Apuntes Obligaciones y contratos - Parcial 2 (2) (2015)

Apunte Español
Universidad Universidad de Lleida (UdL)
Grado Derecho - 2º curso
Asignatura Derecho de Obligaciones y contratos
Profesor P.
Año del apunte 2015
Páginas 32
Fecha de subida 26/10/2017
Descargas 0
Subido por

Descripción

Apuntes relativos al segundo parcial de la asignatura de derecho de obligaciones y contratos de la universidad de Lleida.

TEMAS IMPARTIDOS POR LA PROFESORA PALOMA.

Vista previa del texto

Tema 18- Contratos de arrendamiento de bienes.
CCE 1543-1582 L 24/1994 LAU, bienes inmuebles urbanos.
Ley 1/2008, 20 febrero (Cataluña), bienes inmuebles rústicos.
1543: Cesión del uso temporal a cambio de un contraprestación.
Por el contrario no tenemos una regulación especifica de los arrendamientos de bienes muebles.
Para ello vamos a acudir a la normativa general del CCE sirve opinan muchos autores, para regular el arrendamiento de bienes muebles.
Características: - Consensual porque se perfecciona por el consentimiento. Consienten en formalizar un contrato de arrendamiento - Bilateral: el propietario y aquel que accede a su uso.
- Oneroso: siempre ha de mediar una prestación. No cabe un arrendamiento de carácter gratuito.
- Traslativo del uso no del dominio. Solo se cede el goce o uso de la cosa, no se trasmite la titularidad sobre la misma.
- Es de tracto sucesivo. Mes a mes el arrendatario va pagando el precio que se ha determinado por el uso de la cosa. Se diferencia de la compraventa ya que en esta se paga una cantidad a cambio de una cosa, es un único pago. El arrendamiento se sucede en el tiempo y tiene un plazo, el arrendatario tiene un plazo para gozar del uso de la cosa.
- Tiempo determinado: no cabe nunca un arrendamiento indefinido.
Art. 1546: Los sujetos del arrendamiento son el arrendador a quien cede y arrendatario a quien tiene el uso Art. 1549: nos habla de la libertad de forma. Se puede formalizar de forma verbal, escrita en documento privado o escritura publica. Con respecto a la forma la regla general es que se pueden contratar de cualquier forma, es necesario poderlo probar.
Es necesaria la forma escrita en escritura publica ante notario si queremos dotarlo de una publicidad ante terceros. Al registro de la propiedad solo pueden acceder escrituras publicas o documentos judiciales.
Como estas disposiciones del CC han dejado de tener una utilidad practica cuando se refiere a inmuebles, se usa para los muebles, sobre todo para el alquiler de coches.
1566 nos habla de la prolongación del contrato de arrendamiento con el permiso del propietario.
Se establece el sistema de prorrogas por la mera conveniencia de las partes. Si llegado el final del plazo el arrendatario no devuelve lo que ha alquilado y el arrendador no lo reclama se crea la ficción de que se ha creado otro nuevo contrato. Se ha renovado. Esto aligera el tráfico jurídico. Si se produce la prolongación del uso de la cosa con consentimiento del dueño, no se produce otro nuevo contrato.
Página 1 de 32 Normas sobre obligaciones del arrendador y arrendatario, el arrendador debe ceder un bien que este en condiciones para su uso.
obligaciones del arrendatario: conservación y buena utilización del bien que se le ha cedido.
Ley 10 /2014. D. A 3ª En la disposición adicional define el contrato de arrendamiento financiero. Nos serviría una forma de regular el arrendamiento de bienes muebles.
Lo que regula esta norma son bienes muebles e inmuebles. Y tiene la particularidad de que se preve solo para aquellos casos en que la cesión del uso tiene una finalidad profesional. Además incluirá necesariamente una opción de compra en favor del arrendatario.
Se persigue una venta a plazos de un elemento necesario para la realización de la actividad profesional. El leasing es un contrato en régimen de arrendamiento financiero, se permite el uso de una cosa a cambio de una contraprestación, es de trato sucesivo y en un tiempo determinado.
Cuando finaliza este plazo del contrato te da la opción de comprarlo, no es obligatorio.
Arrendamientos urbanos LEY 24/1994 LAU Si nos remontamos en la historia, vemos que el arrendamiento de vivienda es sensible porque esta directamente vinculado con el derecho a la vivienda contemplado en la CE. El legislador ha intervenido porque ha pretendido a través de la regulación asegurar el derecho de una vivienda para todos los ciudadanos. A partir de ahí, nuestro legislador ha actuado de forma pendular, según quién ha gobernado en cada momento esa protección del derecho a la vivienda se entiende de una forma u otra, según las ideologías.
AÑO 1964 se regulan mediante ley especial los arrendamientos urbanos, quería proteger al arrendatario, para perpetuar el derecho sobre la vivienda. Se estableció básicamente posibilidades de prórroga constantemente para que tuviera garantizado el derecho a la vivienda. El contrato de arrendamiento se podía heredar, se aseguraba que quien tenía acceso a la vivienda no tuviera esa posibilidad de que se quedara sin vivienda.
AÑO 1985 Cuando hay tantas prorrogas y subrogaciones los contratos están congelados. Había muchos ciudadanos titulares de viviendas que prefieran no alquilar, el mercado no se movía. No se soluciona el derecho de acceso a la vivienda. Lo que aquí se introdujo era: - Libertad de la transformación de la vivienda.
- Libertad para pactar la duración del contrato. Se suprimieron las prorrogas eternas. Los nuevos contratos de alquiler no tenían esas prorrogas.
AÑO 1994 LAU: busca establecer un equilibrio. No es ni el proteccionismo de la norma del 64 ni el liberalismo del 85 que permitía a las partes pactar la duración del contrato, no había un plazo mínimo. La LAU ha sido reformado por la Ley 4/2013, pretende dar solución a la realidad social de España que estaba en crisis económica. Pretende fomentar un cambio dando mayor protagonismo a la autonomía de la voluntad. Siempre el conflicto está entre proteger el contrato o flexibilizarlo.
Página 2 de 32 Los contratos de vivienda tenían que tener una duración mínima de 5 años en viviendas familiares, si era una vivienda familiar, aunque hubieran pactado el plazo anual. Con la reforma se habla de una duración mínima de 3 años. Con los cuales quiere flexibilizar el contrato del alquiler.
Consecuencia de actuar del legislador: Tenemos un extenso e intenso derecho transitorio, el problema hoy día cuando un cliente va a un despacho porque no esta contento con el arrendatario. Lo primero que mira el jurista es la fecha de celebración del contrato porque la vigencia de una u otra norma dependerá del momento en que se ha formalizado el contrato. Esas partes tendrán unas obligaciones u otras.
Hablamos de una normativa imperativa, establecen una serie de prerrogativas en favor de uno u otro.
La reforma del 2013 intentó recuperar la prioridad de la autonomía de la voluntad, introdujo determinados artículos una coletilla “salvo pacto de las partes”, las normas que eran imperativas en algunos aspectos se introduce la posibilidad de ser obviado si hay pacto de las partes.
Art.4.1 arrendamiento de vivienda: está sometido de forma imperativa a las normas de esta ley especial, pero respetando lo establecido en esa norma se regirá por los pactos, cláusulas determinadas por las partes, y supletoriamente por lo dispuesto en el CC.
Esa primera norma cada vez es menos imperativas xk en determinados arts al establecer una coletilla permite obviarla por vía de pacto.
Que queda afectado por la lau? Es importante la destinación de los bienes urbanos, la LAU regula los arrendamientos que se destinan a vivienda (satisfacer la necesidad permanente de vivienda del arrendatario) y los que se destinan a uso distinto de vivienda aquí incluye: - Arrendamiento de fincas urbanas por temporadas.
-Celebrados para ejercerse en la finca urbana una actividad industrial, cultural, docente… un local de negocio.
Art.5 que contempla los arrendamientos que quedan excluidos.
a)  El uso de las viviendas que los porteros, guardas, asalariados, empleados y funcionarios, tengan asignadas por razón del cargo que desempeñen o del servicio que presten.
b)  El uso de las viviendas militares [...].
c)  Los contratos en que, arrendándose una finca con casa-habitación, sea el aprovechamiento 
 agrícola, pecuario o forestal del predio la finalidad primordial del arrendamiento [...]. 
 d)  El uso de las viviendas universitarias, propiedad de la Universidad, que sean asignadas a los 
 alumnos y al personal docente y de administración y servicios dependientes de aquella. 
 A la mayoría de estos arrendamientos será de aplicación el régimen previsto en el Código Civil.
Aunque lo solares no se excluyan expresamente de la LAU, se entiende que quedan ex- cluidos de la misma al no encajar en el concepto de finca urbana ex art. 1 que está pensando siempre en un edificio Página 3 de 32 VIVIENDA HABITUAL La modificación de la LAU establece un plazo mínimo de 3 años, que hasta entonces era de 5, se entiende que hay una protección suficiente para dar una protección del derecho a la vivienda. Si pactan una duración inferior el contrato se prorrogara anualmente hasta llegar a esos 3 años.
Para el arrendatario es optativo, puede dejar la vivienda antes avisando al arrendador. Hay una excepción de este plazo si una vez transcurrido un año el arrendatario dice que tienen necesidad de esa vivienda con 2 meses de antelación, para que sea vivienda para él o familiares, o en situación de crisis matrimonial del arrendador. Además el legislador ha previsto una sanción si esto es falso y no la necesitaba, el arrendatario podrá elegir entre volver al inmueble o que se le indemnice por cada mes pendiente hasta el cumplimiento de los 3 años. (Art. 9) El legislador intenta buscar mecanismo para que el arrendador tenga más poder en la relación del contrato.
Art. 10 prevé la posibilidad que se prorrogue automáticamente. Si llegado el rendimiento del contrato pasado 3 años, hay ausencia de requerimiento formal a la otra parte, con 30 días de antelación mínimo al vencimiento del contrato, el contrato se prorrogara automáticamente por un año más. No hablamos de un nuevo contrato.
RENTA El elemento esencial de bien es el pago de un precio por esa cesión del uso, en este punto la reforma del 2013 deja actuar a la autonomía de la voluntad y sancionar la falta de diligencia de las partes.
La renta será la que libremente estipulen las partes, si no se pacta que año tras año se ira actualizando, no se actualizará, hay libertad de mercado absoluta. En la legislación anterior se estableció el máximo a cobrar y sobre todo parámetros de actualización de la renta, por ejemplo se actualizará en referencia al IPC. En virtud de la reforma de este año se ha querido suprimir la referencia al IPC dice que ahora se aplicara el indice europeo de garantía de competitividad.
La LAU también establece la obligación de conservar la vivienda, que en la practica genera litigios. El arrendador debe repararlo siempre que sean necesarias para habitabilidad siempre que no sean provocadas por el mal uso. Si realiza mejoras, aquello que excede lo estrictamente necesario para la habitabilidad, sí que le autorizaría a elevar la renta.
Ademas la reforma del 2013 introdujo la posibilidad de conmutar renta con reforma, como un mecanismo de conservación de los edificios. La LAU en el art. 19 menciona la posibilidad que el arrendatario que ha hecho reformas puede conmutar el coste de las reformas por las rentas que ha de pagar. (Durante el año no te pago porque arreglo la casa) Otra novedad es la posibilidad de repercutir al arrendatario los tributos y tasas referidos a los inmuebles (IBI) a partir de la reforma del 2013 el pago se puede repercutir al arrendatario siempre que se haya establecido en el contrato.
Si el propietario vende el piso antes de que acabe el contrato. Entonces el contrato de arrendamiento, hay que indemnizar al arrendatario. En el art. 1571 CCE se había dejado de Página 4 de 32 aplicar “venta quita renta”, la enajenación de la vivienda extingue el contrato excepto que el contrato de alquiler estuviera inscrito en el registro de la propiedad. El comprador ha tenido noticia de que consiste un contrato de arrendamiento, y tendrá que respetar. Tendría que comprar el piso con arrendatario y respetar ese contrato de arrendamiento. Se ha recuperado en la LAU de 2013.
Solo se protegerán los alquileres que estén en el registro de la propiedad. hay unos costes añadidos y una diligencia que se exige al arrendatario para proteger su derecho ante enajenación, terceros que pueden ser posibles compradores de la vivienda. En la normativa anterior a 2013 los arrendatarios estaban protegidos durante 5 años aunque fuera por documento privado.
CAUSAS DE EXTINCIÓN 1. ****Enajenación, el arrendatario no se ha preocupado por inscribir en el registro. El art. 14 de la LAU establece el periodo de 3 meses que ha de concederse para desalojar la vivienda, y tiene derecho a pedir una indemnización al vendedor.
Se intenta paliar la situación de los arrendatarios que no inscriben el contrato en el registro. El art. 25 reconoce el derecho de adquisición preferente, posibilidad que el arrendatario se quede con la vivienda, pasa por delante de ese comprador que el dueño ha encontrado en el mercado. El art. 25 establece la obligación del propietario arrendador de notificarlo al arrendatario por si esta quisiera comprar la vivienda. Sería también una solución al problema de la enajenación. El arrendatario tiene que pagar el precio que le han ofrecido al vendedor.
2. Pérdida del derecho del inmueble porque se pierde en pública subasta. El propietario tiene deudas, el banco lo subaste y alguien adquiere el piso.
3. Terminación de un derecho de usufructo. No es titular solo usufructurario, y este se extingue ya no será titular de la vivienda.
4. Pérdida o destrucción física del inmueble. Se da en zona de los cascos antiguos de las ciudades, no está en condiciones de habitabilidad, el ayuntamiento lo declara en ruina y por tanto no se puede alquilar.
5. Incumplimiento de las obligaciones recíprocas. Uno u otro incumple con sus obligaciones y la parte afectada puede instar la resolución del contrato. Por ejemplo no pagar rentas, no hacer las reparaciones, realización de obras in-consentidas.
6. Fallecimiento del arrendatario, el legislador ha establecido que cabe la subrogación en cónyuge, pareja o parientes hasta el segundo grado siempre que convivieran en la vivienda arrendada. En principio no extingue el contrato si hay una persona que cumpla los requisitos para poder subrogarse, se subrogaría hasta cumplido el plazo legal. Además las partes pueden pactar que superado ese plazo mínimo ya no haya subrogación, si no lo pactan sí que la habrá. El art. 16 de la LAU regula también el procedimiento.
7. Arrendatario sale de la vivienda por crisis matrimonial, pierde el derecho a usar la vivienda familiar. La solución es que si el que se va de la vivienda es el titular, y se atribuye el uso de la vivienda al otro por sentencia. El cónyuge no titular notificará al arrendador que se le atribuye el derecho por una sentencia.
Página 5 de 32 8. Arrendatario desistimiento unilateral, es necesario 6 meses. Cuando es una vivienda familiar se necesita autorización del otro cónyuge, si no ha notificado al otro miembro de la pareja podría exigir el cambio de titularidad del contrato en su favor hasta que pasaran los 3 años legales mínimos.
9. En la mayoría de los casos los contratos de alquiler no se extinguen por desacuerdos en las reformas o ni si quiera por casos de cris matrimonial. El gran problema de extinción es por impago de la renta. En ese caso daría derecho al arrendador a resolver el contrato a través de los tribunales. Hablamos de desahucio.
DESAHUCIO Los titulares de los contratos de arrendamiento son conocedores de la lentitud de la justicia y se aprovechan. Hay casos de personas que están viviendo en una finca sin pagar ninguna renta.
En la reforma del 2013 el legislador no solo toco la LAU sino también la LEC la ley que regula el procedimiento civil, todo el proceso para llevar a cabo el desahucio por falta de pago y el consiguiente lanzamiento de la vivienda. Se estableció un sistema que intenta hacer más breve el proceso de desahucio. La reforma procesal no ha suprimido la enervación del desahucio que es la posibilidad de impedir el desahucio mediante el pago de las rentas por parte del arrendatario desde que recibe la notificación del juzgado antes de ser citado a juicio. Recibe la demanda y va al juzgado paga la cantidad de deuda y enerva que el desahucio queda adelante, el arrendatario sigue viviendo en la vivienda.
También se establece la figura de la condonación, puede ofrecer la condonación de los meses acumulado de deuda, a través de la condonación el dueño de la vivienda le “perdona” el pago de esos meses pero le exige que se vaya.
Otra cosa de la que hablaba la reforma del 2013 es la creación de un registro de sentencias firmes de condena por impago de rentas. Los propietarios antes de ceder su piso en alquiler podrían consultar que la persona esta ya en el registro que ha sido condenada por desahucio anteriormente, protección de los propietarios para evitar encontrarse con personas que ya han sido echadas de otras viviedas. Pero aun no se ha dictado el reglamento que lo pone en marcha.
Página 6 de 32 ARRENDAMIENTOS PARA USO DISTINTO DE VIVIENDA.
Arrendamiento de temporada locales de negocio Se regula por el art. 3 LAU que se refiere al mismo como: ... aquel arrendamiento que, recayendo sobre una edificación, tenga como destino primordial uno distinto del establecido en el artículo anterior.
 En especial, tendrá esta consideración los arrendamientos de fincas urbanas celebrados por tempo- radas, sea esa de verano o cualquier otra, y los celebrados para ejercerse en la finca una actividad industrial, comercial, artesanal, profesional, recreativa, asistencial cultural o docente, cualesquiera que sean las personas que los celebren Se rige por la autonomía de la voluntad, por eso hay muchos menos preceptos y ninguno tiene carácter imperativo. En defecto de pacto acudiremos a las normas previstas en la LAU y supletoriamente al CC.
Cambiamos completamente el contexto, estamos en un régimen en que la capacidad de negociación es clave para elegir las condiciones de ese arrendamiento. En el caso de la vivienda se plantea como algo excepcional la cesión del contrato, ej se formaliza un contrato de arrendamiento, vivienda por precio, y ese arrendatario tiene un 2 contrato de arrendamiento a cambio de un precio. La renta que se cobre por el subarriendo no puede ser superior que lo que se esta pagando.
Cesión del contrato: hay un solo contrato, en la posición de arrendatario se da otra persona. esto no se permite salvo que hay previo consentimiento del propietario.
Si tenemos una vivienda de temporada o local de negocio, si que se permite el subarriendo.
Dentro de ese contexto negociar no se está perjudicando a nadie ni el derecho de la vivienda.
Como se rige x la autonomía de la voluntad la LAU dice que el arrendatario podrá subarrendar la finca o ceder sin consentimiento del primer arrendador. Consentimiento no es lo mismo que conocimiento, así que sí que es necesario que lo conozca, que se le notifique. El arrendador no podrá evitarlo pero sí que se le permite al arrendador elevar la renta, 10%parcial 20% total.
Duración En el contexto económico de los arrendamiento de negocios es clave la capacidad de negociar para conseguir el mayor plazo posible. En este marco la ley prevé, salvo que las partes pacten, la indemnización por clientela. Al acabar el contrato si los 5 últimos años se ejerce una actividad de negocio el arrendatario tiene derecho a cobrar una indemnización.
En los locales de negocios hay prórrogas pactadas por las partes, es la manera que el negocio sea rentable. Como usufructo que tiene un máximo de 30 años por ley.
Página 7 de 32 ARRENDAMIENTO DE FINCAS RÚSTICAS Los contratos de cultivo constituyen un instrumento primordial de la política agraria en Cataluña.
Para conseguir el objetivo de garantizar la preservación del suelo agrícola actual, el buen uso del mismo y la estabilidad y mejora de las explotaciones agrarias existentes, es preciso disponer de una regulación contractual moderna y equilibrada que fomente el uso eficiente de la tierra, la planificación de los riesgos de la actividad de cultivo y el pactismo entre los distintos agentes del campo. Con esta finalidad, se aprueba la presente ley (Ley 1/2008, del 20 de febrero, de Contratos de Cultivo) , que cuenta con el precedente de la Ley de contratos de cultivo del año 1934, de la Generalidad republicana.
Establece una serie de normas imperativas, los pactos entre las partes y las costumbres.
SUJETOS ART. 6 Hay una figura que tiene una especial protección el llamado cultivador directo y personal, son profesionales, no se trata de ir acumulando tierras heredadas sino aquellos que son cultivadores directos profesionales se les ofrece mayor facilidad para el acceso a la titularidad de la tierra por vía de derecho preferente. Lo que hace la ley de contratos de cultivo. sin embargo el contrato de arrendamiento rústico se puede formalizar por cualquier persona que tenga capacidad jurídica para contratar.
El cultivador profesional es la persona que, sola o en colaboración de personas lleve a cabo la actividad agraria y asume los riesgos d la explotación, al menos el 50% de su renta anual se obtenga de la explotación agraria y al menos la mitad de su tiempo de actividad laboral se ocupe en la agricultura. También se considera a las personas jurídicas que se crean específicamente para el ámbito agrícola (cooperativas agrarias). También lo son las administraciones públicas, que puede tener titularidad sobre fincas rústicas.
FORMA ART 7 Los contratos de cultivo deben formalizarse por escrito. No se exige la escritura publica.
OBJETO La finca rústica, también puede ser la explotación agraria, el conjunto de bienes y servicios que forma una unidad para hacer posible el negocio agrario (maquinaria, régimen de contratación, elementos para la explotación) También puede recaer sobre los derechos de producción agraria, la política agraria común de la UE. En 2008 cuando el legislador regula los contratos de cultivo se planteaba si había que ayudar al arrendador o al que la explota, la ley preve que pasan a quien explota la finca pero se permite que las partes pacten quien será titular de esas ayudas.
En los contratos de cultivo la norma impone la forma escrita, no se exige la escritura pública.
DURACIÓN ART. 17 Para asegurar la estabilidad en la explotación de la finca, se establece una duración mínima de siete años. Las partes pueden establecer una duración superior. Además en el art siguiente establecen unas prorrogas que van de 5 en 5 años. Aunque existe la facultad de desistimiento unilateral por parte del arrendatario, se exige un aviso de 6 meses de antelación.
Página 8 de 32 ENAJENACION DE LA FINCA El arrendamiento de la finca se mantiene a pesar de la posible enajenación de la finca rústica. El comprador deberá subrogarse en la posición del arrendador y se mantiene al arrendatario hasta que finaliza el contrato. no es causa de extinción del contrato.
También existe el supuesto de subrogación por muerte, el heredero se coloca en la posición del agricultor que a fallecido, por tanto sigue existiendo el contrato de arrendamiento de la finca.
RENTA El legislador lo deja al arbitrio de las partes, no hay normativa que imponga un precio mínimo o máximo o mecanismo expreso de pago o actualización de la renta.
Hay una fuerza de la costumbre, que en cada sitio lo que se paga normalmente por terminado cultivo, actividad o extensión. Igual que el pago por anualidades no por meses. También es costumbre integrada y no hace falta regular el tema de poder pagar a través de las mejoras que se hacen de la finca, o el pago en especie.
Lo que si dice la ley es que se considera nulo aquel que obliga al arrendatario a pagar los tributos que derivan de la titularidad de la finca. Corresponde pagarlo al titular y no puede obligar al arrendatario a pagarlo.
DERECHO DE ADQUISICION PREFERENTE ART. 33 Se permites siempre que el propietario mueva ficha con respecto a la titularidad de la finca, si intenta venderla, donarla, etc. cuando pueda pasar a manos de otros hay un derecho preferente del agricultor.
La ley de 2008 establece que no se puede trasmitir la finca sin conociendo del que explota la finca, salvo que se trasmita o bien al titular de una parte indivisa de esa finca o a familiares, cónyuge o descendientes ; o si la finca tiene calificación urbanística de suelo urbano o urbanizable.
1. Cotitularidades la tierra es de los tres, si el dueño de la finca la quiere trasmitir, tiene preferencia el comunero.
2. Arrendatarios: los que la explotan.
3. Propietarios de las fincas colindantes, tendrán el derecho del arrendatario preferente.
Si los arrendatarios o propietarios de fincas colindantes han ejercido la preferencia adquisitiva establecida por este artículo, deben destinar la finca adquirida a actividades agrícolas, ganaderas o forestales durante un período mínimo de cinco años. En el supuesto de que no se cumpla esta obligación o la finca puede revertir a la situación anterior si los antiguos propietarios o sus sucesores lo reclaman en el plazo de un año a contar desde la finalización de los cinco años mencionados. Si en el plazo de un año los antiguos propietarios o sus sucesores no han ejercido el derecho de reversión, éste puede ser ejercido por la Generalidad en el plazo de un año.
Página 9 de 32 En caso de transmisión de una finca que solamente está arrendada en parte o que lo está a distintos arrendatarios, el derecho de adquisición preferente del arrendatario o arrendataria se limita a la parte de la finca que tiene en arrendamiento.
EL CONTRATO DE APARCERÍA En el contrato de aparcería el propietario cede al aparcero la explotación de una finca a cambio de una participación en los productos obtenidos, con contribución o sin contribución del propietario o propietaria en los gastos.
Las partes correspondientes al aparcero y al propietario pueden convenir libremente sin que deban corresponder al valor de su contribución en la explotación de la finca.
El aparcero debe informar adecuadamente al propietario o propietaria sobre el desarrollo del cultivo y, si procede, de las demás actividades de la explotación, independientemente del derecho del propietario a efectuar las comprobaciones que considere convenientes.
Salvo pacto en contrario, el aparcero se ocupa de la comercialización de los productos de la explotación, con la obligación de rendir cuentas al propietario con la periodicidad convenida o, en defecto de pacto, según el uso y costumbre de la comarca.
Extinción - La manifiesta deficiencia en el cultivo de la finca.
- El incumplimiento de los deberes de información comunicación a cargo del aparcero - La deslealtad en perjuicio del propietario en el cómputo de la parte que le corresponde y en la entrega de los productos de la finca.
Página 10 de 32 TEMA 19- Contrato de obras y contrato de servicios 1544. Hablamos de contrato de servicios aquel por el cual una persona manda a otra la realización de una tarea a cambio de una retribución, por tanto cuando hablamos de un servicio nos referimos a un encargo a cambio de por precio, en los servicios vamos a encontrar obligaciones de hacer.
El CC apenas regula el arrendamiento de servicios, por lo que se regirá fundamentalmente por los pactos de las partes. El art. 1.583 establece que puede contratarse sin tiempo fijo, por cierto tiempo o para una obra determinada. Pero advierte que el arrendamiento hecho para toda la vida es nulo.
El CC solo regula el servicio de criados y trabajadores asalariados, como si estos servicios fuesen los únicos susceptibles de arrendamiento. En la actualidad el trabajo de los asalariados se encuentra regulado por el Estatuto de los Trabajadores y, por lo tanto, ha quedado fuera del ámbito del Código Civil.
El contrato de servicios, hoy en día, ha quedado relegado al campo de los servicios no laborales, prestados por profesionales (liberales o no), artistas, artesanos o empresas dedicadas a la prestación de determinados servicios. Es reiterada la jurisprudencia del TS que ha configurado como arrendamiento de servicios a aquellos propios de las denominadas profesiones liberales, como abogados, médicos, arquitectos, etc.
La jurisprudencia del TS ha provocado una distinción entre obra y servicio ambas tienen como punto común la obligación de hacer a cambio de un precio cierto, pero el TS ha ido diferenciando entre las obligaciones de medios y las de resultado. Es un contrato de obras aquel en el que el agente se compromete a entregar un resultado al propietario. En el de servicios aquel en la que el agente solo adquiere una obligación de medios, no garantiza la obtención de un resultado que deberá entregar al comitente. Solo se enjuiciara el intento de haber realizado una serie de actuaciones no de un resultado.
El derecho contractual europeo define el contrato de servicios como aquel en el que hay una obligación de hacer una prestación por parte del profesional o empresario a cambio de un precio.
Siempre que haya una prestación de hacer y un profesional capacitado para realizar una tarea a cambio de un precio estaremos ante un servicio, y se sustenta en la confianza del cliente en la capacitación personal y material de la prestador del servicio. ( bilateral, oneroso, sinalarmatico).
El derecho contractual europeo insiste tanto en la confianza porque sobre la base de esa confianza se generan las expectativas de que se va a generar un resultado, por lo que se puede decir que hay una falta de conformidad cuando no se llevan a cabo las expectativas del cliente que confiaba que había ido al mejor profesional para dar lugar a un resultado, lo que hace el derecho contractual europea se carga la distinción entre obligaciones de medios y de resultados hecha por el TS.
La cuestión cambia cuando los prestadores de servicios dejan de tener la libertad de decir yo hice lo que pude, el legislador europeo lo que plantea es establecer la noción de conformidad adaptada al tipo de servicio que en cada caso tenga que realizarse y en función de los acuerdos en el momento de formalización del contrato, por esto el libro V c tiene una parte general y una parte especial en la que delimita 7 modalidades de contratos de servicios entre las que incluye el concreto de obra, en el caso del contrato de obra especifica que si no se entrega un resultado material encargado no se produce el resultado.
Página 11 de 32 Todo esto son nomas modelo nosotros seguimos teniendo un solo artículo que lo recoge lo que se entiende por contrato de servicios y tenemos la doctrina del TS que poco a poco va modificándose siguiendo las directivas de la doctrina europea.
ELEMENTOS IMPORTANTES EN EL CONTRATO DE SERVICIOS - En el contrato de servicios hay el deber de información, dar toda la información necesaria.
- La otra cuestión es el deber de colaboración entre las partes en este caso sería reciproco, el servicio viene a ser como un mandato, luego hace falta que colabore, tiene que haber una colaboración constante.
- Y el tercer elemento es la obtención de un resultado, tiene que ser aquel que se espera en cada caso del servicio contratado.
CONTRATO DE OBRA Regulación: arts 1588 CC. También hay que destacar la Ley 38/1999, de Ordenación de la Edificación (LOE) En el arrendamiento de obra, y a cambio de un precio cierto, unas de las partes se obliga a ejecutar una obra. En el arrendamiento de obra, la persona para la que se ejecuta la obra (dueño de la obra), está obligada a pagar el precio estipulado; y la persona que deba realizar la obra, contratista, está obligada a realizar y entregar la obra.
El contrato de obra se distingue el arrendamiento de, porque en aquel el contratista se compromete a obtener el resultado de una labor, mientras que el contrato de servicios es un negocio de actividad.
Características: - Bilateral: hay 2 obligaciones fundamentales - Oneroso - Recíproco en el que uno tiene que entregar la obra y el otro pagar el precio en esa entrega de la obra ejecutada.
LOE contiene varias disposiciones concretas de cuando se entiende que se ha entregado la obra concreta. Y además en ese momento de la entrega de la obra es el momento en el que nace la obligación jurídica de la otra parte de pagar el precio, la LOE para los edificios ha documentado muy bien el momento en el que se produce el acta de percepción y cuando se ha recibido el pago En el contrato de obra el precio alzado tiene que ver con que la ejecución de una obra tiene un coste esto es lo que se denomina precio alzado.
Lo que establece el legislador es que no se puede variar, aunque subieran los puestos de los empleados, o de los materiales, la norma general es que el precio alzado se establece con el riesgo que asume el contratista. Pero en la actualidad con frecuencia en las ejecuciones de obra los Página 12 de 32 presupuestos son parciales y se modifican a lo largo del tiempo. El TS dice que no hay problema porque es de carácter dispositivo se puede ir modificando.
EXTINCIÓN DEL CONTRATO El derecho de retención, el contratista que ha realizado una obra en un bien mueble podrá retenerlo hasta que se le page el precio. Esto sería en defensa de los intereses del contratista, con respecto al comitente ( propietario).
• Desistimiento unilateral. estamos en un contrato basado en la confianza del profesional para ejecutar esa obra por esto cabe el desistimiento sin justa causa en cualquier momento aunque el contrato este vigente, indemnizando al que realiza la obra de todos sus gastos, trabajo y utilidad que pudiera obtener de ella.
• Muere el contratista, si se había contratado a esa persona con por sus cualidades no podrán seguir sus herederos porque no tendrán las mismas cualidades, en ese caso la muerte será causa de extinción del contrato.
• Imposibilidad sobrevenida de realizar la obra, no se puede edificar en finca rustica.
RIESGO DE LA PÉRDIDA DE LA OBRA POR CAUSA FORTUITA.
El CC regula expresamente el riesgo de perdida de la cosa debida por el contratista en dos supuestos: a) Según el art. 1590 el que se ha obligado a poner solo su trabajo o industria no puede reclamar ningún estipendio si se destruye la obra antes de haber sido entregada, a no ser que haya habido morosidad para recibirla, o que la destrucción haya provenido de la mala calidad de los materiales, con tal que haya advertido oportunamente esta circunstancia al dueño. La obligación de advertir la mala calidad de los materiales cesa cuando el vicio de estos sea oculto o difícil de ver.
El precepto se refiere a la destrucción por caso fortuito y de él se deduce que entonces cada uno pierde lo que puso. En cambio si hay culpa del dueño este deberá abonar el precio de la obra al contratista, y si la culpa es de el contratista habrá de indemnizar al dueño los daños ocasionados por la perdida o deterioro de los materiales o del objeto sobre el cual trabajaba.
b) En cuanto a la perdida de los materiales, el art. 1589 previene que si el que contrató la obra se obligó a poner el material, debe sufrir la perdida en el caso de destruirse la obra antes de ser entregada, salvo si hubiese habido morosidad en recibirla. Se entiende, como mientras no se entregue la obra el contratista sigue siendo el propietario de los materiales debe ser el quien cargue con la perdida.
Responsabilidad por vicios en la construcción en el régimen legal de la Ley de Ordenación de la Edificación.
La LOE quiere delimitar responsabilidades y plazos, art. 17 LOE establece que las personas físicas o jurídicas que intervienen en el proceso de la edificación responderán frente a los propietarios y los terceros adquirentes de los edificios o parte de los mismos, de los siguientes daños materiales ocasionados en el edificio dentro de los plazos indicados, contados desde la fecha de recepción de la obra: a) Durante 10 años, de los daños materiales causados en el edificio por vicios o defectos que afecten a la cimentación, los soportes, las vigas…, todos los elementos estructurales de la Página 13 de 32 edificación de los que depende la estabilidad del edificio.
b) Durante 3 años para los vicios que hacen referencia a las instalaciones y hacen que una vivienda no cumpla los requisitos de habitabilidad c) Durante 1 año responde por vicios o defectos que se refieran al acabado de las obras.
Durante este plazo de prescripción se tiene que poner de manifiesto el vicio y el comitente tiene el plazo de 2 años para reclamar siempre que se hubiera llevado a cabo dentro del plazo. La responsabilidad será individualizada no solidaria por el que haya hecho el vicio, en la realidad los clientes descontentos se acogen que en caso de que no se pueda delimitar quien es el responsable responde el promotor, siempre responde el promotor solidario.
Página 14 de 32 TEMA 20- El contrato de sociedad 1. Concepto y finalidad del contrato de sociedad La sociedad es un contrato por el cual dos o más personas se obligan a poner en común dinero, bienes o industria, con ánimo de partir entre sí las ganancias.
Para la doctrina la sociedad presenta los siguientes rasgos: a) se trata de un contrato, b) supone la puesta en común de dinero, bienes o industria c) los socios pretenden la obtención de una ganancia común y dividirla.
La finalidad de obtener una ganancia es la nota diferencial entre el contrato de sociedad y otros contratos o actos jurídicos que dan lugar a situaciones de comunidad de bienes. En esta, los partícipes no tienen intención de obtener ganancias (por ejemplo, dos amigos compran conjuntamente un solar para construir sus casas en ella); por el contrario, en el contrato de sociedad se busca obtener un beneficio económico o lucro para repartirse entre los socios (ej. dos amigos compran un solar para construir pisos y venderlos).
2. La sociedad civil particular: 1665 y ss Es un contrato de base asociativo donde los intereses de las partes son concurrentes, dos o más personas tienen un mismo interés. Los socios tienen intereses concurrentes, buscan el mismo fin.
Es contrato porque ambas partes detallan las partes donde van a trabajar, pero el fin es concurrente.
Quienes hacen este contrato se van a dedicar profesionalmente a eso ex. Una sociedad civil entre dos abogados. Es mejor compartir gastos del despacho y compartir conocimiento. En el ámbito del contrato de sociedad la distinción entre el D. Civil i el D. Mercantil se desdibuja completamente. Es un contrato de base asociativa pero con sus peculiaridades Lo esencial es que hay una parte general común en las civiles y en las mercantiles, art 116 del código de comercio A) Características: -Es un contrato plurilateral, de colaboración, no es un contrato sinalagmático; los intereses son concurrentes.                                                                                                   -Es un contrato basado en la confianza recíproca necesaria como elemento esencial presente en el contrato de sociedad.                                                                                                          -El elemento esencial es la necesidad de constituir un fondo común proporcional, sabiendo que ese fondo común no necesariamente ha de ser dinero, puede ser bienes o industria con ánimo de partir las ganancias.                                                                                                                      -Hay libertad de forma, el contrato nace del consentimiento. Articulo 1677 habla de la libertad de forma para constituir una sociedad civil: podrá ser en cualquier forma salvo que se aportaran bienes inmuebles o derechos reales donde será necesario la escritura pública, si son vienes inmuebles habrá que hacer un inventario. Es aconsejable que la sociedad esté documentada, que conste por escrito.                                                                                                              -El contrato de sociedad es de tracto sucesivo, se ejecuta en el tiempo. Por eso es tan importan la forma escrita que documento los supuestos que pueden darse en el transcurso de este   Página 15 de 32 Art 1689 CCE: se repartirán los beneficios conforme a lo pactado. A falta de pacto en proporción a las aportaciones iniciales. En la práctica se dan supuestos donde la libertad de pacto hace que no sean proporcional las ganancias con lo que cada uno haya aportado al inicio.
Artículo 1690-1691 CCE: introducen límites a la libertad de pactos. Uno no puede decidir lo que ganan todos, es nulo el pacto que excluye a uno o más socios del reparto de ganancias por ejemplo B) En la representación de la sociedad: rige la libertad de pactos pero puede haber administradores solidarios, mancomunados o incluso normas en el caso que no hayan pactado nada. Las relaciones jurídicas con terceros deben estar manifestada de alguna manera.
El contrato de sociedad además de ser un acuerdo entre socios e implicar relaciones  obligacionales, sobre todo implica una relación con terceros, personas ajenas. Por eso es tan importante que haya un administrador como mínimo y es tan importante pactar las reglas de los administradores solidarios de esa sociedad (si es solidario podrá firmar un solo administrador). Si es mancomunada el contrato con el cliente solo será válido si firman todos los administradores.
C) Deudas y responsabilidades: 1. operaciones “en nombre” y “por cuenta” de la sociedad. art 1697CCE para que la sociedad quede obligada por un tercero es necesario que el socio haya obrado con carácter de administrador, por cuenta de la sociedad, representando a la sociedad y que tenga poder para obligar a la sociedad. En cambio, la sociedad no queda obligada por actos que un socio haya hecho en su propio nombre o sin poder de la sociedad para ejecutarlo.
2. La responsabilidad de los socios por las deudas sociales¿qué bienes embargará el acreedor para cubrir esa deuda que es social, que es de la sociedad? Primero responde con los bienes sociales, con aquellos que los socios aportaron al principio. Los socios no quedan obligados con su propio patrimonio en principio. Pero la doctrina dominante atribuye al socio la responsabilidad por las deudas sociales: mancomunada con los socios restantes y subsidiaria a la de la sociedad. Por tanto si los bienes sociales no fueron suficientes los socios quedan obligados en función de la aportación de cada uno, de manera mancomunada y subsidiaria a la de la sociedad.
E) Extinción La sociedad se extingue por las causas que especifica art. 1700: - Cuando expira el termino por que fue constituida - Cuando se pierde la cosa, o se termina el negocio que le sirve de objeto.
- Por la muerte, insolvencia, incapacitación o declaración de prodigalidad de cualquiera de los socios. En el caso de muete la sociedad se extingue automaticamente, sin precisar denuncia d ningún socio o interesado. En el caso de insolvencia pueden los socios solventes pagar la deuda y evitar así la disolución.
- Por voluntad de cualquiera de los socios.
Página 16 de 32 TEMA 21- El contrato de prestamos Bajo la denominación general de «préstamo» regula el Código Civil dos contratos, en razón del objeto del mismo: el comodato o préstamo de uso, en virtud del cual el prestamista entrega al prestatario una cosa no fungible (no consumible) para que la use durante cierto tiempo y se la devuelva; y el mutuo o simple préstamo (o préstamo de consumo), por el que el prestamista entrega al prestatario una cosa consumible con la obligación de restituir otro tanto de la misma especie y calidad.
El mecanismo esencial del préstamo como figura general está constituido por la entrega y restitución del objeto prestado. La entrega se hace para que el prestatario use de la cosa (comodato) o goce de ella en el sentido más amplio posible (mutuo). La unificación de ambas figuras, aunque solo sea a efectos formales, encuentra su razón de ser en esa común idea de entrega y posterior restitución.
El préstamo es un contrato real lo que supone que para perfeccionarse y obligar a las partes no basta el mero consentimiento sino que, además, requiere la entrega de la cosa. De modo que si no ha tenido lugar la entrega material, no existe obligación alguna a cargo del prestatario.
COMODATO El comodato aparece definido en el art. 1.740 CC: «Por el contrato de préstamo, una de las partes entrega a la otra, o alguna cosa no fungible para que use de ella por cierto tiempo y se la devuelva, en cuyo caso se llama comodato...».
El comodato es de carácter esencialmente gratuito. Si se pacta una contraprestación o precio el contrato no será de comodato, sino que se transforma en un contrato de arrendamiento de cosa.
Puesto que la cesión del uso de una cosa a cambio de un precio constituye uno de los caracteres del contrato de arrendamiento. Por tanto es la ausencia de contraprestación lo que distingue este contrato del de comodato.
El comodato es un contrato unilateral, que se deriva de su condición de contrato real, puesto que al perfeccionarse por la entrega de la cosa crea obligaciones solo para el comodatario, la devolución de la cosa. El comodante no ha de ser necesariamente propietario de la cosa, basta con que tenga un derecho de uso sobre la misma que no sea de carácter personalísimo.
El comodante conserva el derecho (propiedad, usufructo, etc.) que tuviera sobre la cosa dada en comodato, y el comodatario su uso, pero no los frutos, puesto que si bien la finalidad económica de este contrato es la «cesión del uso», ha de tratarse de un uso que no dé lugar a la extinción o consunción de la cosa. El comodatario está obligado a destinar la cosa al uso pactado.
Como quiera que la finalidad del comodato es la cesión del uso y no el del dominio de la cosa el comodante conservará –si es dueño- la acción reivindicatoria.
El objeto del contrato de comodato lo constituyen cosas (muebles o inmuebles) que no se consumen por el uso. No obstante, cabe la posibilidad de un comodato que recaiga sobre cosas consumibles, siempre y cuando el uso pactado no conlleve su consumo. Ej. Préstamo de naranjas para ser objeto de una exposición.
Página 17 de 32 En cuanto a la duración del contrato, vendrá determinada, en primer lugar, por la conclusión del uso para el que se prestó (ej. te presto mi bici mientras reparas tu coche); y, en su defecto, por el convenio de las partes. Si no es aplicable ninguno de estos criterios, el comodante podrá reclamar la restitución a su voluntad.
PARTES: El comodatario está obligado a satisfacer los gastos ordinarios, necesarios para el uso y conservación de la cosa y a devolverla al acabar el comodato. Si retrasa la entrega responderá, incluso, de la pérdida por caso fortuito.
El comodante debe abonar los gastos extraordinarios causados para la conservación de la cosa, siempre que el comodatario lo ponga en su conocimiento antes de hacerlos; no será precisa esta notificación cuando fueren tan urgentes que no pudiera esperarse su resultado sin peligro.
MUTUO Por el contrato de mutuo o simple préstamo, el prestamista transmite al prestatario la propiedad de los bienes consumibles prestados, y este se obliga a restituirle otro tanto de la misma especie y calidad. De ahí que se establezca como diferencia entre el simple préstamo y el comodato, que el primero es traslativo de domino y el segundo tiene como finalidad la cesión del uso de la cosa.
En la concepción del Código Civil, el mutuo es un contrato naturalmente gratuito: «no se deberán intereses sino cuando expresamente se hubiesen pactado». Sin embargo, el artículo 1.756 establece que, cuando el prestatario haya pagado intereses sin estar estipulados, no puede reclamar su devolución ni pretender que se imputen al capital.
La obligación principal del prestatario es la de restituir, en el caso del dinero se aplicará el art.
1.170. Si es otra cosa fungible se deberá entregar una cantidad igual a la recibida y de la misma especie y calidad. Esta obligación deberá cumplirse dentro del plazo pactado.
Aparte de las normas del Código Civil, otras leyes regulan tipos especiales de préstamo: el préstamo mercantil (art. 311 y ss. CCom), préstamos agrícolas, préstamos de los Montes de Piedad, etc. Existen, además, numerosos instrumentos normativos que contienen normas relativas a los préstamos concertados con consumidores (Ley de Créditos al Consumo, Circulares del Banco de España, Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios, etc.) En el caso del préstamo mercantil su régimen jurídico será el de los arts. 311 a 324 Ccom. Según el art. 311 para que el préstamo sea mercantil se requiere: «1o. ser comerciante alguno de los contratantes; y 2o, destinarse a las cosas prestadas a actos de comercio». No obstante, cabe sostener el carácter mercantil de los préstamos concedidos por quienes profesionalmente se dedican a hacerlo, como los bancos y otras entidades de crédito.
Página 18 de 32 LOS CONTRATOS DE PRESTAMO AL CONSUMO Ley 16/2011, de 24 de junio, de contratos de crédito al consumo. Un crédito al consumo es un contrato en el que el prestamista concede o se compromete a conceder a un consumidor un crédito bajo la forma de pago aplazado, préstamo, apertura de crédito o cualquier medio equivalente de financiación.
- Consumidor la persona física que, en estas relaciones contractuales, actúa con fines que están al margen de su actividad comercial o actividad profesional.
- prestamista es la persona física o jurídica que concede o se compromete a conceder un crédito en el ejercicio de su actividad comercial o profesional.
El prestamista que ofrece un crédito al consumidor estará obligado a entregarle antes de la celebración del contrato, si el consumidor así lo solicita, un documento con todas las condiciones del crédito, como oferta vinculante.
Estos contratos se harán constar por escrito, sino dará lugar a la anulabilidad del contrato.
Efectos Entre los que regula la ley está la inmodificabilidad del coste total del crédito en perjuicio del prestatario, salvo pacto formalizado por escrito; y la variación del coste en su caso se deberá ajustar a la de un indice de referencia objetivo.
El consumidor tiene derecho de desistimiento, comunicándolo a la otra parte en el plazo de 14 días sin alegar motivos. el consumidor podrá liquidar anticipadamente, de forma total o parcial y en cualquier momento de vigencia del contrato, las obligaciones derivas del mismo, con reducción del coste total del crédito según la duración del contrato que quede por transcurrir. En tal caso el prestamista tendrá derecho a una compensación justa y justificada.
Página 19 de 32 TEMA 22- El contrato de depósito voluntario Esta clase de depósito tiene lugar cuando por voluntad del depositante se entrega una cosa mueble al depositario para que la guarde hasta que le sea reclamada.
Ej. Se depositan la cochera de un conocido los muebles de una casa mientras se hacen reformas en la misma.
El depósito voluntario es un contrato gratuito –salvo pacto en contrario- (art. 1.760), cuya finalidad es la de guarda y custodia de los bienes (art. 1.766) y requiere para su perfección la entrega de una cosa mueble al depositario por voluntad del depositante.
OBLIGACIONES DEL DEPOSITARIO El CC establece la obligación del depositario de guardar y restituir la cosa y la prohibición de servirse de la misma.
a) Obligación de guarda. La obligación de guarda a su vez comprende: la custodia, lo que supone el mantenimiento de la cosa en lugar seguro para impedir su pérdida o sustracción y la conservación o mantenimiento de la cosa en el estado en que se recibió. El depositario habrá de custodiar la cosa con la diligencia de un buen padre de familia y no responderá en caso fortuito o fuerza mayor.
b) Obligación de restitución. Incumbe al depositario la obligación de restituir la cosa depositada (arts. 1.758 y 1.766 CC). Al mismo tiempo al depositante le asiste la facultad de reclamar a su arbitrio la cosa dejada en depósito.
c) Prohibición de servirse de la cosa depositada. El depositario no puede servirse de la cosa depositada sin permiso expreso del depositante. En caso contrario, responderá de los daños y perjuicios. No obstante, en ese supuesto el contrato pierde el concepto de depósito y se convierte en préstamo o comodato.
En el caso del contrato de aparcamiento de vehículos. Esta regulado en la ley 40/2002 Que es aquel contrato por medio del cual una persona (empresario) cede, como actividad mercantil, un espacio determinado en un local o recinto del que es titular para el aparcamiento de vehículos a otras personas (usuarios), asumiendo la obligación de guarda de los mismos durante el tiempo que ocupen su espacio, a cambio de un precio determinado en función del tipo en que el vehículo esté estacionado.
Quedan excluidos los estacionamientos en las zonas de estacionamiento regulado o en la vía publica, y los que se realicen en locales o recintos dependientes o accesorios d e otras instalaciones, o que sean gratuitos.
Obligaciones del titular del aparcamiento: - Facilitar al usurario un espacio para el aparcamiento del vehículo.
- Guardar y conservar el vehículo, de tal forma que no se podrá servir del mismo sin permiso expreso del usuario, con el fin de poder restituirlo en el estado en que lo recibió - Restituir en el estado en que fue entregado el vehículo los componentes y accesorios - Entregarle un justificante del aparcamiento. (obligacion accesoria) Página 20 de 32 Deberes del usuario: La principal es la de abonar el precio para proceder a retirarlo. Hay otras obligaciones accesorias: - Exhibir el justificante que acredite que ha hecho uso del aparcamiento.
- Seguir las normas e instrucciones del responsable del aparcamiento sobre el uso y seguridad del mismo.
RESPONSABILIDADES El titular del apar responderá tanto frente al usuario como frente al propietario del vehículo, por los daños y perjuicios que les ocasiones el incumplimiento de las obligaciones legales, y el usuario responderá frente al empresario y demás usuario de los perjuicios que les cause por su incumplimiento o impericia en la conducción. El titular del aparcamiento tendrá derecho de retención sobre el vehículo en garantía del pago del precio del aparcamiento y podrá utilizar el procedimiento previsto en la Ley sobre trafico, circulación y seguridad vial cuando el vehículo permanezca estacionado por más de 6 meses de forma que se presuma su abandono.
OBLIGACIONES DEL DEPOSITANTE El depositario está obligado a reembolsar al depositante el importe de los gastos que le hubiera originado la conservación de la cosa depositada, y en su caso, pagarle también la retribución pactada. El CC establece en el artículo 1.780 la posibilidad de que el depositario retenga en prenda la cosa depositada hasta el completo pago de lo que se le deba por razón del depósito.
OBJETO DEL CONTRATO DE DEPÓSITO. EL DEPÓSITO IRREGULAR .
El art. 1.761 dice que pueden ser objeto de depósito extrajudicial las cosas muebles, sin más especificaciones sobre sus características. Cuando el depósito es de cosas fungibles como el dinero, se considera que existe un «depósito irregular», puesto que el depositante pierde la propiedad por confundirse aquel en el patrimonio del depositario. La jurisprudencia establece en estos casos que el depositario pierde la propiedad del dinero, siendo sustituida por un crédito contra el depositante Página 21 de 32 TEMA 23 - CONTRATO DE MANDATO Según el artículo 1.709 CC: «Por el contrato de mandato se obliga una persona a prestar algún servicio o hacer alguna cosa, por cuenta o encargo de otra». Ej. Mediante el contrato de mandato el mandante puede obligar al mandatario a que le compre una finca en La Coruña a donde no puede desplazarse desde Castellón.
El mandato puede estar unido a un poder de representación lo que condicionará sus efectos. En el caso de mandato con poder de representación el mandatario actúa en nombre y por cuenta del mandante, de forma que su actuación surte los mismos efectos que si el acto lo hubiera celebrado este. Si el mandante ordena al mandatario adquirir una finca y le otorga el correspondiente poder, es el mandatario quien realiza materialmente la declaración de voluntad; pero como lo hace en nombre del mandante, el comprador será directamente este.
En el supuesto de que el mandatario carezca de poder de representación, el mandatario actúa solo por cuenta del mandante, pero no en su nombre; en consecuencia, el acto realizado surte efectos en la esfera jurídica del mandatario, y este tendrá que transferir su resultado al mandante mediante otro negocio jurídico. Si el mandante no le otorgó el poder, el mandatario aparecerá como comprador y quedará obligado frente al vendedor; pero tendrá la obligación de celebrar una segunda compraventa para así transmitir la propiedad de lo comprado al mandante.
Es un contrato que se perfecciona por el consentimiento en los que se adoptan acuerdos con respecto a un encargo que el mandatario tiene que hacer a favor del mandante.
Y es un contrato gratuito salvo que el mandatario se dedique profesionalmente a realizar esa actividad y en consecuencia exija una remuneración por su actividad. El mandato en casi todos los supuestos se da a cambio de una retribución por esa actuación en el tráfico jurídico.
Para entender bien este contrato hay que entender la diferencian entre mandato y representación, la doctrina civilista ha entendido que el mandatario tiene poderes para representar al mandante en el trafico jurídico y que nadie puede actuar en nombre de otro si ese otro no le apodera no le da capacidad de representarle, la doctrina entiende que van unidos mandato y representación, pero la realidad del trafico jurídico nos hace ver que no siempre van unidos, la representación permite al mandatario comprometer jurídicamente al mandante con el tercero con el que se contrata.
El CC Contempla la posibilidad de mandato con o sin representación.
TIPOS EL CC nos dice que el mandato puede ser expreso o tácito incluso puede ser verbal, la aceptación del mandato. También habla de general o particular en esto está pensando en el encargo de la llevanza de todos los negocios de una persona o la realización de una actividad concreta art.1713 CCE, • Mandato general, comprende todos los asuntos del mandante.
• Mandato especial, cuando se refiere a uno o más negocios determinados (art. 1712) Página 22 de 32 El mandato concebido en términos generales solo comprende los actos de la administración (art.
1713) Por tanto, si el mandato es general o especial y está concebido en términos generales, el mandatario está obligado a realizar los actos de administración pertinentes (enajenar frutos, cobrar rentas, etc.), pero no puede realizar actos de enajenación (vender bienes). Como señala el artículo 1.713, «para transigir, enajenar, hipotecar o ejecutar cualquier otro acto de riguroso dominio, se necesita mandato expreso». que es que el mandante encargue expresamente esa actuación jurídica al mandatario.
2. Relación jurídica de mandato ( Sujetos) Mandatario: el que recibe el encargo de actuar por cuenta de otro. Las obligaciones del mandatario son: a) El mandatario está obligado a actuar según las instrucciones del mandante o, en su defecto, como lo haría un buen padre de familia según la naturaleza del negocio, y dentro de los límites del mandato. Sin embargo, no se considerarán traspasados los límites si este fuera cumplido de manera más ventajosa que la señalada por el mandante. En todo caso, en lo que el mandatario se haya excedido del mandato no queda obligado el mandante si este no lo ratifica.
b) El mandatario está obligado a dar cuenta de sus operaciones, y a abonar o transmitir al mandante todo cuanto haya recibido en razón de mandato, incluso cuando se trate de un pago de lo indebido. Aunque el mandato se extingue por la muerte de una de las partes estas obligado también a concluir el negocio comenzado antes de la muerte del mandante si hubiere peligro en la tardanza. Por ultimo deberá indemnizar daños y perjuicios ocasionados al mandante en caso de incumplir el mandato.
Mandante: el que realiza el encargo, es el titular que tiene interés en actuar en el trafico jurídico.
Las obligaciones jurídicas que se derivan del contrato para el mandante: - - - Pago de la retribución convenida(en su caso), así como a reembolsar al mandatario lo que este anticipó, incluso cuando el negocio no ha salido bien sin culpa del mismo. También debe anticipar, si el mandatario lo pide, lo necesario para la ejecución del mandato. (art.
1728).
Tendrá que cumplir las obligaciones que el mandatario haya contado dentro de los límites del mandato. Por mucho que el mandatario no tenga poder de representación si ha recibido en el encargo de buscar un comprador y lo encuentra la obligación jurídica del mandante será asumir esa obligación adquirida por el mandatario. En cambio en lo que el mandatario se haya excedido, el mandante no queda obligado, excepto que ratifique expresa o tácitamente la actuación del mandatario.
Indemnizar al mandatario los daños y perjuicios ocasionados por el cumplimiento del mandato, siempre que no se debata culpa ni imprudencia de este. el mandato le ha podido realizar, todos los gastos que se deben ratificar y en su caso indemnizar, y indemnizar de todos los daños y perjuicios que el mandato le ha podido ocasionar.
Página 23 de 32 3. Extinción del contrato El mandato se extingue por revocación del mandante, a su libre voluntad; pero si se dio para contratar con personas determinadas, la revocación no puede perjudicarles si no se les ha hecho saber. La revocación puede ser tácita, mediante el nombramiento de un nuevo mandatario para el mismo negocio.
Se extingue también el mandato por renuncia del mandatario; pero este debe indemnizar al mandante de los perjuicios causados por la renuncia, salvo que la misma se funde en la imposibilidad de continuar desempeñando el mandato sin grave detrimento. En todo caso, el mandatario debe continuar su gestión hasta que el mandante pueda tomar las disposiciones necesarias al respecto.
Por último, el mandato se extingue por quiebra, insolvencia o muerte de cualquiera de las partes.
Pero el artículo 1.738 dispone que lo hecho por el mandatario ignorando que existe una causa de extinción del mandato sea válido, y surtirá todos sus efectos respecto a los terceros que hayan contratado ignorando también la existencia de esa causa (art 1.738). Además, si muere el mandatario, sus herederos deberán comunicárselo al mandante, y proveer entre tanto a lo que las circunstancias exijan en interés de este.
4. Figuras afines: - Mediación y corretaje - COMISIÓN MERCANTIL.
La mayoría de los casos el mandato se denomina contrato de comisión mercantil regulado en el art. 244 Código comercio es un mandato con idéntica naturaleza jurídica pero que exige que para que haya comisión el mandato deber recaer sobre un acto de comercio. El mandatario debe ser un profesional. El comisionista no podrá excederse de los límites que se le hayan establecido ni aunque sea beneficioso para el comitente, y también es estricto en el tema de la confianza, el CC permite que el mandatario nombre a un sustituto salvo que el mandante se lo haya prohibido, en cambio el comisionista no podrá subcontratar su tarea a un tercero salvo con permiso expreso del comitente. Son contratos que se extinguen por revocación del mandante, comitente o por renuncia del comisionista.
- MEDIACIÓN Y CORRETAJE Hay otra figura que se puede relacionar con el mandato que es la del contrato de mediación permite acercar a las partes contratantes. La tarea del mediador es de carácter material, promover la formalización de contratos, realiza una actuación material de acercamiento de las partes para la formalización de un contrato. Por lo que aquí no hay el poder de representación, y solo cobra si esos contratos se formalizan. El mediador o corredor de seguros es aquella persona que obtiene una retribución de un tanto por ciento del precio y lo tiene solo si el contrato se lleva a realizar, el mediador nunca contratará con el tercero sino que acercará a las partes para que ese contrato tenga lugar.
Página 24 de 32   Tema 24. Las garantías personales: la fianza y las garantías autónomas a primera demanda.
Art. 1911 CCE: del cumplimiento de las obligaciones responde el deudor con todos sus bienes presentes y futuros.
El aval es un contrato mediante el cual el avalista garantiza al acreedor que estará detrás del deudor en caso de que este no pague lo que debe.
Nosotros hablamos de fianza, son términos sinónimos, regulado en los art. 1822-1856 CCE.
Contrato de garantía personal en virtud del cual el fiador se compromete a cumplir por un tercero, si el deudor no paga, pagará el fiador. Desde la entidad fiadora se obliga solidariamente con el deudor principal a satisfacer la deuda más los intereses de demora.
Fianza subsidiaria Lo que regula en primer lugar el legislador es lo que llamamos fianza subsidiaria, es decir que si los bienes del deudor no son suficientes para afrontar la deuda principal será el fiador el que lo haga. Hay dos patrimonios, uno solo interviene cuando el otro no puede pagar la deuda. El acreedor ha de comprobar que no son suficientes los bienes del deudor para pagar la deuda y entonces se dirigirá contra el fiador.
En la fianza subsidiaria puede exigir al acreedor que haya agotado todos los bienes del deudor antes de que se dirige contra el fiador 1830. Primero todo el patrimonio del deudor y depuse todo el patrimonio del fiador. Primero que incumpla y después que sea insolvente, es lo que se conoce como beneficio de exclusión. La exclusión solo cabe en el supuesto de fianza subsidiaria.
Fianza solidaria El fiador se compromete a pagar indistintamente con respecto al deudor principal.
Necesidad de concordar normas generales de la solidaridad con las normas especificas de la fianza. En algún punto no son exactamente igual por ello nos tendremos que ir a la norma de que lo especial prevalece sobre lo general.
No es necesario que el deudor principal resulte incapaz de afrontar la deuda para que el acreedor se pueda dirigir contra el fiador. Lo que no puede hacer el acreedor es reclamar contra el fiador hasta que no se produzca un incumplimiento por parte del deudor principal. Si que necesita justificar el incumplimiento del deudor para poder dirigirse contra el fiador.
La fianza compromete al fiador a una deuda ajena, se compromete a pagar al acreedor algo que no es suyo. El art. 1827 dice que la fianza no se presume y por tanto ha de ser expresa no cabe una tacita, debe interpretarse siempre con carácter restrictivo, nunca se extiende más haya del sentido expreso que las partes hayan querido atribuirle. La fianza también puede nacer de una orden legal o una disposición jurídica.
Página 25 de 32 2. Naturaleza del contrato de fianza Es una garantía personal porque el fiador es otra persona que garantiza la obligación principal, lo oponemos al concepto de garantía real. Tanto al deudor principal como al fiador les afecta la regla del 1911 CC. En cambio cuando un deudor quiere limitar la responsabilidad establece la garantía real que es oponer un bien determinado como garantía ante el incumplimiento de la deuda.
Accesoriedad, el contrato de fianza es accesorio con respecto a la relación establecida entre las partes. Evidentemente si no hubiera una relación jurídica entre acreedor y deudor, no habría necesidad de que existiera una fianza, no habría nada que garantizar. Por eso decimos que es accesoria, depende de. Si no hay negocio principal no hay nada que garantizar por tanto la fianza se extingue en el mismo momento que se extingue el contrato principal.
Si acreedor y deudor llegan a una transacción, las obligaciones cambian en el negocio principal, también cambian la del contrato de fianza. La transacción que realicen las partes en el negocio principal afecta a la fianza, pero no a la inversa (cambios en la fianza no afecta al negocio principal).
Si el acreedor acepta un bien del deudor como pago y ese bien se pierde por evicción (xk había otro propietario) ya no podrá reclamar al fiador porque la deuda ya se había extinguido y por tanto la fianza también.
Este carácter accesorio también provoca que la interrupción de la prescripción mediante demanda también la interrumpe frente al fiador.
La deuda principal ha de existir, ser válida, líquida y exigible, para que se pueda ejecutar el contrato de fianza. Puede prestarse fianza de deudas futuras pero no se podrá reclamar hasta que la deuda no sea líquida.
Nulidad y anulabilidad. La normativa de fianza tiene alguna especialidad con respecto a la normas generales, por ejemplo como la deuda debe existir y ser valida por tanto podemos decir que una deuda nula no puede ser garantizada ya que no existe. sin embargo tenemos que matizar que si que puede ser afianzada una deuda anulable que quede confirmada. Cuando hay un vicio en el contrato hay un plazo de 4 años para reclamar al anulabilidad del contrato, si nadie reclama ese contrato existe y queda confirmado , es valido.
Si se declara la anulabilidad de esa deuda con sentencia dictada, queda anulada. En ese caso si la fianza no se había ejecutado con esa anulación anula también la fianza. si la fianza estaba ya pagada el fiador tendrá acción contra el acreedor para que se le devuelva la cantidad entregada en concepto de garantía.
Si la fianza ya estaba pagada y la sentencia dice que la obligación principal era nula porque tiene algún vicio, el fiador tendrá acción contra el acreedor para que se le devuelva la cantidad entregada en concepto de garantía, de lo que se ha cobrado indebidamente.
Excepciones: Excepciones que puede oponerse al acreedor, Si la fianza es accesoria respecto de la obligación principal si llegado la fecha de vencimiento el acreedor reclamara la deuda y este Página 26 de 32 le opusiera una excepción (prescripción, compensación de deudas). Por tanto como es accesoria también podrá el fiador oponer todas esas excepciones que hacen referencia al negocio principal.
Arts. 1853 en relación con el 1824 vemos que la normativa dice que el fiador no puede oponer las excepciones puramente personales del deudor principal. Si el fiador no puede oponer estas excepciones personales significa que en el supuesto de que el problema de la deuda sea de ese carácter a la fianza no le va afectar y por tanto la fianza se ha de seguir cumpliendo. Se rompe la accesoriedad y el fiador tendrá que pagar y no podrá oponer la excepción personal.
3. Relaciones entre las partes.
Acreedor y deudor: es la obligación principal en virtud de la cual puede ocurrir que el acreedor decide que no establece el contrato si no hay un contrato accesorio de fianza.
Acreedor y fiador: beneficio de excusión: En la fianza normal el fiador se obliga a pagar si no paga el deudor, de forma que el acreedor ha de exigir el cumplimiento, en primer lugar, al deudor; y solo si este no cumple ni tiene bienes con que responder puede el acreedor dirigirse contra el fiador. En ese sentido el art. 1.830 establece que: «El fiador no puede ser compelido a pagar al acreedor sin hacerse antes excusión de todos los bienes del deudor». No obstante, el Código Civil establece una serie de limitaciones a esta obligación. Así, el fiador no puede obligarse a más de lo que estuviera obligado el deudor; pero la fianza comprende también los accesorios de la obligación principal.
En la fianza solidaría, no rige el beneficio de excusión puesto que el fiador se obliga a pagar a la vez que el deudor, de forma que el acreedor puede exigir el cumplimiento a cualquiera de ellos. La fianza solidaria se rige por las reglas de las obligaciones solidarias, pero el deudor debe resarcir al fiador conforme a las reglas de la fianza.
Deudor y fiador: la fianza puede ser gratuita u onerosa. En la practica jurídica la garantía suele ser onerosa. Fiador y deudor ejecutan el pacto interno un contrato de fianza y la posibilidad de una contraprestación. El pago realizado por el fiador le convierte en acreedor del deudor principal, lo cual es lógico porque se trata de evitar un enriquecimiento injustificado del deudor. A esta posibilidad se le de- nomina acción de regreso, esta acción se contempla en el art. 1838 CC: el fiador que paga por el deudor debe ser indemnizado por este. La indemnización comprende: cantidad total de la deuda, intereses, los gastos ocasionados y los daños y perjuicio si los hubiere.
Otro mecanismo para asegurar el resarcimiento del fiador que ha apagado es la subrogación automática del fiador en los derechos del acreedor contra el deudor.
Destacamos el art. 1839 también dice que el fiador tiene el derecho de subrogarse por el pago en la posición del acreedor para reclamar al deudor. Se subroga en todos los derechos que tenia el acreedor frente al deudor. El legislador esta protegiendo la figura del fiador sobretodo en el supuesto que ha afrontado la deuda. En la mayoría de casos si el fiador ha pagado es porque el deudor no tiene con qué pagar y no tiene con que pagar, por eso en la practica se establecen fianzas onerosas.
Página 27 de 32 5. Garantías autónomas a primera demanda.
Es un contrato de fianza convencional no regulado en nuestro ordenamiento pero que tiene una gran aplicación en el ámbito del comercio internacional. Por oposición al concepto de accesoriedad de la fianza tradicional. A primera demanda porque precisamente se caracteriza porque el fiador se compromete al pago inmediato al primer requerimiento del acreedor, es decir, sin oponer excepciones.
De forma convencional fueron configurando esta figura jurídica y querían cargarse dos cosas esenciales, la subsidiaridad y sobre todo la accesoriedad. No esta vinculada, es un contrato independiente por el cual el fiador se compromete a pagar en primer requerimiento, en cuanto el acreedor se lo reclama.
La razón de ser de esta nueva jurídica es absolutamente económica, el acreedor no se sentía suficientemente protegido en la fianza tradicional. El suprimir el carácter accesorio hace acelerar el trafico jurídico.
La STS 27 diciembre 2005 (RJA 6860): entre las nuevas modalidades de garantías personales nacidas para satisfacer las necesidades del tráfico mercantil al resultar insuficiente o inadecuada la regulación legal de la fianza, se encuentra el aval a primera solicitud, o a primer requerimiento, también denominado por la doctrina como garantía a primera demanda o a simple demanda o garantía independiente, contrato atípico, producto de la autonomía de la voluntad sancionada por el artículo 1.255 del CC así S. 14-11-1989 [RJ 1989, 7878]), en el cual el fiador viene obligado a realizar el pago al beneficiario cuando este se lo reclame, ya que la obligación de pago asumida por el garante se constituye como una obligación distinta, autónoma e independiente, de las que nacen del contrato cuyo cumplimiento se garantiza; es nota característica de esta forma de garantía personal, que la diferencia de la fianza regulada en el Código Civil, su no accesoriedad, nota a lo que se alude en la Sentencia de esta Sala 11-7-1983 (RJ 1983, 4209) al incidir «las garantías denominadas de primera solicitud en el comercio internacional [...] [entre las] [...] nuevas figuras que tendiendo a superar la rigidez de la accesoriedad, es decir, la absoluta dependencia de la obligación garantizada para la existencia y la misma supervivencia [...] Página 28 de 32 6. Cofianza y subfianza.
COFIANZA Existe cofianza, cuando son varios los fiadores que garantizan la totalidad de una deuda, en ese sentido establece el artículo 1.837 que la obligación de responder se divide entre todos, de forma que el acreedor solo puede reclamar a cada fiador la parte que le corresponda. No obstante, las partes tienen la autonomía para pactar el carácter solidario.
Pero si uno de ellos pagó la deuda entera, podrá reclamar a los demás su parte proporcional solo en el caso de que realizara el pago en virtud de demanda judicial, o hallándose el deudor en estado de concurso o quiebra. En estos dos casos, si uno de los fiadores es insolvente, habrán de pagar proporcionalmente los demás al acreedor su parte Las partes tienen la autonomía para establecer mediante pacto la solidaridad.
SUBFIANZA La subfianza supone la existencia de una segunda fianza para garantizar una fianza anterior.
También se la denomina fianza doble, de segundo grado o del fiador. Su objeto no es del de garantizar la obligación principal sino la obligación de fianza del primer fiador. El subfiador, por tanto, es un fiador del fiador. Tanto los cofiadores como los subfiadores gozan del beneficio de excusión, a menos que se trate de cofianza y subfianza solidarias.
S upuesto de fianza subsidiaria en la que el segundo fiador garantiza la deuda del primer fiador.
Página 29 de 32 Tema 25. Contratos aleatorios y contratos de resolución de conflictos.
1. CONTRATOS ALEATORIOS El art. 1.790 CC proporciona una definición general de contrato aleatorio: «Por el contrato aleatorio, una de las partes, o ambas recíprocamente, se obligan a dar o hacer alguna cosa en equivalencia de lo que la otra parte ha de dar o hacer para el caso de un acontecimiento incierto, o que ha de ocurrir en tiempo indeterminado».
En los contratos aleatorios al tiempo de su celebración no se conoce el equivalente económico de las contraprestaciones por depender de un acontecimiento incierto. La denominación contratos aleatorios proviene de la expresión latina alea que significa suerte, azar, riesgo o fortuna; en estos contratos el elemento riesgo ha sido elevado a la categoría de elemento inductor de su celebración El alea se convierte en causa del contrato aleatorio y consiste en el hecho de que al tiempo de la celebración del contrato es incierto para cada una de las partes si le reportará una pérdida o una ventaja que sea proporcionada al sacrificio patrimonial que ha de soportar. Cada una de ellas puede ganar o perder y la ganancia de una supone pérdida de la otra. Son contratos de esperanza que surgen de la incertidumbre del sobrevenimiento de hechos que pueden ser perjudiciales, o por querer tentar a la fortuna o prevenirse ante los caprichos de la misma.
EJEMPLO: seguro, juego, apuesta, renta vitalicia.
Los elementos de los contratos aleatorios son tres: A) La indeterminación inicial del resultado.
B) La dependencia definitiva del mismo de circunstancias aleatorias que lo hacen incierto.
C) La voluntariedad de los interesados al asumir ese riesgo.
2. EL VIOLARIO Y EL CENSAL.
CONTRATO DE VIOLARIO: La pensión vitalicia. Contrato por el que se establece un derecho de crédito a percibir una pensión periódica y la consiguiente obligación de pagar una pensión periódica en dinero durante el tiempo (elemento aleatorio) definido por la vida de una persona que estén vivas en el momento de la constitución. No se sabe cuanto tiempo se va a tener que pagar.
La aleatoriedad, en este tipo de contrato reside en la incertidumbre sobre la duración de la vida de la persona a cuyo favor se constituye la renta vitalicia, cuya extinción determinará la de la obligación de pago de la pensión Página 30 de 32 Puede formalizarse a titulo oneroso o a titulo gratuito, a cambio de que el beneficiario de la pensión entregue sus bienes. También cabe hacer como mera liberalidad (el hijo pasa una pensión al padre porque quiere) Elemento esencial del violario es la indeterminación de la duración. Queda a la decisión de las partes a la vida de quien tomar como referencia. Se permite que también se puede constituir sobre la vida del deudor, del que paga, de la vida de una tercera persona y también puede ser mas de una persona. Que en este caso el derecho a percibirla dura hasta la muerte de la ultima persona.
Con respecto a las personas jurídicas, rentas que percibe una empresa, se establece el limite de 30 años.
Como consecuencia de esta libertad de pacto si el beneficiario premuere, muere antes que el tercero de cuya vida se había condicionado sus herederos siguen cobrando.
Ejemplo: A cobra una renta, que se toma como referencia la vida de B. A muere, B sigue vivo. La renta la siguen cobrando los hijos de A.
3. LA TRANSACCIÓN CONTRATOS PARA LA RESOLUCIÓN DE LOS CONFLICTOS.
Las partes pactan un sistema para resolver los problemas que se puedan dar en la relación jurídica. Estos contratos permiten a las partes decidir como resolverán sus problemas si es que se dan.
Art. 1809 - 1819 CCE Transacción y compromiso.
En virtud del contrato de transacción las partes, haciéndose concesiones mutuas, «dando, prometiendo o reteniendo cada una alguna cosa, evitan la provocación de un pleito o ponen fin al que ya había comenzado>>Estamos frente a una modalidad contractual que lo que hace es evitar los tribunales. Si no hacen contratos transacciones el litigio va al juzgado. Para obviar esa situación existen esto contratos.
El principal es el contrato de transacción: ceder las dos parte para resolver el litigio sin necesidad de que medie un juez. Para que se pueda formalizar ha de haber una previa controversia.
También se permite que ya se inicie el pleito y finalizarlo y sacarlo de la vida judicial. Están a punto de entrar o ya han entrado pero paralizan el pleito.
No existe ninguna norma que regule la forma de la transacción, por lo que habrá que estimar que será válida cualquiera que sea la forma en que se celebre. Según el art. 1.816 del CC la transacción tiene para las partes la autoridad de cosa juzgada, es decir que se reconoce a la transacción como el equivalente de una sentencia. Lo que supone que ya no se podrá iniciar un nuevo pleito sobre esta materia. En todo caso la parte demandada podrá oponer a la actora la excepción de transacción.
La transacción produce efectos novatorios. Así la STS 15 noviembre 2004 establece que: «toda transacción borra el pasado y es fuente de una relación jurídica diferente, provocando el nacimiento de nuevos vínculos y obligaciones, de suerte que, sea judicial o extrajudicial, tiene carácter novatorio y sustituye la relación jurídica puesta en litigio por otra cierta e incontrovertida».
Página 31 de 32 4. EL CONVENIO ARBITRAL.
El arbitraje es un sistema para la resolución de conflictos entre particulares, profesionales o empresas cuya aplicación evita tener que acudir a los tribunales de justicia al tiempo que se evitan los elevados costes y prolongación en el tiempo que supone el recurso a la justicia ordinaria.
El procedimiento arbitral está regulado en la Ley 60/2003 de Arbitraje se caracteriza por su gran sencillez puesto que permite que las partes, libremente, acuerden por escrito someter a un experto en la materia objeto del litigio la resolución de sus conflictos.
El convenio arbitral es el contrato por el que las partes acuerdan someter las cuestiones litigiosas que existan o puedan existir entre ellos a la decisión de uno o más árbitros, así como acatar sus decisiones. El CA obliga a las partes a someterse a la decisión de los árbitros, e impide que los Tribunales puedan conocer de la cuestión litigiosa.
El convenio arbitral podrá adoptar la forma de cláusula incorporada a un contrato o de acuerdo independiente, deberá expresar la voluntad de las partes de someter a arbitraje todas o algunas de las controversias que hayan surgido o puedan surgir respecto de una determinada relación jurídica, contractual o no contractual.
Ha de pactarse expresamente por las partes. Esa cláusula es un convenio arbitral dentro del contrato de las pares.
Arbitraje de consumo Regulado por una directiva del año 2013 sobre el arbitraje de consumo que no es mas que una imposición a todos los empresarios y profesionales que contraten con consumidores para que se adhieran al sistema arbitral de consumo. Concretamente supone una posibilidad de los empresarios y comerciantes de adherirse al sistema arbitral de consumo. No es obligatorio. El sistema arbitral de consumo es un medio alternativo que pretenden defender al consumidor.
EJ. Problema con movistar, si esa empresa esta adherida al sistema arbitral de consumo podremos dirigir nuestra queja ahi.
El Sistema Arbitral de Consumo es el arbitraje institucional de resolución extrajudicial, de carácter vinculante y ejecutivo para ambas partes, de los conflictos surgidos entre los consumidores o usuarios y las empresas o profesionales en relación a los derechos legal o contractualmente reconocidos al consumidor El sistema es, efectivamente, voluntario: el consumidor puede acudir a él o, si lo prefiere, directamente a los Tribunales; y los empresarios y profesionales no están obligados a aceptar este sistema para la resolución del conflicto a no ser que hubiesen realizado oferta pública de sometimiento al mismo, en cuyo caso quedará formalizado el convenio arbitral con la presentación de la solicitud por el reclamante.
Página 32 de 32 ...

Comprar Previsualizar