TEMA 8. BIOMARCADORES DE EXPOSICIÓN, DE CUMPLIMIENTO Y DE SUSCEPTIBILIDAD (2017)

Apunte Español
Universidad Universidad Complutense de Madrid (UCM)
Grado Farmacia - 4º curso
Asignatura Epidemiología nutricional
Año del apunte 2017
Páginas 4
Fecha de subida 19/06/2017
Descargas 0
Subido por

Descripción

Apuntes de Epidemiología nutricional del curso 2016/2017; grupo C. Profesora: Ángeles Carbajal

Vista previa del texto

TEMA 8. BIOMARCADORES DE EXPOSICIÓN, DE CUMPLIMIENTO Y DE SUSCEPTIBILIDAD En la valoración de la dieta existen muchas fuentes de error: - Recogida de datos: variación intra-individual e inexactitud del instrumento.
Codificación.
Análisis.
Interpretación.
Existen dos hechos importantes: 1. Cualquier medida de la dieta está influenciada por el propio proceso de recogida de datos.
2. Capacidad de separar a sujetos con errores en la recogida de datos de los que tienen un registro válido.
Las variaciones en las observaciones pueden ser consecuencia de: - Posible error en el método de medida.
- Variabilidad intra-individual.
Estos errores pueden ser: - Aleatorios, al azar: no pueden predecirse. Afectan a la clasificación de los individuos, a la fuerza de la asociación.
- Sistemáticos o sesgos: no afectan a la capacidad de detectar la asociación, pero pueden sub o sobrestimarla. Por ejemplo: no se fotocopia correctamente una página del cuestionario y todos los individuos no responden a esas preguntas.
La validación de las encuestas es muy importante porque una medida inexacta puede hacer que situemos a un país, un hogar o a un individuo de forma incorrecta con respecto a las medidas de referencia. Si se produce este error, podemos tomar medidas innecesarias (en realidad no hay problema) o no hacer nada (en realidad hay un problema).
También, una medida inexacta, nos puede llevar a posicionar un país, un hogar o un individuo de manera incorrecta en relación a otros. Esto reduce la capacidad de establecer relaciones (dietasalud).
La validación de la ingesta dietética se puede hacer de dos maneras: - Relativa o comparativa: comparar con una técnica mejor. Se hace un estudio de correlación entre la técnica utilizada y la técnica mejor de referencia. Se determina el coeficiente de correlación para conocer si es estadísticamente significativo y, en ese caso, queda validado el cuestionario. Si los dos métodos que empleo cometen el error en el mismo sentido, encontraré correlación. Por tanto, un acuerdo o congruencia entre métodos no es garantía de validez si los dos métodos que se comparan cometen errores en el mismo sentido.
- Absoluta, externa: comparar con un parámetro bioquímico que refleje directa o indirectamente la ingesta  biomarcadores. Uno de los biomarcadores más utilizados para validar la ingesta es el sodio. Un marcador biológico o biomarcador nutricional puede ser cualquier elemento, compuesto o índice bioquímico de una muestra biológica de fácil obtención, que en una persona sana se relaciona con un componente dietético determinado, es decir, que es capaz de reflejar relaciones entre dieta, estado nutricional y enfermedad.
TIPOS DE BIOMARCADORES EN EPIDEMIOLOGÍA NUTRICIONAL 1. Biomarcadores de exposición dietética.
Estos biomarcadores indican un consumo pasado/habitual. Nos permiten clasificar la muestra en hipo o hiperconsumidores y cuantificar la ingesta de un periodo de tiempo definido. El mejor sería el sodio en orina de 24 horas.
En el campo de la epidemiología nutricional se suelen utilizar como marcadores de exposición los ácidos grasos y vitaminas en sangre, sodio y electrolitos en orina, minerales en el pelo, etc.
Las principales ventajas de los biomarcadores en general son: - Son objetivos.
Están disponibles retrospectivamente.
Nos permiten estudiar la variabilidad individual.
Suelen ser baratos.
Existen un gran inconveniente y es que hay que conocer muy bien la relación entre la ingesta de un nutriente y su correspondiente biomarcador. La relación entre lo que uno come y lo que luego encontramos en sangre, es realmente compleja. Si conocemos el proceso homeostático sí podemos establecer la relación. Hay gran cantidad de factores que hacen que la relación no sea directa como el metabolismo, la genética, estilo de vida, actividad física, tabaco, etc.
Por ejemplo, el colesterol sérico no está relacionado directamente con el colesterol dietético porque influyen otros muchos factores como AGS, fibra, genética, obesidad, sedentarismo, tabaquismo, etc.
En este caso es absurdo tratar de validar una encuesta en la que he determinado el colesterol dietético, con el colesterol sérico. No podríamos relacionarlo con el riesgo de enfermedad coronaria.
Las limitaciones de los biomarcadores son: - Logística de la recogida de muestras (timing). El timing es la integración en el tiempo, es decir, es el periodo de tiempo en el que el biomarcador y la ingesta están relacionados. Todo lo que se detecte en sudor, saliva, orina y plasma, tenemos la seguridad de que refleja la ingesta de las últimas 24 horas. La composición del tejido adiposo refleja la calidad de la grasa consumida meses atrás. En glóbulos rojos, en el pelo, en las uñas, en los huesos y los dientes, podemos determinar ingestas de hace, incluso, años. Esto es debido al turn-over celular de cada tejido.
- Algunos son caros.
- Comité ético, sobre todo cuando se trata de muestras de tejidos.
- Menor tasa de participación.
- Almacenamiento (longevidad de muestras).
- Errores de laboratorio.
- Establecimiento de rangos de normalidad.
Los requisitos de los biomarcadores de ingesta dietética son: - El biomarcador debe ser sensible a un amplio rango de ingestas.
- Debe haber una buena correlación entre el biomarcador y la ingesta. Por ejemplo, el colesterol y el retinol no son muy sensibles a la ingesta. Sin embargo, los carotenos y la vitamina E sí reflejan cambios en la dieta. La relación ideal sería una correlación lineal con un amplio rango de ingestas.
Sin embargo, la correlación depende del control homeostático (saturación de la absorción, aumento de la excreción, mecanismos hormonales, etc), rango de ingesta en el grupo estudiado y otros factores no dietéticos. Esto sucede cuando una persona empieza a tomar mayor cantidad de un nutriente, este suele aumentar en sangre hasta que llega un punto, en el que a medida que la ingesta sigue aumentando, se alcanza una meseta y el biomarcador refleja la misma cantidad, aunque sigamos aumentando la ingesta. El marcador sería útil hasta una cierta cantidad de ingesta, después no valdría. Otra cosa que puede ocurrir es que, como con la vitamina C, al principio de aumentar la ingesta, no se ve reflejado en sangre, después, si seguimos tomándolo empieza a aparecer en sangre y, en un determinado momento, aparece la meseta y el biomarcador deja de servir.
2. Biomarcadores de adherencia o cumplimiento.
Estos marcadores se utilizan para tener la completa seguridad de que la intervención se ha cumplido.
Por ejemplo, para saber si la muestra ha tomado la cantidad de salmón indicada, se analizan determinados ácidos grasos en sangre. En el estudio Predimed se utilizaron medidas objetivas de cumplimiento.
3. Biomarcadores de susceptibilidad genética.
4. Biomarcadores de enfermedad preclínica.
Por ejemplo, el colesterol es un biomarcador de enfermedad preclínica.
5. Biomarcadores de validación.
...

Comprar Previsualizar