La Propiedad Intelectual (2014)

Apunte Español
Universidad Universidad Pompeu Fabra (UPF)
Grado Derecho - 3º curso
Asignatura Derecho de la Competencia y Propiedad Intelectual
Año del apunte 2014
Páginas 4
Fecha de subida 27/10/2014
Descargas 20
Subido por

Vista previa del texto

PROPIEDAD  INTELECTUAL     Una   obra   susceptible   de   propiedad   intelectual   lo   puede   ser   a   dos   niveles.   Hay   un   nivel   de   protección   plena   que   es   el   de   una   obra   protegible   por   un   derecho   de   autor,   esas   obras   poseen   una   protección   de   hasta   70   años   tras   la   muerte   de   su   autor.   Es   lo   que   se   conoce  como  un  Derecho  de  Autor.     Hay  otras  prestaciones  a  las  que  no  se  llama  en  rigor  “obras”  pero  sí  son  reacciones  del   intelecto  y  por  lo  tanto  merecen  una  protección  que  en  la  práctica  recibe  el  título  de   derecho  afín  al  derecho  de  autor.     En   el   derecho   afín,   aparece   por   ejemplo   la   protección   de   las   “meras   fotografías”,   se   corresponde   con   una   imagen   puramente   banal,   una   postal   por   ejemplo,   representación   exacta   de   lo   que   se   fotografía.   Un   mismo   fotógrafo   puede   realizar   obras  fotográficas  de  valor  artístico  o  meras  fotografías.  La  línea  divisoria  es  muy  fina.   Las   meras   fotografías   gozan   de   una   protección   de   25   años   des   de   que   se   produce   el   hecho   creativo.   El   realizador   de   esas   meras   fotografías   en   principio   no   goza   de   derechos   morales.   En   la   doctrina   está   discutido,   pero   según   ley,   los   creadores   de   meras  fotografías  no  son  considerados  merecedores  de  un  derecho  moral.     Artistas,  interpretes,  etc:  que  integran  su  creación  dentro  de  una  representación,  son   otorgados  con  una  protección,  pero  esa  protección  es  muy  relativa.     Protección  de  obras   Art   10:   establece   un   listado   a   título   ejemplificativo,   porque   la   ley   esta   abierta   a   acoger   obras,  prestaciones,  creaciones  que  en  el  futuro  se  puedan  desarrollar  con  medios  que   ahora  mismo  no  se  conocen.  Sin  embargo  las  del  artículo  10  son  básicamente  las  más   relevantes.     Una  estatua  de  hielo  aunque  se  deshaga  en  pocas  horas,  es  protegible  con  derecho  de   autor.     Listado  del  artículo:   a)Los   libros,   folletos,   impresos,   epistolarios,   escritos,   discursos   y   alocuciones,   conferencias,   informes   forenses,   explicaciones   de   cátedra   y   cualesquiera   otras   obras   de  la  misma  naturaleza.   b)Las  composiciones  musicales,  con  o  sin  letra.  pueden  recaer  dos  derechos  de  autor   distintos,  en  una  opera  por  ejemplo  hay  un  libreto  y  la  música  es  de  un  compositor.     c)Las  obras  dramáticas  y  dramático-­‐musicales,  las  coreografías,  las  pantomimas  y,  en   general,  las  obras  teatrales.   d)Las  obras  cinematográficas  y  cualesquiera  otras  obras  audiovisuales.   e)Las   esculturas   y   las   obras   de   pintura,   dibujo,   grabado,   litografía   y   las   historietas   gráficas,   tebeos   o   comics,   así   como   sus   ensayos   o   bocetos   y   las   demás   obras   plásticas,   sean  o  no  aplicadas.   f)Los  proyectos,  planos,  maquetas  y  diseños  de  obras  arquitectónicas  y  de  ingeniería.   Incluída   la   decoración   interior,   en   la   práctica   puede   llevar   algún   problema,   cualquier   modificación  que  se  haga  debe  consultarse.   g)Los  gráficos,  mapas  y  diseños  relativos  a  la  topografía,  la  geografía  y,  en  general,  a  la   ciencia.   h)Las  obras  fotográficas  y  las  expresadas  por  procedimiento  análogo  a  la  fotografía.   i)Los  programas  de  ordenador.   j)Los   títulos   de   la   obra,   cuando   el   título   sea   original,   queda   protegido   por   la   propia   obra.  Hijo  de  la  Luna,  de  Mecano,  tuvieron  algún  problema  ya  que  un  poema  se  llama   igual.     La  transmisión  del  derecho  (arts  42  i  ss)     La  transmisión  de  los  derechos  se  produce  tanto  mortis  causa  como  inter  vivos.     -­‐Mortis   causa:   sigue   las   reglas   del   derecho   de   sucesiones.   El   titular,   que   es   el   fallecido,   también  llamado  causante.     -­‐Este   puede   transmitir   por   voluntad   mortis   causa   sus   derechos   ya   sea   de   forma   plena,  en  cuyo  caso  hablamos  de  “herederos”.  Estos  asumen  la  totalidad  de  la   posición  jurídica  del  causante.     -­‐Si  son  “legatarios”  no  acceden  al  todo  sinó  solo  a  una  parte,  pero  a  esa  parte   acceden  con  todos  los  derechos  y  obligaciones  de  esa  parte.     En   ambos   casos   hay   una   transmisión   universal   pero   puede   afectar   al   todo   o   a   una   parte.     -­‐Inter   vivos:   hay   unas   reglas   que   son   en   principio   imperativas   y   que   doctrina   y   jurisprudencia  han  ido  matizando  en  la  práctica.  En  principio  estas  reglas  imperativas   están   todas   ellas   concedidas   para   proteger   al   autor,   en   definitiva,   porque   lo   que   se   busca  es  que  el  autor  pueda  retener  ante  la  duda  el  control  sobre  la  explotación  de  la   obra  y  por  lo  tanto  eventualmente  ganar  mas  dinero.   -­‐Primera  regla:  la  cesión  queda  limitada  al  ámbito  de  lo  estrictamente  cedido,   tanto  a  nivel  objetivo,  temporal  como  geográfico.  Esa  regla  la  impone  el  artículo   43   de   la   ley.   Si   no   se   dice   nada,   la   ley   establece   cuales   son   los   límites   de   efecto   de  pacto.   -­‐a  nivel  objetivo:  solo  se  cede  o  se  han  cedido  aquellas  modalidades  de   explotación  que  sean  las  ajustadas  o  las  necesarias  para  el  desarrollo  del   contrato.   -­‐geográfico:  si  no  se  dice  nada  se  considera  a  nivel  español,  si  es  algo  en   el  espacio,  la  cesión  tiene  que  ser  universal  (no  mundial).   -­‐temporal:  si  no  se  ha  previsto  la  cesión  temporal  de  la  cesión,  el  límite   es   de   5   años.   No   hablamos   de   venta   porque   no   cabe   una   enajenación   plena  porque  el  derecho  moral  es  retenido  siempre  por  el  autor,  por  lo   tanto  no  es  la  misma  formula  de  propiedad   -­‐Segunda  regla:  es  nula  la  cesión  que  un  autor  pueda  hacer  del  conjunto  de  su   obra  a  futuro.  Básicamente,  la  cesión  de  obra  futura  es  nula.     -­‐Tercera   regla:   son   nulas   las   estipulaciones   por   las   cuales   un   autor   se   compromete  a  no  crear  una  obra  en  un  futuro.  No  se  puede  obligar  a  un  autor   a   no   crear.   Hay   un   límite,   la   buena   fe.   La   creación   que   puediera   resultar   anticompetitiva  o  desleal  con  aquello  que  el  cesionario  ha  remunerado  podría   llevar  a  desvirtuar  este  límite  general.  Claro  que  esta  no  competencia  tiene  que   tratarse   de   algo   que   también   esté   remunerado   de   forma   proporcional   la   remuneración   del   autor   tiene   que   ser   la   suficiente   como   para   justificar   esta   obligación  de  no  competir.   -­‐Cuarta   regla:   la   cesión   aunque   sea   en   términos   muy   amplios   de   exclusiva   de   universalidad   y   de   carácter   indeterminado   en   cuanto   al   tiempo,   sólo   abarca   aquellas   modalidades   de   explotación   que   eran   conocidas   en   el   mercado   al   tiempo   de   la   cesión.   Es   decir,   la   cesión   puede   ser   lo   mas   amplia   posible   pero   sólo  en  último  término  para  aquello  que  se  conoce  en  el  momento  de  la  cesión.   Si   en   el   futuro   aparecen   modalidades   de   explotación   nuevas   no   están   protegidas  por  la  cesión  anterior.  El  típico  ejemplo  fue  la  aparición  de  internet.   Es  una  forma  más  de  distribución.  En  términos  de  periódicos  había  la  versión  en   papel  y  la  versión  online.  Si  se  había  cedido  “todo”  esto  no  incluía  internet  por   aquel  entonces,  así  que  cuando  apareció  internet  no  lo  protegía.     Articulo  45   Exige  la  formalización  del  contrato  por  escrito.  La  doctrina  ha  discutido  mucho  si  esa   forma  escrita  es  una  forma  obligatoria  o  no  en  el  sentido  de  si  conduce  a  la  validez  del   contrato  no  escrito.  La  conclusión  es,  también  incluso  a  partir  del  propio  precepto,  la   formalización  por  escrito  NO  es  un  requisito  de  validez  del  contrato,  a  diferencia  de  en   otros  ámbitos.  Sin  embargo  conlleva  a  un  problema  de  prueba.  No  es  un  requisito  de   validez  porque  precisamente  queda  en  manos  del  autor  el  exigir  la  formalización  por   escrito  del  contrato.  Lo  que  se  le  da  al  autor  es  la  posibilidad  de  rescindir,  de  no  querer   el  cesionario  al  requerimiento  formulado  por  el  autor.  Esa  facultad  unilateral  del  autor,   la  doctrina  la  extiende  también  al  propio  cesionario,  es  decir,  la  convierte  en  recíproca.     Articulo  51   Regimen   de   los   autores   asalariados:   es   uno   de   los   pocos   casos   en   los   que   la   ley,   de   forma   originaria,   atribuye   la   titularidad   de   los   derechos   de   explotación   al   cesionario,   en  este  caso,  al  empleador.  Esta  atribución  está  en  plena  concordancia  con  el  principio   general   de   nuestro   derecho   del   trabajo   que   atribuye   al   empresario   los   frutos   o   los   resultados  de  aquellos  que  tiene  contratados  como  trabajadores  asalariados.  En  este   caso  el  fruto  o  el  resultado  producido  por  el  trabajador  lleva  aparejados  unos  derechos   de  autor  o  unos  derechos  afines,  pero  el  resultado  acrece,  debe  acrecer  al  empleado,   porque  es  el  que  lo  ha  estado  remunerando.     El  régimen  general  parte  de  conceder  prioridad  al  pacto  establecido  entre  empleador  y   empleado.   Por   lo   tanto,   la   regla   del   articulo   51   es   una   regla   de   aplicación   subsidiaria   a   cualquier  pacto  en  el  contrato  de  trabajo.  Como  es  fácil  de  suponer  este  tipo  de  pactos   requieren   que   el   trabajador   tenga   una   fama   notoria   sino   es   imposible,   son   casos   insólitos.   Lo   normal   es   que   se   aplique   la   regla   del   51.   En   esta   regla   se   establece   que   acrecen   originariamente   y   con   carácter   exclusivo   al   empleado   la   titularidad   de   los   derechos  de  explotación  sobre  la  obra.  El  empresario  es  quien  decide  si  y  como  divulga   la  obra,  es  una  decisión  que  le  corresponde  al  empresario.  Aquí  el  asalariado  no  tiene   nada  que  opinar.   Son  del  empresario  aquellas  obras  que  son  realizadas  por  el  trabajador  en  el  ejercicio   de   sus   funciones,   obras   para   cuya   creación   ha   sido   contratado   y   es   o   ha   sido   remunerado.  Si  ese  trabajador  en  su  tiempo  libre  esta  persona  crea  una  obra  esta  obra   no  acrece  en  absoluto  al  empresario.   El  empresario  obtiene  los  derechos  de  explotación  sobre  las  modalidades  conocidas  en   el   momento   de   la   entrega   de   la   obra   del   trabajador   al   empresario.   Ley   “y   con   el   alcance   necesario   para   su   ejercicio   en   el   momento   de   la   entrega..”.   Es   decir,   el   trabajador   crea   una   obra   y   la   da   al   empresario,   éste   puede   explotarla   con   la   extensión   que  quiera  siempre  que  sea  en  desarrollo  de  lo  que  es  su  actividad  habitual.  Extensión   de  mercado  inmediato  es  la  actividad  a  la  que  ya  me  dedico  o  a  la  que  es  inminente   que  me  dedique.               ...