Fonaments del dret penal (2014)

Apunte Español
Universidad Universidad de Barcelona (UB)
Grado Derecho - 1º curso
Asignatura Fonaments del dret penal i teoria del delicte
Profesor J.B.A.V.
Año del apunte 2014
Páginas 63
Fecha de subida 06/04/2015 (Actualizado: 06/04/2015)
Descargas 21
Subido por

Vista previa del texto

Fundamentos del Derecho Penal Hay muchos derechos penales posibles, dependen de un modelo político determinado.
Derecho penal en sentido objetivo ¿Qué es el derecho penal? Definición social: El derecho penal es un medio de control social. (Otros medios de control social: religión, escuela, la familia).
Dos grandes grupos de control social: 1. Informales: escuela, familia, religión, profesion… 2. Formales: se caracterizan por estar más regulados y reglamentados, son medios de control social de carácter jurídico. Son por lo tanto formales en el sentido de que solo puede ejercerlos el Estado y de acuerdo a unas determinadas normas legales, denominado principio de legalidad.
Las normas jurídicas tienen que precisar con la mayor exactitud posible cuales son las conductas que se desean controlar. Esto en el caso del Derecho Penal, significa que el Estado debe considerar que conductas son consideradas delitos y que penas se asocian a los delitos. Hay otros medios formales como el derecho administrativo sancionador.
El derecho penal al contemplar las sanciones más graves, solo debe reaccionar ante las conductas consideradas más lesivas, lo que se conoce como el Principio de la última ratio. Solo debe intervenir si los demás medios de control social (informales y formales) son ineficaces. En el derecho administrativo sancionador no pueden establecer penas de privativas de libertad.
El derecho penal solo determina las penas y medidas de seguridad que solo pueden imponerse en un procedimiento judicial penal, no en un procedimiento administrativo.
A veces es difícil distinguir entre Derecho Penal y Derecho Administrativo Sancionador (multas) porque las multas también pueden ser graves.
Hay dos criterios para distinguir: - Las sanciones administrativas las imponen órganos de la administración (policía, alcalde, ministro etc.). En cambio, las sanciones penales las imponen jueces y tribunales penales a través de una condena penal (sentencia condenatoria).
- Por su gravedad: las sanciones más graves son penas y la administración pública no puede imponer penas privativas de libertad. Además las sanciones administrativas tienen menos garantías.
- El sistema penal es más garantista que el administrativo.
En el proceso penal, el sujeto tiene más garantías:  Principio de presunción de inocencia  Derechos de defensa mayores  Principio in dubio pro reo, en caso de duda hay que absolver al acusado, por falta de prueba o insuficiencia de la prueba de cargo Un mismo delito no se puede castigar dos veces por vía sancionadora administrativa y penal, Principio de non bis ídem.
Tiene preferencia el proceso penal, se paraliza la vía sancionadora administrativa, si hay condena penal queda la penal, en caso de no haber condena penal entonces se reactiva la vía sancionadora administrativa. Si se ha pagado sanción administrativa y hay condena penal, el sujeto puede reclamar la sanción pagada (se sustituye una sanción por la otra).
Aunque podría ser sancionado el sujeto desde las dos vías desde perspectivas diferentes contempladas.
Además, si una sentencia penal dice que el delito no se ha cometido, la administración no puede decir lo contrario. Hay preferencia de la vía judicial penal, vía sancionadora administrativa no puede encaminar actuaciones para investigar delitos.
Otra definición del derecho penal en sentido dogmático.
Derecho penal en sentido subjetivo: ius puniendi: Derecho del Estado a castigar. Es el derecho q corresponde al estado de crear y aplicar el derecho penal objetivo.
Derecho penal en sentido objetivo: conjunto de normas jurídicas, valoraciones y principios que desvaloran (emitir un juicio de valor negativo) y prohíben la comisión de delitos y asocian a estos como presupuesto (delito y faltas,) penas y/o medidas de seguridad como consecuencia jurídica.
Delito de lesiones: (necesita tratamiento médico) Faltas (no necesita tratamiento médico) Maltrato de obra.
Solo los delitos constan como antecedentes penales.
¿Qué es una pena? La naturaleza de la pena es un mal con el que amenaza el derecho para el caso de que se realice una conducta considerada delito. Es un mal asociado a la comisión del delito y con este mal pueden perseguirse muchas finalidades, para imponer justicia, o puede ser un mal establecido para disuadir de la comisión de delitos.
Junto a la pena, hay una segunda consecuencia jurídica: Las medidas de seguridad jurídicas, tienen otra naturaleza, estas no se conciben como un mal, sino como un tratamiento establecido para que un sujeto peligroso no cometa un delito. Son un tratamiento dirigido a evitar que un sujeto cometa un delito.
Las medidas de seguridad se imponen para evitar la comisión del delito (tratamiento de desintoxicación, internamiento psiquiátrico de un enfermo mental, trabajos en beneficio a la comunidad).
Mientras la pena se inflige por un delito cometido, la medida de seguridad se impone como medio para evitarlo.
La pena y las medidas pretenden la prevención de delitos.
Las medidas de seguridad pueden ser pre delictuales o solo postdelictuales? Conceptualmente, se pueden establecer las predelictuales (de lege ferenda), pero en el derecho positivo solo pueden ser postdelictuales (de lege lata), no se admiten las medidas de seguridad predelictivas, porque la comisión previa de un delito es un requisito necesario pero no suficiente para acreditar que el sujeto es peligroso (debe haber cometido un delito). Tienen que ser postdelictuales a partir del código penal vigente.
Persiguen sustraer por ejemplo, al enfermo mental del estado psíquico que le ha llevado a cometer el delito, en este caso el delito es una prueba necesaria de la peligrosidad criminal.
No son un mal buscado pero son un mal porque suponen la privación de derechos básicos de una persona.
Puede comportar otra pena la comisión de un delito, también puede comportar la responsabilidad civil derivada del delito.
La comisión de un delito puede comportar un perjuicio económico, patrimonial o moral para la víctima o los perjudicados.
La responsabilidad civil ex delicto no tiene naturaleza penal, sino civil aunque está regulada en el código penal y puede ventilarse (decidirse) en el proceso penal normalmente, tiene naturaleza civil.
La responsabilidad civil es un instrumento de política criminal porque sirve para la reparación del daño causado a la víctima. Consiste en restablecer la situación anterior a la comisión del delito.
Las penas solo pueden imponerse a los autores o a los participes, en cambio la responsabilidad civil pueden imponerse a otros sujetos terceros que no han tenido nada que ver en la comisión del delito (ej.: aseguradoras).
El derecho penal puede estudiarse desde distintos puntos de vista, disciplinas o ciencias no solo desde un punto de vista dogmático.
Hay tres perspectivas teóricas: 1. Desde un punto de vista (de la norma) dogmático: la dogmática jurídico-penal se ocupa del Derecho Penal desde un punto de vista interno desde el estudio de las normas jurídico penales, es la sistemática del derecho penal. Es la ciencia del derecho penal. Ciencia normativa.
2. Desde el punto de vistas (del valor) de la Política criminal: estudia el derecho penal como unos determinados valores éticos y políticos que pueden ser muy conservadores o progresistas. (Si soy conservador hay castigo, si eres progresista apostaras por la reinserción del reo). Todo derecho penal pretende realizar un determinado programa político criminal. Conjunto de valores. No es una disciplina teórica sino una orientación práctica.
3. Desde el punto de vista (del hecho social), la criminología o sociología penal: Como fenómeno social, estudio de las consecuencias empíricas del Derecho Penal. Antes la criminología se dedicaba a estudiar del delito (escuela del determinismo biológico, o determinismo social). La nueva criminología o criminología critica dice que no debe estudiar las causas del delito, sino los procesos en virtud de los cuales un determinado hecho es considerado delito.
EL DERECHO PENAL ESPAÑOL Donde se contiene el derecho penal vigente en españa:  Código Penal: contiene Parte especial y general del derecho penal en materia o sustantivo.
 Derecho material: también está contenido en otras leyes penales y especiales a parte del Código Penal. Ej.: Ley orgánica 5/2010 reguladora de la Responsabilidad Penal de los Menores.
 Ley de enjuiciamiento criminal: contiene la parte del derecho penal formal o procesal.
A partir de los 18 años se rige el código Penal y si son menores de 14-18 años la LO 5/2010 ley especial de la responsabilidad penal de los menores.
Límites del derecho penal en el espacio.
El Derecho Penal Español coexiste con las demás legislaciones penales de otros estados, por lo tanto hemos de establecer los límites del Derecho Penal en el ámbito espacial de la aplicación.
Principio de territorialidad: significa que el Derecho Penal se aplica a los hechos delictivos cometidos en el territorio español. El fundamento de este principio, es el interés del estado en mantener el orden público dentro de sus fronteras, dentro del territorio donde ejerce su soberanía. El delito causa alarma en donde se comete y allí la pena debe apaciguar la alarma social generada por el delito en el lugar de comisión del delito, el tercer motivo es que en territorio español es más fácil recabar las pruebas de los delitos cometidos en España.
El territorio español comprende también un determinado espacio marítimo (12 millas) y un espacio aéreo. Y las embajadas, barcos (principio de pabellón) Principio de pabellón: Hace extensible la aplicación del derecho penal español a los hechos cometidos en una embarcación, aeronave o embajada española.
Sin embargo, el derecho penal español a veces se aplica a derechos cometidos fuera del territorio nacional(extraterritorialidad): Principio de personalidad: Se aplica a españoles que delinquen en el extranjero, por lo tanto, los criminalmente responsables, autores o participes tienen que ser españoles o extranjeros que bien han adquirido la nacionalidad con posterioridad al hecho.
Puede aplicarse el derecho penal español a cualquier delito cometido por alguno de estos sujetos en el extranjero? - No, se puede aplicar siempre y cuando se cumplan unos requisitos:  El hecho tiene que ser punible en el lugar de ejecución del mismo.
 Que el agraviado (el perjudicado por el delito) o el ministerio fiscal denuncien o interpongan una querella ante los juzgados españoles  Que el delincuente no haya sido absuelto indultado o penado en el extranjero, en caso de ser penado en el extranjero cumplirá aquí la parte de la pena que le quede pendiente.
Principio real o de protección: Se aplica el Derecho Penal Español a delitos cometidos fuera del territorio español cuando estos delitos lesionen intereses del estado ya sean cometidos por un español o por un extranjero.
Otros delitos que afectan al estado son los delitos de rebelión y sedición, de atentado contra autoridades o funcionarios públicos, delito de falsificación de moneda española, si son cometidos en el extranjero por un extranjero también se juzgara por el Derecho Penal Español, siempre y cuando el delincuente no haya sido absuelto indultado o penado en el extranjero.
Principio de derecho universal: Se considera que hay delitos que no afectan solo a un estado sino a todos los estados, afectan digamos a la comunidad internacional, se tratan de delitos de aplicación del derecho penal español en delitos que lesionan bienes supranacionales con independencia del lugar de comisión y nacionalidad del delincuente.
Delitos de piratería, delitos contra la salud pública, delitos de terrorismo, delitos de genocidio, falsificación de moneda extranjera, delitos relativos a la prostitución, delito de tráfico ilegal de drogas psicotrópicas, tóxicas y estupefacientes, o cualquier otro que según los tratados o convenios internacionales deba perseguirse por España.
Aqui también es preciso que el delincuente no haya sido absuelto, indultado o penado en el extranjero o en este último caso, no haya cumplido la condena. Si la hubiera cumplido en parte, se le tendrá en cuenta para rebajarle proporcionalmente la que le corresponda.
Para que el derecho penal español pueda aplicarse efectivamente a un sujeto en los casos mencionados con anterioridad es preciso que se encuentre a disposición de los Tribunales Españoles. Si no es así porque el sujeto se halla en un país extranjero, habrá que distinguir según se trate de un estado no perteneciente a la UE o de un estado integrante de la misma.
Si el sujeto se encuentra en un país que no pertenece a la UE, el estado español puede solicitar a este otro la extradición del delincuente (Extradición activa) si así se prevé en un Tratado o en el derecho del país de que se trate o si lo permite el principio de reciprocidad.
Estructura de las normas penales: Toda norma jurídica se halla constituida por dos elementos: un supuesto de hecho y una consecuencia jurídica.
Las normas que establecen la pena o la medida de seguridad (normas secundarias), en ellas la conducta delictiva constituyen, en efecto, el supuesto de hecho y el deber de imponer la pena o la medida de seguridad es su consecuencia jurídica.
Las normas primarias, no suelen formularse hipotéticamente, sino de forma incondicionada: No mataras!, No robaras!, etc. Sin embargo, esta clase de normas resultan aplicables en determinados supuestos y tienen una consecuencia jurídica que es el deber de hacer u omitir algo.
Norma primaria y norma secundaria: Que es una norma penal? Tienen naturaleza imperativa, es decir, son un mensaje prescriptivo dirigido a unos sujetos determinados, a los ciudadanos en primer término, y también son un mensaje prescriptivo para los jueces obligándoles a imponer una pena en el caso de que se realice el supuesto de hecho previsto en la norma. Ej.: parte especial art.138 cp.
Hay que deslindar el enunciado legal del mensaje prescriptivo. Dos partes de enunciados legales, parte general y parte especial (enunciados específicos delimitan los elementos de un delito completo, pero estos enunciados han de completarse con los de la parte general, porque no expresan en su integridad la norma jurídica). El art.138 completo seria no mates a nadie a no ser que sea en legítima defensa.
El mensaje prescriptivo dirigido a los ciudadanos es la norma primaria.
Y el mensaje prescriptivo dirigido a los jueces obligándoles a imponer una pena se denomina norma secundaria.
La norma primaria nos dice un imperativo de conducta que puede consistir en una prohibición o una obligación de actuar (prohibiciones y mandatos).
La infracción de una prohibición da lugar un tipo de acción (tipo quiere decir delito), da lugar la infracción de un mandato a un tipo de omisión.
La omisión consiste en hacer una conducta distinta a la esperada o dispuesta en el derecho penal.
Las normas primarias cumplen una función de aviso al ciudadano. Cumplen esta función de aviso expresando el imperativo y las consecuencias del imperativo, mandato o prohibición.
Lo que pretende el legislador es prohibir u ordenar bajo la amenaza de la pena determinadas conductas, se pretende terminar la conducta de los ciudadanos a través de la amenaza de la pena. Por lo tanto, el derecho penal no solo prohíbe la comisión de delitos, sino que también los castiga y por su parte las normas secundarias no autorizan a imponer una pena el juez sino que le obligan a imponer una pena.
La naturaleza de las normas jurídico penales es la imperativa, la función es avisar a los ciudadanos bajo amenaza de pena.
Las normas jurídico penales tienen un supuesto de hecho y una consecuencia jurídica en su estructura, las normas secundarias establecen las penas y las medidas de seguridad.
Las normas jurídico-penales establecen un concepto de expectativa esperando que cada uno actué de una forma, las normas penales cumplen una función de comunicación.
Leyes penales en blanco: Todos los enunciados jurídico-penales son incompletos, la parte especial ha de completarse con los de la general, por esto todos son enunciados o preposiciones incompletas pero no todos leyes penales en blanco.
Son leyes penales en blanco los casos o los preceptos principales de la parte especial que no expresan completamente las circunstancias del supuesto de hecho.
Art.363 CP ley penal en blanco, los requisitos establecidos en las leyes no están dentro del CP. En las leyes penales en blanco se dejan a cargo de otras leyes, reglamentos a cargo de la administración, solo pueden remitirse a norma de rango inferior en la determinación del supuesto de hecho. Las penas de prisión no pueden remitirse a normas con rango inferior de ley.
Norma que remite en el supuesto de hecho o de la consecuencia jurídica con los requisitos a una ley reglamento o acto de la administración (fuera de la ley).
Hay otros aspectos que hacen preferible un concepto algo más amplio de ley penal en blanco, que abarque todos los casos en que el complemento se halla fuera del Código o Ley de que se trate, con independencia de si es del mismo o de inferior rango de esta.
Históricamente han existido dos formas de entender la naturaleza de las normas penales: - Normas de determinación de conductas Para otros son normas de valoración de conductas Normas de valoración y normas de determinación: Una norma seria solo de valoración si se limitase a expresar un juicio de valor, positivo o negativo, sin imponer ningún imperativo concreto dirigido a su destinatario.
Norma de determinación significa, en cambio, la expresión de un mandato o prohibición que trata, a modo imperativo o directivo, de determinada la conducta del destinatario.
La norma solo se limita a determinar un juicio de valor sobre el resultado de una conducta, es un estado no deseado por el derecho penal.
Estas valoraciones son anteriores a la emisión valorativa del imperativo, es el fundamento material de la norma peor una valoración no puede tener eficacia preventiva, solo pueden motivar la realización o la no realización de las conductas cuando tienen asignadas la virtualidad de un imperativo.
Las normas secundarias refuerzan el imperativo de conducta con la amenaza de la pena.
La función del Derecho Penal es la retribución porque no desea motivar a los ciudadanos a través de la emisión de un imperativo, y si no es una función preventiva, su función es evitar la comisión de delitos. Las normas de las medidas de seguridad, solo comprenden un mensaje prescriptivo para el juez en el sentido de obligarle a imponerlas.
Las normas primarias están destinadas a influir en el proceso de motivación del ciudadano, prohibiéndole delinquir. Las normas secundarias refuerzan la motivación del ciudadano mediante la amenaza de la pena.
La concepción imperativa de las normas penales posee consecuencias fundamentales en la función de la pena y la teoría del delito. El derecho penal y la pena tienen una función preventiva de delitos, que una función puramente retributiva. Ello ha de servir de base de la teoría del delito.
La función preventiva de las normas que imponen penas ha de estar limitada por los valores a cuya protección sirven. La teoría del delito ha de reflejar también estos valores.
Las normas relativas a medidas de seguridad, la cuestión de su naturaleza imperativa se plantea en términos distintos. Los preceptos que establecen medidas de seguridad no transmiten normas primarias específicas dirigidas a los ciudadanos. La peligrosidad no es una conducta que se pueda prohibir, sino un estado del sujeto en sí mismo no prohibible. Los imperativos no pueden referirse al modo de ser, sino de actuar. Los preceptos que establecen medidas de seguridad solamente contienen la norma dirigida al juez ordenándole la imposición de una medida de seguridad en sujetos peligrosos, pero esta norma en si tiene carácter imperativo.
Las funciones del derecho penal: La función del derecho depende de la función que se asigne a la pena y a la medida de seguridad, como medios más característicos de intervención del derecho penal.
Cuál es la función del derecho penal? - En primer término pueden ser retributivas o preventivas.
Dos grandes concepciones de la pena: - Retribución: Prevención: prevención respecto de todos ciudadanos y que el delincuente reincida. Prevención con penas.
Tesis de la retribución (tesis absolutas de la pena): Tesis de la prevención (tesis relativas): Distinción entre funciones que efectivamente cumple el derecho penal desde un punto de vista sociológico (el fin de la pena según el derecho positivo es reinsertar el reo pero desde un punto sociológico las penas privativas de libertad no reinsertan al reo) consecuencias sociológicas de la pena.
Funciones asignadas al derecho penal positivo: desde este punto de vista analizamos las funciones atribuidas al Derecho Penal con independencia de sus consecuencias sociológicas. Fines desde el legem lata Funciones que debería cumplir el derecho penal desde el punto de vista de la política criminal o de la filosofía jurídica. Fines desde el legem ferenda.
Las funciones del derecho penal dependen de las funciones de la pena y de las medidas de seguridad y estas dependen según la historia y la espacialidad. La concepción de la pena es una materia en constante evolución.
Además, las funciones de la pena dependen también del modelo político, no asignan las mismas un estado democrático de derecho a uno fascista.
Tesis de la retribución Es la concepción más tradicional de la pena, se ha sostenido la necesidad de asignarle la función de retribución exigida por la justicia, por la comisión de un delito. Responde a la arraigada convicción de que el mal no debe quedarse sin castigo y el culpable debe encontrar en él su merecido.
Miran al pasado, al hecho cometido, como concepción de la pena como castigo a un mal. Estas teorías fueron en su momento modernas y avanzadas.
Quien causa un mal se convierte en el acreedor de un mal idéntico.
Estas tesis fueron vanguardistas en el sentido de que suponen un límite de garantía para el preso porque la gravedad de la pena no puede ser superior al mal causado (principio de proporcionalidad entre la pena y mal causado). Es una limitación ya del ius puniendi del estado porque en el anterior sistema había funciones de venganza privada, la pena podía ser más grave que el delito cometido.
Se retribuye el mal porque es una exigencia de la justicia, se pretende realizar justicia, es decir, el delito merece una pena y el culpable no puede quedar sin castigo. Esta finalidad de realizar la justicia se puede fundamentar desde tres puntos de vista distintos: - Religioso Ético Jurídico En cualquiera de estas concepciones la pena mira al pasado, por lo tanto el sujeto no se instrumentaliza para la consecución de objetivos sociales. Por lo tanto, las tesis de la retribución son absolutas porque explican el fundamento de la pena con independencia a las cambiantes necesidades sociales. La pena se concibe como la exigencia incondicionada de justicia y estas exigencias no cambian son las mismas en cualquier tiempo, de ahí el carácter absoluto.
Sistema de fundamentación de las teorías retributivas de la pena de carácter religioso: El cristianismo junto con otras, históricamente han realizado una fundamentación retributiva de la pena. Se concibe la pena desde el punto de la realización de la justicia divina, por lo tanto la pena se concibe como un mecanismo de expiación de los pecados y sanación del alma. Se establece un paralelismo entre justicia divina y pena como castigo.
Sistema de fundamentación de las teorías retributivas de la pena de carácter ético: Kant, fundamenta la pena en la necesidad de realizar justicia pero no ya desde perspectiva religiosa, sino ética. Para Kant la pena es un imperativo categórico, es decir, la pena se impone porque el delincuente la merece esto implica también rechazar cualquier utilización utilitarista. La conclusión de Kant es que la pena debe imponerse aunque no sea necesaria para el bien de la sociedad. Pone un ejemplo una comunidad social que vive en una isla y decide disolverse, se pregunta si habría que ejecutar a los delincuentes de esa sociedad? Dice que aunque la sociedad decida disolverse hay que ejecutar hasta el último delincuente como exigencia de justicia.
Sistema de fundamentación de las teorías retributivas de la pena de carácter filosófico-jurídica: Hegel, para él debe restablecer la pena la voluntad general vulnerada o quebrantada del delito, hay que restablecer el orden jurídico un orden alterado por el delito. El método de Hegel es el método dialectico, hay el orden jurídico, el delito es una negación del orden jurídico, hay que aplicar una pena para restablecer el orden jurídico perturbado (la pena es la negación de la negación).
- Orden jurídico (tesis) Delito (la antítesis) Pena (negación de la antítesis. Es la síntesis). A través del castigo se afirma de nuevo la voluntad del ordenamiento jurídico, sin embargo aquí la pena, también mira al pasado ya que pretende restablecer el orden perturbado (como reacción).
No significa que estas teorías no asignen una función a la pena: tienen, en común, precisamente, el atribuirle por una u otra vía, la función de realización de la justicia.
Esta función se funda en una exigencia incondicionada (ya sea religiosa, moral o jurídica) de justicia, puesto que esta no puede depender de conveniencias utilitarias relativas de cada momento, sino que se impone con carácter absoluto. De ahí que las teorías retribucionistas puras reciban el nombre de teorías absolutas.
Junto a esta función de realización de justicia hay otra función, la motivación de estas teorías. La filosofía político liberal (seguidores de Kant y Hegel) ve en la proporcionalidad entre pena y el delito, exigida por las teorías absolutas, un límite de garantía para el ciudadano. Puesto que no se podía castigar más allá de la gravedad del delito cometido, ni si quiera por consideraciones preventivas, porque la dignidad humana se oponía a que el individuo fueses utilizado como instrumento de consecución de fines sociales de prevención.
En la actualidad esto ha servido para justificar la vuelta a la concepción retributiva como el único modo de impedir excesos que en nombre de la prevención se cometió en el estado nacional-socialista.
La pena guarda cierta proporcionalidad por el delito, más de ello no se deriva la validez de la teoría de la retribución. La proporcionalidad puede concebirse como un límite que debe respetar el ejercicio de la función punitiva, y que como tal limite no fundamente la necesidad de esta función, sino que, al revés, la restrinja.
La concepción retribucionista de la pena no ha sido seguida en sus términos estrictos ni por la ciencia penal ni por las legislaciones, que casi siempre han atribuido a la pena fines sociales de prevención trascendentes a la sola función de realización de justicia en si misma.
Teorías preventivas: Pretenden evitar la comisión de más delitos en el futuro, son relativas porque las necesidades de prevención son cambiantes, prevenir delitos como medio de protección de diversos bienes jurídico-penales o intereses sociales.
Se le asigna a la pena la misión de prevenir el delito como medio de protección de determinados intereses sociales. Se trata de una función utilitaria, que no se funda en postulados religiosos, morales, o en cualquier caso idealista, sino en la consideración de que la pena es necesaria para el mantenimiento de ciertos bienes sociales.
La pena no se justificaría como mero castigo del mal, como pera respuesta retributiva frente al delito (ya) cometido, sino como un instrumento dirigido a prevenir delitos futuros. Mientras que la retribución mira al pasado, la prevención mira al futuro.
Reciben el nombre de teorías relativas, se debe a que a diferencia de la justicia, que es absoluta, las necesidades de prevención son relativas y circunstanciales.
Prevención general: El fin de la pena según la prevención general, se intenta que no surjan delincuentes en la sociedad, es una prevención frente a todos. La prevención general puede ser positiva o negativa.
La prevención general alude a la prevención frente a la colectividad. Concibe la pena como un medio para evitar que surjan delincuentes de la sociedad.
En la actualidad la intimidación no es la única vía de la prevención general. Una corriente doctrinal sostiene que esta prevención no debe buscarse a través de la pura intimidación negativa, sino mediante la afirmación positiva del derecho penal, como afirmación de las convicciones jurídicas fundamentales de la conciencia social de la norma, o de la actitud de respeto por el derecho. Mientras que la prevención intimidatoria se llama también prevención general negativa, el aspecto positivo de afirmación del derecho penal se denomina prevención general positiva u también, estabilizadora o integradora.
También puede entenderse como una forma de limitar la tendencia de una prevención general puramente intimidatoria a caer en un terror penal, por la vía de la progresiva agravación de la amenaza penal. Exigir la prevención general no solo se intente por el miedo a la pena, sino también por una razonable afirmación del derecho del estado social y democrático de derecho, supondrá tener que limitar la prevención general por una serie de principios que deben restringir el derecho penal en aquel modelo de estado.
Entre ellos se encuentra la exigencia de proporcionalidad entre delito y pena.
Prevención general negativa: Feuerbach, la pena es un mecanismo para intimidar a los ciudadanos, es una amenaza para evitar que los ciudadanos delincan, la pena opera como coacción psicológica, en el momento de la previsión legal de la pena se dirige la amenaza a los ciudadanos y en el momento de la ejecución de la pena es confirmar la seriedad de la amenaza.
El problema es que podríamos caer en un sistema de auténtico terror social, cuanto más grande sea la pena mayor será la intimidación. Se estaría vulnerando la proporcionalidad. Los hechos poco graves como no están socialmente muy rechazados merecerían penas más graves que los hechos más graves socialmente más rechazados tendrían una pena inferior.
Prevención general positiva: Se pretende fomentar positivamente una actitud de respeto hacia el derecho, es decir que los ciudadanos integren e interioricen determinadas convenciones jurídicas, no a través de la amenaza, sino que de la lesión de los valores protegidos por la ley. Se intenta que no surjan delincuentes en la sociedad. Los problemas de esta son que no es legítimo que el estado interiorice dentro de los valores de los ciudadanos y es imposible por el carácter pluralista de la sociedad.
Prevención especial: Se dirige al delincuente, por lo tanto se intenta prevenir la comisión de delitos respecto a una persona determinada, evitar que el delincuente reincida.
Von Liszt, tienen su apogeo en el s.XIX como respuesta a las teorías de la prevención general, se enmarcan dentro del estudio de las causas empíricas del delito, se estudia el carácter del delincuente, y en la creencia de que es posible saber las causas del delito se aspira...
Considero que la pena solo podía justificarse por su finalidad preventiva: de ahí su concepto de pena final.
La pena correcta, es decir, la justa, es la pena necesaria, la que se determina con arreglo a la prevención especial. La finalidad de la prevención especial se cumple de manera distinta según tres categorías distintas de delincuentes: - - Delincuente ocasional: necesitado de correctivo, la pena constituye un recordatorio que le inhiba a posteriores delitos.
Delincuente no ocasional pero corregible: el carácter del delincuente constituye un estado de cierta permanencia debe perseguirse la corrección y resocialización por medio de una adecuada ejecución de la pena.
Delincuente habitual no corregible: la pena a de perseguir su inocualizacion a través de un aislamiento que pueda ser perpetuo.
La función de la pena, es para von Liszt la prevención especial, por medio de la intimidación (del delincuente, no de la sociedad), la corrección o la resocialización y onocuizacion. Concepción del derecho penal como un instrumento de lucha contra el delito.
Prevención especial positiva: Consiste en reeducar al delincuente, son las filosofías re-, se pretende que la pena reeduque al delincuente.
El problema es que hay sujetos que no precisan ser reeducados en la sociedad porque ya están insertados en la sociedad, y por otro lado no se puede reinsertar a quien nunca ha estado insertado en la sociedad (marginalidad), y en tercer lugar no se puede obligar a los delincuentes a reeducarse si no quieren. La solución a estos tres problemas seria que la pena no puede obligar a la resocialización pero sin embargo la pena no puede dessocializar. Duración de la pena: el tiempo que tarde el sujeto en reinsertarse.
Prevención especial negativa: Se intenta neutralizar la amenaza que representa el delincuente. Desde este punto de vista los violadores o los ladrones deberían ser mutilados.
Postura ecléctica Se defiende una postura ecléctica, surgieron posturas eclécticas sobre las cuales se estimó que las posturas extremas no son válidas. Se dice que la pena es retribución, prevención en general y especial en el mismo tiempo, se dice que son aspectos distintos de un mismo fenómeno siempre desde la premisa de que el Derecho Penal intenta proteger la sociedad con el límite de principio de proporcionalidad.
Des del punto de vista que analizamos la pena tiene una función distinta en función del momento en el que opera.
Son tres momentos distintos:(examen)    Momento de la conminación legal. Previsión en abstracto de la pena. Función de la pena como amenaza abstracta (la ley anterior al delito, dirigida a todos).
Prevención general e instrumento de servicio a la función de protección de bienes jurídicos.
Aplicación judicial de la pena: es la confirmación de la seriedad de la amenaza, función de prevención general. La pena no puede ser superior a la culpabilidad del autor, se introduce el principio de proporcionalidad y adquiere su eficacia (retribución). Las penas se imponen en función de la peligrosidad del sujeto, función de prevención especial.
Ejecución de la pena (determinación judicial de la pena): debe el juez determinar entre un mínimo o máximo (teoría del espacio de juego) la medida exacta de la pena, en este momento la pena si tiene una función de prevención Especial positiva, fomentar las posibilidades de participación social del delincuente.
Función de las medidas de seguridad: prevención especial, son un tratamiento, prevención de delitos frente a un sujeto peligroso, puede ser positiva o negativa. Las medidas de seguridad son la respuesta a la peligrosidad del sujeto, las penas, al delito cometido. A diferencia de las penas, las medidas no se imponen como realización de una amenaza legal prevista para reforzar el mandato o prohibición dirigida a los ciudadanos. La medida es un tratamiento que no responde a los mecanismos de conminación legal, norma imperativa e infracción.
Si la función genérica de toda medida de seguridad es la prevención especial, a las distintas clases de medidas corresponden específicas funciones: - - Medidas terapéuticas (internamiento en un centro psiquiátrico o el tratamiento ambulatorio previsto para un enfermo mental) tienen la función de mejorar la salud aunque también puede tener una finalidad asegurativa en sujetos incurables o no mejorables pero peligrosos.
Medidas educativas (previstas para menores): sirven de función de reeducación.
Medidas puramente asegurativas(como la prohibición de estancia y residencia en determinados lugares) función de inocuizacion y de resocialización.
Las tres justifican la necesidad de prevención, mientras que las asegurativas tienen la mira en la sociedad, las reeducadoras y curativas atienden de forma inmediata al beneficio del sujeto a ellas.
El derecho positivo entre la dialéctica de retribución y prevención, el derecho positivo adopta un sistema de prevención limitado limitada por el principio de proporcionalidad.
La teoría retributiva explica el porqué de la pena y la de prevención el para que de la pena.
LÍMITES DEL PODER POLÍTICO (IUS PUNIENDI) EN UN ESTADO SOCIAL Y DEMOCRÁTICO DE DERECHO La idea del estado social sirve para legitimar la función de prevención en la medida en que sea necesaria para proteger a la sociedad. Ello implica varios límites que giran en torno a la exigencia de la necesidad social de la intervención penal. La concepción de estado democrático obliga a poner el derecho penal al servicio del ciudadano, lo que puede verse como fuente de ciertos límites que hoy se asocian al respecto de principios como los de la dignidad humana, igualdad y participación del ciudadano El ius puniendi es la facultad del estado de crear y aplicar el derecho penal, aplicada por los límites. Sabemos que la función del derecho penal es evitar la comisión de delitos (prevención de delitos limitada), esta función está limitada por una serie de exigencias del sistema político.
Si el ius puniendi se aplica más allá de estos límites la intervención penal no será legítima, por lo tanto, estos límites cumplen una función legitimadora del derecho penal.
Por lo tanto su fundamentación depende de cada régimen político.
Por lo tanto, la fundamentación del derecho castiga depende de cada régimen político (no va ser lo mismo en un estado democrático que en un estado de régimen totalitario) 1. Límites derivados de la nota de estado de derecho: en un estado de derecho la potestad punitiva ha de estar sometida al principio de legalidad: “nullum crimen, nulla poena sine lege”, (no hay ningún crimen ni ninguna pena sin ninguna ley).
Esto es una aportación de la Revolución Francesa. Este principio permite excluir la costumbre como fuente del derecho. Por lo tanto, el principio de legalidad no deja de ser una garantía para el ciudadano que se fundamenta en la teoría del contrato social (consiste en que los hombres aceptan pasar del estado de naturaleza a un estado civil a través del pacto social en el cual los ciudadanos se aseguran el control de la vida pública, la posibilidad de participar en el sistema social. Esta participación se hace efectiva a través del poder legislativo y de este emana la ley. Según este discurso la ley es la expresión de la voluntad popular (discurso liberal clásico)). Es una exigencia de seguridad jurídica (conocimiento previamente de los delitos y penas), además de ser también la garantía política de que el ciudadano no podrá verse sometido por parte del estado ni de los jueces a penas que no admita el pueblo.
Las exigencias del principio de legalidad es que haya seguridad jurídica: en el ámbito penal: en la necesidad de que los ciudadanos puedan conocer, antes de actuar, qué conductas son constitutivas de delitos y cuáles son las penas asociadas a los mismos, es decir, la garantía de que los ciudadanos no van a ser sometidos a penas no establecidas por la ley, porque según el contrato social serían penas no admitidas por el pueblo.
El principio de legalidad se concreta en cuatro garantías fundamentales:  Garantía penal: que consiste que la pena esté determinada por la ley.
 Garantía criminal: exige que el delito se halle determinado por la ley.
 Garantía jurisdiccional: exige la existencia del delito y la imposición de una pena solo pueden ser declaradas por medio de una sentencia judicial y según un procedimiento legalmente establecido. El procedimiento penal también está legalmente previsto, fundamentalmente en la ley de enjuiciamiento criminal.
 Garantía de ejecución: la ejecución de la pena también ha de estar sometida al imperio de la ley que la regule.
Estas garantías también deben exigirse respecto a las medidas de seguridad y sus presupuestos Estas cuatro garantías se concretan en una serie de requisitos que ha de cumplir toda norma jurídico-penal: - Exigencia de ley previa (lex praevia): significa que queda prohibida la aplicación retroactiva de leyes que castigan nuevos delitos o que agravan su punición. No está prohibida la aplicación retroactiva de leyes penales favorables para el reo (que viene a suprimir algún delito o a atenuar su pena) porqué la pena ha dejado de ser considerada necesaria por la sociedad, por lo tanto, no tiene sentido mantenerla.
- Exigencia de ley escrita: (lex scripta) implica la exclusión de la costumbre como fuente del derecho penal. En segundo lugar, implica también que la norma penal ha de tener rango de ley, en el sentido que ha de preceder del poder legislativo como representantes del pueblo. Por lo tanto, las normas emanadas del poder ejecutivo (decretos, órdenes ministeriales, etc.) no pueden ser fuente de delitos ni de penas.
- Exigencia relativa a la máxima precisión posible de la ley penal (lex stricta): principio de taxatividad, determinación. Impone un cierto grado precisión de la ley penal.
La ley ha de determinar de forma suficientemente diferenciada los distintos delitos y las distintas penas. En la Teoría del Delito se concreta en la exigencia de tipicidad del hecho, es decir, el hecho tiene que estar previsto en un tipo de delito (mandato de determinación). Este mandato plantea problemas con relación a las medidas de seguridad, puesto que es difícil delimitar con precisión suficiente el presupuesto de peligrosidad del sujeto y la duración y características concretas de las propias medidas. De ahí a que convenga exigir la comisión de un delito previo que demuestre la peligrosidad (exclusión de las medidas predelictuales) y por otra parte señalar límites máximos de duración de las medidas.
- Exclusión de la analogía cuando perjudica al reo: la interpretación consiste en buscar uno de los sentidos posibles de la ley que caben en su tenor literal y además con los criterios interpretativos emanados del Tribunal Constitucional. El sistema de interpretación de la ley que nosotros utilizamos es el llamado teológico-funcionalista, en función de lo que se quiere proteger. La analogía (prohibida si perjudica al reo) consiste en aplicar la ley penal a un supuesto no comprendido dentro del tenor literal del tipo pero análogo a otro. Por lo tanto la diferencia entre interpretación y analogía es si rebasamos o no el tenor literal del tipo.
La interpretación siempre está permitida, aunque sea extensiva, en cambio la analogía solo está permitida cuando favorece al reo “in bonam partem”, por lo tanto está prohibida la analogía “in malam partem”.
2. Límites derivados de la nota de estado social: la función de prevención se condiciona a las necesidades de protección de la sociedad. Por lo tanto, en un estado social la imposición de una pena tiene que ser socialmente útil y necesaria (principio de utilidad del derecho penal).
El derecho penal deja de ser legítimo cuando no es útil para evitar delitos. Podemos decir que la eficacia del derecho penal no solo se puede medir en los sujetos que reinciden, la eficacia sería inútil porqué lo hacen gran parte, sino que también se puede medir en la eficacia de los sujetos que no han delinquido y que lo hubieran hecho si no existiera la amenaza de la pena, la eficacia sería útil. No se puede saber la gente que no delinque pero que delinquiría. De entrada, este argumento nos permite rechazar la ineficacia del derecho penal.
Una pena, cuando se demuestra inútil, debe desaparecer o por lo menos no será legítima por ser ineficaz. (EJEMPLO: supresión de la pena de muerte no ha comportado un aumento significativo de la tasa de criminalidad, así que no es útil).
Lo que realmente disuade de la comisión de delitos es la certeza de que se va a imponer una pena, es decir, la certeza de que el hecho no va a quedar impune.
El principio de subsidiariedad: el derecho penal es un arma subsidiaria, es decir, deja de ser necesario para la sociedad cuando la misma protección puede conseguirse por otros medios menos lesivos. El derecho penal es una última ratio, si podemos evitar un delito con medidas educativas se aplicarán antes, de la misma forma que si podemos evitar la comisión del delito mediante una sanción administrativa será preferible a la pena. Por lo tanto, el mayor bien social (máxima utilidad para las víctimas) debe combinarse con el mínimo coste social (mínimo sufrimiento para los delincuentes). Por lo tanto, desde este punto de vista el derecho penal no busca el máximo de prevención posible, porqué este sería matar a todos los delincuentes, sino que busca el mínimo de prevención imprescindible. Esto enlaza con el principio de intervención mínima, en el sentido de que el derecho penal es una última ratio, el último recurso a utilizar. Y dentro de este el principio de fragmentariedad, consiste que el derecho penal no sanciona todos los ataques contra los bienes jurídicos que protege sino las conductas más graves.
(EJEMPLO: no reacciona frente a cualquier ataque contra la propiedad, solo reacciona frente a los ataques más graves, es decir, las conductas más peligrosas).
Principio de exclusiva protección de bienes jurídicos, El derecho penal de un estado social ha de justificarse como un sistema de protección de la sociedad. Los intereses sociales que por su importancia merecen la protección penal son los bienes jurídicos.
Un bien jurídico penal es un interés que por su importancia merecen la protección del derecho penal. El derecho penal no protege todos los bienes jurídicos, sino solo los más importantes. Los bienes jurídicos pueden ser individual y supraindividual.
Por lo tanto, el derecho penal, en última instancia, lo que debe garantizar que los sujetos no sufran injerencias ilegitimas en su esfera de libertad personal y maximizar las posibilidades de participación social de los sujetos.
3. Límites derivados de la nota de estado democrático: el derecho penal tiene que estar sometido al ciudadano, lo que implica la obligación de respetar determinados principios (EJEMPLO: de igualdad, de dignidad y de participación ciudadana).
Principio de humanidad de las penas: las penas en un estado democrático respetuoso con la dignidad de los individuos tienen que ser lo más humanas posibles. Este principio marca la evolución del sistema punitivo de los países occidentes. Si la pena tradicional en el Antiguo Régimen era la pena de muerte y las penas corporales, en el Sistema Liberal pasó a ser la pena privativa de libertad y ahora estamos en una tercera fase que es la progresiva substitución de las penas privativas de libertad por otras penas como la de multa y la despenalización de ciertas conductas.
Esto se traduce en que las cárceles deben garantizar unas condiciones mínimas de humanidad óptimas (exigido por la ONU). Por lo tanto la dignidad de los individuos configura un límite a la gravedad de las penas, lo cual no sucede por ejemplo en los estados totalitarios. Por lo tanto, el mantenimiento del Estado no es un fin en sí mismo, sino que es un fin en servicio a los ciudadanos.
Principio de culpabilidad: exigir que se pueda culpar a quien la sufra del hecho que la motiva.
Se concreta en una serie de subprincipios (derivan todos de la dignidad humana):  Principio de personalidad de las penas: a un sujeto no se le puede hacer responsable de un delito que no ha cometido. Por lo tanto, nadie puede ser responsable de delitos ajenos. Están también prohibidas las formas de responsabilidad colectiva, que es incompatible con el principio de personalidad de las penas.
 Principio de responsabilidad por el hecho cometido: el derecho penal no puede perseguir formas de ser, sino solo hecho. Por lo tanto defendemos un derecho penal del hecho frente un derecho penal de autor.
 Principio de dolo(querido) o culpa(imprudente): No basta con la producción de un resultado no querido, sino que ha demás este resultado debe ser imputable de lo que denominamos dolo o culpa. Por lo tanto, en la culpa es la inobservancia de determinadas normas de cuidado, el resultado que no se quiere. Cuando hablamos de culpa hablamos de imprudencia. Responsabilidad por el resultado Ej.: atropellar a alguien.
o El dolo: en el dolo el sujeto se compone de dos elementos el cognitivo y el volitivo (querer). El sujeto conoce la peligrosidad de su conducta, considera que es probable que su conducta cause el resultado y además, quiere el resultado pero hay varias clases de dolo.
 Dolo directo de primer grado: tengo la intención de producir el resultado. se quiere en el sentido de que se acepta (volitivo) Ej.: disparar a alguien.
 Dolo directo de segundo grado: el sujeto no quiere el resultado pero se le presenta como una consecuencia casi inevitable de su conducta, no lo quiere pero lo acepta.
Ej.: quiero cobrar el seguro de un barco coloco una bomba, yo no quiero que muera nadie pero sé que es casi inevitable que en el naufragio muera alguien.
 Dolo eventual: es cuando un sujeto no quiere el resultado, es decir no tiene la intención de cometer el resultado, tampoco se le presenta como una consecuencia muy probable de su actuación pero lo considera muy posible, considera que no puede asegurar que no pasara, por lo tanto, no puede descartarlo.
Ej.: relaciones sexuales sin saber que la otra persona era menor. Presentarse la posibilidad (puede ser) y a pesar de ello actuar.
Entre la posibilidad y la casi seguridad hay grados, si se le presenta como muy probable (dolo directo), y es como posible (dolo eventual), no puede descartar que se pueda producir el resultado.
   Principio de imputación personal: El hecho doloso o culposo a de poder atribuirse a un autor normalmente motivado por la norma (que pueda acceder a la prohibición de la norma sin problemas, monguer no).
Principio de proporcionalidad: Sirve para modular la gravedad de la pena, para graduar la intensidad de la pena, en el sentido a que la pena ha de ser proporcional al delito (no puede ser más grave que el delito cometido) sirve para la pena y para limitar las medidas.
Principio de resocialización: El derecho penal tiene que hacer posible la participación de todos los individuos en la sociedad. Por lo tanto, el derecho penal tiene que evitar segregar o marginal a sus penados o condenados. Por lo tanto, en determinados casos son preferibles penas que no supongan una segregación del individuo de la sociedad (delitos poco graves) y cuando la ejecución de la pena de privación de libertad sea inevitable hay que procurar que este cumplimiento sea lo menos dessocializante posible. Consecuencia final: En un estado democrático este principio debe pretender no la sustitución coactiva de los valores del sujeto por otros, sino que hay que intentar ampliar sus posibilidades de participación social. Es decir, hay que ofrecerle alternativas al comportamiento criminal, pero no obligarle a reinsertarse. Se le ofrece la posibilidad de dejar de ser un delincuente.
El principio de culpabilidad no basta, entendido en sus justos términos, para asegurar la necesaria proporcionalidad entre delito y pena. Aquel principio solo exige que pueda culparse al sujeto de la lesión por la que se le castiga, lo cual requiere solo ciertas condiciones que permitan imputarle la lesión (como suya, como dolosa o imprudente, y como producto de una motivación normal).
Teoría general del delito El derecho penal se ocupa por un lado del delito y de la pena y por el otro de la peligrosidad y las medidas de seguridad. Sabemos que en la parte especial se ocupa de la descripción de los elementos que diferencian los distintos delitos y del a asignación de una pena para cada uno de estos delitos. Entonces, la parte general del derecho penal se ocupa de los principios y características comunes a todos los delitos o a casi todos y correlativamente de otros principios y de características comunes a todas las penas o a amplios sectores de penas.
La parte general comprende tanto la teoría del delito como la de la pena.
La teoría del delito puede considerarse la obra más elaborada de la dogmática jurídico penal, su objetivo es buscar los principios elementales del derecho penal positivo.
El sistema no tiene que tener ni contradicciones ni incoherencias.
La teoría del delito no es una simple propuesta de lege ferenda, de lo que debería ser derecho penal sino que tiene en cuenta el derecho positivo. Como características generales que el derecho positivo permite atribuir al delito.
El marco interpretativo es el derecho positivo, en la elaboración dogmática no se puede rebasar ese marco porque si no estaríamos haciendo lege ferenda, por lo tanto todas las formas de interpretar el delito tiene que estar dentro del marco del derecho positivo.
Hay varias formas de interpretar el derecho positivo y de elaboración dogmática. Hay que tener claro que no es neutral desde el punto filosófico, la teoría del delito se construye. Todas las categorías de teoría del delito son disponibles des del punto de vista valorativo, no son preexistentes al hecho.
La teoría del delito es valorativa y por lo tanto la valoración de la teoría del delito tiene que orientarse a la búsqueda de consecuencias político-criminalmente deseables. La teoría del delito está vinculada a la concepción filosófico política de cada modelo de estado.
La teoría del delito define las fronteras mínimas de lo que puede ser considerado delito, define los presupuestos de delito en un estado como el nuestro democrático y de derecho. Estos presupuestos dependen de la función que se le atribuya al derecho penal, depende de lo que se pretenda conseguir con el derecho penal. Por lo tanto, si decimos que el derecho penal tiene la función de prevenir la comisión de delitos, entonces diremos que el derecho penal dirige normas de conducta a sus ciudadanos (mandatos y prohibiciones), cual sería entonces la base del merecimiento de la pena? - Porque ha infringido la norma de conducta, no por el resultado de conducta.
El delito Los presupuestos del delito: Primer presupuesto para encontrarnos delante de un delito: - Que haya un comportamiento en sentido jurídico penal, un comportamiento para ser jurídico penal tiene que ser externo y final (en el sentido de voluntario). Tiene que ser externo porque las simples idealizaciones (pensar) no pueden ser constitutivas de delito.
Tiene que ser final porque lo que nos caracteriza como entes racionales es la capacidad de anticipar o representar mentalmente las consecuencias de nuestra conducta.
El delito es un comportamiento humano típicamente antijurídico, personalmente imputable y (punible).
Ej.: resultado de lesiones esta causalmente conectado con la conducta de un sujeto (pegar a la víctima hemofílica).
La fórmula de la conditio sine qua non, permite encontrar la causalidad desde un punto de vista empírico. El problema de esta teoría es que nos lleva a regresus ad infinitum, es decir, hasta el infinito, no tiene límite porque nos lleva a Adam y Eva. Pero sigue siendo correcto, por lo que hace referencia al plano de la causalidad. En esta secuencia de causas hay que poner un límite y es aquí donde empieza la labor jurídico penal.
Limitar la causalidad para exigir responsabilidad, esto se limita a través de 3 niveles de imputación (criterios de imputación):   La imputación objetiva: se analiza la imputación del resultado a la conducta, en función de si era objetivamente previsible que la conducta causara un resultado. Este juicio de previsibilidad lo realiza un espectador imparcial.
La imputación subjetiva. Es decir el resultado tiene que ser imputable de una voluntad dolosa o imprudente.
Estas dos imputaciones se incluyen dentro de los comportamientos típicamente antijurídicos (la conducta tiene que ser típica (tipificada) y realizada en ausencia de causas de justificación).
Ej.: legítima defensa, estaría justificado el ataque a los bienes jurídicos. Cumplimiento de un deber o ejercicio de un derecho. Estado de necesidad.
Si la conducta no está condicionada el derecho penal va a emitir un juicio de desaprobación (imputación objetiva). Es en la imputación personal (en la segunda fase) cuando analizamos las características del sujeto.
Imputación personal: imputación del hecho a su autor, hay sujetos que no pueden responder a sus hechos, son sujetos inimputables, el hecho no es personalmente imputable a su autor.
La antijurícidad: Requiere la realización de un tipo penal sin causas de justificación. El primer requisito de la antijuricidad penal es la tipicidad penal. Un hecho es penalmente típico cuando se halla previsto por la ley como constitutivo de una especie o figura (tipo) de delito, como asesinato, robo, estafa, falsificación. La tipicidad es una exigencia del estado de derecho vinculada al principio de legalidad.
Todo tipo penal exige una acción o comportamiento humano.
El segundo requisito de la antijuricidad es la ausencia de causas de justificación.
El merecimiento de pena, si el hecho merece ser penado y en qué medida. Por lo tanto, se pone en manifiesto la objetiva contrariedad del hecho con el derecho penal.
La antijuricidad como juicio de valor objetivo sobre la parte objetiva y subjetiva del hecho, es válida para cualquier sujeto. Se analizan las dos partes del hecho.
Se valora tanto la parte objetiva como la parte subjetiva externa.
ej.: si cometo un hecho sin dolo e imprudencia mi comportamiento no va a ser antijurídico por la falta de la parte externa del hecho.
La antijuridicidad está compuesta de tres elementos:   Juicio de valor negativo sobre el resultado producido por la conducta: resultado de lesiones, de muerte...es lo que conocemos por desvalor de resultado, que es un estado de cosas no querido por el derecho penal (ex post). Forma parte de la imputación objetiva. Lesión o puesta en peligro de un bien jurídico protegido en determinadas condiciones.
Desvalor objetivo de la conducta: lo que fundamenta que desvaloremos la conducta es si era previsible o no que produjera el resultado(peligrosidad de la conducta). El momento temporal en que lo hacemos puede ser antes de la realización del hecho (ex ante), porque hay acciones que ex ante no parecen muy peligrosas y acaba produciendo el resultado y al revés, hay acciones no peligrosas que si acaban produciendo un resultado. Si hiciéramos el juicio ex post, si no se ha conseguido el resultado se diría que la conducta no era peligrosa, fuera o no probable que produjera el resultado. Forma parte de la imputación objetiva El derecho penal no puede evitar la lesión de bienes jurídicos, pero lo puede hacer evitando conductas peligrosas, haciéndolo ex ante.
Como es objetivo, el sujeto no puede emitir el juicio porque cree que su conducta es adecuada para matar o lesionar bienes, debe ser un espectador objetivo en el sentido de que dispone de la media estadística de los ciudadanos, pero este sujeto objetivo se coloca en la posición del autor, tiene los mismos conocimientos del hecho que el autor, y tiene también los conocimientos especiales que pudiera tener el autor (espectador imparcial colocado en la posición del sujeto).
Es importante colocar el espectador objetivo en la posición del autor, porque creerá lo mismo que el autor y entonces podrá considerarse la acción tiene o no peligro. Con los conocimientos que tiene el autor (ej.: si el autor dispara a un bulto y el espectador lo sabe, decidirá de forma objetiva que no es una conducta peligrosa).
 Desvalor subjetivo de la conducta(finalidad de la acción): no basta con poner en peligro un bien jurídico penal a través de una conducta ex ante objetivamente peligrosa, sino que también esta conducta tiene que ser subjetivamente imputable a dolo o imprudencia. (imputación subjetiva). Además en algunos delitos se exigen más elementos subjetivos al dolo o imprudencia. (ej.: robo, con ánimo de lucro).
Una vez se ha contrastado que el hecho es antijurídico, decidimos si el hecho es imputable personalmente, y es entonces cuando miramos las características del autor.
Aquí se forma la imputación personal.
Solo son penalmente antijurídicas, las conductas previstas en un tipo de delito, por lo tanto, el parámetro para valorar si una conducta es antijurídica o no es así está prevista en un tipo de delito, en la parte especial. Y no todas las conductas típicas antijurídicas pueden estar penadas porque pueden estar justificadas (legítima defensa, estado de necesidad, etc.). Las conductas justificadas no quedan en el extramuro del derecho penal, son relevantes, pero están justificadas.
Una conducta es penalmente antijurídica porque lesiona o pone en peligro un bien jurídico penal lo suficientemente grave y necesidad de pena como para que el legislador la haya previsto en un tipo de delito, es decir, aquí solo se prevén los conductos más graves y con necesidad de pena. Por puesta en peligro entendemos que no hace falta que haya una lesión de un bien jurídico, solo con atentar. La lesión no puede poner en peligro tiene que ser imputable a una conducta ex ante peligrosa y además este bien jurídico tiene que entrar en un conflicto con otros intereses superiores que justifiquen su ataque.
Imputación personal: La norma se dirige a sus destinatarios y por lo tanto los destinatarios de la norma deben evitar realizar la conducta prohibida cuando puedan hacerlo. En determinados casos, en sujetos inimputables el autor no puede realizar o comportarse de acuerdo con el imperativo de la norma o que no puede acceder al imperativo en condiciones de normalidad motivacional (no puede ser normalmente motivado por la norma). Por lo tanto, la antijuricidad tiene que poder atribuirse a un sujeto penalmente responsable.
Para la imputación personal se exige que la responsabilidad de conocer la norma se de en determinadas situaciones, es decir ser normal, es decir, es necesario que la capacidad de cumplimiento alcance un determinado grado...
No podrá haber imputación personal cuando el sujeto no puede cumplir el imperativo en condiciones de normalidad.
Es necesario que el sujeto pueda conocer el carácter penalmente prohibido de su conducta. No basta con acreditar que no se conocía la prohibición, sino que además hay que demostrar que no se podría haber advertido el error.
La punibilidad Es una categoría controvertida y se discute su autonomía como tal. Hay dos clases de condiciones bajo la punibilidad:  Condición negativa de punibilidad: si concurre una relación familiar el hecho no es punible. Excusa absolutoria. Sí que pueden aplicarse como categoría  autónoma porque el hecho es penalmente antijurídico y culpable, por lo tanto si este acto se realiza por un grupo de personas y entre ellas hay un familiar, los demás si tienen responsabilidad penal. Causas personales de exclusión de la pena.
Condiciones positivas de punibilidad (condiciones objetivas de punibilidad), son objetivas porque condicionan la objetiva relevancia penal del hecho. Concurso de acreedores.
Tentativa ejecución parcial o total del tipo no seguida de la consumación. Puede ser acabada o inacabada. Ejemplo de inacabada: detención antes de disparar. Se ha iniciado la ejecución del tipo pero no se ha terminado. Si se arrepiente, (desistimiento voluntario) esto excluye la punibilidad de la tentativa. El desistimiento voluntario no excluye de responsabilidad penal a los delitos que ya se hayan llevado a cabo (ejemplo: delito por lesiones). Si es tentativa acabada también puede haber desistimiento voluntario si decide socorrer a la persona apalizada antes de que muera.
Tipos de autoría o participación: Es autor el protagonista del delito, el sujeto al que le pertenece. En el ejemplo de un atraco a un banco todos son coautores, porque se dividen las tareas. Todo lo que hace uno es imputable a los demás.
La participación es una posición secundaria del autor, no les pertenece el hecho aunque contribuyen a su realización. Si no hay autor no pueden haber participes.
El CP, para algunos participes se prevé la misma pena que los autores.
El tipo penal nos indica las características del hecho que sirven para distinguirlo de otras formas delictivas.
La Antijuricidad formal es la relación de contradicción del hecho con el derecho penal. Desde este punto de vista son penalmente antijurídicos los hechos que el derecho penal ha definido como tales, pero seguiremos a saber por qué un hecho guarda una contradicción con el derecho penal, tenemos que acudir a la Antijuricidad en sentido material, para saber el porqué del merecimiento de pena. Es lo que denominamos los fundamentos del contenido de injusto del hecho. La Antijuricidad material se basa en el desvalor del resultado, conducta objetivamente adecuada para producir un resultado “ex ante”, por el desvalor de la parte subjetivo interna de la conducta (dolosa o imprudente y en algunos delitos se exigen otros elementos subjetivos) Evolución histórica de la Antijuricidad En un principio, en el comportamiento típico solo se atiende a la parte objetiva del derecho, Antijuricidad= parte objetiva, culpabilidad= parte subjetiva. La corriente que defendía esta tesis es el Positivismo (S.XIX-XX), este intenta describir la realidad, como algo neutro, sin aportar contenidos de valor. Este movido por el avance de las ciencias y la tecnología aspiro a poder trasladar el método empírico a las ciencias sociales, entre ellas, la dogmática jurídica social. Intento describir de forma objetiva el delito. Describirlo como simples procesos causales. El delito se definió como una lesión o puesta en peligro del bien jurídico causada por un movimiento corporal el cual a su vez se originaba por un impulso voluntario.
El problema de esta definición es que no nos permite explicar algunos delitos. Como la omisión.
La siguiente corriente doctrinal es el Neokantismo, introduce contenidos de valor en la teoría del delito, introduce una valoración valorativa, intenta analizar el significado de las categorías y aprender el sentido de las categorías, pero no llega a superar el modo causal del positivismo. Incurre a los mismos errores y dificultades que el Positivismo.
Finalismo, no son las tesis que aceptamos, pero ya presentan algunas ventajas. Empezó a desarrollarse al 1930, con el autor Welzel. Lo especifico de los comportamientos humanos es que son ejercicio de actividad final, lo que hacemos es orientar nuestra actuación hacia la consecución de determinados fines, por lo tanto, en la Antijuricidad no puede basarse en la simple causación del resultado sino que hay que hacer un reproche a la actuación del sujeto. El finalismo ubica el análisis de la parte subjetivamente del hecho en la Antijuricidad. A partir del finalismo, el resultado solo nos importa como producto de una conducta final, por lo tanto, ya no son penalmente antijurídicas las causaciones de resultados no deseados no imputables a dolo o imprudencia. Hay un numerus clausus de los delitos que se pueden cometer por imprudencia. No todos los delitos se pueden cometer por imprudencia. Ejemplo: la estafa.
Este tampoco puede explicar la omisión, sigue en el paradigma de explicar el delito en las ciencias naturales, se basa en lo que se denomina el concepto ontológico de acción.
Entonces, aportan un valor normativo a esta configuración. La conducta antijurídica supone una infracción de una norma. Esta fundamentación nos permite añadir contenidos de valor, la vinculamos a unos determinados principios político criminales normativos.
El finalismo se basaba en el ser del objeto, es una visión totalitaria.
Teológico funcionalista, es la que compartimos. Esto fue una reacción frente a la concepción absoluta.
La tipicidad La tipicidad coexiste en la descripción de las circunstancias específicas que fundamentan positivamente el carácter antijurídico del hecho. Es la parte positiva del supuesto de hecho. Las causas de justificación fundamentan negativamente la Antijuricidad, por lo tanto son la parte negativa del supuesto de hecho.
¿Desde un punto de vista valorativo porque no es lo mismo matar a un mosquito que a una persona en legítima defensa? Aunque esté justificado, constituye un ataque a un bien jurídico.
Las conductas típicas aunque estén justificadas pueden seguir viéndose como un mal.
Por lo tanto, no es lo mismo. El ataque sigue existiendo.
Las causas de justificación pueden ser eximentes completes o incompletas en función de si concurren o no todos sus requisitos. Si no hay una proporción entre el ataque y la defensa será incompleta. No se excluirá del todo el merecimiento de pena, sino que este será menor. Para que exista legítima defensa tampoco es necesaria una valoración exacta.
La Antijuricidad es la lesión o puesta en peligro de un bien jurídico valioso para el derecho penal. Una lesión no justificada imputable a una conducta generadora a un riesgo relevante y además esta conducta tiene que ser dolosa o imputable. El resultado tiene que concurrir a este riesgo no a otro. Ejemplo: yo doy un golpe a alguien y este cuando está hospitalizado fallece por culpa de una negligencia médica, no sería culpa del que ha dado el golpe.
¿La tipicidad es una condición necesaria de la Antijuricidad? Sí, y la tipicidad es suficiente, porque además no debe incurrir ninguna causa de justificación.
¿Porque una conducta puede no ser típica? 1- Porque el legislador no la ha tipificado como tal. Por eso existen las conductas atípicas.
2- Porque la conducta, a pesar de ser ilícita, no este tipificada como un tipo de delito. Ejemplo: infracciones administrativas o incumplimiento contractual.
(Está permitido todo lo que no está prohibido).
3- Causas de exclusión de la tipicidad: en este caso a diferencia de los anteriores, la conducta sí que cabe en el tenor literal del tipo. Pero sin embargo, la excluimos del tipo a través de una interpretación restrictiva del mismo. No confundir con las causas de justificación.
Causas de exclusión de tipicidad: 1.1 Por no ser la conducta lo suficiente peligrosa. Ejemplo: le doy un golpe a una persona y muere por un golpe en la cabeza.
1.2 Cuando el bien jurídico consiste en la facultad de disponer de algo por parte de su titular y existe consentimiento del sujeto pasivo.
1.3 Por ser la conducta socialmente adecuada. Ejemplo: boxeo.
1.4 Cuando el ataque es insignificante. Ejemplo: ir por la autopista al carril de la izquierda a 60 sin dejar adelantar a nadie.
Un bien jurídico penal: En sentido político-criminal el bien jurídico es lo que de legem ferenda el derecho penal debería proteger.
En sentido dogmático los bienes jurídicos son los objetos que de lege lata el derecho penal protege.
Ejemplos de bienes jurídico-penales: - la vida.
la libertad en muchas de sus manifestaciones (obrar, motivación, sexual).
la salud pública (delitos de drogas y sustancias dopantes).
patrimonio de las personas.
El derecho penal protege bienes jurídicos supraindividuales? - Si, el orden público, administración de justicia etc.
Los bienes jurídicos pueden descansar sobre una realidad material o no. Como por ejemplo, en el caso del honor.
Los bienes jurídico-penales son las cosas más el valor que se les incorpora. El concepto en sentido político-criminal y en sentido dogmático pueden coincidir si los valores de justicia de una persona es coincidente con los del código penal.
En el liberalismo, el derecho pena solo protegía bienes individuales, ahora se protegen valores colectivos supraindividuales, también denominados intereses difusos. Ejemplo de esto es la seguridad de los trabajadores que es un bien jurídico protegido supraindividual.
Los protegemos por su valor social, la función que desempeña en la vida social, son los intereses más esenciales para garantizar la participación de los individuos en el sistema social. Se protegen por el valor social que tienen.
No es lo mismo el objeto material del delito que es la cosa sobre la que físicamente recae la acción que no es lo mismo que el bien jurídico.
Funciones del bien jurídico.
En sentido político-criminal el bien jurídico es un límite para el legislador. Este no puede proteger intereses que no se consideren susceptibles de tutela penal desde un punto de vista político-criminal.
En sentido dogmático el bien jurídico cumple tres funciones: 1. Función sistemática: el bien jurídico cumple una función de clasificación de los distintos tipos penales.
2. Función de guía para la interpretación de los tipos penales: de acuerdo con una interpretación teleológica, que consiste en interpretar el sentido de un precepto legal en función de la finalidad perseguida. Mediante esta función podemos excluir del ámbito del tipo determinadas conductas que caben en el tenor literal. Podemos excluir del tipo conductas que no lesionen ni pongan en peligro el bien jurídico. EJ: un médico que opera sin permiso, no realiza un delito de lesiones porque si miramos cual es el bien de un delito de lesiones llegamos a la conclusión de que esta conducta no supone el fin del delito.
3. Función de criterio para la medición de la pena: la gravedad del hecho de la lesión, depende de la mayor o menor peligrosidad de la conducta pero también de la menor o mayor afectación del bien jurídico. Contra más grave sea la afectación del bien jurídico mayor será la pena. El bien jurídico también sirve para medir la duración y la cantidad de la pena, para graduar el injusto. El derecho penal es injusto si declaramos la existencia de un hecho injusto, pero lo tenemos que graduar en función de estos datos.
Dentro de la juricidad, lo primero que valoramos es si hay desvalor del resultado, por lo tanto de lesión o puesta en peligro del bien jurídico penal.
Por lo tanto, la función del derecho penal es evitar la producción de estos resultados no deseados, para evitarlo el derecho penal lo único que puede hacer es prohibir conductas, solo puede incidir en las conductas de los ciudadanos. Por lo tanto, el derecho penal lo que hace es prohibir y desvalorar conductas en el momento de realizarlas, ex ante (momento que todavía se puede evitar).
Esta peligrosidad tiene que ser objetiva, tiene que ser declarada por un espectador objetivo, que tiene unos conocimientos de una persona media, conocimientos intersubjetivos válidos para cualquier sujeto, más los conocimientos que tenga el autor.
Se coloca en la posición del autor.
La conducta en su dimensión social constituye una unidad objetivo-subjetiva, es decir, la sociedad no ve de una misma forma una conducta dolosa que una conducta imprudente de la misma forma que no valora igual una conducta imprudente que una prudente, aunque todas estas conductas tengan el mismo resultado. Por lo tanto, en la medida que la antijuricidad es un juicio objetivo sobre el hecho que hace la sociedad, el objeto de este juicio también tiene que ser la parte objetiva-subjetiva de este dolo(querer).
La consecuencia de esto, es que estos delitos que tienen imputados una pena mayor son los dolosos (sirve para saber el grado de desvalor) Si incidimos estos elementos subjetivos en la culpabilidad diríamos que el grado de afectación es el mismo si se ha cometido el delito con dolo o imprudencia.
Por lo tanto, los delitos penales describen la parte objetiva-externa del hecho como la subjetiva-interna, porque estas dos dimensiones del hecho afectan a la gravedad de la conducta, en particular, afectan también a su peligrosidad.
En general la conducta dolosa es más peligrosa que la conducta imprudente. Pero esto lo analizamos ex ante porque luego en la práctica sucede que conductas ex ante muy peligrosas no producen resultado y luego conductas ex ante poco peligrosas producen el resultado.
Si el ataque es doloso es más grave porque supone una mayor negación del mismo. Se niega más el valor de un bien jurídico actuando dolosa que imprudentemente. La conducta debe estudiarse siempre ex ante, porque si lo hacemos ex post, el resultado en parte depende del azar, razones que no son dirigibles por el sujeto activo.
Causas de justificación Las causas de justificación son la existencia de un interés prevalente que justifica el hecho, desde un punto de vista global hace una valoración positiva del ataque al bien jurídico. Para que concurra una causa de justificación, es necesario que desde un punto de vista ex ante el sujeto conozca su existencia, es decir, este interés superior tiene que aparecer ex ante. Si no lo hace, no hay ausencia de desvalor de la conducta, esta sigue siendo desvalorable.
Por lo tanto, los requisitos son: 1. Que ex ante se aparezca este interés superior.
2. Que ex post se confirme este interés.
Las condiciones de punibilidad, son las objetivas de punibilidad, como inciden e influyen en la objetiva relevancia penal del hecho, las incluimos en la tipicidad. Lo que determina la imposición de una pena, es el merecimiento de una pena y por el otro lado, la necesidad de imponer una pena.
Los hechos antijurídicos merecen ser penados, pero ahora bien, por ejemplo el sujeto es un enfermo mental diremos que el hecho que debe ser penado, no necesita en el caso concreto ser penado, porque la sociedad no se escandaliza que no sea penado un enfermo mental. Depende de las circunstancias del sujeto.
El comportamiento humano como elemento del delito.
De todos los fenómenos que componen el mundo sensible solo pueden ser delito los comportamientos humanos, los fenómenos naturales pueden tener resultados no queridos pero no pueden ser constitutivos de delitos. Para ser un delito tienes que estar en presencia d un delito humano.
Artículo 10, son delitos o faltas las acciones u omisiones dolosas o imprudentes penadas por la ley, es decir, solo conductas humanas dolosas o imprudentes.
Por lo tanto, el comportamiento humano es una exigencia de cualquier tipo penal. Si no existe comportamiento humano no vamos a preguntar si se ha realizado un delito. Las notas especificas del comportamiento para la constituir un delito u otro se analizan después.
Concepto causal de acción: Es un concepto refutado en la actualidad. Desde un punto de vista causal (modelo del positivismo) la acción es un movimiento corporal voluntario que produce una modificación del mundo exterior. El problema de esta definición es que no sirve porque debe ser una definición valida tanto para la acción como la omisión, no se presta atención a la voluntad, es decir, si es dolosa o imprudente.
Concepto final de acción: Es el finalismo, lo especifico de los comportamientos humanos no es la causalidad, sino la finalidad, los fenómenos naturales también son causales. Por lo tanto, lo específico es la orientación de la conducta hacia la constitución de fines determinados.
Se dice que lo específico de la acción humana es vidente, anticipa el fin perseguido, en cambio, el resto de procesos naturales se actúan de modo ciego, no ven hacia donde van.
El problema del finalismo, es que no sirve para explicar la omisión, la omisión no es convicción final de un proceso causal.
La visión que puede defenderse desde un punto de vista teleológico-funcionalista: Si partimos de los fines de protección del derecho penal en un estado democrático y social de derecho. Si el fin último del derecho penal es prevenir la comisión de delitos, la función de las normas es motivar conductas de acuerdo con estos intereses. El merecimiento de la pena se basa en la infracción. Si se quiere evitar el ataque a los bienes jurídicos lo único que se debe prohibir son comportamientos externos y finales.
Por lo tanto, el comportamiento humano importa como una infracción de una norma imperativa, por lo tanto nos importa su sentido social.
Exigimos que el comportamiento sea externo por el principio de lesividad, es decir aunque un hecho proceda del hombre si no es externo no supone ningún daño para el bien jurídico. Por lo tanto, la intervención penal debe limitarse al fuero externo del sujeto. Los pensamientos quedan reservados dentro de la esfera de la moral y las conductas externas si pueden incluirse dentro del ámbito del derecho penal.
No se pueden castigar formas de ser, personalidades, etc. No tenemos derecho penal de autor, sino un derecho penal del hecho.
Solo prohibimos comportamientos finales voluntarios porque los movimientos corporales procedentes del hombre no finales no pueden ser evitados mediante el imperativo de la norma. Ejemplo: hipnotismo, intoxicación etílica (no hay voluntariedad por eso el comportamiento no es final), sonambulismo, supuestos de fuerza irresistible, movimientos por reflejos producidos por un estímulo sensorial determinado. Ausencia absoluta de finalidad, el hombre no los puede evitar.
Los movimientos reflejos hay que distinguirlos de los actos en cortocircuito. Todo esto lo discute la doctrina a partir de un caso real. Los actos en cortocircuito son actos en los que puede haber una intervención mínima de la voluntad.
El hombre no puede evitar las conductas no finales. No pueden omitir el comportamiento corporal.
Conclusión, es conducta en sentido jurídico penal los movimientos corporales humanos externos y finales (voluntarios).
En la omisión hay un comportamiento externo y final si la omisión es hacer una conducta distinta a la esperada es también un comportamiento externo y final.
Art 10 CP son delitos o faltas las acciones dolosas o imprudentes.
Responsabilidad penal de las personas jurídicas La ley orgánica 5/2010 introduce esta responsabilidad. Dejando al margen el principio de Societas Delinquere non Potest, que establecía que no podían delinquir personas jurídicas. Se modifican sus premisas con la responsabilidad penal de la persona jurídica.
La persona jurídica responde por el propio delito que ha cometido.
Puede la persona jurídica tener una voluntad distinta a la de sus miembros (como voluntad autónoma? - Puede que sí o no.
Se establece un doble sistema de imputación pero la conducta típica tiene que ser realizada por una persona física aunque pueda exigirse a la persona jurídica.
Vía 1 de la imputación: 1. Cuando la conducta ha sido realizada por sus representantes legales y administradores de derecho (consta como tal) y/o hecho (sin constar de hecho controla la persona jurídica).
2. Que haya sido cometido en provecho de la persona jurídica.
Vía 2 de la imputación: 1. Personas (trabajadores/proveedores) que estando sometidas al control o a la autoridad de representantes de hecho o derecho hayan realizado la conducta atípica por no haberse ejercido sobre él, el debido control.
2. Además estos sujetos deben haber cometido el delito en provecho de la persona jurídica.
Esta nueva regulación tiene un catálogo muy limitado de delitos (numerus clausus). La doctrina discute si estamos ante un sistema de heteroresponsabilidad o de autoresponsabilidad.
Heteroresponsabilidad: La responsabilidad de la persona jurídica surge de la persona física (por el delito cometido por una persona) y además, en provecho de la sociedad.
Autoresponsabilidad: Responde la persona jurídica con independencia de la persona física, es decir, responde la empresa por sus actos.
Argumentos a favor: Los partidarios de esta postura dicen que se permite exigir responsabilidad penal a la persona jurídica aunque la física no haya sido individualiza o que no se haya podido dirigir el proceso hacia ella (hibrido penas/medidas de seguridad), podrían pagar multas, responsabilidad civil o disolución de la sociedad.
Se excluyen de este sistema: Las personas jurídicas que se consideran que realizan una función social o constitucional y la imposición de una pena influiría negativamente en el desarrollo de sus funciones. Ej.: Partidos políticos, sindicatos, colegios profesionales… Causas de exclusión de la acción: Los hechos del hombre sin comportamiento penal son: - Cuando hay ausencia de manifestación externa de la voluntad (hechos del hombre sin transferencia exterior).
Fases del delito:   Interna: el derecho penal no puede intervenir (acción impune) ideación del delito Externa: delito y la resolución de delinquir.
o Los actos preparatorios (son impunes excepto los más peligrosos).
o Ejecución(con punibilidad actos en tentativa) o Consumación: resultado de lesión o puesta en peligro de un bien jurídico.
Hay ausencia de voluntad en hechos no finales, movimiento no obra de la voluntad humana, no hay intervención de la voluntad en: - - - Supuesto de fuerza irresistible: movimiento que actúa por una fuerza irresistible. El sujeto actúa violentado por una fuerza física irresistible. Vis física absoluta. Se excluye la fuerza psicológica, el sujeto puede impedir el movimiento, no decide su movimiento a través de voluntad, el sujeto no es más que un instrumento de la persona que lo está violentando.
Fuerza directa o indirecta, física e irresistible (sobre un objeto, por ejemplo frenos, para causas un accidente (indirecta)).
Fuerza irresistible en delitos de omisión.
Movimientos reflejos: movimiento corporal sin voluntad, estimulo externo que causa el movimiento sin intervención de la conciencia. Impresiones físicas que causan una participación momentánea física o psíquica. Han de limitarse solo a los supuestos que no es posible reaccionar( retrasar la reacción del hecho constitutivo de delito imprudente)No son movimientos reflejos las reacciones primitivas ya que no eliminan por completo la voluntariedad pero pueden excluir la imputación personal, si llevan al sujeto a un estado mental de trastorno transitorio.
Supuestos de inconciencia:  Hipnotismo: se discute si la sugestión del sujeto impide por completo la dirección final.
 Sonambulismo  Embriaguez letárgica: intoxicación plena que produce inconsciencia, tiene que llegar a que el sujeto no pueda tener voluntad.
Si la intoxicación es plena pero no letárgica habrá comportamiento humano pero al ver la imputación personal se tendría en cuenta. La intoxicación plena puede excluirse o atenuarse en la imputación persona (art. 20.1 CP). Normalmente suele hacer menor la pena.
Doctrina de la actio libera in causa Da respuesta al caos en que no hay consciencia de comportamiento humano pero podría haberse evitado.
Decimos que toda situación en ausencia de acción viene precedida de un momento en que si que hay conducta en el sentido jurídico penal. Tenemos que preguntarnos si esta conducta precedente encaja en algún tipo penal. En el momento de la lesión no hay comportamiento humano, esta conducta precedente debe ser dolosa o imprudente. Debemos mirar si esta conducta precedente debe realizar un tipo.
La conducta precedente será dolosa si la situación de ausencia de acción ha sido buscada para delinquir, esta conducta precedente será dolosa. Ejemplo: emborracharse con el propósito de matar a alguien, someterse a hipnosis para matar a alguien o lesionarlo.
Situaciones en las que se busca a propósito la ausencia de acción para delinquir.
En estos casos diremos que los hechos tienen responsabilidad penal y el sujeto va a realizar un tipo doloso de delito. En cambio, si la situación de ausencia de acción no ha sido buscada pero se debe a una conducta descuidada anterior entonces hablaremos de que el sujeto va a realizar un tipo imprudente si la conducta precedente es negligente. Ej.: conductores dormidos al volante y provoca un accidente.
Determinaremos si esta conducta precedente es dirigente, si infringe o no una norma de cuidado.
Si la conducta precedente no es dolosa ni imprudente no hay responsabilidad penal, ej.: un ataque al corazón.
La modalidad imprudente solo está prevista en un número de delitos (numerus clausus), solo se pueden cometer por imprudencia aquellos delitos en que este expresamente prevista esa modalidad.
Si estamos ante un delito en que solo está prevista la comisión dolosa y la conducta precedente es imprudente no habrá responsabilidad penal.
Estructura del tipo penal y clases de los tipos penales: Que es el tipo penal? Es la clase de delito, es decir, las circunstancias que condicionan la relevancia penal del hecho.
El tipo penal tiene una estructura que es una parte objetiva y otra subjetiva.
- - En la tipicidad objetiva: la lesión o puesta en peligro de un bien jurídico penal, que esta lesión sea imputable a una conducta objetivamente peligrosa, es decir, ex ante adecuada para producir el resultado.
En la tipicidad subjetiva: la conducta tiene que ser dolosa o imprudente, queriendo producir el resultado o debiendo prever el resultado.
No verificamos la concurrencia de una categoría sin haber verificado la anterior (carácter secuencial). No hacemos una comprobación si haber verificado el anterior.
Por lo tanto, dentro de este orden lógico primero verificamos que sea una conducta externa y final, segundo se mira si la conducta encaja en algún tipo penal. Aquí es donde verificamos la tipicidad objetiva y subjetiva dentro del tipo.
La parte objetiva del tipo abarca toda la parte externa del tipo (objetivo- externa), en algunos delitos denominados delitos de resultado, por ejemplo, el homicidio no basta con la conducta comportamiento humano sino que además este comportamiento tiene que producir un resultado separable espacio temporalmente de la conducta.
En el homicidio la conducta es matar, y el resultado es la muerte, es un delito de resultado en el sentido de que el resultado es separable en el espacio y en el tiempo de la conducta. En cambio, en el delito de allanamiento de morada los delitos de resultado contrastan con los delitos de mera actividad. Este delito es de mera actividad porque la realización de la conducta ya implica la producción del resultado del bien jurídico, la conducta ya implica el resultado de lesión en este caso la intimidad.
Esto tiene que ver con la parte objetiva del tipo porque en los delitos de resultado hay una cuestión anterior muy relevante, tiene que darse una relación de causalidad.
Conclusión, en los delitos de resultado tiene que darse una relación causal entre el resultado y la conducta como requisito previo. Para saber si esta relación existe o no es necesaria la fórmula de la conditio sine qua non.
Estructura del tipo penal: - Sujetos del tipo penal:  Sujeto activo: el que realiza el delito. Comprende los conceptos de autor y participación.
 Sujeto pasivo: el titular del bien jurídico penal atacado por el sujeto activo. La importancia de determinarlo se basa fundamentalmente en que se puede determinar o no la impunidad del sujeto activo. Puede comportar una atenuación o agravación de la pena. Ejemplo: 22.4 se prevé que una circunstancia agravante en función del sujeto pasivo.
Puede no coincidir sobre el sujeto en que físicamente recae la acción puede coincidir o no. Ejemplo: estafar a un dependiente de una tienda, el sujeto sobre el que recae la acción es el dependiente pero el sujeto pasivo es el dueño.
 El estado: es el sujeto llamado a reaccionar con la imposición de una pena.
 El perjudicado: queda incluido el sujeto pasivo, y toda persona que soporta las consecuencias perjudiciales del delito de una forma más o menos directa. Ejemplo: la madre del muerto. El articulo 109 CP todo perjudicado puede exigir la responsabilidad civil derivada del delito, consistente en los daños y perjuicios del delito. Esta responsabilidad civil la pode exigir el sujeto pasivo o sino los demás perjudicados y no solo pueden ser los sujetos pasivos las personas físicas sino que también pueden serlo personalidades jurídicas y otros como estado, sociedad, las personas inimputables. Para ser sujeto pasivo lo esencial no es disponer de personalidad jurídica sino el interés esencial violentado por el delito.
Presentes en todos los tipos penales, es un sistema de expectativas reciprocas.
  Los objetos del delito: El objeto material del delito: Es lo mismo que el objeto de la acción. Es la persona o cosa sobre la que recae físicamente la acción. El objeto material del delito puede coincidir con el sujeto pasivo (ej. Homicidio). En los robos no coincide el sujeto pasivo con el objeto material del delito.
El objeto jurídico del delito: equivale al bien jurídico, es el bien objeto de protección, interés protegido por la norma penal. No tiene por qué coincidir con el objeto material del delito.
Formas de clasificar los tipos penales:   En los delitos de resultado y delitos de mera actividad: el momento del delito nos importa para computar el plazo de prescripción. También es importante saber el momento del delito para determinar la retroactividad. Lo mismo sucede con el lugar del delito para evitar confusiones la doctrina acepta el principio de ubicuidad, son competentes los juzgados de cualquier lugar donde se haya realizado una parte de tipo (tanto los del lugar de la conducta, como los del lugar de resultado).
En los delitos permanentes o de estado: estos tienen en común la aparición de un estado antijurídico de una cierta duración.
Para diferenciarlos, los delitos permanentes se mantienen la situación antijurídica de una cierta duración por la voluntad del autor y el delito sigue consumándose hasta que cesa la situación antijurídica. Por lo tanto, el tipo describe tanto la producción del estado antijurídico como su mantenimiento.
Ejemplo: delito de secuestro, situación antijurídica que mantiene mientras dura la detención y solo cuando acaba la detención el delito esta consumado, mientras se mantiene la situación el delito sigue consumándose. Empezamos a     computar el plazo de prescripción en el momento de la liberación porque el tipo describe tanto la producción del estado antijurídico como el de su mantenimiento.
En los delitos de estado, hay una situación antijurídica prolongada en el tiempo, pero el tipo ya no prevé la producción y el mantenimiento de la situación sino solo la producción. Por lo tanto, el delito se consuma con la producción del estado antijurídico. Se consuma con la producción del estado o con su cese.
Con la producción por ejemplo matrimonio ilegal, el estado antijurídico se produce en el momento en que se consuma la segunda boda y se consuma el delito, porque el tipo no prevé el mantenimiento de esta situación.
Ambos delitos se distinguen de los delitos instantáneos.
En los delitos instantáneos la conducta no provoca la aparición de n estado antijurídico de cierta duración. Por ejemplo un homicidio es un delito instantáneo, se consuma en el momento en que se produce el resultado y este no comporta la creación de un estado antijurídico. La muerte no es un estado antijurídico en la medida de que no es reversible.
En los delitos de acción y omisión: Los de omisión pueden ser: o omisión propia: la omisión del deber de socorro, basta con la simple omisión de la conducta debida. Tiene la misma estructura de los de mera actividad basta con la no realización de la conducta, no es necesario ningún resultado.
o omisión impropia: se ordena evitar la producción de un determinado resultado. Son equivalentes a los delitos de resultado, se consuman con la no evitación de resultado.
Delitos de medios determinados y delitos resultativos: en los delitos de medios determinados la descripción típica limita expresamente cuales pueden ser las modalidades de la conducta. El delito de robo con fuerza en las cosas es un delito de medios determinados. Por el contrario, los resultativos en ellos la conducta puede revestir cualquier modalidad. Cualquier conducta puede producir el resultado típico, es decir, no se concretan los medios comisivos, ej.: el homicidio.
Delitos de un solo acto, delitos de pluralidad de actos y delitos alternativos: En los de un solo acto, el tipo describe una sola conducta, por ejemplo, el hurto (una sola conducta). Delitos de pluralidad de actos, el tipo describe varias conductas a realizar, ejemplo: robo. Estas diferentes conductas son el apoderamiento, y puede ser con violencia o intimidación (segunda conducta).
Los delitos alternativos, en ellos el tipo describe varias conductas a realizar alternativamente, la una o la otra. Hay varias modalidades típicas posibles.
Ejemplo: delito de allanamiento de morada, se describen dos conductas a realizar alternativamente: penetrar en morada ajena sin el consentimiento de su morador o mantenerse en ella en contra de la voluntad de su morador.
Relación entre parte objetiva y la parte subjetiva del tipo: Dentro de esta clasificación distinguimos: 1. Tipos congruentes: la voluntad del sujeto abarca toda la parte objetiva del tipo.
el sujeto sabe que realizar y quiere realizar todos los elementos del tipo, caso normal entre los delitos dolosos y consumados. Abarca todo engaño, daño y perjuicio económico de la estafa. Si esta consumada, al ser delito doloso, diremos que estamos ante un tipo congruente.
2. Tipos incongruentes: la parte subjetiva de la conducta no se corresponde con la parte objetiva. Pueden ser:  incongruentes por exceso subjetivo: el autor quería realizar más de lo que objetivamente ha realizado, quería progresar más en la ejecución del delito. Estamos hablando de la tentativa, es en un tipo incongruente por exceso subjetivo.
 incongruentes por exceso objetivo: el sujeto realiza, la voluntad del sujeto no comprende lo que objetivamente ha realizado. Estamos hablando de la imprudencia, se produce un resultado típico en la que la voluntad del sujeto no abarca todas las circunstancias objetivas del tipo.
Ej.: delitos agravados por el resultado, en estos delitos la voluntad del sujeto abarca la realización del tipo básico pero se agrava el resultado.
En función de los sujetos: Encontramos: Delitos comunes: los puede cometer cualquier sujeto. El tipo no limita el ámbito de posibles sujetos activos. La mayoría de delitos son comunes. Por tanto, el tipo solo se refiere al que realice la conducta.
Delitos especiales: en estos casos solo pueden ser sujetos activos, las personas que reúnan las condiciones, cualidades requeridas por el propio tipo. No todo el mundo puede ser autor de un delito especial, la ley limita el ámbito de los sujetos activos. Los delitos especiales pueden ser: o Propios: no hay correlativamente un delito común que castigue la misma conducta. Ej.: prevaricación, consiste en dictar una resolución judicial o administrativa injusta a sabiendas de su injusticia, solo pueden ser autores jueces.
o Impropios: guardan correspondencia con otro delito común por lo tanto los sujetos que ejecuten la conducta sin reunir las condiciones del delito especial podrán ser autores del delito común. Ej.: malversación de caudales públicos, solo puede ser cometido por una autoridad o funcionario, por lo tanto, es un delito especial pero es impropio porque el que ejecute la misma conducta sin ser autoridad o funcionario público es autor de un hurto por lo tanto guarda correspondencia con un delito común.
Delitos de propia mano: Exigen un contacto corporal o la realización personal del tipo.
Ejemplo: abusos sexuales, tiene que haber contacto corporal y este lo tiene que realizar el sujeto activo. Bigamia también es un delito de propia mano.
Delitos de encuentro: Son delitos en los que es necesario que el sujeto pasivo colabore con el sujeto activo. Ejemplo: abusos sexuales, dentro de la acción el sujeto pasivo no opone resistencia.
Por la relación de la conducta con el bien jurídico: Delitos de lesión del bien jurídico: el tipo requiere la lesión del bien jurídico, afectación negativa del bien jurídico. Ej.: homicidio es un delito de lesión porque se precisa la lesión del bien jurídico vida, si yo solo pongo en peligro la vida no habré consumado el delito.
Delitos de peligro del bien jurídico: el tipo no exige la lesión del bien jurídico sino solo su puesta en peligro, se adelantan las barreras de punibilidad. Pero si se consuman justamente con la puesta en peligro del bien jurídico.
  Delitos de peligro concreto: si se contempla el hecho ex post en función de las consecuencias que ha tenido, podemos comprobar que ha realizado un delito de lesión o de puesta en peligro concreto. Ej.: conducción temeraria, en este delito se exige que se ocasione un grave peligro para la vida o salud de las personas, que haya estado a punto de atropellar a alguien (resultado de peligro concreto, como requisito del tipo, en la parte objetiva del tipo) Delitos de peligro abstracto: no es necesario que en el caso concreto haya un resultado de puesta en peligro. Es un peligro estadístico, es decir, el legislador presume que en general esta clase de conductas desembocan ex post en un resultado o de peligro concreto o de lesión, pero no es necesario que este resultado se verifique. Es una apreciación ex ante. Ejemplo: delitos contra la seguridad vial, conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas. En este caso basta con la superación de una determinada tasa. No es necesario que haya una lesión o de puesta en peligro de un bien jurídico.
El fundamento material es que el legislador ha considerado que en general la conducción bajo el efecto de bebidas alcohólicas supone un peligro para la seguridad vial. Puede ir contra el principio de lesividad. No se valoran consecuencias ex post de la conducta. Otro ejemplo: delitos de tráfico de drogas, no se exige la lesión del bien jurídico ni su puesta en peligro basta con la tenencia con finalidad de distribución. De legem lata incluso es punible la tenencia de instrumentos o materiales de manipulación de la droga, esto es poco garantista.
Los delitos pueden comprender elementos:   Descriptivos: describen una realidad, fenómeno perceptible por los sentidos, realidad naturalistica. Ej.: la muerte es algo perceptible por los sentidos no tiene carga de valor.
Normativos: por contra, no aluden a una realidad física sino a una realidad descrita por una norma social o jurídica. Tienen una carga valorativa. Ej.: delito de hurto, el concepto de cosa mueble ajena, esta definida por una concepción social o jurídica. Todos los elementos están definidos por una concepción lingüística, todos tienen una cierta carga de valor. Somos las personas las que valoramos si la muerte se produce con el cese de la actividad encefálica o cardiovascular. Por lo tanto los elementos descriptivos si aluden a una realidad sensible pero una parte de su significado es valorativo.
El tipo doloso de acción Parte objetiva del tipo: la causalidad y la imputación objetiva.
El dolo está integrado por dos dimensiones, la volitiva y la cognitiva.
Requisitos: Relación de causalidad: si hay causalidad en la conducta después se debe comprobar si es imputable de acuerdo a los criterios objetivos. Se sabe si es objetivamente imputable el resultado a la conducta cuando es previsible, es decir, criterio de la objetiva adecuación ex ante de la conducta. Si ex ante era objetivamente previsible que la conducta produjera el resultado, será objetivamente imputable, entonces la conducta será antijurídica y además debe ser imputable a una voluntad dolosa e imprudente.
Parte subjetiva del tipo: Delito de exhibición obscena: es un tipo normativo. Se exige que el sujeto sepa que realiza esta conducta. Se protege la indemnidad sexual de menores e incapaces.
Hemos de decidir qué grado de conocimiento exigimos al sujeto activo. La solución consiste en realizar una valoración paralela a la esfera del profano, es decir, una persona colocada en la misma posición que el autor, consideraría si el acto es si o n de exhibición. Con conocimientos normales.
Hechos spanair: Vuelo a canarias, se calienta la sonda raf (calefacción que se aplica para compensar la temperatura ambiente para que ese termómetro pueda funcionar correctamente) el problema es detectado por los pilotos, antes de salir los técnicos miran esta sonda con los pasajeros dentro, estos quitan un fusible consultando si no es necesario en condiciones de helamiento (agosto, vuelo a canarias no hay condiciones de este problema) así que finalmente quitan el fusible y deja de calentar. El comandante decide que pueden volar y a las 14.20 se intenta despegar, pero no configuran los flaps (se sabe que no lo hicieron) y slaps (en posición de vuelo no de despegue). Había una tercera persona en la cabina, check list sin comprobar correctamente, a continuación, aceleran y no suena la alarma que se activa en caso de una incorrecta configuración.
La responsabilidad penal es de los pilotos porque no han hecho un trabajo bien (muertos) y como no podían responder se imputo a dos técnicos.
El juez instructor se basa para determinar la responsabilidad en los técnicos en que la sonda era síntoma de un mal mayor, en otros aviones se había cambiado el fusible y el relé que daba problemas.
Aplicando la conditio sine qua non la acción de los técnicos no se eliminaría el resultado del accidente. Por lo tanto, no son responsables.
Dolo conocimiento y voluntad, para los casualistas era algo más la conciencia de que es antijurídico (contrario a derecho).
Para los casualistas el dolo estaba dentro de la culpabilidad, consideraban el dolo como dolo malo (malus).
Con los finalistas se traslada el dolo a la antijuridicidad y dentro de esta, dentro de la tipicidad subjetiva.
Dejan en la culpabilidad el conocimiento de la antijuridicidad, y el conocimiento y la voluntad a la tipicidad subjetiva.
En la parte subjetiva está el dolo típico con conocimiento y voluntad y a continuación, el dolo con la concurrencia de las causas de justificación (lo que la persona estaba pensando cuando sucede la causa de justificación) y por último, el conocimiento de la antijuridicidad que está dentro de la culpabilidad.
Ejemplo: asesino mata una persona, tipo objetivo (el que matare a otro) tipo subjetivo (dolosa o imprudentemente) el conocimiento y voluntad, el asesino sabe que no se está defendiendo legítimamente ni cumple un deber, este es el elemento subjetivo de la exclusión de las causas de justificación. Con lo cual, el aspecto interno en ese momento debe tenerse en cuenta. Finalmente, el asesino sabía que eso estaba prohibido.
Hay tres niveles de dolo que se tiene que ir completando: - Dolo típico dolo sin causas de justificación el final saber que además ese hecho está prohibido.
Cuando hablamos del dolo se omite que estamos hablando del dolo típico, la conducta es dolosa quiere decir que es el dolo típico cuando no solamente es eso. Ejemplo: homicidio doloso quiere decir dolo.
Los delitos dolosos hacen referencia al dolo típico.
Tradicionalmente hay dos teorías del dolo: 1. teoría de la voluntad: en esta se precisaba, además de ese conocimiento también una aprobación, en el sentido de buscar, desear, aprobar. Ej.: saber que estas matando y quieres y apruebas hacerlo.
2. Teoría de la representación: para esta bastaba con el conocimiento de los elementos objetivos del tipo. Ej.: solo saber que estas matando.
Actualmente la que más se lleva cabo es la teoría de la representación se entiende que no es necesario que apruebes el resultado basta con que conozcas la conducta que estas llevando a cabo.
El dolo no se tiene que trasladar al resultado sino solo a la conducta.
El objeto del dolo son los elementos objetivos del tipo, lo que el sujeto piensa tiene que ser sobre el tipo penal. Pero hay una excepción por la punibilidad y la excepción de punibilidad penal por razones personales. Ejemplo: delitos fiscales 120.000 euros, si defraudo 120.001 euros pero demuestro que su tipo subjetivo quería defraudar 119.999. Hay que demostrar que su tipo subjetivo es en realidad realizar la conducta dolosa.
120.000 condición objetiva de punibilidad, si lo es el dolo del sujeto, no es necesario que el sujeto sepa que estaba defraudando 120.000 pero si entendemos que es un elemento objetivo del tipo es necesario demostrar que el sujeto sabía que esa cantidad era defraude.
Significa que el dolo no se extiende a todo lo que se contempla en el tipo penal, por ejemplo, las condiciones objetivas de punibilidad no tienen por qué ser abarcadas por el dolo. No todo el tipo objetivo debe ser abarcado por el subjetivo.
El objeto del dolo puede ser sobre elementos de carácter esencial o accidental. En los tipos penales también se contienen subtipos agravados o atenuados. El dolo también se tiene que extender sobre los agravantes.
250 CP estafa agravada, defraudación de más de 50.000 euros es un tipo objetivo pero para poder aplicar la estafa agravada el sujeto debe saber y conocer que está estafando más de 50.000 euros.
Error de tipo de carácter vencible, significa que con un poco de cuidado no se hubiera producido en resultado, por lo tanto el castigo seria por imprudencia. Si es invencible no se puede reprochar la conducta ya que hubiera sucedido igual si hubiera tenido cuidado.
Los errores de tipos vencibles se castigan por imprudencia, en los delitos que lo digan.
El objeto del dolo también es lo que prescribe la parte objetiva La conducta que se plasma en un tipo penal se describe como algo que sucede en el mundo exterior (elemento descriptivo). Sin embargo, los tipos penales también encierran los elementos normativos, como por ejemplo, elementos que no son aprehensibles por los sentidos, sino que si se necesita la apreciación sea jurídica o moral. Es necesario realizar una valoración para saber si es una cosa ajena o mueble.
Otro ejemplo es la exhibición obscena, cada uno podemos tener una visión distinta por lo que se entiende por obsceno. No es como el que matare a otro que es más sencillo porque lo vemos con los sentidos y es fácil de aprehender. Son problemas cuando existe dolo en los elementos normativos.
Valoración paralela a la esfera del profano Se ha de ver el profano en la materia lo que entiende en ese elemento normativo y ver su nivel social para ver si se trataría de dolo o no Clases de dolo: Hace referencia a dolo típico  Dolo directo de primer grado: se persigue el resultado, es independiente que el autor se presente una mayor o menor probabilidad de éxito de resultado y también es indiferente que busque otra finalidad. No se extingue el dolo porque el resultado se persigue.
  Dolo directo de segundo grado(o de consecuencias necesarias): el sujeto activo no persigue el resultado, pero se le representa como casi casi una certeza de que se va a producir el resultado indeseado.
Dolo eventual: el sujeto no persigue el resultado, se representa el resultado como posible y aun así se realiza la conducta, y actúa y se conforma.
Hay una figura parecida al dolo eventual pero tiene un tratamiento totalmente distinto, la imprudencia consciente.
Imprudencia consciente: se tiene conciencia del peligro que se provoca pero se cree que no se va a producir el resultado. El sujeto no quiere el resultado pero se le presenta la posibilidad de que se produzca.
Como distinguir dolo eventual e imprudencia consciente? Hay dos teorías Teoría del consentimiento: para que exista dolo es necesaria una actitud interna de aprobación, consentimiento. Para ello utilizan una trampa ponerse en la cabeza del sujeto. Para eso se aplica una formula se ve el hecho producido (muerte) y se le pregunta al sujeto si pudiera volver a ese momento si supiera que se produciría la muerte hubiera actuado sí o no? Si dice que si sería dolo eventual si no era así imprudencia consciente. Esto tiene muchos problemas porque no es una teoría coherente falla en temas de apuestas.
Teoría de la probabilidad: se ha de ver si en la cabeza del sujeto era más o menos probable que se produjera un resultado lesivo. Si el sujeto no se representaba una alta probabilidad es imprudencia consciente, si se la representaba es dolo eventual. Al final el dolo dependerá de lo que diga el sujeto y no tiene mucho sentido.
El dolo eventual no es más que conformarse con. Sujeto tiene que tomarse en serio con la probabilidad de un resultado lesivo. Ha asumido la posibilidad de este resultado.
La imprudencia consciente, el sujeto cree que el resultado no va a pasar de ninguna manera, aunque al final ocurra. En este caso el sujeto no se conforma con el resultado.
Error de tipo: Error de prohibición: Tres estadios del dolo (integran el dolus malus): - dolo típico dolo presupuestos facticos causas de justificación conocimiento de la antijuridicidad: cuando hay un defectuoso conocimiento de que la conducta está prohibida nos encontramos ante un error de prohibición, este puede ser vencible (da lugar a una rebaja de pena) o invencible (no se puede castigar, impunidad).
Dentro del tipo subjetivo no solamente nos encontramos con dolo e imprudencia, sino que hay elementos subjetivos adicionales a lo que sería el dolo. Hurto es por ánimo de lucro sino no será típica. También pasa en los delitos de resultado cortado y delitos mutilados de los actos (sujeto quiere más de lo que realmente acontece). Como por ejemplo, el que contrajere matrimonio invalido para perjudicar a otro, en estos casos el tipo de este delito requiere un elemento adicional. También la tenencia ilícita de armas o de drogas para traficar con ellas.
LA IMPRUDENCIA No todos los delitos se pueden cometer por imprudencia. Solamente se castiga en los casos que lo recoge la ley.
Dentro de la imprudencia se habla de culpa y esta sería igual que la imprudencia. Pero este concepto no es adecuado porque nos lleva a la culpabilidad y no tiene nada que ver. Este término implica poder equivocarse.
Culpar tiene una carga moral bastante grande y el derecho penal procura alejarse de la moralidad.
La imprudencia es la infracción de una norma de cuidado, una norma de cuidado es una norma positiva (escrita) o puede no serlo se trataría simplemente de aquellos casos en los que el sujeto tiene que adoptar una determinada cautela para evitar una determinada lesión. Ejemplo: circular a 100km/h por Barcelona infringe una norma de cuidado, pero en algunos no hay normas escritas. No es necesario que haya norma jurídica propiamente dicha.
Clases de imprudencia: En la teoría psicológica de la culpabilidad había imprudencia consciente y la imprudencia inconsciente.
- Imprudencia consciente: el sujeto sabe que su conducta es peligrosa, pero obviamente piensa que no se va a producir ningún resultado lesivo.
Imprudencia inconsciente: el sujeto no sabe, no advierte que su conducta es peligrosa.
Esta teoría antes era importante porque venía a decir que tenía que existir siempre en lo que es la conducta y la cabeza del sujeto un nexo, el sujeto tiene que apreciar que está creando un peligro menor o mayor. Esta teoría tenía un problema en la imprudencia inconsciente, que para él no suponía ningún peligro, no se daba cuenta de ella. Y también en aquellos casos de personas muy prudentes.
A diferencia del dolo, en la imprudencia nos encontramos un juicio normativo, que es un juicio de reproche, se le reprocha al sujeto la determinada actuación aunque conociera o dejara de conocer.
Lo que realmente se entiende ahora como clases de imprudencia es la imprudencia grave e imprudencia leve.
La imprudencia grave es aquella actuación que siempre se castiga como delito, es una infracción de una norma de cuidado por el sujeto más descuidado. Obviar las más elementales normas de cuidado.
La imprudencia leve: es una infracción de una norma de cuidado por parte de un sujeto cuidadoso, diligente, por eso el reproche es menor.
Hay que tener en cuenta la peligrosidad de la conducta para ver en que imprudencia nos encontramos. En segundo lugar, hay que prestar atención a la valoración del riesgo que hace la sociedad de esa conducta, de ese determinado acto. Ejemplo: vehículos y energía nuclear, valoración del riesgo que la sociedad permite.
Ejemplo: conducir un vehículo y un peatón va a cruzan un paso de cebra, el vehículo se lo salta y el peatón al retroceder para no ser atropellado retrocede y se cae, en este caso, hay un ámbito de riesgo permitido pero se transciende un ámbito normativo.
Operaciones nuevas, ámbito de riesgo muy bajo, no se permite al cirujano experimentar.
Para valorar la peligrosidad de la conducta: 1. Mayor o menor probabilidad de un determinado resultado dañoso.
2. Mayor o menor importancia del bien jurídico que se pone en peligro.
3. Circunstancias que concurren en el momento que el sujeto lleva a cabo esa acción. El derecho penal se posiciona ex ante, ponerse en las mismas circunstancias del sujeto en el momento que lleva a cabo la acción.
Conocimientos medios del sujeto, conocimientos especiales del sujeto y lo que debería conocer el sujeto. Con lo cual nos tenemos que posicionar ex ante para determinar la peligrosidad de esa conducta.
La estructura de la imprudencia: Tiene un tipo objetivo: Imprudencia de la norma de cuidado (desvalor de acción): el sujeto lleva a cabo una conducta e infracción o puesta en peligro.
- Dos tipos de cuidado: deber de cuidado interno, sujeto tiene que ser consciente de que realiza una acción peligrosa si no la advierte se le castigara por no advertir esa peligrosidad debía conocer hay esta su infracción de la norma de cuidado y deber de cuidado externo, que el sujeto conociendo uy sabiendo que su acción es peligrosa tiene que adaptar su conocimiento, si sabe que es una acción peligrosa no debe hacerla o adoptar una serie de precauciones. Casos en los que el sujeto debería haber evitado cualquier peligro (omitir peligros) casos en los que el sujeto se debe informar o prepararse previamente. En ámbitos de riesgo permitido el sujeto debe actuar prudentemente (ej.: circulación, Lesión o puesta en peligro: solamente se castiga la imprudencia cuando se produce una lesión o puesta en peligro siempre y cuando ya sea una conducta desvalorada.
También aquí rigen los principios de la causalidad y la imputación objetiva, si se rompe la causalidad no se puede castigar.
Finalmente la preterintencionalidad cuando el sujeto quiere dolosamente realizar un tipo penal pero realiza otro que no era el que el sujeto quería ni se le presentaba.
Tiene un tipo subjetivo: tiene un elemento positivo saber que se realiza la conducta peligrosa, elemento negativo que el sujeto no quiera el resultado.
Delitos de omisión Código penal art.10 Los delitos pueden ser por acción o por omisión. También son reprochables las conductas omisivas.
Omisión: es no llevar a cabo la conducta que el derecho penal esperaba que el sujeto llevara a cabo.
La diferencia entre tipos de acción y de omisión, es que en el primero se castiga la conducta por una acción indeseable y en la segunda la falta de la conducta esperada sino una diferente a la correcta.
Naturaleza jurídica que tiene la norma que contempla un tipo de acción: en este tiene que hacerse algo contrario a derecho, es la infracción de una norma prohibitiva.
Naturaleza prohibitiva.
En los delitos de omisión, la naturaleza jurídica de la norma es preceptiva, si no se hace esa acción sucede... Las normas preceptivas con mucho más invasivas de nuestros derechos que las prohibitivas.
El tipo omisivo no requiere la pasividad física del autor, si no una conducta diferente a la ordenada.
A veces una acción infringe tanto la norma preceptiva como prohibitiva y no se sabe tan fácilmente si es un delito de acción o de omisión..
En los delitos imprudentes con frecuencia su causación será positiva del resultado la consecuencia de la inobservancia por omisión del debido cuidado.
Eso no implica que la omisión comparta la misma exigencia que la acción, un comportamiento humano. Se diferencian en la estructura de la norma.
En los delitos dolosos de acción, se ve muy claro que hay un comportamiento activo, pero en casos de delitos imprudentes como sabemos si es acción u omisión. Ejemplo: anestesista que se equivoca e inyecta otro tipo de anestesia y provoca la muerte del paciente.
En los tipos de omisión para poderlos imputar es necesario la figura de garante. Se entiende que si atendemos a una causalidad natural estamos ante un tipo de acción. Si hay relación de causalidad entre conducta y resultado tenemos que tener en cuenta que es un tipo de acción.
Hay dos tipos de clasificación: 1.
  Pura o propia: tipos de omisión de mera actividad, significa el sujeto lleva a cabo una acción distinta a lo que estaba esperado, con lo cual no es exigible un resultado separado, solamente el código penal necesita que no se realice la conducta esperada.
Comisión por omisión: tipos de omisión de resultado, exigen además de no llevar a cabo la conducta esperada y que se produzca un resultado, que se imputa ese resultado al sujeto.
2.
  Previstas en la ley: siempre se encuentran las omisiones puras, siempre están previstas en la ley porque debe obligar y prescribir que se debe hacer, también hay alguna comisión por omisión (195 y 382.2 CP).
No previstas en la ley: las demás en no previstas en la ley, se entiende que todos los delitos de resultado se pueden castigar por comisión por omisión(138 CP) porque no se evita el resultado.
Art.11 CP, se introdujo porque se cuestionaba la comisión por omisión. Si hay un delito de resultado se puede cometer por omisión porque este artículo lo permite y esta omisión debe equivaler a una acción.
Omisión pura: Es un tipo penal que tiene una parte objetiva y subjetiva  Parte objetiva: o Se precisa la situación típica, aquella situación en la cual el código penal nos dice que actuemos.
o Se precisa que no se lleve a cabo la acción esperada, hacer algo distinto a lo que estaba esperando el derecho penal que se hiciera aquel momento.
o Capacidad del sujeto para llevar a cabo esa acción esperada: Ejemplo: no saber nadar y no poder salvar a un niño que se está ahogando.
Si falta alguno de ellos nos encontramos en que no hay tipo objetivo.
 Tipo subjetivo: o Dolo: tiene que abarcar todo lo que precisa en la parte objetiva.
o Imprudencia.
Comisión por omisión: Solamente pueden ser achacados sobre aquellos sujetos que tienen un especial deber jurídico.
 Parte objetiva: o Situación típica o No llevar a cabo la acción esperada o Que el sujeto tenga capacidad para llevar a cabo la acción esperada o Posición de garante: existe cuando: 1. Existe un deber de protección del bien jurídico:  Vinculación familiar estrecha: la sociedad entiende que entre próximos parientes existe una especie de nexo de responsabilidad que es exigible. Queda fuera cualquiera que no es familia y seria cuestionable la posición de cercanía que se debe tener. No se tiene siempre una posición de garante, además de vinculación familiar es necesario que exista dependencia absoluta.
 Comunidades de peligro: cuando un grupo de personas decide llevar a cabo una acción de riesgo asumiendo que entre todos ellos se van a ayudar si surge un problema.
Ejemplo: alpinistas. Todos y cada uno de ellos son garantes de lo que les pase a los demás. Son asumidas voluntariamente.
 Asunciones voluntarias de la posición de garante: es el caso de los contratos, lo que da la posición de garante son las asunciones voluntarias estén en los contratos o no.
Ejemplo: si firmas un contrato donde asumes la protección del bien jurídico, aunque el contrato sea nulo sigues teniendo el mismo deber.
2. Control de una fuente de peligro:  Actuar precedente (Teoría de la injerencia): dice que si tú has provocado una situación de riesgo de un bien jurídico tienes la obligación de conjurar ese riesgo, porque si se produce un resultado lesivo tú respondes de ese resultado.
Ejemplo: coche muy cargado, y se cae algo por el camino y ocurre un accidente y esa persona se choca con el obstáculo caído y muere. Esta teoría diría que la persona ha cometido un homicidio.
Esta teoría funciona en aquellos casos donde se crea un riesgo voluntario, pero si se crea por imprudencia o de forma fortuita es difícil decir que ha sido una comisión por omisión.
Se entiende por la doctrina mayoritaria y la jurisprudencia que solamente se aplica cuando se crea un riesgo doloso.
 En sentido estricto: dentro del ámbito del sujeto activo.
Ejemplo: pitbull, casos en los que se tiene una fuente de peligro que no se controla. Si no controlo el peligro el resultado de esa fuente de peligro será castigado por comisión por omisión.
 Casos en lo que se tiene la obligación de conjurar un riesgo de terceros: se habla de fuente de peligro de personas. Se es responsable por comisión por omisión del resultado lesivo que lleva una persona sobre otra.
Ejemplo: tener un hijo loco que quiere matar al vecino, y tienes capacidad de que esto no suceda debes evitarlo porque si lo mata tu también serás culpable como cooperador necesario por homicidio.
 Se deben interpretar de forma estricta, de forma restrictiva (la posición de garante).
o Se tiene que producir un resultado o Capacidad del sujeto para evitar ese resultado: nos referimos también a la imputación objetiva, que también es exigible en los delitos de comisión por omisión. En estos delitos no existe relación de causalidad, pero si relación de riesgo. Que realmente se produzca un resultado debido a que yo no lo evite es la imputación objetiva del delito.
 Parte subjetiva: o Conocer y saber que concurren los seis requisitos que se han visto anteriormente.
o El hecho de saber o no si se está en posición de garante no se vería como un error de tipo y sino como un error de prohibición.
LOS TIPOS DE IMPERFECTA REALIZACION Son los actos preparatorios punibles y la tentativa No se llega a consumar un tipo previsto en el código penal, pero esa no consumación da lugar a su vez a otro tipo, los tipos de imperfecta realización.
La primera consecuencia es que solo hablamos de delitos dolosos porque solo se castigan si se consuman.
Los tipos de imperfecta realización solo se refieren a tipos dolosos.
Iter criminis, es el camino del delito, todo delito tiene un camino. Aquí nos encontramos diferentes fases:   Fase interna del delito: es mal llamada porque si es interna no constituiría delito, esta fase de idealización no le interesa al derecho penal.
Fase externa del delito: aquí si entra el derecho penal, en la fase externa hay diversos momentos: o Nos podemos encontrar primeramente con los actos preparatorios punibles: esta fase no se da siempre.
Los actos preparatorios punibles son:  Conspiración para delinquir.
 Proposición para delinquir.
 Provocación para delinquir. Pero solamente en aquellos casos en los cuales el tipo penal lo contemple de forma expresa. Ejemplo: homicidio, en cambio, en el delito fiscal no cabe la conspiración ni la proposición ni provocación y en un homicidio puede no existir estos actos. Esta fase puede darse pero es muy posible que no se dé.
o Ejecución del delito: integraría la tentativa, esta se inicia con la tentativa y la ejecución se inicia con la tentativa. El principio que rige aquí es el de la punición de la tentativa, se castiga siempre. Mientras que los actos preparatorios, solamente, se castigan los punibles, porque los actos preparatorios en principio son impunes, salvo que sean los tres anteriores, no son inicio de ejecución.
 Toda tentativa por naturaleza es punible, solamente hay casos excepcionales en que no es punible.
o Consumación del delito: ya es fin de ejecución.
o Por último, nos encontramos una fase que puede concurrir o no, es la llamada agotamiento del delito, en principio, no tiene ningún tipo de repercusión, desde un punto de vista de la consumación, porque está ya se ha dado. Esto seria los efectos derivados de inmediato de esa consumación. Ejemplo: ladrón que roba un cuadro famoso seria consumación, si lo quiero vender agotamiento.
 Se dice siempre que todos los actos que forman parte del agotamiento no serían punibles porque ya sería parte del delito.
Deben reprocharse las actuaciones previas a la consumación porque: 1. Teoría objetiva: dice que los actos previos a la consumación, sea actos preparatorios, sea tentativa, constituyen un peligro para el bien jurídico. Esta es la teoría que seguimos en España. Esto implica:  Solamente castigar determinados actos preparatorios: los que realmente lo son, objetivamente hablando, peligroso para la sociedad.
 Distinción entre tentativa y delito consumado: siendo coherentes hay más peligro en la consumación, así que tendrá más pena.
 Tentativa irreal: en aquel caso en que no exista un peligro objetivo no se castigaran.
2. Teoría subjetiva: se han de castigar los actos previos a la consumación porque lo que el sujeto está intentado es consumar, que es realmente lo peligroso.
Esto lleva a una serie de consecuencias:  Una ampliación considerable de los actos preparatorios punibles: se amplían y no son solo tres, porque la mente del sujeto está consumando y es peligroso y debe castigarse.
 Tentativa y consumación: se tendrían que castigar de la misma forma porque la intención del sujeto era consumar, la tentativa y la consumación serian lo mismo y deberían castigarse igual, por ser iguales de peligrosas.
 Tentativa irreal: supone que no existe un peligro objetivo, pero también se debe castigar porque el sujeto está pensando en consumar, pese a que no suponga ningún peligro real.
3. Teoría mixta: dice que se debe prestar atención a la intención del sujeto pero dotarla de un valor objetivo, por ejemplo, conmoción social.
 Actos preparatorios: si produce conmoción social se castiga.
 Tentativa y consumación: siempre que constituyan conmoción social.
 Tentativa irreal: no produce conmoción social, así que no serían punibles.
Actos preparatorios punibles: No son inicio de ejecución - Conspirar: varias personas conspiran realizar un mal contra otro.
Proposición: varias personas proponen un delito, normalmente una a otra.
Provocación: es incitar a delinquir, mínimo se necesitan dos personas.
Lo que hay es una pluralidad de personas ahí está la personalidad. Por eso, los pensamientos internos no son actos punibles porque solo lo hace una persona.
La definición exacta se da en el artículo 17.1 y 18 del código penal.
Conspirar: Concertar con otro u otros para ejecutar un hecho delictivo y decidimos ejecutarlo. Esto es una coautoría anticipada.
Proposición: 17.2CP Es invitar a otro, un sujeto que no va a participar en la ejecución, invita a otros a que la ejecuten. Es una inducción frustrada o una tentativa de inducción. Induce a otros a realizar el delito. Cuando no se consuma el delito del inducido es una proposición de delito.
Provocación: Se parece mucho a la proposición pero se requieren dos elementos adicionales:   Que sea una cantidad de personas indeterminadas.
Que se realicen mediante la imprenta o radiodifusión o decirlo ante una pluralidad de personas. Las palabras deben incitar a realizar el hecho, no pueden ser simplemente expresiones u opiniones.
Tentativa Se encuentra regulada en el artículo 16 y en el 62 del código penal. La ejecución empieza con la tentativa.
En el artículo 16 del código penal, se describen como la realización de todos o parte de los actos necesarios para llegar a la consumación pero sin llegar. Esto es la parte objetiva.
Nos encontramos el problema de saber en que teoría tenemos que estar, pero en el fondo es lo mismo, la valida es la teoría objetiva porque se tiene que tener en cuenta el prisma objetivo del plan del autor.
Hay un problema y es determinar cuándo empieza la tentativa. La tentativa comienza:     Teoría subjetiva: Se tiene en consideración la opinión del que va a cometer el delito. Tiene en cuenta lo que está pensando el sujeto, la fase decisiva del sujeto que va a comentarlo. Esto tiene un problema porque él no lo va a contar y es difícil determinar porque para él no va a haber tentativa.
Teoría objetivo formal: como lo anterior da inseguridad jurídica, para darle se va al verbo del tipo penal y en el momento en que empiece a conjugarse se puede entender como inicio de la tentativa. Ejemplo: matar. No hay tentativa porque se mata o no se mata.
Teoría objetiva: es el criterio más seguido. Parte de una premisa de dice que el inicio de la tentativa es toda aquella acción que de una forma natural se encuentra unida a una acción típica. Se ha intentado concretar diciendo que hay que tener en cuenta es: o El plan del autor: bajo un prisma objetivo, esto quiere decir que haya inminente peligrosidad, aquella conducta que sea inminentemente peligrosa o bien la conducta inmediatamente anterior (criterio de la temporalidad).
o Se inicia la tentativa en el momento justo anterior al que el sujeto vaya a llevar a cabo la acción típica.
o Nos encontramos con el problema del sujeto que se vale de instrumentos, personas que están ayudando a un delito sin conocimiento.
Parte subjetiva: La intención del sujeto, es la voluntad de consumación.
Hemos de distinguir dos supuestos distintos, en la tentativa acabada coincide con el tipo subjetivo del delito consumado. El sujeto quiere consumar y cuando lleva a cabo el delito consumado lleva igual la misma acción.
Tentativa inacabada, existe desistimiento voluntario Tentativa inidónea (delito imposible) que se diferencia de la tentativa irreal. Quiere decir que es un tipo de tentativa que nunca iba a dar lugar a la consumación, sea por idoneidad de los medios, del sujeto. Estos hechos son punibles porque la conducta del sujeto se estudia ex ante y es peligroso. Esta tentativa se castiga.
Tentativa irreal: se trata de supuestos en los cuales momento ex ante no podemos valorar la peligrosidad de la acción. Ejemplo: poner cucharadas de azúcar para envenenar a alguien. La tentativa irreal no se castiga.
Elemento negativo del tipo: significa dejar de hace algo que estabas haciendo voluntariamente. Supone tener en consideración cuando nos encontramos con voluntariedad o no voluntariedad, en el fondo se ha de tener en cuenta el desistimiento.
No es lo mismo desistimiento voluntario con tentativa inacabada que la acabada. En la inacabada el desistimiento es no continuar con la acción. En la tentativa acabada el desistimiento se lleva a cabo haciendo una acción positiva para deshacer lo ya hecho.
Elemento negativo del tipo no exista desistimiento voluntario. Elimina la tentativa completamente.
Si concurren los tres requisitos hay tentativa.
AUTORÍA Y TIPOS DE PARTICIPACIÓN En toda relación de riesgo y causalidad nos encontramos también la llamada relación de autoría. Es evidente que el hecho se ha producido por alguien.
Los tipos de autoría son aquellos en los que se describe la acción del autor. Los tipos de participación son los que describen la intervención de otro sujeto distinto del autor en el hecho del autor.
Esto se regula en los artículos 28 y 29, y 61, 62 y 63 del Código Penal.
En la relación de autoría se distingue los autores en sentido estricto, compuesto por:    El que ejecuta el hecho por sí mismo.
El que ejecuta el hecho conjuntamente de otros: esto es lo que se llama la coautoría.
Autoría mediata: utilizar a otro como instrumento. EJEMPLO: camarero que lleva veneno a una persona sin saberlo. Se dan cuando realmente se utiliza a otra persona como un mero instrumento, de tal forma que no sabe o no tiene culpabilidad.
También hay autores en sentido amplio, compuesto por:    El inductor.
El cooperador necesario.
El cooperador no necesario: cómplice.
Ninguno de estos, dogmáticamente hablando, son autores, sino que son partícipes.
Ninguno de ellos comete un tipo de autoría, sino un tipo de participación.
Tanto a los autores en sentido estricto como amplio se les aplica la misma pena.
Para distinguir la autoría de la participación depende en qué concepto manejamos de autor. Se entiende que existen tres conceptos distintos de autor: 1. Concepción unitaria de autor: se basa en la teoría de la equivalencia de las condiciones, no se distingue entre autoría y participación. El problema que presenta es que, en el fondo, castigarían como autor al sujeto que ha aportado algo al criminal. Esta concepción en España no está vigente.
2. Concepción extensiva de autor: en el fondo parte de lo mismo que la anterior, se basa en la equivalencia de las condiciones, con lo cual cualquier persona que haya aportado algún hecho causal a la finalidad, debería castigarse como autor.
Pero distingue autor de participación. El criterio que se adopta para distinguir autor de partícipe se tiene que tener en cuenta lo que piensa el sujeto cuando actúa: aquel que se considere autor será autor, aquel que se considere partícipe será partícipe. Esta teoría tampoco se adopta en España. En el fondo lo que hace es aplicar una causa de restricción de la pena.
3. Concepción restrictiva de autor: este concepto abandona la teoría de la equivalencia de las condiciones. Solamente pueden ser autor determinadas personas, las más relevantes y que tengan una mayor contribución al hecho.
Por tanto, aquí restringe. Autor es quien realiza una aportación relevante al hecho. Esto se determina a partir de tres teorías: a. Teoría objetivo-formal: que dice que la contribución relevante es: se va al tipo penal, donde se ven los verbos que se describen y quien sea el sujeto de esos verbos serán los que realicen una contribución relevante.
Esto plantea muchas dudas: EJEMPLO: atraco a un banco, dos personas están dentro atracando y una esperando a la puerta de este con el coche para huir. Este último sería un cooperador necesario, y la consideración de autoría sería igual que los otros, así que esta teoría falla.
b. Teoría objetivo-material: es difícil ver los criterios diferenciadores. Dice que no se ha de estar a los verbos típicos, sino que se ha de estar al que efectúa la verdadera contribución relevante. EJEMPLO: se plantea el mismo problema que en el ejemplo anterior, el conductor podría ejercer o no una contribución relevante.
c. Teoría dominio del hecho: es autor aquel sujeto que domina, finalmente, la ejecución del hecho. Esta doctrina deriva del finalismo: los hechos pasan porque un sujeto quiere que pasen.
Lo que determina la autoría o la participación es la pertenencia del hecho. Se pregunta quién es el autor principal, y ese será el que sea autor. Y es partícipe quien puede considerarse autor secundario, el sujeto que es dependiente del tipo de autoría del autor principal.
Autoría mediata La autoría mediata es cuando se utiliza a otra persona con instrumento. Nos encontramos con que el realmente importante es el de atrás, el que no ejecuta el hecho, porque lo único que hace es utilizar a un segundo sujeto como mero instrumento. Nos lo podemos encontrar en: 1. Cuando el instrumento no tiene antijuricidad: o no tiene tipicidad objetiva (no aparece en los tipos penales) EJEMLO: violencianazis que ponían a judíos en barreños de agua helada que les causaba lesiones, los nazis realmente no causaban ningún delito, se autolesionaban los judíos. Los nazis habrían hecho delito de autoría mediata; o no tienen subjetiva. EJEMPLO: amigo que da un paquete de “café” a otro cuando va a volar, y realmente es droga. Cuando concurre una causa de justificación. EJEMPLO: una persona va a los Mossos para denunciar una violación, van a casa del sujeto y lo detienen la demanda es falsa, así que la detención es ilegal, pero concurre una causa de justificación; la autoría mediata pertenecería al que denuncia la violación.
2. Cuando el instrumento no tiene culpabilidad: existen tres casos: a. Porque es inimputable: EJEMPLO: convencer a un loco de que cometa un delito. Es el mismo caso cuando sucede con menores de edad.
b. Porque concurre en él un miedo insuperable: presión psicológica.
c. Porque concurre en él un error de prohibición invencible.
Cuando al sujeto le falta acción ya ni hablamos de autoría mediata.
Coautoría Supone la realización conjunta y de mutuo acuerdo de un hecho delictivo. Rige un principio básico: el principio de imputación recíproca, la participación de cada uno de los integrantes se imputan a todos los que forman el grupo. No es necesario que todos los integrantes realicen el verbo típico.
Los criterios que se pueden determinar para separar la coautoría de la cooperación son aquellos sujetos que no tengan protagonismo no serán autores, serán partícipes.
Participación El inductor y el cooperador necesario se castigan como autores, el cooperador no necesario como cómplice.
El fundamento de la participación es que ayudan a realizar un delito. La punición de este tipo se ha visto desde dos puntos de vista: 1. Teoría de la corrupción o de la culpabilidad: dice que se castiga a los partícipes porque lo que hacen es convertir o favorecer la conversión de otro sujeto en delincuente. El problema es que para ser delincuente se tiene que realizar el delito. Lo que se dice es que se está ayudando a convertir o favorecer la conversión a un sujeto que ha hecho un hecho antijurídico y culpable.
2. Teoría de la causación o del favorecimiento: es la que se basa el principio de punición de la participaciónprincipio de accesoriedad limitada. Este dice que para poder castigar al partícipe es necesario que el hecho del autor sea antijurídica, no es necesario que, además, sea culpable. EJEMPLO: si se le dice a un sujeto desequilibrado que mate a su mujer y lo hace. El que lo dice sería inductor porque el sujeto principal ha hecho un acto antijurídico, no es necesario que sea culpable. Hay otros principios distintos: principio de accesoriedad mínima la acción del sujeto solamente es necesario que sea típica. La consecuencia sería que si se actúa con causa de justificación, al partícipe se le podría castigar y al autor no. Esta teoría no se aplica. Principio de accesoriedad máxima se exige que haya antijuricidad y culpabilidad. Este principio tampoco se aplica.
Inducción Es la causación en otro u otros, siempre determinados, de la idea criminal como autor a través de un influjo psicológico directo, es decir, convencer a otro u otros determinados de que cometan un tipo de autoría. Se convence a través de una influencia psicológica directa. Requiere, por lo tanto, la causación de esa idea en el sujeto y que el sujeto al que se convence vaya a cometer el hecho en calidad de autor.
El tipo subjetivo de la inducción es lo que se llama doble dolo: en primer lugar saber y conocer que se está convenciendo, influyendo psíquicamente en un sujeto para que haya un crimen, y en segundo lugar que el sujeto lleve a cabo ese hecho como autor.
Cooperador necesario Para diferenciarlo de la complicidad: teoría de los bienes escasos: cuando la aportación del sujeto es un bien escaso, es un cooperador necesario, cuando la aportación del sujeto no es un bien escaso, es un cómplice (cooperador no necesario).
Hay un momento temporal: el cooperador necesario es antes del hecho delictivo mientras que el cómplice puede ser antes o durante la ejecución del delito. Si el cooperador necesario fuera durante la ejecución del delito sería una coautoría.
12-16 temas desde omisión.
Final: 1-16 + 20 Causas de justificación: Cuando concurre una causa no hay antijuricidad, si no es antijurídica esta conducta ya no se produce un delito.
Relación entre antijuricidad y tipicidad: La conducta sigue siendo típica porque es externa y sigue estando plasmada en el código penal pero al ser una causa de justificación no se desvalora la conducta.
Que el hecho siga siendo típico supone que es un acto que para el derecho penal no es correcto.
 Teoría de los elementos negativos del tipo: para esta teoría todo tipo penal tiene una parte positiva y una parte negativa, la parte positiva es la descripción de la conducta externa cometida por dolo o imprudencia y la parte negativa la ausencia de causas de justificación, de tal forma que cuando concurre una causa de justificación nos falta el propio tipo penal, porque ambas lo constituyen. La virtud que tiene esta teoría es que el hecho antijurídico tiene una parte positiva y negativa. Esta teoría es la que se sigue en España.
La tipicidad es la ratio ascendi de la antijuricidad, pero no es lo mismo. La tipicidad, nos informa de que una conducta puede llegar a ser antijurídica solamente si dejara de ser antijurídico si concurre una causa de justificación.
Estructura normativa de las causas de justificación: Hay dos situaciones posibles:   Cuando concurre la causa de justificación ¿se infringe una norma prohibitiva para pasar a una norma permisiva? Cuando concurre una causa de justificación ¿no se infringe una norma prohibitiva? Esta es la situación que se sigue, no hay norma prohibitiva que se incumpla, simplemente, se realiza una actuación que no está prohibida porque le está permitida.
Elementos subjetivos que deben concurrir para que haya una causa de justificación, porque este elemento subjetivo se proyecta a todo el delito entero, a lo largo de todo el delito.
Es necesario el saber y conocer que concurren los elementos subjetivos del tipo para que se pueda aplicar una causa de justificación.
Ejemplo: sujeto que se cree que está bajo la concurrencia de una causa de justificación sin estarlo en realidad. Nos encontramos subjetivamente hablando que el sujeto piensa que concurre una causa de justificación pero objetivamente hablando no se está produciendo. Sería un error de tipo, si el error del sujeto es invencible seria impune pero si es vencible seria castigado por imprudencia.
Ejemplo: sujeto que ataca a otro pero está incurso en una causa de justificación, sin saber que esa otra venía a atacarlo. Desde el punto de vista subjetivo, no concurriría causa de justificación, desde el objetivo se está defendiendo aunque no lo sepa. Esta cuestión se trataría por el derecho penal como analizándolo ex ante, se le debería castigar por tentativa inidónea (doctrina alemana), en España es posible que las causas de justificación den lugar a una eximente completa (concurren todos los elementos necesarios para la causa de justificación, tanto objetivos como subjetivos) o una eximente incompleta (cuando no concurran los elementos de las causas de justificación).
Diferencia entre los efectos de las causas de justificación y una causa de exculpación: 1. Legítima defensa: Frente un sujeto que está incurso en una causa de justificación no cabe legítima defensa. Sin embargo, si el sujeto está bajo (trastorno mental que le impide conocer la consecuencia de sus hechos) causa de exculpación si cabe legítima defensa.
2. Participación: rige el principio de accesoriedad limitada (se castiga cuando el hecho principal del autor es antijurídico). Si en este hecho concurre una causa de justificación no se castiga a los partícipes. Si concurre una causa de exculpación se castiga a los partícipes porque el hecho principal es antijurídico.
3. Medidas de seguridad: aquella persona que esta incursa en una causa de exculpación no se le impondrá una pena, sino una medida de seguridad. Sin embargo, aquel sujeto incurso en una causa de justificación no se le impondrá ni pena ni medida de seguridad.
4. Responsabilidad civil: un sujeto incurso en una causa de justificación generalmente no tendrá que hacer frente a ninguna responsabilidad civil. En principio, ausencia de antijuricidad penal generalmente lleva relación con una ausencia de antijuridicidad civil. Sin embargo, este sujeto que está bajo causa de exculpación tendrá que responder frente a responsabilidad civil.
La legítima defensa: Es la más importante de las causas de justificación porque es la que más se da.
Según el derecho romano, el fundamento era individual, solamente lo puede ejercer la persona que es agredida. Sin embargo, en el germánico es un derecho colectivo cualquier persona podría restituir el derecho.
En nuestro derecho si es verdad que se pueden defender derechos individuales ajenos pero tienen que ser bienes jurídicos individuales (ejemplo: la vida, la integridad física, etc.), pero hay bienes jurídicos colectivos (ejemplo: orden público) estos no se pueden defender. También cabe defender bienes jurídicos inmateriales, el honor o la indemnidad sexual. Pero no cabe legítima defensa sobre bienes jurídicos colectivos.
Requisitos para la legítima defensa: 1. Agresión ilegitima: en un principio eran solo los ataques físicos hacia la persona a atacar. Sin embargo, también existen ataques a bienes inmateriales como las expresiones verbales. Puede ser cualquier tipo de agresión. Entendemos que es la agresión antijurídica, es decir, que sea un comportamiento humano, que no esté en curso cualquier causa de ausencia de acción. La agresión tiene que ser actual, que esté en peligro el bien jurídico y que todavía lo esté.
2. Defensa necesaria: o En abstracto (que se dé una agresión ilegitima porque si no hay defensa).
o En concreto, es necesario para contemplar la legitima defensa, la llamada necesidad racional del medio empleado, no es proporcionalidad, sino que se pone en marcha medios de defensa racionalmente necesarios para conjurar esa agresión ilegitima. Significa que dependiendo las circunstancias se podrán poner un articulado medio defensivo si es el necesario para oponer esa agresión. Se da exceso intensivo cuando te pasas de los medios empleados, sin embargo, se da exceso extensivo cuando se prolonga la defensa más de lo necesario.
3. Ausencia de provocación por el defendido: si el que se defiende ha provocado una provocación no puede ampararse después en la legítima defensa. Hay veces que una mínima provocación no puede dar a una gran agresión.
Legítima defensa putativa: Aquel sujeto que se piensa que está incurso en una legítima defensa. Se castiga como error de tipo.
...