Trabajo seminario medidas de prevención (grupal) (2016)

Trabajo Español
Universidad Universidad de Barcelona (UB)
Grado Enfermería - 2º curso
Asignatura Infermeria Gerontològica
Año del apunte 2016
Páginas 9
Fecha de subida 26/04/2016
Descargas 7
Subido por

Vista previa del texto

ACTIVIDADES PREVENTIVAS DIRIGIDAS A LOS ANCIANOS ANDREA MAESTRE ANA EXTRAVIZ MARINA TUDELA LUANA VANESA AMARAL LUIS CHUQUIEUNA VELIZ Grupo D2 2015-2016 ÍNDICE: Página  INTRODUCCIÓN Y CONTEXTUALIZACIÓN DEL TEMA...................................pgs2-3  ACTIVIDADES PREVENTIVAS.........................................................................pgs3-6  CONCLUSIONES................................................................................................pg.6  BIBLIOGRAFÍA ..................................................................................................pg7 INTRODUCCIÓN: La Organización Mundial de la Salud (OMS) define los niveles de prevención como un objetivo de la medicina.
Al considerar como criterio el continuo estado de salud - enfermedad, las actividades que se realizan en salud se organizan en niveles de prevención, según sea el estado de salud de la persona, familia o comunidad a las que están dirigidas.
Los divide en 4 grupos: Prevención Primaria, Secundaria, Terciaria y Cuaternaria.
- - La prevención primaria: Previene la enfermedad o daño en personas sanas (vacunación antitetánica, eliminación y control de riesgos ambientales, educación sanitaria.) La prevención secundaria: va encaminada a detectar la enfermedad en estadios precoces en los que el establecimiento de medidas adecuadas puede impedir su progresión.
La prevención terciaria: comprende aquellas medidas dirigidas al tratamiento y a la rehabilitación de una enfermedad para ralentizar su progresión y, con ello la aparición o el agravamiento de complicaciones e invalideces, intentando mejorar la calidad de vida de los pacientes.
Se habla en ocasiones de prevención cuaternaria que tiene que ver con las recaídas.
Las estrategias de prevención en personas mayores deben ser individualizadas.
CONTEXTUALIZACIÓN DEL TEMA: En España se está produciendo un incremento progresivo del número de personas mayores. Este hecho se produce por la disminución de la mortalidad y el aumento de la esperanza de vida, entre otros. Dicho fenómeno repercute tanto en la economía, por el cambio en la demanda de recursos. En lo político, en las relaciones familiares y sociales y en sanidad, al aumentar la morbilidad, sobre todo por enfermedades crónicas y por incapacidades.
El 69,5% de las discapacidades se dan en personas mayores de 65 años. El 70% de las personas mayores con discapacidades tiene dificultades para realizar las actividades de la vida diaria.(1) La problemática más común, según los artículos en los que nos hemos basado, que padecen los ancianos son: caídas, demencias, alteraciones sensoriales (trastornos auditivos y/o visuales), incontinencia urinaria, malnutrición, polimedicación. Existen otros como: obesidad, diabetes, hipertensión arterial, hipercolesterolemia, osteoporosis, depresión, violencia de género en personas mayores.
Es necesario, establecer actividades preventivas, en especial para este grupo de edad, para lograr mantener una vida activa y libre de incapacidades. Estas actividades han de dirigirse a prevenir el deterioro funcional y en caso de que éste se haya producido, recuperar el nivel de función previo. El objetivo es que el anciano pueda permanecer en su domicilio con el mayor grado de independencia posible. Se deberá decidir las actividades en función del beneficio individual y por la expectativa de vida, no por la edad del individuo.
Medir la capacidad funcional, es decir, la capacidad de una persona para realizar las actividades de la vida diaria, es uno de los mejores indicadores de salud de la población anciana, sobre su calidad de vida y un buen predictor de morbimortalidad y del consumo de recursos asistenciales. (2) La fragilidad es un determinante fisiopatológico que se asocia a la vejez(1), y se refiere a la disminución progresiva de la capacidad de reserva y adaptación de la homeostasia del organismo, influenciada por factores genéticos y acelerada por enfermedades agudas o crónicas, hábitos tóxicos, desuso, condicionantes sociales y asistenciales. Con la fragilidad aumenta la probabilidad para presentar una patología, la hospitalización, institucionalización, las caídas, pérdida de función, discapacidad o dependencia, hasta la muerte.
El ámbito ideal para detectar al anciano frágil es en Atención Primaria. Para seleccionar a las personas más vulnerables es necesario saber cuáles son los factores o indicadores de riesgo(3):     Edad avanzada.
Hospitalización reciente.
Caídas de repetición, alteración de la movilidad y equilibrio.
Comorbilidad (artrosis, fractura de cadera, dolor osteomuscular, alteración sensorial (trastorno de la visión y audición), ictus, cardiopatía, insuficiencia cardiaca, deterioro cognitivo, depresión.
Deficiente soporte social (pobreza, soledad, incomunicación, viudedad reciente) Polifarmacia: 5 o más fármacos de manera habitual ( neurolépticos, antidepresivos, ansiolíticos y analgésicos opiáceos) Deficiente estado nutricional.
   ACTIVIDADES PREVENTIVAS DIRIGIDAS A LOS ANCIANOS: Las actividades preventivas son todas aquellas acciones que se anticipan a los problemas para evitarlos e identificar los riesgos. Cualquier acción que disminuya un riesgo es una acción preventiva. A continuación, centrándonos en la vejez, trataremos las más comunes: Las caídas y sus consecuencias son uno de los grandes problemas de salud pública ya que son muy frecuentes, por la inmovilización que representa posteriormente, porque induce a una institucionalización prematura y repercute en una pérdida de independencia de la persona.(4) FACTORES DE RIESGO:         Alteraciones neurológicas.
Tratamiento de benzodiacepinas o más de 4 medicamentos.
Alteraciones en la marcha.
Equilibrio inestable.
Antecedentes de caídas previas.
Artrosis.
Alteraciones cardiacas: arrítmias, síncopes, hipotensión.
Alteraciones visuales/ auditivas.
ACTIVIDADES:  Evitar los suelos resbaladizos y retirar objetos innecesarios. Iluminar bien la casa.
 Revisión periódica de la medicación.
 Utilizar adecuados sistemas de apoyo (bastón, andador).
 Realizar ejercicios de entrenamiento para andar, de estiramiento y equilibrio .
 Utilizar calzado cómodo y con suela de goma.
 Evaluación y tratamiento de la vista y las demás patologías asociada Los pacientes con demencia presentan un deterioro global de las funciones intelectuales: memoria, razonamiento y su capacidad ejecutiva que limitan su capacidad funcional e interfiere en sus actividades diarias. En general, el deterioro es irreversible, progresivo y lleva a la dependencia total del paciente. (3). Las causas más frecuentes de demencia son la enfermedad de Alzheimer y la demencia vascular.
Alzéhimer Edad, hipertensión arterial, diabetes, Cardiopatia isquémica.
Demencia vascular ACTIVIDADES: (6)  Evitar o disminuir la repercusión de situaciones estresantes.
 Mantenerse social, mental y físicamente activo como método para intentar prevenir o retrasar el desarrollo de demencia.
 Promoción de charlas, debates y evitar el aislamiento.
Edad, antecedentes familiares, síndrome de dawn.
 Si existen indicios de deterioro cognitivo se recomienda una evaluación clínica más detallada con test neuropsicológicos como el test de Pfeiffer, MEC mini examen cognitivo.
 Estar alerta ante síntomas de alarma de demencias como pérdida de memoria, deterioro funcional o trastornos de comportamiento.
Se define como déficit visual a una agudeza menor a 0’3. El 50% de las personas mayores de 65 años presentan defectos visuales causados por problemas de presbiacusia, cataratas, degeneración muscular, asociada a la edad (ARMAD), glaucoma i retinopatía diabética. La pérdida de la agudeza visual se asocia a una peor calidad de vida, más riesgo de caídas i aislamiento social. (5) ACTIVIDADES:  Preguntar por la dificultad de visión a cierta distancia, especialmente en atención primaria.
 Realizar cribado de visión con pruebas de agudeza visual de Snellen para personas con edad avanzada.
 Los pacientes con antecedentes familiares de glaucoma, los diabéticos y los pacientes con miopía grave también se debe incluirlos en el cribado.
 Los problemas de refracción se pueden corregir con gafas y lentes de contacto.
 El tratamiento precoz del glaucoma puede retrasar el deterioro visual pero no revertirlo.
Se define como deterioro auditivo. El 33% de las personas mayores a 65 años y la mitad de las de 85 años padecen una pérdida objetiva de la audición.
La causa de padecer hipoacusia o los factores de riesgo que la favorecen a padecerla son: haber padecido anteriormente una patología en el oído, presbiacusia, tapones de cera, traumas acústicos por enfermedades vasculares y/o por la exposición a ruidos.
ACTIVIDADES:  Realizar pruebas auditivas para valorar el déficit de audición; como por ejemplo las pruebas audiometrícas como el test del susurro, test del cronómetro, audiometrías, cuestionarios de valoración de pérdida auditiva.
 Preguntar de forma directa sobre la dificultad de audición, en la Atención primaria.
 En la presbiacusia y los tapones de cera con el tratamiento mejoran y la hipoacusia mejoran a los proporcionales un audífono. (1,5) Se conoce por polimedicación a la toma de 4 o más medicamentos, prescritos o no por un facultativo. El problema principal de este fenómenos viene dado por una mala utilización de los fármacos, aparición de RAM e interacciones medicamentosas/ alimentarias. Las dos últimas en muchas ocasiones son desconocidas tanto por pacientes como por el propio personal sanitario. Una edad avanzada, aun no siendo el único grupo de riesgo, es importante prestar una atención especial. (4). Los errores habituales que se ha de tener en cuenta en este perfil de pacientes son: la auto prescripción de medicamentos, el mal uso, los errores en la dosificación, la falta de adhesión/ incumplimiento, las interacciones farmacológicas y las reacciones adversas medicamentosas ACTIVIDADES PREVENTIVAS: FACTORES DE RIESGO:        Disminuir la polifarmacia, formando a médicos y facilitando contacto con expertos en Edad avanzada, en especial a mayores de 75 años...
farmacoterapia.
Patologías crónicas.
 Uso de hojas de perfiles de prescripción.
Modificación de la farmacocinética y farmacodinamia.
 Educación de los pacientes.
Alteraciones visuales y cognitivas.
 Valoración geriátrica.
Salud auto percibida pobre.
 Revisar regularmente fármacos, prescritos o no y Dependencia física.
los regímenes terapéuticos.
 Uso de alternativas terapéuticas.
La incontinencia urinaria (IU) se define como el acto involuntario de pérdida de orina por la uretra. A pesar de que suele asociarse este problema a edades avanzadas puede producirse a cualquier edad y sexo, aunque en la frecuencia y severidad sí que influye la edad. Forma parte del llamado síndrome geriátrico, y resulta un problema prevalente y a la vez olvidado, por el pudor de los pacientes a admitir el problema. La IU causa repercusiones a nivel médico, social, psicológico y económico (1).
ACTIVIDADES PREVENTIVAS FACTORES DE RIESGO:    Inmovilidad por enfermedad.
degenerativa.
Demencia cognitiva.
Polimedicación (diuréticos).
      Baja ingesta de líquidos.
Barreras arquitectónicas.
Diabetes.
Partos, embarazos.
Tabaquismo.
Impactación fecal.
   Entrevista centrado en las pérdidas de orina, para la detección de IU.
Estudios básicos de IU, cuando haya sospecha.
Cuando el problema esté presente, reeducación del paciente para evitar problemas mayores y repercusión emocional.
Los Equipos de Atención Primaria (EAP), no tienen a su alcance instrumentos para hacer estudios urodinamia. Por ello cuestionarios para evaluar el problema i el tipo, la exploración física i pruebas complementarias son esenciales y han demostrado ser eficaces. Para el tratamiento de la UI, son eficaces la reeducación del suelo pélvico antes del uso del tratamiento farmacológico, y así se evita la polimedicación (5).
El abordaje de la IU es tarea esencial del EAP, ya que médicos de familia y enfermería ambulatoria tienen un contacto estrecho con el paciente. Es importante para crear un ambiente de confianza para que los pacientes puedan expresar su problema y buscar una solución con la mayor brevedad posible.
Desequilibrio entre aporte de nutrientes y necesidades del individuo. Repercusión en la biomortalidad. Se da en totas las edades y sexos. El envejecimiento puede influir en la forma de alimentarse. En los países desarrollados la prevalencia es mayor en ancianos. La malnutrición puede darse por exceso (obesidad) o déficit (desnutrición). No hay criterios universales para diagnosticar el problema en ancianos.
FACTORES DE RIESGO:  Infra diagnóstico.
 Mala dentición.
 Alteración gusto/ olfato.
 Enfermedad crónica.
 Enfermedad aguda.
 Polimedicación.
 Deterioro físico y cognitivo  Alcoholismo.
 Depresión.
 Viudedad/aislamiento.
ACTIVIDADES PREVENTIVAS  Detección del problema mediante el registro de peso y talla periódicos.
 Detección precoz de alcohólicos ancianos que viven solos e institucionalizados.
 Clasificación de las alteraciones en escalas de riesgo.
 Mantener una buena higiene bucal CONCLUSIONES: Nos situamos en momento histórico de record, donde las cifras de esperanza de vida se elevaron hasta los 83 en 2014. Estamos hablando de más de un 18 % de la población con 65 años o más, y se prevé que del 2014 al 2060 se sitúe en un 30%. Enfrentarse a una sociedad envejecida es un acontecimiento novedoso que necesita que se realicen cambios, y para ello ni lo económico, ni lo político ni lo social y mucho menos el ámbito sanitario pueden mirar hacia otro lado.
Gran parte de los pacientes que ingresan tienen más de 65 años, sufren pluripatologias, y tienen pastilleros para organizar las más de 4 pastillas que ingieren en muchos casos. Se trata de un tipo de paciente que se categoriza como frágil y esta fragilidad provoca el ingreso y el reingreso, múltiples consultas ambulatorias y sin fin de atenciones que el sistema sanitario tiene que hacer frente.
El coste que supone mantener estable a un paciente crónico es elevado y por ello la acción preventiva ha cobrado gran importancia en los últimos años. El personal sanitario antes solo curaba a pacientes con enfermedad, el nuevo enfoque necesita que atienda a ciudadanos sanos, para prevenirla.
Como se ha dicho, uno de los principales consumidores de las instituciones sanitarias son los ancianos. Por ello es importante actuar con este grupo de población antes de que enfermen, o empeoren su estado de salud. Las actividades preventivas son la herramienta más importante para ello. En este ensayo se ha recogido algunas de las problemáticas más usuales en este grupo de la población como: caídas, demencia, alteraciones de la vista y oído, polimedicación, incontinencia urinaria y malnutrición.
Se trata de problemas, evitables o aplazables en cierta medida, dónde es necesario un esfuerzo por parte del paciente y del personal sanitario, en especial del que ejerce en centros ambulatorios. Es el médico de familia y la enfermera referente quien tiene una relación más próxima al paciente y son los centros de atención primaria la puerta de entrada al sistema sanitario, por lo tanto es en este punto donde la acción preventiva y promotora de la salud cobra gran importancia.
La actividad preventiva es importante porque evita la institucionalización del paciente anciano y el ingreso hospitalario y consigue un paciente independiente para las actividades de la vida diaria. Pero para conseguir este fin es necesaria una buena formación, en especial sobre este nuevo paciente al que nos enfrentamos. Que todo personal sea conocedor de las actividades preventivas es esencial porque ayuda a la persona a tener una mejor calidad de vida y a la vez evitando la patología ayuda a crea un sistema sanitario sostenible e insaturado.
BIBLIOGRAFÍA: 1.
Romero CDA, Iturbe A. Actividades preventivas en los ancianos. Aten Primaria [Internet].
2001;28:171–90.
Available from: http://hispasante.hispagenda.com/documentacion/guias/medicina/geriatria/Actividades_ Preventivas_Ancianos.pdf 2.
Las LTDE, Depende Q, Gravedad DEL a, Quemadura DEL a, Tipo DEL. La Revista de la American Medical Association. 2009;302:2014.
3.
Lesende IM, Cortés JJB, Iturbe AG, Soler PA, Pavón JG. Detección y manejo de la fragilidad en Atención Primaria; actualización. Aten Primaria [Internet]. 2010;42(7):388–93. Available from: http://envejecimiento.csic.es/documentos/documentos/actualizacion-fragilidadatencionprimaria2012-03-2013.pdf 4.
Herreros YH, Hidalgo JDL, Alonso MC, Díez JMB, Iturbe a G, Martín I, et al. Atención Primaria Actividades preventivas en los mayores. 2012;46(Supl 4):57–64.
5.
Agudo R, Alberny M, Anoro M, Aragones R, Artal E, Aubà J EA. Concens sobre les activitats preventives a l’edat adulta dins l'atenció primària: llibre blanc. 2006;227–36. Available from: http://www20.gencat.cat/docs/canalsalut/Home Canal Salut/Professionals/Temes_de_salut/Hipertensio_arterial/documents/Llibre blanc.pdf 6.
Lesende IM, Hidalgo JDLT, Iturbe AG, De-Hoyos Alonso MC, Díez JMB, Herreros YH.
Actividades preventivas en los mayores. Aten Primaria. 2014;46(SUPPL. 4):75–81.
...

Comprar Previsualizar