Discriminació masculina (2015)

Trabajo Catalán
Universidad Universidad de Barcelona (UB)
Grado Psicología - 1º curso
Asignatura Sociedad, Salud y Bienestar
Año del apunte 2015
Páginas 21
Fecha de subida 12/04/2016
Descargas 8
Subido por

Vista previa del texto

#DontMancriminate Anna Tost Soler NIUB 16407226 Societat, Salut i Benestar Grup M3 Curs 2015-2016 21/12/2015 Índice Resumen ........................................................................................................................................ 1 #DontMancriminate, más que una campaña, una revolución social ............................................. 2 Los esteriotipos que no nos definen .............................................................................................. 4 La evolución de los estereotipos ................................................................................................... 5 Del machismo al hembrismo ......................................................................................................... 6 Casos de discriminación al hombre ............................................................................................... 6 Las consecuencias psicológicas de la discriminación ................................................................... 9 Las voces de los hombres .............................................................................................................. 9 La discriminación y la globalización .......................................................................................... 10 La discriminación y las migraciones ........................................................................................... 11 La discriminación y la exclusión social ...................................................................................... 11 La discriminación y el desarrollo humano .................................................................................. 12 La discriminación y la sostenibilidad .......................................................................................... 13 Discusión ..................................................................................................................................... 14 Conclusión................................................................................................................................... 15 Referencias .................................................................................................................................. 15 Resumen Hace mucho tiempo que escucho hablar sobre la violencia de género, el maltrato doméstico, la desigualdad salarial y la desigualdad de oportunidades en el mundo laboral. Hace muchos años que escucho quejas y reivindicaciones sobre los derechos de las mujeres, sobre su propio cuerpo y sobre sus propias decisiones. Reivindicaciones por los centenares de casos de asesinato por violencia de género y porque día a día muchas mujeres sienten miedo al oir como se abre la puerta de su casa. Pero nunca he escuchado hablar sobre la desigualdad del hombre frente al mundo, sobre la discriminación que estos reciben o de los posibles casos de maltrato que puedan existir. No hay voz que se alce en nombre de esta causa y personalmente creo, que cuando luchamos por la desigualdad de género, no deberíamos pensar solamente en la mujer, sino en el hombre que sufre también. Siempre he oído decir que la mujer está reprimida en muchos casos, y es cierto, pero nunca he oído decir que el hombre tiene una presión añadida, y eso también es cierto. Hace unos meses salió a la luz una campaña sobre la discriminación masculina, lo cual causó un gran revuelo, que a su vez me sorprendió desagradablemente y por ello y por todos los hombres que hoy en día están siendo discriminados, y de los cuales la mayoría ni lo saben, decido hacer este trabajo sobre la discriminación masculina, para abrir una pequeña brecha dentro de este mundo, que no hay que dejar de luchar por la mujer, pero tampoco por el hombre.
De esta manera voy a dedicar mi trabajo a la discriminación masculina teniendo como hilo conductor la campaña india de la revista Maggcom.
“Soy mujer, soy persona.
Soy hombre, soy persona.” 1 #DontMancriminate, más que una campaña, una revolución social Una revista de tendencias sobre moda en India ha lanzado una campaña que busca promover que no se discrimine a los hombres.
La iniciativa salió a la luz a finales de junio de 2015 y ésta se promociona a través de postersAnexo1, hechos por una escritora llamado Jahanvi Maheswari. Las imágenes que se encuentran en los posters muestran a varios hombres con la boca tapada y el hashtag #DontMancriminate. Las fotos, en las cuales aparecen diversos actores famosos como Jude Law, Rob Lowe, Jamie Dornan y Brad Pitt (aunque no se sabe si realmente están avalando la campaña) van acompañadas de frases que describen las supuestas injusticias sociales con las que deben lidiar los hombres modernos. Las situaciones en las que nos pone el escritor nos pueden resultar muy familiares y de esta manera consigue que conectemos directamente con el mensaje.
De hecho instala la palabra 'manism', que podría traducirse como hombrismo, al igual que para el caso de la mujer se habla de feminismo. Y cuestiona que la mujer demande igualdad de género y caballerosidad al mismo tiempo.
“Es tiempo de que nos demos cuenta de que necesitamos un impasse de ser héroes y que los hombres también sufren un nivel diferente de abuso (...) Así que esto es para todos los hombres, para los que han sido víctimas de una sociedad que tiende a olvidar las luchas de los hombres", dice parte de la campaña armada por la revista Maggcom.
En las redes, se multiplicaron las críticas y tacharon a la campaña de ridícula, absurda e insultante.
En Facebook podemos encontrar comentarios de este estilo: 2 La gente también publicó sus críticas a través de Twitter, pero esta vez, la revista Maggcom, devolvió los comentarios: Damsel In This Dress @secondofhername Women are raped around 10x more frequently, but @maggcomofficial wants gender equality, so... pic.twitter.com/wRYqUv8YjV 9:37 AM - 26 Jun 2015 Maggcom @maggcomofficial @secondofhername Don't connect a medical illness(rape) to our opinion on a social taboo 1:08 PM - 26 Jun 2015 Damsel In This Dress @secondofhername Well cool @maggcomofficial. All you need to do is promise me no harassment or leering.
9:30 AM - 26 Jun 2015 Maggcom @maggcomofficial @secondofhername don't make urself look weak & think u'd be harrassed, we are only trying put all of us on an equal pedestal 1:06 PM - 26 Jun 2015 También hubo comentarios de sátira dónde mucha gente no se creía que esta campaña pudiera ser verdad. Tras esta repercusión negativa, desde la revista quisieron defenderse. "Cada vez que hay un crimen contra las mujeres gritamos, lloramos, protestamos por los derechos...Pero, ¿cuántas veces vieron una protesta por un delito contra los pobres hombres de género?", publicaron en su página web. Y enumeraron una serie de estadísticas que muestran que los hombres también son víctimas de secuestros y abusos sexuales.
3 Los temas que se abordan van desde sexualidad, la violencia y situaciones cotidianas hasta el “abuso doméstico”.
Una realidad es clara, Jahanvi Maheswari hace publica esta campaña con la ayuda de Maggcom porque sí hay muchas instituciones que apoyan a las mujeres en situaciones de discriminación, pero esta campaña no pretende quitar importancia a lo que millones de mujeres sufren día a día en sus casas por culpa de la violencia de género, simplemente lo que quieres es arrojar un poco de luz a algo que también está pasando y que quizá no nos demos cuenta. Los hombres no tienen instituciones que los protejan o luchen por ellos, que hablen de las luchas diarias que tienen porque en su día se impuso que el hombre era el fuerte y la mujer la débil. Está claro que decir que una mujer es débil, es hablar de una manera discriminatoria, pero decir que un hombre es fuerte también, porque la presión que éste debe llevar encima es brutal. Por ello, quiero mencionar a un grupo de hombres que forman la AHIGE (Asociación de Hombres por la Igualdad de Género) que luchan por la igualdad de hombres y mujeres en su día a día sin olvidar sus derechos.
Los esteriotipos que no nos definen Hay muchos hombres que buscan caminos, como los mencionados anteriormente, para avanzar en la igualdad real porque no sólo es una mejora en la vida de las mujeres, también en la de ellos. Hay que actualizar los mensajes para llegar a los jóvenes. Porque sí hay un cambio real en parte de la juventud hacia la igualdad, pero hay una gran mayoría que en general sigue estando al aire de lo que educa la publicidad en estereotipos.
¿Qué es un estereotipo? Estructura cognitiva que contiene el conocimiento, creencias y expectativas del que percibe, respecto a un grupo humano.
Hay que tener en cuenta que hay tópicos que son ciertos, según ha publicado marcianosmx.com en Junio de 2014. “La ciencia ha avanzado mucho, sobre todo en lo que respecta a los estudios de mapeo cerebral y a la investigación genética, y los resultados están comprobando que algunos de los más antiguos estereotipos de hombres y mujeres, los más clásicos, son totalmente ciertos. Los Hombres son sucios: Prácticamente equivale a decir que las mujeres no sólo son más limpias que los hombres, sino que estos son verdaderos cerdos que no le dan ni una pizca de importancia a los asuntos de la higiene. ¿Pero qué dice la ciencia sobre esto? La ciencia no sólo cree, sino que lo comprueba: las mujeres tienen narices más agudas que los hombres, pese a que no existen diferencias anatómicas entre las narices de ambos sexos. Sin embargo, lo que los estudios revelan es que las mujeres tienen una mayor sensibilidad a los olores, y que ellas (en este caso) utilizan una mayor área cerebral para procesar el olor si se comparan con los hombres.
4 Y, a pesar de que las mujeres generalmente detecten todos los olores con mayor efectividad, sus narices en realidad tienen esa ventaja para detectar el hedor precisamente para reconocer el olor del hombre. Se trata de una cuestión de reproducción y manutención de la especie.
¿Por qué? Parece que la esencia de un hedor sudoroso actúa como un marcador químico, mismo que puede indicarle a la mujer cuando un hombre está excitado sexualmente, incluso sin que ella sea consciente de este aviso. Además, ese sentido sobrehumano de una mujer para detectar olores alcanza su pico cuando está ovulando.” Pero este es un ejemplo de un tópico que se ha podido demostrar, pero ¿qué sucede con los estereotipos que se nos venden desde que tenemos uso de razón y que no tienen ni un fundamento? Al parecer los estereotipos son aprendidos a temprana edad (3 o 4 años o incluso 2). Uno de los principales lugares en donde los niños y adultos aprenden acerca de los estereotipos es en los medios de comunicación, los anuncios, los programas de televisión, las películas y otros están saturados con estereotipos raciales y de género. La publicidad influencia como las personas perciben y se relacionan entre sí. Es por ello que se debe vigilar siempre que tipo de aprendizaje informal reciben nuestros hijos, porque determinará en gran parte su visión del mundo el día de mañana. Pero los niños no solo perciben estos estereotipos a partir de los medios, sino en casa o en la escuela, cada vez menos, se les da unos roles totalmente diferentes entre sí que marcan qué debe hacer cada género. Esto provoca una clara distinción entre hombres y mujeres lo cual repercutirá en el futuro de esos niños.
La evolución de los estereotipos Las justificaciones del mantenimiento de esta desigualdad se han centrado históricamente en las diferencias fisiológicas y psicológicas existentes entre ambos sexos. Así, las diferencias de inteligencia explicarían el desigual acceso histórico a la enseñanza universitaria y el predominio diferencial de tipos de inteligencia justificaría los diferentes perfiles de elección de carrera.
También se vería influenciado por el carácter, que estaría en la base de las diferencias en el desempeño de empleos: los hombres, ingenieros de camino; las mujeres, enfermeras o trabajadoras sociales.
Una aproximación psicosocial sencilla que explica en gran parte este problema la proporcionan Williams y Best (1990) “Ciertas diferencias biológicas entre hombres y mujeres, entre ellas el embarazo, lleva a las mujeres a asumir roles diferentes a los de los hombres. De aquí surge una división de tareas sociales en masculinas-femeninas. Para justificar esta división se atribuyen a mujeres y hombres características psicológicas de diferentes y se cierra el ciclo; ciertas diferencias biológicas de partida explican la asunción de roles diferentes que, a su vez, ponen en marcha estereotipos justificativos, olvidándose el sentido cronológico del proceso. En 5 definitiva, se pierde la comprensión del proceso y se entremezclan las diferencias biológicas, los roles sociales distintos y los estereotipos diferenciales.” El postulado de Williams y Best nos es útil para hacernos entender que el cambio no se produce de manera automática. La razón es que se sigue viendo al hombre y a la mujer distintos. El hombre que deja su trabajo porque tiene que ir a buscar a sus hijos al colegio simplemente se le ve “afeminado”. Mi objetivo sería crear una sociedad donde el sexo de las personas no determinara el papel que estas deben emplear, pero esto solo se puede conseguir si la mujer accede a los roles considerados masculinos y viceversa.
Cada vez más se ven campañas que luchan contra estos estereotipos como hizo el año pasado ING Direct cuando en su anuncio publicado en Agosto de 2014 hizo referencia a este tema.
Del machismo al hembrismo Todo el mundo conoce la palabra machismo y lo que ésta significa, la definición que hoy en día da la Real Académica Española para este término es: “1. m. Actitud de prepotencia de los varones respecto de las mujeres.” Pero hoy en día también existe un nuevo término, que habla justamente de todo lo contrario, el llamado hembrismo, y así lo define Manuel Alvar Ezquerra, catedrático de Lengua española de la Universidad Complutense de Madrid: “discriminación sexual, de carácter dominante, adoptada por las mujeres”. Cada vez más nos damos cuenta de que lo que empezó como una lucha por la igualdad, puede terminar en una desigualdad invertida, a continuación os muestro varios casos de discriminación masculina en el mundo: Casos de discriminación al hombre  En Francia (International Biosciences), solicitar una prueba de paternidad está multado con incluso 15.000€ y un año de cárcel. El padre necesita la autorización de un juez, que no está ni mucho menos garantizada pues la ley se estableció para “preservar la paz familiar”. Sólo en la región de Nantes 15.000 padres compran kits de paternidad por internet, frente a las 1.500 pruebas realizadas por orden de los jueces. Un 91% de estos padres cometen pues un delito bajo la ley francesa por algo que debería ser un derecho: conocer si tu hijo es realmente tuyo.
 En Rusia (Código Criminal Ruso, Artículo 57), sólo pueden ser condenados a cadena perpetua los hombres.
 La edad de jubilación del hombre es superior en 37 países (Wikipedia), pese a su inferior esperanza de vida (OMS).
6  Y un caso en particular, los refugiados hombres que no van acompañados no pueden atravesar la frontera de Jordania (Rochelle Davis, Abbie Taylor y Emma Murphy ). Esto fue un artículo que se publicó en la revista Migraciones Forzadas. “Las constantes batallas en las que se ven envueltos los hombres que continúan dentro de Siria y los obstáculos a los que se enfrentan quienes deciden abandonar la lucha y huir del país dan fe de la necesidad de redefinir la concepción clásica de vulnerabilidad y de considerar que los civiles de sexo masculino y sus necesidades son parte de la solución más que del problema. El alto el fuego humanitario en algunas zonas de Homs (Siria) en febrero de 2014 permitió la evacuación de una población civil que llevaba mucho tiempo asediada y que desde finales de 2013 tenía cada vez menos acceso a comida, a cuidados médicos y a suministros. Aunque a las mujeres, a los niños y a los ancianos se les permitía abandonar el barrio, más de 500 hombres de entre 15 y 55 años se encontraban detenidos en la ciudad pendientes de ser sometidos a un interrogatorio y a un control de seguridad.
Lo que recalca la situación en Homs es un auténtico reflejo del conflicto en Siria a gran escala. Los hombres de entre estas edades, pero en especial los jóvenes, son considerados soldados potenciales por razón de sexo. Esta caracterización demográfica conlleva que, aun cuando un hombre carezca de armas y no esté implicado en la lucha, se le presuma, como mínimo, dispuesto a luchar. Y por tanto se le considere bien como un activo o como una amenaza para el régimen, para los movimientos de la oposición o para los Gobiernos de los países de acogida. Nunca se le ve como a un civil neutro, al contrario de lo que ocurre con las mujeres, niños y ancianos. (…) Debido a que las políticas siguen cambiando y a menudo se aplican de forma arbitraria, muchos hombres sirios manifiestan su temor y sus dudas acerca de permanecer en Siria y de intentar abrirse camino en el sistema de forma legal. Un gran número de hombres en edad militar huyeron del reclutamiento y del servicio militar tras la creación del Ejército Libre Sirio (FSA, por sus siglas en inglés) (…).Por tanto, muchos optan (o sus familias les obligan) por huir a países vecinos o a las zonas no controladas por el régimen, o por esconderse en Siria. (…)Muchos sirios consideran las zonas fuera de control del régimen controladas por el Ejército Libre Sirio o los ayuntamientos como refugios seguros para quienes huyen del reclutamiento y para los que han desertado del ejército. Pero también se ha denunciado que en estas áreas se está preparando a niños y jóvenes de entre 12 y 16 años para unirse a grupos islamistas “yihadistas” a través de campañas de adoctrinamiento, y los miembros de las familias aseguran que huyen para sacar a sus hijos y hermanos de este entorno.” Hasta aquí todos podemos entender porque esos padres familia huyen de su propio país, 7 no lo hacen porque quieren, sino para proteger a sus familias de las destrozas que están ocurriendo en su país, no quieren venir a los nuestros a “quitarnos trabajo” entre muchas más menciones que se hacen de ellos, sino a esperar a que pase lo que está ocurriendo en su país y poder volver. Pero esto se topa con un obstáculo cuando estos hombres no tienen familia, cuando estos hombres no vienen a nuestros países, en este caso a Jordania para proteger a su familia o su mujer, sino para protegerse a ellos mismos, que dejemos claro, también tienen derecho. Pues bien, está claro que Jordania no opina lo mismo y en este caso si los hombres refugiados no van acompañados de sus mujeres o sus hijos no pueden cruzar la frontera porque se les “acusa” de ser activos en el ejército de Síria. “En general, a los hombres civiles que huyen del conflicto se les suele ofrecer la misma protección que a los demás. Sin embargo, en tiempos de crisis, los actores humanitarios a menudo designan a grupos concretos como “vulnerables”, y por tanto dirigen tipos específicos de ayuda para aquellos a quienes se considera en “mayor situación de riesgo”. En el caso de los refugiados sirios, como con muchos otros, se está dirigiendo más ayuda a las mujeres, niños, ancianos y a las personas con discapacidad. No cuestionamos las necesidades de estos colectivos o hasta qué punto son vulnerables en situaciones de conflicto sino que más bien queremos señalar que esta categorización demográfica por la que se distribuye la asistencia humanitaria excluye a todos los hombres que no sean niños, ancianos o discapacitados. (…) El actual paradigma a través del que vemos frecuentemente las vulnerabilidades en situaciones de conflicto sitúa a los hombres en la categoría de peligrosos: beligerantes abiertos a la radicalización o propensos a la violencia. Esto disimula sus vulnerabilidades y tiene implicaciones dañinas para los hombres civiles y para sus familias, ya que los países de acogida temen que los solteros que cruzan la frontera sean combatientes que bien entran al país para quedarse y ver a sus respectivas familias, o que vienen a reclutar y organizar una oposición armada o a traer la lucha al país de acogida. Existen pruebas de que estas actividades también se están dando. Sin embargo, también están los que han buscado refugio en esos países vecinos para salir de la guerra y para evitar unirse a cualquiera de los bandos. Esta postura es algo que la comunidad internacional y la comunidad de ayuda humanitaria en especial deberían reconocer y apoyar. Éste es el tipo de personas por las que nos deberíamos preocupar como parte de la búsqueda de soluciones para terminar con el sufrimiento constante de millones de sirios.” Así, nos dan a entender, que aunque sí existen pruebas de que haya hombres que se hacen pasar por refugiados para reclutar a personas para el ejército, también nos explican qua muchos hombres no lo hacen y que por culpa de algunos se generaliza a todos, priorizando el paso a esos colectivos “vulnerables” que casualmente incluye a todos excepto a los hombres adultos. La comunidad internacional necesita 8 volver a revisar las categorizaciones demográficas y los conceptos de vulnerabilidad y beligerancia en los que se basan. Los riesgos a los que se enfrentan estos hombres al ser obligados a luchar o al tratar de escapar de la lucha deberían convertirles en objetivos más prioritarios junto a otros colectivos “vulnerables” más clásicos. Además, se debería animar y apoyar a los Gobiernos de los países de acogida para que suavicen las restricciones fronterizas y para que proporcionen formación al personal de seguridad a la vez que ofrecen unas instalaciones de recepción adecuadas en los puestos de control fronterizos con el fin de garantizar la posibilidad de escapar a los hombres que así lo deseen. A cambio, la comunidad internacional podría desarrollar programas que incluyan actividades psicosociales apropiadas, voluntariado y formación profesional para los hombres y abordar las preocupaciones de los países de acogida acerca de los peligros que éstos representan. Finalmente, los hombres sirios que optan por no luchar pueden ser la clave para terminar con el conflicto y formar parte de nuevas posibilidades para el futuro de Siria.
Las consecuencias psicológicas de la discriminación Toda discriminación produce efectos desiguales que ponen a las víctimas en una situación de desventaja, dificulta su acceso a oportunidades de empleo y a la igualdad de trato en el lugar de trabajo. Esto se traduce en menor motivación para trabajar y lograr un buen rendimiento, lo cual redunda en menor productividad laboral y en tensiones en el lugar de trabajo con repercusiones negativas en el rendimiento general de la empresa, reduce los niveles de autoestima de la persona, afectando su potencial de desarrollo y sus relaciones familiares y sociales. Muchas veces, las personas que se sienten discriminadas finalmente acaban aceptando este tipo de discriminación creyendo que los demás tienen razón y haciéndose una imagen de sí misma errónea, incluso puede llegar a odiarse a sí misma. Esto puede ocasionar una enfermedad mental, en los casos más extremos incluso la muerte. La depresión o la ansiedad son los trastornos mentales más frecuentes en este tipo de situaciones ya que las víctimas se frustran al no poder cambiar lo que son (soy un hombre y no puedo cambiarlo).
Las voces de los hombres Para concluir mi trabajo he hecho una entrevistaAnexo2 a tres hombres, de distinta edad, para saber su opinión respecto a la discriminación hacia los hombres.
A partir de sus respuestasAnexo3 puedo concluir que, aunque solo haya podido entrevistar a tres hombres, podemos observar como las opiniones a medida que el hombre es más joven va 9 cambiando. Está claro que las campañas de No a la discriminación masculina no son suficientes, ya que ninguno de los tres había oído hablar sobre estas, sin embargo, a excepción del entrevistado 1, los otros dos hombres se habían ya planteado cosas sobre esta discriminación, lo que nos da a entender, que cada vez más ellos son conscientes de que existe una desigualdad, y no solo hacia las mujeres como durante tantos años se ha recalcado, sino también hacia los hombres. El entrevistado 3, muestra todavía más disconformidad respecto a los otros dos entrevistados. Nos da a entender entre sus palabras que está cansado de que estas situaciones sigan sucediendo a día de hoy y que si luchamos por las mujeres deberíamos luchar también por los hombres.
La discriminación y la globalización (Jordi Colobrans, 2015) “La globalització des de la perspectiva del procés civilitzador. En aquest sentit, la globalització, en el seu sentit ampli, és un procés de coordinació de forces i experiències a gran escala” Este hecho, produce en las personas el compartir las ideas, valores, costumbres y pensamientos y que estos estén al alcance de todos. A través de los medios, al igual que difunden propaganda en contra de la mujer (Cuando hay un anuncio de limpieza siempre salen mujeres, o cuando es un anuncio de cosmética solo salen mujeres) también he observado que existe propaganda estereotipada en contra del hombre. Haciendo referencia a algunos videojuegos, nos encontramos el juego Imagina ser mamá de Nintendo creado en 2012 y curiosamente no existe otro que sea para los papás. Observamos una clara discriminación frente al hombre que socialmente no se considera tan apto para los hijos. También vemos los anuncios de AXE, un desodorante muy famoso masculino, el cual redirige siempre su propaganda a que si el hombre utiliza ese desodorante tendrá más mujeres. Aquí nos están diciendo que el hombre solo quiere obtener mujeres, y además con cierto carácter sexual, cuando el hombre también podría usar el producto por el simple hecho de oler bien y ser limpio.
Finalmente, como último ejemplo, también podríamos referirnos a los famosos juguetes sexistas. Éstos afectan tanto a las mujeres como a los hombres, pero refiriéndonos a los hombres, nos percatamos de que solo en los anuncios de coches y algunos pocos más aparecen como protagonistas, además de los colores viriles usados como el azul o el rojo. En cambio en los anuncios de cuidado de niños, de cocinitas (tareas más dirigidas socialmente a la mujer) el niño no aparece. Esto provocará una organización y una determinación en las tareas de los niños y las niñas y por otra parte una discriminación estereotipada innecesaria a causa de la educación informal.
10 La discriminación y las migraciones La pobreza y la causa de una búsqueda de una vida mejor provoca las migraciones de países no desarrollados a países que sí lo están. Este efecto produce sociedades multiculturales, es decir, que en una misma sociedad hay contacto con personas de distintas culturas. Este contacto puede beneficiar en muchos aspectos, compartir valores, costumbres, realidades… pero también trae consigo problemas. La discriminación racial es la práctica social del racismo y frente a esto se ha proclamado el 21 de marzo como el día internacional de la eliminación del racismo para denunciar este acoso que sienten muchas personas por el mero hecho de ser de una cultura distinta. Las migraciones llevan consigo multitud de costumbres, pero algunas veces nos podemos encontrar con costumbres de discriminación. Ésta discriminación suele ser hacia la mujer, ya que los inmigrantes de países subdesarrollados no tienen tanta educación, por lo que no han podido evolucionar al ritmo de los países sí desarrollados, y esto ha provocado un retraso en ciertas costumbres discriminatorias como que la mujer es quien debe cuidar de la casa. A menudo oímos este tipo de comentarios, pero yo quiero hacer referencia a aquellos que sin saberlo, perjudican al hombre. En el caso de los musulmanes, sabemos que las diferenciaciones entre hombre y mujer son muy amplias, de hecho es una de las religiones más castigadas por la no igualdad de género. Ésta no reconoce igualdad porque es una injusticia. (Ali „Imrán 3:36)“El hombre no es como la mujer”. (az-Zumar 39:9) “Di: ¿Son aquellos que tienen conocimiento, iguales a lo que no?”. En esta desigualdad encontramos que los hombres son los que deben mantener a las mujeres, esto supone un aumento de la presión en el hombre de manera gratuita.
No pueden llevar oro ni seda porque es algo de mujer y no son considerados ni gentiles ni suaves porque eso es cosa de mujeres. (https://islamqa.info/es/1105)“Con respecto a lo emocional, los hombres pueden expresarse cuando están enojados o cuando están felices, pero la mujer es afectada hasta por las emociones más fugaces, y sus lágrimas fluyen ante la más ligera provocación emocional.” Podriamos sacar muchas lecturas, pero desde el punto de vista de la discriminación hacia el hombre, nos damos cuenta de que el Corán no acepta que el hombre sea emocionalmente sensible. Esto es un ejemplo de algunas de las costumbres de inmigrantes que hay hoy en día en España.
La discriminación y la exclusión social 11 Para entrar en este tema, me dirigiré a hablar sobre las sin techo.
Fuente: http://www.fronterad.com/?q=system/files/fi cheros_blog/3018/personas%20sin%20hogar %20por%20edad%20y%20nacionalidad.png Ya son 40.000 las personas sin hogar en España según Cáritas Española. (Imma Soriano, directora del CAST (Centro de Atención a Personas Sin Techo)), “He registrado 914 personas, el 84% de las cuales son hombres.” Esto ocurre en Valéncia. Los sin techo son personas que no nacen, simplemente les ocurren una serie de hechos que les llevan a estas condiciones. Algunos factores seria la pérdida del trabajo, una ruptura sentimental, la falta de recursos económicos… Pero qué tiene que ver esto con la discriminación al hombre? Pues bien, tal como dicen los datos el 84% de sin techo en Valencia son hombres, esto está relacionado con los factores que influyen a que una persona llegue a este tipo de situación. El hombre esta socialmente más presionado para llevar la carga económico-familiar, pues cuando a un hombre le despiden, éste puede sentir más culpabilidad que una mujer por tener esa “responsabilidad” impuesta socialmente. Esto puede provocar un deterioro de la pareja hasta el punto de romper y una vez ocurre esto, si hay descendencia de por medio, el hombre perderá el domicilio conyugal a causa de la discriminación delante del juez en el momento de decidir quien debe quedarse de la custodia de los hijos (éste sería otro tema a tratar). Entonces el hombre se ve solo, sin trabajo, sin dinero, sin familia y sin casa, y entra en un bucle del cual no puede salir. Por eso, tal como indican las estadísticas observamos que en las edades que comprenden mayor porcentaje de abandono son entre los 45 y 64, periodo crítico en este tipo de situaciones en la vida de un hombre. Por lo tanto, podríamos concluir que el hombre tiene más riesgo de sufrir abandono social que la mujer.
La discriminación y el desarrollo humano ¿Qué sucede cuando vemos una película Disney? ¿Qué papel ejerce el hombre? Pues bien, este es otro claro ejemplo de discriminación masculina, vemos que desde la primera película de Disney (Blancanieves 1937) hasta la actualidad hay un cambio distintivo en los roles que ejerce 12 la mujer en ellas. Las primeras películas incentivaban los roles de tareas domésticas, omitían el rol de la madre o simplemente si había una madrastra, ésta era mala. Esta idea ha ido cambiando a lo largo de las películas que se van creando durante los años posteriores hasta llegar a producciones como Brave, en la cual la protagonista que es una mujer sigue sus deseos y sus instintos, donde la madre tiene el papel de consejera y buena, también en la famosa película un tanto más antigua llamada Mulán, en la que una chica joven se alista a un ejército para salvar su país. Pero después de todos estos cambios, no vemos que existan cambios respecto al papel que ejerce el hombre. El hombre siempre tiene que salvar a la doncella en apuros o al menos ayudarla, siempre se mantienen en un papel secundario y son recompensa de las princesas. De aquí puede nacer el concepto de que el hombre debe ayudar a la mujer siempre porque él es el fuerte y eso es la presión que hoy en día se traduce como presión economico-familiar. (La idea de relacionar el desarrollo humano con las películas de Disney me ha sido inspirada por el PPT de Yaiza Herrero, 2015) La discriminación y la sostenibilidad Nos encontramos actualmente con una disminución del trabajo que se emplea en las zonas rurales. Esto es a causa de la urbanización que han sufrido las tierras y con ello muchas mujeres han inmigrado a las zonas urbanas para trabajar lo que deriva en una baja natalidad y, con ello, en un envejecimiento de la población rural. Actualmente, nos encontramos con que la tasa de actividad masculina en zonas rurales es del 62’72% a diferencia del 37’28% de mujeres (F. Cruz Souza, 2006). Esto es a causa del trabajo y esfuerzo físico que estas actividades requieren, pero no impide que las mujeres no puedan llevarlo a cabo, así que ya que el papel de la mujer es fundamental para llevar a cabo el objetivo de la Ley 45/2007, lograr mantener la población rural y mejorar su calidad de vida y sus niveles de renta, el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medioambiente tiene un plan para que las mujeres se inserten en estos trabajos “de hombres”.
(Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medioambiente, 2015) “A principios de 2010, se puso en marcha un estudio de carácter longitudinal. A partir de los resultados de una serie de talleres participativos realizados a lo largo de 2009, plasmados en la publicación “Condiciones de vida y posición social de las mujeres del medio rural” (MARM, 2009), se diseñó un estudio cuantitativo para profundizar en las desigualdades de género existentes en el medio rural.” Los resultados claramente indican que la mujer desempeña las tareas domésticas con mayor frecuencia que el hombre, pero el hombre desempeña las tareas rurales. El Ministerio, a partir de los resultados obtenidos (http://www.magrama.gob.es/es/desarrollo- rural/temas/igualdad_genero_y_des_sostenible/DIAGN%C3%93STICO_COMPLETO_BAJA_ tcm7-171812.pdf) en este estudio anteriormente nombrado, ha iniciado un plan para la repoblación de las zonas rurales y para la inserción de la mujer en el trabajo laboral rural. De 13 esta manera ayudaran a transformar la construcción social de las desigualdades de género, reducir los desequilibrios existentes en el acceso de las mujeres a los mercados de trabajo y mejorar los servicios en las zonas rurales.
Discusión “La ley que regula las separaciones y divorcios favorece a la mujer, en perjuicio del hombre, basándose en roles y estereotipos de género, que no siempre se cumplen. Muchos hombres se sienten y son discriminados, también los hay que se sienten maltratados, pero es una realidad que no transciende, ya que el miedo, al rechazo social y el miedo a la burla, impiden que se dé a conocer. Es cierto, que las mujeres han sido discriminadas a lo largo de la historia, pero no debemos olvidar que los hombres, en ocasiones, también sufren la desigualdad.” María Almeda, 2014.
“En primer lugar, los varones no DEBEN hacer esas cosas. Abrirle la puerta a alguien que está cargando algo pesado o tiene las manos ocupadas es un acto de cortesía que se puede realizar para cualquier persona, sin distinción de género. Los actos de “caballerosidad”, como ellos mismos los llaman en su campaña, son sólo otro signo de que las cosas todavía no están en el lugar que deberían. Las mujeres no somos débiles ni necesitamos que nos dejen el lugar para subir al colectivo y, en ningún caso, demandamos que así sea. Los que lo hacen continúan haciéndolo por costumbre -asumo- y porque aún no les parece ridículo seguir haciéndolo. En países en los que la igualdad de género está más cerca de conseguirse, como Noruega, Suecia o incluso muchos países de Europa, esa “costumbre” no existe. Cada uno ocupa su lugar en las filas y, a su turno, avanza hacia donde tenga que ir. Así que construir una campaña que utiliza una palabra tan fuerte y cargada de sentido como la “discriminación” para pedir que los hombres “dejen de dar el asiento, cargar las bolsas y sostener las puertas” es, como mínimo, una tomada de pelo.” Bar Duhau “En definitiva, verse afectado por los prejuicios es un proceso completamente normal, que cumple un papel útil para el individuo. Pero el ser conscientes de las limitaciones que estereotipos y prejuicios tienen, y la necesidad de hacernos con información directa y objetiva, nos permitirá no caer en conductas discriminatorias que perjudiquen a la sociedad.” Iria Reguera Vigo 14 Conclusión La discriminación masculina existe, ya sea de manera institucional, siendo ignorada por los medios y la academia, o etiquetándola como problema social, pero no de género. Está claro que no sólo debemos hacer referencia a la discriminación hacia el hombre, pero cuando hablamos de discriminación de género y por ende automáticamente pensamos en la discriminación hacia la mujer, considero que eso también es una discriminación masculina, ya que se da por sentado que solo la mujer puede sufrir maltrato o violencia, y como bien dice su nombre, la violencia es de genero aunque mayoritariamente salgan a la luz casos de maltratos a la mujer. Hay que concienciar a las mentes de que esta es una realidad que hombres a dia de hoy ya se están cuestionando y que hay que sacarlo a la luz para que entre todos podamos mejorar tanto para el hombre como para la mujer. A cada uno le toca ahora aceptar esta realidad o hacer lo posible por ignorarla.
Referencias Maheswari, Jahanvi. Don‟tMancriminate. Julio de 2015 ING Direct. Condicionados [https://www.youtube.com/watch?v=0ZmmTjQHN-c] Agosto de 2014.
William’s, J.E. & Best, D.L. Measuring Sex Stereotypes: a Multination Study. 1990, Newbury Park, Sage.
International Biosciences. Paternity Testing Ban Upheld in France [https://www.ibdna.com/paternity-testing-ban-upheld-in-france/].
Código Criminal Ruso, Artículo 57.
Ezquerra, Manuel Alvar. Actas de Léxico Español Actual. Marzo de 2005. Universidad Complutense de Madrid.
Real Academia Española, Asociación de Academias de la Lengua Española. Diccionario de la lengua española, 23.ª ed., Edición del Tricentenario, [en línea]. Madrid: Espasa, 2014.
Wikipedia. Edad de jubilación por países [https://en.wikipedia.org/wiki/Retirement_age#Retirement_age_by_country].
15 OMS. World Health Statistics [http://www.who.int/mediacentre/news/releases/2014/worldhealth-statistics-2014/en/] Davis, Rochelle, Taylor, Abbie & Murphy, Emma. Género, reclutamiento y protección: la guerra en Siria [http://www.fmreview.org/es/siria/davis-taylor-murphy]. Septiembre de 2014 Jordi Colobrans. Visió sociológica de la globalització. Septiembre de 2015 Web: https://islamqa.info/es/1105. Shéij Muhámmed Salih al-Munáyyid. 2009 Mahoma. El Corán Imagen, http://www.fronterad.com/?q=system/files/ficheros_blog/3018/personas%20sin%20hogar%20p or%20edad%20y%20nacionalidad.png Imma Soriano, directora del CAST (Centro de Atención a Personas Sin Techo).
http://www.lavanguardia.com/vida/20140406/54404697303/espana-cuenta-con-40-000personas-sin-hogar-y-un-millon-y-medio-de-familias-en-infraviviendas.html. 2014 Power Point: Yaiza Herrero. Desenvolupament humà i les pel·lícules Disney. 2015 F. Cruz Souza. http://www.magrama.gob.es/es/desarrollorural/temas/igualdad_genero_y_des_sostenible/condiciones_vida_tcm7-9725.pdf. 2006 Estudio Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.
http://www.magrama.gob.es/es/desarrollorural/temas/igualdad_genero_y_des_sostenible/DIAGN%C3%93STICO_COMPLETO_BAJA_tcm 7-171812.pdf. 2011 16 Anexo 1 Anexo 2 1. ¿Has oido hablar sobre la llamada Mancrimination, discriminación masculina? 2. ¿Alguna vez has pensado sobre ello? 3. ¿Cuándo acompañas a tu mujer a hacer la compra, llevas tú las bolsas que pesan más? 4. ¿Te lo pide ella o lo haces de manera automatizada? 5. ¿Te has planteado alguna vez que puede ser una conducta condicionada por la sociedad? 6. Ahora mira estas imágenesAnexo1, ¿qué opinas? Anexo 3 Entrevistado 1: Frederic Soler, 80 años. Barcelona, Barcelona.
1. No 2. No 3. Sí 4. Lo hago de manera automatizada 5. No 17 6. Estoy en desacuerdo, creo que la mujer se merece un respeto y que es cuestión de educación.
Entrevistado 2: David Tost, 53 años. Esplugues de Llobregat, Barcelona.
1. No 2. Sí 3. Sí 4. Lo hago de manera automatizada 5. Sí 6. Respecto a la primera imagen, estoy de totalmente de acuerdo, pero respecto a la segunda, creo que es más bien un tema de educación, yo no lo hago sólo con las mujeres, lo hago con todo el mundo, no discrimino entre hombre y mujer. Así que en este aspecto no me siento discriminado.
Entrevistado 3: Eric Perez, 23 años. Móra d’Ebre, Tarragona.
1. No 2. Sí 3. No 4. – 5. Sí 6. Estoy en total de acuerdo. Las mujeres están muy protegidas, no digo que sea sin razón, pero llega un momento en el que al final los hombres nos podemos sentir desprotegidos, porque hagamos lo que hagamos debemos ir con total cuidado de que no nos tachen de cosas que no somos o incluso nos puedan denunciar sin motivo alguno, como otras veces ha pasado ya. Creo que es una campaña muy buena para enseñar a las personas a que todos somos iguales y que todos nos merecemos el mismo respeto, si yo quiero ceder mi sitio lo cedo porque quiero, no porque sea una obligación como hombre hacerlo.
18 ...