Tema 1 - DCT (2016)

Apunte Español
Universidad Universidad Pompeu Fabra (UPF)
Grado Derecho - 3º curso
Asignatura DERECHO COLECTIVO DEL TRABAJO
Año del apunte 2016
Páginas 8
Fecha de subida 17/04/2016
Descargas 15
Subido por

Vista previa del texto

DERECHO COLECTIVO DEL TRABAJO Irene Hueto Capllonch TEMA 1 – DERECHOS COLECTIVOS: ELEMENTOS DE FORMACIÓN HISTÓRICA: Legislación aplicable: 1. El Estatuto de los trabajadores, 2. La Ley orgánica de libertad sindical; y 3. El Real decreto de relaciones de trabajo. 0. INTRODUCCIÓN: ¿Qué es el trabajo? El trabajo asalariado se caracteriza por la relación sinalagmática existente entre dos personas, el empresario (quien proporciona el salario) y el trabajador (quien proporciona la fuerza de trabajo). Trabajador (art. 1.1 ET): “Trabajadores que voluntariamente presten sus servicios retribuidos por cuenta ajena y dentro del ámbito de organización y dirección de otra persona, física o jurídica, denominada empleador o empresario”. ¿Qué quiere decir por cuenta ajena? Por ejemplo, si tu trabajas vendiendo libros a domicilio y te dan 200 euros por libro, tu no te quedas con ese dinero, si no que te quedas con el salario, que es el precio de mi fuerza de trabajo. El hecho que el trabajo de una persona se produzca bajo las órdenes de otro, es lo que caracteriza al trabajador (relación de subordinación). • Si se actúa por cuenta propia, se asumen los riesgos; • Si se actúa por cuenta ajena, no se asumen los riesgos. Exclusiones (art. 1.3 ET): “Se excluyen del ámbito regulado por la presente Ley: a) La relación de servicio de los funcionarios públicos, que se regulará por el Estatuto de la Función Pública, así como la del personal al servicio del Estado, las Corporaciones locales y las entidades públicas autónomas, cuando, al amparo de una Ley, dicha relación se regule por normas administrativas o estatutarias. b) Las prestaciones personales obligatorias. c) La actividad que se limite, pura y simplemente, al mero desempeño del cargo de consejero o miembro de los órganos de administración en las empresas que revistan la forma jurídica de sociedad y siempre que su actividad en la empresa sólo comporte la realización de cometidos inherentes a tal cargo. d) Los trabajos realizados a título de amistad, benevolencia o buena vecindad. e) Los trabajos familiares, salvo que se demuestre la condición de asalariados de quienes los llevan a cabo. Se considerarán familiares, a estos efectos, siempre que convivan con el empresario, el cónyuge, los descendientes, ascendientes y demás parientes por consanguinidad o afinidad, hasta el segundo grado inclusive y, en su caso, por adopción. f) La actividad de las personas que intervengan en operaciones mercantiles por cuenta de uno o más empresarios, siempre que queden personalmente obligados a responder del buen fin de la operación asumiendo el riesgo y ventura de la misma. g) En general, todo trabajo que se efectúe en desarrollo de relación distinta de la que define el apartado 1 de este artículo. A tales efectos se entenderá excluida del ámbito laboral la actividad de las personas prestadoras del servicio de transporte al amparo de autorizaciones administrativas de las que sean titulares, realizada, mediante el correspondiente precio, con vehículos comerciales de servicio público cuya propiedad o poder directo de disposición ostenten, aun cuando dichos servicios se realicen de forma continuada para un mismo cargador o comercializador”. Empresario (art. 1.2 ET): “Serán empresarios todas las personas, físicas o jurídicas, o comunidades de bienes que reciban la prestación de servicios de las personas referidas en el apartado anterior, así como de las personas contratadas para ser cedidas a empresas usuarias por empresas de trabajo temporal legalmente constituidas”. En las ETT se da una triangularidad de sujetos, ya que es una empresa que contacta con la ETT que te llama a ti y tu trabajas para la empresa que contacta con la ETT. No cabe confundir empresario con empresa, ni esta con centro de trabajo. Cabe recalcar la irrelevancia de la forma jurídica de la empresa para el Derecho Laboral. En cambio, el centro de trabajo es una unidad productiva con organización específica, que sea dada de alta, como tal, ante la autoridad laboral. Los centros de trabajo sirven para poder, por ejemplo, reclamar al empresario, ya que si sólo existe un único centro de trabajo es muy complicado que todos los trabajadores se pongan de acuerdo, mucho más fácil es si se dividen los trabajadores en centros de trabajo. La importancia social de la relación asalariada: La relación asalariada tiene una gran importancia en relación con el desarrollo del plan de vida de las personas, ya que sin el trabajo no podemos obtener el dinero que no permitirá llevar a cabo tal plan. La dignidad humana debe ser la base de un sistema de derecho. El trabajo es inalienable del trabajo que producimos. En el desarrollo de nuestro trabajo, se nos deben garantizar nuestros derechos pues. à Debe tenerse presente, que el trabajo debe quedar sujeto, o debe buscar su límite en la dignidad inherente a toda persona humana. Gran relación guarda también la relación asalariada con el nivel de vida. ¿Por qué surge el Derecho del Trabajo? Existe una desigualdad, hablando genéricamente, entre trabajador y empresario y es esta el núcleo del Derecho del Trabajo. Nos basaremos en la obra de Kahn Freund para responder: El propósito fundamental del Derecho del Trabajo siempre ha sido, y nos atrevemos a decir que siempre lo será, constituir un contrapeso que equilibre la desigualdad de poder negociador que es necesariamente inherente a la relación de trabajo. Un elemento de coordinación puede ser introducido en la relación de trabajo. Coordinación y subordinación son principios graduadles, pero, por fuerte que sea el elemento de coordinación, siempre existirá y deberá existir un residuo del poder de mando. ¿Por qué surge el Derecho Colectivo del Trabajo? Nos basaremos en la obra de Kahn Freund para responder: “Individualmente considerado el trabajador no detenta normalmente poder social alguno, puesto que, en cuanto individuo, sólo muy excepcionalmente posee poder de negociación. Del lado de los trabajadores, en suma, el poder es un poder colectivo.” ¿Cómo debe operar el Derecho del Trabajo? Nos basaremos en la obra de Kahn Freund para responder: “La ordenación jurídica del trabajo resulta de la combinación de estos procesos de subordinación y coordinación, esto es, de las normas dictadas unilateralmente por los empresarios y de las acordadas entre éstos, o sus asociaciones, con los sindicatos, mediante la negociación colectiva, incluida la negociación en el marco de la empresa”. Elementos del Derecho Colectivo del Trabajo Normas que regulan: -Los sindicatos y las asociaciones empresariales; algunos ejemplos son la UGT y Comisiones Obreras. Aquí diferenciamos entre: • Las organizaciones sindicales: a. Asociación de trabajadores. b. Para la defensa y promoción de sus intereses económicos y sociales. c. Instrumentos específicos: NC y medidas de conflicto. d. Diferentes tipos: de empresa, generales, de rama... • Asociaciones empresariales o patronales: asociaciones para los empresarios, para la protección de sus intereses. -La negociación colectiva: • Autonomía colectiva: procedimiento de creación de reglas y toma de decisiones caracterizado por la intervención directa, conjunta y exclusiva de representantes de trabajadores y empresarios. • Conforme a reglas de origen legal y de origen convencional. • Dispersión por ámbitos de negociación. • Diferente de consulta, congestión o concertación social. -Las medidas de conflicto: • Conflicto de trabajo de tipo colectivo (por el número de trabajadores y el interés afectado). • Medidas de conflicto: o Obreras (huelga): no todas las huelgas están permitidas, se requiere de unas medidas legales, de un pre aviso. o Patronales (lockout) • Procedimientos de composición: autocomposición. • Tipología: licitud e ilegalidad. -La participación y representación de los trabajadores en la empresa: • Dos tipos: sindical y unitaria. • Unitaria (una representa a todos por elección): o Obligatoria y de base legal. • Sindical (representa sólo a aquellos que integran el sindicato): o Libre y derecho fundamental. • Conexiones y diferencias. Las tres patas del derecho colectivo del trabajo son: la negociación colectiva, el sindicato y las medidas de conflicto. 1. ORÍGENES Y DESARROLLO: El s. XX español se caracteriza por la conflictividad y la ideología. Existe una preconcepción de para qué existen las relaciones laborales. El derecho del trabajo se alcanza gracias a las conquistas del s. XX. Las relaciones laborales se caracterizan por: la voluntariedad, la subordinación, con cargo ajeno... La diferencia entre una beca y un contrato, es que en la primera tu te formas, recibes una formación profesional, en cambio en el segundo caso, tu trabajas. Las conquistas de derechos sociales son políticas, es la política quien decide qué se protege y qué forma parte o no del derecho laboral. Según la fase del tiempo en la que estamos, el derecho laboral es distinto, pero siempre el fenómeno del trabajo es externo al derecho. En el año 1919, la fábrica eléctrica La Canadenca, se puso en huelga. La segunda fábrica productora de electricidad se puso en huelga también por solidaridad y así se va extendiendo a muchas otros sectores como el agua. BCN quedó paralizada. Se produce un contexto de solidaridad. En 1997 encontramos una huelga en Bélgica de Renault. Se dio una situación de solidaridad en ESP y FRA y se da la primera “eurohuelga” a consecuencia de la voluntad de los empresarios de trasladar empresas a países con costes de producción menores como India o Marruecos. La patronal belga apoyó tal huelga y de ahí se extendió también a organizaciones políticas. à Este fenómeno de la huelga evoluciona con el paso del tiempo. Orígenes y desarrollo: En un inicio encontramos las primeras revoluciones industriales, dadas las malas condiciones que tenían los trabajadores en las fábricas. Además encontramos revoluciones liberales, que pretendían incorporar regímenes democráticos formales y incorporar la libertad como el derecho básico que el Estado debe respetar y proteger. Estas revoluciones liberales implican también que se olvide otras cuestiones, como la igualdad material y nos encontramos con la cuestión social. Por último, encontramos el reformismo social, es decir, todo lo que está pasando en la sociedad conlleva la necesidad de reformar las instituciones. 1.1 Restauración borbónica: 1874 - 1923: En este período se pretenden ensanchar las bases de las democracias liberales a través del reconocimiento de más derechos, tanto políticos como sociales. Antoni Maura: “Queremos construir la revolución desde arriba”. Empezamos con la CE de 1976, en su artículo 43 (derecho a asociarse para los fines de la vida humana) se habla por primera vez de hechos similares al sindicalismo, al derecho de asociación, que se les reconoce tácitamente (de la represión a la tolerancia de los sindicatos). En el 1887 nos encontramos la Ley General de Asociaciones (que reconoce tácitamente las asociaciones obreras; regula estatutos, y registro de asociaciones; aunque no recoge especifidades del sindicalismo). A partir de aquí se le empiezan a reconocer derechos a los trabajadores, como el derecho de asociación que se ejercitará libremente según lo que establece la LGA. Además, las sociedades de socorros mutuos que menciona esta ley, son las primeras formas de asociacionismo obrero (se reconoce tácitamente el asociacionismo obrero). Pero no se reconoce en ningún momento la especificidad de los sindicatos porque en ningún momento la ley reconoce la función de intereses de clase, no reconoce su defensa. Respecto a la negociación colectiva, en esa época no hay legislación sobre la materia, sólo hay pequeños experimentos corporativistas. En BCN se creó una comisión de patrones y obreros y en ella se establecen reglas del trabajo (representantes de unos y otros pactan). También hay ocasiones en que el legislador menciona los pactos colectivos en otras normas, como por ejemplo la Ley de Descanso Dominical de 1904 (regulación específica de condiciones de trabajo). Respecto al derecho de huelga, se reconoce la libertad de huelga. Esto quiere decir que sólo hay una libertad de huelga, pero no un derecho de huelga. Encontramos que se despenaliza el hecho de coligarse con el fin de encarecer o abaratar el precio del trabajo o las condiciones de trabajo (es decir que los patronos anteriormente no podían alterar la ley de la oferta y la demanda, y este precepto se deroga en 1909 y permite pues la huelga). Además se reconoce libertad para los individuos y de las asociaciones de realizar una huelga, es decir, las asociaciones las pueden convocar y el individuo es libre de sumarse o no (puedes hacer huelga pero te pueden despedir, ya que es una libertad pero no un derecho). Se da pues un reconocimiento a la divergencia de intereses. 1.2 Dictadura Primo de Rivera: 1923 - 1931: Entramos en el totalitarismo, todos somos parte del Estado. Descenso de derechos sociales. Primero porque el asociacionismo desaparece materialmente, ya que las relaciones laborales ya no se entienden como situaciones de conflicto (entre trabajador y empresario), sino que ahora todos forman uno (corporativismo como pacificación interior). Todos forman parte de la producción nacional, todos forman uno. Primo de Rivera crea los Comités paritarios y Comisiones mixtas, que es como se organiza el corporativismo, formados por igual número de trabajadores y patrones y habrá un presidente, que será un tercero ajeno a las relaciones laborales designado por el Estado. Así pues se integran las dos partes de la producción (capital y trabajo) y un tercero que los vigila. Encontramos además ciertas asociaciones como UGT que quieren participar en estos. Respecto a la negociación colectiva encontramos una “leve mejora”. Esto se produce por el diálogo que encontramos en las Comisiones Mixtas y Comités Paritarios, dentro de los cuales se podían establecer pactos. El problema reside en que cuando había una discrepancia el Presidente tenía un voto para desempatar, y al final siempre acababa eligiendo el Estado. Por último, respecto de la huelga, como no hay conflictos, todos somos uno, las medidas de conflicto no tienen sentido. A través de los Comités paritarios se resolvían los conflictos que pudieran existir. El CP de 1928 equipara las huelgas al delito de sedición (art. 290). Sólo se permitían conflictos económicos. 1.3 II República Española: 1931 – 1939: Es una República de trabajadores. Se crea un Estado social e integral. Mucha relevancia tiene en esta época la CE de la II República. En su artículo primero reconoce una justicia real, práctica. Como consecuencia encontramos una plasmación en los derechos sociales y es aquí cuando realmente nace como una rama del derecho el derecho laboral. Respecto de la libertad sindical o asociacionismo, encontramos el artículo 39 de la CE: Los españoles podrán asociarse o sIndicarse libremente para los distintos fines de la vida humana, conforme a las leyes del Estado. Los Sindicatos y Asociaciones están obligados a inscribirse en el Registro público correspondiente, con arreglo al la ley. Además nos encontramos una ley de 1932 referente a las asociaciones profesionales independientes. Esta ley reconoce su función y su importancia (defensa del capital y del trabajo). Se da una defensa de los intereses de las clases respectivas y se establecen requisitos. Importancia tiene también el reconocimiento de derechos a las mujeres (también en el ámbito laboral). Pues es una ley que reconoce el rol de los sindicatos o las patronales. Respecto de la negociación colectiva, se reconoce plenamente la autonomía colectiva de cada una de las partes. Los comités y comisiones de la dictadura de Rivera e transforman en jurados mixtos que podían seguir aporrando bases o reglas del trabajo (aunque estas eran mínimas). Son mínimas porque la capacidad para desarrollar la negociación vienen a través de las asociaciones independientes (se produce la negociación colectiva fuera de los jurados mixtos y de forma libre). Por lo tanto las partes tienen autonomía para negociar. Aún así, los pactos colectivos tenían como función mejorar las leyes y las bases del trabajo por lo tanto en una jerarquía normativa se sitúan por debajo de la ley y las decisiones mixtas y no pueden alterar lo que estos establezcan. Eran obligados para los firmantes. Respecto de la huelga, se reconoce esta como derecho (si la huelga es legal, al ser un derecho, no se te puede despedir). La huelga es un supuesto lícito de suspensión del contrato de trabajo. La Ley de contrato de trabajo de 1931 establece que: Las huelgas o “lockouts” en general no rescindirán el contrato de trabajo. Cabe resaltar que se prohíben las huelgas novatorias (no se podían realizar huelgas ni cierres patronales para modificar un pacto colectivo). Por último, los jurados mixtos, se perfeccionan y se establece un procedimiento especial para la resolución de los conflictos colectivos (se especializa su resolución). Así pues, la República, fue muy innovadora y alcanzó cuotas muy altas en todos los aspectos comentados. 1.4 Dictadura Franco: 1939 – 1975: Franco acaba con todo lo anterior y retrocedemos mucho en el reconocimiento de derechos. Distinguiremos dos fases en esta dictadura. La segunda fase es el momento del aperturismo (cambio gradual de la legislación). En relación a la libertad sindical, esta desaparece en la primera fase. Se declaran fuera de la ley todos los partidos políticos y asociaciones que formaran parte del Frente Popular (los enemigos de Franco quedan fuera de la ley). Esto resume la primera etapa de la dictadura hasta 1960. En el Foro del Trabajo, encontramos el modelo de sociedad que se perseguía. En relación al asociacionismo sindical, desaparece cualquier forma sindical. Sólo sobrevive el sindicato vertical, caracterizado porque el conflicto no existe, patrones y trabajadores son uno, y en este así se representa (formado por patrones y trabajadores). Lo lidera el Estado (FET y de las JONS). En las segunda fase de la dictadura, la organización sindical se transforma en el sentido que deja de estar liderada por un partido, y se integra dentro del Estado, se institucionaliza (no es liderado por la Falange). Por lo demás todo queda igual, en realidad sólo cambia el nombre, no se reconoce ningún otro sindicato diferente del Sindicato Vertical. à ya no se llaman verticales, pero siguen teniendo el mismo contenido. Respecto a la negociación colectiva, durante la primera etapa cualquier norma que regula las relaciones laborales es adoptada por el Estado. Así pues, el pacto y el consenso, y la negociación colectiva desaparecen. En la segunda etapa, encontramos en 1958 los Convenios colectivos sindicales, los cuales podían mejorar las reglas existentes del trabajo. Pero estos convenios, sólo se pactan dentro de la organización sindical y por lo tanto no encontramos una libertad sindical expresamente. Además, encontramos que son nulos y quedan sin efecto los pactos y cláusulas que los contravengan. Obligan sólo a las partes que los establezcan estos convenios. Respecto de la huelga, este derecho es nulo en la primera época. El CP de 1944 equipara a la sedición la huelga de obreros. En la segunda fase esto cambia, se modifica este artículo del CP de 1944 y existe permisividad de la huelga laboral no grave (despenalización parcial). Ahora bien, hay una represión de las huelgas político-laborales. 1.5 Transición Democrática 1975 – 1978: Ley 19/1977, del Derecho de Asociación Sindical • Desmantelamiento de la Organización Sindical. • Posteriormente se reconoce a FFAA y a funcionarios públicos. RD Ley 17/1977, sobre Relaciones de Trabajo. • Convenio colectivo como instrumento regulador. • Derecho de huelga como poder de autotutela. 1.6 Marco actual: -CE 1978; -LO de Libertad Sindical 1985; -Estatuto de los Trabajadores 1995; • Título III de la Negociación Colectiva. -¿Y sobre conflictos colectivos? ...