2: Sistema de Fuentes Visigodas y Medievales (2014)

Apunte Español
Universidad Universidad de Málaga
Grado Derecho + Administración y Dirección de Empresas - 1º curso
Asignatura Historia del Derecho
Año del apunte 2014
Páginas 14
Fecha de subida 29/07/2017
Descargas 1
Subido por

Descripción

Tema 2

Vista previa del texto

Tema 2: Sistema de Fuentes Visigodas y Medievales 1. Concepto de Fuente. Clases.
Concepto de Fuente: En sentido figurativo o metafórico, fuente significa el origen de algo. En ciencia del derecho, se habla de fuente del derecho para hacer referencia a los actos o hechos pasados de creación, modificación o extinción de normas jurídicas.
También pueden ser los órganos que crean las normas del ordenamiento jurídico, así como los factores históricos que inciden en la creación del derecho.
Clases de fuentes: En cuanto a las clases de fuentes, distinguimos: - Fuentes de Creación: hacen referencia al lugar del que emana la norma jurídica, es decir, la forma en que es creada, distinguiéndose dentro de las mismas las de tipo popular y las de origen oficial. Las de tipo popular se producen cuando el derecho lo crea la propia comunidad por la repetición de actos, se denomina costumbre y es la fuente de creación del derecho más antigua. Las de origen oficial se producen cuando la norma es creada o sancionada (aprobada, autorizada) por un poder político en determinados sistemas o momentos históricos.
- Fuentes de Conocimiento: son todos aquellos escritos u objetos del pasado que facilitan datos sobre cuál era el derecho en otros tiempos. Dentro de las fuentes de conocimiento, la doctrina distingue entre fuentes jurídicas y fuentes no jurídicas. Las fuentes jurídicas son textos político-legales, tradición jurídica oral, literatura jurídica constituida por obras y escritos de los jurisconsultos (técnicos en derecho), documentos de aplicación del derecho y principios generales del derecho, que son las ideas fundamentales de la organización jurídica de una sociedad. Las fuentes no jurídicas son aquellos escritos y objetos que ofrecen alguna información acerca del derecho de una época, pero que no crean ni aplican derecho.
2. Fuentes Visigodas. El Liber Iudiciorum.
Fuentes Visigodas: La personalidad del derecho significa que el derecho se aplica de forma exclusiva a las personas que pertenecen a un grupo sociopolítico concreto, con independencia del territorio en el que se encuentre.
Por su parte, la territorialidad supone que el derecho se va a aplicar a las personas que se encuentren en un territorio concreto, con independencia del grupo social al que pertenezcan.
Existen dos teorías: - La Teoría Tradicional (hasta 1941): según esta teoría, el principio que destaca es la personalidad del derecho visigodo. En base a esta teoría, el código de Eurico solo estuvo vigente para la población visigoda mientras que el Breviario de Alarico se dictaría para la población hispanoamericana.
- La Teoría Territorialista (a partir de 1941): fue defendida por García-Gallo. En base a esta teoría, se afirma que ambos cuerpos legales, tanto el Breviario de Alarico como el Código de Eurico, tuvieron carácter territorial y por tanto ambos se aplicaban por igual a los visigodos y a los hispanoamericanos.
La principal fuente visigoda es el Liber Iudiciorum, otras anteriores son: - Leyes Teodoricianas: promulgadas por Teodorico I y Teodorico II (Siglo V).
- Código de Eurico: promulgado por el rey visigodo Eurico (año 476).
- Codex Revisus o Código de Leovigildo: se trata del Código de Eurico revisado por Leovigildo casi un siglo después.
- Breviario de Alarico o Lex Romana Visigothorum: promulgado por Alarico II (año 506).
Liber Iudiciorum, Liber Iudicium o Liber Iudicis (Libro de los Jueces): *Siempre entra No es solo la obra más importante del derecho visigodo, sino también la más conocida. Se promulga por el rey visigodo Recesvinto en el año 654, y supuso la afirmación definitiva del derecho visigodo frente a cualquier otro ordenamiento que estuviese vigente en ese momento, que quedaba expresamente derogado. A partir de su promulgación, el Liber se convierte en la única norma que podía ser aplicada por los jueces, que en su defecto, debían acudir al rey para que dictase sentencia.
Cuando Recesvinto promulga el Liber, lo presenta como una recopilación del derecho visigodo, que recogía todas las normas dictadas con anterioridad al año 654. Las leyes del Liber a veces indicaban el nombre del rey que las promulgó, pero otras veces no se decía nada y la ley venía precedida de las palabras antiquae o antiquae emendatae. Las antiquae son normas que proceden del Código de Eurico, mientras que las antiquae emendatae proceden del Código de Leovigildo.
En cuanto a la estructura del Liber, tiene doce libros que se dividen en títulos que tratan sobre derecho político, penal, privado o procesal. Esta estructura sigue el sistema propio del derecho romano.
El Liber tuvo varias redacciones, distinguimos dos tipos: - Oficiales (sancionadas por la autoridad): las más importantes son: · La de Ervigio, que se promulga en el Concilio XII de Toledo en el año 681. En esta redacción se van a modificar algunas normas del Liber y se van a incluir leyes nuevas, sobre todo leyes de Ervigio contra los judíos.
· La de Érgica, que se promulga en el año 693 en el Concilio XVI de Toledo. Esta redacción se caracteriza porque incluye quince leyes nuevas del rey Érgica.
- No Oficiales: destaca la llamada Vulgata del Liber, que se trata de un texto realizado por juristas anónimos que supuso una importante manipulación de las normas del Liber, y también supuso la introducción de un título preliminar que hasta entonces no existía.
El Liber Iudiciorum se seguirá aplicando en la Alta Edad Media, pero sobre todo lo que se aplica es la Vulgata en la zona de Cataluña. Se va a aplicar también a los mozárabes y en algunos territorios peninsulares que no estaban sometidos a los musulmanes. Sin embargo, su vigencia en estas zonas va a ser limitada por las siguientes razones: porque pierde su carácter territorial, porque se aplica principalmente en materia de derecho privado (dejando de aplicarse el derecho público), porque al no existir un poder político que renueve el texto se convierte en un derecho viejo que no responde a la realidad medieval (esta ausencia del poder político hace que sea menos efectivo), y además el texto se vulgariza cada vez más ya que, al no existir interpretaciones oficiales del mismo, van surgiendo diversas interpretaciones privadas.
También se sigue aplicando el Liber en la Baja Edad Media.
Lo que se aplica principalmente es la Vulgata, que se traduce al castellano en el siglo XIII y se denomina Fuero Juzgo. Se va a aplicar hasta el punto que se otorga como derecho local de algunas ciudades de Andalucía y Murcia. También se va a aplicar en Toledo.
3. Concepto y Naturaleza de los Fueros: El fuero se define como la versión escrita del derecho consuetudinario de una localidad que se somete a la aprobación del rey o del señor para poder juzgar conforme a él. Normalmente, en el fuero se indica quién lo otorga.
El fuero contiene privilegios para los habitantes de la localidad, también recoge la organización municipal y, en general, el derecho de esa localidad. En cuanto a la lengua, los primeros fueros se redactaban en latín, y con el tiempo se van redactando también en castellano antiguo.
Los fueron se clasifican en grupos o familias de fueros, incluyéndose en cada grupo los que tenían un origen común.
El fuero no se redactaba de una sola vez, sino que se iban añadiendo artículos al núcleo original cuando era necesario.
Podemos hablar de fueros breves y fueros extensos: - Los más primitivos eran breves y tenían unos cincuenta artículos, destacando el Fuero de León.
- Con el tiempo, los fueros se van haciendo más complejos, dando lugar a los fueros extensos. Algunos llegaron a tener más de mil artículos, destaca el Fuero de Cuenca, que estaba escrito inicialmente en latín y se traduce al castellano en el siglo XIII. El Fuero de Cuenca es el centro de una numerosa familia de fueros, entre los que se distinguen algunos de copia literal del original, otros que son simples adaptaciones y otros que tan solo han recibido algunas influencias. (Existen centenares de fueros).
4. La Recepción del Derecho Común.
La recepción del derecho común es un fenómeno capital en la historia de los países europeos de occidente. Es un proceso que va unido al proceso de unificación política de la época, y a partir de esta recepción los países europeos van a sustituir sus derechos por un derecho común. El origen de este fenómeno se encuentra en que en el siglo XI se van a descubrir en Italia varios manuscritos de la Compilación de Justiniano. Estos textos van a despertar un gran interés en los juristas, que no solo van a conocerlos y a interpretarlos sino que también tratarán de completarlos con normas de derecho canónico y de derecho feudal con el fin de que pudieran ser utilizados en la práctica.
El derecho común se compone de los siguientes elementos: - Derecho Romano: es sobre todo el Digesto, tal y como era entendido por los comentaristas italianos. En Italia, es en la Escuela de Bolonia donde se van a estudiar estos textos. Se trata de una escuela científica que estaba fundada por un jurista llamado Irnerio. Los discípulos de esta escuela son los llamados glosadores, ya que eran expertos en la glosa. La glosa consiste en aclaras el sentido de los preceptos romanos a través de comentarios que luego se recogían en colecciones llamadas Summas. Entra los glosadores más importantes se encuentran: · Azzo, autor de la Summa Codicis.
· Accursio, que hizo una glosa muy importante y utilizada en la práctica jurídica y que permitió la difusión y el conocimiento del derecho romano.
- Derecho Canónico: su elaboración fue posible gracias a las reformas del Papa Gregorio VII, que pretendía crear un derecho canónico universal regulado desde Roma.
En base a esta idea, un monje llamado Graciano realiza una obra trascendental que era el llamado Decretum.
En ella va a agrupar las distintas fuentes del derecho canónico y les va a añadir un comentario con el que pretende aclarar los preceptos contradictorios y conseguir así una versión armónica del derecho canónico. Junto al Decretum hay que destacar las Decretales de Gregorio IX, que tienen un fin similar y fueron recopiladas por San Raimundo de Peñafort (patrón del derecho). Los decretistas y los decretalistas van a realizar respecto al decreto y a las decretales la misma tarea que hacían los glosadores respecto al derecho romano.
- Derecho Feudal: se trata básicamente del derecho feudal italiano, sobre todo el recogido en los llamados Libri Feudorum, que era una colección de carácter privado realizada por un jurista desconocido que recogía una serie de decisiones judiciales relativas a los feudos.
En España, el derecho común se va a difundir gracias a los textos fundamentales, entre ellos las Exceptiones Petri Legum Romanorum, que es un tratado de derecho romano que al parecen fue redactado en la Provenza a finales del siglo XI por un jurista llamado Pedro. Está formado por extractos del Código de Justiniano, y tenía un prólogo y cuatro libros formados por: contratos, personas, derecho penal y procedimiento y organización judicial. El otro texto es Lo Codi, que es un resumen del Derecho Justinianeo destinado a los jueces para facilitarles el conocimiento de este. Se supone que fue escrito en la Provenza en torno al año 1149, y se traduce al catalán, al castellano y al latín.
Los sucesores de los glosadores son llamados postglosadores o comentaristas, y tratan de compaginar el Derecho Romano Justinianeo con el Derecho Canónico Feudal y con el Estatutario, que regían en algunas ciudades italianas. De este modo, van a integrar el derecho común con el particular o propio, dando lugar a un derecho nuevo, un derecho de juristas denominado Mos Italicus (del modo italiano).
Entre los postglosadores destacan Bártolo de Sassoferrato y Baldo degli Ubaldi.
En cuanto a la creación de Universidades, parece ser que la construcción doctrinal del derecho común y la aparición de universidades en Europa fueron fenómenos simultáneos. En España, las universidades más antiguas son las de Salamanca y Valladolid.
A partir de la recepción del derecho común en Europa, los tribunales comienzan a resolver los casos con arreglo a las opiniones de los romanistas y canonistas.
5. Fuentes Medievales Castellanas. Las Siete Partidas.
Fuentes Medievales Castellanas: Se considera extraordinaria la labor legislativa de Alfonso X. En gran parte de su múltiple obra revela su propósito de divulgar el conocimiento de muy diversas disciplinas. En este sentido, el monarca, rodeado de especialistas, colabora especialmente en la redacción de las siguientes obras de contenido jurídico: - Fuero Real: ya estaba redactado en el año 1255 (tres años después de que empezara a reinar Alfonso X).
Consta de cuatro libros que tratan de materias religiosas y políticas, procedimiento jurídico, derecho civil y derecho penal. Sus leyes proceden del Fuero Juzgo y también de otros fueros castellanos. El monarca lo otorga como fuero municipal a diversas localidades leonesas y castellanas, lo que revela un propósito o tendencia a sustituir los fueros municipales por un derecho territorial uniforme. El problema fue que apenas se aplicó el Fuero Real.
- Espéculo: es un cuerpo legal formado por cinco libros en los que se alude a otros posteriores que no conocemos.
Su contenido se asemeja a veces de forma literal a las primeras Partidas.
- Siete Partidas.
Siete Partidas: Es el derecho más importante del derecho histórico español, y se conoce como Siete Partidas debido al número de libros de los que consta. Si se reúne la primera letra de cada uno de los siete libros se forma la palabra Alfonso. Su contenido es el siguiente: - Primera Partida: fuentes del derecho y materias eclesiásticas.
- Segunda Partida: derecho público, que incluye específicamente el derecho real, formas de sucesión al trono, prerrogativas del monarca, etc.
- Tercera Partida: organización judicial y procedimiento.
- Cuarta, Quinta y Sexta Partida: derecho civil (básicamente matrimonio), sucesiones y contratos.
- Séptima Partida: derecho penal y estatuto jurídico de judíos y musulmanes.
En cuanto a las fuentes del derecho, hay que destacar la importancia que dan a la ley, siguiente el esquema romano canónico.
En relación a sus influencias, se inspiran en textos clásicos y textos jurídicos castellanos.
Se han traducido al catalán, al portugués y al gallego, entre otros, y han ejercido una gran influencia en la formación de jurisconsultos tanto en la Edad Media como en la Moderna.
También han sido traducidas al inglés y practicadas en lugares de Estados Unidos pertenecientes a España.
En cuanto a su autoría, tradicionalmente se ha atribuido esta obra a Alfonso X, pensándose que fue redactada por una comisión de juristas dirigida por el monarca en torno a 1256 – 1265. Sin embargo, García – Gallo ha dudado de la fecha y de la autoría, cuestionando que fuera una obra exclusiva de Alfonso X, y sostiene que el Espéculo, el Fuero Real y las Partidas son reelaboraciones de un mismo texto llevadas a cabo después de la muerte de Alfonso X (1284). La razón es que las primeras referencias a las Partidas son del siglo XIV, y además contienen materiales que son de fecha posterior a la atribuida al código. En cualquier caso, se trata de una cuestión en la actualidad no resuelta.
Como Código, va a ser objeto de ediciones. Existen tres principales: - La de Alonso Díaz de Montalvo (1491).
- La de Gregorio López (1555), con correcciones y comentarios.
- La de la Academia de la Historia (1807).
En cuanto al carácter de las Siete Partidas, hasta mediados del siglo XIV las Partidas tuvieron un carácter doctrinal y no legal, es decir, servían únicamente para explicar o enseñar el derecho, pero no para aplicarlo en los tribunales. Esto fue así hasta que Alfonso XI dispuso en el Ordenamiento de Alcalá de 1348 que las Siete Partidas rigieran como derecho supletorio en Castilla.
6. El Ordenamiento de Alcalá de 1348. *Importante Se tratan de unas leyes comunes para León y Castilla aprobadas por las Cortes y celebradas por Alfonso XI en Alcalá de Henares en el año 1348. Su propósito era mejorar la administración de justicia.
En cuanto a su estructura, las leyes se agrupan en treinta y seis títulos, donde se recogen preceptos de las Cortes anteriores.
El monarca se propone acabar con la confusión legislativa, y establece un orden de prelación de fuentes en el título 28. Es el siguiente: - Se aplica en primer lugar el Ordenamiento de Alcalá - En su defecto, los fueros municipales (siempre que no fueran contrarios a Dios, a la razón o al resto de las leyes).
- Por último, con carácter supletorio, las Siete Partidas.
Este orden de prelación se va a mantener hasta la promulgación del Código Civil de 1889.
También se declara en el Ordenamiento de Alcalá que corresponde al rey la facultad de hacer las leyes y de interpretarlas.
En cuanto a las influencias, se observan las del Derecho Romano Canónico, sin embargo no se recoge el derecho común como supletorio, aunque estaba allí a través de las Siete Partidas.
7. Fuentes del Derecho Marítimo. El Libro del Consulado de Mar.
Fuentes del Derecho Marítimo: En cuanto a las características generales, el derecho mercantil marítimo medieval constituye un ordenamiento jurídico especializado, tanto por su materia como por su ámbito específico de aplicación, al margen del derecho territorial o local. El derecho marítimo es un derecho consuetudinario y, por tanto, de raíz popular, de forma que en los orígenes de nuestra civilización, el comerciante creó por costumbre unas normas propias para regular su actividad, que ya en la antigüedad clásica van a cristalizar en la llamada Lex Rhodia, originaria de la isla griega de Rhodas, que se reconoce e incluye en el Digesto como Ley del Mar.
Frente a este orden del mar, inspirador de colecciones privadas de gran difusión en la época medieval, aparece el Ius Civile romano, que establece algunos principios, siendo el más importante que el mar era un espacio libre y universal, abierto al aprovechamiento común de todos los hombres, así como también aparecen el deber de proteger los bienes sometidos al riesgo del mar, respetando la propiedad de las naves y de las mercancías, incluso en caso de naufragio.
En cuanto a las tradiciones jurídicas marítimas, tras la conquista musulmana se produce la ruptura de la unidad comercial del Mediterráneo, y se interrumpe la normal comunicación entre los puertos del Mediterráneo y los del Atlántico. Aunque las relaciones comerciales se mantienen por vía terrestre, se fueron forjando durante los siglos XI y XII dos tradiciones jurídicas: la Mediterránea y la Atlántica, que van a confluir en la España medieval.
- Tradición Mediterránea: sobre la base de las antiguas costumbres del mar, se van a formar distintas colecciones marítimas en el ámbito catalán. En este sentido, Jaime I otorga unas ordenanzas a Barcelona en el año 1258 en las que se establece una jurisdicción especial para los hombres del mar, que van a desempañar de forma rápida unos jueces llamados cónsules.
Ya en el año 1283, Pedro III crea en Valencia un auténtico Consulado de Mar, que es un organismo que rige el comercio marítimo y que tiene un doble carácter: · Por un lado es una corporación profesional que agrupa a las gentes del mar para defender sus intereses económicos.
· Por otro lado es también un tribunal especial para resolver los pleitos derivados del comercio marítimo.
En este sentido, los cónsules actuaban en primera estancia, y en segunda estancia resolvían el llamado Juez de Apelaciones. El procedimiento era sencillo, con trámites rápidos para adaptarse a las necesidades del tráfico mercantil.
En cuanto a los texto jurídicos de la Tradición Mediterránea destacan: Costums o Costumbres de la Mar y Libro del Consulado de Mar. Tienen carácter privado y anónimo, recogen usos marítimos del Mediterráneo y adquieren carácter oficial al ser aplicados como normas por los cónsules de mar.
- Tradición Atlántica: la caída del imperio romano de occidente acentúa las particularidades de las regiones costeras del Atlántico, todo ello incrementado por la violencia ejercida por los piratas. Aparece así una nueva cultura del mar basada en la violencia y en la rapiña, y que encuentra su símbolo en el naufragio y en el derecho a apoderarse de los restos de las embarcaciones en contra de lo dispuesto en la legislación romana y canónica. Todo esto paralizó durante siglos el tráfico mercantil en la zona del Atlántico hasta que el reconocimiento urbano de Europa del siglo XI permitió extender la actividad mercantil en el Atlántico, sobre todo gracias al tráfico vinícola. Este reconocimiento vino acompañado de la abolición de los malos usos del mar, desarrollándose nuevas formas de contratación mercantil, que poco a poco fue formando un derecho consuetudinario que va a quedar plasmado en una colección de Derecho Marítimo de veinticuatro capítulos denominada Rôles D’Oleron (Reglas de Olerón), formada por sentencias del tribunal de esta isla. Esta colección circula por toda Europa y alcanza una gran difusión en las costas de Francia, Holanda e Inglaterra, siendo aplicadas en España en la costa cantábrica. Ya en el siglo XIII aparece una versión castellana denominada Fuero de Layrón, que estuvo vigente en la Edad Media y Moderna, extendiéndose en algún caso concreto a las indias.
El Libro del Consulado de Mar: Es la fuente más importante de la zona mediterránea, con valor internacional. Ha sido la base para la formación de un derecho marítimo europeo casi común. Data del siglo XIV y se aplica en los consulados con una finalidad práctica.
En cuanto a su contenido, consta de trescientos treinta y cuatro capítulos numerados sin orden sistemático, que incluyen las Costums o Costumbres de la Mar y el reglamento judicial de los cónsules de mar de Valencia.
En cuanto a su difusión, ha sido traducido al italiano, al castellano, al francés, al holandés, al alemán y al inglés.
En cuanto a su naturaleza, no es un código por las siguientes razones: - Por su contenido, ya que incluye consejos morales impropios de un texto legal.
- Por su forma de redacción, ya que su tono no es imperativo y son frecuentes las reiteraciones.
- Por su falta de promulgación, ya que no procede de ninguna autoridad (es una obra privada).
...

Tags:
Comprar Previsualizar