Tema 8- La representación (2016)

Apunte Español
Universidad Universidad de Huelva
Grado Derecho - 1º curso
Asignatura Derecho civil I
Año del apunte 2016
Páginas 2
Fecha de subida 27/04/2016
Descargas 10
Subido por

Vista previa del texto

LA REPRESENTACIÓN 1. INTRODUCCIÓN 1.1.
Aproximación a su concepto y clases Aparece así la figura de representación: una persona distinta a la del titular del derecho actúa en nombre y por cuenta de ésta, que recibe en su esfera jurídica los efectos de la actuación de aquella. Se define como: “el fenómeno jurídico, en cuya virtud una persona gestiona asuntos ajenos, actuando en nombre propio o en el del representado, pero siempre en interés de éste, autorizado para ello por el interesado o en su caso por la ley, de forma que los efectos jurídicos de dicha actuación se producen directa o indirectamente en la esfera jurídica del representado”.
Para actuar en nombre de otro es preciso estar investido de legitimación, es decir, ha de estarse facultado para ello. Tal investidura puede tener su origen en la voluntad privada del titular de dicho derecho subjetivo y conforme a las facultades concedidas por el mismo, en cuyo caso estamos en presencia de la representación voluntaria o convencional. Por el contrario, cuando la habilitación tiene su origen o viene impuesta por la ley, se habla de representación legal.
2. LA REPRESENTACIÓN VOLUNTARIA La representación voluntaria se basa en la voluntad del representado que autoriza la actuación del representante en su propia esfera jurídica. Es definida como un “instrumento típico del ámbito de la autonomía privada por medio del cual una persona regula sus intereses y busca y alcanza ciertos efectos jurídicos, sirviéndose de la colaboración de otra por cuanto ella misma no quiere o no puede actuar directamente por sí”.
Sus intervinientes se identifican como representante y representado, si se les contempla desde la perspectiva de la representación; poderdante y apoderado, desde la del apoderamiento, y mandante y mandatario, desde la del mandato.
3. LA REPRESENTACIÓN DIRECTA 3.1.
Concepto y requisitos a) Concepto: Según la doctrina más común, hay representación directa cuando el representante actúa en nombre y en interés del representado, y los efectos se producen directa e indirectamente en éste último.
b) Requisitos: Para que exista representación directa, hace falta que concurran dos requisitos: 1. La actuación del representante tiene lugar en nombre ajeno, en nombre del representado “agere alieno nomine”.
Consiste en que el representante se presente ante los terceros como persona que actúa en nombre de otra; es la llamada “contemplatio domine”. El tercero debe saber que el representante está actuando para otra persona.
4. LA REPRESENTACIÓN INDIRECTA Cuando el representante actúa de cara al tercero en nombre propio ocultando que lo hace en interés de otra persona, decimos que estamos ante la representación indirecta.
Se producen dos tipos de vinculaciones: una entre mandante y mandatario, y otra entre mandatario y tercero.
5. LA REPRESENTACIÓN LEGAL Se presenta en nuestro ordenamiento como un mecanismo de protección de determinadas personas y como instrumento para compensar la limitación de la capacidad de obrar de la persona sometida a representación.
Los supuestos más relevantes en los que se plantea la existencia de la representación legal son: patria potestad sobre los hijos menores no emancipados, tutela sobre menores o incapacitados, defensor del desaparecido y representante del ausente, la del concebido y no nacido, la herencia en administración.
6. LA REPRESENTACIÓN ORGÁNICA pág. 1 Mireia Gómez Muñoz @Unybook “mgomezmunoz” La representación orgánica o “estatutaria” es aquella en virtud de la cual se actúa en nombre de la persona jurídica por un órgano de la misma: se dice que “se presta la voz al órgano”.
pág. 2 Mireia Gómez Muñoz @Unybook “mgomezmunoz” ...