Tema 4. Estado social y democrático de Derecho (ALOS) (2014)

Apunte Español
Universidad Universidad de Lleida (UdL)
Grado Derecho - 1º curso
Asignatura Derecho Constitucional I
Año del apunte 2014
Páginas 4
Fecha de subida 18/11/2014
Descargas 12
Subido por

Vista previa del texto

TEMA 4- El Estado social y democrático de D.
Esta lección pretende explicar el artículo 1 de la Constitución. El Estado tiene estas tres características: - social democrático De derecho Son tres elementos inseparables y los tres son igual de importantes.
Por un Estado de derecho se entiende aquel Estado que se somete al D. Hay algunos estados que cumplen esto pero no se pueden considerar ED ya que esto implica más cosas: 1) soberanía popular 2) reconocimiento de derecho y garantías 3) separación de poderes: la organización de los poderes constituidos se hace siguiendo esta separación de poderes 4) principio de constitucionalidad 5) sometimiento de todo el Estado al ordenamiento jurídico Estos 5 principios son los requisitos para que un Estado sea de derecho.
1) Soberanía popular El concepto de soberanía popular es clave en derecho constitucional para que la soberanía es el atributo esencial y exclusivo del Estado. Si un Estado no tiene soberanía, no tiene estado. El primer autor que habló de soberanía fue Bodin. Es un autor que teorizaba sobre la soberanía en un momento en que en Francia había absolutismo y guerras de religión. En este contexto, Bodin construyó la teoría del Estado. Para él, el Estado es el recto gobierno de varias familias y de la que les es común. Cuando habla de familia se refiere a la familia al estilo romano (nobles y criados = población), es decir, el Estado es el recto gobierno de un núcleo de personas y de lo que les es común; y lo que les es común es el territorio donde viven. Luego añade "con potestad soberana", ya que si hay potestad soberana, hay Estado. Para recto gobierno entiende el conjunto de decisiones que adopta el Estado sobre la población de ese territorio. La potestad soberana Bodino la define como aquel poder perpetuo, e ilimitado e incondicional de hacer e interpretar las leyes. El contenido de la soberanía es hacer leyes (poder legislativo), ejecutarlas (poder ejecutivo) y juzgar (poder judicial). No es que Bodin hable de separación de poderes, sino que dice que el Estado tiene estos poderes.
Como ya hemos dicho, la potestad soberana es: - - Perpetua: es para siempre, quien tiene el poder soberano, lo tiene para siempre. Cuando Bodin dice esto está pensando en el monarca. Él defiende que el monarca es el titular del poder soberano (que es un poder divino, que le ha otorgado Dios) y nadie está legitimado para ir en contra del monarca.
Con esto termina con las guerras de religión o sucesión. Desde el momento que un Estado se constituye tiene sus derechos y nadie ni ningún otro estado se lo puede negar.
Ilimitada: nadie desde fuera, ningún otro poder, puede obligar a un Estado a tomar unas determinadas decisiones. Un Estado se gobierna a sí mismo como quiere.
Incondicional: nadie, incluso dentro del Estado, puede someter al Estado. "El rey no está condicionado ni por un emperador (fuera del Estado) ni por la nobleza (dentro del Estado)".
Ángela Bayona Página 1 Aunque Bodin lo dijera así, hoy en día se entiende por soberanía eso mismo que decía él, lo que pasa es que lo decimos con otras palabras.
El sujeto del poder soberano Hay tres formas de entender quién es el sujeto de la soberanía: - Soberanía divina: el titular del poder soberano es la autoridad divina (Dios) y, como Dios no lo ejerce directamente, le cede la soberanía al monarca que él elige. Con la revolución liberal esto cambió y se pasó al concepto de soberanía de la nación.
- Soberanía que nace de la nación: la soberanía es el sujeto de la nación. El origen del poder del Estado es la sociedad, pero este concepto de nación es diferente al de ahora. La nación es el conjunto de ciudadanos libres que se diferencian de los demás por una tradición. Como la nación no puede ejercer directamente la soberanía, la cede a sus representantes: el Parlamento que es elegido por los ciudadanos libres y el monarca como representante de la tradición. La voluntad soberana del Estado liberal se expresa con la ley, y la ley requiere la aprobación del Parlamento y del monarca.
- Soberanía popular: cuando el Estado liberal evoluciona al Estado democrático (ya existe el sufragio universal) el poder pertenece al pueblo y, como éste no puede ejercer el poder, le cede al Estado. Por eso el conjunto de órganos del Estado representan al monarca. En el Estado democrático cuando se habla de justicia, se dice que emana del poder.
La voluntad soberana es la voluntad con límites, y la única voluntad con límites es la del poder constituyente originario. La Constitución crea un sistema democrático y lo que rompe con la situación anterior y determina la nueva constitución es el titular de la soberanía.
Cuando se habla de que la soberanía es popular y pertenece al pueblo, como tiene el pueblo ese poder? Esta soberanía popular se puede encontrar disgregada en cada ciudadano? La soberanía popular nace del pueblo como el conjunto de los ciudadanos pero eso no quiere decir que cada uno de ellos tenga una parte de la soberanía sino que la soberanía es del conjunto de todos los ciudadanos de la nación. El pueblo es todo un grupo. Si no fuera así, estaríamos hablando de la teoría anarquista: "la libertad es individual y cada ciudadano es libre; las estructuras sociales y el poder los oprime ". Y eso, al final nos llevaría a la autodestrucción.
Al decir que la soberanía pertenece al pueblo significa que todos somos iguales. Pero entonces, cómo se explica que una minoría estuviera en el poder durante el franquismo y durante tanto tiempo? Todas las teorías del titular de la soberanía no nos pueden ayudar, no lo explican esto. La única teoría que sí lo explica es la del poder constituyente originario porque es la que rompe con todo lo anterior.
En la Constitución, el art.1.2 habla de la soberanía nacional de la que emanan todos los poderes del Estado.
Esta mención de soberanía nacional no tiene nada que ver con la teoría de la soberanía nacional. Lo que quiere decir es que en España la soberanía pertenece a la nación, es decir, al conjunto de los españoles y, por tanto, el derecho a la autonomía de las regiones no es una parte de la soberanía nacional; ninguna Comunidad Autónoma tiene una parte o contribuye a la soberanía nacional. Sólo hay una nación, la nación Ángela Bayona Página 2 española. Por este motivo las Comunidades Autónomas que ahora quieren ser una nación, "choca" con lo que dice este artículo de la Constitución de que hay una única nación española.
En el artículo 66.1 se dice que las Cortes Generales representan al pueblo español (no a la soberanía) y que se dividen en Congreso y Senado. Las Cortes no son soberanas porque están limitadas por la Constitución, y no se puede decir que es un poder soberano aquel poder que está sometido a límites. Por ejemplo: la justicia se administra en nombre del Rey y emana en jueces, el poder proviene del pueblo.
2) Reconocimiento de derechos y garantías Este reconocimiento de derechos es la razón de ser de la teoría liberal. Los derechos son anteriores al Estado; el ciudadano es libre y por eso crea el Estado, para proteger estos derechos.
Esta primera concepción de derechos, al principio, no se recogía en las constituciones. Poco a poco se fueron ampliando (derecho de sufragio, de asociación, derechos de contenido económico y social, estado social ...).
A principios del siglo XX, las constituciones de Europa empezaban a recoger estos derechos y aparecían las primeras garantías de constitucionalidad de derechos (los derechos se deben cumplir y la Constitución lo garantiza). A partir de los años 70-80, las constituciones incorporan nuevos derechos de tratados internacionales, y por tanto la Constitución Española, además de los derechos que la forman, incorpora los derechos de los tratados internacionales firmados por España.
3) Separación de poderes (SP) La teoría de SP nació con la garantía de que el Estado debía proteger los derechos de los ciudadanos.
Precisamente para garantizar que el poder político protegerá los objetivos, se hace la SP. La idea no era hacer una separación rígida sino que la preocupación era que, partiendo de un supuesto que es que el rey tiene todos los poderes, como tenemos que hacer el Estado? Se pretendía encontrar una vía que permitiera transformar el Estado existente para adaptarlo a la soberanía nacional.
La teoría de SP es intentar desconcentrar el poder que antes era todo del monarca. Montesquieu decía: "intentar integrar a los nuevos grupos sociales emergentes en el poder"; por eso había que hacer la teoría de la SP.
La SP intenta asegurar la independencia del poder judicial; el poder legislativo y el poder ejecutivo se complementan entre el Parlamento y el monarca. Desde el momento que el Gobierno necesita tener una mayoría en el Parlamento, Gobierno y mayoría parlamentaria van unidos. En el Gobierno está la mayoría del partido y es éste el encargado de proponer leyes. La mayoría parlamentaria y el Gobierno controlan y dirigen la legislación bajo la supervisión de esta separación de poderes. Se ha de asegurar la independencia del poder judicial ya que en situaciones contrapuestas, debe decidir quién tiene la razón y no puede haber relación entre los jueces y ninguna de las dos partes.
Una de las consecuencias del estado social es que la relación entre los ciudadanos y la administración pública puede llevar a situaciones de conflicto porque si el poder judicial debe decidir sobre un problema entre los dos, si el juez tuviera alguna relación con el administración pública, la podría favorecer. Es por ello que el poder judicial debe ser independiente del Gobierno. Además, últimamente cada vez hay más conflictos entre las administraciones y la administración pública.
Ángela Bayona Página 3 4) principio de constitucionalidad Hay algunos manuales que también la llaman principio de primacía de la ley o principio de sometimiento al derecho. En nuestro ordenamiento jurídico la ley no es la norma suprema (lo es la Constitución) y por tanto, no podemos hablar de primacía de la ley.
La Constitución expresa la voluntad soberana, las relaciones de poder. Como la Constitución es, además de la norma suprema, la norma que determina todo el ordenamiento jurídico, en su derecho, es legítimo en la medida que es conforme a la Constitución. Por eso se habla de principio de constitucionalidad porque todo el ordenamiento jurídico se basa en la Constitución; si hiciéramos desaparecer la Constitución, nuestro ordenamiento jurídico perdería coherencia y cohesión. No hay una voluntad de que pueda prevalecer en la constitución, y por tanto, el quinto principio es una consecuencia de éste.
5) sometimiento de todo el estado en el ordenamiento jurídico El principio del sometimiento de todo el Estado al ordenamiento jurídico es una consecuencia del principio de constitucionalidad. Ninguna voluntad puede prevalecer la voluntad soberana. La validez y legitimidad de las normas derivan de esto: sometimiento de todos los poderes, de todas las normas, al ordenamiento jurídico.
Ángela Bayona Página 4 ...