procesos de ejecucion parte 13 (2017)

Apunte Español
Universidad Universidad Autónoma de Madrid (UAM)
Grado Derecho - 4º curso
Asignatura procesos de ejecucion y procesos civiles especiales
Año del apunte 2017
Páginas 4
Fecha de subida 03/08/2017
Descargas 0
Subido por

Descripción

optativa de 4º curso UAM

Vista previa del texto

La ejecución que hemos visto hasta ahora sirve para los títulos judiciales, los demás títulos que no son judiciales ni acuerdos de mediación se sustancia la oposición por el juicio ejecutivo.
El juicio ejecutivo pretende crear un título de ejecución, es decir, de una sentencia que nos lleve al procedimiento de ejecución.
Se trata de que la obligación que se contiene en el título 1º, 2º y 3º del número 2 del artículo 517 LEC ya está definida la obligación y sólo falta su cumplimiento; en los otros no hay eso y es a través del juicio ejecutivo donde se crea un título ejecutivo que lleva aparejada ejecución porque va a haber una verdadera discusión jurídica que se sustancia a través del ejecutivo sobre el derecho que contiene o que se refleja en el título sobre la existencia de este derecho o incluso sobre su vigencia.
Todo lo visto hasta ahora, salvo el proceso cautelar, era procedimiento de ejecución cuando se trata de ejecutar los títulos del artículo 517.1 (1º, 2º y 3º) LEC.
En los número siguientes (4º a 9º) tenemos que discutir jurídicamente el contenido del título, la vigencia del mismo y su existencia, prueba de esto es que cuando nosotros aportamos un título de los números 1º, 2º y 3º si hay oposición del ejecutado no se suspende la ejecución. Cuando aportamos un título distinto, o sea los demás, y hay oposición se suspende el curso de la ejecución y se inicia el juicio ejecutivo. El ejecutado puede oponerse por cualquiera de las causas que vienen establecidas en la LEC y se suspenderá el procedimiento de ejecución para iniciarse el juicio ejecutivo, es decir, el procedimiento se inicia igual con demanda ejecutiva y todo se dirime cuando hay oposición; es decir el demandado cuando se opone y el título es el 1º, 2º o 3º no hay suspensión del procedimiento pero cuando es del 4º al 9º entonces se suspende el curso de la ejecución y se va a iniciar un juicio ejecutivo que terminar en sentencia (apareciendo así el título del número 1º).
En el juicio ejecutivo lo que se discute es la propia existencia del derecho que se contiene en el título.
Para ir a un ejecutivo tiene que haber una deuda que se contiene en el título, hay que acudir al artículo 520 LEC.
Esta deuda tiene que estar vencida, ser líquida o liquidable por los procedimientos en el artículo 572 LEC, y además superior a 300€. El juicio ejecutivo empieza por demanda, como cualquier proceso declarativo. En esta demanda hay que recoger alguna de las circunstancias que se establecen en el artículo 549 LEC. En el suplico hay que concretar lo que se pide. Tras la demanda viene el despacho de ejecución (artículo 551 LEC), es decir, una declaración del órgano jurisdiccional de que el derecho que se contiene en el título es tutelable judicialmente. Tras el despacho de ejecución, inmediatamente hay decreto del Secretario Judicial y a continuación el requerimiento de pago. En el proceso de ejecución no hay requerimiento de pago pero si en el juicio ejecutivo porque se pone en marcha una actividad jurisdiccional con un título que lo exige, exige que haya previamente un requerimiento de pago al deudor.
Ante el requerimiento de pago el deudor puede: - pagar (cobra el ejecutante y se acaba el procedimiento) - consignar para oponerse (la consignación no equivale al embargo, lo evita) - puede no pagar ni consignar, entonces hay dos opciones:  oponerse: hay que sustanciar esta oposición y los motivos de oposición son los que se encuentran recogidos en el artículo 559 LEC.
 no oponerse ***** TEMA 9: EL JUICIO CAMBIARIO. EL JUICIO MONITORIO. EL JUICIO DE DESHAUCIO EL JUICIO CAMBIARIO El juicio cambiario está previsto por el legislador para que sirva como cauce del ejercicio de las acciones cambiarias.
Las acciones cambiarias procede ejercitarlas cuando se trata de un título cambiario: título cambiario, cheque y pagaré (no de un título que lleva aparejada ejecución que son los del artículo 517 LEC) Las acciones cambiarias pueden ser la acción directa que se dirige contra el aceptante o sus avalistas y la acción de regreso que se dirige contra cualquier otro obligado.
Las acciones extra cambiarias no se pueden ejercitar en el juicio cambiario sino que hay que acudir al declarativo correspondiente y estas son la acción causal y la acción de enriquecimiento.
Por tanto, en primer lugar hay que tener claro que solamente se pueden ejercitar las acciones cambiarias (directa y de regreso): - La acción directa se puede ejercitar en cualquier momento dentro de un periodo de tres años a partir del vencimiento del título sin necesidad de ningún otro requisito y por tanto sin necesidad de protesto.
- La acción de regreso puede ejercitarse antes del vencimiento o después. Se puede ejercitar antes cuando se hubiese denegado total o parcialmente la aceptación del título o cuando el librado se encuentre en suspensión de pagos (en concurso) Vamos a ver en primer lugar la postulación: en el juicio cambiario independientemente de la acción ejercida es preceptiva la presencia del procurador y letrado, estamos ante una vía privilegiada para reclamar créditos documentados: pagaré, cheque, letra… La finalidad del juicio cambiario es la obtención rápida de un título de ejecución (porque con la letra, cheque o pagaré NO podemos iniciar ninguna ejecución).
El juicio cambiario se encuentra regulado en los artículos 819 y siguientes LEC.
Es un proceso declarativo porque se pide que se declare la condena del demandado. Es especial por razón del título que le sirve de base y el sumario porque la cosa juzgado sólo se da respecto de lo discutido y alegado en el pleito (no es una cosa plena sino sólo de lo alegado y discutido en el pleito). Por tanto la naturaleza de este juicio cambiario es que es un proceso declarativo especial y sumario.
La competencia para conocer de estos juicios se encuentra recogida en el artículo 820 LEC y es el órgano jurisdiccional del domicilio del demandado (Juzgado de Primera Instancia del domicilio del demandado). ¿Qué concepto de domicilio se maneja? El que se recoge en el artículo 40 CC: residencia habitual del demandado. En cuanto a la declinatoria (interpuesta por el demandado) se debe admitir hasta el momento en que expira el plazo para formular oposición.
Las partes son aquellas personas físicas o jurídicas que aparecen en el título; así la parte activa es el acreedor o tomador que es aquella persona a la cuál debe hacerse el pago de la cantidad que se contiene en la letra del cambio, cheque o pagaré y el librador (el emitente o el firmante) es lógicamente el obligado al pago y será el demandado.
Respecto a la capacidad desde el punto de vista civil se siguen las reglas generales: capacidad jurídica o legal y desde el punto de vista procesal: capacidad de obrar procesal y capacidad jurídica procesal (no hay ninguna especialidad en cuanto a la capacidad).
Es preceptiva la defensa por letrado y la representación por medio de procurador en torno al artículo 23 y 31 LEC.
¿Qué ocurre cuando el título es impagado? La única solución es acudir al juicio cambiario que comienza por medio de demanda sucinta (breve) a la cual se va a juntar el título (es decir, tiene que tener un soporte documental). En esta demanda se va a pedir que se despache ejecución por las cantidades reclamadas. A todo este procedimiento resulta de aplicación lo establecido en la LEC para el juicio verbal (artículos 437 y ss. LEC). Aunque la demanda es una demanda sucinta sí que conviene siempre detallar la razón de la emisión del título con la finalidad de facilitar la relación que exista entre las partes y que dio origen a su emisión.
Hay que establecer perfectamente la cantidad por la cual se solicita el inicio de este procedimiento cambiario. Esta cantidad estará integrada por el principal + otra cantidad que prudencialmente se estime para intereses y costas.
Además, se han de designar los bienes que han de ser embargados para que se haga pago al acreedor o tomador de la letra, cheque o pagaré.
El órgano jurisdiccional, juzgado de primera instancia a la vista del título y de la demanda sucinta si ve que todo está correcto y que se cumplen los presupuestos y requisitos procesales, admitirá a trámite la demanda y va a requerir de pago al deudor para que en el plazo de 10 días proceda a efectuarlo o bien, formule oposición.
Ante el requerimiento de pago, el deudor tiene tres opciones: - Pagar: Si paga se dará por terminada la causa y las costas se imponen al deudor (artículo 822 LEC) - No pagar y oposición: Entonces para oponerse el deudor va a formular lo que se llama una demanda de oposición. La demanda de oposición es la demanda del artículo 399 LEC, es decir la demanda tradicional que se establece para todos los casos. Presentada la demanda por el deudor, el secretario Judicial va a dar traslado de la misma al acreedor para que la impugne por escrito, dándole para ello un plazo de 10 días. Las partes, en sus respectivos escritos (demanda de oposición y de impugnación de la oposición) pueden pedir que se celebre vista; si ninguna parte lo pide y el órgano jurisdiccional no la considera conveniente pues terminará la causa resolviéndose la oposición sin más trámites que la sentencia. Si alguna de las partes pide vista y si el órgano jurisdiccional lo estima, entonces la vista se celebrará: si no comparece el deudor a la misma se le va a considerar como desistido. Si el acreedor es el que no comparece, la cuestión se resolverá sin oírle sobre los motivos de oposición formuladas por el deudor (artículo 826 LEC).
Los motivos de oposición de índole procesal son todos, incluso la falta de competencia se podría admitir pero además de estos motivos nos encontramos con los motivos de oposición cambiaria. Estos motivos DE FONDO vienen recogidos en la Ley Cambiaria y del Cheque (artículo 67 LCC) y son:  La inexistencia de declaración cambiaria: no existe declaración cambiaria.
 La falta de legitimación del tenedor del título o bien, la falta de las formalidades necesarias de éste.
 La extinción del crédito cambiario.
Según el artículo 67 LCC el deudor puede poner excepciones PERSONALES (ya no de fondo) que tenga contra el acreedor y éstas son:  Exceptio non rite adimpleti contractus: hace referencia a la falta de cumplimiento parcial por parte del acreedor. Es decir, el cumplimiento irregular, parcial o defectuoso por parte del acreedor.
 Exceptio non adimpleti contractus: hace referencia al incumplimiento total por parte del acreedor.
- No pagar pero no hay oposición: Se seguirán los cauces de la ejecución.
Por tanto, la tramitación de la demanda de oposición es a través de los cauces del juicio verbal y aquí el demandante es el opositor cambiario y el demandado es el acreedor (porque el que formula la demanda es el demandante pero es el deudor que por ejemplo no paga porque le han hecho muy mal la reforma de la casa y dirige la demanda contra el acreedor que pasa a ser demandado).
Todo lo que se haya visto en el juicio cambiario, pasa a tener fuerza de cosa juzgada; las cuestiones restantes se podrán plantear en el plenario correspondiente. RECURSO DE LA SENTENCIA QUE RECAIGA: la sentencia es recurrible en apelación.
...

Comprar Previsualizar