TEMA 6 (2011)

Apunte Español
Universidad Universidad de Burgos
Grado Derecho - 2º curso
Asignatura Derecho civil II
Año del apunte 2011
Páginas 15
Fecha de subida 20/06/2017
Descargas 0
Subido por

Vista previa del texto

TEMA 6: INTRODUCCIÓN 1º Medios generales de protección o d defensa del derecho de crédito. Entre estos: - Responsabilidad patrimonial universal Ejecución forzosa de la obligación tanto especifica como por equivalente pecuniario.
2º Medios específicos de refuerzo o aseguramiento: - Garantías personales (aval, fianza) Derechos reales de garantía Otorgamiento de preferencia a determinados créditos Derecho a retención Clausula penal Arras o señal.
3º Mecanismos específicos que tienen por finalidad mantener integro el patrimonio del deudor: acción subrogatoria, directa, revocatoria o pauliana.
El derecho de crédito está amparado por unas medidas de protección que, en General, atienden a procurar la consecución por el acreedor de lo que, en virtud de la obligación, tiene derecho a obtener.
En ciertos casos, las medidas de protección actúan en virtud de lo establecido en una disposición legal. A este respecto sucede que, en virtud del art. 1911 CC, el patrimonio del deudor responde del cumplimiento de las obligaciones por el asumidas.
Y también en virtud de la ley, en ciertos casos al acreedor que posee una cosa que habrá de entregaron restituir al deudor, se le concede la facultad de suspender la entrega o restitución hasta que se le satisfaga el derecho de crédito.
Pero, la protección que para el derecho de crédito comporta el patrimonio del deudor se ve en ocasiones afectada como consecuencia de emisiones o de actos, procediendo del obligado al pago, perjudica los acreedores.
Ello sucede cuando el patrimonio real del deudor podría resultar incrementado sí se actuarán ciertos derechos y acciones de que es titular el obligado al pago que, sin embargo, no lo ejercita.
Y ello ocurre también cuando, confines fraudulentos, el acreedor realizar ciertos actos en perjuicio de sus acreedores. A remediar tales supuestos esa lo que obedecen la acción subrogatoria y la acción revocatoria que, contempladas en el art.1111 cc, atienden a proteger, a favor del acreedor, le integridad del patrimonio del deudor.
Por último, además de las medidas que proceden de una disposición legal, las partes pueden convenir ciertos medios que también atienden a la protección del crédito. Tal es el caso de la pena convencional y de las armas.
1. LA RESPONSABILIDAD PATRIMONIAL UNIVERSAL El art.1911 CC.
La satisfacción del interés del acreedor está tutelado por la afección de todos los bienes del deudor al cumplimiento de las obligaciones que éste hubiera contraído. Se trata de la llamada responsabilidad patrimonial universal, sancionado por el art.1911 del código civil, en cuya virtud: “del cumplimiento de las obligaciones responde el deudor con todos sus bienes presentes y futuros”.
El legislador avisa a todo deudor que debe conocer desde le momento que contrae una obliga que todo su patrimonio va a estar afecto al cumplimiento de las obligaciones. Es una responsabilidad patrimonial ,garantía del acreedor que el patrimonio del deudor se va a sujetar al cumplimiento de las obligaciones. Universal hace referencia a todo el patrimonio.
Patrimonio es contenido económico que se concibe como un todo, como una universalidad.
Universitas.
De ahí que el artículo afirme la responsabilidad patrimonial de todo el patrimonio actual y futuro del deudor. Presentes y futuros.
Este precepto cumple una función preventiva, avisa al deudor cuando no se cumplen regularmente las obligaciones. Es un mecanismo eficaz, es una línea abierta para poder exigir el cumplimiento sin que prescriba.
Es una garantía legal que alcanza la garantía de todo el ordenamiento. Son reglas inmanentes, son principio general del ordenamiento jurídico.
Funciones A la responsabilidad patrimonial universal se le atribuye una doble función: respecto del deudor, una función estimulado la del cumplimiento voluntario. Y respecto del acreedor, una función de garantía.
Se dice que la responsabilidad patrimonial universal cumple una función estimulado la del cumplimiento voluntario, por cuanto el art.1911 CC conlleva una advertencia al deudor de que sus bienes responden del cumplimiento de las obligaciones por el asumidas.
Y se afirma que la responsabilidad patrimonial universal cumple una función de garantía, por cuanto el art.1911 CC asegura al acreedor que su satisfacción se procurará a costa de cualquier bien del obligado.
Delimitación y ámbito Según se colige de lo dispuesto en el art.1911 CC, la responsabilidad por el cumplimiento de las obligaciones tiene carácter patrimonial, afectando exclusivamente a los bienes del deudor.
Una vez limitada la responsabilidad ex art.1911 CC como patrimonial, cabe concretar su ámbito en atención a las consideraciones siguientes: - Conforme al art.1911 CC, la responsabilidad patrimonial tiene carácter universal: afecta a “todos” los bienes “presentes y futuros” del deudor.
Por ello, el acreedor puede dirigir la ejecución no sólo contra los bienes que se encontraban en el patrimonio del deudor cuando éste contrajo la obligación, sino también contra los bienes que hubiesen entrado a formar parte de dicho patrimonio con posteridad.
- En todo caso, la responsabilidad sólo puede hacerse efectiva sobre los bienes del deudor que estuvieran en su patrimonio cuando el acreedor trata de realizar coactivamente el derecho de crédito.
Ello, sin perjuicio de las acciones (suBrogatoria y revocatoria) que corresponden al acreedor al fin de integrar ciertos bienes al patrimonio del deudor.
Y ello, sin perjuicio también de la facultad el acreedor para realizar su derecho sobre los bienes que, con posterioridad, se incorporen al patrimonio del deudor.
- Como excepción alcance y limitado la responsabilidad del art.1911 CC, la satisfacción del acreedor no puede realizarse sobre bienes que hubieran sido excluidos en virtud de una disposición legal.
Y junto con lo anterior, en determinados supuestos una disposición legal limita la responsabilidad del deudor, afectando la misma determinados bienes con carácter exclusivo.
2. ART 1111 Cc MECANISMO PROTECTORES DEL MECANISMO DE CREDITO: ACCION REVOCATORIA Y SUBROGATORIA.
El deudor responde del patrimonio de las obligaciones con todos sus bienes presentes y futuros (art.1911).
Pero la “garantía” que para los acreedores representa el patrimonio del deudor se ve en ocasiones afectada como consecuencia de omisiones o de actos que, procediendo del obligado al pago, perjudicando sus acreedores.
Ello sucede cuando el patrimonio real del deudor podría resultar incrementado sí se actuarán ciertos derechos acciones de que les titular el obligado al pago que, sin embargo, no los ejercita.
Y ello ocurre también cuando, confines fraudulentos, el deudor realizar ciertos actos en perjuicio de sus acreedores.
A remediar tales supuestos es a lo que obedece la acción subrogatoria y la acción revocatoria que, contempladas en el art.1111 cc, permiten a los acreedores: en un caso, ejercitar derechos y acciones del deudor. Y en el otro, impugnar los actos fraudulentos llevados a cabo por el deudor.
Medidas o acciones que atienden a proteger el patrimonio del deudor y de las que nos ocupamos a continuación.
Legitimados los acreedores para el ejercicio de estas acciones, para satisfacer su derecho de crédito utilizando dos vías indirectas.
Los legitimados activos: acreedores.
En el art. 1111 cc. Acción subrogatoria hasta él ; y a partir de ahí la revocatoria La acción subrogatoria En ocasiones, la pasividad del deudor es la causa de que el acreedor no pueda satisfacer, en todo o en parte, su derecho de crédito. Para estos casos, el art.1111 cc concede al acreedor un cauce que responde la finalidad de obviar la inacción de su deudor.
Dicho cauce es la acción subrogatoria por medio de la cual el acreedor o acreedores ejercitar los derechos y acciones que el deudor tuviera frente a un tercero.
Se trata por tanto o de atacar la pasividad el deudor legitimando a sus acreedores para actuar acciones y derechos cuya titularidad corresponde al deudor que no los ejercita.
A la vista de lo establecido en el art.1111 cc cabe configurar la acción subrogatoria del siguiente modo: - Constituye un medio de protección del patrimonio del deudor de carácter solidario.
A este respecto o el art.1111cc faculta a los acreedores para ejercer la acción subrogatoria sólo “después de haber perseguido los bienes de que este en posesión del deudor”.
En consecuencia, no cabe actuar los derechos y acciones que corresponden al deudor cuando el patrimonio efectivo de este existieran bienes que permitieran atender a la satisfacción de los acreedores.
- Por lo que respecta a su objeto, por medio de la acción subrogatoria el acreedor actuó derechos y acciones que el deudor tiene abandonados y que, de ejercitar los, hubieran producido un aumento de su patrimonio.
En todo caso, los acreedores no podrán ejercitar los derechos y acciones del deudor que fueran “ inherentes a su persona”.
Quedan excluidas del 1111 cc las acciones que sean personalísimas y deriven de su persona.(ejemplo no se puede exigir la indemnización del honor del deudor por parte del acreedor, ante la pasividad de su deudor para pedir daños y perjuicios) - Por lo que atañe sus efectos, las consecuencias inmediatas derivadas del ejercicio de la acción subrogatoria repercuten en el patrimonio del deudor, sin que el acreedor perciba de modo directo el incremento patrimonial derivado de la actuación del derecho o acción ajeno.
Por ello, los efectos de satisfacer su crédito, el acreedor deberá exigir el pago al deudor.
El deudor no tiene bienes, hay una insuficiencia del deudor para cumplir con el acreedor. No presenta a un deudor pasivo con el acreedor, nos presenta un deudor con sus propios deudores. Es un deudor pasivo para reclamar a sus deudores también es pasivo. Porque sabe que en el momento que reclame a sus deudores en el momento que lo ingrese en su patrimonio va a tener que hacer frente a la deuda que tiene con el acreedor.
Quiere evitar que se comunique a su acreedor el cumplimiento de las obligaciones de sus propios deudores.
Acción subrogatoria: el acreedor que ve que no cobra y sabe que el deudor es acreedor, se subrogara al lugar de su deudor y así poder exigir a sus deudores. Se le da una legitimación extraordinaria, para evitar ver defraudados sus derechos.
Es una obligación subsidiaria porque primero tiene que perseguir todo aquello que tiene ele deudor y cuando vea que no hay nada puede ejercer la subrogación.
A 10.000 D D 2500 A D 2500 D 5000 La acción revocatoria o pauliana A ciertos actos fraudulentos del deudor pueden producir una minoración afectiva en su patrimonio que impide al acreedor satisfacer el crédito.
A responder a dicho supuestos es a lo que obedece la acción revocatoria o pauliana que permite al acreedor impugnar los actos que el deudor hubiera realizado en fraude del derecho de crédito.
En todo caso, al igual que la subrogatoria la acción revocatoria reviste carácter subsidiario (art.1111cc).
En su virtud, la acción sólo puede ejercitar se cuando los acreedores no dispongan de otro recurso para cobrar lo que se les debe.
Por otra parte, conforme al art. 1299 cc “la acción para pedir la rescisión dura 4 años”.
El citado plazo comenzará a contarse “desde el día de la enajenación fraudulenta”.
Para las personas sujetas a tutela y para los ausentes, los 4 años no empezarán a contarse “hasta que haya cesado la incapacidad de los primeros, o sea conocido el domicilio de los segundos” Partiendo de las normas que integran su régimen jurídico, el ejercicio eficaz de la acción revocatorio o pauliana precisa lo siguiente: - En primer lugar, la existencia de un crédito a favor del que ejercita la acción.
- En segundo lugar, también se precisa la realización por el deudor de un acto que ocasione una minoración económica en perjuicio del acreedor, que le impide satisfacer el crédito en su integridad.
- Y en tercer lugar, se exige además que el acto de cuya impugnación se trata sea un acto fraudulento. Es decir: realizado de común acuerdo con ánimo de defraudar por el deudor y el tercero que ha sido parte en el acto-consilium fraudis.
Debido a ello el ejercicio eficaz del acción revocatoria precisa probar que el acto o determinante de la insolvencia responde a una intención de defraudar que concurre tanto en el deudor como en el tercero.
También en lo que atañe a la comprobación del fraude, existen dos supuestos en los cuales el acreedor está eximido de cualquier prueba al respecto por presumir se lo su existencia en virtud de disposición legal. Ello ocurre cuando la enajenación se hubiera producido a título gratuito, y cuando la enajenación título oneroso se hubiera producido mediando ciertas circunstancias que la ley prevé En efecto el art.1297 presume “ iuris et de iure” celebrados en fraude de acreedor todos aquellos contratos por virtud de los cuales el deudor enajenar bienes o título gratuito.
Ejemplo: capítulos matrimoniales , separación de bienes fraudulenta.
Y en su segundo párrafo, presume “ iuris tantum” fraudulentas las enajenaciones a título oneroso hechas por el deudor después de que se hubiera producido contra el sentencia condenatoria o expedido mandamiento o de embargo de bienes.
Iuris tantum: se presumen defraudatorios enajenación de bienes a título gratuito. Si el acreedor conoce que el deudor que no cumple ni tiene medio para cumplir lo que ha hecho es donar sus bienes a un familiar esa enajenación titulo gratuito se presume fraudulenta, con ánimo o fin de defraudar el derecho del acreedor. Puede pedir la revocación y que vuelva el bien al patrimonio del deudor.
Efectos La consecuencia que se deriva del ejercicio con éxito del acción revocatoria o pauliana consiste en dejar sin efecto el acto impugnado.
A este respecto el art. 1295 cc establece que “ la rescisión obliga a la devolución de las cosas que fueron objeto del contrato con sus frutos, y del precio con sus intereses”.
En orden a su alcance, no se discute que la ineficacia sólo se produce en la medida necesaria para que el acreedor pueda satisfacer el derecho de crédito.
Al exigirse como requisito para el ejercicio de la acción pauliana, bien la concurrencia de mala fe en los contratos onerosos, o bien que se trate de actos a título gratuito, la acción no puede prosperar en los actos en que el adquiriente hubiera transmitido los bienes a un tercero que, a su vez, los adquiere a título oneroso y sin mediar mala fe.
Así resulta de forma expresa lo dispuesto en el art.1295 cc al disponer que la rescisión no tiene lugar “ cuando las cosas, objeto del contrato, se ayer en legalmente en poder de terceras personas que no viesen procedido de mala fe”.
Para los casos en que la rescisión no pueda tener lugar, la acción pauliana ser desplazada por una acción de indemnización de daños y perjuicios contra el que, habiendo adquirido de mala fe u a título gratuito, transmitió los bienes al tercero de buena fe. A este respecto o el art.1298 cc establece que “ el que hubiese adquirido de mala fe las cosas enajenadas en fraude de acreedores, deberá indemnizar a éstos de los daños y perjuicios que la enajenación les hubiese ocasionado, siempre que por cualquier causa le fuera imposible devolverlas”.
Cuando los bienes los ha adquirido un tercero de buena fe, nos encontramos con un tercero que tiene ningún ánimo fraudulento. Este puede estar protegido en su adquisición, de manera que el bien no vuelve al patrimonio del deudor. Quedando al acreedor la posibilidad de pedir daños y perjuicios.
3. DERECHO DE RETENCIóN Se utiliza la expresión “derecho de retención” para hacer referencia a la facultad que en ciertos casos concede la ley al acreedor que posee una cosa que habrá de entregar a restituir al deudor, y en cuya virtud se le permite suspender la entrega o restitución hasta que se satisfagan derecho de crédito.
(ejemplo: en un taller, no se devolverá el coche hasta que no se pague la factura.) Por lo que respecta a su fundamento, la facultad de retención posee Soria encuentra su razón de ser en el principio de responsabilidad patrimonial universal: todos los bienes del deudor están afectados a la responsabilidad del art.1911 cc y por ello ocurre que sí el acreedor poseo uno de estos bienes se le permite, en ciertos casos, que los retenga.
Y por lo que respecta a la función que cumple el derecho de retención, se entiende que es doble: por una parte la facultad de retención posesoria cumple una función “compulsiva”, estimulando el deudor a que cumpla la obligación siquiera recuperar la cosa. Y por otra parte, cumple una función “controladora” evitando la que la cosa salga del patrimonio del deudor.
Estructura Por encima de la heterogeneidad de los casos de facultad de retención posee Soria reconocidos en el código civil, la doctrina considera que todos ellos responden a una mismas estructura.
Consideran que en la facultad de retención posesoria concurre los siguientes elementos: - La existencia de un crédito a favor de aquel a quien se atribuye la facultad de retención frente el destinatario de la cosa.
- Una preexistente situación posesoria por parte del titular de la facultad de retención posesoria respecto de un objeto o de su deudor o que deba ser entregado al mismo.
- La extinción o decadencia del título posesoria o de forma que, de no mediar la facultad de retención posesoria, el acreedor tendría obligación de entregar a restituir la cosa.
Requisitos: - Acreedor tenga un bien del deudor.
- Derecho de crédito frente a ese deudor, y conexión entre el bien y derecho de crédito.
Es calificada por Lasarte de primaria. O me pagas o no te devuelvo al cosa, tiene gran eficacia.
No se regula con carácter general en el código civil. Si cuando se regulan los frutos 522 cc, el usufructo, contrato de obra 1600 cc.
Se ha planteado si cabe la aplicación analógica del derecho de retención otros supuestos no recogidos o no regulados. Se aplica a supuestos concretos, entiende la mayor parte de la doctrina por ser una excepción de la regla general y regular supuestos concretos.
Efectos Por razón del derecho de retención, el titular del mismo está facultado para suspender la entrega o restitución, continuando en la posesión de la cosa que ya detentaba.
En consecuencia, el titular del derecho de retención puede oponerse al entrega o devolución de la cosa hasta que se le pague lo que se le adeuda. Y retención que es oponible erga omnes.
Se prolonga la tenencia o posesión de la cosa. En ningún caso le hace propietario de la cosa ni puede vendarla.
4. LA PENA CONVENCIONAL En un sentido amplio, la pena convencional consiste en una estipulación “por la cual se establece una prestación, generalmente P cuidaría, que el deudor promete para el caso de que no se cumpla la obligación principal, o al cumplir la contravenga su tenor” O también, la pena convencional es “una obligación accesoria, generalmente P culinaria, a cargo del deudor y a favor del acreedor, que sanciona el incumplimiento o o cumplimiento o irregular de la obligación”.
En el código civil, así como en la práctica jurídica, se emplea la expresión “clausula penal” para hacer referencia a la pena convencional. Ellos así debido al hecho de que comúnmente la pena convencional se incorpora por medio de una clausula al negocio jurídico que garantiza.
Funciones y caracteres En sede jurisprudencial se considera que, con independencia de su modalidad, la pena convencional cumple una función coercitiva o de garantía. Lo anterior por cuanto que por medio de la clausula penal se estimula al deudor a cumplir la obligación principal, ya que de no ser así se genera los efectos de la cláusula con el consiguiente pago de la pena.
Por otro lado, la clausula penal reviste carácter accesorio respecto de la obligación principal.
Por ello, se exige que la obligación principal cuyo cumplimiento refuerzo garantiza la clausula penal sea válida. A este respecto, conforme al párrafo segundo del art.1155 CC, la “nulidad de la obligación principal lleva consigo la de la clausula penal”. Sin embargo, la “ nulidad de la clausula penal no lleva consigo la de la obligación principal”.
Modalidades. La regla General de carácter líquida torio de la pena. En sentido propio, la clausula penal puede adoptar las modalidades de pena líquida teoría y pena CUMULATIVA.
Tenemos unas clausulas: sustitutivas, cumulativas, multa penitenciaria (pena facultativa.
- PENA SUSTITUTIVA O LIQUIDATORIA (art.1552 Cc).
Cuando la clausula penal se estipula en sustitución de la indemnización de daños y perjuicios.
Con referencia a la pena LIQUIDATORIA o sustitutiva, es criterio jurisprudencial el siguiente: a) Que supone una valoración anticipada de los daños y perjuicios que habría de cohesionar al acreedor, el incumplimiento o o el cumplimiento defectuoso de la obligación.
b) Que, al sustituir a la indemnización, la pena LIQUIDATORIA constituye una excepción al régimen normal de las obligaciones, por lo que las dudas respecto de su existencia y alcance han de ser interpretadas con carácter restrictivo.
c) Que para la efectividad de la pena LIQUIDATORIA el acreedor sólo habrá de probar el hecho determinante de la misma, incumplimiento o el cumplimiento o defectuoso, pero no la realidad de los daños y perjuicios.
- ACUMULATIVA (art.1153 Cc).
Cuando la clausula penal se pacta conviniendo que en caso de incumplimiento el acreedor puede exigir además del cumplimiento forzoso la prestación prevista como pena.
Cuando ello ocurre, la apenas se acumula la indemnización de los daños y perjuicios consecuencia, en su caso, del incumplimiento, cumplimiento de fructuoso retraso en el cumplimiento de la obligación. Por ello, el tribunal supremo declara que existe pena CUMULATIVA “cuando sea pactada expresamente que el acreedor puede exigir la indemnización de los daños y perjuicios causados y probados, y además, la pena pactada como cláusula penal”.
Así las cosas, el código civil atribuye a la pena una función LIQUIDATORIA, a la que habrá de atenerse salvo que sea otra la voluntad al respecto de las partes.
Sobre este particular, en un sentido positivo, el art.1152, párrafo primero, del código civil re conduce a la pena LIQUIDATORIA como regla General al disponer que en “las obligaciones con clausula penal, la pena sustituirá a la indemnización de daños y al abono de intereses en caso de falta de cumplimiento, sea otra cosa nos hubiera pactado”.
En consecuencia con lo dispuesto en el citado precepto o, la pena CUMULATIVA se configura como una excepción a la consideración de la pena LIQUIDATORIA como regla General. A este respecto o, el art.1153, segunda proposición , cc. Establece que no podrá el acreedor “exigir conjuntamente el cumplimiento de la obligación y la satisfacción de latina, sin que esta facultad le haya sido otorgada”.
TS: “la modalidad acumulativa, excepción a la regla General excluyente de la petición simultánea del cumplimiento y de satisfacción de la pena convencional dada la excesiva onerosidad para el deudor, requiere que la voluntad de los contratantes sobre tal particular conste de manera inequívoca”.
Exigir lo pactado + daños y perjuicios.
La clausula a parte de la pena añade los daños y perjuicios reales. Que pueden ser cuantiosos.
El cálculo de la clausula penal se ha de hacer con conocimiento.
Esta clausula acumulativa ha de pactarse expresamente, de un modo inequívoco. En caso de duda el TS resuelve en caso de clausula sustitutiva - MULTA PENITENCIARIA (PENA FACULTATIVA) No constituye propiamente clausula penal, la denominada pena de arrepentimiento “facultativa”. Existe pena de arrepentimiento, cuando se conviene que el deudor puede liberarse, bien mediante el cumplimiento de la obligación, bien mediante el pago de la pena.
O según declara tribunal supremo, existe pena de arrepentimiento o en los casos en que “ por pacto expreso se deje al arbitrio del deudor la posibilidad de liberarse del cumplimiento o de la obligación pagando la pena”.
A la pena de arrepentimiento facultativa se refiere el art.1153 CC al disponer que el “deudor podrá eximirse del cumplimiento de la obligación pagando la pena, sino en el caso de que expresamente le hubiese sido reservado este derecho”.
Pero según decíamos, la pena de arrepentimiento facultativa no es en sentido propio una clausula penal, sino que, según declara el propio tribunal supremo, en tales casos lo que existen, más bien, es “ una obligación facultativa con clausula de sustitución”.
Es una multa o pena de arrepentimiento o de desistimiento del contrato. Es una clausula que establece que mediante un pago determinado se acabe el contrato, pagando una cantidad.
La exigibilidad de la pena y su MODERACION por el juez En cuanto tiene carácter accesorio, la pena de caer en los casos en que el deudor hubiera cumplido la obligación. Y es que la pena sólo cobra efectividad cuando concurre el supuesto o para el que fue prevista, incumplimiento total, parcial, retraso en el incumplimiento … Por lo tanto, la eficacia de la clausula penal depende de la concurrencia del supuesto o tal que fue prevista, de manera que, el retraso de los eventos se rige por la reglas ordinarias de la responsabilidad.
Eso sí, salvo que otra cosas hubiere pactado, para la exigibilidad de la pena es preciso que el cumplimiento o incumplimiento defectuoso fuero imputable al deudor.
Tal el sentido en que debe interpretarse del art.1152 CC, al establecer que “sólo podrá hacerse efectiva la pena cuando ésta fuera exigible conforme a las disposiciones de este código”.
Mas, ¿qué ocurre los casos en que, pactada la pena para el caso de incumplimiento, la obligación se cumple, pero parcialmente o de modo irregular?.
Cuando ello sucede, el juez deberá modificara equitativamente la pena.
A ello lo obliga el art.1154 CC, al disponer lo siguiente: “el juez modificara equitativamente la pena cuando la obligación principal hubiera sido en parte o irregularmente cumplida por el deudor”.
Es criterio jurisprudencial en orden al art.1154 CC, lo siguiente: a) Que el precepto o no es aplicable a los supuestos en que la obligación principal hubiese sido totalmente incumplida, sino sólo a los casos de incumplimiento parcial o irregular.
b) Que en los casos en que la obligación se hubiere incumplido en parte o irregularmente, es imperativa y no facultativa para los tribunales la MODERACION equitativa de la pena, pudiendo el juez acordará de oficio.
c) En lo que se refiere a la entidad de la MODERACION de la pena, que queda al arbitrio del juzgador determinar los límites cuantitativos de la pena.
d) Que la facultad atribuida al juez por el art.1154 cc puede ser encajada en lo que se denomina “configuración de un contrato por el juez”.
e) Que no cabe aplicar la facultad moderadora cuando la cláusula está prevista precisamente para un determinado incumplimiento defectuoso parcial.
Caracteristicas de la clausulas penales (apuntes) Si se cumple la clausula penal se extingue la accesoria.
Los elementos subjetivo de la obligación 1158 cc 1212cc quien se subroga en el crédito no solo adquiere el derecho e crédito tmb todos los elementos accesorios.
Es una obligación subsidiaria, solo actua en mal ejecución de la principal.
1152cc párrafo segundo. Tiene una cierta autonomía la clausula penal.
5. ARRAS/SEÑAL Las arras son los bienes, comúnmente una suma de dinero, que una parte entrega a otra con ocasión del otorgamiento de un contrato.
Sea cual fuere la clase de arras, se considera que el pacto por medio del cual se convienen las arras tiene carácter accesorio respecto del negocio principal y es de naturaleza real.
Según la función que se les asigne, las arras se configuran como confirmatorias, penales o penitencia les.
En sede de las obligaciones del código civil sólo hace referencia las arras penitenciarias al regular la compraventa (art.1454 cc, fundamentando se en el art.1255 cc la admisibilidad de las arras confirmatorias y penales).
Entrega de una cantidad de dinero en el momento de la celebración del contrato. Las arras son materiales, es un dinero que se entregar al firmar el contrato.
Tipos de arras: - Arras confirmatorias: las que tienen por finalidad de expresar la existencia de un contrato, comúnmente mediante la entrega de una cantidad de dinero que actúa como un anticipo a cuenta del precio.
Se entrega una cantidad de dinero, para ratificar la existencia de un contrato. El contrato e existe desde el consentimiento (art.1258 cc) pero a la hora del contrato o se entrega una cantidad de dinero a cuenta del precio y asi certifica la existencia del contrato.
El código civil no lo regula, las cantidades que se entregan por via de señal se reputa gana cuenta del precio según el código de comercio art.343.
Según declara el tribunal supremo, las arras confirmatorias “ son indicio expresión de un contrato con fuerza vinculante, no facultando, por tanto, para resolver la obligación contraída y, normalmente, se corresponden con las entregas o anticipos a cuanta del precio, de lo que es ejemplo el supuesto previsto en al art.343 del código de comercio”.
Y es que conforme al art. 343 del código de comercio “ las cantidades que por via de señal, se entreguen en las ventas mercantiles se reputa dan siempre dadas a cuenta del precio y en prueba de la ratificación del contrato, salvo pacto en contrario”.
- Arras penales: las que tiene por finalidad de garantizar el cumplimiento o, de modo que sea incumple el que entregó las arras las perderá, maci fuero imputable el incumplimiento o al que las recibió, éste habrá de devolver el doble.
Las arras penales tampoco facultan para resolver el contrato. Según declara tribunal supremo, las arras penales, “funcionan de modo similar a la clausula penal del art.1154 cc, como resarcimiento, en este supuesto anticipado, para el caso de incumplimiento o y siempre con la posibilidad de reclamar ese estricto cumplimiento de la obligación pactada” Por lo tanto, las arras penales suponen una indemnización de daños y perjuicios, pero no impide la exigibilidad de la obligación ni, en el marco de ésta, el cumplimiento forzoso en forma específica. En todo caso, a diferencia de la pena convencional, en las arras penales existe una entrega de las mismas cuando separar al contrato.
Son poco usuales en la práctica, se trata de fijar una cantidad indemnizatoria para el caso de incumplimiento parcial.
- Arras penitenciales: “de desestimiento o” o “de arrepentimiento o”, las que permiten a las partes desistir del contrato.
En estos supuestos sea el que se aparta del contrato fue quien entregó las arras las perderá.
Más sí el que desistió fue el mismo que recibió las arras habrá de devolver el doble de lo que se le entregó.
A las arras penitenciales, se refiere el art.1454 cc, estableciendo lo siguiente “ se viese mediado arras o señal en el contrato de compra y venta podrá rescindirse el contrato a hallándose el comprador a perderlas, o el vendedor a devolverlas duplicadas”.
Se celebra el contrato y resulta que se pacta una posibilidad de romper el contrato el art. 1454cc, contempla que una vez celebrado el contrato. Podrá rescindirse devolviendo las arras el que las entrego, o devolviéndolas duplicadas el que las recibió.
La calificación de las arras Las partes pueden convenir en cada caso el carácter que atribuyen a las arras. Los problemas se plantean en los supuestos en que nada se ha determinado al respecto o cuando la voluntad de las partes suscita dudas.
En estos casos, el criterio jurisprudencial en la materia es comúnmente el siguiente: - Que al final de determinar el carácter que debe atribuirse a las arras habrá de acudirse a lo dispuesto en los artículos 1281 a 1289 cc.
- Que en todo caso las arras penitenciales han de constar de modo claro, preciso y expresó, habiendo de ser interpretadas en sentido estricto o por estar dotadas de carácter excepcional.
- Y que no constando de modo claro y evidente carácter PENITENCIAR de las arras habrá de reputarse que la entrega dineraria se considerará efectuada como arras confirmatorias y, por tanto, como parte integrante del precio y pago anticipado del mismo, que sirve para confirmar el negocio celebrado.
...