Tema 16 Sociología (2015)

Apunte Español
Universidad Universidad de Huelva
Grado Educación Infantil - 1º curso
Asignatura Sociología de la Educación
Año del apunte 2015
Páginas 3
Fecha de subida 27/04/2016
Descargas 9
Subido por

Vista previa del texto

Tema 16: La institución religiosa y la educación.
- Introducción Este es uno de los temas más difíciles de tratar. La razón de la problemática de este tema es simple y elemental: la dificultad de definir el concepto mismo de religión.
Una definición que abarcara los dos aspectos, el personal y el social, sería la que defina a la religión como el conjunto de creencias y practicas relativas a lo que un grupo humano o un individuo, considera como sagrado, especialmente divinidad.
- Sociología y Religión La opinión de los primeros sociólogos Comte, ya vimos, la ley de los tres estadios por los que ha pasado el pensamiento de la humanidad. La religión correspondería al estadio primitivo, el teológico, que fue desplazado, por el metafísico y, modernamente, por el positivo.
Este filósofo positivista analiza la fase teológica de la humanidad con el estudio de las tres religiosas que se dan en la misma: la fetichista, la politeísta y la monoteísta, conforme al desarrollo de la mente humana. Comte, propugna la fundación de una nueva religión que abarque todas las realidades sociales y, que sea el objeto fundamental de estudio de la sociología.
Carlos Marx en la lucha con la naturaleza, la religión es una fuerza alienante porque le hace perder su libertad originaria al prometerle un mas allá, cuya consecución le iba a llevar a abdicar en la lucha contra los explotadores.
Weber es el sociólogo de la racionalización de la vida social, del comportamiento humano colectivo. Por esto, la sociología de la religión no debe preocuparse de la esencia de la religión, sino de la explicación racional del hecho religioso.
Relación entre sociedad y religión L religión, se mueve en un doble dimensión. Por una parte esta lo trascendente, la realidad sobrenatural, divina, pero a su vez también la religión la viven personas concretas que participan de la vida social y que viven en un tiempo y lugar determinado. La religión es el puente que une al hombre con el mas allá, con lo trascendente.
Esa dualidad de estar en el mundo pero sin ser del mundo, la vive el creyente que pretende actuar desde dentro en la sociedad con unos criterios en muchas ocasiones contrapuestas a los imperantes en un momento y lugar histórico determinado.
La influencia de la religión ha sido determinada a lo largo de la historia. El surgimiento del protestantismo estimulo el espíritu capitalista, invitando al individuo a ser empresario y acumular ganancias. Lutero y Calvino animaron a los suyos a responder al llamado de Dios.
La influencia de la religión en la vida de familia también ha sido determinante.
Nadie podrá tampoco negar la influencia que han ejercido las religiones en la convivencia social. Tanto positivas como negativas. En unos lugares la religión se ha convertido en un elemento alentador de esperanza y de lucha por una sociedad más justa, humana e igualitaria. Por otra parte, tampoco podemos negar que el mundo a esta siempre pendiente de guerras de religiones.
- Funciones de la institución religiosa Funciones manifiestas de la religión La primera y fundamental es poner al hombre en contacto con lo sobrenatural. Eso lo hace mediante una liturgia, unos ritos, unos actos cultuales. Esta será la primera función manifiesta de toda religión.
La segunda pudiera ser la influencia en la vida del fiel. Toda religión quiere de sus fieles un comportamiento determinado. Ella instruye al fiel para que adapte su comportamiento a esas exigencias doctrinales.
Otra función manifiesta es la elaboración de una teología o ciencia de lo sagrado, en la que se estudien los dogmas, en los que se manifiesta la voluntad de ser sobrenatural a quien se adora.
Funciones latentes Son todas aquellas que, sin pretenderlo, la religión consigue.
El grupo mayoritario. La Iglesia Católica Si tenemos en cuenta que en 1990 en 86% de la población española se declaraba perteneciente a la religión católica, y solo el 1% a otra religión, podemos decir que España es eminentemente católica. El 94% de la población declara haber sido educada bajo los principios de la religión católica.
En los últimos treinta años, esto es después del Concilio Vaticano II, están surgiendo movimientos de grupos de todo tipo.
Como resulta imposible estudiar, aun someramente, los movimientos en la Iglesia. Vamos a dar una reseña de dos más: Las Comunidades Cristianas Populares t las Comunidades Neocatecumenales.
Las Comunidades Cristianas Populares influyen mucho en su origen grupos procedentes de la Hermandad Obrera de Acción Católica. Esto es, gente situada en una izquierda social y política, más o menos radical. Luchan por su liberación, es decir, se sitúan en comunión, pero critico-dialéctica, con la Iglesia Oficial.
Situados entre estos dos grupos, podríamos colocar otros centenares de movimientos que están inervando la Iglesia con pinceladas de mil colores distintos. Vamos a decir dos palabras del mas implantado entre nosotros, el camino neocatecumenal.
No quieren que se les defina como movimiento, sino como un camino de formación cristiana de adultos. Es conocido popularmente como los kikos. Está muy extendido por todo el mundo. Crecen en espiral. En 1982, los obispos españoles reconocían que todas las comunidades de adultos catalogadas en España, el 33,23% eran de este tipo.
Las sectas La definición de secta resulta difícil y comprometida. Pilar Salarrullana, intenta una definición etimológica y real.
Etimológicamente viene del supino latino sectum, por cuanto que hace referencia a una disidencia surgida en una religión mayoritaria, como reacción a la rutina y decadencia real o imputada en el gran grupo.
Para un sociólogo una secta es un grupo convencional de gente que participan de las mismas experiencias religiosas o cultuales.
Salarrullana, cita más de veinte, algunas de ellas con bastantes adeptos (como los Testigos), otras en plena expansión (como Nueva Acrópolis) o con muchos adeptos (como suelen ser las comunidades cerradas y las sectas satánicas).
...