TEMA 5 (2016)

Apunte Español
Universidad Universidad Pompeu Fabra (UPF)
Grado Ciencias políticas y de la Administración - 1º curso
Asignatura Actores e Instituciones Políticas
Año del apunte 2016
Páginas 9
Fecha de subida 17/03/2016
Descargas 12
Subido por

Vista previa del texto

Actores e Instituciones Políticas ACTORES E INSTITUCIONES POLÍTICAS TEMA 5. LA PARTICIPACIÓN POLÍTICA. ¿QUIÉN PARTICIPA Y POR QUÉ? LOS MODELOS DE ACCIÓN COLECTIVA En este tema vamos a tratar las dinámicas de acción política ¿Por qué participamos políticamente? o ¿Por qué dedicamos tiempo, esfuerzos, –y a menudo dinero- en participar políticamente?  ¿Para cambiar algo en beneficio de todos?  ¿Para cambiar algo en beneficio de los que son como yo?  ¿Para cambiar algo que me beneficiará? o ¿Participar políticamente es una decisión racional? Es decir, ¿lo valoramos según una relación coste-beneficio? Algunos creen que sí, porque genera unos beneficios mayores a los costes de participación; otros que no.
o ¿Todos los ciudadanos deben tener el mismo nivel de implicación política? o ¿Participar es un deber, una obligación? o La participación, ¿es un fin en sí mismo o es un medio para conseguir otros objetivos? ¿Quién participa? La participación política es un mecanismo para incidir en la toma de decisiones y, por consiguiente, está relacionado con el poder político. Es decir, queremos influir en él.
La participación, ¿disminuye o aumenta las desigualdades? La participación puede compensar las desigualdades sociales si participaran los ciudadanos menos favorecidos. Pero, por el contrario, la experiencia nos dice que son los ciudadanos más favorecidos los que tienden a participar más. Es por este motivo que mayor participación de ciudadanos ricos o favorecidos puede aumentar las desigualdades.
Esto es aplicable a muchos procesos participativos (e.g.: dentre de una organización).
¿Qué factores influyen en la participación? Estas son las variables que facilitan la participación:  Edad  Nivel de estudios y de ingresos  Ocupación  Tiempo disponible  esta variable es más importante de lo que parece. Por ejemplo, las mujeres participan más hasta que tienen hijos, que después.
Los ciudadanos con más recursos no sólo tienen mayor capacidad de afrontar los costes de la participación, sino que se encuentran socialmente más comunicados, y por lo tanto suelen participar más. Esto no quiere decir que no se favorezca a los que no tienen recursos.
¿Por qué se participa? o ¿El interés por la política fomenta la participación? En general sí.
1 Actores e Instituciones Políticas o ¿Los ciudadanos participan porque están motivados por una causa, o como muestra de rechazo al sistema o al gobierno? Hay dos formas de motivación: para cambiar algo o para echar al gobierno porque no nos gusta.
o La no-participación, (tanto electoral como políticas en general) Hay dos teorías:  ¿es una muestra de apatía, desinterés, insatisfacción y rechazo?  ¿o bien es el resultado de una satisfacción básica que permite a los ciudadanos dedicarse a otros ámbitos de sus vidas? “Ya me están bien como están las cosas.
o ¿La existencia de redes sociales, grupos y organizaciones de la sociedad civil fomenta la participación? En general sí.
o ¿El contexto institucional influye en la participación? También. Es decir, nos referimos a qué hacen las instituciones para fomentar la participación.
Consecuencias de la participación o ¿Contribuye la participación política a hacer mejores ciudadanos, generando actitudes de interés, cooperación y compromiso por las cuestiones públicas? o ¿Contribuye la participación directa de los ciudadanos a tomar mejores decisiones en términos de eficiencia? ¿Se diferencian en algo las decisiones tomadas por los ciudadanos de las tomadas por expertos y políticos? o ¿Contribuye una intensa participación a fortalecer la democracia? ¿O por el contrario una elevada participación puede sobrecargar el sistema político con un exceso de demandas y crear unas expectativas excesivas? Si todos participamos esto genera al final unas tensiones irresolubles porque todos tenemos intereses particulares.
o La participación, ¿contribuye a reducir o a incrementar las diferencias sociales? Depende de quién y cómo participe.
Todas ellas son preguntas de difícil respuesta, y quizá no la haya. Pero son importantes de tener en cuenta.
La teoría participativa vs. La teoría elitista o representativa Estas dos teorías responden a las distintas preguntas des de dos puntos de vista contrapuestos.
EL COMPORTAMIENTO POLÍTICO Tabla 1.1. Teoría participativa y teoría elitista de la democracia: una síntesis TEORÍA PARTICIPATIVA ¿Quién y cómo Los interesados deben debe participar? participar activa y directamente en la toma de decisiones públicas en todos los ámbitos. Es decir, todos tenemos derecho a participar en todos los ámbitos.
TEORÍA ELITISTA Los ciudadanos deben participar solamente en la elección de representantes. No es necesaria una participación masiva y continuada ya que la toma de decisiones corresponde a los políticos.
¿Qué hay detrás de Insatisfacción, distanciamiento Satisfacción con el la no participación? de la política.
funcionamiento del sistema político, y por este motivo la ciudadanía no participa.
2 Actores e Instituciones Políticas ¿Cuáles son las consecuencias de una elevada participación en todas sus formas? Críticas Algunos autores La participación nos hace mejores ciudadanos y tomar mejores decisiones, que se implementan mejor porque todos (o casi todos) estamos de acuerdo.
▪ No especifica cómo poner en marcha mecanismos participativos extensivos e intensivos factibles.
▪ Presupone una ciudadanía interesada y activa: no todo el mundo puede ni quiere participar.
▪ La población intensamente participante no es representativa del conjunto.
Rousseau, Macpherson, Pateman, Barber Demasiada participación genera una sobrecarga de demandas y, consecuentemente, inestabilidad política.
▪ ▪ ▪ Restringe excesivamente la relación entre ciudadanos y política al ámbito electoral.
Se despreocupa de las actitudes de apatía política.
Ignora la importancia de movimientos sociales como agentes de cambio político y social.
Schumpeter, Sartori, Huntington Tipos de participación política o Participación electoral y no electoral Participación  El voto electoral  La participación en la campaña electoral  La participación en organizaciones políticas Participación no  El contacto directo con políticos y medios de comunicación electoral  La protesta política o Participación convencional y no convencional  La participación política convencional es legal y legítima y a menudo está institucionalizada, ya organizada. E.g.: sindicatos.
 La participación política no convencional toma forma de protesta: movimientos, plataformas, manifestaciones... para apoyar o rechazar algo.
o Participación basada en la voz y participación basada en la salida  Voz  Haces escuchar tu voz, quieres participar para dar tu opinión e intentar cambiar algo en una organización.
 Salida  Participas para romper la base, abandonas la organización como forma de protesta, porque no estás de acuerdo con la actuación de la organización.
Tipología de participantes Son tipologías según autores, que nos ayudan a entender la realidad.
 Apáticos, espectadores y gladiadores Según la clasificación de Milbrath (1977) existen: ▪ Un 30% de los ciudadanos son apáticos, no participan políticamente ni se interesan por la política. Es una minoría que en un determinado momento puede participar, pero en general no lo hace.
3 Actores e Instituciones Políticas ▪ Un 60% son espectadores, que contemplan la política “desde la barrera”, votan pero sólo participan no electoralmente de forma esporádica. Son espectadores del juego político: están interesados por lo que sucede pero no participan para cambiar nada. Votan, pero sólo participan no electoralmente de manera esporádica: no son activos (en general), sólo puntualmente y seguramente cuando aquello los implique.
▪ Un 10% son la minoría que participa de manera activa, frecuente y regular, los gladiadores, luchadores. Se meten en los problemas para intentar solucionarlos.
 Inactivos, conformistas, reformistas, contestatarios y activistas Según la tipología de Barnes y Kaase (1979) podemos distinguir entre: ▪ Inactivos (=apáticos), no participan políticamente casi nunca. Suelen predominar las mujeres (ya que no tienen tanta disponibilidad de tiempo: familia, hijos...), las personas de edad avanzada y con un estatus económico bajo.
▪ Activos (=espectadores+activistas), suele haber una mayor presencia de hombres de mediana edad, con niveles educativos y de ingresos elevados, y con una vida social activa. Pero entre ellos tampoco se encuentran los jóvenes, sino gente de mediana edad. Entre ellos:  Conformistas: participan únicamente en acciones convencionales: van a votar, participan en la campaña electoral...
 Reformistas: participan en formas convencionales y algunas formas legales de protesta (no convencionales). Por ejemplo, pueden ir de manera esporádica en alguna manifestación.
 Contestatarios: solo participan en formas no convencionales, legales o ilegales. Pero participan sin ser los que organizan.
 Activistas: utilizan todas las formas convencionales o no convencionales.
de participación, Factores explicativos de la participación política Hay una serie de factores que explican una menor o mayor participación política:  Nivel de estudios  Es un elemento central. Los ciudadanos con niveles de estudios elevados tienen mayor capacidad de asimilar y procesar información política, tomar decisiones y enfrentarse a los procesos participativos. Por lo tanto, tenderán a participar más aquellas personas con un alto nivel de formación. Es más, cada vez participa gente más formada.
 Ingresos  Son una fuente de recursos en la medida que la satisfacción de las necesidades básicas permite dedicar más atención a los asuntos públicos. Es decir, no te supone un coste participar.
 Ocupación  Refleja la posición social del individuo y le dota de capacidades organizativas y experiencia en la interacción social para poder participar mejor.
Es decir, alguien que tiene responsabilidades tiene mayores capacidades para afrontar el proceso participativo.
4 Actores e Instituciones Políticas  Edad  Es importante en la medida que está relacionada con la experiencia.
Los jóvenes suelen participar menos que los adultos (sobretodo edad media) en formas convencionales, aunque participen más –en términos relativos- en formas de protesta. Por esto los jóvenes son más visibles, aunque al final participen menos. ¡Es muy importante especificar siempre QUÉ es joven, es decir, hasta qué edad nos referimos!  Tiempo disponible  Es un recurso cada vez más escaso y que condiciona la participación de determinados grupos, como las mujeres (citado anteriormente).
Por lo tanto, más tiempo libre = más participación, y viceversa.
El cálculo de costes y beneficios de la participación Todo participante potencial en una acción colectiva, realiza un “cálculo de los beneficios y costes de la participación”.
Si no participa en el caso que los costes sean superiores a los beneficios, asumimos que existe un “comportamiento egoísta racional”. Es decir, si yo creo que los costes de participación son superiores a los beneficios, no participo.
Pero lo más probable es que distintos participantes presenten diversos tipos de comportamiento, puesto que se puede ser racional sin ser egoísta, o egoísta sin ser racional: el cálculo de costes y beneficios puede no reducirse a una valoración económica unidimensional e incluir también elementos de auto-realización personal o aspectos ideológicos. Puedo participar políticamente aunque me genere más costes que beneficios porque hay un bien general y superior: porque de esta manera me siento realizada (aunque pierda tiempo con la familia, trabajo...
 Mi beneficio va más allá de lo material.
  En consecuencia, a menudo existen notables contradicciones entre la racionalidad individual y la racionalidad colectiva (todos actuamos con una racionalidad propia y creemos que tenemos unos costes y beneficios individuales, pero pueden no coincidir con los de la racionalidad colectiva).
Por consiguiente, el análisis de los problemas de “acción colectiva”, de por qué y cuándo participamos, es de una gran complejidad. Cada uno tiene su opinión, y por ello es difícil establecer modelos.
¿Cooperar o no cooperar? Esta es la cuestión ¿Por qué debemos trabajar en conjunto para obtener beneficios? Ya hemos dicho que es difícil establecer modelos en los problemas de acción colectiva, pero en ellos encontramos: o o Cooperación –participar en la acción- es actuar contra una mejor situación individual (actuar aunque nos suponga unos costes), con el objeto de beneficiar al conjunto de individuos que forman parte del grupo que tiene un interés o necesidad común.
Es decir, sabemos que participar supone un coste personal pero lo asumimos a partir del beneficio que nos puede generar a nosotros y al colectivo.
No cooperación –esperando que los otros participen- es apostar por aprovechar el esfuerzo de los otros. Es decir, hay quien puede pensar que si ya hay gente que participa, ¿por qué hacerlo yo? Esta es la actitud del “free-rider”: 5 Actores e Instituciones Políticas si me sale bien saldré beneficiado; si sale mal no pierdo nada porque no habré gastado ni tiempo ni recursos.
Pero si nadie participa, se pierde la oportunidad de resolver un problema colectivo. Es decir, si todo el mundo actúa como free-riders, la acción colectiva desaparece.
 La actitud del “free-rider” o polizón prolifera en los grupos grandes. La tentación de no participar –esperando que ya lo harán otros- es mucho mayor, lo que puede conducir a que el bien colectivo no se produzca. Por esto es importante superar estas actitudes.
Modelos de acción colectiva Un fenómeno o actividad de “acción colectiva” realizada por un conjunto de individuos presupone algunas condiciones, que caracteriza la acción colectiva: ▪ La propia existencia del conjunto de individuos, que compartan un cierto interés, objetivo o necesidad.
▪ La posibilidad para el individuo de escoger entre participar o no en la “acción colectiva”.
▪ El resultado de la “acción colectiva” no puede ser disfrutado en exclusiva por los que han participado en su consecución.
El resultado de la acción colectiva es un “bien público”. Una vez producido, todos los individuos que tienen necesidad o interés pueden beneficiarse de este “bien público”, independientemente de si han contribuido o no a su producción. El problema que se genera es la tentación de no participar (free-rider).
E.g.: El beneficio de la mejora de un barrio no irá solamente en beneficio de la junta, sino del conjunto de ciudadanos que residen en ese barrio. Por eso podemos encontrar la tentación de no cooperar porque ya hay otro que lo hacen y, si lo consiguen, el beneficio también será para mi aunque no haya participado.
Los niveles de la acción colectiva Podemos distinguir entre dos tipos de grupos o colectivos:  Grupo de referencia: colectivo potencial cuyos miembros están interesados en el bien público sobre el que se promueve la acción colectiva y que disfrutarán de éste en caso que se produzca. Es decir, todos los interesados en que el bien público se consiga. E.g.: todos los vecinos de un barrio.
 Grupo efectivo: colectivo o grupo que participa efectivamente en la provisión del bien público, contribuyendo en alguna forma a su consecución. Es decir, los que trabajan o contribuyen a que se genere ese bien público. E.g.: la junta del barrio.
Podemos distinguir también entre dos grandes tipos de soluciones a los problemas de acción colectiva. Es decir, dos formas para llegar a la consecución de este bien público que responda a la acción colectiva:  Centralizadas, si el bien público se promueve de forma dirigida. E.g.: una ONG que se plantea mejorar la situación de los niños en extrema pobreza.
 Descentralizadas, si el bien público se produce de forma relativamente espontánea. Normalmente surge de una necesidad, o bien, si alguien con mucho dinero y recursos quiere trabajar para solucionar un problema. E.g.: en el 6 Actores e Instituciones Políticas barrio donde hay niños pobres sale una demanda de plazas en comedores sociales.
El modelo de OLSON: egoísmo e incentivos ¿Qué sucede dentro de una organización? Se pregunta cómo funcionan por dentro las organizaciones. Él establece este modelo.
Olson supone que los individuos sólo están interesados en formar parte de una organización cuando los beneficios de participar en el grupo superan a los costes. Es decir, parte de la premisa de coste-beneficio los individuos solo participan en una organización cuando los beneficios que esperan son superiores a los costes. Para él esto es mucho más evidente en grupos de referencia pequeños que en grupos de referencia grandes.
Pero en los grupos grandes no basta con tener un incentivo de “vamos a mejorar el país”, por ejemplo, sino que se necesitan incentivos selectivos para poder mantener la cohesión y estabilidad de la organización. Es decir, beneficios que sólo perciben los individuos que son miembros de la organización, aquellos que trabajan.
Pero a veces es muy difícil generar este tipo de incentivos, que no tienen por qué ser monetarios (e.g.: poder inaugurar algo  incentivo no monetario ni material).
 La organización se encarga de producir bienes privados para sus miembros, con el objetivo de conseguir suficientes apoyos y recursos para conseguir el bien público que constituye su finalidad, y que aprovecha todo el grupo de referencia, miembros o no de la organización.
El problema es que es que los bienes privados para los miembros de la organización – los incentivos selectivos- pueden hacer llegar a perder de vista el bien público que se dice perseguir.
 Por lo tanto, ¿dónde termina el interés personal? Cuando los incentivos selectivos superan al objetivo general, hay una crisis en la organización.
 Además, al final muchas veces solo dan la cara los que se encuentran en el núcleo de la organización, es decir, los que reciben incentivos selectivos. Esto puede generar que sólo participen los que tienen incentivos. Cuando esto sucede, también hay una crisis.
El modelo de HIRSCHMAN: exit, voice and loyalty Albert Hirschman desarrolló una explicación sobre algunos de los mecanismos básicos de implicación y desimplicación en la acción colectiva organizada, basados en el comportamiento racional y la búsqueda de la satisfacción individual.
¿Qué sucede cuando los miembros de una organización no están de acuerdo con las decisiones que se toman? Los miembros de un grupo efectivo que no encuentran satisfacción suficiente en su participación (cosa que pasa siempre), pueden optar por: ▪ Voice  Hacer oír su voz para intentar transformar la actividad del grupo.
▪ Loyalty  Seguir en el grupo a pesar de no estar conformes por lealtad. Es decir, no estoy de acuerdo pero creo en esta organización y lo voy aceptar.
▪ Exit  Optar por la salida del grupo efectivo o de la organización.
Es una dinámica muy común en la mayoría de organizaciones.
7 Actores e Instituciones Políticas Si no hay mecanismos para asegurar el uso de la voz –democracia interna- muchos optaran por la salida. Por lo tanto, si la asociación permite que todo el mundo hable, opine y pueda participar, se podrá mantener su cohesión. De lo contrario, muy probablemente pierda participantes Si la salida es muy costosa, es probable que muchos se queden por lealtad, una barrera informal para impedir que se ejerza la opción salida, en cuanto aparecen las primeras dificultades para expresar la voz.
Muchas organizaciones que se basan en la lealtad por incentivos selectivos, cuando pierde estos incentivos, si no hay elementos para incentivar la participación o mecanismos de participación, es muy probable que sus miembros opten por la salida.
Por consiguiente, con la rotura del grupo también lo hace la cohesión.
La movilización política y el contexto institucional Las instituciones pueden alterar los costes y beneficios de la participación a través de las estructuras de oportunidades políticas. Es decir, la élite gobernante puede adoptar distintas estrategias de acción ante las movilizaciones de ciudadanos, más inclusivas o más excluyentes, que favorecen o dificultan la participación.
Por lo tanto, las instituciones crean marcos de participación para que la gente se implique más o menos. Por ejemplo, la participación se intensifica cuando se abren canales de accesos a los ámbitos de tomas de decisiones que permiten esperar que la acción obtenga resultados, y viceversa.
 La descentralización territorial fomenta el acceso al proceso de tomas de decisiones. Hay más incentivos por la mayor cercanía entre el cargo público y el ciudadano.
 La distribución funcional del poder, y especialmente la independencia de la justicia, favorece la movilización política. Cuando hay más poderes, se facilita la participación.
Los efectos de la participación sobre los individuos y la democracia La participación política no produce un incremento en la percepción del nivel de conocimiento sobre la política. Es decir, que participemos no significa que sepamos mejor cómo funciona la política, o que la gente mejore su participación. Sólo incide significativamente en aquellos que han trabajado en campañas electorales y en el interior de partidos políticos.
Aunque las actitudes políticas no se ven muy favorecidas por la participación, puesto que la mayoría afirma que su valoración de la política ha empeorado a raíz de su participación. Es decir, la participación puede llegar a ser negativa.
La participación convencional es buena y saludable para la democracia representativa, ya que permite solucionar problemas colectivos con mayor facilidad, favorece la cooperación y reduce los costes de intermediación.
Pero el incremento de la participación de protesta puede ser síntoma de graves disfunciones del sistema y generar un alto nivel de inestabilidad y conflictividad si no se canalizan sus demandas.
Es decir, la participación de protesta canalizada está poniendo en duda el sistema tal i como lo conocemos, y genera dinámicas distintas.
8 Actores e Instituciones Políticas Sin embargo, para que la participación proporcione legitimidad es necesario que no sea sesgada, es decir, que no se limite a grupos sociales con unos perfiles determinados, sino que sea representativa de la pluralidad social. Si se sesga la realidad, se puede acabar deslegitimando el proceso.
Las consecuencias de la segunda modernización en la participación La segunda modernización, que ha convertido las sociedades industriales en postindustriales, tiene lugar en el último tercio del siglo XX, y en ella el cambio tecnológico y científico es un factor fundamental.
▪ ▪ ▪ Este proceso, que se ha acelerado con las nuevas tecnologías como Internet a partir de los años 90, ha producido ciudadanos más informados, abiertos, educados y cognitivamente flexibles. Esto influye en el cambio de las pautas de participación.
Internet y las redes sociales han tenido un gran impacto y han permitido aumentar la participación porque hay más información, pero también ha segmentado (te interesas por algo en concreto). Además ha generado unas formas transversales de hacer política.
Esta evolución puede conducir a incrementos de la participación, pero también a individuos más aislados y menos integrados socialmente.
Las generaciones más jóvenes, que ya han crecido en este contexto, han desarrollado actitudes postmaterialistas. Y estos cambios en los valores y preferencias ha conllevado un incremento en la participación en actividades políticas más diversificadas y menos dirigidas por la élite política.
El modelo del cambio en las sociedades postindustriales, INGELHART 9 ...