Tema 9. La corona. D constitucional (LUÑO) (2014)

Apunte Español
Universidad Universidad de Lleida (UdL)
Grado Derecho - 1º curso
Asignatura Derecho Constitucional I
Año del apunte 2014
Páginas 3
Fecha de subida 19/11/2014
Descargas 7
Subido por

Vista previa del texto

Profesor Luño 9.1 El estatuto del Rey.
TEMA 9- LA CORONA Nuestra constitución establece una monarquía hereditaria que presenta algunas particularidades: 1. El rey debe ser considerado como un órgano constitucional, aunque su régimen jurídico sea muy diferente del de los demás órganos constitucionales.
2. la referencia expresa a la persona del actual monarca debe ser entendida en dos sentidos: por un lado señalar que su posición dimana de la Constitución, y por otro que supone la legitimación democrática de su propia existencia, anterior a la norma constitucional.
3. el orden de sucesión del trono sigue las reglas clásicas del sistema castellano. En caso de fallecimiento o abdicación del rey, la sucesión se produce de forma automática a favor del heredero. Según nuestra Constitución, la Corona de España es hereditaria en los sucesores de D Juan Carlos. Tres principios rigen la sucesión: o Primogenitura: se prefiere la línea directa (une personas que descienden unas de otras) a la colateral (une personas que proceden del mismo tronco) o Masculinidad: se prefiere al hombre a la mujer y en el mismo sexo, la persona de mayor edad.
o Representación 4. La intervención de las Cortes en el orden de sucesión se produce en dos momentos diferentes: Para resolver las abdicaciones, renuncias y cualquier duda de hecho o derecho que se pudiera producir, que las CG resolverán mediante ley orgánica. Y para proveer la sucesión a la Corona cuando se hubieran extinguido todas las líneas llamadas en derecho.
5. En lo referente al heredero se constitucionaliza su dignidad de Príncipe de Asturias, regulándose el juramento del mismo cuando alcance la mayoría de edad. Por otro lado el art 57.4 establece su exclusión del trono cuando contrajeran matrimonio cuando hay una prohibición del rey y de las CG.
El matrimonio no necesita autorización de estos pero si pueden prohibirlo.
9.2 La Regencia y la tutela La Regencia actúa como auténtico jefe del Estado, con todas las atribuciones que la Constitución predica del monarca. Según la Constitución, las situaciones que posibilitan la existencia de la Regencia son dos: o La minoría de edad. La Regencia estará desempeñada por el padre o madre del rey y, en su defecto, el pariente mayor de edad próximo a suceder la Corona(art.59.1). Hasta que cumpla los 18 años.
o La inhabilitación del rey: tiene que ser reconocida por las CG, entrando a ejercer la Regencia el príncipe heredero si fuere mayor de edad, y si no las personas previstas en el apartado anterior hasta que alcance la mayoría. Hasta que las CG aprecien que la inhabilitación ha desaparecido.
Ángela Bayona Página 1 Profesor Luño Si no hay persona a quien corresponda la Regencia, será ejercida por quien nombren las Cortes.
En el caso de minoría de edad, además de la Regencia, tiene que haber un tutor para la protección de los derechos e interese del rey. Clases de tutoría 1. Tutoría testamentaria, el rey difunto hubiese nombrado en su testamento al tutor del rey menor, tendrá que ser mayor de edad y español de nacimiento.
2. Tutoría legítima. Corresponde al padre o madre del rey, mientras permanezcan viudos.
3. Tutoría parlamentaria. Nombrada por las CG entre cualquier español de nacimiento mayor que no ocupe cargo o representación política 9.3 Las funciones del Rey.
   Símbolo de la unidad y permanencia del Estado Arbitro y moderador del funcionamiento regular de las instituciones.
El más alto representante del Estado en las relaciones internacionales.
9.3.1 Funciones en relación con las Cortes Generales 1.
2.
3.
4.
Sanción y promulgación de las leyes Convocatoria de las Cortes al inicio de la Legislatura Disolución de las Cortes Convocatoria de elecciones.
9.3.2 Relación con el Poder Ejecutivo 1.
2.
3.
4.
5.
Proponer al candidato a Presidente del Gobierno Nombrar y separar miembros del Gobierno a propuesta del Presidente.
Expedir Decretos aprobados por el Consejo de Ministros Mando supremo de las Fuerzas Armadas.
Relaciones internacionales: acredita embajadores, declara la paz y la guerra Ángela Bayona Página 2 Profesor Luño 9.4 La institución de refrendo.
El refrendo es una institución típica del sistema parlamentario mediante el cual se autentifica el acto de un tercero y se asume la responsabilidad que a este fuera correspondido. El refrendo surge en los albores del sistema parlamentario como un límite a las facultades del monarca.
Normalmente se trata de una firma que el titular legitimado pone junto a ladel monarca, aunque caben, dependiendo de la función correszpondiente, otras formas de manifestación del refrendo, como puede ser la presencia gubernamental en actos y viajes oficiales del rey.
    Los actos del rey, excepto los previstos en el art 65.3, deben ser siempre refrendados.
La ausencia de refrendo implica invalidez del acto.
El refrendo debe hacerse en la forma prevista en el art 64 La autoridad refrendante asume la responsabilidad del acto del rey.
Los sujetos legitimados para refrendar normalmente son miembros del Gobierno. Nuestra Constitución establece varios supuestos: ⇒ Supuesto general: al presidente del Gobierno como titular legitimado para refrendar el acto del Rey.
⇒ Supuesto particular: los ministros competentes.
⇒ Supuesto especial: el presidente del Congreso de los Diputados.
El efecto principal del refrendo consiste en una traslación de la responsabilidad por el acto del rey al titular legitimado para prestarlo. Así el art 64.2 dispone que “de los actos del rey serán responsables las personas que los refrenden”. Un acto sin refrendo no es válido. El refrendo viene a significar una contrapartida al principio de irresponsabilidad del monarca. Es decir, junto a la perdida de la responsabilidad se pierde la capacidad de decisión política.
Hoy en día mediante esta institución se designa una actuación de una determinada persona que formalmente se atribuye a otra, aunque el titular real del acto no es el que formalmente lo realiza, sino la persona que presta el refrendo al mismo.
Ángela Bayona Página 3 ...