TEMA 2; LOS PRINCIPIOS INFORMADORES Y LIMITADORES DEL IUS PUNENDI (2016)

Apunte Español
Universidad Universidad Autónoma de Barcelona (UAB)
Grado Criminología - 2º curso
Asignatura Derecho Penal general
Año del apunte 2016
Páginas 3
Fecha de subida 14/07/2017
Descargas 5
Subido por

Vista previa del texto

María Aperador Montoya Derecho Penal General UAB Tema 2. Derecho penal parte general 1. Los principios informadores y limitadores del “ius puniendi” (materiales): - Principio de legalidad El principio de legalidad es el principal límite impuesto por las exigencias del estado de derecho en el ejercicio de potestad punitiva i incluye una serie de garantías para los ciudadanos que genéricamente pueden reconducirse a la imposibilidad de que el estado intervenga penalmente más allá de lo que le permite la ley. Por tanto, el contenido esencial del principio de legalidad en materia penal radica en que no se puede sancionar ninguna conducta ni imponerse ninguna pena que no se encuentre establecida por la ley.
Por tanto, como hemos dicho, no podemos cualificar como delito aquellas conductas que no se encuentran definidas como tales por ley, incluso cuando estas sean desvaloradas socialmente o consideradas deshonestas o inmorales (Garantía criminal); de la misma manera, a las conductas delictivas no se les puede aplicar penas diferentes de las que están previstas en la ley (Garantía penal) ;. Todo esto implica una serie de limitaciones para el derecho penal, el incumplimiento de la cual supondría la lesión del principio de legalidad i con esto, la inconstitucionalidad del precepto o la decisión punitiva en cuestión.
- Principio de legalidad (limite formal a la potestad punitiva) Origen y evolución. Garantía derivada del estado liberal burgués (ilustración). Se somete el estado a la ley. Para evitar el totalitarismo el estado debe someterse a unos límites y para ello tiene que someter el estado a la ley. El principio de legalidad general y el principio de legalidad penal desde la revolución francés ha sido objeto de una evolución constante, empieza desde una formulación más sencilla y va abriéndose en contenidos. El primero que formula el principio de legalidad es Feuerbach.
Si el principio de legalidad general lo que quiere es someter el estado a la ley el principio de legalidad penal lo que quiere es conseguir que para que las leyes sean legales tienen que estar contenidas en leyes. Las prohibiciones y las sanciones penales para poder aplicarse y tener validez tienen que estar contenidas en una ley escrita y previa.  La más importante de las garantías que tenemos los ciudadanos. Es tan importante como garantía porque si todos tenemos que respetar las leyes penales para oponerlas respetar habremos tenido que tener posibilidad de conocerlas, tienen que constar escritas tienen que estar públicas para que todo el mundo lo sepa. No nos pueden obligar a respetar algo si no lo sabemos. Por eso en ese momento supone una ruptura con el modelo totalitario.
Por eso se dice que el derecho penal no existe fuera del código penal. El principio de legalidad marca lo que es penal y lo que no es penal. Tenemos muchas referencias en el principio de legalidad. Está María Aperador Montoya Derecho Penal General UAB contenido en la constitución española (ART. 9.3 (principio de legalidad general) y 25.1 (principio de legalidad penal) CE). El principio de legalidad tiene también cabida en la Constitución no solo en el código penal.
Garantías derivadas del principio de legalidad - Garantía criminal y penal. Las sanciones penales tienen que estar siempre previstas en una norma jurídica, tanto la prohibición del delito como la sanción, porque esa norma jurídica tiene una serie de características.
CONDICIONANTES QUE PROPONE EL PRINCIIO DE LEGALIDAD PARA QUE LA CREACIÓN DE LAS PENAS SE HAGAN CON UNAS GARANTIAS.: Principio de reserva absoluta de ley. La norma jurídica que se ocupa de establecer las prohibiciones y determinar las sanciones tienen que tener la condición de ley, el derecho penal solamente puede ser derecho positivo (es el derecho que está recogido en una norma escrita) tiene que ser escrita y orgánica. Tienen que ser leyes penales que se aprueban en un parlamento tienen que ser de naturaleza orgánica. Las leyes orgánicas son la forma más reforzada que tiene un parlamento que tiene de tomar una decisión, se requiere la mayoría + 1 de los miembros del parlamento, el parlamento tiene que aprobar cualquier norma penal a partir del mecanismo de la norma penal.
Principio de taxatividad y de seguridad jurídica. Las leyes orgánicas aprobadas por el parlamento tienen que ser taxativas, es decir, ciertas claras y precisas. Nos lleva a conseguir seguridad jurídica. Para que realmente la ley cumpla con la función de establecer cuáles son las conductas punibles debe hacerlo de forma clara y concreta, sin acudir a términos excesivamente vagos que dejen de hecho en la definición el ámbito de lo punible. La vaguedades las definiciones penales, además de privar de contenido material al principio de legalidad, disminuye o elimina la seguridad jurídica.
Principio de irretroactividad (art. 10 CP). Esa ley tiene que ser previa a la comisión del hecho delictivo, esta es la principal garantía porque si el legislador aprueba una ley después de cometer el delito, no tiene sentido, no se le aplicaría al infractor. Esta idea es básica y esencial para poder aplicar una garantía legal. El principio de la retroactividad de la ley más favorable, esto significa que A comete un determinado delito en vigencia a la ley 0, lo juzgan cuando se ha modificado la ley, se le tiene que aplicar la ley 0, pero esa ley se modificó. Si la gravedad de la pena se reduce de una ley anterior a otra posterior a A se le aplicaría la ley más favorable, es decir la posterior.
María Aperador Montoya Derecho Penal General UAB Principio de prohibición de analogía (INTERPRETACION). La aplicación de la ley requiere que el intérprete establezca el sentido de las normas para determinar qué tipo de supuesto de hecho se encuentran recogidos en estas. Por tanto, el intérprete (juez) no puede desbordar los límites de los términos de la ley i aplicarlo a supositos no previstos en la misma, porque con esto estará violando claramente el principio de legalidad.
Si alguien subministra un medicamento dañino a una embarazada que sabe que puede tener repercusiones para el feto, si de la ley no se desprende por vía interpretativa que el otro comprende también al feto, veríamos que hay una laguna penal. La otra persona en caso de homicidio no cabe la interpretación del feto, la interpretación analógica es que el homicidio es hacia otra persona, en cambio un feto es un proyecto d persona no una persona. Analogía “in banam partem”.
¿? Principio de “non bis in ídem”. No se puede sancionar dos veces la misma cosa, porque si no el estado debería estar todo el día sancionado.
- Garantía de ejecución  al anunciar las garantías contenidas en el principio de legalidad hemos advertido que este exige, junto a la existencia de la ley, que las penas se impongan por el órgano competente y tras el proceso legalmente establecido. A tal exigencia se alude cuando se menciona la garantía jurisdiccional. Por último, no se cumplirá la pena mientras la sentencia no era firme, lo que significa que hasta el momento el reo no estará ejecutoriamente condenado y se le presumirá inocente; si se encuentra en prisión, lo estará en situación de prisión preventiva y todavía sin cumplir la pena. Ello significa que la exigencia de la sentencia firme para el cumplimiento de la pena e deriva de la presunción de inocencia. La fuerza del principio de legalidad no se agota con el hecho de que se establezca la prohibición y la sanción en una ley.
La ley también tiene que poner como se establece una pena.
- Garantía jurisdiccional  por último, el principio de legalidad impone que la ejecución o el cumplimiento de las penas se lleve a cabo en total sumisión a lo establecido en las leyes.
...

Comprar Previsualizar


Comentario de dgsfdhsth en 2017-11-05 14:42:10