Tema 12 - Inmuno (2016)

Apunte Español
Universidad Universidad de Lleida (UdL)
Grado Veterinaria + Ciencia y Producción Animal - 2º curso
Asignatura Microbiologia e Immunologia
Año del apunte 2016
Páginas 22
Fecha de subida 23/08/2017
Descargas 0
Subido por

Descripción

Microbiología e inmunología

Vista previa del texto

12.
Inmunidad adquirida Se conoce como inmunidad específica o adquirida a la estimulada por la exposición a agentes infecciosos. Aumenta la capacidad de defensa con cada exposición a un microorganismo determinado. La especificidad precisa por responder con más intensidad frente al mismo microorganismo. La potencia de los mecanismos de la respuesta innata y los dirige hacia los focos de infección.
Dinámica de la respuesta inmune Términos Antígeno (Ag): Sustancia proteica que reacciona con los productos de una respuesta inmune específica: BCR/Anticuerpos (Ac) o receptores de células T (TCR).
Epítopo o determinante antigénico: Porción de un antígeno reconocida por los productos de la respuesta inmune específica (Ac o TCRs).
Inmunógeno: Sustancia que por sí sola induce una respuesta inmune específica. Su naturaleza química puede ser: o Proteínas (Mayoría de inmunógenos): Son las más inmunógenas y cuanto mayor es su tamaño mayor comportamiento inmunógeno. Dentro de una proteína puede haber varios epítopos y cada uno de ellos genera una respuesta inmune específica.
o Polisacáridos: Los más complejos, de mayor diversidad y más abundantes.
o Ácidos nucleicos (Inmunógenos débiles): El ADN hipometilado y las secuencias CpG. Importancia en procesos autoinmunes y tumorales con alteración del ADN.
o Lípidos (No son inmunógenos, pero si haptenos): Moléculas que por su naturaleza química o tamaño no pueden inducir una respuesta inmune por sí sola pero que si lo hacen cuando se unen a una molécula proteica llamada portadora.
Características de inmunógenos: o Su capacidad de inducir una respuesta inmune es tanto mayor cuanto más extraño sea al organismo en el cual penetran. Cuanto mayor sea la complejidad de la molécula, mayor será su capacidad de inducir una respuesta inmune.
93 o Las moléculas de peso molecular inferior a 5.000 Da (Daltons) rara vez son inmunogénicas, salvo cuando están unidas a una proteína portadora. En cambio, las moléculas de 100.000 o más Da de peso molecular suelen ser potentes inmunógenos. Las células extrañas al organismo o los microorganismos, como bacterias, hongos, virus y parásitos, tienen gran potencial inmunogénico dada la gran variedad de moléculas que las integran.
Las moléculas cargadas eléctricamente suelen tener mayor poder inmunogénico que las neutras.
La mayoría penetran en el organismo por vía aérea o digestiva, accidentalmente pueden hacerlo por heridas o picaduras. Se pueden emplear con fines terapéuticos, vacunas, con diferentes vías de entradas (Intradérmica, subcutánea o intramuscular).
Casi todos los antígenos son inmunogénicos, pero los inmunógenos no proteicos no son antígenos.
Adyuvantes: Sustancias que inyectadas conjuntamente con un antígeno débil, potencian la actividad inmunogénica del antígeno.
o o Factores que afectan a la inmunogenicidad Contribución del inmunógeno: o Carácter de extraño: Tolerancia vs. Respuesta.
o Tamaño: A mayor tamaño, mayor inmunogenicidad.
o Composición química: A mayor complejidad, mayor inmunogenicidad.
o Forma física: Las partículas desnaturalizadas y particuladas son más inmunógenas que solubles.
o Degradabilidad: Cuanto más degradables son más inmunógenas.
Contribución del sistema biológico: o Factores genéticos: Especies e individuos respondedores vs. No respondedores.
o Edad: Los jóvenes o los viejos crean una menor respuesta.
Método de administración: o Dosis.
o Ruta de administración: Subcutánea es más inmunógena.
o Adyuvantes: Una mayor respuesta inmune.
Antígeno completo (Inmunógeno) = Inmunogenicidad + antigenicidad 12.1.
Clasificación Según su función: o Exógenos: Inducen la respuesta inmune humoral.
Bacterias extracelulares.
Protozoos extracelulares.
Helmintos.
Sustancias vegetales.
Venenos animales.
94 Alimentos.
o Endógenos: Respuesta inmune celular.
Virus.
Bacterias intracelulares.
Protozoos intracelulares.
Células tumorales.
Células trasplantadas.
Según necesiten ayuda de linfocitos T o no: o Antígenos T-Independientes (No necesitan ayuda o no proteína): Estimulan directamente a los LB para producir anticuerpos sin requerir de la presencia de los LT helper (Th). Ej.: Lipopolisacáridos, polisacáridos, ácidos nucleicos.
o Antígenos T-Dependientes (Necesitan ayuda o proteína): No pueden estimular directamente la producción de anticuerpos sin la ayuda de LTh. Ej.: Proteínas.
Hapteno: Sustancia incapaz de inducir una respuesta inmune por si sola pero puede reaccionar con los productos de una respuesta inmune específica cuando se administran acoplados covalentemente a una molécula portadora o carrier. Tiene características de antigenicidad pero no de inmunogenicidad.
12.2.
Reacciones de hipersensibilidad La hipersensibilidad es el estado de reactividad alterada en el cual el organismo reacciona con una respuesta inmunitaria exagerada, inapropiada y dañina contra un antígeno normalmente inocuo. Este tipo de reacción requiere un estado previo de sensibilización al antígeno. Los mecanismos humorales y celulares implicados en esta reacción son los mismos que en la respuesta inmunitaria normal.
12.2.1. Hipersensibilidad I Se conoce como hipersensibilidad inmediata porque se desarrolla en 15-30 minutos después de la segunda exposición a un antígeno externo inocuo. También conocida como "alergia" y a los antígenos que la originan "alérgenos".
Es una reacción frente a ciertos antígenos mediada por altos niveles de IgE que desarrollan individuos predispuestos genéticamente o atópicos. Esta inmunoglobulina se produce en las superficies mucosas, por lo que esta reacción se suele desarrollar frente a antígenos que entran, por ingestión, inhalación o inyección parenteral.
Mecanismo de la reacción de hipersensibilidad tipo I Se produce tras un segundo contacto con el alérgeno, por la unión de la IgE a los mastocitos sensibilizados. La liberación del contenido de los gránulos celulares del mastocito al exterior da lugar a los efectos biológicos propios de esta hipersensibilidad.
95 Consecuencias de la hipersensibilidad de tipo I Localizada: En piel (edema, prurito, dermatitis atópica); vías respiratorias altas (rinitis alérgica o "fiebre del heno") y bronquios (asma); ojos (conjuntivitis y lagrimeo); y tracto gastroentérico (gastroenteritis, diarrea, urticaria).
Generalizada e intensa: Anafilaxia o reacción anafiláctica, es la forma más grave de presentación de la hipersensibilidad de tipo I.
Diagnóstico Detección de IgE total y específica (ELISA, RIA indirecto) .
Test cutáneos por inoculación epicutánea (como el de Prick) o intradérmica.
Pruebas de provocación.
12.2.2. Hipersensibilidad II Se conoce como hipersensibilidad por reacciones citotóxicas mediadas por anticuerpos. La reacción se produce en unos minutos o unas pocas horas.
Puede afectar a varios tejidos u órganos. Se produce frente a antígenos endógenos unidos a células o ciertos antígenos exógenos que se unen a las membranas celulares.
Mecanismo de la reacción Se produce cuando los anticuerpos (IgM o IgG) se unen al antígeno en la superficie de las células, dando lugar a la lisis de las células debido a: La activación del complemento por vía clásica tras la reacción antígeno-anticuerpo, originándose la lisis celular por efecto del MAC.
La participación de las células NK que poseen receptores para el fragmento Fc de las inmunoglobulinas y activan la citotoxicidad celular dependiente de anticuerpos (ADCC) La opsonización y fagocitosis por neutrófilos.
96 Consecuencias de la reacción de hipersensibilidad de tipo II Destrucción de glóbulos rojos en las transfusiones de sangre (antígenos de grupo sanguíneo diferentes).
Enfermedad hemolítica del recién nacido (incompatibilidad de grupo sanguíneo durante la gestación).
Anemia hemolítica y granulocitopenia por reacción frente a ciertos fármacos.
Rechazo hiperagudo de trasplantes.
Diagnóstico Detección de Ac circulantes frente a Ag unidos a células o tejidos por hemoaglutinación e inmunofluorescencia.
12.2.3. Hipersensibilidad III Hipersensibilidad por complejos inmunes.
Mecanismo de la reacción Se produce de 3-10 horas después de la segunda administración de un antígeno soluble en presencia de altos niveles de anticuerpos circulantes.
Se debe a la acumulación de complejos inmunes, mediados por IgG e IgM, en los vasos sanguíneos y en los tejidos, que no pueden ser eliminados eficazmente por las células fagocíticas, dando lugar a la activación del complemento por la vía clásica.
La liberación de C3a y C5a causa un incremento local en la permeabilidad de los vasos que permite la salida de fluido (edema) y la atracción quimiotáctica de los neutrófilos.
Estas células, en el proceso de digestión de los complejos inmunes, liberan enzimas y radicales libres que producen la inflamación y la destrucción tisular característica de estas reacciones.
Consecuencias de la hipersensibilidad de tipo III Dependiendo de la ruta de entrada del Ag (intravenosa, subcutánea o respiratoria) y de la cantidad y el lugar donde se depositen los complejos inmunes que se forman, la reacción puede ser: General o sistémica (enfermedad del suero), descubierta por von Pirquet, en 1911, en personas con difteria tratadas con sueros heterólogos, las cuales desarrollaban exantema, fiebre, vasculitis y alteraciones articulares.
Localizada (reacción de Arthus, en la piel) observada por Arthus, a principios del siglo XX, al inyectar en inoculaciones sucesivas vía subcutánea suero de caballo en un conejo, provocando edema inflamatorio local, duro y persistente que podía evolucionar a necrosis de la zona.
97 Las reacciones de hipersensibilidad de tipo III constituyen el mecanismo por el que algunos microorganismos patógenos causan enfermedad. También contribuyen a la patogenia de las enfermedades autoinmunes y en las reacciones a ciertos antibióticos.
12.2.4. Hipersensibilidad IV Hipersensibilidad retardada o hipersensibilidad mediada por linfocitos T.
Mecanismo de la reacción Es una reacción inflamatoria local específica de tipo celular ante un Ag con el que previamente se ha tenido contacto.
Está mediada por linfocitos Th 1 sensibilizados, y en parte por linfocitos Tc, que originan una reacción inflamatoria local tras el segundo encuentro con el antígeno. Estos linfocitos Th1 liberan citoquinas (IL-2, IFNFactor quimiotáctico de macrófagos, TNFpromoviendo una fagocitosis excesiva e incrementando enormemente la concentración de enzimas líticas en la zona, lo que da lugar a daño tisular.
Tarda en desarrollarse de 24-72 horas, que es el tiempo necesario para la activación de los linfocitos Th y la secreción de citoquinas.
Consecuencias de la reacción de hipersensibilidad de tipo IV Rechazo crónico post trasplante.
Procesos epiteliales de respuesta inflamatoria lenta. Hay tres tipos fundamentales: o Reacción a la tuberculina: La tuberculina es un extracto antigénico obtenido de Mycobacterium (PPD o derivado proteínico purificado). Si se inocula intradérmicamente a un animal infectado (es decir ya 98 o o sensibilizado y con Th1 de memoria) se origina una reacción cutánea local con induración y eritema, que alcanza su máximo a las 72h.
Es la prueba básica de diagnóstico de tuberculosis bovina ya que permite identificar animales infectados.
Dermatitis por contacto: Producido por ciertas sustancias químicas (haptenos): Formaldehído, fenol, ciertos colorantes, metales poco pesados (níquel, cromo) aceite de ortiga, etc.
Cuando penetran estos haptenos por la piel forman complejos con las proteínas de la piel (neoantígenos) que son internalizados por las células de Langerhans, procesados y presentados a las células Th, sensibilizándolas. Tras un segundo contacto, se desarrolla la reacción de hipersensibilidad retardada que se manifiesta localmente por enrojecimiento, eczema y prurito intenso en la piel. Alcanza su máximo a las 72 h.
Se diagnostican mediante pruebas epicutáneas, como la prueba zonal del parche.
Crónica o formación de granulomas: Se produce tras la infección de algunos microorganismos (ej. Micobacterias) que son eliminados con dificultad por los macrófagos.
Los macrófagos se acumulan en grandes cantidades, muchos de ellos ingieren las bacterias, pero son incapaces de controlar su multiplicación y mueren, y otros se fusionan formando células gigantes. La lesión en su conjunto formada por esta masa de restos necróticos, microorganismos y células fagocíticas, linfocitos y fibroblastos recibe el nombre de tubérculo o granuloma. Éste puede evolucionar favorablemente si la respuesta inmunitaria es de tipo Th1.
99 Resumen Hipersensibilidad Tipo I (Anafiláctica) Componente inmunológico IgE Tipo II (Citotóxica) IgG e IgM Tipo III (Complejo Inmune) IgG e IgM Tipo IV (Tardía) Lifocitos T (Th1) y citoquinas proinflamatorias seretadas Mecanismos efectores Mastocitos Basófilos Mediadores solubles producidos por estas células Complemento Fagocitosis ADCC Complemento ADCC Reclutamiento de células inflamatorias Macrófagos activados Inflamación Muerte celular Antígeno Antígeno soluble Alérgenos Antígenos tisulares Antígenos celulares de superficie Polisacáridos Bacterianos Proteínas Componentes del veneno de insectos o plantas Metales (Ni) Látex ADCC: Citotoxicidad de tipo celular dependiente de los anticuerpos.
12.3.
Complejo Mayor de Histocompatibilidad (MHC) Para iniciar una respuesta inmune adquirida, las moléculas antigénicas deben fraccionarse en el interior de las células, y los fragmentos generados deben unirse a los receptores apropiados para la presentación de antígeno.
Estos receptores que presentan antígeno se llaman moléculas de histocompatibilidad. Son glucoproteínas Los fragmentos antigénicos pueden iniciar una respuesta solo cuando están unidos a moléculas del CMH, que a su vez sean reconocidas por los receptores de antígeno de los linfocitos T. Este requisito se denomina restricción por el CMH.
100 Los genes del MHC o CMH: La región genómica que codifica la mayoría de las moléculas o antígenos de histocompatibilidad, algunos componentes del sistema complemento y proteínas relacionadas.
Moléculas del MHC: Glucoproteínas receptoras especializadas presentes en la superficie de las células cuya función es presentar el antígeno procesado a las células sensibles al antígeno.
Cada CMH contiene tres clases de loci génicos: Los loci de clase I codifican moléculas del CMH expresadas en la mayoría de las células nucleadas. Pueden clasificarse en altamente polimórficos (loci de clase Ia) y los que muestran muy poco polimorfismo (Clase Ib, Ic o Id). Presentan antígenos peptídicos de células propias alteradas a los linfocitos T citotóxicos (Tc).
Los loci de clase II, codifican moléculas del CMH polimórficas que se localizan solo en las células presentadoras de antígenos (células dendríticas, macrófagos y linfocitos B), y presentan antígenos peptídicos a linfocitos T helper (Th).
Los loci de clase III del CMH codifican proteínas no polimórficas con funciones diversas, asociadas a la inmunidad innata (Complemento, citoquinas).
Cada mamífero posee un CMH que contiene genes de clase I, de clase II y de clase III. Al comparar los CMH de los distintos mamíferos se observa que algunas regiones están muy bien conservadas, mientras que otras son extraordinariamente diversas. De igual forma, la disposición precisa y el número de loci varían entre las especies. Por lo general, los genes de clase II y de clase III son ortólogos (Derivan un único ancestro) y no presentan cambios importantes, excepto en clase II en rumiantes. Los genes de clase I han sufrido muchos cambios por deleción y duplicación, que sus secuencias de aminoácidos difieren ampliamente y es muy difícil comparar los de las diferentes especies. Se dice que son parálogos.
101 Vías de procesamiento El tipo I solo se comunicará con un linfocito T citotóxico, y el tipo II solo se comunicará con un linfocito T helper.
1. El antígeno sale del citoplasma, y es colocado en un MHC I que será reconocido por un citotóxico provocando la apoptosis de esta.
2. El antígeno se encuentra en un lisosoma que se convierte en fagolisosoma y se degrada. Esta vesícula se va al RER y se expone al MHC II. Así se expone en la superficie celular y promueve una respuesta celular.
3. La unión del receptor al antígeno es específica, así que esta unión se endocita, se degrada un poco, y se une a una vesícula al MHC II, y esta vesícula se va a superficie y LTh lo detecta y se produce una respuesta humoral (Basada en anticuerpos).
102 Rutas de presentación de moléculas MHC I en células dendríticas (DCs) Las células nucleadas cogen los antígenos endógenos y pasan al retículo endoplasmático expresando el MHC I que se une a pequeños antígenos, crean una vesícula que pasa al aparato de Golgi y se lleva a la superficie.
Las características más importantes son: Mayoría de células nucleadas (106 moléculas/células).
Presentación de antígenos a linfocitos T citotóxicos (LTc).
Resultado de toxicidad mediada por LTc (200 MHC-I para activar a un LTc).
(Si queréis ampliar página 140 del libro imnuRoj) Presentación de moléculas MHC II en células dendríticas (DCs) La célula forma el MHC II sale del retículo endoplasmático, pasa por el aparato de Golgi y lo pone en una vesícula. Tanto el antígeno exógeno como el endógeno se incluyen en una vesícula que degradarán los antígenos.
Estas vesículas en algún momento se unen al MHC II y a los antígenos. Estas suben a superficie y expresan el MHC II con los antígenos en la superficie. Las características más importantes son: LB, macrófagos, DC.
Presentación de antígenos a linfocitos T helper (LTh).
Resultado de colaboración mediada por LTh.
(Si queréis ampliar página 142 del libro imnuRoj) 103 Resumen 104 Expresión de las moléculas del MHC 12.4.
Células presentadoras de antígenos (CPAs) 12.4.1. Funciones y variedades según su localización anatómica Tipos de CPAs: Fagocíticas: Macrófagos y células dendríticas (Mecanismos inespecíficos).
No fagocíticas: Linfocitos B (Mecanismo de reconocimiento específicos).
105 La función de estas es captar, procesar y presentar los antígenos a los infocitos T en combinación con las moléculas del MHC II.
El que mejor hace su trabajo es la dendrítica ya que el linfocito B no dura mucho tiempo su acción y el macrófago es muy agresivo.
Un linfocito T virgen va a su órgano secundario y se coloca en el paracortex (Linfonodo) esperando la activación por parte de las células dendríticas (Solo estas pueden activarlas, por su duración y porque no destruyen al antígeno).
12.4.1.1. Células dendríticas Es la célula fundamental en el desarrollo de la inmunidad adquirida por ser la más potente como CPA a los linfocitos T. Derivan directamente de la célula madre de la médula, salen a la sangre y llegan a todos los tejidos reguladas por las quimioquinas y sus receptores. Hay tres subpoblaciones: Mieloides: Provienen de monoblastos y monocitos. Tienen gran capacidad migratoria. Viajan a los ganglios linfáticos una vez capturan un antígeno.
Células de Langerhans: Se originan en la etapa embrionaria y migran a la epidermis donde se multiplican. Migran y viajan a los ganglios linfáticos para poner en marcha una respuesta inmune específica. No van al bazo.
Plasmoides: Se originan en la médula ósea línea linfoide. Se encuentran por todo el organismo. Participan en las enfermedades autoinmunes.
106 La mayoría de células dendríticas tienen forma de estrella, con prolongaciones, en las que expresan diferentes moléculas para el reconocimiento de todo tipo de inmunógenos.
Captura y procesamiento de inmunógenos Las DCs no matan microorganismos, actúan como forman parte de la primera línea de defensa, capturan péptidos generados por los PMNs y por las moléculas microbicidas. Los principales receptores de membrana son: TLR1, TLR2, TLR4 y TLR5. Capturan los inmunógenos por fagocitosis, macropinocitosis o endocitosis y una vez en el citoplasma los ponen en contacto con los lisosomas.
Maduración de las DCs Cuando una DC de piel o mucosas captura un Ag, sufre un cambio de fenotipo y función. Genera ceramida que le frena la capacidad de capturar otros Ags, deja de expresar la caderina E, que la mantenía unida a las células epiteliales de la piel o mucosas, y al desprenderse del tejido en donde estaba, inician una migración por los vasos linfáticos, hasta los ganglios linfáticos.
En conclusión: Tras encontrar el antígeno, las CD maduras migran a los órganos linfoides 2º atraídas por quimioquinas (Alarminas) liberadas por otras DC maduras del órgano.
Presentan el Ag a los LT.
Activan a los LT vígenes específicos del Ag.
Después mueren en los órganos linfoides.
Una DC activa hasta 3000 LT.
Atrapar Procesar Presentar el Ag Destruir.
107 12.4.1.2. Macrófagos Su función principal es la fagocitosis. Se encuentran en todos los tejidos y que en la piel y mucosas, actúan como patrulleros para detectar el ingreso de algún patógeno.
Captura de inmunógenos Lo hacen por medio de diferentes PRRs como: TLRs; lectinas; receptores para Igs; y receptores para factores del complemento. Estos dos últimos receptores les facilitan capturar los microbios que han sido opsonizados, a los que se les han unido Acs o factores del complemento.
Procesamiento El fagosoma formado con el microorganismo fagocitado se fusiona con lisosomas que vierten sus enzimas bactericidas. Estas enzimas son activadas por la modificación del pH del fagosoma. Los macrófagos procesan proteínas de origen interno y externo. El complejo péptido-molécula HLA-II es trasportado a la membrana de la célula para su presentación a los linfocitos T.
12.4.1.3. Linfocitos B Su principal función es la de producir anticuerpos contra los antígenos presentados.
Captura de los Ags Pueden ser presentados a los linfocitos B por las células dendríticas o por las células especiales de los ganglios linfáticos o células dendríticas foliculares (FDCs), que tienen un origen diferente a las DCs y que forman un retículo al cual ingresan los LsB vírgenes que llegan al ganglio a Las FDCs retienen en sus dendritas los Ags que llegan a los ganglios por los vasos linfáticos.
Procesamiento Los LB son menos eficientes que las DCs y los macrófagos en el manejo de Ags que requieran ser fagocitados y procesados, pero manejan adecuadamente los péptidos solubles que les llegan libres o en los complejos inmunes.
Presentación Los LB vírgenes llegan a los folículos linfoides a buscar el Ag para el cual tienen su BCR programado genéticamente y que le ha de llegar de la periferia llevado por DCs o en forma de complejos inmunes. El principal componente del BCR es una molécula de IgM que reconoce solo un Ag. Si este no le es presentado, el LB sale del ganglio a la circulación y va a buscar a otro ganglio. Esto se da hasta que encuentre a su Ag o muera. Si establece contacto con su Ag, se forman complejos IgM-Ag que son inmovilizados en la superficie de la membrana para ser concentrados en un polo de la célula, proceso conocido concentrados, es introducido en el citoplasma donde el Ag es procesado para extraer la molécula más antigénica y presentarla a los LT-CD4.
Resumen Las células dendríticas derivan de la médula ósea. Son las CPAs por excelencia.
Se encuentran en todo el cuerpo excepto cerebro, testículos y partes del ojo.
Al igual que los macrófagos, se localizan en los tejidos de captación (Piel y mucosas) y en los de presentación (Nódulos linfáticos y bazo).
Actúan como centinelas activando la defensa innata y procesan antígenos exógenos para iniciar la RI adquirida.
108 12.5.
TCRs y BCRs Los TCRs son receptores de antígenos de los linfocitos T y los BCRs los receptores de antígenos de los linfocitos B.
Son estructuras complejas que contienen varias proteínas diferentes. Algunas de estas proteínas están implicadas en la unión al antígeno, mientras que otras actúan en la tra ducción de señales de activación. Existen dos poblaciones principales de linfocitos T que se diferencian por su TCR, en función de si contienen la pareja de cadenas peptídicas y , o la pareja de cadenas y . También existen subpoblaciones de linfocitos B que utilizan cinco cadenas peptídicas diferentes ( , µ, , y ) en sus BCR. Los BCR también se diferencian de los TCR en que se liberan de la célula en grandes cantidades, pudiendo pasar a los fluidos tisulares y a la sangre, donde se conocen con el nombre de anticuerpos. Los anticuerpos son, por tanto, las formas solubles de los BCR. La principal diferencia entre ellos es que las TCR no se secretan al medio extracelular.
12.5.1. Linfocitos B Se producen en la médula ósea y maduran principalmente en ella, placas de Peyer o bolsa de Fabricio según la especie. Los linfocitos B (LB) producen anticuerpo (Ac) para destruir antígenos (Ag) exógenos y libres (Respuesta adaptativa humoral). Cada LB posee una gran cantidad de receptores de unión al antígeno idéntico en su superficie (BCR), específicos de cada LB.
Si hay unión BCR-Ag se transforma en una célula plasmática que producirá y segregará anticuerpos en gran cantidad con la misma especificidad.
Los LB endocitan Ag a través del BCR sin la mediación del MHC. Captan antígenos solubles e intactos (Moléculas solubles, virus, toxinas, etc).
Los BCR tienen dos componentes: Unión al antígeno libre o inmunoglobulina (Puede ser liberada al medio). Las inmunoglobulinas son solubles.
Traducción de la señal de activación (CD79).
La estructura se compone de: Fab (Antigen binding fragment): Responsable de la especificidad de la Ig.
Fc (Crystalizable fragment): Responsable de las funciones efectoras de las Ig.
Estas a su vez se componen de: o Cadenas pesada y ligera.
o Puentes disulfuro (Intra e intercadenarias).
o Región bisagra.
109 La unión al antígeno puede resultar directamente en protección.
La función efectora suele requerir unión previa al antígeno: Activación del sistema del Complemento (Fc).
Opsonización de microorganismos (Fc) Fagocitosis.
Citotoxicidad celular dependiente de anticuerpo (ADCC) (Fc).
Neutralización y aglutinación del antígeno (Fab).
Protección de mucosas (Fab).
Tipos: IgA: Superficies corporales.
IgE: Eficaz frente a helmintos.
IgM: Respuesta inmune primaria.
IgG: Respuesta inmune secundaria.
IgD: No en todas las especies.
Fab: Reconocimiento antígeno y unión al Ag.
Fc: Responsable función biológica la Ig.
En estas inmunoglobulinas puede haber variaciones de tipo: Isotípica (Isotipo): Distintas clases de inmunoglobulinas determinada por la naturaleza de sus cadenas pesadas ( , µ, , y Alotípica (Alotipo): La secuencia de aminoácidos de las cadenas pesadas y ligeras dentro de la misma clase o isotipo varía para los distintos individuos.
Idiotípia (Idiotipo): Cambios producidos en la secuencia de aminoácidos de las regiones hipervariables.
Existen 5 clases diferentes de cadenas pesadas que determinan la clase o isotipo: Los anticuerpos localizan en muchos fluidos orgánicos pero están presentes en concentraciones más elevadas.
110 12.5.1.1. IgM Pentámero de inmunoglobulinas básicas unidas por una cadena J.
Propiedades: Principal Ig de la respuesta inmunitaria primaria. Puede estar en la respuesta inmunitaria secundaria.
Activa el complemento vía clásica (Más eficiente que la IgG).
Aglutinación, opsonización, neutralización.
Primera inmunoglobulina en la escala evolutiva, en el feto, en la respuesta inmunitaria.
12.5.1.2. IgG Es la unidad básica de una inmunoglobulina. Propiedades: Ig con mayor concentración en el suero y espacios extracelulares.
Principal Ig de la respuesta inmunitaria secundaria.
Atraviesa la placenta en el hombre y primates (100%) > gatos, perros (5%). No en rumiantes, suidos y equinos.
Activa el complemento vía clásica.
Aglutinación, neutralización, opsonización.
Citotoxicidad celular dependiente de anticuerpos (ADCC) por unión a receptor Fc. Ej.: Nk, neutrófilos, macrófagos).
12.5.1.3. IgA Secretada como dímero, formada por dos Ig básicas unidas por la cadena J. Propiedades: Producidas por células plasmáticas de las mucosas y presente en las mismas. También se secreta en la leche (Calostro).
No activa el complemento ni actúa como opsonina.
Aglutina antígenos particulados, neutraliza virus.
Evita la adherencia de patógenos a superficies.
12.5.1.4. IgE Forma monomérica. Propiedades: Es la inmunoglobulina con menor concentración.
No activa el complemento, no opsoniza, precipita o aglutina.
Implicada en la respuesta a parásitos (Neutralización).
Se une a receptores Fc presentes en mastocitos, basófilos y eosinófilos.
Implicada en reacciones alérgicas (Hipersensibilidad I).
111 12.5.1.5. IgD Forma monomérica. Propiedades: Se localiza en la membrana de LB.
Se encuentra en menor concentración en el suero.
Su papel es desconocido.
No activa el complemento.
No está en todas las especies (Caballos, conejos y gatos).
12.5.2. Linfocitos T Se producen en la médula ósea y maduran en el timo. Son encargados de la defensa frente a antígenos intracelulares. Presentan alrededor de 30.000 receptores de membrana, receptores de células T o TCR, específicos de cada LT que les hace diferentes de otros linfocitos T.
Hay tres posibles vías de sinapsis inmunitaria para la activación de los linfocitos T: El antígeno se presenta en un solo receptor. Es una señal débil.
El antígeno se une a varios receptores. Es una señal fuerte, unos 8.000 TCRs en 30h.
El antígeno se une a un receptor, y además hay una coestimulación. Es una señal fuerte, unos 1.000 TCRs en 10h. Esto lo hacen las dendríticas (Coestimulación) y con el MHC presenta el antígeno al linfocito T para activarlo.
Dependiendo de la estructura de la globulina se clasifican en: Linfocitos T - : Existen dos subpoblaciones con funciones diferentes: o LT citotóxicos (Tc): Destruyen células que exhiben antígenos no propios o alterados.
112 LT helper (Th): Colaboran con otros linfocitos (B y T), una vez que éstos han reconocido un antígeno, para que realicen su función correctamente. Se diferencian por las citoquinas que producen y sus efectos en: LTh1 (Inmunidad celular): INF LTh2 (Inmunidad humoral): IL3, IL4, IL5, IL10.
LTh17 (Inflamación): IL17.
LTh10 o Tb depende de la especie: IL2, IL4, IL10, IFN .
El TCR permite reconocer los antígenos presentados por las CPAs en el contexto de moléculas MHC. El fenotipo depende de su estado de maduración y de activación. Algunos marcadores específicos de los LT - son: o CD4: Reconoce los antígenos exógenos procesados en MHC de clase II. Ej.: LT helper CD4+CD8-.
o CD8: Reconoce células anómalas para su destrucción. Receptor para MHC de clase I. Ej.: LT citotóxicos CD4-CD8+.
Linfocitos T - .
o 12.5.3. Superantígenos Uno de cada 5 linfocitos son estimulables por moléculas microbianas denominadas superantígenos (Estreptococos, estafilococos, micoplasma, virus de la rabio, etc.). Peligro de choque tóxico por la cantidad de citoquinas que estimulan.
Los superantígenos solo activan a los linfocitos T en los que las cadenas del TCR contienen ciertos dominios V a los que pueden unirse. Se unen directamente el dominio V del TCR a las moléculas de clase II del MHC de las células presentadoras de antígeno. Las reacciones a los superantígenos no están restringidas por el MHC, pero es necesario que el antígeno esté ligado al MHC para una respuesta eficaz, ya que se fijan en su superficie y se mantienen unidos al linfocito T y a la célula presentadora de antígeno. Debido a la fuerza de esta unión, desencadenan una respuesta en el linfocito T, que puede ser una respuesta normal acompañada de una elevada secreción de citoquinas, o que puede ser expresada como tolerancia. Algunos superantígenos pueden estimular la secreción de una gran cantidad de citoquinas que desencadenan el síndrome del choque tóxico.
113 Resumen 114 ...

Tags:
Comprar Previsualizar