%TEMA 7. LA ORGANIZACIÓN TERRITORIAL DEL ESTADO (I) (2011)

Apunte Español
Universidad Universidad de Burgos
Grado Derecho - 2º curso
Asignatura Derecho constitucional II
Año del apunte 2011
Páginas 6
Fecha de subida 20/06/2017
Descargas 0
Subido por

Vista previa del texto

Organización institucional del Estado. Tema VII: La organización territorial del Estado.
_____________________________________________________________________________ TEMA 7. LA ORGANIZACIÓN TERRITORIAL DEL ESTADO.
7.1. INTRODUCCIÓN: EL ESTADO AUTONÓMICO EN LA CE El art. 2 CE se refiere a la unidad de la nación española, que define como “patria común e indivisible de todos los españoles”, pero al mismo tiempo reconoce el derecho a la autonomía de las nacionalidades y regiones que integran España. La Constitución otorga una gran importancia a la distribución territorial del poder, lo que se une al hecho de que este precepto sólo podrá reformarse por el procedimiento agravado del art. 168 CE.
El Estado español en la actualidad es uno de los más descentralizados de Europa, pero este alto nivel de descentralización parte de una fórmula constitucional abierta. La CE no diseña un sistema autonómico cerrado, ni fija qué CC.AA. han de constituirse: el mapa autonómico se ha diseñado de forma libre, aglutinando territorios según sus peculiaridades, y fijando sólo un techo competencial que no puede ser vulnerado por sus respectivos EE.AA.
Cabe mencionar el art. 137 CE, ubicado en el Título relativo a la organización territorial del Estado, fija que “el Estado se organizará en municipios, en provincias, y en las CCAA que se constituyan. Todas estas entidades gozarán de autonomía para la consecución de sus fines”. De aquí se deduce plena libertad para perfilar el mapa autonómico, pudiendo dar lugar a una distribución territorial del poder, de tipo asimétrico.
Esta previsión constitucional tiene su origen en un intento por defender determinados hechos diferenciales entre distintas zonas territoriales. Por ejemplo: la lengua en territorios como Cataluña, o en el País Vasco.
Una vez cerrado el mapa autonómico, y percibido como positivo el acceso a un alto nivel de autogobierno, todas las CCAA, han buscado con la reciente reforma estatutaria, alcanzar el máximo techo competencial, materia únicamente limitada a través de la distribución de competencias que se deriva del art. 149 CE 7.2. LA AUTONOMÍA DE LAS NACIONALIDADES Y REGIONES: PRINCIPIOS QUE RIGEN LA ARTICULACIÓN DEL ESTADO AUTONÓMICO.
La organización del Estado no se reduce a una simple división de competencias entre los poderes centrales y las CC.AA. sino que esta división, a su vez, se ve articulada mediante una serie de principios que, derivados del principio de unidad, deben de ser respetados por todas las instancias a la hora de ejercer sus potestades.
PRINCIPIO DE UNIDAD El Art. 2 establece explícitamente este principio hablando de la indisoluble unidad de la Nación española y de la patria común e indivisible.
────────────────────────────────────────────────────────────── Instituciones y organización territorial del Estado. DADE 2012 68 Organización institucional del Estado. Tema VII: La organización territorial del Estado.
_____________________________________________________________________________ La unidad es la base para el ejercicio autonomía. La constitución crea como instrumento fundamental de la Unidad el sistema de distribución de competencias (Art. 148 y 149) y lo consagra con una serie de artículos simbólicos y otros de carácter más material: la regulación de la bandera nacional (4.1), el establecimiento de la capitalidad en Madrid (5), igualdad de derechos y obligaciones para todos los ciudadanos… PRINCIPIO DE AUTONOMÍA: Sobre el que se fundamenta el autogobierno. Este principio debe entenderse ligado al concepto de Unidad; lo que permite diferenciarlo claramente de la soberanía. Autonomía es el poder limitado por la Unidad. Solo en ella cabe hablar de Autonomía.
Cada organización territorial dotada de autonomía, es una parte del “todo”, y así se coordinan el principio de unidad de la nación española con el principio de autonomía: el principio de unidad engloba el de autonomía y de ahí que nuestro Estado, esté política y jurídicamente descentralizado como consecuencia de la unión de ambos principios.
PRINCIPIO DE SOLIDARIDAD Para el TC, este principio completa los dos anteriores y nace de la existencia de un deber de auxilio reciproco entre las distintas CCAA, así como el reciproco apoyo y mutua lealtad.
El art. 2 CE se refiere a él, y se debe completar con el art. 138 CE, que prohíbe privilegios económicos o sociales en las distintas partes del territorio. Además, las CC.AA. en ejercicio de sus competencias, han de abstenerse de adoptar decisiones o de realizar actos que perjudiquen o perturben el interés general PRINCIPIO DE IGUALDAD Proclamado en el Art. 139.1 CE, como principio general de la organización territorial del Estado. Ahora bien, la igualdad de derechos y obligaciones de todos los españoles en cualquier punto del territorio nacional, no ha de entenderse según el TC como “rigurosa uniformidad del ordenamiento”. La CE busca garantizar una condiciones básicas entre todos los españoles en el ejercicio de sus derechos, y una vez aseguradas las mismas, cabría la posibilidad de ciertas diferencias entre los Estatutos de las diferentes CCAA, siempre que no impliquen privilegios.
PRINCIPIO DE LEALTAD CONSTITUCIONAL Implica que las decisiones tomadas por las CCAA y el Estado tengan como referencia la satisfacción de los intereses generales y que en consecuencia no se tomen decisiones que perturben dichos intereses. Para el TC, la lealtad constitucional debe presidir las relaciones entre las diversas instancias de poder territorial y constituye un soporte esencial del funcionamiento del Estado autonómico, cuya observancia resulta obligada.
────────────────────────────────────────────────────────────── Instituciones y organización territorial del Estado. DADE 2012 69 Organización institucional del Estado. Tema VII: La organización territorial del Estado.
_____________________________________________________________________________ 7.3. LA ORGANIZACIÓN INSTITUCIONAL DE LAS CC.AA.
La manifestación del derecho de autonomía que se desprende del art.2 CE, tiene como consecuencia la capacidad de autogobierno de las CCAA. Se concreta en las competencias dentro de los márgenes previstos en la CE, y en unos órganos de Gobierno, esto es, en unas Instituciones Autonómicas.
La CE no establece qué órganos e instituciones que han de gestionar las competencias autonómicas, sino que sólo fija unas pautas que se resumen en: 1) El Art. 147 CE, que define el Estatuto de autonomía como la norma institucional básica de cada C.A., especifica una serie de puntos que han de reflejarse en dicha norma (denominación de la comunidad, del territorio, competencias asumidas y la denominación, organización y Sede de las instituciones autonómicas propias).
2) El Art. 152. CE, hace una leve referencia a la Asamblea Legislativa, donde residirá la potestad legislativa y reglamentaria.
La CE emplea un término general, haciendo referencia a una sola Cámara, y de hecho todas las CCAA han optado por este modelo aunque no todas utilizan la misma denominación.
 Dicha Asamblea será elegida por sufragio universal, con arreglo a un sistema de representación proporcional que asegure además la representación de las diversas zonas del delito.
 La organización institucional autonómica también contará con un Consejo de Gobierno con funciones ejecutivas y administrativas, y un Presidente elegido por la Asamblea, al que corresponde la dirección del Consejo de Gobierno.
 El Presidente y los miembros del gobierno serán políticamente responsables antes las Cámaras.
3) Del Art. 152 CE, se desprende la necesidad de que se cree otra institución en el seno de cada una de las CCAA. Se trata del tribunal Superior de justicia, que sin perjuicio de la jurisdicción que corresponda al TS, culminará la organización judicial en el ámbito territorial de cada CCAA.
Fuera de estos órganos, la CE no especifica ninguna otra institución que obligatoriamente tenga que prever el Estatuto. Por ello, las CCAA libremente han creado órganos e instituciones de autogobierno en el ámbito de sus distintas competencias. Por ejemplo Tribunales de cuentas autonómicos, Consejo consultivo, Observatorio autonómico para la inmigración… ────────────────────────────────────────────────────────────── Instituciones y organización territorial del Estado. DADE 2012 70 Organización institucional del Estado. Tema VII: La organización territorial del Estado.
_____________________________________________________________________________ 7.4. LA AUTONOMÍA LOCAL. LAS BASES CONSTITUCIONALES DE LA ADMINISTRACIÓN LOCAL.
ORGANIZACIÓN Y FUNCIONES DE LOS MUNICIPIOS Y PROVINCIAS.
1. LA AUTONOMÍA LOCAL El art. 137 CE reconoce la autonomía de nacionalidades y regiones pero también de municipios y provincias, recogido en los artículos 140 y 141 respectivamente. La CE también reconoce dicha autonomía a administraciones propias para las islas (art.141.4) e incluso a entidades supranacionales distintas de la provincia (art.141.3). Todos ellos a la vez que gozan de autonomía, son elementos estructurales y de configuración del Estado.
Es necesario precisar el alcance y la naturaleza de la autonomía local.
 La autonomía de las nacionalidades y regiones tienen carácter político.
 Las administraciones locales tienen carácter administrativo.
A pesar de ello, existen diferencias cuantitativas y cualitativas entre ambas: a) La autonomía de nacionalidades y regiones es mucho más amplia que aquella de la que gozan los entes locales. Ello se manifiesta en sus competencias y en su régimen jurídicopolítico.
b) La autonomía local posee una regulación constitucional mucho más moderada que la de nacionalidades y regiones. La Constitución se limita a fijar algunos principios muy generales respecto a las autonomías locales, que serán desarrollados en la legislación ordinaria.
c) La autonomía local tiene una dimensión administrativa, limitándose al ejercicio de funciones ejecutivas y reglamentarias. Los entes locales no gozan de competencias de naturaleza legislativa frente a lo que sucede con las CC.AA.. En los casos de las CC.AA.
uniprovinciales cuentan con las competencias propias de ambos entes.
d) Las CC.AA. tienen fijado su marco de autonomía por la Constitución y por los EE.AA. Sin embargo, la autonomía local se establece, a partir de los principios constitucionalmente determinados, por la legislación ordinaria.
2. LAS BASES CONSTITUCIONALES DE LA ADMINISTRACIÓN LOCAL a) La autonomía local como garantía institucional La CE establece para determinados entes locales, una garantía institucional que tiene una doble dimensión:  Supone que esos entes locales deben existir jurídicamente como tales, sin que la acción de los poderes públicos con competencia para regularlos (Estado Y CC.AA.) pueda hacerlos desaparecer. Esos entes son los municipios (art.137 CE), las provincias (art.141 CE) y las islas (art.141.4 CE).
 Exigencia constitucional de que, cualquiera que sea la regulación que se haga de los entes locales, debe respetarse un ámbito propio de autonomía, tanto en su dimensión organizativa como funcional; es decir, existe un núcleo mínimo de capacidad de autoorganización y de potestades que tiene que asegurarse para poder reconocer a los entes locales como autónomos, tal como ordena la Constitución.
────────────────────────────────────────────────────────────── Instituciones y organización territorial del Estado. DADE 2012 71 Organización institucional del Estado. Tema VII: La organización territorial del Estado.
_____________________________________________________________________________ b) El contenido de la autonomía local La Constitución no precisa las competencias que corresponden a los entes locales. Esta materia está regulada en la legislación ordinaria, tanto estatal como de las CC.AA. puesto que estas tienen asumidas competencias sobre régimen local. La Constitución se limita a señalar que los entes locales gozan de autonomía “para la gestión de sus respectivos intereses” (art.13) La regulación de la materia da contenido a ese principio general atendiendo a múltiples criterios y, respetando “el derecho de la comunidad local a participar, a través de órganos propios, en el gobierno y administración de cuantos asuntos le atañen” (STC 27/87). En todo caso, los entes locales carecen de competencias legislativas.
Organización La Constitución establece normas para regular la organización de los entes locales pero son distintas para cada tipo de ente: a) Municipios: éstos gozan de personalidad jurídica propia. El art. 140 CE señala como órgano de gobierno y administración de los mismos a los Ayuntamientos. A su vez, dentro de éstos, prevé la existencia de un doble régimen jurídico.
 Reconoce el régimen de “concejo abierto”, limitándose a remitir a la legislación ordinaria para su regulación. El concejo abierto es una fórmula de democracia directa consistente en que el gobierno municipal se desarrolla directamente por la asamblea de vecinos del municipio, bajo la dirección de un Alcalde. Se trata de un sistema de organización excepcional, limitado legalmente a los municipios con menos de 100 habitantes o que disfrutaran de este régimen tradicionalmente.
 El régimen común de gobierno municipal es el del Ayuntamiento, compuesto por Alcalde y Concejales. El Art. 140 de la CE establece la obligación de que los Concejales sean elegidos mediante sufragio universal, libre, directo y secreto por los vecinos del municipio. El Alcalde puede ser elegido por los propios vecinos o por los Concejales. La LBRL concreta los aspectos básicos de la organización del Ayuntamiento mientras que la LOREG lo hace respecto del modo de elección. Así, la LBRL establece como órganos necesarios el Alcalde, Tenientes de Alcalde, Pleno y una Comisión de Gobierno en municipios de más de 5000 habitantes. El sistema electoral municipal es muy similar al general pero la barrera mínima que debe superarse para obtener representación es el 5% en lugar del 3%. Aunque la fórmula electoral general es la proporcional (sistema D’Hondt), en los municipios de entre 100 y 250 habitantes se aplica al sistema mayoritario de voto limitado.
b) Provincias: La CE realiza una regulación menos amplia, además de garantizar su existencia y reconocer su personalidad jurídica propia, se limita a establecer las siguientes reglas generales.
────────────────────────────────────────────────────────────── Instituciones y organización territorial del Estado. DADE 2012 72 Organización institucional del Estado. Tema VII: La organización territorial del Estado.
_____________________________________________________________________________ El art. 141.1 CE señala que solo las Cortes Generales, mediante ley orgánica, pueden modificar los límites provinciales. Ello responde a la doble dimensión jurídica de las provincias: como ente local con autonomía y como unidad administrativa básica adoptada por el Estado para el cumplimiento de sus actividades.
 La organización político-administrativa de la provincia es la Diputación Provincial, cuya existencia es necesaria pero puede adoptar otra denominación (art. 141.2 de la CE).
 Las Diputaciones Provinciales están formadas por un Presidente y un número de Diputados Provinciales que varía según el número de residentes de cada provincia.
Estos Diputados Provinciales son elegidos por los Concejales de los Ayuntamientos de la provincia, y de entre ellos, los Diputados provinciales a su vez eligen al Presidente de la Diputación por mayoría absoluta en primera votación y mayoría simple en la segunda.
 En las CCAA uniprovinciales la Diputación Provincial no existe.
c) Las islas: El art. 141.4 CE garantiza también la organización propia de las islas a través de los Consejos en el archipiélago balear y de los Cabildos en el archipiélago canario. De acuerdo con la LOREG y con la Ley balear 7/2009, el sistema de elección de los mismos es mediante sufragio universal, directo y secreto.
c) Ceuta y Melilla: Son un caso singular puesto que poseen un régimen jurídico peculiar establecido por sus Estatutos de Autonomía y están configuradas como ciudades autónomas pero no como CCAA.
3. RÉGIMEN ECONÓMICO El art. 142 CE fija los siguientes principios:  Las Haciendas locales deberán disponer de los medios suficientes para el desempeño de las funciones que el ordenamiento les otorga.
 Sus fuentes de financiación fundamentales son tres: tributos propios, participación en los tributos de la CA correspondiente y participación en los tributos del Estado.
4. LA GARANTÍA DE LA AUTONOMÍA LOCAL La tutela de la autonomía local se confiere tradicionalmente a los tribunales ordinarios y, en concreto, al orden jurisdiccional contencioso administrativo. Sin embargo, dicha garantía se ha reforzado a través de la creación mediante una reforma de la LOTC, del “conflicto en defensa de la autonomía local”, que permite a los entes locales acudir ante el TC en defensa de su autonomía frente a la acción del legislados estatal o autonómico.
Nota: LBRL: Ley de Bases reguladora del Régimen Local. Ley 7/1985, de 2 de abril.
LOREG: Ley Orgánica del Régimen Electoral General LOTC: Ley Orgánica del Tribunal Constitucional ────────────────────────────────────────────────────────────── Instituciones y organización territorial del Estado. DADE 2012 73 ...