Capítulo 7 Estratificación social y desigualdad (Kerbo) (2013)

Apunte Español
Universidad Universidad Pompeu Fabra (UPF)
Grado Criminología y Políticas Públicas de Prevención - 1º curso
Asignatura Estratificación social
Año del apunte 2013
Páginas 2
Fecha de subida 13/07/2017
Descargas 0
Subido por

Vista previa del texto

Estratificación social & Desigualdad Capítulo 7: El proceso de legitimación El apoyo ideológico, cultural, tradicional, religioso o legal a mantener una estratificación social determinada es la clave para evitar las rebeliones. Cuando la mayoría de las personas aceptan su estatus casi sin cuestionarse el grado de desigualdad que ello supone y el control de las élites, la revolución es imposible. El libre acceso a la información puede, hasta cierto punto, evitar esto, y más en un mundo globalizado. Así, la mayor parte de la población pasa su vida sometida, creyendo que la desigualdad es moralmente buena, y que los más privilegiados lo son por algún servicio que ofrecen, así se mantiene la obediencia y la desigualdad estructura, mediante la legitimación. Las normas y las ideologías generan lealtad a las élites en mayor o menos medida.
Según el funcionalismo, la estratificación social y la legitimación son necesarias y beneficiosas para todos los miembros de la sociedad, para la teoría no crítica del conflicto, la legitimación es un medio de dominación de la elite que no siempre beneficia a todos, y para la crítica del conflicto es un medio de dominación que impide que se acepte una economía política generadora de menos desigualdad y explotación.
Las condiciones obligan a los seres humanos a vivir en sociedad para cooperar y recibir mayores recompensas que las que podrían conseguir individualmente, porque somos racionales se generan unos principios de justicia distributiva que establece recompensas por aportaciones, la gente juzga distributivamente en función de méritos y necesidad. La sociedad es un colectivo de actores a los que individualmente moldean y afectan ciertas fuerzas grupales a las que esos mismos individuos contribuyen, estudiarla es hacer un estudio socio-psicológico, la sociedad moldea al individuo. Cuando el conflicto no propicia la rebelión y el cambio social y la sociedad es estable, es porque está bien legitimado y la gente acepta voluntariamente ciertas condiciones.
La persona construye una autoevaluación según sus propios méritos en el sistema (Della Fave), el concepto que uno tiene de sí mismo se desarrolla con la interacción de miembros de la sociedad y a través de ellos construimos nuestra propia imagen, definimos quien somos (Herbert Mead), la cosa recae en que la gente que está en la parte baja se autoevalúa merecedora de algo bajo. Esto viene desde niños, pues a los de clase baja se les enseña a respetar la autoridad sin cuestionar, y a los de clase media-alta los crían de forma más independiente, con más confianza en sus capacidades, al llegar a la escuela, este proceso continúa. Las aspiraciones y la autoevaluación juegan su papel, a lo que se le añade la opinión de los demás. También influye la representación de la clase a la que uno pertenece en la cultura: cine, libros.
En los rituales de interacción, los ricos pueden mejorar su imagen o el lugar del encuentro, tienen más capacidad de mandar, de hablar sobre los demás, su autoevaluación mejora. Así, la gente de clase baja llega a considerar que los que tienen mucho lo merecen y que lo que tiene él es lo justo porque se evalúa de forma baja, legitimando al resto. El individualismo, la independencia y la libertad personal también influyen, así como la creencia en que la igualdad de oportunidades E realmente, puesto que si crees que podrías ser algo más y no lo eres, crees que es culpa tuya, ya que el sistema te ofrece igualdad de oportunidades. También el nivel de aceptación de la adscripción es un factor importante.
En ocasiones, el grado de desigualdad no es percibido como preocupante o la gente tiene una idea equivocada sobre cuanta culpa tienen la estructura social y las élites. La tarea de las élites es legitimar la desigualdad a través de las instituciones, la población tiene que estar convencida de que la propiedad y el beneficio son justos, de que las contribuciones de las élites a la sociedad son proporcionales a las recompensas que reciben y sus capacidades son superiores a las del 1 resto, a través de la educación (idealización del pasado y las instituciones) y los medios de comunicación (opinión pública, respaldo a los políticos, favorecer la economía dominante y ridiculizar las alternativas, como dependen de la publicidad, también son susceptibles a las presiones de las grandes empresas que pueden cortarles el grifo, además filtran la información y la emiten de forma restringida, el cómo, el cuándo y el qué están controlados, todos conocen los límites y quieren mantener sus puestos).
Grupos de interés (distribuyen libros, panfletos, luchan por conseguir mentes), pero si no tienen presupuesto, están en desventaja, se manifiestan, ocupan edificios para conseguir la atención de los medios, aunque puedan quedar desacreditados, aún así, es mucho más fácil que las élites consigan apoyo que los grupos liberales, aunque las élites también pueden competir entre ellas, por eso no puede hablarse de conspiración, además, la legitimación no es secreta, solo que mucha gente no es consciente de ella, además, las élites también tienen límites, solo que aprenden a trabajar con ellos. La incapacidad de las élites para mantener el orden social las deslegitima y puede generar una revolución, o que otras élites las ganen, por eso buscan continuamente legitimarse.
2 ...

Comprar Previsualizar