TEMA 17 El registro civil (2011)

Apunte Español
Universidad Universidad de Burgos
Grado Derecho - 1º curso
Asignatura Derecho civil I
Año del apunte 2011
Páginas 14
Fecha de subida 20/06/2017
Descargas 0
Subido por

Vista previa del texto

EL REGISTRO CIVIL 1.- CONCEPTO Y RÉGIMEN JURÍDICO Concepto El Registro Civil es el “instrumento para la constancia oficial de la existencia, estado civil y condición de las personas”.
Desde este punto de vista, el Registro Civil cumple una primera y principal función: la de ser el organismo que responde a la necesidad, tanto de carácter individual, de carácter social, de constituir medio de prueba privilegiado en la existencia así como de ciertas condiciones personales de quienes están integrados en una comunidad y que se consideran especialmente relevantes (edad, en nombre y apellidos, filiación, sí está ausente, sí están soltera, casada, separada o divorciada, sí ha sido incapacitada, quienes su tutor, sí ha muerto …) Pero además de esta función de publicidad, y en segundo lugar, el Registro Civil contribuye en algunos supuestos a la modificación de alguno de los estados de la persona (por ejemplo: adquisición de la nacionalidad por opción, carta de naturaleza o residencia) o de sus datos de identificación (ejemplo: cambios autorizados de nombre y apellidos.
Objeto Por lo que se refiere al objeto del Registro Civil, establece el art.1 de la vigente ley: “en el Registro Civil se inscribirán los hechos concernientes al estado civil de la persona y aquellos otros que determina la ley. Contribuyen, por tanto, su objeto: 1º el nacimiento.
2º la filiación.
3º el nombre y apellidos 4º la emancipación y habilitación de edad.
5º las modificaciones judiciales de la capacidad de la persona o que estas han sido declaradas en concurso, quiebra o suspensión de pagos.
6º las declaraciones de ausencia o fallecimiento.
7ºla nacionalidad y vecindad 8º la patria potestad, tutela y demás representaciones que señala la ley 9º el matrimonio 10º la defunción” FUTURA LEY - Artículo 4.Hechos y actos inscribibles Tienen acceso al Registro Civil los hechos y actos que se refieren a la identidad, estado civil y demás circunstancias de la persona. Son, por tanto, inscribibles:1.º El nacimiento.2.º La filiación.3.º El nombre y los apellidos y sus cambios.4.º El sexo y el cambio de sexo.5.º La nacionalidad y la vecindad civil.6.º La emancipación y el beneficio de la mayor edad.7.º El matrimonio. La separación, nulidad y divorcio.8.º El régimen económico matrimonial legal o pactado. 9.º Las relaciones paterno-filiales y sus modificaciones.10.º La modificación judicial de la capacidad de las personas, así como la que derive de la declaración deconcurso de las personas físicas.11.º La tutela, la curatela y demás representaciones legales y sus modificaciones.12.º Los actos relativos a la constitución y régimen del patrimonio protegido de las personas con discapacidad.13.º La autotutela y los apoderamientos preventivos.14.º Las declaraciones de ausencia y fallecimiento.15.º La defunción.
Antecedentes El Registro Civil es una institución dirige moderno.
Aunque existen precedentes más remotos, el más directo se encuentra en los Registros parroquiales de la iglesia católica, el dos que se hacían constar los bautizos, matrimonios y de funciones, y cuyos asientos se utilizaban de prueba en la vida civil.
Tras la constitución de 1869, que proclamaba la libertad de cultos, se promulgó, con carácter provisional, la ley del Registro Civil de 17 de junio de 1870, que fue derogada por la vigente ley del Registro Civil, de 8 junio 1957.
Legalidad vigente En la actualidad, la legislación del Registro Civil está formada por un conjunto de disposiciones inarmónico y disperso.
La ley de 8 junio 1957 sigue siendo básica para el estudio de la institución registral por lo que se refiere a sus principios y armazón General. Ha sido objeto de modificaciones puntuales por leyes.
En el análisis concreto de los distintos asientos se hace imprescindible la consulta de su reglamento de 14 noviembre 1958, que ha sido modificado para adecuar su contenido a las reformas del código civil.
Además de la ley y que al reglamento del Registro Civil deben tenerse en cuenta, todos los preceptos del código civil que, en distintos ámbitos, hacen referencia al Registro Civil.
Conviene advertir que el régimen que se expone en este capítulo está llamado a desaparecer.
La LRc./2011, sí bien establece un periodo de vacatio legis de 3 años, prevé la derogación de la LRc 1957 y el establecimiento de un Registro Civil acorde con la constitución y con las necesidades sociales de su función.
El nuevo texto se centra en las personas, contempladas tanto desde su dimensión individual y subjetiva, desde una dimensión objetiva, como miembros de una comunidad políticamente organizada.
La nueva ley abandona la vieja preocupación por la constatación territorial de los hechos concernientes a las personas y la sustituye por un modelo radicalmente distinto o que prioriza el historial de cada individuo es: suprime el tradicional sistema de división del Registro Civil en secciones (nacimientos, matrimonios, de funciones, tutelas y representaciones legales) y crea un Registro individual para cada persona a la que desde la primera inscripción se practique se le asigna un código personal.
Se establece que la llevanza del Registro Civil sea asumida por funcionarios públicos distintos de aquellos que integran el poder judicial del estado.
Puesto que la materia a la que el funcionamiento del Registro Civil se refiere es el estado civil de las personas y en ciertos aspectos, el derecho de familia se sigue estableciendo como jurisdicción la civil, con la única excepción de la nacionalidad por residencia, respecto de la que se entiende que persisten las razones que aconsejaron trasladar esta materia a la jurisdicción contencioso-administrativa con la entrada en vigor de la ley 18/1990, de 17 de diciembre un, de reforma del código civil.
Se diseña un Registro Civil único para toda España, informatizado y accesible electrónicamente.
El Registro se configura como una base de datos única que permite compaginar la unidad de la información cogestión territorializadas y la universalidad en el acceso. Todo ello implica la superación del Registro físicamente articulado el libros custodiados en oficinas distribuidas por toda España.
A partir de la fecha de entrada en vigor de la nueva ley (a los tres años de su publicación en el BOE, lo que tuvo lugar el 22 de JuliO de 2011) no se despedirán a más libros de familia, y en cada Registro individual constar a una hoja o extracto en la que figuren los datos personales de la vida del individuo.
Para los libros de familia expedidos con anterioridad la disposición transitoria de la LRc 2011 establece que en ellos se seguirán practicando los asientos previstos en la legislación anterior y seguirán teniendo la misma fuerza probatoria.
2.- ORGANIZACIÓN Criterios de organización Las líneas generales del organización del servicio registral son las siguientes: 1) El Registro Civil español se encuentra, desde un punto de vista territorial, descentralizado, puesto o que hay al menos 1 en todos los territorios municipales, con la ventaja de cercanía que día y se derivan y también hay que decirlo, con los inconvenientes para acceder al contenido de los libros registrales.
Existe también un Registro central en Madrid, que actúa como supletorio y donde existe un duplicado de los Registros consulares, que recogen los hechos acaecidos en el extranjero y que afectan españoles.
2) Desde su origen, en 1870, el Registro Civil español se encuentra manos de miembros de la carrera judicial (Jueces y magistrados): por razones económicas se hizo depender este servicio de otros ya existentes y que son la mayor formación de los Jueces frente a la tendencia a atribuir el servicio a la administración municipal.
3) El Registro Civil español sea un sistema intermedio entre el sistema de folio personal (el Registro se lleva por personas, haciendo constar todos los hechos que afectan a una persona en un mismo libro y en un único folio) y el sistema real (los distintos hechos que acceden al Registro lo hacen en libros diferentes). En el Registro español existen 4 secciones (nacimiento, matrimonio, de funciones y tutelas y representaciones legales) en las que se inscriben los hechos con arreglo a un criterio territorial pero en la inscripción de nacimiento se hace referencia a los asientos de las demás secciones del Registro, de modo que la inscripción de nacimiento se convierte en el folio personal básico. De esta forma, por tanto, sino se conoce lugar de nacimiento y de la persona, difícilmente podrá accederse al contenido de los libros.
Dirección del Registro El Registro Civil depende del ministerio de justicia.
Todos los asuntos a él referentes están encomendados a la Dirección General de los Registros y del Notariado. (Art. 9LRc y 41 RRc) Pero sobre todo, de entre las competencias que tiene atribuidas a Dirección General de los Registros y del Notariado merece la pena destacar las dos siguientes: 1. Resolución de los recursos contra la calificación registral, conforme al art.29 LRc. La doctrina que la Dirección General formula al través de estas resoluciones posee gran trascendencia teórica y práctica, puesto que aborda aspectos en materia de nacionalidad, matrimonio o filiación que no suelen llegar después al TS y los que no existe por tanto jurisprudencia.
2. Dictar instrucciones en relación al Registro Civil, lo que hace en forma de Circulares o Instrucciones, que por tener carácter General se publican en el boletín oficial del Estado.
La Dirección General, de esta forma, desarrolle y completa disposiciones de legislación registral.
En particular, muchas de estas orientaciones se han ido dictando al hilo de las sucesivas reformas que el derecho civil, estableciendo criterios de interpretación de la nueva normativa.
Otras veces, la Dirección General dicta instrucciones en las que sintetiza criterios de la propia DGRN mantenidos en distintas y dispersas resoluciones en las que se han resuelto concretos recursos de particulares contra el acuerdo del Encargado de un Registro de denegar una inscripción.
Otras instrucciones pretenden corregir prácticas de Encargados de Registros que se consideran contrarias a los criterios de la Dirección General o a la ley.
Clases de Registros No existe un Registro único, sino que el Registro Civil está integrado (art.10 LRc): a) Por los Registros Municipales.
Existen por lo menos 1 en cada término municipal (art.11 LRc) y están a cargo de los Jueces de Primera Instancia, que son los Encargados del Registro (art.86.1 LOPJ), asistidos por un secretario.
En los municipios en que no haya Juez de Primera Instancia, las funciones del Registro Civil las cumplen los Jueces de Paz (art.100 LOPJ).
El Juez de Paz actúa por delegación del Encargado.
En los municipios en qué haya más de un Juzgado de Primera Instancia puede implantarse un Registro único, lo que se ha hecho en numerosas poblaciones por las ventajas que este sistema reporta para el organización del servicio.
En los Registros municipales se inscriben los hechos acaecidos en territorio español, aunque afecten a extranjeros (art.15 LRc) b) Por los Registros Consulares El servicio registral se extiende al fuera del territorio nacional a través de los Registros Consulares, cuya finalidad es mantener la conexión con los nacionales que se encuentran en el extranjero.
En estos Registros se inscriben los nacimientos, matrimonios y de funciones ocurridos en el ámbito de su demarcación y que afecten a españoles (arts. 15 y 16 LRc) Hay un Registro en cada demarcación consular, conforme a la configuración del Ministerio de Asuntos Exteriores y están a cargo de los Cónsules España o, en su caso, de los funcionarios diplomáticos Encargados de las Secciones consulares de la Misión Diplomática.
Los cónsules extienden por duplicado la inscripción que abren folio y remiten uno de sus ejemplares al Registro central (art.12 LRc). De esta manera se centraliza toda la información relativa a los españoles en el extranjero.
c) Por el Registro Central Está a cargo de dos Magistrados, asistidos por otros tantos secretarios judiciales.
El Registro central nació con una doble vocación: la de servir de Registro supletorio para ciertos supuestos de excepcionalidad y la de concertar en único Registro los hechos inscribibles en los Registros consulares.
En él se inscriben los hechos para cuya inscripción no sea competente ningún otro Registro (ejemplo: desaparición de español en aguas internacionales), aquellos que no puedan inscribirse por concurrir circunstancias excepcionales de guerra u otras cualesquiera que impidan el funcionamiento del Registro correspondiente y los duplicados de las inscripciones consulares (art.18 LRc).
Igualmente se inscribe en el Registro Civil central el matrimonio secreto (arts. 64 Cc, 78 LRc y 99.3º RRc) Desde la reforma de los artículos 16 y 18 LRc por la ley 24/2005, de 18 de noviembre, se lleva en el Registro central los duplicados de las inscripciones de nacimiento o acaecido en el extranjero pero que se inscriban en el lugar del domicilio de los Padres, en caso de adopción internacional, así como los duplicados de las inscripciones de nacimiento acaecido en el extranjero pero que se inscriban en el lugar del domicilio del interesado en el caso de adquisición de la nacionalidad española.
A partir de esta reforma la inscripción de estos nacimientos, que hasta entonces necesariamente debían practicarse en el Registro Civil central, pueden efectuarse en el lugar de domicilios y los interesados así lo solicitan.
La reforma no tiene otra finalidad que la de reducir la carga de trabajo del Registro Civil central derivada del incremento de adopciones internacionales y de nacionalización de extranjeros.
También se escribirán el Registro Civil central el fallecimiento de las personas de nacionalidad extranjera al servicio de las fuerzas armadas y de las fuerzas de seguridad españolas, siempre que dicho fallecimiento o hubiere ocurrido durante una misión u operación fuera de España y que el sistema registral del estado donde hubiera ocurrido el hecho no practicar e la pertinente inscripción, sin perjuicio de trasladar la inscripción realizada al Registro del estado del cual fuere nacional la persona fallecida.
d) Registro Civil de la familia real de España Por RD. 22 enero 1873 se estableció el Registro del estado civil de la familia real de España, que subsistió hasta 1931. Por decreto-ley fue restablecido y posteriormente, el RD 27 noviembre 1981 se ocupa del desarrollo y actuación de su regulación.
Estaba a cargo del ministerio de justicia, asistido como secretario por la DGRN y se lleva en un solo libro especial, confeccionado al defecto.
Competencia de los Registros civiles El ámbito competencial del Registro español se basan dos principios, el personal y el territorial: En primer lugar, en el Registro deben constar los hechos inscribibles que afecten a los españoles, tanto se ocurren en territorio español o en el extranjero (art.15.I LRc) En el Registro Civil deben inscribirse también los hechos ocurridos fuera de España cuando las correspondientes inscripciones deban servir de base a inscripciones exigidas por el derecho español (art. 15. II LRc): inscripción de nacimiento en el extranjero de quienes luego es adoptado por un español, o nacimiento en el extranjero de quien luego adquiere la nacionalidad española.
En segundo lugar, en el Registro deben constar los hechos inscribibles acaecidos en territorio español, aunque afecten a extranjeros (art.15.I LRc).
Por lo que se refiere a la distribución de esa competencia entre los distintos Registros que desde punto de vista territorial integran el Registro español, la ley distingue entre los nacimientos, matrimonios y defunciones (art.16 LRc), de una parte, y las tutelas y representaciones legales (art.89 y 90 LRc), de otra: 1) Conforme al art. 16 LRc: “ los nacimientos, matrimonios y defunciones se inscriben al Registro Municipal o Consular de lugar en que carecen” La aplicación de estas reglas de competencia territorial provoca que las inscripciones de nacimiento, matrimonio o defunción se lleven a cabo en Registros distintos del correspondiente, en cada caso, al lugar del domicilio de los interesados.
Desde este punto de vista, el art.20 LRc (y artículos 76 a 78 RRc) permite solicitar el traslado de las inscripciones de los casos siguientes: - - La de nacimiento, al Registro del domicilio del nacido o de sus representantes legales. En caso de adopción internacional, el adoptante o los adoptantes de común acuerdo podrán solicitar que en la nueva inscripción conste su domicilio en España como lugar de nacimiento del adoptado.
La de matrimonio, al Registro del domicilio de los cónyuges.
La inscripción de defunción acaecida en el curso de un viaje, al Registro del último del domicilio de los cónyugues o del último domicilio conocido del difunto.
Igualmente, puede solicitarse el traslado de las inscripciones practicadas en el Registro central por imposibilidad del Registro competente a este último Registro, una vez desaparecida la imposibilidad.
En todo caso, realizado el traslado, los asientos de procedencia, que serán cancelados, queda sin vigencia.
2) Conforme al art. 89 LRc “las inscripciones relativas al organismo tutelar se practican en el Registro del domicilio de las personas sujetas a tutela en el momento ha de constituir se está; la representación del ausentes inscriben el Registro de lugar en que se haya declarado la ausencia y la del defensor del desaparecido donde se constituya la defensa”.
Las demás representaciones legales inscribirán en el Registro de lugar en el que se constituyan y la de la administración del caudal relicto establecida por el causante en el lugar de su último domicilio en España o, en su defecto, donde estuviera mayor parte de sus bienes.
Secciones del Registro Civil El Registro Civil se dividen 4 secciones, cada una de las cuales se lleva en libros distintos (art.33. LRc) 1) La primera, “Nacimientos y general”.
En ella se inscriben como asiento principal los nacimientos en que concurran las condiciones del art.30 Cc y se hace constar la fecha, hora, lugar de nacimiento, sexo del nacido y nombre que se le daba (arts. 40,41,54 LRc y 170 RRc) La filiación paterna o materna constan de inscripción del nacimiento a su margen.
Según se exposición de motivos, la ley trata de “ hacer del folio del nacimiento o un cierto Registro particular de la persona, que tanto ha de facilitar la publicidad registral, ya que bastará saber en lugar de su nacimiento o para poder conocer los asientos del Registro que a ella se refieren”.
Esta finalidad se consigue por dos vías, las notas de referencia y las inscripciones marginales.
- - 2) Las notas de referencia. Conforme al art. 39 LRc: “ al margen de la inscripción de nacimiento se pondrá nota de referencia a las de matrimonio, tutela, representación y de función del nacido. En estas inscripciones se hará constar, a su vez, referencia a la de nacimiento”.
Las inscripciones marginales. Conforme al art. 46 LRc: “ la adopción, las modificaciones judiciales de capacidad, las declaraciones de concurso, ausencia o fallecimiento, los hechos relativos a la nacionalidad o vecindad y, en General, los demás inscribibles para los que no se establezca especialmente que la inscripción se haga en otra sección del Registro, se inscribirán al margen de la correspondiente inscripción de nacimiento” La segunda, “matrimonios”.
En ella se inscribe la celebración del matrimonio, tanto civil como religioso (artS. 61 a 65 Cc, 69 a 73 LRc y 255 a 259 RRc).
Al margen de la inscripción de matrimonio se inscriben las sentencias y resoluciones sobre validez, nulidad y separación del matrimonio. (ArtS. 76 LRc y 263 a 265 RRc) Cualquiera de las partes puede solicitar la anotación de las demandas de nulidad, separación o divorcio mediante la presentación del testimonio de su admisión.
Al margen de la inscripción del matrimonio también puede hacerse indicación de la existencia de pactos, resoluciones judiciales y demás hechos que modifiquen el régimen económico de la sociedad conyugal (art. 77 LRc) 3) La tercera, “defunciones” En ella se inscribe la muerte de la persona, haciendo constar la fecha, hora y lugar en que acontece (art.81 y 62 LRc) En tanto no se practique la inscripción no se expide licencia para el enterramiento, que tendrá lugar transcurridas al -24 horas desde el momento de la muerte.
Para proceder a la inscripción de defunción es necesaria la certificación médica de la existencia de señales inequívocas de la muerte (art. 85LRc y 274 a 276 RRc) 4) La cuarta, “ tutelas y representaciones legales”.
En ella se inscriben el organismo tutelar (tutela, curatela, defensor judicial, arts. 215 a 218 Cc) y las demás representaciones legales (ejemplo: representante del ausente) y sus modificaciones (art.88 y 72 LRc) También es inscribibles la administración del caudal relicto, los cargos de albacea, depositario, administrador e interventor judicial, síndico o cualesquiera otros representantes que tengan nombramiento especial y asuma la administración y guarda de un patrimonio.
Esta sección cuarta es única para todas las circunscripciones de un juez de primera instancia (art.10 LRc), por lo que no existen los Registros a cargo de los jueces de paz.
3.- ASIENTOS DEL REGISTRO Concepto y clases En el lenguaje registral, “asiento” es la constatación por escrito de los datos o hechos verificada en los libros del Registro Civil.
Por razón de su forma, contenido y efectos, se distinguen: inscripciones, anotaciones, notas marginales, cancelaciones e indicaciones.
Inscripciones a) Clases (arts. 130 a 132 RRc) Pueden ser principales o marginales, según sea habrán o no folio registral.
Portfolio registral se entiende la parte del libro dedicado a una inscripción principal y sus asientos marginales, cualquiera que sea el número de sus páginas.
Son inscripciones principales las que abren folio registral: la de nacimiento, la de matrimonio, la primera década tutela o representación legal.
Son excepciones marginales todas las demás, llamadas así porque se inscriben al margen de una principal, con la que guardan relación (ejemplo: emancipación, adopción, declaración de ausencia o fallecimiento …) b) Eficacia jurídica  Como medio de prueba. La inscripción es, en primer lugar, un medio de prueba privilegiado de los hechos inscritos.
El art.2 LRc establece que “el Registro Civil constituye la prueba de los hechos inscritos” A continuación, la ley limita la admisión de pruebas distintas a la inscripción del Registro a 3 casos: I.
II.
III.
Registro incompleto (“ falta de inscripción” art. 2 LRc) Registro inexacto “ impugnación de los hechos inscritos art. 3 y 4 LRc) En los más excepcionales en que no fuese posible certificar del asiento (art.2 LRc) En los dos primeros casos, sin embargo, será requisito indispensable para la admisión de una prueba distinta a la inscripción que, previa o simultáneamente, se halla instalado la inscripción omitida o la reconstrucción del asiento o que se inste la rectificación correspondiente.
Esto significa que en los hechos y circunstancias de que cada inscripción hace fe constituyen la verdad oficial.
Ahora bien, de ahí no puede deducirse que las inscripciones sean inatacables. Los arts. 3 y 4 LRc permiten la impugnación de los hechos inscritos en el Registro, demostrando su inexactitud en juicio.
 Inscripciones constitutivas. Pero además, y en segundo lugar, algunas inscripciones no sólo prueba los hechos inscritos, sino que ellas mismas que los constituyen.
Así, la ley exige la inscripción el Registro para que se produzca la adquisición o la recuperación de la nacionalidad (art. 23 y 26 Cc), o la adquisición de la vecindad, o la conservación de la vecindad pese a la residencia continuada de 10 años en territorio de distintas vecindad, o para que sean eficaces los cambios autorizados de nombre y apellidos.
 El Valor negativo del Registro. Finalmente, cabe preguntarse qué eficacia produce la falta de inscripción. Según la exposición de motivos de la ley, “el Registro no goza de la presunción de integridad y, por tanto, no constituye prueba de los hechos negativos”.
Es decir, lo no inscrito existe y produce sus efectos aun sin inscripción, por lo que la doctrina suele explicar que no juega la máxima “lo nO inscrito no perjudica a terceros” Para algunos casos la ley ha venido estableciendo expresamente la inoponibilidad a terceros de buena fe de lo no inscrito y esta solución parece generalizarse para todas las sentencias sobre estado civil, matrimonio, filiación, paternidad, maternidad e incapacidad y re integración de la capacidad.
c) Procedimiento registral  Promoción de la inscripción. Para la promoción de determinadas inscripciones la ley sólo faculta a las personas interesadas: así, por ejemplo, para la inscripción de los cambios de nombres y apellidos, o para las declaraciones de voluntad en materia de vecindad civil o de nacionalidad.
Otras inscripciones, en cambio, son obligatorias, porque existe un interés público en que consten en el Registro los hechos a que se refieren.
La ley establece entonces la obligación de promover la inscripción a cargo de una serie de personas.
Pero, al mismo tiempo, se trata de facilitar al máximo que sea posible la inscripción. Para ello, en primer lugar, se faculta para promover la inscripción ha “quien presente titulo suficiente” y en segundo lugar, se obliga al Encargado del Registro a practicar de oficio la inscripción “ cuando tenga en su poder los títulos suficientes”  Título registral. Conforme a los artS. 23 LRc y 81 a 91 RRc, las inscripciones se practican en virtud de documento (original o testimonio expedido por funcionario competente, notarial, judicial, administrativo, eclesiásticos, extranjeros) auténtico o, en los casos señalados en la ley, por declaración en la forma que aquélla prescribe.
 Calificación registral. El Encargado del Registro competente debe calificar los hechos cuya inscripción se solicite por lo que resulte de las declaraciones y documentos presentados hoy del mismo Registro.
En cuanto a las declaraciones, la calificación comprende la capacidad de identidad el declarante.
La de las sentencias y resoluciones se limita a la competencia y clase de procedimiento o seguido, formalidades estén secas de los documentos presentados y asientos del propio Registro.
Inmediatamente de formularse las declaraciones o de ser presentados los documentos necesarios, el Encargado extenderá el asiento o dictará resolución razonada de negándolo.
Sí tiene dudas puede hacer, en el plazo de 10 días, las comprobaciones oportunas.
Contra el acuerdo del Encargado del Registro denegado o suspendido la inscripción cabe recurso de apelación ante la Dirección General de los Registros y del Notariado, sin que quepa ulterior recurso, a salvo cuando corresponda la vía judicial ordinaria.
Rectificación La regla General es que la rectificación de inscripciones debe hacerse mediante “sentencia firme recaído en juicio ordinario” “ la demanda se dirigida contra el ministerio fiscal y aquellos a quienes se refiere el asiento o que no fueren demandantes. En este juicio no tiene lugar la restricción de pruebas que establece el art.2” Por lo demás, y para determinados supuestos, la ley permite la rectificación mediante expediente gubernativo.
Es componente para su instrucción y resolución el juez Encargado del Registro, que oíra al ministerio fiscal.
En última instancia cabe apelación ante la Dirección General de los Registros y del Notariado.
Anotaciones Son heterogéneos los supuestos que, Segú la legislación del Registro Civil, son susceptibles de anotación.
Su Valor tampoco es idéntico, aunque principalmente se les atribuye un Valor informativo y según los artS. 38 LRc y 148 RRc, no constituye la prueba que proporciona la inscripción.
Las anotaciones, por regla General, son voluntarias, pero es obligatoria la anotación de las declaraciones con Valor de simple presunción, las de constitución de asientos olas relativas a incidencias de cargos tutelares.
Las anotaciones deben practicarse al margen del folio afectado, pero abren folio registral cuando se practican en sustitución de inscripción principal que no pueda practicarse inmediatamente.
Notas marginales Son asientos secundarios, extendidos al margen de una principal, tanto inscripción como anotación.
No existe un sistema de numeros clausus pues, además de las que están expresamente previstas en la legislación del Registro Civil, la Dirección General puede ordenar notas de referencia asientos de expedición de determinadas certificaciones y de cumplimiento o advertencia de obligaciones impuestas a los Encargados.
Se practica normalmente de oficio con la finalidad de coordinar el Registro: así sucede, por ejemplo, con las notas de referencia para lograr el folio personal, o con las notas de referencia de la cancelación practicada, o la nota de referencia a los folios donde conste en los nombres y apellidos antiguos, incluso los nacimientos de los hijos, cuando se produce un cambio de nombre.
Otras veces sirven para recoger la existencia de ciertos hechos: del lugar de enterramiento, o que se ha expedido certificación especial para la obtención del dennehy Finalmente, para dejar constancia del cumplimiento de ciertas formalidades registrales.
Cancelaciones Son asientos que suprimen o dejan sin efecto, total o parcialmente, otro asiento ineficaz, inexacto o erróneo y se practican al margen del asiento cancelado.
Pueden ser al resultado de un proceso por el que se intenta adecuar el contenido del Registro a la realidad, pero pueden producirse también por otras razones puramente registrales.
4.- PUBLICIDAD FORMAL DEL REGISTRO Publicidad formal El art. 6.I LRc sienta el principio General en esta materia: “el Registros público para quienes tengan interés en conocer los asientos, con las excepciones que prueban ésta u otras leyes” Esta regla se completa con lo dispuesto en el art. 17. II RRc. En el sentido de que: “el interés en conocer los asientos se presume en quien solicita la certificación” Lo cierto es, sin embargo, que existen importantes excepciones a la regla General que atribuye carácter público al contenido del Registro Civil: - No es pública la inscripción del matrimonio secreto.
- Son objeto de publicidad restringida o limitada ciertos datos que se consideran reservados, por estar relacionados con la intimidad personal o familiar y que no deben ser objeto de divulgación indiscriminada.
En particular, no se dará publicidad sin autorización especial: 1.
2.
3.
4.
5.
6.
De filiación adoptiva o desconocida o de circunstancias que descubran tal carácter y del cambio de apellido Expósito u otros análogos o inconvenientes.
De la rectificación del sexo De las causas de privación o suspensión de la patria potestad De los documentos archivados, en cuanto a los extremos citados en los números anteriores o a circunstancias deshonrosas o que estén incorporados en expediente que tenga carácter reservado.
D el legajo de abortos De los cambios de apellido por izados conforme a lo previsto en el art.
208.III. RRc.
La autorización se concederá por lo juez Encargado y sólo a quienes justifiquen interés legítimo y razón fundada para pedirla.
- En tercer lugar, la Dirección General de los Registros y del Notariado ha matizado la “ presunción de interés” contenida en el art.17 RRc. En la instrucción de 9 enero de 1987 expresamente se afirma que “el interés que legitima para obtener certificaciones ha de estar relacionado directamente con la prueba del estado civil de la persona o del contenido del Registro. Sí el interés se refiere a cuestiones distintas, el Encargado puede y debe de negar la certificación”.
Modalidades de publicidad “ la publicidad se realizaba por manifestación y examen de los libros, previa autorización, tratándose de Registros municipales, del juez de primera instancia y por certificación de alguno o de todos los asientos del mismo folio, coma o en extracto o, o negativa sea no los hubiere” La manifestación y examen de los libros requiere previa autorización y debe tener lugar “a la hora más conveniente para el servicio y bajo la vigilancia del Encargado” Se trata de una modalidad de publicidad que se limita porque entraña un riesgo para la conservación del Registro.
La certificación es, en realidad, el modo usual de publicidad de los asientos registrales. La certificación negativa declara que el asiento registral no existe, mientras que la positiva consiste en una reproducción total o parcial de la inscripción. En todo caso, la certificación tiene el Valor de probatorio de los documentos públicos.
Especial referencia debe hacerse al libro de familia, a que constituye un folleto oficial en el que eh, con Valor de certificación, se insertan referencias a una determinada familia matrimonial, no matrimonial o adoptiva y a las vicisitudes de sus integrantes.
El art.35 RRc menciona la “ nota a simple informativa” como forma de publicidad del Registro.
El precepto se limita a decir que “ de lo mismo que puede certificarse se dará, sin garantía, nota simple informativa a quien la solicite” ...

Comprar Previsualizar