación de patrimonio, distinguiendo así el patrimonio de cada miembro y el de los socios en general. Esto da bastante libertad, y da pie a diversas actividades, algunas no beneficiosas, que son consecuencia de la facilidad para crear una persona jurídica.
Como este problema es bastante habitual, nuestros tribunales pretenden llegar al fondo de la persona jurídica.
2.
CLASES DE PERSONAS JURÍDICAS.
El Título II, Capítulo II, Libro I del C.c. alude al tema de las personas jurídicas. Básicamente el C.c. refiere a asociaciones (derecho privado), corporaciones (derecho público) y fundaciones (derecho privado) en su artículo 35. Cuando el C.c. alude a estos 3 tipos de personas jurídicas lo hace en términos generales. Por ello, necesitamos hacer una distinción entre las clases de personas jurídicas. Serán de un tipo u otro en función de la finalidad para las que son creadas. Encontramos varios grandes grupos:  Personas jurídicas de base asociativa o corporativa. Tienen como característica fundamental el sustrato personal. Lo importante es la colectividad de individuos que se unen para llevar a cabo un fin común. Lo que da autonomía a la corporación es, además, el hecho de ser creada por la ley. Esto lo expone el artículo 37 C.c.
 Personas jurídicas de base fundacional. Lo esencial se encuentra en el sustrato patrimonial. Lo importante es el patrimonio que se adscribe a un fin.
 Personas jurídicas de derecho público  Personas jurídicas de derecho privado: de interés particular y de interés general.
Cada una de estas personas jurídicas tiene un régimen que viene dado bien por la ley que ha creado a esa persona jurídica, bien por el propio estatuto que rige el funcionamiento de la misma. Estas normas giran en torno a la creación, nacionalidad, domicilio, etc. Los sustratos antes definidos no son exclusivos a cada tipo, sino que pesarán más en un tipo que otro, siendo necesarios en ambas. Con ello el C.c. pone de manifiesto que existen dos grandes formas de dar vida a una persona jurídica: 1.
2.
A iniciativa propia de los componentes de la persona jurídica.
A través de la ley. Será el dictado de la ley quien determine cómo se va a crear la persona jurídica.
Cuando hablamos de personas jurídicas se pueden hablar de unos caracteres homogéneos. En principio observaríamos que no, porque existen muchos más tipos que los anteriores, y no todas participan de la característica *****.. Existen personas jurídicas en la que existe separación total del patrimonio de los miembros y de la propia persona jurídica, y en otras existe confusión. Si hay confusión hablaremos de responsabilidad personal. Podríamos añadir, por tanto, otra categoría:   Comunicación patrimonial o confusión patrimonial.
No comunicación patrimonial. No hay responsabilidad personal.
Nuestra doctrina cuando habla de personas jurídicas en las que exista comunicación o no, encontramos otra clasificación:  Personas jurídicas perfectas. Estas personas jurídicas tienen plena capacidad y personalidad. Se dice perfecta porque será el parámetro esencial de la persona jurídica: irresponsabilidad personal.
 Personas jurídicas imperfectas. Su personal será básica. Existe confusión patrimonial, poseyendo responsabilidad personal cada uno de sus miembros.
Podríamos clasificarlas a su vez por su forma de personalización:   3.
Personas jurídicas inscritas en el Registro Público (fundaciones) Personas jurídicas creadas mediante acto constitutivo.
LAS NORMAS DEL CÓDIGO CIVIL SOBRE LAS PERSONAS JURÍDICAS: CONSTITUCIÓN, CAPACIDAD, DOMICILIO, NACIONALIDAD Y EXTINCIÓN.
Existen, sin embargo, caracteres comunes a las personas jurídicas referidos a la capacidad civil, el domicilio y la nacionalidad.
a.
Capacidad civil (artículo 38 C.c.). En cada caso concreto, regirán las reglas de constitución de estas personas jurídicas.
b.
Domicilio. Cumple una función identificadora porque permite localizar al ente.
 Para determinar el domicilio de una persona jurídica hay que atender a lo que diga la ley en cada caso concreto.
  De esta manera, por ejemplo, para las asociaciones constituidas conforme a la ley estatal el domicilio lo tendrán en España. Será el domicilio que se determine en sus estatutos, pudiendo ser donde esté la sede, o donde se desarrolle la actividad. Las sociedades anónimas, por ejemplo, tienen que fijar el domicilio donde tengan el centro de su actividad administrativa y de dirección.
Las fundaciones tendrán su domicilio en España si desarrollan su actividad principal dentro del territorio nacional. Lo fijarán los estatutos.
 Si en la ley no se dice nada sobre cuál debe ser el domicilio, se aplicará lo establecido en el artículo 41 C.c. Se entenderá que lo tienen en el lugar donde se haya establecido su representación legal o donde se ejerzan las principales funciones.
c.
Nacionalidad. El hecho de que una persona jurídica tenga el domicilio en España, de ello deriva la atribución de la nacionalidad española a dicha persona jurídica. El criterio de atribución de la nacionalidad española es controvertido. Mientras el artículo 15 C.co. atribuye el criterio del lugar de constitución de la persona jurídica, sin embargo el artículo 28 C.c. alude a otro criterio basado en el reconocimiento por la ley española y al domicilio en España.
d.
Extinción. La persona jurídica se extingue:    Por expiración del plazo para el que se constituyó.
Por haber realizado el fin para el que se creó.
Por resultar imposible el fin para el que se constituyó.
Al extinguirse la persona jurídica, tal como establece el artículo 39 C.c., se dará a sus bienes el trato que se especifique en los estatutos o en el acta fundacional. Si nada se hubiese establecido, se aplicarán esos bienes a los fines análogos en interés de la región, municipio, provincia, comunidad, etc.
4.
EL ABUSO DE LA PERSONALIDAD JURÍDICA. LA DOCTRINA DEL LEVANTAMIENTO DEL VELO.
Crear personas jurídicas ficticias para eludir determinadas actividades contractuales perjudicando a otros. Se trata de empresas que desaparecen cuando hay que hacer frente a los pagos. Surge así la doctrina del levantamiento del velo, para evitar el uso fraudulento del mecanismo de la persona jurídica de la separación del patrimonio de cada miembro y el de la persona jurídica en sí.
Como este problema es bastante habitual, nuestros tribunales pretenden llegar al fondo de la persona jurídica, que es la persona física y su patrimonio. Artículo 111.1 Código Civil. En estos casos hay que llegar a la realidad que subyace: si se trata de una simulación, fraude de ley, etc. con la única finalidad de perjudicar a terceros, por ejemplo, un acreedor.
Hay algunas sentencias llamativas que reflejan esta doctrina de creación norteamericana y aplicada por parte de nuestros tribunales: - 31/10/96: está plenamente acogida por la jurisprudencia española y con ella se trata de evitar la simulación en la creación de una sociedad. Esta sentencia refleja otra anterior muy relevante.
28/5/94: Instrumentos que el Tribunal Supremo utiliza para acabar con este mecanismo, y hace alusión a la equidad.
3.2, buena fe, abuso del derecho 7.2, fraude de ley 6.4.
Esta doctrina pretende acabar con este mecanismo fraudulento, y para ello utiliza unas normas determinadas.
- Se da el fraude cuando tratando de evitar la aplicación de una norma concreta se consigue un resultado contrario o prohibido. Esto ha sido visto como un abuso de derecho, se considera un uso antisocial del derecho. Lo que sucede entonces es que nuestros tribunales pretenden ir más allá de la condena a la persona jurídica, puesto que se sabe que se va a declarar insolvente, por lo que hay que castigar a la persona física. Por eso se llama doctrina del levantamiento del velo. A través de estas sentencias, el Tribunal Supremo prescinde de la propia literatura de artículo 35 y ss., puesto que prescinde del significado de la persona jurídica, porque no quiere limitar a ella la condena. Por tanto, rompe con la esencia de la persona jurídica, que es limitar la responsabilidad de los socios.
Los elementos básicos para hablar de esta doctrina son 2 fundamentalmente: - - El perjuicio de terceros, que normalmente se produce por la insolvencia previsible de la entidad empleadora, es decir, matriz, y por la solvencia de otras entidades (empresas filiares) o personas físicas a las que se deriva la responsabilidad.
La existencia de un fraude de ley o abuso de derecho, que aparecen normalmente unidos, puesto que el fraude de ley se considera un uso antisocial del derecho.
En realidad, cuando los tribunales emplean esta doctrina no tratan tanto de encontrar al verdadero empresario, sino encontrar el verdadero patrimonio. Cuando esto sucede, lo que se hace es levantar el velo, para llegar a analizar la cuestión de fondo.
- STS 916/2004 29 septiembre STS 892/2004 16 de septiembre STS 245/1997 24 de marzo.
...