EL ACTO ADMINISTRATIVO Y LA ADMINISTRACION ELECTRONICA (2013)

Apunte Español
Universidad Universidad de Barcelona (UB)
Grado Relaciones laborales - 3º curso
Asignatura RÉGIMEN JURÍDICO Y PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO
Año del apunte 2013
Páginas 5
Fecha de subida 27/10/2014
Descargas 7
Subido por

Vista previa del texto

TEMA 15: EL ACTO ADMINISTRATIVO Y LA ADMINISTRACION ELECTRONICA 1. CONCEPTO DEL ACTO ADMINISTRATIVO La definición del acto administrativo es una tarea sobre la que recae un enorme pero, dada la trascendencia que esta cuestión adquiere en el conjunto del derecho administrativo.
El acto administrativo es el único eslabón de la cadena de la legalidad, y a través del mismo discurre la mayor parte de la actividad administrativa. Es el producto jurídico de mayor profusión en el ámbito del derecho administrativo. Con ello puede intuirse la variedad de actuaciones de la administración que se formalizan mediante actos administrativos.
Definición: Es cualquier declaración de voluntad, de juicio, de conocimiento o de deseo, emanada de un sujeto de la administración pública en el ejercicio de una potestad administrativa distinta de la potestad administrativa distinta de la potestad reglamentaria.
Definición de conceptos: - - - - Voluntad, de juicio, de conocimiento o de deseo: hace referencia al contenido del acto.
Puede dirigirse a otorgar licencia (declaración de voluntad), elaborar una propuesta de resolución (declaración de deseo), certificar las calificaciones de un alumno en un centro público (declaración de conocimiento) o resolver recursos administrativos y emitir informes y dictámenes (declaración de juicio).
Esencialmente unilateral: no requiere mediación de voluntad del sujeto destinatario para alcanzar validez. En algunos casos aislados el acto administrativo precisa la aceptación del particular.
Se encuentra regulado por el derecho administrativo: puede encontrarse regulado por cualquier norma jurídico-administrativa.
Es dictado generalmente por una administración pública. Existen dos posiciones doctrinales al respecto, sin que difieran las consecuencias prácticas que derivan de cada una de ellas.
 Los actos sometidos al derecho administrativo que dictan sujetos distintos de la administración pública son verdaderamente actos administrativos.
 Tales actos se someten al derecho administrativo, y son juzgados por la jurisdicción contencioso-administrativa, pero no constituyen realmente actos administrativos, sino actos de otra naturaleza, cuyo régimen se ha asimilado al de los actos administrativos por razones de economía legislativa.
Es fiscalizable: como regla general, ante la jurisprudencia de contenciosoadministrativa.
2. DELIMITACIÓN DEL ACTO ADMINISTRATIVO Hay una serie de actuaciones que NO son actos administrativos, a pesar de que sean llevadas a cabo por la administración.
- Los reglamentos no son actos administrativos. Su naturaleza jurídica es diferente y se encuentran sometidos a regímenes jurídicos distintos.
1 Actuación Real decreto-ley Real decreto legislativo Real decreto Autor Gobierno, convalidado por Congreso de los Diputados Gobierno, habilitado por Cortes generales Gobierno o Presidente del Gobierno Naturaleza jurídica Norma con rango de ley Norma con rango de ley Acto administrativo o reglamento, según criterios de normatividad y generalidad Los criterios que distinguen materialmente los actos de los reglamentos son:   - - - - Criterio de la normatividad: Los reglamentos son normas jurídicas y los actos administrativos son aplicación de las normas. El reglamento crea normas en cambio el acto se limita a poner en marcha lo dispuesto por dichas normas. El reglamento no se agota con su ejercicio en cambio los actos tienen efectos constitutivos, una vez aplicados ya no son de utilidad posterior.
Criterio de generalidad: el reglamento se dirige a una pluralidad indeterminada de sujetos, cosa que el acto tiene como destinatario a una persona singular y concreta.
Los reglamentos establecen disposiciones impersonales y abstractas en cambio los actos son actuaciones concretas e inmediatas. (excepción actos administrativos generales, que se dirigen a una pluralidad) Los actos políticos del Gobierno: no constituyen actos administrativos en sentido propio Las operaciones materiales, o de ejecución: son actividades de la administración con las que se dispensan prestaciones de carácter material, o se ejecutan materialmente lo dispuesto en un acto administrativo. Estas no engloban la formalidad que un acto debe tener. No constituyen una declaración formal de voluntad sino la ejecución de tales declaraciones.
Los contratos administrativos no son actos administrativos: ya que no gozan de la unilateralidad, porque deben gozar de la voluntariedad de dos partes, de la administración y del particular.
Los convenios entre administraciones públicas: no son actos porque no gozan de unilateralidad.
Las actuaciones realizadas por la administración pública con sujeción al derecho privado no son actos administrativos: son actuaciones sujetas a otras ramas del ordenamiento jurídico.
Las actuaciones realizadas por particulares en sus relaciones con la administración no son actos administrativos: pero tienen efectos jurídico- administrativos.
3. CLASIFICACIÓN DE LOS ACTOS ADMINISTRATIVOS - Según la administración que los dicta : 1) Comunitarios 2) Estatales 3) Autonómicos 4) Provinciales 5) Municipales 6) Institucionales 2 - En función de su contenido: 1) Actos favorables o actos que amplían las facultades de los administrados: 1.1) Los actos de admisión ( incorporación nueva de un sujeto) 1.2) Los actos de autorización (obtenciones de licencias) 1.3) Los actos de concesión y otorgamiento ( no existe derecho previo, la adm. lo crea) 1.4) Los actos de exención o dispensa (liberan al particular de una obligación) 2) Actos desfavorables o de gravamen que restringen las facultades de los administrados: 2.1) Los actos sancionadores (multas) 2.2) Los actos de prohibición (limitan el no hacer) 2.3) Las obligaciones de hacer 2.4) Expropiaciones 2.5) Exacciones fiscales - En función de su modo de expresión: 1) Expreso: es cuando la administración efectúa una declaración explícita dirigida a los particulares.
2) Tácitas: que no ha sido exteriorizada de forma expresa.
3) Presuntas: es una situación de inactividad de la administración a la que por ministerio de la ley se le aparejan determinadas consecuencias jurídicas.
- En función de la posición que ocupa el acto en el procedimiento administrativo: 1) Actos en trámite (acuerdos): son los que se producen a lo largo de un procedimiento administrativo antes de la resolución del procedimiento.
2) Actos definitivos o resolutorios (resoluciones): son los que ponen fin al procedimiento administrativo. Recogen la respuesta que la administración adopta frente al problema que se plantea.
- En función del carácter preceptivo de su impugnación en vía administrativa 1) No causan estado 2) Causan estado (agotan la vía administrativa): cuando el ordenamiento jurídico permite que se recurra en vía judicial sin necesidad de presentar preceptivamente un recurso en vía administrativa.
2.1) Los actos dictados por órganos que carezcan de superior jerárquico.
2.2) Los actos que resuelvan un recurso de alzada: la resolución del recurso pone fin a la vía administrativa.
2.3) Los actos que resuelvan otros procedimientos de recurso o de revisión de actos: las resoluciones de procedimiento de impugnación que sustituyan al recurso de alzada y resoluciones del recurso extraordinario de revisión.
La ley establece los órganos que agotan la via administrativa en la administración General del Estado: · El consejo de ministros y las comisiones delegadas del Gobierno ·El presidente del gobierno ·Los ministros y los secretarios de Estado ·El resto de órganos con rango de director general o superior . Los organismos públicos adscritos a la Administracion - En función de la posibilidad de impugnación del acto: 1) Los actos no firmes: son los que pueden ser recurridos, bien por via administrativa o bien por via jurisdiccional 2) Los actos firmes: los cuales no pueden ser objeto de recurso.+ 3 2.1) Por el transcurso del plazo de impugnación sin ejercicio de la acción correspondiente.
2.2) Por haber sido agotados todos los mecanismos de reacción actuables contra el acto: cuando los particulares han agotado todas las instancias.
- En función del grado de vinculación de la administración en el momento de dictarlos: 1) Potestades regladas: todos los aspectos de la actuación administrativa estan englobados en el ordenamiento jurídico, y la administración se ciñe a aplicarlos.
2) Potestades discrecionales: la administración dispone de un cierto margen de apreciación que el ordenamiento le confiere deliberadamente para que pueda acomodar su actuación a las circunstancias del caso concreto.
- En función del número de destinatarios: 1) Actos singulares: tienen un único destinatario.
2) Actos generales: se dirigen a una pluralidad indeterminada de sujetos.
3) Actos plúrimos se dirigen a una pluralidad de destinatarios pero perfectamente individualizados e identificados en el propio acto.
4. LOS ELEMENTOS DEL ACTO ADMINISTRATIVO Son aquellos componentes que deben reunir para alcanzar la validez.
4.1) Elemento subjetivo: Para que un acto administrativo resulte valido ha de ser dictado por el órgano competente para ello y, precisamente, por el sujeto titular del órgano en cuestión. El órgano que debe dictar el acto se encuentra establecido en las normas atribuidas de las competencias administrativas.
El sujeto físico titular del órgano debe estar investido, es decir, debe encontrarse en el valido ejercicio de las tareas que corresponden al órgano administrativo a cuyo frente se encuentre.
4.2) Elemento objetivo: Es el contenido del acto. La declaración de voluntad, de deseo, de conocimiento o de juicio en que consiste el acto administrativo.
Esencial: Es el objeto que debe darse siempre y sin su concurrencia no existirá acto administrativo en sentido propio.
Eventual o accidental: es aquel el cual el acto podría seguir existiendo perfectamente.
El contenido de los actos administrativos, ya sea esencial o eventual, deben reunir ciertos requisitos: 1) Debe ser lícito, ajustándose al ordenamiento jurídico.
2) Ha de ser adecuado, debe corresponderse con el fin para el que se dicta.
3) El contenido debe ser determinado o determinable, debe ser posible conocer lo que verdaderamente se pretende con el acto.
4) El contenido debe ser posible.
4.3) Elemento teleológico o causal, principios de proporcionalidad y de precaución: El elemento teleológico hace referencia a la finalidad de la actuación administrativa, al para que del acto; la administración actúa para satisfacer un interés público, y el fin o interés público al que se dirige el acto constituye su elemento teleológico o causal.
Los actos administrativos han de ser adecuados a los fines que persigan.
Aquí aparecen dos principios: Principio de proporcionalidad: de entre todas las medidas a aplicar se escogerá la que resulte menos restrictiva en los derechos individuales.
4 · juicio de idoneidad: analiza si la medida es susceptible de lograr el objetivo propuesto.
·juicio de necesidad: si no existe otra medida mas moderada para la consecución del mismo propósito con igual eficacia.
· juicio de proporcionalidad en el sentido estricto: si la medida es ponderada o equilibrada, derivándose de ellas la más beneficios o ventajas para el interés general .
Principio de precaución: en orden de condicionar la intensidad de las medidas de intervención administrativa.
4.4) Elemento formal: formalidades: Los elementos formales se imponen para la elaboración y producción de un acto administrativo. Se ajustará teniendo en cuenta el procedimiento establecido.
Hay diferentes maneras de expresar un acto administrativo: Escrita Oral o verbal Mímica o acústica (agentes de tráfico) Automática (semáforo) 4.5) Elemento formal: la motivación: La motivación es la exigencia de hacer públicas las razones de hecho y de derecho que fundamentan el acto.
El acto se habrá dictado por un motivo o razón determinado, pero la motivación es la necesidad de que en el propio acto se recojan formalmente las razones que lo fundamentan.
La motivación cumple una triple finalidad: Operar como mecanismo de control del acto administrativo La de precisar con mayor certeza y exactitud el contenido de la voluntad administrativa: disuadir al destinatario de impugnaciones inútiles.
Servir como elemento justificativo de la actividad administrativa entre la opinión pública en general.
Hay actos que necesariamente precisan de motivación: 1. Todos los actos desfavorables 2. Los actos que resuelvan los procedimientos de revisión en via administrativa.
3. Los actos que se separen del criterio seguido en actuaciones precedentes o del dictamen de órganos consultivos.
4. Los acuerdos de suspensión de actos 5. Los actos los cuales se acuerden la aplicación de la tramitación de urgencia.
6. Los actos que se dicten en ejercicio de potestades discrecionales 7. Los actos que deban ser motivados en virtud de disposición expresa 5 ...