Exóticos- Aves (2016)

Apunte Español
Universidad Universidad de Zaragoza
Grado Veterinaria - 4º curso
Asignatura Integración en animales acuáticos y exóticos
Año del apunte 2016
Páginas 28
Fecha de subida 22/09/2017
Descargas 0
Subido por

Descripción

Apuntes completos del bloque I sobre Aves exóticas de la asignatura Integración en animales acuáticos y exóticos de Veterinaria de Zaragoza.

Vista previa del texto

Animales Acuáticos y Exóticos Exóticos Bloque I: Aves Exóticas Tema 1: Anatomía y Clínica de aves AVES EXÓTICAS T.1 ANATOMÍA Y CLÍNICA DE AVES BASES ANATÓMICAS Y FISIOPATOLÓGICAS Existen 9.700 especies de aves, distribuidas en 27 órdenes. Las aves exóticas que más a menudo se ven en una clínica al tenerlas como mascotas son: - Passeriformes: Son 5.712 especies, entre las que están las aves cantoras, canarios, pinzones… Las especies que más se ven en la clínica son los canarios y el diamante mandarín.
Psittaciformes: Son 358 especies, entre las que están cacatúas, loros, periquitos… Las especies que más se ven en la clínica son los loros, amazonas, ninfas, periquitos, agapornis y guacamayo.
Todas las aves tienen una anatomía común debido a la adaptación o evolución que sufrieron para poder volar. Por ello, tienen grandes diferencias con la anatomía y fisiología de otros animales como los mamíferos. Además de esto, existe un amplio abanico en cuanto a su esperanza de vida, teniendo aves, como el yako o la cacatúa, que pueden vivir más de 40 años, o los canarios, que viven unos 8 – 16 años.
METABOLISMO Las grandes diferencias con los mamíferos son: - - Tª: 39 – 41º C. Es más elevada que en mamíferos, aunque según especie y tamaño. Las paseriformes más pequeñas tienen Tª más altas, llegando a 43 – 44º C.
Tasa metabólica en reposo mayor. Esto es porque tienen que mantener la Tª corporal, que es más elevada, y la capacidad de volar. Esto es de suma importancia a la hora de administrar fármacos, pues el metabolismo de éstos será más rápido que en mamíferos, por lo que necesitan mayores dosis y mayor frecuencia de administración, incluso con el mismo peso corporal que un mamífero.
Mayor frecuencia de alimentación: Comen poca cantidad, pero continuamente.
Tasa de crecimiento muy rápida. Crecen muy rápido, por lo que las alteraciones que puede causar una desnutrición en este periodo son peores.
Poca grasa acumulada: Apenas acumulan grasa, por lo que una anorexia, por la causa que sea, provoca una rápida degradación muscular, con pérdida de la masa muscular en 2 – 3 días.
TERMORREGULACIÓN Aunque su Tª corporal es más elevada, también pueden sufrir golpes de calor, además de que más de 46º C mueren). Los distintos métodos o mecanismos de termorregulación que tienen son: - toleran muy mal las altas temperaturas (a Plumaje: La termorregulación es, precisamente, una de las funciones de las plumas. Con altas Tª, abren las alas, mientras que, con frío, ahuecan el plumaje para guardar aire caliente.
Evaporación: Mediante el jadeo.
Recirculación sanguínea: Por dilatación de los vasos sanguíneos superficiales.
Cambios de conducta: Con frío, se acurrucan o se quedan en grupo, mientras que, con calor, se separan y abren las alas.
PLUMAS Las plumas en las aves son fundamentales por diversos motivos: - Protección: Su piel es muy fina, por lo que protege poco.
Aislamiento: Tanto de la Tª externa como del agua, pues son impermeabilizantes por la secreción de una glándula.
Fundamentales para el vuelo: Las plumas más importantes son las más grandes, con las barbas más duras. Se deben valorar las plumas de las alas y las de la cola, que sirve de timón durante el vuelo.
De los diferentes tipos de plumas que tienen las aves, las que más interés clínico tienen son: - Plumones: Son plumas pequeñas que se encuentran en la parte más interna del ala.
Polvo de plumas o powder down: Son unas plumas pequeñas desintegradas en cacatúas y yakos, que desaparecen cuando hay infección por Circovirus. Por ello, si no están, debemos sospechar de infección.
Pluma de sangre: Es la pluma en crecimiento, cuando comienza a salir. Cuando la pluma sale, es pequeña y está enrollada en el cañón. Estas plumas nuevas están muy vascularizadas, por lo que hay que tener mucha precaución durante el examen físico o en el corte de plumas, pues sangran mucho.
Apteria: Son zonas del cuerpo donde no hay plumas insertadas. En ellas, y debido a que la piel es muy fina, se pueden ver las estructuras internas, como los músculos pectorales y la quilla.
La muda La muda es el proceso de sustitución de las plumas. Es un proceso secuencial y cíclico estacional (1 – 2 veces al año). Está regulado por diversos factores, como el fotoperiodo, Tª, hormonas (sobre todo las tiroideas), alimentación… Salvo en algunas aves acuáticas, no se caen todas las plumas a la vez. La caída de las plumas durante la muda se produce porque la pluma nueva empuja a la vieja al salir. Al salir el cañón de la nueva pluma, o plumas de sangre, hay que tener mucho cuidado por la posible rotura de cañones, que causarían una hemorragia.
1 PIEL Y ANEJOS La piel de las aves es extremadamente fina, lo que reduce el peso para poder volar, pero, al tener menor cantidad de colágeno, es menos elástica y es más fácil que se rompa (extremar cuidado al suturar). Esto también influye en la absorción de fár macos, que es más elevada. En aves, no suelen usarse fármacos tópicos, porque se puede producir una intoxicación rápidamente. Al ser tan fina, también permite la visualización directa de ciertas estructuras, como los vasos sanguíneos para la extracción de sangre.
Tiene poco riego sanguíneo e inervación, por lo que las heridas sangran menos y son menos dolorosas.
Anejos - Glándula uropigial: Se localiza en la base de la cola y produce una secreción sebácea aislante que impermeabiliza las plumas cuando el ave se la extiende con el pico. Además, tiene efecto antimicrobiano. Al ser una glándula, puede sufrir enquistación o inflamación, por lo que será visible en la exploración. Las palomas y las amazonas no la tienen.
Podoteca: Es la zona final y más engrosada de las patas que carece de plumas, siendo placas queratinizadas o escamas.
Patagios: Son pliegues finos membranosos que conectan el tronco con las alas, patas y cuello. La membrana que conecta las alas al tronco, se llama propatagio, y es fundamental para el vuelo. Estas zonas son idóneas para administrar inyecciones SC.
ESQUELETO Los huesos de las aves han sufrido una gran adaptación para el vuelo. Por ello, tienen una cortical muy fina y la medula ósea organizada en trabéculas, para que sea más ligero, aunque se astillan fácilmente en forma de flauta. Esto hay que tenerlo muy en cuenta a la hora de realizar cirugías ortopédicas.
Además de esta gran evolución (esqueleto ligero), existen otra serie de modificaciones para el vuelo: - Esqueleto fusionado: Muchos huesos se han fusionado para ser más resistentes a la vez de ser más ligeros, como la caja costal, el pigostilo (vértebras caudales fusionadas), el sinsacro (vértebras lumbares y sacro) o el cráneo.
 - Cráneo: Formado por huesos fusionados, con senos de aire. En cóndilo occipital es único y permite la rotación de la cabeza en 180º.
Esternón o quilla: Es bastante grande en comparación, pero muy delgada. La quilla soporta mucha tensión en el vuelo.
Sacos aéreos introducidos en los huesos: Son los llamados huesos pneumatizados y son el húmero, coracoides… CAVIDAD CELÓMICA La diferencia más importante con respecto a los mamíferos es que, las aves, carecen de diafragma, por lo que no se dividen en tórax y abdomen (aunque sí en la práctica, por comodidad).
Tienen el celoma o cavidad celómica, que es la cavidad que va desde las vértebras torácicas hasta la cloaca.
SISTEMA CARDIOVASCULAR El corazón, en proporción con el tamaño del ave, es más grande que el de los mamíferos. Esto es así porque necesitan una cantidad mayor de oxígeno para volar y respirar. Además, no está rodeado por los pulmones. Al ser más grande y necesitar un mayor aporte de O2, el corazón de las aves bombea más rápido, con una frecuencia cardíaca de 150 – 300 ppm.
Su presión arterial es de 108 – 250 mm de Hg, por lo que sus arterias son más rígidas para poder soportarla. Este hecho hace que, es situaciones de estrés, se pueda producir un paro cardiaco, hemorragias, o rotura de aorta.
Su - volumen sanguíneo constituye un 5 – 13% del peso corporal y las células sanguíneas que poseen son: Eritrocitos: Son nucleados, elípticos y de mayor tamaño que los de mamíferos.
Trombocitos.
Monocitos: Son raros, excepto en infecciones crónicas, como la psitacosis, clamidiosis o aspergilosis.
Heterófilos: Son similares a los neutrófilos de los mamíferos.
Eosinófilos y basófilos: Escasos.
SISTEMA RESPIRATORIO El sistema respiratorio de las aves tiene como funciones la de intercambio de gases, vocalizaciones (la siringe es el órgano fonador) y termorregulación, y está formado por: - Pulmones: Son pequeños y solo realizan la función de intercambio gaseoso.
Sacos aéreos: Realizan las funciones de fuelle y ventilación o distribución del aire. Son el cervicocefálico y clavicular, que son craneales, y los torácicos y abdominal, que son caudales.
Durante la anestesia, se coloca al ave en decúbito supino. En esta posición, como los pulmones están en la parte dorsal, el resto de las vísceras presionan los pulmones. Si es una cirugía larga, hay que moverlo para que pueda respirar. También, como la función de fuelle recae en los sacos aéreos y no en el diafragma, con la anestesia dejan de moverse, por lo que hay que realizar una respiración asistida positiva para que respire.
2 Animales Acuáticos y Exóticos Exóticos Bloque I: Aves Exóticas Tema 1: Anatomía y Clínica de aves SISTEMA DIGESTIVO El sistema digestivo de las aves tiene un volumen reducido y es corto, por lo que comen poco, pero muy a menudo. Está formado por: - Pico: Sustituye a los dientes y labio.
Orofaringe, lengua y glándulas salivares (poco desarrolladas).
Buche: Es una dilatación del esófago que actúa de almacén de alimento, cuando el estómago está lleno. Las gaviotas, insectívoras y búhos no lo tienen.
Estómago: Consta de una parte glandular o proventrículo, y otra muscular o molleja (ventrículo). Esta última, sirve para triturar el alimento.
Intestino: Es corto, formado por duodeno, yeyuno e íleo.
Cloaca: Parte final donde confluyen el aparato digestivo, urinario y genital. Es un orificio único, por lo que las heces y la orina salen juntas.
OÍDO Carecen de pabellón auditivo u orejas. El oído está cubierto por las plumas, por debajo del ojo.
TÉCNICAS BÁSICAS EN LA CLÍNICA DE AVES ADMINISTRACIÓN PARENTERAL DE FÁRMACOS Las vías de administración de fármacos en las aves son: - Inyección intramuscular: Es una vía muy frecuente en las aves. Los músculos más desarrollados, e idóneos para la inyección, son los pectorales y los de las extremidades, aunque en estos últimos no se ponen porque, si se enquista la inyección, no apoyará la pata y habrá problemas. En la apteria pectoral, desinfectamos la piel con alcohol y aplicamos la inyección en la línea media, más hacia caudal. Los aspectos que hay que tener en cuenta son:  Sustancias irritantes: Estás sustancias, como la enrofloxacina, doxiciclina u oxitetraciclina, producen hematomas.
  Evitar inyecciones repetidas de sustancias irritantes, ni en la misma zona.
En un mismo punto, podemos administrar un volumen < 0’1 ml. Si tenemos que inyectar más volumen, usaremos varios puntos o la inyección SC.
- Inyección subcutánea: Es la inyección de elección para administrar fluidoterapia o volúmenes grandes de fármacos. Como la piel es muy fina, se recurre a los patagios. El más usado en el pliegue inguinal, pues si hay problemas con la inyección en el propatagio, tendrá problemas para volar. Es una vía de absorción rápida (hasta 20 ml/Kg en 15 minutos).
- Inyección endovenosa y obtención de sangre: Las venas de elección para esta inyección son:  Vena yugular: La derecha está más desarrollada que la izquierda, aunque también podría utilizarse. En las palomas no se usa porque es muy difícil separar las plumas y tienen muchos capilares que impiden ver bien la yugular.
 Vena basílica o cutánea cubital: Discurre por la articulación del codo, por la parte interna del ala.
 Vena plantar metatarsal o tibial caudal: Es la vena de elección en aves de gran tamaño y discurre por la cara interna de las patas.
Como tienen la piel muy fina, las venas se ven muy bien, pero hay que realizar una correctísima hemostasia, para evitar hematomas, y no mover la aguja en el interior. Esto es de suma importancia en aves que sufran alguna hepatopatía o coagulopatía.
Para la extracción de sangre, solo podemos sacar un volumen inferior o igual al 1% de su peso vivo (si está enferma o deshidratada, no más del 0’5%). Se utilizan agujas de insulina o G23 – G25, con jeringas de 1 – 2’5 ml.
- Catéter intravenoso: El catéter endovenoso se pone para fluidoterapia continua o en bolos, o cuando debemos poner inyecciones endovenosas repetidas. La más utilizada con este fin es la vena cutánea cubital (aves de más de 300 gr). También podría ponerse en la vena yugular, pero es difícil de mantener, sobre todo si no está anestesiada.
- Inyección intraósea: Es la más frecuente en las aves, reptiles y pequeños mamíferos, sobre todo para poner vías de fluidoterapia o bolos. La aguja se introduce en la médula del cúbito o del tibiotarso, y no se deben utilizar huesos pneumatizados como el hú mero.
Con esta vía, el paso a sangre del fluido es casi inmediato, por lo que no se deben inyectar fármacos irritantes ni citotóxicos. Es una vía que tiene un acceso y mantenimiento más fácil que la vía IV.
Para su colocación, debemos anestesiar al animal y desinfectar con alcohol la zona. Se introduce la aguja en el hueso, cuyo tamaño dependerá del tamaño del ave y del hueso elegido, y se sujeta con un vendaje, tapando la aguja. No debe dejarse colocada más de 3 días, porque se inflama el hueso y puede ser una vía de entrada de microorganismos, con riesgo de osteomielitis y fracturas en aves con osteoporosis. Los huesos de elección son:  Cúbito: Localizamos el cóndilo dorsal, en la zona proximal al carpo, que se flexiona, e introducimos la aguja en la cavidad medular. Para comprobar que está bien colocada, introducimos una pequeña cantidad de fluido para observar su paso inmediato a la vena cutánea cubital.
 Tibiotarso: Se introduce la aguja por la parte distal del tibiotarso. La técnica puede ser más sencilla, pero no se puede comprobar que se ha introducido bien la aguja porque no podemos verificar que el fluido pasa a la vena.
3 INTUBACIÓN DE BUCHE Las 4 situaciones de intubación del buche son: - Administración oral de fármacos.
Fluidoterapia.
Alimentación en aves enfermas.
Lavado de buche y toma de muestras.
Se realiza en aves anestesiadas, esperando a que se recuperen. Se usan tubos metálicos y de longitud adecuada para que llegue al buche.
El buche se encuentra en el lado derecho, por lo que el tubo se introduce por la parte izquierda del pico, en dirección derecha.
Se sujeta bien al ave con toallas, se abre el pico y se estira el cuello. Pasamos el tubo lateral y dorsal a la glotis hasta el buche. Si existe resistencia o el animal está muy estresado, retiramos el tubo y volvemos a empezar. Los fluidos que se administran deben estar precalentados, y se administran despacio para evitar la regurgitación. En cada dosis, debemos dar un volumen menor de 20 ml/Kg. El proceso puede repetirse en cuanto se vacíe el buche, que será cuando el contenido llegue al estómago.
CORTE DE ALAS Es una técnica básica simple, pero con implicaciones éticas. No debería realizarse a largo plazo solo por conveniencia del propietario, excepto que proporcione mejor calidad de vida al animal. Se puede hacer a corto plazo para entrenamientos o para la modificac ión del comportamiento. Al cortar las plumas, el ave se desequilibra y no puede dar vuelos altos para escaparse.
La Asociación americana de veterinarios (AAV) está a favor de la técnica bilateral. En aves de cola larga y cuerpo delgado, c omo guacamayos o periquitos, se dejan sin cortar las 5 – 10 plumas primarias, mientras que, en aves de cola corta y cuerpo grande, como las amazonas o el yako, se dejan las 6 – 10 primarias. Esto es para que, cuando el ave recoja el ala, se vea bien estéticamente.
Las plumas deben cortarse de forma individual, de una en una, limando el final de la pluma cortada para evitar daños. Nunca se deben cortar las plumas de sangre ni las coberteras.
CORTE DE UÑAS Las uñas de las aves crecen de forma continua, pero se desgastan con el limado con las perchas, tierra, piedras… Si crecen mucho, el animal no podrá agarrase bien en las perchas y tendrá problemas en las patas.
Se utilizan cortaúñas especiales para aves o de gato, y limas. Si el ave tiene las uñas blancas, se ve bien la arteria próxima al final de la uña, por lo que es más difícil que se produzca una hemorragia. Lo ideal es ir cortando pequeñas cantidades hasta alcanzar la longitud deseada.
Si hay hemorragia, se utiliza stick o polvo de nitrato de plata o permanganato potásico en polvo o cristales. Después de cortarlas, se retiran las perchas durante unas horas, sobre todo si se ha producido hemorragia, para que, con el roce, no se haga daño ni se caiga el coágulo.
Además de cortar las uñas, debemos - valorar las posibles causas del sobrecrecimiento de las uñas: Anchura de las perchas: Deben ser de un tamaño adecuado. Si son muy estrechas, se clava las uñas en las patas. Además, se recomiendan perchas de madera (mejor si son rugosas).
Patologías: Algunas patologías, como la artritis, les impide agarrarse a las perchas y no se realiza el limado.
Malnutrición o enfermedad hepática: El animal estará débil y no se subirá a la percha.
Alteración en la formación de queratina.
CORTE O LIMADO DE PICO Cada especie tiene el pico de una forma, que se va desgastando con el roce entre el pico superior e inferior y con el limado con las perchas, barrotes, piedras de calcio, juguetes… Para cortar el pico, se utiliza una sierra o lima dremel en primer lugar y luego se lima para dar la forma final del pico, según la especie. Es un proceso que debe realizarse con el animal anestesiado, para minimizar el estrés, y teniendo mucho cuidado con la lengua.
Al igual que ocurría con las uñas, se deben - valorar las causas de sobrecrecimiento del pico: Malformación en pájaros jóvenes: Es raro.
Lesiones en el pico o en la cera: Por traumatismos o enfermedades que afecten a la formación de queratina.
Iatrogénico: Por un mal corte de pico anterior. Esto le produce dolor, por lo que no comerá bien y el pico sufrirá una deformación anómala por un desgaste desigual.
Alteración del metabolismo de la queratina: Por malnutrición o enfermedades hepáticas.
ELIMINACIÓN DE ANILLAS Las anillas pérdida especie aves, al igual que otros animales, deben estar identificadas. El uso de anillas es uno de los métodos utilizados, siendo más válidas las cerradas. Con este sistema, puede haber compresión en la extremidad, con daño tisular, necrosis, infecciones, abscesos…, o con de la extremidad o amputación. Esta compresión puede deberse a un tamaño inadecuado (anilla más pequeña que la que requiere la o porque el ave ha crecido más de lo esperado) o por acumulación de suciedad.
Al ser un método identificativo, puede haber problemas legales por su retirada, por lo que debemos colocar un microchip como sustituto (en pectorales, IM). Además, toda anilla retirada debe devolverse al propietario, intentando no dañar el número identificativo.
Para retirarla, se anestesia al ave. Se puede hacer con cortadores especiales para anillas, evitando daño en tejidos, o limando. En este último caso, debemos ir enfriando con agua fría porque produce calor, lo daña los tejidos.
EUTANASIA Se realiza cuando la calidad de vida del animal es mala. Se utiliza el pentobarbital sódico IV, induciendo la anestesia previamente. Si el dueño quiere estar presente, se hace una sedación previa con Ketamina IM, para evitar las convulsiones, y se envuelve con una toalla. Si se va a realizar después una necropsia, se hace la eutanasia por sobredosis de anestésicos volátiles, para evitar que queden hematomas que puedan enmascarar lesiones. La inyección intracardiaca o intracelómica no están recomendadas porque producen disrupción tisular.
4 Animales Acuáticos y Exóticos Exóticos Bloque I: Aves Exóticas Tema 2: Mantenimiento y Patologías Nutricionales T.2 MANTENIMIENTO Y PATOLOGÍAS NUTRICIONALES MANTENIMIENTO DE AVES En cuanto a los animales exóticos, o nuevos animales de compañía (NAC), es fundamental conocer su hábitat natural y condiciones idóneas de alojamiento, alimentación y cuidados básicos que requieren para que tengan un buen estado de salud.
Muchas de las consultas veterinarias relacionadas con animales exóticos se deben a patologías o anormalidades que surgen por un mal alojamiento, alimentación o cuidado. Por esta razón, es muy importante realizar una anamnesis completa y minuciosa sobre estos temas para corregir el estado de salud del ave y para que no surjan errores en el diagnóstico.
ALOJAMIENTO Psitácidas - Jaula: Su tamaño depende del tamaño del ave, pero debe tener un tamaño mínimo que le permita al animal abrir las alas sin rozar con los barrotes. También se recomienda que sean paredes rectas y no curvadas, pues les gusta trepar por los barrotes. Los cierres de la jaula deben ser seguros y ‘a prueba de loros’, pues son animales que, con el pico, pueden abrir ciertas puertas con facilidad.
Si la jaula es pequeña, el ave debe tener periodos de semilibertad para que pueda volar.
- Individuos: Por lo general, las psitácidas son animales gregarios y activos. Lo ideal es que se tengan varios animales, siempre de la misma especie, juntos, lo que mejora su estado de salud y bienestar al interactuar entre ellos.
- Higiene: La jaula debe estar hecha de un material resistente y fácil de limpiar, con comederos y bebederos que puedan retirarse para limpiarlos. No debe contener materiales pesados, pues pueden ser tóxicos para los animales, sobre todo si pican los barrotes.
Además, el fondo debe ser de reja para impedir que el animal contacte con las deyecciones y los restos de comida, y para poder sacar la bandeja para limpiarla.
- Ubicación: Las psitácidas tienen jerarquías. Por ello, debemos colocar la jaula por debajo de nuestros ojos, para que el ave no desarrolle problemas de dominancia como la agresividad hacia el propietario. Debe colocarse en un lugar con buena ventilación y luz solar, pero con opciones de que el ave se quede a la sombra (medio techo o caseta), y nunca en la cocina (gran cantidad de humos).
También se deben evitar lugares con corrientes de aire y no utilizar anillas con cadenas en las patas.
- Perchas: Hay que evitar las que sean de plástico o de metal. Las mejores son las de madera rugosa, para que pueda agarrarse bien y se lime las uñas. El grosor debe ser el adecuado para el tamaño de su garra, que le permita clavar las uñas, porque si no, puede desarrollar problemas como pododermatitis o lesiones en las patas.
- Juguetes: Las psitácidas son muy activas, por lo que necesitan un buen enriquecimiento ambiental con juguetes, escaleras, esconder el alimento… Lo ideal es que haya novedad, cambiándole los juguetes regularmente para que no se aburra, sobre todo si vive solo. El aburrimiento es una de las causas más frecuentes del picaje, una patología en la cual, las aves, se arrancan las plumas.
A la hora de ir a la consulta veterinaria, lo ideal es que el propietario traiga al animal en su jaula de siempre, y sin limpiar, para poder examinar las deyecciones y el estado de la jaula en la consulta.
Paseriformes Las jaulas de estas especies son de un tamaño menor que las de las psitácidas, pues son aves más pequeñas. Una peculiaridad de estas aves en cuanto a su hábitat es que les gusta bañarse, por lo que debemos colocarles una bañera en algunos momentos del día.
IDENTIFICACIÓN La identificación del animal es fundamental, sobre todo en aves que necesiten CITES y en las de alto valor económico. Los criadores identifican a todos sus ejemplares para cruzar individuos determinados y reconocer a las crías. También es muy importante para la trazabilidad del origen o del suministrador, y para confirmar la pertenencia al propietario. Las situaciones más importantes en las que es necesaria la identificación del animal son escapismos de aves que puedan volar y robos de aves caras, como los loros.
Los - - métodos de identificación en aves son: Tatuaje con tinta: En la cara interna de las alas. Hoy en día, no se utiliza porque se borra y se manipula fácilmente.
Fotografía: De características especiales del animal, como deformaciones del pico, ausencia de algún dedo, líneas faciales en los guacamayos (son como las huellas dactilares).
Análisis de DNA: Para los datos del historial clínico y el sexaje.
Microchip: Es un método sencillo, bien tolerado por el animal y difícil de modificar. Se pone con una inyección IM, con el animal anestesiado, y después de comprobar que no tenga otro puesto. Se suele poner en los músculos pectorales, pero se debe pasar el lector por todo el cuerpo para comprobar que no lleve ninguno puesto. Al inyectar, se desliza la piel hacia un lado para que, al soltarla, se tape el orificio muscular con la piel sin perforar.
Anillas: Es el método más utilizado. Se recomiendan las anillas cerradas para que no se las quiten fácilmente (ni el ave, ni otras personas), aunque solo se pueden poner cuando son pollos. En aves adultas, se ponen las anillas abiertas. Hay diversos materiales de anillas, como plástico (para paseriformes y acuáticas), aluminio (loros pequeños), acero inoxidable (más resistente. En los machos se coloca en la pata derecha, y en las hembras en la izquierda), o suizas (son abiertas y se cierran con un remache. En los machos se ponen negras y en las hembras doradas). El mayor problema de este sistema de identificación es que no existe un código común de números y letras, por lo que es muy difícil hacer un seguimiento del animal fuera del país.
5 ALIMENTACIÓN Psitácidas En libertad, se alimentan a base de brotes, hojas, flores, frutos, semillas, néctar, polen y bayas. En de frutas, verduras, hortalizas, legumbres, semillas y frutos secos.
cautividad, su alimentación es a base Las psitácidas son animales omnívoros, oportunistas, neofóbicos (no les gusta lo nuevo) y manipuladores. La dieta debe ser equilibrada y adaptada a cada especie y etapa de su vida (reproducción, muda, crecimiento). Un 45 – 50% de la dieta debe ser pienso, con un 30 – 35% de frutas y verduras (recomendado la variedad), un 10% de otros alimentos (queso fresco, yogurt, galletas…) y pipas y frutos secos como premio, ya que tienen un alto contenido en grasa y les produce obesidad.
Paseriformes En libertad, son insectívoras, frugívoras, nectarínidas, omnívoras, carnívoras y, la mayoría, granívoras. En cautividad, se alimentan a base de mezclas de semillas (con alto contenido en hidratos de carbono, bajo en grasa y proteínas: linaza, alpiste, mijo, negrillo o cañamón), frutas, verduras, pasta de huevo y calcio. En los canarios, se puede reforzar la dieta con carotenoides para intensificar el color.
La ingesta de agua en estas especies es muy elevada, de 250 – 300 ml/Kg PV y las deficiencias nutricionales son muy poco frecuentes.
PATOLOGÍAS NUTRICIONALES El 75% de las patologías en loros tienen una base nutricional. En la historia clínica, debe constar el historial de alimentación, con datos sobre su dieta, composición y frecuencia.
Las patologías más frecuentes relacionadas con la alimentación son: - Alteraciones de la piel y las plumas: Se deben a una malnutrición crónica y produce defectos estructurales en las plumas y cambios de coloración. Debemos conocer la fecha de la última muda para ver si ha afectado a la velocidad de crecimiento de las plumas, a su calidad o al intervalo entre mudas. Estos efectos son reversibles al modificar la dieta, pero es una recuperación larga, de más de 18 meses.
- Obesidad: Se produce sobre todo en psitácidas, como periquitos, cacatúas o loros. Son animales que tienen una alimentación ad libitum de semillas, con un alto contenido en grasa, y que apenes hacen ejercicio. En estos animales aparecen lipomas o acúmulos de grasa en el tejido subcutáneo. Las amazonas y cacatúas tienen gran tendencia a la obesidad, por lo que se debe controlar la ingesta de grasa dándoles pocas semillas y hacer que hagan ejercicio.
 Enfermedad del hígado graso: Con el aumento del colesterol se acumula grasa en el hígado. Es una patología de etiología desconocida, pero muy relacionada con dietas ricas en grasas saturadas que aumentan el LDL. Se observa distensión abdominal, diarrea por una malabsorción crónica, dificultad respiratoria por el aumento de tamaño del hígado y arteroesclerosis con muerte súbita. Su diagnóstico se realiza con RX, viendo el aumento de tamaño del hígado y el aumento de la grasa abdominal.
- Patologías asociadas a deficiencias de vitaminas: Las dietas comerciales, se supone que están equilibradas, pero siempre hay que revisarla. La falta de vitaminas liposolubles (A, D, E) produce alteraciones.
 Deficiencia de vitamina A: La vitamina A es fundamental para la vista, reproducción, inmunidad, diferenciación celular, crecimiento y Una dieta exclusiva de semillas produce un desarrollo embrionario. La hipovitaminosis A se produce por un descenso de la vitamina A (hipovitaminosis A, déficit de vitamina A o de β-carotenos (fruta y verdura) en la dieta o enfermedad respiratoria), un Ca/P invertido por una alimentación exclusiva de semillas. En la clínica, se observa (disminución en la absorción del Ca e hipocalcemia) hiperqueratosis, cambios del color de las plumas, rinitis por rinolitos y un aumento de la grasa (obesidad).
(son piedras de la mucosa respiratoria que taponan las narinas), conjuntivitis, secreción ocular, disnea y disminución de la fertilidad.
También disminuyen el sistema inmune, por lo que puede haber infecciones secundarias. El tratamiento consiste en instaurar una dieta equilibrada, la administración de vitamina A parenteral y el tratamiento propio de las infecciones secundarias.
 Deficiencia de vitamina D: La hipovitaminosis D afecta principalmente a los loros verdes. La vitamina D, junto con la luz solar, es necesaria para la homeostasis del calcio. Si recibe una dieta a base de semillas y su jaula está en el interior, se produce una disminución de la vitamina D y del calcio. En la clínica se observa osteodistrofia juvenil, convulsiones por la hipocalcemia, deformación de los huesos, fracturas óseas y disminución de la fertilidad. Su tratamiento consiste en poner vitamina D y calcio, con exposición al sol y a la radiación UV-B.
 Deficiencia de vitamina E: La vitamina E en un importante antioxidante y es fundamental para la reproducción. En la hipovitaminosis E se observan alteraciones en el desarrollo embrionario y disminución de la fertilidad.
- 6 Patologías asociadas a deficiencias de minerales.
clínica de la Animales Acuáticos y Exóticos Exóticos Bloque I: Aves Exóticas Tema 3: Patologías Digestivas T.3 PATOLOGÍAS DIGESTIVAS FISIOLOGÍA Las particularidades del aparato digestivo de las aves, respecto al de los mamíferos son: - Pico: Morfología muy variada, adaptada a su función y al alimento que ingieren. Normalmente, tienen fístula palatina, pero no cuentan con paladar blando.
- Esófago: No poseen glándulas salivares, pero sí glándulas mucosas faríngeas y esofágicas que lubrican el tránsito del alimento.
- Buche: Es un órgano de almacenamiento para reducir el tiempo de alimentación, pero no todas las aves lo tienen desarrollado. Las granívoras y psitácidas muestran un desarrollo muy importante, resultado de su adaptación para reducir el tiempo de predación. En las palomas, de ambos sexos, segrega un líquido nutritivo producido por células del epitelio escamoso de la pared del buche comúnmente llamado ‘leche del buche’, que es rico en proteínas y lípidos, con el que alimentan al pichón.
- Estómago: Está dividido en:  Proventrículo: Es el estómago glandular, donde se mezcla la comida con los jugos gástricos, pero no se lleva a cabo la digestión.
 Ventrículo: Es el estómago muscular, donde se tritura la comida con ayuda de los jugos gástricos y, en las granívoras, con pequeñas piedras.
- Vesícula biliar: No existe en todas las especies. En psitácidas, la vesícula está solamente presente en las cacatúas. Las palomas tienen vesícula y las paseriformes no.
- Intestino: Poseen dos ciegos y un intestino grueso muy corto.
DIGESTIVO SUPERIOR El aparato digestivo superior de las aves va desde el pico hasta la molleja, y las afecciones que le afectan producen una sintomatología similar, inespecífica de etiología, con síntomas generales como inapetencia, apatía, plumas ahuecadas, disfagia, anorexia o caquexia. Hay otros síntomas que pueden indican en qué parte del aparato digestivo se encuentra la patología: - Cavidad oral: Se restriegan el pico frecuentemente y halitosis.
- Esófago y buche: Regurgitación, incapacidad de vaciado del buche, o buche en péndulo.
- Proventrículo y ventrículo: Regurgitación, pérdida de peso, apetito alterado, dilatación del proventrículo.
Durante la exploración clínica y/o la necropsia, debemos fijarnos en signos asociables a la presencia de lesiones focales o difusas, como nódulos o placas de diferentes tamaños en pico, boca, esófago, buche… Las placas suelen ser blanco-amarillentas y pueden interpretarse como: - Inflamación: Granulomatosas, fibrinosas o diftéricas, caseosas.
Hiperqueratosis.
También debemos examinar por palpación la posible dilatación del buche o del proventrículo, y por observación, la presencia de laceraciones, erosiones, rupturas, fístulas o cuerpos extraños.
PRINCIPALES PATOLOGÍAS Tricomoniasis Es una enfermedad que afecta a palomos y a las especies que los pueden predar, como los halcones. En inglés, se denomina canker, y está producida por el protozoo flagelado y móvil Trichomonas gallinae.
- Epidemiología: Está presente en el buche de palomos portadores asintomáticos y se transmite por comederos o bebederos contaminados o, a los pichones, por la ‘leche del buche’.
- Patogenia: Casi todos los palomos son portadores y la virulencia depende de las cepas y del estado del sistema inmune.
- Patología: Las lesiones que produce son placas caseosas de diferente tamaño que se observan desde la mucosa de la boca hasta el proventrículo, y pueden ocluir el esófago e invadir tejidos adyacentes, como los huesos. Al microscopio, se observa una infección purulenta con necrosis caseosa.
- Diagnóstico: Con el conjunto de síntomas y lesiones más el visionado microscópico, con agua, de masas caseosas. El diagnóstico diferencial se hace con candidiasis e hipovitaminosis A.
- Prevención y control: Se deben eliminar los animales clínicamente afectados y realizar una adecuada limpieza de los bebederos y comederos. También se puede hacer un tratamiento con metronidazol u otros antibióticos imidazólicos.
7 Candidiasis Es una patología que afecta a género Candida, especialmente la psitácidas y, normalmente, es secundaria a otro proceso primario. Está producida por Candida albicans. Esta enfermedad suele ser esporádica, pero pueden darse brotes graves.
levaduras del - Epidemiología y patogenia: Es una levadura comensal oportunista que es aislable de muchas aves. Prolifera por la alteración de la microbiota, debido normalmente a tratamientos, o al fallar el sistema inmune.
- Patología: Afecta, sobre todo, a la cavidad oral y algo menos al resto del aparato digestivo superior. Produce engrosamientos de la mucosa y formación de nódulos circulares. Además, en los periquitos, es característica la ‘micosis del buche’ o buche en péndulo.
Al microscopio se observa que coloniza el epitelio escamoso estratificado del digestivo y que produce hiperqueratosis e inflamación.
Además, la Candida, se puede ver in situ.
- Diagnóstico: Se realiza mediante la anamnesis, para saber si ha habido un tratamiento prolongado con antibiótico, y la observación de las lesiones y de la clínica. Se realiza una observación directa de las lesiones tras la tinción de PAS o GRAM y un cultivo de lesiones, donde el crecimiento ha de ser masivo, pues es un comensal habitual. El diagnóstico diferencial se realiza con tricomoniasis e hipovitaminosis A.
- Prevención y control: Correcta higiene de las jaulas, limpieza con desinfectantes habituales o formalina, uso de antisépticos orales y tratamiento con nistatina, un antifúngico, vía oral en el agua de bebida.
Viruela Aviar Es una enfermedad que afecta a las columbiformes, paseriformes y psitácidas, siendo mucho más importante en paseriformes y algo menos en psitácidas. Las lesiones más importantes se producen en la piel, pero también en la mucosa del tracto digestivo. Está producida por virus de la familia Avipoxvirus, que se replican en las células epiteliales.
- - Patología: Tiene dos formas de presentación:  Forma cutánea: En la piel sin pelos. No entra en esta asignatura.
 Forma diftérica o húmeda: Las lesiones aparecen en la boca, lengua, esófago y buche, y en la tráquea. Son lesiones nodulares, que proliferan en la mucosa, que coalescen o confluyen. Las masas crecen, se necrosan y se forman pseudomembranas diftéricas. Al microscopio se observan las células epiteliales de la mucosa hinchadas o degeneradas, y presencia de cuerpos de inclusión intracitoplasmáticos.
Diagnóstico: Se realiza en base a los síntomas y las lesiones, con la observación de los cuerpos de inclusión en citología o en histopatología. También se puede realizar serología, PCR, microscopía electrónica o asilamiento viral.
Prevención y control: A base de higiene, uso de desinfectantes apropiados y aislamiento de infectados. No existe tratamiento específico, salvo la de prevenir contaminaciones bacterianas con antibióticos, pero sí que existen vacunas.
Hipovitaminosis A Esta patología afecta a las columbiformes. La potente antioxidante.
- - 8 psitácidas, paseriformes y columbiformes, siendo mucho más vitamina A es esencial para el funcionamiento de las membranas importante en las paseriformes y algo menos en mucosas, la piel, el hueso, los ojos…, y es un Epidemiología: Es muy común y está ligada a dietas casi exclusivamente basadas en semillas.
Patología: Afecta a las membranas digestiva, respiratoria y reproductora. En digestivo, afecta a las glándulas mucosas de la boca, esófago, buche y proventrículo, produciendo engrosamientos nodulares amarillentos y friables que confluyen. Al microscopio, se observa metaplasia escamosa de las glándulas e hiperqueratosis, con formación de tapones de queratina y bloqueo de la salida de moco. También hay dilatación de la glándula por el acúmulo de queratina y es frecuente la contaminación bacteriana secundaria.
Diagnóstico: Con la anamnesis, para saber la dieta del ave. El diagnóstico diferencial se realiza con tricomoniasis, candidiasis y viruela.
Prevención y control: Es fácilmente prevenible con alimentos idóneos, como piensos preparados, frutas y verduras. Se puede tratar con vitamina A en agua o pienso y la respuesta suele ser rápida y satisfactoria. Si se han establecido lesiones permanentes en los ojos, la ceguera puede no revertir.
Animales Acuáticos y Exóticos Exóticos Bloque I: Aves Exóticas Tema 3: Patologías Digestivas Enfermedad de Dilatación Proventricular Es una enfermedad que afecta fundamentalmente a psitácidas, aunque hay casos descritos de paseriformes y otros grupos. Es una enfermedad neurológica contagiosa que afecta al sistema nervioso entérico y central, y está causada por una infección por el Bornavirus aviar, con 9 cepas de diferente virulencia.
- Epidemiología y patogenia: El virus - - se excreta en heces y orina, y la vía de transmisión en la feco-oral. Los animales infectados pueden no desarrollar nunca la enfermedad.
Patología: Hay dilatación proventricular muy evidente por retención de ingesta, neuritis o inflamación linfocítica en ganglios, plexos y nervios entéricos, y destrucción de ganglios nerviosos y de nervios, con una incorrecta funcionalidad intestinal.
Diagnóstico: Se realiza en base a los síntomas y lesiones, con confirmación histopatológica de la neuritis o inmunohistoquímica del virus, y también se puede hacer PCR de heces, sangre o tejidos. La serología no es útil porque da un gran número de positivos aparentemente sanos. La sugerencia es hacer siempre un estudio histopatológico del proventrículo de las psitácidas. El diagnóstico diferencial se hace con impactaciones proventriculares por otras causas.
Prevención y control: Limpieza y desinfección, y aislamiento de aves PCR+. El tratamiento indicado se realiza con AINEs y no hay vacunas.
Hepatitis por Cuerpos de Inclusión Es una enfermedad grave que afecta a columbiformes, más concretamente a los y se asocia a la infección por ciertas cepas de - - pichones, Adenovirus y, ocasionalmente, de Herpesvirus.
Epidemiología y patogenia: Los virus son excretados en heces y otras secreciones, y se transmiten verticalmente al huevo y mecánicamente por personas, mosquitos… Pueden establecer infecciones latentes en portadores asintomáticos.
Patología: Da una clínica aguda, en brotes que pueden ser muy importantes, con un 100% de morbilidad en aves de menos de un año de edad y una mortalidad variable, pudiendo ser alta. Produce diarrea, vómitos y pérdida de peso rápido, con lesiones hepáticas que pueden ir desde irrelevantes hasta hepatomegalia y necrosis generalizada. Al microscopio se observan cuerpos de inclusión intranucleares y necrosis hepatocitaria.
Diagnóstico: Es fundamentalmente microscópico, con confirmación serológica y aislamiento viral. El diagnóstico diferencial se hace con enfermedades con sintomatología similar en columbiformes.
Prevención y control: Son muy resistentes a desinfectantes, por lo que se debe hacer un aislamiento de los afectados. Existen vacunas en aves comerciales.
DIGESTIVO INFERIOR Abarca desde el duodeno hasta la cloaca. Las afecciones que afectan a la parte inferior del digestivo producen también una serie de síntomas muy comunes, pero inespecíficos de etiología.
Hay factores predisponentes para que alguna patología aparezca en el digestivo inferior, como una escasa higiene, entrada de animales nuevos sin control adecuado o cuarentena, baja calidad alimenticia, estrés, edad, hacinamiento, enfermedades concurrentes… Producen una sintomatología general con diarrea o deposiciones voluminosas, inapetencia, pérdida de peso, maldigestión-malabsorción, deshidratación, anorexia, melena, heces malolientes, distensión abdominal, ahuecamiento de las alas… Durante la exploración clínica, debemos buscar hipoproteinemia y dolor o tensión en la cavidad abdominal a la palpación. En la necropsia, se observan lesiones focales o difusas en mucosa y serosa. Normalmente, son de etiología biológica (bacterias, virus o parásitos) y, la mayoría de las lesiones, son de tipo inflamatorio, bien agudas o crónicas. En los casos agudos, se observan las asas intestinales dilatadas e hiperémicas, hemorragias focales, multifocales o difusas, y mucosas con erosiones y/o úlceras de carácter multifocal. En los casos crónicos, se observan masas delimitadas o tubérculos en la mucosa o serosa, pudiendo verse también los tubérculos en bazo e hígado.
Enfermedades Bacterianas Afectan a - psitácidas, paseriformes y columbiformes, habiendo numerosos agentes implicados.
Etiología: Los más comunes son las bacterias Gram negativas, como E. coli, Klebsiella spp, Salmonella spp y Enterobacter spp, y otras bacterias como Clostridium spp y Campylobacter spp.
Diagnóstico: Siempre se hace por cultivo fecal, y el tratamiento está basado en las sensibilidades antibióticas de cada caso.
La Mycobacteriosis es una enfermedad típica del tracto gastrointestinal de las aves, más que la respiratoria, producida por bovis M. avium y M.
mediante transmisión feco-oral. Los tubérculos se forman a lo largo del tracto digestivo y, microscópicamente, se observan macrófagos espumosos cargados de bacterias. El diagnóstico se realiza por biopsia o detección de micobacterias en heces por cultivo o tinción. Para esta enfermedad, no se recomienda tratamiento, por la probabilidad de generación de resistencias a antibióticos, generándose cepas de potencial zoonótico grave. La eutanasia es la opción más adecuada.
9 Enfermedades víricas Afectan a - psitácidas, paseriformes y columbiformes. Hay muchos virus descritos, siendo los más relevantes: Enfermedad de Pacheco: Es un Herpesvirus de psitácidas, que produce enteritis necrótica grave y hemorragias. Las lesiones son visibles tanto en mucosa como en serosa.
Enfermedad de dilatación proventricular: Causada por un Bornavirus, que también produce inflamación en plexos y ganglios nerviosos intestinales, y dilatación de asas intestinales.
Adenovirus: Produce la misma enfermedad que la hepatitis por cuerpos de inclusión, con necrosis intestinal, enteritis y aparición de cuerpos de inclusión.
Newcastle: Es un Paramixovirus que afecta a psitácidas, paseriformes y columbiformes, y que produce necrosis y hemorragia intestinal. El tejido linfoide de la mucosa intestinal (MALT) aparece necrótico y se observa vasculitis y necrosis fibrinoide en los vasos intestinales. Es una enfermedad de declaración obligatoria.
Enfermedades parasitarias Los parásitos que más comúnmente afectan a psitácidas, paseriformes y columbiformes son: - Giardia psittaci: - Es la parasitosis más común en psitácidas, con muchos infectados asintomáticos. Da una sintomatología común, malabsorción y pica. El diagnóstico se realiza con coprología directa o flotación fecal con sulfato de zinc, y el tratamiento se hace con metronidazol.
Coccidios: Los más comunes son Isospora spp, Eimeria spp, Cryptosporidium spp, Atoxoplasma spp y Toxoplasma spp, muy frecuentes en psitácidas y paseriformes. Los ooquistes esporulados pueden resistir meses en el ambiente.
Nematodos: Los más frecuentes son Ascaris spp y Capillaria spp, siendo ocasionales en todo tipo de pájaro. Si hay muchos, puede darse un bloqueo de intestino y perforación, teniendo como tratamiento los antihelmínticos.
Cestodos: Son ocasionales en psitácidas.
TUMORES DEL TRACTO DIGESTIVO Los tumores digestivos son poco frecuentes en las aves, realizándose su diagnóstico siempre por biopsia y tratamiento con cirugía.
Algunos de estos tumores son: 10 - Papilomas: Son los más habituales en el tubo digestivo, asociados a papilomavirus y herpesvirus. Se presentan en boca, esófago, buche, proventrículo, ventrículo, intestino y, más frecuentemente, en cloaca. Se observan masas proliferativas, expansivas y no invasivas, que se describen como ‘cubiertas por adoquines’. En la cloaca, pueden producir retención de heces e impactación cloacal. La aplicación de ácido acético o vinagre en la lesión de la cloaca, la vuelve blanca.
- Carcinomas: Se observan especialmente en la unión proventrículo-ventrículo, y pueden ser invasivos a serosa, hígado y otros órganos de la cavidad celómica.
- Tumores de músculo liso: Son infrecuentes, y se observan masas nodulares en la pared intestinal o en la cloaca. El diagnóstico diferencial se hace con tuberculosis.
- Linfomas: Son frecuentes en periquitos, con nódulos o engrosamientos difusos en la pared intestinal.
Animales Acuáticos y Exóticos Exóticos Bloque I: Aves Exóticas Tema 4: Problemas Respiratorios y Sistémicos T.4 PROBLEMAS RESPIRATORIOS Y SISTÉMICOS En las aves psitácidas y paseriformes, las casusas más importantes que originan procesos respiratorios son: - Alteraciones o malformaciones. Ej.: Atresia coanal o de seno infraorbital.
- Causas físicas por traumatismo o cuerpos extraños. Ej.: Enfermedad traqueal obstructiva.
- Deficiencias nutricionales. Ej.: Hipovitaminosis A.
- Alergias o reacciones de hipersensibilidad. Ej.: Enfermedad respiratoria crónica del Guacamayo, asma.
- Neoplasias. Ej.: Fibroma en cavidad nasal, linfosarcoma.
- Agentes infecciosos y/o parasitarios.
PSITACOSIS También se denomina clamidiosis aviar, cuando se trata de aves de corral, u ornitosis, cuando se trata de aves silvestres, pero los 3 nombres son sinónimos de la misma enfermedad.
Es una enfermedad infecto-contagiosa de carácter sistémico y de curso inaparente producida por Chlamydophila psittaci, que afecta a la mayor parte de las aves. Normalmente, las aves actúan de portadores asintomáticos, pero cuando se manifiesta la enfermedad, puede originar diferentes cuadros clínicos dependiendo de la cepa y del hospedador. Esta enfermedad se observa sobre todo en grandes psitácidas y rapaces. Además, es una enfermedad zoonótica incluida en la lista de la OIE, por lo que tiene implicaciones en Salud Pública.
Etiología Se origina por una bacteria Gram negativa de la familia Chlamydiaceae. En concreto, es intracelular obligado cuya morfología depende del su ciclo biológico: - Chlamydophila psittaci, un patógeno Corpúsculo elemental: Es la forma infecciosa, la responsable de la unión y la penetración en la célula, y la forma que se elimina.
Al realizar el diagnóstico, es la fase que se identifica. También es la responsable de la capacidad de supervivencia, es decir, la forma de resistencia de la enfermedad.
Cuerpo reticulado: Es la forma metabólica, responsable del crecimiento y multiplicación dentro de la célula.
Desde un punto de vista inmunológico, se han identificado 6 serotipos y 7 genotipos (A-F), en función de la patogenicidad de la cepa y del hospedador. En psitácidas, el más frecuente es el serotipo/genotipo A, pudiéndose ver el F en periquitos.
En cuanto a la resistencia y sensibilidad de la forma infectante, se tiene información de: - Resistencia: - Es capaz de resistir las condiciones ambientales, sobre todo Tª, humedad y congelación (-20º C 1 año). Este es un aspecto importante en la prevención de la enfermedad. También resiste bien los ácidos y álcalis, y cuenta con una gran resistencia a la desecación, pudiendo permanecer durante meses en materia orgánica.
Sensibilidad: Es muy sensible a gran cantidad de desinfectantes, como formol, fenoles, amonios cuaternarios…, pero sobre todo al hipoclorito o lejía. También es sensible al calor húmedo (121º C 15 min) y al calor seco (> 60º C 1 hora).
Epidemiología Es de distribución mundial, siendo endémica en países tropicales o subtropicales de América del Sur y Australia. Afecta a gran cantidad de aves, incluso silvestres, siendo de mayor frecuencia en espacies de psitácidas y columbiformes. Los principales grupos susceptibles son los animales jóvenes y los inmunodeprimidos o enfermos crónicos. Además, el principal factor desencadenante es el estrés.
Su porcentaje de mortalidad es variable (2 – 50%), pero se encuentra generalmente en torno al 2 – 3%, lo que ha hecho que muchos criadores no le dieran importancia y se haya favorecido la transmisión de la enfermedad.
La transmisión en principalmente horizontal, por contacto directo con secreciones o excreciones de animales enfermos o infectados por vía aerógena o digestiva. Al ser muy resistente a las condiciones ambientales, también hay transmisión indirecta por contacto con fómites o vectores de transmisión. En periquitos, se ha visto la transmisión vertical, que se produce por la toma de alimento infectado y regurgitado por el parental, por lo que no es una transmisión vertical verdadera.
11 Síntomas En la mayor parte de los casos, es un proceso inaparente, con una fase de latencia que puede durar años y con un periodo de incubación de días o semanas. Cuando se manifiesta la enfermedad, hay 3 formas de presentación desde el punto de vista clínico: - Sobreaguda: Muerte sin sintomatología aparente en muy pocas horas.
- Subaguda o crónica: Aparecen los mismos síntomas que en la forma aguda, pero de forma más leve y progresiva, con muerte a los 30 días. Es una forma que afecta sobre todo al pulmón, senos periorbitales y sacos aéreos. También pueden aparecer signos neurológicos, como opistótonos, temblores o paresia, y alteraciones reproductivas, como una disminución en los índices de fertilidad. Además de esto, el animal sufre una pérdida de peso considerable.
Aguda: Predomina la forma respiratoria, con disnea muy marcada (boca abierta y cuello estirado) y aerosaculitis, pero también hay sintomatología inespecífica, como letargia, anorexia, caquexia, plumas erizadas, alas caídas, tos… Otros síntomas son sinusitis o conjuntivitis con secreción óculo-nasal, y una forma digestiva con diarreas de color verde-amarillento y un alto contenido en uratos y biliverdina. Los animales mueren a los 7 – 10 días.
Las lesiones que pueden observarse en la necropsia son espleno y hepatomegalia, edema pulmonar, congestión de la mucosa intestinal, aerosaculitis con exudado serofibrinoso y pericarditis. Muy pocas veces se encuentran lesiones neumónicas.
Diagnóstico El diagnóstico se divide en: - - Clínico: Observando los síntomas y lesiones, y realizando un estudio epidemiológico mediante la anamnesis, obteniendo información sobre el origen del animal, edad, alojamiento, si convive con otros animales… También se puede realizar un examen radiológico, aunque solo nos da información en casos avanzados. En general, con una anamnesis completa y la observación, se llega a un diagnóstico diferencial.
Laboratorial:  Muestra: Según la sintomatología que presente el animal, la muestra se recogerá de un sitio u otro. En general, se recogen muestras de un hisopado de coanas (también faringe o tráquea), de heces (para ver la forma infectante), de sangre y de improntas de la necropsia. Hay que tener en cuenta que la eliminación de la forma infectante por heces se produce de forma intermitente, por lo que, si hacemos una PCR, podemos obtener falsos negativos. Por ello, se recomienda realizar la prueba con muestras de 3 o 5 días.
 Pruebas: Según la clínica que manifiesten.
 Cultivar la muestra en líneas celulares o embrión de pollo.
 Tinción: Como es un patógeno intracelular, necesitará tinciones   específicas, como Giemsa, Stamp, Giménez o Macchiavello.
Es un diagnóstico barato, pero menos sensible que una PCR. Al microscopio, se observan las clamidias dentro de la célula. Este frotis solo se hace en animales con manifestaciones clínicas, pues en un animal asintomático, son difíciles de observar.
Además, el frotis se realiza de muestras de las lesiones, que no tienen los asintomáticos.
Serología con IFD, IFI o ELISA.
Molecular: Se realiza una PCR, que es la mejor prueba diagnóstica que hay, incluso en asintomáticos.
Tratamiento El tratamiento es sencillo, pero, al tratarse de un patógeno intracelular, debe ser largo (hasta 45 días) con el fin de que el animal no quede como portador asintomático. Se pueden usar tetraciclinas, fluoroquinolonas (enrofloxacina, ciprofloxacina) o macrólidos (tilosina).
- Vía oral: Son clortetraciclina (0’5 – 1% en pienso, 1.-2.000 ppm en comida blanda) y enrofloxacina (10 – 20 mg/Kg).
Vía IM: Es la doxiciclina (25 – 50 mg/Kg) el tratamiento de elección. Se puede administrar vía oral junto con el alimento, pero existe la opción de poner una inyección IM si el animal no come.
Profilaxis Hoy en día, no existen vacunas disponibles contra esta enfermedad, debido a que no existe inmunidad aparente ni vacunas eficaces.
Los animales que sobreviven a la infección, quedan como portadores asintomáticos toda su vida, pero no quedan inmunizados. Si vuelven a estar expuestos, pueden volver a sufrir el proceso.
Para su prevención, la mejor opción es cuidar mucho las medidas higiénico-sanitarias, como cuarentenas, manejo adecuado evitando el estrés, limpieza y desinfección periódicas, y tratamientos preventivos con tetraciclinas si se sospecha de la enfermedad. Debemos recordar que es una zoonosis, por lo que hay que evitar el contacto con animales portadores.
12 Animales Acuáticos y Exóticos Exóticos Bloque I: Aves Exóticas Tema 4: Problemas Respiratorios y Sistémicos ASPERGILOSIS Es una enfermedad infecciosa no-contagiosa de origen fúngico y de carácter ubicuitario (agua, tierra…) producida por agentes del género Aspergillus, que afecta a todas las aves. Es un proceso bastante frecuente en la clínica, sobre todo en grandes psitácidas y rapaces.
Etiología Los agentes que producen esta enfermedad pertenecen al género Aspergillus, aunque no todas las especies están asociadas a la patología.
El más frecuente es Aspergillus fumigatus, pero también pueden producirla, en menor medida, A. flavus y A. niger. Estos hongos crecen en medios generales y selectivos, a una Tª de 4 – 30º C, y tienen un color verde-azulado. Son saprófitos y A. fumigatus tiene una morfología espatulada, mientras que los demás, son redondeados.
Epidemiología Aspergillus fumigatus tiene una distribución cosmopolita y carácter ubicuitario, es decir, habita en cualquier sitio. La enfermedad que produce tiene una mortalidad variable, con mayor susceptibilidad en animales jóvenes o inmunodeprimidos.
En general, tienen una transmisión horizontal directa, mediante la inhalación de esporas o de material particulado infectado por esporas. Además, Aspergillus fumigatus tiene la capacidad de penetrar el huevo e infectar al embrión, teniendo una transmisión vertical.
Cuadro clínico La forma respiratoria de la enfermedad tiene dos formas de presentación: - Aguda: Se observa en ejemplares jóvenes, con elevada mortalidad y - morbilidad, y un cuadro general inespecífico. Los síntomas que se observan son la aparición de granulomas en la siringe (órgano fonador), con disnea marcada y cambios en el timbre de voz (signo característico de granuloma de siringe). También hay rinitis, sinusitis, tos y ruidos respiratorios.
Crónica: Se ve en ejemplares adultos y los síntomas aparecen de forma lenta y progresiva. Hay una pérdida de peso acusada y afecta sobre todo al pulmón, sacos aéreos y senos periorbitales. Hoy en día, está disminuyendo su frecuencia de aparición.
A parte de la forma respiratoria, esta patología también puede cursar con: - Dermatomicosis: Costras por reacción de hipersensibilidad de las células dérmicas.
Oftálmica: Conjuntivitis y sinusitis.
Nerviosa: Ataxia, tortícolis… Sistémica.
Las lesiones microscópicas que se observan son placas o granulomas, con hifas rodeadas de células inflamatorias, como neutrófilos, monocitos y células gigantes multinucleadas. También puede aparecer neumonía granulomatosa, aerosaculitis y, en menor medida, granuloma focal del SNC.
Diagnóstico El diagnóstico clínico se realiza en base a la valoración del historial clínico, la observación de síntomas y lesiones, junto con un examen radiológico, y a la hematología, donde se aprecia leucocitosis. En la forma crónica, también puede haber anemia e hiperglobulinemia.
Las - pruebas laboratoriales que pueden realizarse son: Técnicas microbiológicas: Es un hongo que crece bien en medios generales y específicos con ATB.
Técnicas moleculares: PCR.
Histopatología: PAS, IHQ.
Serología: Es poco fiable por la naturaleza ubicuitaria del hongo, porque da falsos positivos y negativos.
Tratamiento La principal opción es la administración de anfotericina B vía IV o intratraqueal por nebulización, teniendo mucho cuidado al sondar al animal. También hay tratamientos sistémicos por vía oral, como itraconazol, ketoconazol, fluconazol o voriconazol. El más seguro de estos es el itraconazol, usando la dosis más baja posible, ya que puede producir vómitos y pérdida de apetito, sobre todo en loros.
Si se ha producido una obstrucción grave de la siringe, la opción elegida debe ser el tratamiento quirúrgico. Si hay dermatomicosis, se puede usar una nistatina tópica.
Profilaxis Se deben instaurar una serie de medidas higiénico-sanitarias, como limpieza y desinfecciones periódicas, manejo adecuado evitando el estrés, o mejorar las condiciones de ventilación.
13 14 Animales Acuáticos y Exóticos Exóticos Bloque I: Aves Exóticas Tema 5: Patologías Dermatológicas T.5 PATOLOGÍAS DERMATOLÓGICAS SARNA KNEMIDOCÓPTICA Es una dermatitis producida por ácaros del género Knemidocoptes y otros géneros similares, que afecta a las aves.
Etiología Los agentes responsables son ácaros del género Knemidocoptes y otros 5 géneros, de la Familia Sarcoptidae subfamilia Knemidocoptinae.
Epidemiología Son ácaros excavadores que se localizan en el estrato córneo. Las hembras ponen sus huevos en estas galerías y se alimentan de las células dérmicas o de la queratina de las plumas.
La transmisión es por contacto directo parenteral en pájaros de vida libre, o indirecto con el frotamiento de objetos o alimentos. En los animales parasitados asintomáticos es un agente oportunista secundario, con diferencias en la susceptibilidad genética, deficiencias inmunitarias o nutricionales, altos niveles de estrés o malas condiciones higiénicas.
Patogenia Estos ácaros producen sus efectos patológicos por la excavación que realizan y por su alimentación de queratina, además de los metabolitos que excretan. En el estrato córneo o áreas sin plumas, forman cavidades, dando lugar a una piel porosa. En los folículos de las plumas tienen un efecto desplumante.
Formas clínicas Según donde se localicen los ácaros, hay distintas formas de presentación: - Sarna del pico (cara) de las psitácidas: Producida por Kn. pilae en psitácidas, siendo típica de los pericos australianos, aunque también se da en paseriformes, rapaces y gallináceas. Afecta principalmente a los pericos australianos en pico y patas.
En el inicio, las lesiones se encuentran en las comisuras, base del pico y cera, y se continúan por el contorno del pico, cera, narinas y contorno de los ojos, pudiendo haber extensión a las patas, cloaca y rabadilla. Es una patología de desarrollo lento, pudiendo haber largos periodos sin mostrar lesiones.
Aparecen lesiones hiperqueratósicas, escamosas y capas costrosas, observándose galerías en panal al microscopio. Estas lesiones son persistentes tras el tratamiento y puede haber malformaciones del pico. El síntoma principal es el prurito en fases avanzadas.
- Sarna de las patas: Producida por Kn. mutans y Kn. jamaicensis, con elevado interés en canarios.
- Sarnas desplumantes del cuerpo: Producidas por Kn. gallinae y Kn. laevis.
Diagnóstico 1. Raspado cutáneo y visualización MO de los Knemidocoptes.
2. En el pico, el diagnóstico es básicamente clínico: Lesiones costrosas, escamosas, malformación, prurito.
3. Histología en necropsia: Acumulación de costras atravesadas por múltiples túneles formados por los ácaros.
Tratamiento En la - sarna del pico, se trata a los animales enfermos y a los que han estado en contacto mediante: Ablandar y eliminar la costra.
Regenerar el epitelio con vitamina A.
Calmar el dolor local con anestésico o analgésico.
Disminuir la inflamación local.
Acaricidas, como avermectinas (ivermectina, selamectina, moxidectina).
Desinfección de jaulas y utensilios.
En la sarna de las patas, para actuar contra el picor y la inflamación se administra azufre y pelitre, junto con ácido salicílico, dexametasona, benzocaína y vitamina A.
15 CLAVOS – PODODERMATITIS También se llama Bumblefoot, y es una dermatitis del epitelio plantar de las aves.
Etiología Se debe a la inactividad, por un apoyo excesivo del peso en las patas que causa isquemia por compresión, lo que favorece la aparición de ulceras e infección bacteriana. Estos problemas también pueden aparecer de forma decir, por cargar el peso sobre la pata ‘sana’.
secundaria a un proceso doloroso en la otra pata, es Epidemiología Se produce en aves en cautividad sin actividad, no en aves libres. En las que más frecuentemente aparece es en las rapaces, como los halcones, pero también puede aparecer en ninfas, psitácidas o palomas, sobre todo si llevan una dieta basada exclusivamente en semillas.
Patogenia La presión plantar constante produce una restricción del flujo sanguíneo hacia la zona, originando hipoxia y muerte de los tejidos. Esto favorece la aparición de ulceras, que pueden infectarse con bacterias.
Síntomas y lesiones Es un proceso largo, y pueden aparecer 3 tipos de lesiones: - Tipo I: Marca plantar, con callo o costra blanda, sin lesión abierta. Hay retracción de la garra, con la pata dolorosa, inflamada y caliente.
Tipo II: Úlceras abiertas y costras infectadas por bacterias, como Staphylococcus aureus, E. coli o Pseudomonas spp. Hay pus en cavidades, con la pata dolorosa, inflamada y caliente.
Tipo III: Infección de estructuras profundas. Los huesos de los dedos sufren malformaciones, y la infección en ligamentos y tendones dificulta la movilidad de los dedos.
Las patas están muy inflamadas, dolorosas y calientes a la palpación. El tratamiento no es práctico y, si se recuperan, les quedará un callo cicatricial.
Diagnóstico Mediante la clínica y los datos de la inactividad del ave. Se puede hacer una radiografía para ver la extensión de la lesión, si ha llegado al hueso.
Tratamiento Las pautas de tratamiento son: - Vaciar los abscesos de pus.
Desbridación del tejido necrótico.
Tratamiento local con antibióticos y antisépticos.
Antibióticos sistémicos con antibiograma.
Utilizar “zapatos” para descargar el peso en los dedos.
Prevención Para prevenir la aparición de clavos, es fundamental evitar el sobrepeso del ave y aumentarle el tiempo de vuelo. También es importante mirar la calidad de las perchas, pues deben ser acolchadas, de varios diámetros adecuados y de madera natural. Se pueden administrar vitaminas (A y complejo B) y minerales (calcio), y revisar regularmente las patas.
16 Animales Acuáticos y Exóticos Exóticos Bloque I: Aves Exóticas Tema 5: Patologías Dermatológicas PICAJE Es la pérdida de plumas por automutilación.
Etiología Es un síndrome que aparece en diversos procesos, como: - Enfermedades pruriginosas.
- Deficiencias higiénicas o nutricionales.
- Hábitos o cortejo.
- Problemas comportamentales o neurosis.
Es lo más frecuente, por lo que el resto de apartados se refieren a esta causa. El picaje comportamental se debe a:     Inactividad o ejercicio.
Estímulos: Aburrimiento, entorno, alimentación.
Propietarios: Cambios de personas, horarios… Relaciones: Novedades, agresividad, sexual.
Sintomatología Los síntomas que se observan se debe a la acción del propio animal sobre las plumas. Se ven plumas rotas, dobladas y en mal estado, o un arrancado de las plumas del pecho, borde craneal de las alas y de las patas.
También puede haber amputación de uñas y dedos, con infecciones e hipotermias secundarias.
Diagnóstico El diagnóstico diferencial se hace con: - Automutilación o no (por enfermedad).
Problemas comportamentales o de otro tipo.
Se realiza mediante la observación prolongada y evaluación de las condiciones de mantenimiento. Si es comportamental, habrá factores estresantes y habrá que evaluarlos para corregirlos. Si no es comportamental, puede deberse a hábitos o a enfermedad, por deficiencias higiénicas o nutricionales.
Tratamiento El tratamiento sintomático consiste el uso de collares isabelinos para pájaros, tratamiento local de las lesiones, como ulceras o costras, y el uso de tranquilizantes y psicótropos.
También se debe realizar un tratamiento corrector y preventivo, como: - Productos: Saborizante amargo.
Alimentación: Correcta, horarios fijos y con estímulos, como esconderla para que la encuentre.
Manejo: Condiciones correctas y estímulos:          Tª, humedad, fotoperiodo, luz natural. Debemos controlar los parámetros ambientales y permitir la entrada de luz solar para que obtenga vitamina C.
Acceso a baño o ducha diario (aspersión).
Jaula: Lugares concurridos, buen tamaño, nidos o cajas para aislarse.
Cambios de mobiliario.
Juguetes para que investigue y cuerdas.
Periodos de libertad y relación con el propietario.
Redireccionar el picaje a ramas o troncos.
Introducir nuevas aves para compañía.
Pareja.
17 18 Animales Acuáticos y Exóticos Exóticos Bloque I: Aves Exóticas Tema 6: Patologías del Aparato Reproductor y Urinario T.6 PATOLOGÍAS DEL APARATO REPRODUCTOR Y URINARIO APARATO REPRODUCTOR Las patologías reproductivas en la clínica veterinaria son una de las mayores casuísticas de motivo de consulta.
Hembra Al nacimiento, las hormonas inhiben el desarrollo del ovario y oviducto del lado derecho, por lo que solo tienen, a efectos prácticos, el aparato reproductor del lado izquierdo. Las aves hembra, a diferencia de las mamíferas, son ovovivíparas, es decir, producen huevos, no presentan ciclos estrales ni gestación.
El ovario se encarga de la elaboración de gametos femeninos y es donde se produce el depósito de la yema, con sustancias vitelinas procedentes del hígado.
El oviducto presenta 3 estructuras bien diferenciadas: - Infundíbulo: Recibe los folículos del ovario y es donde - tiene lugar la fecundación. Es donde se empieza a depositar la clara alrededor de la yema.
Magno: Es el segmento más largo y donde se produce, casi en totalidad, el depósito de la clara.
Istmo: Se da el depósito de las membranas interna y externa de la cáscara, o membranas testáceas.
En el útero tiene lugar el depósito de la cáscara del huevo. Tras tener la cáscara, el huevo pasa por el estrechamiento útero-vaginal y se orienta para llevar a cabo una puesta correcta. En la vagina hay una válvula que sirve como almacén para los espermatozoides, que pueden permanecer allí hasta 1 semana. Finalmente, tiene lugar la ovoposición, donde el huevo formado sale por la cloaca.
Macho Las aves machos tienen 2 testículos intraabdominales, por encima del polo craneal de cada riñón. En época reproductiva, los testículos aumentan de tamaño para volver a disminuir al terminar, pero nunca serán tan pequeños como en los animales inmaduros.
Al ser testículos intraabdominales, tienen una elevada temperatura (41 – 43º C), algo fundamental para la espermatogénesis. Los tubos seminíferos del testículo se interconectan en la rete testis, que, a su vez, está conectada por medio de los conductos eferentes al epidídimo. Los testículos también realizan la síntesis de hormonas, principalmente testosterona.
Los conductos deferentes desembocan en la cloaca, y en ellos se produce la maduración y almacenamiento de los espermatozoides. Estos conductos, junto con los uréteres, desembocan en el urodeo de la cloaca, donde forman la vesícula espermática. El conjunto de las dos vesículas forma la papila eyaculadora, que se encuentra en la pared de la cloaca.
Las aves no tienen órgano copulador como tal, sino que tienen un tejido esponjoso que recoge el esperma en la gotera externa del conducto. Durante el coito, el macho everte su cloaca y deposita el semen en la hembra.
Reproducción En la naturaleza, los factores estacionales y ambientales, que actúan en el eje hipotálamo – hipófisis – gónadas – hormonas sexuales, influyen mucho sobre la actividad reproductiva y sobre las características sexuales secundarias. La aparición de la pubertad en las aves silvestres es muy variable, pues es necesario que adquieran un tamaño adecuado, por lo que, en aves más pequeñas, aparece antes.
- Diamante mandarín: 4 meses.
Canario: 7 – 8 meses.
Periquitos, agapornis y cotorras: 8 m – 1 año.
Loros medianos: 1 – 2 años.
Loros grandes: 3 – 6 años.
En cautividad, se debe imitar a la naturaleza en cuanto a factores ambientales para una correcta actividad reproductiva: - Fotoperiodo. Horas de luz crecientes.
Temperatura.
Pareja potencial. Puede ser un espejo, el propietario o un objeto inanimado.
Habitáculo adecuado.
Material de nidificación o nido.
Si responde bien a estos factores, se observa que el ave adquiere una conducta reproductora, con un comportamiento más territorial, aumento de la agresividad (defensa del nido), comportamiento de anidación y signos que indican emparejamiento, como la regurgitación de la comida por parte del macho o el acicalamiento.
En cautividad crían siempre porque se les procuran unas condiciones óptimas, lo que puede dar problemas.
19 SEXAJE Algunas aves son: - - Dimórficas: Los sexos se diferencian por características fenotípicas.
   Periquito: Las hembras tienen la cera de color blanco y los machos azul.
Diamante mandarín: El macho tiene una mancha roja en las mejillas.
Ninfas: Tienen una mancha naranja que, en el macho, es más pequeña y brillante.
Monomórficas: No hay diferencia entre machos y hembras.
 Palomas, loro gris, yako, agapornis, tucán… El sexaje de las aves es importante en aves monomórficas y en las crías de las aves dimórficas, que no presentan dimorfismo sexual.
Los métodos que se utilizan para este fin son: - Técnicas tradicionales: No son fiables.
 Plumaje: Se les abre el ala en abanico para ver las plumas primarias y secundarias. Si las primarias son más altas que las secundarias, es una hembra. Si tienen el mismo nivel, es macho. Solo sirve en pollos.
 Coloración del plumón: Si es rojo es hembra, y si es amarillo es macho.
 Comportamiento: Si tiene comportamiento de cópula y regurgitación en el cortejo, es macho, aunque puede copiar este comportamiento de los congéneres, por lo que no es muy fiable. En canarios, es el macho el que canta, y en la rosella, es la hembra la que muestra agresividad.
 Palpación de huesos pélvicos: Si están más juntos es un macho, si están separados es una hembra.
 Exploración de la cloaca: Se hace en época de cría, donde se abomba en ambos, pero más aún en la hembra.
 Exteriorización del pene: En anátidas, que lo tienen.
- Laparoscopia: Es una técnica que ofrece una mayor información reproductiva y general del animal, además de que permite tomar muestras, valorar el estado de los órganos y del propio animal. Los inconvenientes son que es un procedimiento caro, y necesita sedación y anestesia.
- Técnicas genéticas: En las aves, es la hembra la heterocigota (ZW), mientras que el macho es homocigoto (ZZ). Mediante el cariotipo se detecta si es ZZ o ZW, y con la citometría de flujo, se detecta que el cromosoma W es más pequeño que el Z (el DNA de la hembra pesa menos). Es una técnica laboriosa y, en la citometría, hay una diferencia significativa en la cantidad de DNA de las células de ambos sexos.
- Técnicas de finger-printing o huella genética: Se realiza con DNA no degradado, algo difícil de conseguir, además de que necesita mucho tiempo para obtener el resultado.
- Técnicas genéticas de estudio de DNA o PCR: Se detecta el gen CHD, un gen asociado al cromosoma W de la hembra. Se necesita una pequeña muestra de sangre (0’5 ml) o de plumas en crecimiento. Es una técnica no invasiva que no implica riesgo, con las mínimas necesidades de DNA, la degradación del DNA no interfiere, es sencilla y rápida (2 días), con una elevada homología del gen CHD en las aves, de fiabilidad prácticamente del 100% y de fácil interpretación de los resultados.
Gen CHD para particulares Laparoscopia para criadores PATOLOGÍAS REPRODUCTIVAS Para saber si estamos ante una patología o no, es necesario conocer la fisiología de la puesta: - Número de huevos: Debemos saber el número normal de huevos que pone la especie en cuestión. Las aves exóticas más comunes en la clínica suelen poner 4 – 5 huevos. Este número va acorde con el número de pollos que puede sacar adelante. Algunas hembras son capaces de responder visualmente, es decir, si ven que ya han puesto 5 huevos, paran, y si se les quita un huevo, ponen otro.
 1-albatros, pingüinos; 2-palomas, colibríes; 4/5-periquitos, agapornis, ninfas; 15-gallináceas y patos.
- Tiempo entre puestas: Es importante saberlo para saber si hay retención de huevos. El canario hace la puesta en intervalos de un día, mientras que las psitácidas lo hacen cada 48 horas.
RETENCIÓN DE HUEVOS O DISTOCIA La retención es la incapacidad de un huevo para pasar por el oviducto con una cadencia o ritmo normal. Es algo muy frecuente. El huevo, en algún momento, se queda detenido, por lo que, según donde esté, tendrá más o menos capas formadas.
La distocia es la obstrucción mecánica de un huevo en la porción caudal del tracto reproductor, sobre todo en el estrechamiento vaginal.
Hay algo que le impide la salida.
Etiología La etiología es multifactorial. Son causas que hacen que el oviducto no ayude al transporte del huevo.
- 20 Disfunción muscular del oviducto, útero y/o vagina.
Daño mecánico, agotamiento funcional por cría prolongada.
Infecciones, enfermedades sistémicas o locales.
Deficiencias nutricionales o agotamiento metabólico: Hipoglucemia, hipocalcemia.
Excesos nutricionales, obesidad, falta de ejercicio.
Falta de luz solar. Ayuda en la síntesis de la vitamina D3, importante para el depósito del calcio.
Cierta predisposición genética, edad avanzada.
Cambios de Tª ambiental.
Deshidratación. Inhibe rutas metabólicas y hace que haya menos moco para que pase el huevo.
Sobreproducción o deformación de huevos.
Animales Acuáticos y Exóticos Exóticos Bloque I: Aves Exóticas Tema 6: Patologías del Aparato Reproductor y Urinario La hipocalcemia es un factor muy importante. La glucosa y el calcio son sustancias necesarias para la formación del huevo y para la musculatura. En la época de cría, se debe controlar muy bien el aporte de calcio. Si está en exceso, los huevos adquieren una cáscara rugosa que puede hacer que no avance bien, y si hay defecto, el huevo no se formará bien. Debe haber en la ración una relación Ca/P de 1:1 o 2:1, con un 0’35% de calcio en cacatúas y ninfas, y un 1% en grandes psitácidas.
En hembras alimentadas con semillas de girasol se debe saber que son insuficientes en calcio (0’13%), con una desfavorable relación Ca/P (1:5’6) y un alto contenido graso. En épocas de puesta, se debe añadir calcio en el agua de bebida.
Síntomas La hembra estará apática, con el abdomen hinchado y elevación de la cola. También hay depresión (rehúsa volar), movimientos del abdomen, disnea y anorexia. Si la retención comprime los nervios ciáticos, hay parálisis de las patas, y si comprime el intestino grueso, hay defecación anormal.
Diagnóstico Se realiza mediante: - Palpación: Hay que cogerla bien y palpar suave para no romper el huevo. Si el huevo ya tiene cáscara, se nota muy bien.
- Radiografía: Se puede ver el número y la posición de la retención. El problema es que, si no está calcificado, no se ve.
- Ecografía: Es la mejor prueba que hay. Permite saber el número, la posición, si está calcificado o no, diferenciarlo de un lipoma o tumor… Tratamiento Las opciones de tratamiento dependen del grado de retención: - Clínico: Debemos rehidratarlo rápidamente y hacer una radiografía. También se evalúa la alteración hematológica que pueda haber, como la hipocalcemia o acidosis metabólica.
- Estabilización y tratamiento médico: Se debe hacer con sumo cuidado para no estresar más de lo debido al animal. Se coloca al animal en una incubadora para darle calor (40º C), y acceso rápido y sencillo al agua de bebida y a la comida. Se le administra una dosis de calcio de absorción rápida inyectado, dextrosa para darle energía, aminoácidos para el metabolismo, suplementos vitamínicos como la vitamina B… Muchos de estos animales empiezan pronto a responder.
 Fluidoterapia: Por vía SC, IO o IV se le administran antibióticos (si no está calcificado, por si hay peritonitis), antiinflamatorios (AINEs) y analgésicos (butorfanol).
 Limpieza y lubricación de la cloaca y tejidos prolapsados.
- Hormonas:  Oxitocina y PGF-2α: Favorecen la contracción de la musculatura lisa del oviducto. Debemos estar muy seguros de que el esfínter útero-vaginal está abierto y sin obstrucción mecánica, que no hay rotura del oviducto, y de que no hay adhesiones entre el oviducto y el huevo. Son cosas difíciles de saber, por lo que es un tratamiento de alto riesgo.
 PGE-2: Favorece la contracción de la musculatura lisa y dilata el esfínter útero-vaginal. Prepidil gel, Pharmacia Upjohn, 0’0025 ml/Kg.
- Dejarla tranquila y esperar. Debemos darle el tiempo normal entre puesta y puesta (24 h en especies pequeñas, 24 – 48 h en grandes psitácidas).
- Tratamiento no quirúrgico:  Masaje manual, lubricación…  Ovocentesis: Puncionar el huevo.
Si vemos el huevo por la vagina/cloaca, hacemos una dilatación, punción transcloacal, aspiración del contenido (con 18G) y extracción. Si no visualizamos el huevo, debemos fijarlo en la pared abdominal y hacer una punción transabdominal, aspirando el contenido. Se le aplica antibioterapia e irá eliminando las membranas en los días siguientes.
- Tratamiento quirúrgico: Debemos tener sumo cuidado con las especies menores de 200 gr, pues pueden morir durante la intervención. Consiste en la extirpación del oviducto.
Prevención Las recomendaciones para evitar esta patología consisten en atender las condiciones de mantenimiento, nutrición… - Alimentación equilibrada y adaptada a cada ciclo biológico.
Evitar espacios reducidos de cría.
Disponer de un aviario o voladero donde ejercitarse y tomar el sol.
Sin sol: Administrar vitamina D.
Aporte de calcio y fósforo en conchas o plumas de sepia.
Evitar la obesidad, sobre todo en hembras en cría.
Asegurar una correcta hidratación de las hembras.
Prestar atención de los huevos, si son blandos o con malformaciones.
No forzar a las hembras con demasiadas nidadas en un mismo año.
21 PUESTA CRÓNICA Es cuando una hembra efectúa puestas de forma continua, independientemente de la presencia de un macho y/o sin ajustarse a la época habitual de cría. Se da sobre todo en especies tropicales (periquitos, agapornis, cacatúas), que se adaptan mejor a los cambios de Tª, y que son criadas a mano, quedando imprentadas por el humano.
Esto se debe a una selección artificial continuada de individuos que crían bajo cualquier condición, a menudo, muy diferentes de los existentes en hábitats naturales.
Estas hembras adoptan como pareja sustitutoria al dueño, a un ave distinta a su especie, o a un objeto inanimado. El ave afectada presenta delgadez, hipocalcemia y desnutrición, escasez de plumaje, y una ligera dermatitis alrededor de la cloaca, debida a la masturbación continuada. Esta patología puede complicarse con la anterior, la retención de huevos.
Su - tratamiento consiste en: Modificaciones ambientales: Debemos re-educar al dueño porque su ave ‘vive extremadamente bien’. El dueño debe hacer una disminución del fotoperiodo a 8 – 10 h de luz al día, eliminar elementos que estimulan la puesta, como el nidal y el compañero, no retirar los huevos, cambios en la jaula y en el lugar de la jaula.
Asegurar una nutrición adecuada: Disminuir las proteínas.
Compensar los desequilibrios vitamínicos y de minerales.
Si todo esto no funciona, se puede recurrir a: - Tratamiento médico con hormonas:  Progestágenos: Cuando la puesta haya finalizado, se administra acetato de megestrol o de medroxiprogesterona. Sus efectos secundarios son depresión, poliuria, pérdida de peso, inmunosupresión, alteración hepáticas o diabetes mellitus ocasionalmente.
 Gonadotropina coriónica humana – hCG. No funciona bien.
 Agonistas de la GnRH: Es la que más se usa. Está indicada para retención de huevos, puesta crónica, problemas de agresividad y - control de la fertilidad. Estas hormonas, bloquean los receptores de la GnRH, aunque son tratamientos caros.
 Deslorelina (Suprelorin): Se coloca un implante de 4’7 mg de deslorelina, vía IM o SC. Bloquea la puesta durante 8 meses y da resultados positivos sin efectos adversos.
 Acetato de leuprolide: 100 – 200 µg/Kg vía IM.
Salpingohisterectomía: Consiste en vaciar a la hembra.
PROLAPSO DE OVIDUCTO O CLOACAL Se produce en hembras ponedoras crónicas, sobre todo en periquitos, ninfas e inseparables. Las Su - causas son: Primaria: Hiperplasia fisiológica durante la puesta.
Secundaria: Retención de huevos o distocia, contracciones de expulsión, otros procesos como papilomas cloacales.
tratamiento consiste en evaluar la estructura prolapsada y el estado de la mucosa.
Si es viable: Limpieza con solución hipertónica y antisépticos tibios, lubricación y reposición manual. Si hay huevo, quitarlo.
Si hay necrosis: Resección.
   Crónico: Cloacopexia.
Oviducto: Histerectomía.
Recidiva: Puntos o sutura de contención, e inhibir la ovulación.
Según la rapidez de actuación, suelen tener un pronóstico bueno.
TUMOR TESTICULAR Es la única patología del macho que aparece en la clínica. Se da en periquitos e, incluso, en adultos jóvenes.
Los síntomas que se observan son aumento del tamaño testicular, con cojera, y feminización, porque tumorizan las células de Sertoli normalmente. Si vemos un animal que cojea con un cambio de coloración en la cera (azul  marrón), es muy probable que padezca un tumor testicular.
El 22 diagnóstico se realiza con ecografía y endoscopia, y su tratamiento es quirúrgico. Esta patología suele ser un hallazgo de necropsia.
Animales Acuáticos y Exóticos Exóticos Bloque I: Aves Exóticas Tema 6: Patologías del Aparato Reproductor y Urinario APARATO URINARIO Los riñones de las aves son alargados, se dividen en la parte craneal, media y caudal, y se encargan de elaborar la orina. Los uréteres conducen la orina formada en los riñones hasta la cloaca, donde desembocan junto con el aparato digestivo y reproductor.
Enfermedades del riñón Las distintas enfermedades que pueden aparecer en el riñón son: - Defectos congénitos:  Agenesia: Falta del esbozo embrionario, es decir, no tienen tejido renal. Si es bilateral, es incompatible con la vida, pero, si es unilateral, se produce la hipertrofia compensatoria del otro riñón.
 Hipoplasia: Falta de desarrollo de un o ambos riñones. Estos riñones son más pequeños, con poca o nula funcionalidad. Si es bilateral, hay pérdida de la capacidad de filtración.
- Nefropatías:  Tóxicas: Por micotoxinas, enterotoxinas o metales pesados.
 Nutricionales: Por hipervitaminosis D, hipovitaminosis A, sal, o dietas ricas en calcio, proteínas o colesterol.
- Nefritis infecciosas:  Víricas: Poliomavirus, herpesvirus o paramixovirus.
 Bacterianas: Infecciones ascendentes desde el aparato digestivo o septicemias (Staphylococcus, Streptococcus, Listeria, E.
coli, Salmonella, Klebsiella, Yersinia, Proteus, Pasteurella, Citrobacter, Serratia, Pseudomonas, Providencia, Chlamydophila psittaci, Mycobacterium).
 Fúngicas: Aspergilosis.
 Parasitarias: Cryptosporidium, Eimeria, Isospora, Encephalitozoon, Microsporidium.
- Glomerulopatías: Inmunomediadas y amiloidosis.
- Neoplasias: Primarias o secundarias.
Enfermedades de los uréteres Las enfermedades de los uréteres son: - Obstrucción uretral:  Hipovitaminosis A: Produce la disminución de moco, por lo que se origina metaplasia escamosa del epitelio uretral.
 Obstrucción cloacal: Por fecolitos, urolitos, neoplasias, cuerpos extraños, huevos, cloacitis…  Prolapso cloacal o intestinal.
GENERAL Signos clínicos En la patología renal, se producen una serie de síntomas inespecíficos y generales, como letargia, debilidad, anorexia, vómitos y regurgitaciones. Otros síntomas, como poliuria/polidipsia u oliguria o anuria, sí que nos hacen sospechas de que existe un componente urinario en la patología. En concreto, la oliguria o anuria, se produce por nefrotoxinas que causan un problema renal agudo.
En procesos renales más avanzados, tenemos ya una serie de síntomas específicos que nos orientan hacia el diagnóstico, como hematuria, hemoglobinuria, gota visceral o articular, distensión abdominal (al aumentar de tamaño los riñones) o paresia-parálisis de patas.
Diagnóstico El diagnóstico de una patología renal en las aves es complicado. Es necesario hacer una actuaciones no resultan muy útiles.
- - radiografía siempre, pues el resto de Bioquímica:  Hiperuricemia: No es un indicador especifico, pero, si se encuentra  Urea y creatinina: En aves no resulta nada útil.
 Alteraciones de electrolitos: No siempre se producen.
> 150 mmol/L nos puede orientar.
Urianálisis: Es de fiabilidad dudosa porque, en las aves, la orina se mezcla con las heces.
Radiografía y ultrasonografía: Es lo más útil y veremos nefromegalia y radiodensidad aumentada.
Endoscopia y biopsia renal:   Abordaje: Mediante laparotomía lateral post-púbica, laparotomía media o con abordaje dorso-pélvico.
Técnica: Se recoge una muestra de la división media o caudal del riñón. Se necesita personal e instrumental adecuado, pues hay un alto riesgo de hemorragias.
Tratamiento El animal estará deshidratado, por lo que se administra una pauta de fluidoterapia vía SC, IO (intraósea) o IV. A su vez, según el agente causal, se aplica un tratamiento sintomático con antibióticos, antifúngicos, antiparasitarios o AINEs (corticoides no porque son nefrotóxicos).
También se debe iniciar una dieta adecuada, baja en proteínas y colesterol, y con niveles adecuados de calcio y vitaminas. En el caso de que el animal padezca gota, se aplica un tratamiento paliativo con colchicina o alopuridol.
23 24 Animales Acuáticos y Exóticos Exóticos Bloque I: Aves Exóticas Tema 7: Urgencias, Cuidados Intensivos y Anestesia T.7 URGENCIAS, CUIDADOS INTENSIVOS Y ANESTESIA PACIENTE EN ESTADO CRÍTICO Cuando llega un paciente en estado crítico, lo primero que hay que hacer es un triage, una identificación rápida de aquellos pacientes que requieren atención inmediata porque su vida corre peligro.
Una vez tengamos al paciente delante, debemos estabilizarlo. Para ello, se evalúa al animal en etapas, permitiéndole que descanse entre ellas. Se introduce al ave en una jaula de cuidados intensivos para realizar la primera exploración, y debemos tener cuidado con la manipulación para minimizar el estrés. La jaula de hospitalización permite el control de la Tª y humedad, fácil captura del ave dentro de la jaula, facilidad de limpieza y desinfección, y tiene perchas móviles para poder retirarlas en aves muy enfermas.
En la primera exploración, debemos fijarnos en: Si hay descarga oculonasal e inflamación.
Examinar la cavidad oral brevemente.
Palpar el buche, los músculos pectorales y el espacio celómico.
Tiempo de rellenado capilar en la vena cutánea cubital.
Auscultar el corazón, pulmón y sacos aéreos.
Observar la ventilación y el reflejo de presión en pies, para ver el grado de debilidad.
Si el ave está relajada, la pesamos y pasamos a la exploración completa.
- Urgencias 1. Estabilizar 2. Exploración completa 3. Toma de muestras Es sumamente importante estar preparado a la hora de atender una urgencia. Debemos seleccionar el material necesario para la sujeción del animal y tenerlo todo preparado, reduciendo el tiempo de sujeción. También debemos preparar los fármacos necesarios para sacar al animal de una posible parada cardio-respiratoria, con la dosis calculada y cargada (Doxapram 5 – 20 mg/Kg IV). Se debe trabajar en equipo con coordinación, entre veterinario y auxiliares, y conocer las técnicas de reanimación.
El equipo básico en una urgencia de aves consta de: - Balanza pequeña (10 – 2.000 gr).
- Cajas de hospitalización, para aumentar la Tª y humedad.
- Espéculos orales para aves.
- Tubos de alimentación.
- Nebulizador.
- Dietas para aves y dietas para cuidados intensivos de aves.
- Calentador de fluidos parenterales.
- Personal cualificado.
En aves, las situaciones que requieren una correcta estabilización en urgencias son la hipovolemia o shock, deshidratación, hipotermia, hipoxia e inanición.
Hipovolemia o Shock Corregir la hipovolemia es prioritario en todos los casos. Los signos clínicos que observaremos en un ave con hipovolemia son mucosas pálidas, aumento de TRC, aumento de la frecuencia cardiaca, disminución del valor hematocrito e historia de hemorragias.
En estos animales debemos colocar un catéter intraóseo porque el acceso a venas es difícil.
Las situaciones de emergencia relacionadas con la hipovolemia, y su manejo inicial, son: 1.
Hemorragia aguda o shock hipovolémico: Debemos hacer una exploración rápida al pasar de su jaula a la de hospitalización.
Colocamos al animal en la jaula con 30º C, humedad y enriquecida con oxígeno, sin perchas y con comida y agua. Ponemos el catéter intravenoso o intraóseo y vamos administrando un bolo lento, en 5 minutos, con Ringer lactato (10 ml/Kg) y coloide (5 ml/Kg). También podemos administrar sangre entera (10 – 15 ml/Kg) de un donante de su misma especie. Vamos recogiendo su historia y síntomas clínicos para tener la historia clínica completa. Cuando esté estable, realizamos la exploración completa.
2.
Shock: Se hace una exploración rápida antes de pasar al ave de su jaula a la de hospitalización. Lo colocamos en la jaula de hospitalización con 30º C, humedad y enriquecida con oxígeno, sin perchas y con comida y agua al alcance del ave. Realizamos una breve anamnesis y recogemos los datos. Colocamos un catéter intraóseo, obtenemos una muestra de sangre para el diagnóstico y administramos un bolo lento de suero glucosado al 5% (5 ml/Kg) y Ringer lactato (5 ml/Kg). Realizamos la historia clínica completa y, cuando esté estabilizado, realizamos la exploración completa.
Deshidratación Los signos de deshidratación que observamos en el ave son pérdida de elasticidad de la piel, depresión general (patas y alas frías), aumento del ritmo cardiaco, ojos hundidos y retraso en el tiempo de rellenado capilar.
Para corregirla, administramos fluidos orales, endovenosos o intraóseos. Se administra la dosis de mantenimiento (50 ml/Kg/día) y se estima el déficit para aportarlos cada 24 horas.
Hipotermia Las aves anoréxicas desarrollan hipotermia rápidamente, pero hay que tener en cuenta que la Tª corporal de las aves es mayor que la de los mamíferos. Todos los pacientes que presentar una situación de emergencia se deben mantener en la jaula de cuidados intensivos a 30º C.
25 Hipoxia La administración de oxígeno en la jaula de hospitalización favorece la recuperación de la mayoría de los pacientes críticos. En aves disnéicas, se hace una estabilización rápida en la jaula de cuidados intensivos, que produce mucho menos estrés que utilizando la mascarilla.
Si padece una disnea por obstrucción en la faringe o tráquea, veremos que no responde a la oxigenoterapia en 30 minutos o que sigue empeorando. En estos casos, se debe realizar una intubación del saco aéreo. La intubación se hace en los sacos aéreos abdominales y se administra anestesia, con la mascarilla, y oxígeno. La incisión se hace entre las dos últimas costillas, por el lado izquierdo (entre el borde caudal del músculo pectoral y el borde craneal del músculo iliotibial). En este lugar, se incide la piel y el músculo, para acceder al saco aéreo, donde introducimos el tubo y se sutura.
Esta técnica, está contraindica si el ave padece una enfermedad de vías respiratorias bajas o si tiene ascitis. También hay que tener cuidado si presenta organomegalia o dilatación del proventrículo.
Las situaciones de emergencia relacionadas con la hipoxia, y su manejo inicial, son: 1.
Distrés respiratorio agudo: Se hace una exploración rápida antes de pasar al ave de su jaula a la de hospitalización. Se coloca en la jaula de cuidados intensivos con 30º C, humedad y enriquecida con oxígeno, sin perchas y con comida y agua al alcance.
Si hay obstrucción de tráquea o siringe, se coloca un tubo en el saco aéreo. Cuando esté estable y con anestesia inhalatoria con isofluorano, se coloca un catéter intravenoso o intraóseo con solución glucosada (5 ml/Kg) y Ringer lactato (5 ml/Kg) en un bolo lento. Se le explora con endoscopio la siringe y la tráquea, se realizan radiografías y se obtienen muestras de sangre para analizar.
Inanición En aves, aparece rápidamente debilidad en cuanto dejan de comer. Debemos poner un soporte nutricional, comenzando con un bolo de dextrosa o glucosa. Una vez corregida la hipovolemia, se realiza una alimentación enteral mediante alimentación forzada en el buche, con una dieta de absorción rápida y digestión mínima.
Las situaciones de emergencia relacionadas con la inanición, y su manejo inicial, son: 1.
Convulsiones: En su historia clínica, debemos recoger datos sobre posible acceso a tóxicos o plomo, número de convulsiones, su inicio y el intervalo, y si ha estado expuesta a altas temperaturas. Hacemos una exploración completa breve y colocamos un catéter intravenoso o intraóseo, con suero glucosado (5 ml/Kg) y Ringer lactato (5 ml/Kg) en bolo lento, y otro bolo de Diazepam (0’1 mg/Kg). También debemos obtener una muestra de sangre para hematología y análisis bioquímico. Colocamos al ave en la jaula caliente con oxígeno, salvo que sospechemos de un golpe de calor, retirando las perchas y con la superficie mullida, con comida y agua. Tras la estabilización, completamos la exploración y la historia clínica.
2.
Retención de huevos: 3.
Fracturas óseas: Hacemos el diagnóstico por palpación y radiografía, y hacemos una exploración clínica. Proporcionamos analgesia y lo colocamos en una jaula de cuidados intensivos, con 30º C, humedad, enriquecida con oxígeno, sin perchas y con comida y agua. Lubricamos e introducimos en la cloaca agua caliente con jabón, y administramos suero glucosado (10 ml/Kg) mediante un tubo en el buche y borogluconato cálcico al 10% por vía SC.
Administramos un analgésico, como carprofeno o meloxicam, y un antibiótico (enrofloxacina, doxiciclina o amoxicilina) en fracturas complicadas. Hacemos una exploración clínica y lo colocamos en la jaula de hospitalización. Valoramos la gravedad de la fractura (cúbito-radio, tibiotarso, húmero, fémur o dedos) y la estabilizamos, bien con vendaje o con cirugía.
Vía oral, administramos suero glucosado con intubación del buche.
ANESTESIA EN AVES EVALUACIÓN PREANESTÉSICA En esta fase, debemos identificar patologías y valorar el estado de nutrición. El protocolo anestésico variará según las patologías que presente el animal (cardiópata, proceso respiratorio…) y según su estado, pues la absorción de los anestésicos será diferente, así como la respuesta a los fármacos, si el animal está obeso o muy delgado.
Estas dos premisas sirven para valorar el riesgo anestésico que existe, y ver si es mayor o menor que el propio riesgo de la cirugía.
La valoración preanestésica incluye: - Exploración a distancia: Valoración de la postura, respiración, el estado de las plumas… - Hematología: Podemos extraer, como máximo, un 1% de su peso, pero si está enfermo, no debemos superar el - 0’5%. Por ello, en algunas aves muy pequeñas y enfermas, no podremos sacar una muestra de sangre.
Perfil bioquímico general: Será más o menos amplio en función de la patología que presente, con glucosa, proteínas, calcio, parámetros hepáticos y renales… Deberemos elegir los parámetros más relevantes.
Los hallazgos en estas pruebas que incrementan el riesgo anestésico y quirúrgico en las aves son: - 26 Hematocrito elevado: Indica deshidratación y compromiso vascular.
Hematocrito disminuido: Indica anemia.
Hipoproteinemia: Enfermedades metabólicas o deshidratación.
Desequilibrios electrolíticos.
Alteraciones bioquímicas: Hepatopatías, enfermedades de otros órganos y sistemas… Leucocitosis: Procesos infecciosos o inflamatorios.
Trombocitopenia: Coagulopatías.
Animales Acuáticos y Exóticos Exóticos Bloque I: Aves Exóticas Tema 7: Urgencias, Cuidados Intensivos y Anestesia MEDICACIÓN Y PREPARACIÓN PREANESTÉSICA Se hace la estabilización del paciente antes de la cirugía para reducir el riesgo anestésico. Antes de la anestesia, se recomienda un ayuno de 2 – 4 horas (en cacatúas y aves grandes, de 8 h de sólido y 2 – 3 h de agua), para: - Evitar el vómito y la deglución desviada. Así, evitamos que pase contenido digestivo a las vías respiratorias.
- Disminución de tamaño del proventrículo y ventrículo. Al no haber alimento, el espacio celómico es mayor - y hay más espacio para trabajar.
Aumenta el espacio disponible para respirar.
Disminuye el riesgo de perforación.
Para comprobar que se ha realizado el ayuno recomendado, palpamos el buche para ver si está lleno o no.
Los fármacos preanestésicos que se administran son: - Analgésicos: Butorfanol (1 – 2 mg/Kg IM) o buprenorfina (0’01 – 0’05 mg/Kg IM).
- AINEs: Carprofeno (2 mg/Kg IM /24 h o 5 – 10 mg/Kg PO) o meloxicam (0’4 mg/Kg PO /24 h).
INDUCCIÓN La inducción con gases se hace mediante mascarilla, que debe ajustarse al tamaño del ave, sellando la campana con guantes o gasas, y se aplica una ventilación por presión positiva intermitente (VPPI).
La inducción se hace con un flujo de oxígeno 1 – 2 L/min y una elevada concentración de gas anestésico al 5%. Los anestésicos inyectables no se utilizan porque es más difícil controlar su efecto o respuesta. La anestesia se realiza con gas al 0’5 – 2’5%.
En procedimientos largos o invasivos, se realiza la intubación del animal. Es un procedimiento fácil, pero sus anillos traqueales son completos, por lo que se usan sondas endotraqueales sin balón, para evitar lesionar la mucosa. Para ello, primero debemos retirar la campana y cerrar el gas. Abrimos el pico y estiramos ligeramente de la lengua, para encontrarnos con la glotis en la base de la lengua. Al respirar, se abre la glotis e insertamos el tubo endotraqueal.
La absorción y excreción de los gases anestésicos es más rápida que en los mamíferos, por lo que necesitan un menor tiempo de inducción y recuperación. Por contra, hay que tener mucho cuidado con las sobredosis.
Los - gases anestésicos utilizados son: Isofluorano: Es barato y el más utilizado. Produce una rápida inducción y recuperación, con baja solubilidad en sangre y no produce arritmias.
Sevofluorano: Disminuye la irritación del respiratorio y tiene una rápida recuperación, pero es menos potente y soluble en sangre, además de que es más caro.
MONITORIZACIÓN Durante la cirugía, debemos controlar: - Función respiratoria: Mediante el capnógrafo (CO2) y el fonendoscopio.
- Función cardiaca: Mediante el electrocardiograma y el fonendoscopio.
- Temperatura: Mediante el termómetro.
El estado anestésico ideal es: - Ojos cerrados.
Pupilas midriáticas.
Reflejo pupilar a la luz retrasado.
Tercer párpado que cubre toda la córnea.
Relajación muscular.
Ausencia de reflejos de dolor.
MANTENIMIENTO Durante el mantenimiento de la anestesia, es muy importante controlar la temperatura del ave. La hipotermia ocurre muy rápido y se produce por: - Evaporación de agua por gases secos en el tracto respiratorio.
Depilado de plumas.
Líquidos para el preparado de la piel fríos.
Ayuno.
Deshidratación.
Las consecuencias de la hipotermia durante la cirugía son la vasoconstricción periférica, hipotensión, bradicardia y fibrilación ventricular.
Por ello, es muy importante mantener la Tª corporal mediante mantas con agua o aire caliente, superficie o mesa caliente, toallas calientes y fluidos atemperados. También es muy importante lubricar los ojos.
27 En cirugías prolongadas, se hace una cateterización intravenosa o intraósea para administrar fluidos que prevengan la hipovolemia y fármacos que prevengan la hipoglucemia. También se intuba al animal para conectarlo a un respirador automático que permite controlar la respiración, calentar los gases, y humidificarlos, para evitar la deshidratación y el enfriamiento.
Si se produce una parada cardio-respiratoria, se administra doxapram 5 – 20 mg/Kg IV.
RECUPERACIÓN DE LA ANESTESIA Es un proceso rápido en aves. Se cierra el gas anestésico y se administra oxígeno al 100%. Empezará a haber movimientos musculares y, cuando haya movimiento de ojos y mandíbula, se retira el tubo. Mantenemos al animal envuelto en una toalla hasta que se mantenga de pie y lo colocamos en una caja acolchada oscura, dentro de la jaula de hospitalización.
La recuperación debe ocurrir en un lugar sin estrés, con un tiempo medio de 15 – 30 minutos.
CIRUGÍA EN AVES Las cirugías en las aves suelen tener un mayor riesgo que en los mamíferos por su menor tamaño, anatomía, tienen los tejidos más frágiles y necesitan una hemostasia total.
Para la preparación del campo quirúrgico, lo delimitamos y quitamos las plumas 2 – 3 cm alrededor. Aplicamos clorhexidina o povidona yodada como antisépticos, y un gel hidrofílico. El campo se delimita con paños adhesivos transparentes para poder ver la respiración y la piel del animal.
Los principios básicos de una cirugía de aves son: - Minimizar la hemorragia.
Minimizar el trauma de los tejidos.
Reducir al máximo el tiempo de anestesia.
Minimizar las complicaciones anestésicas y metabólicas.
Proporcionar soporte postquirúrgico y analgesia.
Se realizan con materiales de microcirugía atraumáticos y de punta redondeada, y con clips metálicos, radiocirugía y láser que minimicen las hemorragias. La iluminación se aplica con varios focos que no den calor, y se magnifica el campo con lupas.
28 ...

Tags:
Comprar Previsualizar