Sesión 17. Es superfluo proferir palabras si no se comprenden. Las escuelas, la fe y la razón (2014)

Apunte Español
Universidad Universidad Pompeu Fabra (UPF)
Grado Humanidades - 2º curso
Asignatura Historia Medieval
Año del apunte 2014
Páginas 4
Fecha de subida 26/05/2014
Descargas 10
Subido por

Descripción

Apuntes de Hisotria Medieval con Victor Farias

Vista previa del texto

21/11/2013 Sesión 17. Es superfluo proferir palabras si no se comprenden.
Las escuelas, la fe y la razón 1. La traditio Hasta el siglo VII la educación es una cosa de laicos, de la aristocracia senatorial, unas elites laicas que han sobrevivido a la caída del Imperio Romano.
Estos logran conservar al margen de los saberes religiosos la literacity, y las artes liberales (aquellos conocimientos necesarios para la gente letrada).
Trívium: Gramática, retórica, dialéctica Quadrivium: Aritmética, geometría, astronomía y música.
A partir del s. VII la educación pasa a ser un monopolio de los hombres de religión. Los conocimientos se concentraran en los monasterios y en las catedrales.Con el colapso del Imperio Romano, colapsa también la literacity.
Aunque se mantiene solo en los hombres de religión. El impulso a esta literacity vuelve de nuevo en el siglo XI. Es el momento en el que se empieza a buscar el saber a través de los escritos sagrados.
En los monasterios y en las catedrales encontramos lugares preservados para los códices. Se preserva el saber religioso, pero también el saber profano y antiguo, pero esto último en forma de resúmenes.
Entre el s. VII y XI se escriben resúmenes muy exhaustivos que explican y que dan acceso a los saberes antiguos. Estos serán muy leídos. Destaca: ‒ Mariano Capello, La bodas de Mercurio y filología.
‒ Boecio, La consolidación de la filosofía.
‒ Isidoro de Sevilla, Etimologías.
Los monasterios y catedrales también tienen schola donde los pequeños clérigos aprenden con un maestro que les enseña (pero esto es solo para los niños que serán hombres de religión). En estas escuelas se enseña la lectio divina, la lectura de la palabra de Dios. Esta es una lectura muy peculiar, se trata de asimilar textos, sumergirse en la palabra de Dios. Es un ejercicio muy espiritual.Los estudiantes deven manterse ocupados constantemente, dedicarse a la lectio cuando no están orando para evitar así el estío (considerado un gran pecado). Les enseñan a forzarse en una práctica ascética.
Pero el monje no se va a interrogar. Si tiene una duda no utiliza la razón, sino que acude a la autoridad de los padres de la Iglesia para resolversa.
Para la lectio divina es necesario saber y estudiar la lengua sacra. Los monjes usan el latín para leer, meditar y escribir.
En estas escuelas se enseña sobre todo el trívium, pero solo la parte de gramática y retórica. Solo en un segundo plano, más tarde, se enseña la dialéctica y el quadrivium.
Lo más importante es hacer posible la lectio divina y hacerla valer para todas las generaciones. Los conocimientos deben pasar de una generación a otra . Es necesaria, por lo tanto, la capacidad de transmisión, y se alecciona para conseguirla.
Lo proncipal no es la novitas sino la tradición.
2. La novitas Las escuelas tienen desarrollos divergentes. Por una parte las escuelas monásticas siguieron defendiendo la tradición, y por otra parte, las escuelas catedralicias se convirtieron en escuelas monásticas. Esta divergencia se da especialemnte en el Norte de Francia y en Inglaterra.
En estas escuelas, durante el s. XII se desarrolla una nueva actitud que se basa en la facultad usar la razón. Hay nuevas actitudes. En definitiva, se trata de un cambio de actitud que implica la exigencia de nuevos profesores y nuevos alumnos. Todos, en general, quieren saber más. Con estas escuelas se crea un nuevo tipo de estudiantes, unos estudiantes que van vagando en busca de los mejores profesores porqué quieren saber más. Es en esta época cuando aparece el estudiante gamberro.
En el siglo XII se forma la figura del intelectual. Y estas nueva escuelas dominan el panorama intelectual.
3. Los antiqui Esta nueva actitud implica curiosidad y descubrimiento. La traditio es comporada con un cadena.
Los cristianos empiezan a interesarse por los textos antiguos y por los comentadores de estos (tanto los árabes como los judíos). Pero siempre en cuanto a saberes que vienen de la razón y la ciencia.
Hay por lo tanto una recepción de los antiguos descubrimientos ‒ Se descubren autores como Hipócrates, Dioscórides, Galeno, Pitágoras, Platón, Ptolomeo, etc. Pero sobre todo adquiere importancia Aristóteles.
‒ Algunos de los comentadores importantes son: Alkindi, Al Farabi, Agazel, Avicena, Aberroes, Maimónides,etc.
El problema es que todos los textos estaban en árabe y había que traducirlos del árabe al latín. Este gran programa de traducción se da en tres grandes zonas: Italia meridional, Francia meridional y Península Ibérica. A partir del siglo XII se traducen masivamente textos que no estaban disponibles en latín hasta encontes.
4. Las universidades Las universidades son una creación medieval. En ellas se enseña dos tipos de saber. El saber teológico (revelado) y el saber producto de la razón.
La universidad es una corporation que reúne maestros y estudiantes y esta autogobernada por un rector. Es una institución de la Iglesia y todos los componentes son considerados clérigos.
Las primeras universidades son: París, Oxford y Bolonia. (c. 1200). Entre 1200 y 1300 aparecen la universidades de Toulouse, Cambridge, Salamanca, Montpelier, etc.
Con la multiplicación de los centros universitarios aparecen los grandes maestros como Alejando Halos, Buenaventura, Alberto Magno, Tomás de Aquino,etc. Estos escriben manuales para los estudiantes: sumas y enciclopedias.
Laa universidad aporta unos cambios importantes: ‒ Define un curriculum.
‒ Crea enseñanza. Mundo escolástico (disputatio).
‒ Integra saberes.
En general hay un incremento de maestros y profesores. Personas con saberes y habilidades.
5. El descubrimiento de dama Natura Los saberes antiguos son muchos y muy diversos, y son considerados nuevos.
La ciencia es el descubrimiento por la razón humana. Esto implica un problema porque en muchos casos estos saberes contradicen a los estudios sagrados.
Se produce un choque en las maneras de ver el mundo, un choque entre fe y razón. Por lo que hay que buscar una manera de hacerlos compatibles a los dos. Pero realmente hay un lugar para los dos, esto es lo que nos ha llegado hasta el día de hoy.
En esta época se reivindica la catio, se reserva un lugar para la razón. Esto es fundamental, porque dar este lugar ha dado la posibilidad de que, mucho más tarde, se le pueda dar importancia solo a la razón (revolución científica).
...