Disolución y liquidación (0)

Apunte Español
Universidad Universidad de Barcelona (UB)
Grado Derecho - 3º curso
Asignatura Derecho de sociedades
Año del apunte 0
Páginas 7
Fecha de subida 05/06/2014
Descargas 8
Subido por

Vista previa del texto

TEMA 13. SOCIEDADES DE CAPITALES (X). DISOLUCIÓN Y LIQUIDACIÓN.
I.
PROCESO DE EXTINCIÓN: DISOLUCIÓN, LIQUIDACIÓN Y CANCELACIÓN REGISTRAL En este caso se resuelve el contrato, pero respecto a TODOS los socios, e incluso respecto a TERCEROS. En lo relativo a terceros, se realiza mediante un procedimiento que la Ley establece a seguir. Si se quiere disolver o liquidar, debe haber causas, que podrán ser legales o bien estatutarias/voluntarias. Si la causa se da, automáticamente se abre la disolución (administradores cesan y entran los liquidadores).
Cuando opera la causa, sea legal o estatutaria, de disolución, implica que la compañía entra en disolución, que es el estado previo a la liquidación. La causa de disolución opera en un momento determinado (legal –fondos propios bajan por debajo de la mitad del capital socialo estatutaria –se prevé una duración de la sociedad determinada). Cuando la sociedad está en causas de disolución y no se remedia (pues hay causas que pueden remediarse y subsanarse), es decir, se consolida > entonces se abre la liquidación. Ésta sí que es un proceso tendente a liquidar el activo para pagar el pasivo. Cuando se está en liquidación, la sociedad aparca su objeto social (pues su objeto en ese momento es liquidar el activo para pagar el pasivo).
Cuando la sociedad entra en liquidación, los administradores cesan en su cargo, y, en su lugar, entran los liquidadores (encargados de las funciones de liquidación, función de recoger el activo y liquidar el pasivo). Esto implica que se pueda hacer simultáneamente una disoluciónliquidación (aunque es una figura extraña).
Se deberá poner X SA “en liquidación”, para que los terceros sepan que la motivación principal es liquidar el activo.
Cuando finalizan las operaciones de liquidación (porque se ha pagado todo el pasivo con todo el activo; o bien hay más activo que pasivo –liquidado el pasivo el sobrante se distribuye entre los socios [es uno de los derechos de los socios, el derecho a la cuota resultante]-; o bien hay más pasivo que activo –concurso de acreedores-). Sea cual sea la causa o forma de finalizar el proceso de liquidación, se deberá cancelar registralmente la sociedad.
- Disolución Es la fase previa al período de liquidación. La sociedad conserva todavía su PJ.
- Liquidación Son las operaciones tendentes a liquidar el activo para pagar el pasivo y el remanente repartiéndolo entre sus socios, y poder así extinguir la PJ.
- Cancelación registral Una vez realizada la liquidación y repartido el activo neto entre los socios, debe formalizarse la extinción mediante escritura pública y su entrada en el Registro Mercantil, como requisito formal para su extinción.
II.
DISOLUCIÓN ¡! No hay fase de disolución, sino que ésta opera únicamente cuando se produce la causa. La responsabilidad de los administradores es de reaccionar ante la causa de disolución. Si la sociedad está en causa de disolución, el administrador debe tomar las medidas necesarias (convocar la JG, para acordar si se resuelve o subsana la causa de disolución) para que se subsane, y si no es posible, acudir a la vía del concurso de acreedores.
 CAUSAS Disolución de pleno derecho “las causas que operan automáticamente”: - Transcurso del término de duración fijado en Estatutos Sociales - Transcurso de 1 año desde la adopción del acuerdo de reducción de capital social por debajo del mínimo legal como consecuencia del cumplimiento de una Ley - Apertura de la fase de liquidación en concurso Por constatación de causa –deben demostrarse- “legal o estatutaria”: - Cese de actividad (+ 1 año) - Cumplimiento del término fijado en Estatutos - Conclusión o imposibilidad de conseguir el fin social - Paralización de organismos sociales - Pérdidas que conducen a dejar reducido el patrimonio neto a una cantidad inferior al 50% del capital social - Reducción por debajo del mínimo legal(pero no por cumplimiento de Ley sino por acuerdo de JG) - Cualquier otra causa establecida en Estatutos  PROCEDIMIENTO Constatada la causa, los administradores deben convocar la JG en el plazo de 2 meses. Si no se realiza, es responsabilidad del administrador. La Ley no traslada la responsabilidad de subsanar la causa de disolución, si no que traslada al administrador una obligación de hacer, no de resultado.
Ante acuerdo social contrario a la disolución, o bien no se convoca o no se celebrar cualquier interesado, los administradores o cualquier interesado pueden solicitar la disolución jurídica.
 EFECTOS Constatada la causa, se abre período de liquidación. Durante todo el período, la sociedad conserva su PJ, la perderá en el momento en que cancelen los asientos. Su actividad no será la que dice el objeto social, sino realizar las tareas de liquidación.
Como se está liquidando el pasivo, en todos los documentos que identifiquen a la sociedad, en la denominación social deberá ir acompañada de “en liquidación”, para que los terceros sepan de esta realidad. Esto implica que cuando se abre la liquidación, los administradores cesan en su cargo y, automáticamente, entran los liquidadores – debe intentar sacar el máximo partido al activo, para pagar el pasivo-.
En la SL, si no se dice nada en los Estatutos, quien era administrador, automáticamente pasa a ser liquidador. Pero la responsabilidad del liquidador es la misma, pero limitado a las operaciones de liquidación.
III.
REACTIVACIÓN DE LA SOCIEDAD Es decir, se produce una causa de disolución, pero no se han empezado a realizar las operaciones de liquidación, se puede reactivar la sociedad disuelta. Es decir, es posible esta reactivación excepto en los casos de disolución de pleno derecho.
Para que la reactivación opere, deben darse los siguientes 3 requisitos: - Debe haber desaparecido la causa de disolución - El patrimonio contable debe ser superior al capital social - No se deben haber empezado las operaciones de liquidación Existe un derecho de separación del socio que vote contra la reactivación. De igual modo, los acreedores pueden oponerse a la reactivación con las mismas condiciones que en la reducción de capital.
IV.
LIQUIDACIÓN  ÓRGANOS Se produce el cese de la representación de los administradores, cesan las facultadas representativas para celebrar nuevos contratos y adquirir nuevas obligaciones propias de la compañía.
Los administradores son sustituidos por los liquidadores, cuya finalidad es el cobro y pago de las deudas sociales, salvo que los estatutos sociales establezcan lo contrario.
Los liquidadores apartan a los administradores, y están apoderados por Ley para realizar las operaciones. Cuando se abre la liquidación, deben abrir un balance de liquidación (balance de apertura), y empezar a realizar las operaciones para llegar un balance final.
 OPERACIONES Las operaciones de los liquidadores, salvo previsión especial, son las siguientes: - Tienen la representación de la compañía, pero exclusivamente encaminada a las operaciones de liquidación - Deberían formalizar el inventario del haber social y el balance cerrado al día que comienza la liquidación - Custodia de los libros de la sociedad y llevanza de la contabilidad - Liquidación de activos - Hacer publicidad periódica de la liquidación La duración del cargo del liquidador es indefinida, salvo que los Estatutos establezcan lo contrario.
La liquidación finalizará: - Con haber social después de haber pagado las deudas sobre dinero - Todo activo para pagar todo el pasivo. Sin remanente - Que el pasivo sea superior al activo V.
RESPONSABILIDAD DE LOS ADMINISTRADORES Y LIQUIDADORES Respecto a la responsabilidad de los administradores, la Ley les atribuye responsabilidad solidaria de las deudas sociales si incumplen la obligación de convocar la JG, no adoptar el acuerdo de disolución o no solicitar el concurso en su caso pasados los 2 meses desde que tuvieron conocimiento o debieron tenerlo sobre la situación de la empresa.
Las características son las siguientes: - La imposición de la responsabilidad trae como requisito la existencia de causa de disolución - La responsabilidad es solidaria - El incumplimiento consistente en no convocar JG o en no instar la disolución judicial Respecto a la responsabilidad de liquidadores, es aplicable el mismo régimen de responsabilidad previsto para los administradores en el desempeño de su cargo, salvo en aquello que sea incompatible. Además, se trata de una responsabilidad individual, responden personalmente aun actuando de forma colegiada o mediante órgano colegiado.
VI.
CESIÓN GLOBAL DE ACTIVO Y PASIVO VII.
EXTINCIÓN: CANCELACIÓN REGISTRAL Si para constituir la compañía fue necesaria la inscripción en el Registro Mercantil, para la extinción también será necesaria la inscripción en el Registro, mediante la cancelación registral.
La escritura la otorgarán los liquidadores, y las operaciones de liquidación se deben realizar antes de otorgar dicha escritura. Una vez se han realizado las operaciones, se otorga la escritura de liquidación y se produce la extinción de la compañía.
VIII.
ACTIVO Y PASIVO SOBREVENIDOS Esto hace referencia tanto a pasivos no liquidados como a la aparición de algún bien de la sociedad. No es necesaria una reapertura de la liquidación. Los liquidadores (que hubieran cesado en el cargo) recuperan sus funciones y deberán adjudicar a los socios la cuota adicional que corresponda.
Si se ha actuado con mala fe en el proceso, los acreedores podrán solicitar la nulidad de la liquidación, y someter la liquidación a revisión judicial.
Si lo que aparece posteriormente a la cancelación son deudas sociales, los socios responderán de ellas hasta el límite que hubieran recibido como cuota de liquidación, sin perjuicio de la posible responsabilidad de liquidadores.
...